Ciencia: Un meteorito pudo haber hecho que las dos caras de la Luna sean diferentes

El impacto de un meteorito, que dejó un gran cráter sobre la superficie lunar, podría ser la causa de que las rocas a uno y otro lados de la Luna sean diferentes, informó hoy la revista científica “Nature Geoscience”.

Foto: Gtres

Científicos japoneses defienden que la gigantesca cuenca conocida como Oceanus Procellarum (Océano de las Tormentas) y situada en la cara visible de la Luna podría ser, en realidad, el cráter dejado por el impacto de un meteorito en los primeros años de la existencia del satélite natural de la Tierra, hace probablemente más de 4.000 millones de años.

“Dado que los rasgos del terreno en la cuenca Procellarum se han perdido prácticamente por completo, la superficie lunar en esa zona debió haber sido muy caliente y blanda en aquel entonces”, explicó a Efe el investigador Ryosuke Nakamura, del Instituto Nacional para la Ciencia y la Tecnología Avanzada de Tsukuba (Japón).

Este fenómeno sería el responsable de la creación de la cuenca, y explicaría por qué la superficie de la cara visible de la Tierra está formada en un 30 por ciento por rocas basálticas, apenas presentes en el lado oculto.

El equipo de Nakamura estudió la composición de la superficie lunar a partir de datos obtenidos con la sonda japonesa Kayuga/Selene, que estuvo en órbita entre 2007 y 2009.

De esta forma descubrieron una elevada concentración de piroxenos en el lado visible de la Luna, concretamente en los alrededores de la cuenca Procellarum, de más de 3.000 kilómetros de diámetro, y en otras dos cuencas cercanas, Imbrium y Aitken.

La presencia de estos silicatos indica que el manto lunar se derritió y parte de sus materiales salieron a la superficie, algo que según Nakamura encaja con las consecuencias del impacto de un meteorito de grandes dimensiones.

Marte: Curiosity encuentra un extraño objeto brillante

¿Qué es lo que vemos en las imágenes? A simple vista se trata de un objeto brillante, una pieza aún sin identificar por los investigadores que Curiosity ha retratado en el suelo marciano. Aunque se apunta a que podría acabar siendo una pieza del rover, en las próximas horas podrían descifrar este fragmento que ha detenido el resto de actividad del robot en Marte.

Desde la NASA explican el momento y la situación que se vivió hace unas horas:

Curiosity continuaba sin problemas la misión el día 7 de octubre. Posteriormente, el equipo del rover se abstuvo de utilizar el brazo robótico en su primera excavación el 8 de octubre debido a la detección de un objeto brillante en el suelo que podría ser una pieza del rover. En lugar de continuar sus actividades en la misión, Curiosity llevará a cabo una serie de fotografías adicionales del objeto para ayudar a identificarlo y evaluar sus posibles efectos en caso de recoger muestras del mismo.

Tras las imágenes que nos mostraban un lecho de roca que sugería el flujo de agua alguna vez en el planeta, el robot se encuentra ante su segundo objeto extraño en Marte. Una segunda imagen más cercana tomada por la ChemCam nos muestra un objeto brillante, aparentemente metálico, que descansa sobre el suelo. Una fotografía que aunque monocromo, revela aristas y una cierta apariencia orgánica del objeto.

Es posible que se trate de alguna parte de Curiosity que se ha desprendido durante su paso por el planeta rojo, pero como explica la NASA, ni ellos mismos están seguros en estos momentos, por lo que los próximos análisis arrojarán luz a su origen.

http://alt1040.com/

Posible presencia de agua helada bajo la superficie de un cráter en Marte

Foto: ESA

Escombros hallados alrededor del cráter marciano Hadley a través de la sonda Mars Express parecen han despertado el interés de los científicos ya que podrían indicar la presencia de agua helada bajo la superficie del planeta.

Según informa la ESA, se trata de escombros arrancados de los cráteres más pequeños. Dos de ellos, uno al oeste (arriba) del cráter principal y otro próximo a su punto medio, están rodeados por una estructura que parece indicar la presencia de materiales volátiles bajo la superficie del planeta, probablemente agua helada.

Los expertos creen que los impactos que crearon estos cráteres habrían arrancado y fundido el hielo del subsuelo, mezclándose con los materiales de su entorno para formar una especie de ‘barro’ que se desparramó sobre la superficie que los rodea. Los científicos piensan que estas estructuras podrían indicar la existencia de agua helada bajo la superficie de Marte, a una profundidad de varios cientos de metros.

Las imágenes enviadas por la sonda, así como el estudio realizado sobre el terreno, revelan que el cráter Hadley continuó recibiendo impactos de cometas y asteroides después de su formación y posterior relleno con lava y sedimentos, que provocaron la aparición de nuevos cráteres menores en el interior de este y la formación del sistema de crestas sinuosas surcando la base del cráter principal.

Varios de los impactos que presumiblemente indican la presencia de agua en el planeta rojo habrían arrancado y fundido trozos de hielo del subsuelo mezclándose con los materiales de su entorno y formando una especie de barro que se desparramó por los alrededores.

Otro dato llamativo es la diferencia de profundidad entre el lado sur (izquierda) del cráter y la zona norte del cráter, siendo esta última más profunda que la primera. Este fenómeno podría deberse a un proceso de erosión conocido como “remoción de masa” que consiste en el desplazamiento de material de la parte superior de la ladera hacia abajo por efecto de la gravedad desencadenado por una serie de fenómenos como terremotos, la gelifracción, la erosión de la base de la ladera o bien la hidratación de los materiales que la componen.

La imágen, tomada el 9 de abril de 2012 por la Cámara Estéreo de Alta Resolución (HRSC) de la sonda, muestra una vista aérea del cráter de Hadley situado en la región al oeste del Valle Al-Qahira, en la zona de transición entre las antiguas tierras altas del sur y las tierras bajas del norte de Marte.

Los descubrimientos de la sonda Mars Express se produjeron al retomar el estudio del cráter tras colaborar en el aterrizaje del laboratorio rodante de la NASA, el Curiosity, el pasado mes de abril.

http://www.europapress.es/

NASA: El Curiosity logra aterrizar en Marte

El Curiosity ha aterrizado en el cráter Gale, que está ligeramente al sur del ecuador marciano. Se van a dar las primeras medidas de radiación ultravioleta, clave para planear una futura misión tripulada a Marte. El objetivo es saber si el cráter Gale fue o es habitable.

NASA
Primera imagen del Curiosity en Marte.

A %d blogueros les gusta esto: