Cuba: Tania Bruguera y sus patrocinadores intentaron violentar las leyes cubanas

Por: Raúl Antonio Capote

index-php

A eso venía Tanía Bruguera, con eso contaban sus contratistas, sus promotores, por eso seleccionan la Plaza de la Revolución, por eso la artista se niega una y otra vez a usar los espacios que le ofrece el Consejo Nacional de las Artes Plásticas, ni fábricas, ni escuelas, ni galerías, ni universidades, la Plaza de la Revolución o nada.

El serbio Srdja Popovic, líder de OTPOR, declara en el documental “Cómo iniciar una revolución”Cuando Bob Helvey nos enseñó la política de la acción no violenta de Gene Sharp me quedé maravillado…aprendimos como se destruyen los pilares de apoyo que sostienen a un gobierno. Una de las tesis del ex coronel, veterano de Vietnam Bob Helvey , el jiu-jitsu político, recomienda ocupar las plazas públicas, organizar marchas, conciertos de música, acciones plásticas, etc, para provocar la acción de las fuerzas de seguridad.

Maidan, Kiev, Golpe Suave

Maidan, Kiev, Golpe Suave

Realmente la estrategia de los servicios especiales estadounidenses, apunta a bastardear los movimientos juveniles y estudiantiles, convirtiéndolos en ONG administradoras de recursos para la sedición provenientes del IRI, NED, USAID, etc. Subordinándolos a estas organizaciones e instituciones poderosas, comprometiéndoles con niveles cada vez mayores de violencia.

En el caso de Cuba se plantearon la necesidad de fabricar, primero a los líderes de los futuros movimientos y luego crear esos movimientos ante la no existencia de grupos “opositores” con base y prestigio social, un ejemplo de eso fue el proyecto Génesis que incluía un amplio plan de becas pata formar líderes de cambio. Este plan ha terminado en el más lamentable fracaso.

Los viajes de “lideres” juveniles a EE.UU, Serbia, España, Italia, Polonia, Alemania, Noruega es otro medio utilizado, en sus recorridos se les instruye en tácticas para obstruir el tránsito peatonal y vehicular, generar caos y zozobra, intimidar, hacer propaganda activa etc.

En 2004, Srda Popovic y Slobodan Dinovic, dos de los máximos dirigentes de OTPOR, crean el “Centro para la Acción y la Estrategia No Violenta Aplicada” (CANVAS), atractivo y productivo negocio financiado por el Gobierno de los EE.UU

Gracias al apoyo económico del “Instituto Norteamericano para la Paz”, el “Centro Internacional para el Conflicto No Violento” (ICNC) y de Freedom House, publican un libro Lucha no violenta: Los 50 puntos cruciales, que se convierte en la “Biblia” de los movimientos, sediciosos y de terror en los países árabes y en América Latina, tanto o más que los manuales de Gene Sharp, Bob Helvey, y Ackerman.

CANVAS tiene activistas de más de 100 países. Algunos de sus activistas han visitado Cuba con el fin de promover su “negocio” entre los mercenarios del patio.

Guarimberos en Caracas, Golpe Suave

Guarimberos en Caracas, Golpe Suave

Entre los 50 puntos cruciales de una lucha, -que tiene bien poco de no violencia-, veamos solo los casos más recientes de Ucrania y Venezuela, está el uso de acciones artísticas de diversos tipos, en espacios no autorizados, espacios que requieren permisos especiales, lugares de compleja estructura de seguridad, recomiendan ocupar sitios vinculados a instituciones gubernamentales, estudiar bien las leyes del país y buscar los puntos de conflicto, planear las acciones teniendo en cuenta este elemento fundamental, o sea, proponen violar la leyes para promover el enfrentamiento.

A eso venía Tanía Bruguera, con eso contaban sus contratistas, sus promotores, por eso seleccionan la Plaza de la Revolución, por eso la artista se niega una y otra vez a usar los espacios que le ofrece el Consejo Nacional de las Artes Plásticas, ni fábricas, ni escuelas, ni galerías, ni universidades, la Plaza de la Revolución o nada.

La Plaza de la Revolución es un lugar emblemático, es un símbolo de lucha y resistencia, es un ícono del enfrentamiento de un proyecto alternativo contra el poder hegemónico mundial del capitalismo, pero además en ella tienen sus sedes, importantes instituciones estatales, políticas, culturales, etc, por lo tanto hay leyes que regulan las acciones que allí se pueden ejecutar como existen en todas partes del mundo.

En los alrededores del Palacio de Buckingham, dónde, por ejemplo, una mujer fue detenida en noviembre del 2003, por protestar contra George W.Bush, ¿No estaba ella ejerciendo su derecho a la libertad de expresión?, sí, pero estaba violando las leyes, desde entonces se han reforzado las regulaciones y medidas para proteger el lugar.

En la Casa Blanca y sus alrededores existen rigurosas medidas y regulaciones de seguridad, regulaciones que establecen a qué hora, cuantas personas y que tiempo pueden permanecer en las cercanías de la lugar. No se le permite a cualquiera, sin autorización, plantarse ante la Casa Blanca, de hacerlo sería detenido de inmediato, ejemplos de acciones violentas de la policía contra manifestantes en grupos o aislados frente a ese simbólico recinto sobran.

Venezuela-guarimba eso querían hacer en Cuba.

Venezuela-guarimba eso querían hacer en Cuba.

Tania Bruguera y sus patrocinadores intentaron violentar con toda la mala intención del mundo, las leyes cubanas en torno el uso de los lugares públicos, en especial las medidas y regulaciones que permiten el uso de la Plaza de la Revolución para actividades de cualquier clase, si su intención verdadera hubiera sido promover su arte, qué mejores lugares que los ofrecidos gentilmente por el Consejo Nacional de las Artes Plásticas, a pesar de conocer de antemano las taimadas intenciones de Tania Bruguera, o los miles de espacios existentes en el país donde no es necesaria autorización previa de ninguna autoridad.

Si atendemos bien al desarrollo de los acontecimientos, fue un plan burdo, inspirado en la estrategia del Golpe Suave, pagado por los mismos señores, pero chapuceramente planeado y peor ejecutado, la torpeza del plan se basa en el desconocimiento de la realidad del país, de ahí su fracaso, no está dirigido contra una dictadura sino contra un país democrático, mucho más democrático que el que viven los autores materiales del plan, mucho más libre, mucho más justo.

Personajes reciclado de la contrarrevolcuión fueran sacados a a luz para la concertación medíatica, Orlando Luis Pardo y otras fueran sacados del baúl por el titiritero pata mover los hilos que se enrredaron y torcieron, ante la verdad de la Revolución cubana, que actuó dentro de la legalidad y la justicia.

Maidan, Kiev, en esto querían convertir nuestra Plaza

Maidan, Kiev, en esto querían convertir nuestra Plaza

El plan apoyado por todos medios de la contrarrevolución y los medios masivos de comunicación transnacionales: El Nuevo Herald, Café Fuerte, TV y Radio Marti, el Diario de Cuba, Cubanet, CUBAENCUENTRO.com, 14ymedio.com, El Mundo, EL PAÍS, o el “independiente” BBC Mundo,entre otros, fracasó, porque además su burda ejecutoria demuestra desesperación, enseña la mano del titiritero, una mano que tiembla porque se acabó su tiempo, porque teme al combate de las ideas, porque teme a la cultura alternativa que Cuba construye, es un plan provocador que pretendió oscurecer los caminos de coexistencia que comienzan a desbrozar Cuba y los EE.UU, un camino largo y difícil, donde el escenario de lucha se plantea en el terreno de la cultura y las ideas. A nada temen más los dinosaurios de Miami y la ultraderecha imperial.

Así terminó Maidan

Así terminó Maidan

Tomado de https://eladversariocubano.wordpress.com/

Yusnaby Pérez, un supuesto “bloguero independiente”

lanata

José Manzaneda*

El conocido periodista y showman argentino Jorge Lanata invitó a su programa de radio aYusnaby Pérez (1), un supuesto “bloguero independiente” cubano que reconocía abiertamente quién paga sus crónicas contra el Gobierno de su país (2). “¿Trabajas? –le pregunta Lanata-. Sí, trabajo para un medio en Miami que se llama Cubanet –responde Pérez-, escribo en él como periodista. ¿Y vivís con ese dinero? Sí” Curiosamente, ni el presentador ni los otros tres entrevistadores del programa preguntaron al invitado qué es Cubanet, un dato que habría sido importante para la audiencia. Porque Cubanet es un proyecto creado por el Gobierno de EEUU y financiado, desde 1994, con asignaciones anuales de las agencias norteamericanas USAID y NED (3). Yusnaby Pérez, por tanto, no es un “bloguero independiente”, sino un asalariado altamente “dependiente” de la Casa Blanca. No en vano su nombre, Yusnaby, es un homenaje de su familia a la Marina de EEUU. “¿Yusnaby es por US Navy? –le pregunta Lanata-. Exactamente –responde orgulloso Pérez-. Claro, por Marina Americana, US Navy, a él le pusieron Yusnaby” –aclara el presentador“.

Durante el programa, algunas de las acusaciones que lanzó Yusnaby Pérez contra el Gobierno cubano fueron casi infantiles: “Hay una resolución del Ministerio de Trabajo que dice que está prohibido acceder a redes sociales como Facebook y Twitter, y solo por eso no pueden acceder (a ellas), porque les expulsan del trabajo” –sentencia Yusnaby Pérez-. ¿Por qué ninguno de los cuatro entrevistadores aclaró al invitado que en los centros de trabajo de Argentina tampoco se permite perder el tiempo mirando Facebook? Un ejemplo: en Estados Unidos, en el 8 % de las empresas de más de 1.000 empleados se ha despedido al menos a una persona por esa misma razón (4).

El joven dijo, además, mentiras clamorosas, como que “muy poca gente (en Cuba) sabe lo que es una página web o un correo electrónico”. Y afirmó que en Cuba no llega Internet a las viviendas por decisión del Gobierno, no por falta de recursos. “Existe un cable de fibra óptica que viene desde Venezuela que costó millones de dólares. (…) Ya Cuba tiene la infraestructura necesaria para tener Internet en casa y de alta velocidad”. Es decir, el Gobierno cubano habría gastado 70 millones de dólares en el citado cable ¿para no hacerlo operativo? Absurdo (5). Recordemos que en 2013, con su puesta en funcionamiento, la conexión a Internet mejoró parcialmente, lo que permitió abrir unas 120 salas de navegación: algo que contradice esa supuesta “política de restricción” de Internet (6). Pero aún es necesaria en Cuba una importante inversión en infraestructura interna para aumentar velocidad y puntos de conexión. La compañía telefónica Etecsa confirmaba recientemente que el objetivo final es llevar Internet a las viviendas (7). El propio Yusnaby Pérez se contradecía, sin quererlo, y reconocía que el Gobierno cubano sí apuesta por desarrollar Internet y las redes sociales. “Tú dices –tomaba la palabra otro contertulio- no me puedo desarrollar en Cuba porque, obviamente, lo que yo estudié tiene que ver con las redes sociales, algo que en Cuba no existe. ¿Cómo es una carrera pensada para formar gente en plataformas que no se pueden utilizar? Ellos (el Gobierno) –respondía Yusnaby- están pensando en que en un futuro se podrá”. Es decir, reconocía que la voluntad del Gobierno cubano no es restringir Internet y las redes sociales, sino desarrollarlas –en un futuro- a medida que las condiciones económicas lo permitan.

Uno de los momentos estelares del programa llegó cuando el invitado trató de echar por tierra los logros de la educación en Cuba. “Por ejemplo, ¿qué pasa con la educación? Que hay un gran déficit de maestros y han adoptado un método de clases por televisión. En cada aula hay un televisor y ponen una cinta y esa cinta es la que te enseña matemáticas, historia, física, química, etc. –afirmaba-. ¿Pero eso en qué cantidad de escuelas (se da) sobre el total? –preguntó entonces Lanata-. En todas –respondió Pérez-”. Los entrevistadores saltaban indignados: “Es increíble ¿Me estás diciendo que en ninguna escuela hay maestros vivos, sino un televisor en cada aula? –intervenía de nuevo, horrorizado, el presentador“. Las llamadas “teleclases”, implantadas en toda Cuba en 2002, jamás han suprimido al profesorado. Cierto es que hubo errores y abusos en su utilización, pero lo que el bloguero relata es su caricatura exagerada y generalizada (8). ¿Cómo, entonces, la UNESCO, en su último informe mundial 2013-2014, otorga a Cuba el mejor “Índice en el Desarrollo de la Educación” de América Latina y el Caribe? (9) ¿A quién debemos creer, a la UNESCO o a un bloguero pagado por el Gobierno de EEUU?

En otro momento, el entrevistado hablaba de los problemas para viajar fuera de Cuba. Y reconocía que el obstáculo no lo pone el Gobierno de la Isla, sino las visas de entrada de los países receptores (10). “¿Qué te pidieron, por ejemplo, para entrar (a Argentina)? –le preguntó Jorge Lanata- A mí me pidieron (en la Embajada de Argentina) 500 dólares de entrada más 60 dólares por cada día que yo esté (aquí). Eso lo tengo que tener en una cuenta en Cuba”. Pero el presentador, en el límite del cinismo, culpabilizaba también de esto… al Gobierno cubano: “No, pero eso debe ser un pedido del Gobierno cubano al argentino”.

Jorge Lanata hacía gala de una desactualización total sobre la realidad de Cuba. Preguntó al invitado por realidades que desaparecieron hace más de 20 años, como las tiendas para personal diplomático: “Existía una cosa que aquí quizá no conocen y que quería que nos cuentes, las diplotiendas´, yo no sé si siguen existiendo lasdiplotiendas´?”. Y, además, acerca del mercado paralelo de dólares en Cuba, algo que también desapareció hace décadas: “¿Y en el mercado negro cuál es la relación entre el peso y el dólar?” (11).

Este conocido periodista del Grupo Clarín (12) dejaba bien claro el objetivo de su programa: convencer de su “error” a la gente que en Argentina aún apoya a la Revolución cubana. “En Argentina hay mucho esnobismo ideológico. Hay mucha gente que defiende el régimen cubano pero que nunca viviría allí. Y me preguntaba qué diría un chico de la Cámpora, de las juventudes de la izquierda partidaria, frente argumentos como estos.”

Para ello, qué mejor que apoyarse en mensajes de la audiencia cuidadosamente seleccionados: “Hay un montón de mensajes. En Twitter, exactamente, Erika nos dice: por acá me cuesta creer que haya alguien que defienda esa manera de hacer vivir a la gente, que es un espanto”.

El fraude de este personaje, Yusnaby Pérez, lo podemos comprobar en otra entrevista que daba al diario español El Mundo, donde aseguraba que prefería “mantener su rostro oculto”, porque mostrarlo sería “muy peligroso” (13). Y lo decía apenas una semana antes de aparecer, a cara descubierta, en varios medios de Argentina, donde, por cierto, afirmaba todo lo contrario: “Creo que mientras en Cuba esté a salvo y mi vida no corra peligro, me quedaré allí. ¿En algún momento tuviste problemas políticos o policiales? –le preguntó el presentador-. Hasta el momento no he tenido ninguno, gracias a Dios –respondió el invitado-”.

Algo que nos sugiere una interesante pregunta: ¿cuántos de los 60 periodistas asesinados en América Latina en los últimos dos años fallecieron en Cuba (14)? Una lástima que a Jorge Lanata y a su séquito de aduladores, esta pregunta se les quedara también en la gaveta.

*Coordinador de Cubainformación.

A %d blogueros les gusta esto: