La desintegración de Libia parece un proceso inevitable

Armando Pérez

Armando Pérez

por Armando Pérez

La paulatina desintegración de Libia tiende a convertirse en un proceso inevitable porque el gobierno central, representado por el Consejo Nacional de Transición (CNT), no puede contener las aspiraciones de autonomía en las provincias, faltan mecanismos para controlar a las agrupaciones armadas, y tampoco hay fuerza pública para proteger a la población.

A comienzos de marzo, cerca de tres mil representantes de tribus, clanes y comandantes de milicias proclamaron en la ciudad de Bengasi, en el oriente de Libia, la autonomía de la región Cirenaica y su independencia de Trípoli, es decir, del CNT.

Reunidos en el autodenominado Congreso del Pueblo Cirenaico, los delegados se manifestaron a favor de una Libia federal y anunciaron la formación de un propio gobierno, parlamento y ministerios de Finanzas, Defensa y Petróleo.

El jeque Ahmed Zubair fue electo dirigente de la nueva región que desde Bengasi, controlará al menos el 66 % de los yacimientos de hidrocarburos libios.

Entre tanto, el jefe del CNT, Mustafá Abdel Jalil desde Trípoli, se pronunció en contra de la autonomía proclamada por el Congreso, y denunció que las nuevas autoridades en Bengasi forman parte de una “confabulación extranjera” para socavar la integridad territorial y política de Libia.

Según expertos rusos, los autonomistas de Bengasi ahora actúan con el apoyo de las mismas fuerzas que hace más de un año promovieron la rebelión contra el líder Muamar Gadafi, y que concluyó con una guerra civil que ganaron los rebeldes más que todo por el apoyo de la OTAN.

Al respecto, muchos recuerdan que la rebelión contra Gadafi nació en Bengasi junto con el CNT, que durante muchos meses controló la guerra contra Gadafi desde esa ciudad, y sólo tras la victoria se instaló en Trípoli.

Ahora, por lo visto, los gobiernos extranjeros que armaron a los rebeldes tienen otros planes para controlar los yacimientos de crudo, en esencia, el objetivo real de esa intervención que la prensa occidental presentó como cruzada para defender a la población civil de un supuesto genocidio perpetrado por el ejército de Gadafi.

Al analizar prudencia de la prensa internacional al informar los últimos acontecimientos que ocurren en Bengasi, analistas rusos opinan que son pocos en Occidente los que quieren reconocer que la campaña en Libia fue una guerra de rapiña orquestada por gobiernos influyentes, y es muy incómodo ver las consecuencias que supuso la cruzada para sembrar la democracia en Libia.

Sobre todo cuando el ejemplo de los autonomistas de Cirenaica contagió a otras regiones, más exactamente a Misurata, la tercera ciudad más importante de Libia.

Allí, las autoridades municipales recién elegidas restringieron la entrada a los habitantes libios de otras regiones como medida preventiva para garantizar la seguridad pública en la urbe.

Según constató la prensa británica, las nuevas autoridades en abierto desafío al CNT, establecieron una zona de seguridad, como paso inicial a la proclamación una autonomía más radical que la establecida en Bengasi.

Según observadores locales, el CTN desde Trípoli no puede solucionar prácticamente ningún asunto, y las autoridades de Misurata actúan por su cuenta para poner coto a la inseguridad rampante, el principal problema que actualmente afronta la población civil en cualquier lugar de Libia.

Como reconoce el propio CTN, el problema de seguridad pública seguirá siendo muy agudo mientras no se desarmen y se liquiden las milicias y agrupaciones armadas autónomas que operan en el país.

Entre los factores que impiden la solución de este problema, fuentes del CTN citadas por la prensa rusa indicaron que sencillamente no hay recursos para financiar el desmantelamiento de las milicias y la reinserción de los combatientes a la vida normal en la sociedad.

A juicio de esas fuentes, el asunto financiero es el principal escollo en las conversaciones que actualmente adelanta el CTN con los comandantes de la brigada Zintan, sobre la devolución del aeropuerto internacional de Trípoli, hasta este momento en manos de esos milicianos.

Integrada en su mayor parte por habitantes de la ciudad del mismo nombre en el occidente de Libia, la brigada Zintan actualmente es una de las agrupaciones armadas autónomas más influyentes y poderosas de Libia.

Los combatientes de esta brigada desempeñaron un papel crucial en la derrota del ejercito gadafista y en ocupación de Trípoli y desde el año pasado controlan por su cuenta el aeropuerto internacional, es decir, el flujo de cargas y pasajeros que llegaban por esa terminal aérea al territorio libio.

El pago de compensaciones y los gastos que deberá asumir el CNT también impide las negociaciones entre las autoridades y los jefes de la milicia Swehli, de Misrata, otra agrupación poderosa que recientemente capturó a dos periodistas británicos supuestamente bajo cargos de espionaje.

Entre tanto, la falta de fuerzas del orden eficaces multiplica el riesgo de conflictos armados entre las etnias y tribus libias, como el reciente brote de violencia en el sureste de Libia.

Ante la falta de información oficial, diversas fuentes reportan de centenares de muertos y heridos las últimas dos semanas en la ciudad de Al Kufra, cerca de las fronteras de Libia con Chad y Sudán, por enfrentamientos entre dos tribus Tibu y Zwai, rivales desde hace décadas.

Según el general Youssef al-Mangoush, jefe del ejército libio, sus tropas intervienen para poner fin a los combates, pero fuentes de las tribus rivales aseguran que el ejército no puede impedir los enfrentamientos que cada vez ocasionan muertos, heridos y refugiados.

Los representantes de cada tribu se acusan mutuamente de asesinatos, secuestros, saqueo de viviendas, robos de autos y de medidas de respuesta para contener a los atacantes.

El grupo étnico Tibu habita principalmente en el Chad, pero también habitan en zonas del sur de Libia y la tribu Zwai asegura que los Tibu atacan a sus paisanos con ayuda de mercenarios procedentes de Chad.

Y mientras aumenta las noticias sobre muertes por la violencia y la falta de dinero para comprar la paz, es más hermético el silencio del CTN en Trípoli, en las capitales occidentales promotoras de revolución libia, y la prensa internacional.

Posiblemente porque debe ser incómodo responder porque no hay dinero para desarmar a las milicias, fortalecer el ejército y promover el desarrollo de las regiones.

¿Dónde estará el dinero de Gadafi?

Tomado de http://sp.ria.ru/

Libia: Leales a Gaddafi combaten contra el CNT cerca de Trípoli

Se han iniciado enfrentamientos armados entre grupos del Consejo Nacional de Transición cerca de Trípoli, según los medios locales.

Los revolucionarios usan armamento pesado, combatiendo por una base de entrenamiento anteriormente encabezada por uno de los hijos del abatido Muammar Gaddafi, Hamis.

Los testigos afirman que muchos ciudadanos en pánico abandonan sus casas. Se informa de heridos, pero no se sabe si hay muertos.

Por otra parte, algunos miembros de la OTAN temen que la Corte Penal Internacional investigue su participación en los sucesos en Libia durante la guerra, según comunican algunos diplomáticos.

La Alianza afirma oficialmente que durante la operación militar actuaba en adecuación estricta a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. Y el eurodiputado del partido español Izquierda Unida, Willy Meyer, considera que a pesar de que es obvio que los aliados cometieron crímenes amparados en el derecho internacional, no existe ningún organismo mundial capaz de juzgar estos delitos.

Fuente: RT

Libia: Gadafi sepultado en secreto en desierto libio

Trípoli, 25 oct (PL) Miembros del Consejo Nacional de Transición (CNT) sepultaron hoy en secreto en una zona del vasto desierto de Libia a Muamar El Gadafi, horas después de retirar su cadáver de una nave frigorífica de Misratah.

Fuentes del Consejo Militar de Misratah confirmaron a periodistas que el entierro de El Gadafi, su hijo Muatassim y de su exministro de Defensa Abu Bakr Yunnis, se realizó esta madrugada en tumbas anónimas y en lugares apartados con el alegado fin de evitar el vandalismo.

Bajo estrictas medidas de seguridad y ayudados por la oscuridad de la madrugada, hombres del CNT llegaron en varios furgones al mercado de Misratah que durante cinco días se convirtió en pasarela para miles de libios que quisieron ver, sacar fotos al cadáver y mofarse del exlíder.

De acuerdo con testigos, los tres cuerpos congelados, que llegaron allí el jueves pasado tras ser baleados aparentemente a quemarropa en Sirte, fueron sacados y trasladados hacia un lugar para que se realizara un improvisado oficio religioso musulmán.

Las mismas fuentes castrenses indicaron que se permitió a miembros de la tribu Gaddadfa, a la que pertenecía El Gadafi, rezar sobre su cuerpo según el rito islámico de ese clan bereber arabizado de Sirte, cuyo jeque había solicitado el sábado al CNT la entrega del cadáver.

Tras las oraciones de cuerpo presente, sólo un reducido grupo de insurgentes pudo acceder hasta el lugar donde fueron llevados los cuerpos para ser enterrados, se precisó.

Además de las críticas internacionales por la forma humillante en que se mostraron al público los cadáveres, ignorando elementales preceptos del Islam, el CNT decidió removerlos del almacén frigorífico porque se estaban descomponiendo y ya producían un fuerte hedor.

Soldados que custodiaban la nave cerraron anoche las puertas, pese a que decenas de personas seguían haciendo fila para ver los tres cuerpos colocados sobre colchonetas y cubiertos hasta el cuello con mantas.

Canales televisivos señalaron que el entierro secreto de El Gadafi ignoró la solicitud de su viuda y de jeques de su tribu, lo que acentuará sentimientos de rencor en un país urgido de reconciliación tras la guerra azuzada por la OTAN.

La ONU, la familia del exmandatario, así como gobiernos e instancias humanitarias solicitaron una exhaustiva pesquisa de cómo fueron asesinados, luego de comprobarse su captura vivos, y ayer el jefe del CNT, Mustafa Abdul Jalil, orientó crear una comisión con ese fin.

Imágenes tomadas con teléfonos móviles mostraron a El Gadafi forcejeando con sus captores que lo golpearon antes de dispararle en la cabeza y el abdomen, según corroboró luego la autopsia realizada.

Entretanto, a su hijo Muatassim se le vio calmado fumando un cigarrillo y tomando té, sentado sobre un colchón y recostado a una pared en un lugar entre Sirte y Misratah, pero luego apareció muerto y con señales de haber sido maltratado.

“Fuimos, vimos, murió”, risa sádica de Hillary Clinton por la muerte de Gadafi [+ video]

“Fuimos, vimos, murió”: ríe Clinton por la muerte de Gadafi

La secretaria de Estado Hillary Clinton compartió una risotada con una periodista de las noticias de la televisión momentos después de oír que el depuesto líder libio Muamar Gadafi había sido asesinado.

“Fuimos, vimos, murió”, dijo en broma cuando un asistente le informó en una entrevista formal sobre la muerte de Gadafi.

Clinton estuvo esta semana en Trípoli para reunirse con los dirigentes del Consejo Nacional de Transición de Libia (CNT).

La periodista preguntó si la muerte de Gadafi tuvo algo que ver con su visita sorpresa para mostrar apoyo al pueblo libio.

“No” respondió, antes de poner los ojos en blanco y decir “Estoy segura de que así fue” riendo entre dientes.

Este es el video:

 

( Tomado del Blog: Isla Mía )

Video: Impactantes imágenes de la captura de Gadafi vivo ( Imágenes fuertes )

Libia: Mueren 17 combatientes de CNT y 227 quedan heridos en ciudad de origen deGaddafi

TRIPOLI, 8 oct (Xinhua) — Un total de 17 combatientes del
ConsejoNacional de Transición de Libia (CNT) perdieron la vida y 227
resultaronheridos el viernes en enfrentamientos por el control de
Sirte, lugar deorigen del caído líder libio Muammar Gaddafi, dijeron
hoy a Xinhua fuentesde un hospital de campo cercano.
Las fuerzas del CNT lanzaron una importante ofensiva contra Sirte
elviernes, pero se enfrentaron a una encarnizada resistancia de las
fuerzasleales a Gaddafi y sufrieron el mayor número de víctimas desde
que iniciaronlos combates en el pueblo.
Los combatientes del CNT comentaron a Xinhua que las fuerzas
leales aGaddafi desplegaron una gran cantidad de francotiradores
alrededor delpoblado y lucharon con morteros, representando una gran
amenaza para lasfuerzas del CNT.
Las fuerzas de CNT continuaron hoy sus ataques pero de menor
nivel,informó a Xinhua un combatiente del CNT identificado como
Faragi. Loscombatientes tomaron el control de algunas calles del
pueblo, y están enbusca de escondites de elementos leales a Gaddafi.
Docenas de mercenarios leales a Gaddafi fueron capturadas el
sábado,añadió Faragi.
El vocero militar del CNT, Ahmed Bani, dio a conocer el miércoles
que lasituación en Sirte ha estado bajo control y que las fuerzas del
CNT están enespera de tomar pronto bajo su poder la ciudad.

Resistencia se fortalece en Libia contra los rebeldes

En Trípoli (capital) el pueblo se organiza en milicias para dar la batalla, mientras que desde el desierto se desplaza un contingente de la tribu Tuareg, para sumarse al levantamiento.

La resistencia cobra fuerza en Libia contra las tropas del Consejo Nacional de Transición (CNT). En Trípoli (capital) el pueblo se organiza en milicias para dar la batalla, mientras que desde el desierto se desplaza un contingente de la tribu Tuareg, para sumarse al levantamiento.

El enviado especial de teleSUR a Trípoli, Diego Marín, informó que ya en la ciudad de Ghadames (frontera de Túnez y Argelia, situada casi a 600 kilómetros al suroeste de Trípoli), se han registrado enfrentamientos con los Tuareg.

Precisó que en un Consejo Internacional, por tener presencia en Libia, Mali y Argel, los Tuareg decidieron avanzar contra el CNT y apoyar al Gobierno de Muammar Al Gaddafi.

Indicó que la medida responde en parte a que parte de esta población ha muerto debido a los ataques ejecutados por los rebeldes al Gobierno de Al Gaddafi.

Estima que en las próximas horas el contigente que se desplaza por el desierto cruce la frontera y se ponga a la orden de las fuerzas gadafistas.

Por otra parte Marín reportó que en Trípoli (capital) se organizan milicias en apoyo a Muammar Al Gaddafi, las cuales ya han desafiado al órgano político del CNT, recién instalado en esa región.

El conflicto se ha extendido más allá de lo estimado por el CNT, pues Marín subrayó que también en las ciudades Bengazi y Misrata se presentan “pugnas” entre los militares destacados allí.

Indicó que fuentes vinculadas al organo político de los rebeldes informaron que se adelantan reuniones de emergencia, a fin de adoptar estrategias orientadas a evitar que se desencadene una situación de violencia generalizada en el país.

Advirtió que los “roces están llevando una situación de inseguridad”.

Por otro lado, voceros oficiales del CNT han asegurado que lograron avanzar en Sirte y Beni Walid (bastiones de Al Gaddafi), aminorando la capacidad de resistencia de las fuerzas leales al régimen.

( Tomado de Telesur )

A %d blogueros les gusta esto: