Hallan en China un cráneo de un animal que vivió hace cinco millones de años

Científicos chinos han descubierto un cráneo fosilizado de un antiguo caballo de Hipparion, que se caracterizaba por tener tres dedos, que tiene una edad de cinco millones de años y que se ha conservado perfectamente hasta nuestros días.

Según Deng Tao, experto del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados de la Academia de Ciencias de China, el cráneo fosilizado de Hipparion fue descubierto a finales de enero en la provincia de Gansu, en el noroeste del país. Los científicos subrayan que el último hallazgo se ha conservado mejor que cualquier otro anteriormente descubierto en China.

Los paleontólogos chinos esperan que los fósiles encontrados ayuden a avanzar los estudios actuales en este ámbito, y en particular arrojen luz sobre el estudio de los senos nasales de este antiguo animal.

Hipparion es un género extinto de la familia del caballo, que reúne a más de 50 especies de animales. Los animales de este género provienen de Norteamérica, de donde supuestamente se extendieron por todo el mundo. También se encontraron restos fósiles de Hipparion en Asia y África.

Artículo completo en: http://actualidad.rt.com/ciencia_y_tecnica/inventos/issue_36360.html

Antiguo cráneo encontrado en China puede ser la más antigua evidencia de la violencia entre los seres humanos

 Un antiguo cráneo descubierto en China puede ser la evidencia más antigua de la violencia entre los seres humanos, según los investigadores.

El individuo afectado por este golpe a la sien que le fracturó el cráneo, sobrevivió a la lesión.

El individuo, que vivió entre 150.000 a 200.000 años atrás, sufrió un golpe violento a la sien derecha, proveniente posiblemente de un proyectil.

Sin embargo, el antiguo cazador y recolector- cuyo género no está establecido- sobrevivió para contar el cuento: la herida estaba totalmente cicatrizada al momento de morir.

“Existen otros casos más antiguos de traumatismos, contusiones y magulladuras,” dice el coautor del estudio, Erik Trinkaus, de Washington University en St. Louis, Estados Unidos.

“Pero ésta es la primera vez – que yo sepa- en que la interpretación más probable es que hubo agresión de parte de otro.”

El cráneo fue extraído de una cueva cerca de Maba, en el sur de China, en 1958. Antes de que fuera enterrado, un roedor de gran tamaño – probablemente un puercoespín – mordisqueó el hueso, arrebatándole una parte significativa del rostro.

El profesor Trinkaus, quien forma parte de un equipo investigador de varias nacionalidades que reexaminó el espécimen, dijo que la depresión de la fractura de la región de la sien derecha es el resultado de un impacto “muy dirigido, muy localizado”.

Este tipo de lesión se puede producir mediante el golpe de un adoquín, le dijo el investigador a la BBC.

Pero agregó: “Uno de los problemas era que esta gente vivía existencias violentas. Cazaban animales de tamaño medio a grande desde muy cerca. Y al atravesarle una lanza al animal, normalmente no se daban cuenta.

“El animal tiende a golpear y patear- y muchos de estos animales tenían cuernos o astas.

“¿Podemos eliminar la posibilidad de un accidente de caza? No. Pero hay menos posibilidades de que sea eso, que un golpe en el costado de la cabeza con un proyectil.”

A %d blogueros les gusta esto: