¿Quién es el senador Marco Rubio?

marco-rubi-donald-trump-ap-Rainier-Ehrhardt-580x385

El senador cubanoamericano, Marco Rubio luego de perder en las primarias ante Donald Trump, apoyó al magnate y le presionó para cambiar las relaciones con Cuba. Foto: Rainier Ehrhardt/ AP.

Las elecciones de medio término en el 2010 hicieron saltar a la vida política nacional estadounidense a Marco Rubio, quien se convirtió en Senador republicano por el estado de Florida.

Su carrera, de rápido ascenso, transcurrió por canales que lo vinculan directamente con el ala más conservadora de lo que podríamos calificar como extrema derecha cubanoamericana.

Nació en 1971 en Estados Unidos, es hijo de inmigrantes cubanos que se marcharon del país antes del triunfo de la Revolución. Mientras estudiaba Derecho trabajó para la congresista Ileana Ros-Lehtinen. También colaboró en 1996 con la campaña de Bob Dole, candidato presidencial republicano que perdió ante William Clinton.

Rubio fue comisionado de la ciudad de West Miami entre 1998 y el 2000, y miembro de la Cámara de Representantes de Florida entre el 2000 y el 2008. Sus credenciales incluyen además estrechas relaciones con Jeb Bush, a quien describió como “el hombre que más admira en la política floridana”.

No obstante, su discurso público sobre el hijo y hermano de los expresidentes cambió en las últimas elecciones generales de Estados Unidos, cuando tuvo que competir contra él para aspirar a la candidatura republicana.

Como parte de la narrativa de su vida, que lo ayudó a llegar al Senado, insistía en ser el hijo de “exiliados cubanos que habían huido de la dictadura de Castro”. No obstante, documentos publicados en el 2011 por el diario The Washington Post demostraron que sus padres habían emigrado por razones económicas en la década del 50 para buscar trabajo en Estados Unidos.

Su formación y estrechos vínculos con el Partido Republicano en Florida, unido a los cambios en la vida política estadounidense en el 2010, ayudaron a que Marco Rubio se vinculara al Tea Party, movimiento conservador que ganó fuerza en Estados Unidos a partir del 2009, y que en las elecciones legislativas del año siguiente logró colocar en el Congreso a algunos de sus seguidores. Marco Rubio ganó el calificativo de “príncipe de la corona” de ese grupo, aunque con los años ha intentado desmarcarse del movimiento.

Dentro del Congreso integra los comités de Inteligencia; Envejecimiento; Asignaciones; Pequeños negocios y empresarios; y Relaciones exteriores, donde preside el subcomité para los asuntos del Hemisferio Occidental.

Desde ese puesto ha impulsado proyectos para sancionar a países como Irán y Venezuela, y recrudecer el bloqueo contra Cuba. Durante el 114 Congreso (2015-2016) presentó 69 proyectos de ley, relacionados tanto con la política exterior como con los asuntos internos.

Los registros de sus votaciones lo ubican en el ala conservadora del espectro político estadounidense, tanto en lo social como en lo político y lo económico. Por ejemplo, se opone al aborto, al aumento de impuestos a los más ricos, al control de armas, y a la ley de salud conocida como Obamacare. Asimismo, en el 2011 apoyó la agresión militar contra Libia.

Por otro lado, aunque considera que el cambio climático es real, cuestiona la medida en que los humanos estamos contribuyendo a ello, y considera que otros países como China son los principales responsables.

En materia de inmigración, apoya el fortalecimiento de las fronteras, aunque ha propuesto ofrecer un camino a la ciudadanía para algunas personas que hayan llegado ilegalmente a Estados Unidos. Formó parte del conocido como grupo de los ocho, integrado por cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos, que durante la presidencia de Barack Obama elaboraron un proyecto de reforma migratoria, que no fue aprobado por el Congreso.

Solo en el 2016 recaudó para su campaña más de 52 millones de dólares, y entre sus donantes principales destacan nombres de instituciones bancarias como Goldman Sachs, Morgan Stanley y Bank of America.

Después de ser derrotado por Donald Trump como aspirante a la candidatura republicana, se presentó a reelección como Senador, y venció con el 52 % de los votos. En el 2022 deberá luchar nuevamente por su puesto en el Capitolio.

  • Edad: 46 años
  • Lugar de nacimiento: Miami, Florida, Estados Unidos
  • Cargo: Senador de Estados Unidos (2011-…)
  • Afiliación política: Partido Republicano

(Tomado de Granma)

Heberprot y el ‘satánico’ Joe García

Immigration Reform

En Estados Unidos ocurren 70 mil amputaciones al año por diabetes, según las estimaciones del congresista cubano-americano, Joe García. Por ello, el demócrata insiste en llevar a este país el medicamento Heberprot-B, adoptado por 19 países del mundo para tratar el mal del “pie diabético”. La iniciativa suena bien. El problema es que los políticos de Miami no quieren. ¿Por qué? Pues porque tal medicina fue hecha en Cuba.

¿Infame? Tal vez. O al menos eso se deduce de los motivos esgrimidos por García. “Que quienes quieran hablar de política lo hagan” (…) “Esto es sobre un tratamiento para ayudar a los americanos”, dijo el congresista en declaraciones recogidas por The Miami Herald.

¿Quién se opone? Pues los mismos de siempre. La cubanoamericana Ileana Ros-Lethinen, por ejemplo. Ella dice que comprarle ese medicamento a Cuba será financiar a la Revolución, en un cuadro lógico donde Pfizer nada debería ganar por el viagra, por ejemplo; qué si el invento es suyo.

Pero Ros Lethinnen no se opone por negocio, sino por “política”, como advierte García. De tal manera que la cacique de Miami sólo piensa en su propia causa anticubana, sin decir nada sobre el pueblo estadounidense que sufre diabetes y que podría salvar sus piernas gracias a este medicamento. Sobre todo, en un país donde enfermarse es sinónimo de empobrecerse por los altos costos de las pólizas médicas, las restricciones de cobertura y la insistencia de Wall Street en negar salud pública a la gente.
Según el Doctor en Ciencias Manuel Raíces, investigador del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, más de 132 mil pacientes en el mundo se han tratado con Heberprot-B, con resultados exitosos.

Tan sólo en Cuba, el 71 por ciento de diabéticos han reducido considerablemente el riesgo de amputación; esto es, unos 24 mil cubanos y cubanas, dijo a la Agencia Cubana de Noticias el investigador del CIGB, perteneciente al grupo empresarial BioCubaFarma, durante su participación en la XXXI edición de la Feria Internacional de La Habana que se realiza ahora.

“Si mañana me dicen que la salud de mi madre depende de un medicamento cubano, yo no dudaría en buscarlo por cualquier medio, y las personas que dicen que se muera mi madre… Yo no ayudo a Cuba, creo que tienen un problema serio, pero esto ya es una cuestión humanitaria. Fíjate, yo no sé si este medicamento va a ser eficaz o no, pero de serlo tendrá un impacto para las personas que yo represento. Yo represento a cubanos que viven aquí, y ellos podrían necesitarlo”.

Esas fueron las palabras de Joe García a Progreso Semanal, por las cuales además ha sido objeto de insultos y amenazas por parte de Ros Lethinen y el pequeño grupo que dice representar y que poco atiende los intereses del pueblo cubanoamericano. Lo menos que le han dicho es “traidor”
¿Es traidor Joe García? Para quienes creen que se debe mantener el bloqueo económico y comercial contra Cuba, sin duda lo es. Una contradicción en sí misma, pues el congresista no ha apoyado, ni con esta propuesta apoya, que se levante el embargo.

Quizá lo que más miedo le da a Ros Lethinen y su grupúsculo es que de aprobarse la entrada de Heberprot-B a Estados Unidos se demostraría, no el avance de la biotecnología socialista o el efecto de la propaganda mediática anti-cubana, sino algo mucho más simple: que tratándose de un medicamento o el correo postal, las relaciones entre Cuba y Estados Unidos están secuestradas por un capricho de un pequeñito grupo en Miami, el cual opera contra el pueblo cubano, estadounidense y cubanoamericano, el cual, de reparar en los daños que esta política le ha causado en su salud y desarrollo, podrían darle paso a nuevos líderes que sí los representaran. Pero es tal la obsesión del lobby anticastrista, que prefieren echar a andar campañas de propaganda, pagar comentarios en blogs, resgarse las vestiduras en TVMartí y satanizar a uno de los suyos, que ceder un ápice a la posibilidad de salvarle la vida a 70 mil ciudadanos estadounidenses.

http://voces.huffingtonpost.com/

Time vuelve a pisarle un cayo a Miami

Después de publicar la entrevista en la que el manager de los Marlins de Miami expresó su respeto por Fidel, la revista Time puede provocar otra vez la furia de la ultraderecha cubanoamericana.

Junto a la muchas veces sesgada selección de las cien personalidades más influyentes del año, Time ha publicado un artículo de Joel Stein Essay en que menciona informalmente las que, después de consultar con algunas personalidades norteamericanas, él cree son las cien figuras más influyentes de la historia, entre las que incluye al líder cubano Fidel Castro, junto otras como Jesucristo, Mahoma , Buda, Galileo Galilei, Gengis Khan, Santo Tomás de Aquino, Platón, Napoleón y Karl Marx.

Aunque los argumentos para la selección están escritos en clave de humor, como en los casos de Charles Darwin -”mucha gente en Kansas no cree que Darwin existe”-, Adam Smih -”sin él los editoriales del Wall Street Journal no tendrían a quien citar”-, o Sigmund Freud -”sin él no tendríamos a Oprah”- el autor aprovecha para deslizar irónicas frases sobre los valores norteamericanos.

Pero ver a Fidel ubicado al frente y al centro en la ilustración de Tomasz Walenta que acompaña el trabajo, escoltado por Albert Eintein y Martin Luther King Jr, no hará ninguna gracia a los extremistas de Miami. Por si accaso, Stein se adelanta y lo único que dice sobre Fidel es que “una buena lista necesita un nombre que generará controversia”. De todos modos, recomendamos a Stein y Walenta no visitar el Sur de La Florida, no vaya a ser que como a Ozzie Guillén -el manager de los Marlins- quieran hacerlos arrepentirse de su opinión y terminen pasando del humor al drama.

http://lapupilainsomne.wordpress.com/

A %d blogueros les gusta esto: