Cuba: Transformers se filmará en La Habana

Este rodaje será realizado en La Habana por un pequeño equipo de filmación y no requerirá cierre de calles, por lo que no debe provocar interrupciones en la vida normal de la ciudad

f0059911

El próximo fin de semana, la productora Audiovisuales ICAIC ofrecerá un nuevo servicio cinematográfico a la producción extranjera, en este caso, para el filme norteamericano Transformers 5, dirigido por Michael Bay para Paramount Pictures.

Este rodaje será realizado en La Habana por un pequeño equipo de filmación y no requerirá cierre de calles, por lo que no debe provocar interrupciones en la vida normal de la ciudad.

Las escenas rodadas en la capital, específicamente en la zona del Malecón y la Habana Vieja, formarán parte de un montaje de tomas en grandes ciudades del mundo, a las que en postproducción se agregarán digitalmente los robots para mostrar cómo se han integrado a la vida en la Tierra.

Como se ha explicado, los servicios a la producción extranjera forman parte del trabajo habitual de la institución y tienen como objetivo ingresar divisas para el cine nacional e incrementar las oportunidades de empleo para los técnicos y artistas cubanos.

(Tomado de Granma)

Anuncios

Nuevo grupo de migrantes cubanos llegó a México

El Instituto Nacional de Migración de México recibió este lunes en Ciudad Juárez,Chihuahua, el cuarto vuelo proveniente de Panamá con migrantes cubanos que buscan llegar a Estados Unidos.

Las 145 personas recibieron un documento provisional de visitante por razones humanitarias que les otorga 20 días antes de salir del territorio mexicano.

Como otros grupos llegados de Costa Rica y Panamá, los cubanos pretenden acogerse a beneficios que por razones políticas les otorgan políticas migratorias de Estados Unidos que, a la vez, discriminan a ciudadanos de otros países.

México recibe a los cubanos varados en Centroamérica de manera excepcional, por acuerdo alcanzado con los gobiernos de Costa Rica, Guatemala, El Salvador y Panamá.

Migrantes-cubanos-EFE1

Foto: EFE (Archivo)

(Tomado de Cubadebate )

Costa Rica cerró las puertas al inagotable flujo de migrantes cubanos

1-ZbNRKcUpLeFcYGxrBVaAKg

El presidente Luis Guillermo Solís hizo el anuncio este viernes en una rueda de prensa en San José. FOTO: Presidencia de Costa Rica 

Tras más de un mes de gestiones infructuosas y con cerca de cinco mil personas albergadas, el gobierno de Costa Rica decidió cambiar las reglas del juego y cerró las puertas de su territorio al inagotable flujo de migrantes cubanos.

A partir de este sábado se dejarán de emitir los visados temporales que daban legalidad a los cubanos varados en Costa Rica y no se aceptará la entrada de ningún otro. Quienes ingresen ilegalmente serán deportados a su país de origen.

El presidente Luis Guillermo Solís hizo el anuncio en conferencia de prensa luego de que fuera rechazada nuevamente en San Salvador una propuesta suya para solucionar el asunto dentro del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

San José contaba de antemano con la negativa de Nicaragua, pero Guatemala y Belice tampoco secundaron la propuesta.

Desde hace semanas, la diplomacia tica hace gestiones con los países centroamericanos que están en la ruta hacia Estados Unidos después de Nicaragua para que reciban a los cubanos.

Los posibles receptores temen que el problema se traspase a sus fronteras y todo parece indicar que no han recibido suficientes garantías de que México facilitará el paso. De lo contrario, su negativa sería injustificada.

Solís explicó que las legislaciones tanto de México como Estados Unidos prohíben aceptar la llegada de viajeros sin la visa correspondiente.

Para Estados Unidos es ilegal recibir a los cubanos si llegan en barco o en avión, pero si alcanzan su territorio por cualquier vía ilegal serán recibidos en virtud de la política de pies secos-pies mojados y la Ley de Ajuste Cubano.

En esta crisis, quizás como nunca antes, se ponen de manifiesto las grandes contradicciones de una política selectiva que no tiene fines humanitarios, sino desestabilizadores.

Los gobiernos de la región están sufriendo las consecuencias y son cada vez más conscientes. El propio presidente Solís reconoció este viernes que el principal culpable es Estados Unidos.

1-gTrMieS5vWOo2ubi3riemQPor otra parte, hasta hace poco más de un mes el procedimiento estándar mexicano era otorgarles un permiso a los cubanos en la frontera sur para que alcanzaran su destino final. Sin embargo, la crisis desatada en Costa Rica ha visibilizado la situación y ya no es tan fácil hacerse de la vista gorda.

El tema, además, se une al fenómeno de la migración ilegal de 200 mil suramericanos y centroamericanos hacia Estados Unidos cada año, un negocio lucrativo que mueve casi tanto dinero como el narcotráfico.

COSTA RICA LE DA LA RAZÓN A NICARAGUA

Por más lógica que parezca a esta altura la decisión de Costa Rica, no deja de sorprender.

Y es que San José acaba de tomar una postura similar a la asumida por el gobierno de Nicaragua hace poco más de un mes, la misma que tanto ha criticado desde entonces.

Es cierto que los costarricenses actúan presionados por los más de cinco mil albergados y la urgencia de encontrar una solución, pero Nicaragua dijo desde el principio que permitir el paso no era una solución, sino la legalización del problema.

Managua exigió este viernes a Estados Unidos soluciones para el traslado inmediato y seguro de los cubanos hacia su territorio y pidió a Washington que se sentara a negociar con La Habana un acuerdo para promover la migración legal y segura.

Más allá de su actuación en la frontera hace un mes, el tapón de Nicaragua solo fue el catalizador de una crisis que ya tenía dimensiones alarmantes, pero que la mayoría de los países preferían ignorar.

Lo más probable es que el cierre de la frontera tica genere un efecto cascada en el resto de los países. Panamá, donde ya hay más de 2 000 cubanos haría lo mismo con Colombia y a su vez Bogotá aplicaría un método similar con Ecuador.

El gobierno de Rafael Correa ya tomó la medida de establecer el requisito de visado a los cubanos, aunque se vio obligado a respetar los pasajes comprados antes del 26 de noviembre, que según estimaciones son más de 15 mil.

Con otros 16 mil en estado irregular en Ecuador y 40 mil cubanos residiendo en ese país, el flujo migratorio tiene caudal suficiente para seguir alimentando la crisis.

El escenario es cada vez más complicado. Las fronteras suramericanas y centroamericanas son extremadamente porosas, y es poco probable que las naciones implicadas establezcan un servicio fronterizo especial para atajar esta situación.

En la práctica los coyotes y las bandas criminales seguirán moviendo personas, a precios más elevados y utilizando rutas más riesgosas.

El cambio consiste en separar a los miles que ya están en territorio costarricense de la imprevisible cifra de quienes tienen pretensiones de arribar.

Costa Rica podía haber tomado la decisión mucho antes, pero creyó que lograría una solución en cuestión de días y se equivocó.

(Tomado de http://bit.ly/1m0J0cA)

El Che, un médico comunista

minecraft-che-guevara-1332496

por: @eddyElGallo

Bastante se ha escrito y opinado sobre la decisión del Gobierno Revolucionario de Cuba que entra en vigor hoy 7 de diciembre: incorporar a los médicos especialistas en la categoría de personal indispensable para el país. Pertenecer a esa selecta lista no significa prebenda alguna, más bien todo lo contrario. Significa que para viajar por motivos particulares debe tramitarse un permiso especial.

Haciendo un poco de historia debo confesar que desde el momento en que se anunció la reforma migratoria en 2013 creí que esta categoría de médicos eran indispensables y como tal serían clasificados. Sin embargo, no fue así. La política de saboteo activo de las misiones médicas cubanas por parte del Gobierno de EE.UU. no fue considerada elemento de peso suficiente y a los médicos más valiosos de Cuba se les aplicó la política general, o sea, libertad total para viajar.

Desde el comienzo de la Revolución, como suele suceder, Cuba ha estado acosada constantemente por EE.UU., mediante la mayor y más larga guerra económica en la historia de la humanidad. Superar esta enorme agresión ha exigido cuotas extras de heroísmo y de sacrificio del pueblo cubano en su afán colectivo de ser libre e independiente.

En una sociedad en tránsito al socialismo, el objetivo superior del Estado debe ser el bienestar colectivo. No cabe duda entonces que en momentos de crisis los individualismos perecen ante el empuje de la marea popular. Es el antiguo y totalmente veraz concepto de fortaleza sitiada. Sin embargo, el Estado no puede pretender alcanzar ese futuro colectivo mejor a costa del bien individual eternamente, pues se tensa el pacto social.

Es cierto que la medida tomada por el Gobierno de Cuba restringe la capacidad de viajar libremente a esta categoría de médicos, lo cual la hace impopular. Estoy convencido que los dirigentes cubanos lo saben y que lo pensaron varias veces antes de tomarla. En la Cuba prospera y sostenible, en mí Cuba socialista y sin bloqueo no tienen cabida este tipo de medidas. Desgraciadamente no estamos aún en esa Cuba. No tengo dudas de que quienes tomaron la decisión comparten mi criterio, entiendo entonces lo difícil que fue para ellos tomarla, como lo hubiera sido para mí si me hubiera tocado.

Ambas opciones eran impopulares pero muy claras: la salud de la sociedad entera o los planes individuales de algunos médicos. Para el Estado cubano, preocupado por su pueblo como ninguno, una vez más la decisión era obvia.

Los repetidores de consignas contra Cuba, conscientes o no, pretenden desviar el foco del problema y quieren convencernos de un absurdo: el problema son las misiones médicas. Esas que gratuitamente salvan vidas en diversos países pobrísimos, mientras que con los otros, los menos pobres, se ingresan las divisas que tanto necesita el país. Exportación cubana de servicios que tanto quisieran destrozar los enemigos del la Revolución y para ello inventan programas de deserciones, campañas difamatorias y muchas mentiras.

Es cierto que los hospitales no tienen las mejores condiciones de trabajo, que ser médico implica un gran sacrificio personal y que los salarios no alcanzan. Pero también es cierto que a la Salud se le dedican millonarias cifras del presupuesto estatal, que a los profesionales de todas las ramas se les exigen sacrificios y que, aunque insuficiente aún, el de los médicos no es el peor salario de un profesional en Cuba.

Me niego a pensar que los héroes que derrotaron al Ébola no entiendan estas razones. No tengo dudas de que sí las entienden los más de 15 mil valientes dispuestos a arriesgar su propia vida en África. Estoy convencido de que aquellos que renunciaron voluntariamente a los 10 mil dólares mensuales de la OMS apoyan esta medida.

Este es uno de esos momentos en los que el ejemplo del Che parece inmenso y a la vez alcanzable. Este es uno de esos momentos en los que se necesita que el hombre nuevo asuma su propia Sierra Maestra. No es momento de discursos y arengas, es momento de que cada cual honre la frase que tanto repitió cuando pionero y… sea como el Che, un médico comunista.

¡Alerta Costa Rica! Planes en marcha para crear incidente en embajada cubana

Cubanos-Costa-Rica2

Por Percy Francisco Alvarado Godoy

Fuentes confiables me han comunicado que representantes de grupos extremistas radicados en Miami se están trasladando hacia Costa Rica en las últimas horas con el objetivo de de estimular y crear desórdenes e incidentes contra la sede diplomática cubana en ese país, con vistas a aumentar las tensiones actuales con respecto a la crisis migratoria de los cubanos concentrados en ese país.

Son varios los involucrados en esta conspiración. Por un lado la Fundación Nacional Cubano Americana, el ex congresista Lincoln Díaz-Balart, así como otros representantes de la mafia anticubana en el Congreso, están realizando gestiones tras bambalinas para manipular el tema de los migrantes cubanos en ese país, con vistas a crear incidentes diplomáticos entre varias naciones centroamericanas, así como afectar directamente el proceso de normalización de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los EEUU. Todo se resume a ganar visibilidad mediática y entorpecer las conversaciones sobre temas migratorios entre ambas naciones.

Uno de los grupúsculos más comprometidos en la provocación contra la embajada cubana en San José es el llamado partido Cuba Independiente y Democrática (CID), de amplios antecedentes terroristas, el que se encuentra representada en Costa Rica por Huber Matos Araluce. Se sabe que ha llegado a ese país Karel Becerra, representante del CID en Argentina, quienes se hallan conspirando con vistas a alentar a los cubanos retenidos en Costa Rica para que asalten la embajada cubana, en un intento de presionar para lograr el paso deseado en su recorrido hacia la frontera norteamericana.

Para ello, además de los contactos directos con migrantes cubanos, están empleando las redes sociales como Twitter para alentar dicha provocación. Uno de los propósitos de dicho asalto es lograr que Nicaragua cambie su postura soberana sobre impedir el paso de dichos migrantes, dada su estrecha relación con Cuba. No se descarta tampoco un asalto contra la sede diplomática de ese país en Costa Rica y acciones contra la sede diplomática cubana en Washington.

Dentro de las personas que se han movido hacia Costa Rica destaca la presencia de la seudo artista y provocadora Tania Bruguera, miembro de la organización contrarrevolucionaria “Plataforma Despierta Cuba”, quien se sabe ha establecido contactos en Costa Rica para preparar una provocación contra la embajada cubana en ese país centroamericano.

Por Otra parte, el provocador grupúsculo “Democracia” dirigido por el terrorista Saúl Ramón Sánchez Rizo está desarrollando serias y peligrosas provocaciones frente al consulado de Nicaragua en Miami, planeando retomar estas acciones provocadoras frente a las constas cubanas el venidero 10 de diciembre.

Alertamos al gobierno de Costa Rica, así como a las instituciones públicas gubernamentales, también a los amigos de Cuba, a poner freno de inmediato a esta provocación en marcha contra la sede diplomática cubana en ese país.  Nuestra sede diplomática debe ser respetada.

12 PUNTOS SOBRE LOS CUBANOS EN COSTA RICA

rat-cuba-culpa-a-ee-uu-770x470

Por Miranda Tejeda

  1. El acercamiento entre Cuba y Estados Unidos ha puesto en entredicho la permanencia de la Ley de Ajuste Cubano. Los medios buscan alimentar una situación de incertidumbre respecto a su eliminación, con el propósito de fomentar una crisis migratoria.
  2. La Ley de Ajuste cubano tiene un carácter de excepcionalidad para beneficiar a inmigrantes ilegales. Esta presión, y no una conspiración cubana, es una de las causas fundamentales del incidente en Costa Rica.

  3. El gobierno cubano ha explicitado que estos ciudadanos tienen pleno derecho de regresar a su país, si así lo desean.

4. Ninguno de los varados en Costa Rica aplica para ser considerado como “refugiado político”, según los parámetros establecidos por la ACNUR y la ONU.

5. Los cubanos pueden viajar a cualquier parte del mundo, siempre y cuando dispongan de autorización del país receptor, y por supuesto, cuenten con la suficiente solvencia económica para ello.

  1. Cuando Cuba decidió liberar la posibilidad de emigrar, se restó importancia al país de destino. El asunto es mantener el tema migratorio como un factor de descrédito para la política del gobierno cubano.
  • Si los legisladores cubanoamericanos aspiran a resolver esta situación, deberían dejar de promover la emigración ilegal y, consecuentemente, impulsar y apoyar conversaciones en pos de regularizar una emigración legal y ordenada.

  • Personas inescrupulosas han aprovechado el estímulo que crea la Ley de Ajuste Cubano, para montar un negocio de tráfico de personas, que conduce a todos los viajeros ilegalmente desde Ecuador hacia Estados Unidos.

  • Los medios de ultraderecha se empeñan en presentar este incidente solamente como una “crisis humanitaria”, cuando emerge, con mucha fuerza, la cuestión de la soberanía territorial de cada país incluido en la ruta de viaje ilegal hacia Estados Unidos.

  • La ultraderecha busca convertir esta lamentable situación en un problema internacional que perjudique lasrelaciones entre Cuba y Estados Unidos, y entre las propias naciones latinoamericanas.

  • El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, manifestó que esta coyuntura no aplica para un corredor humanitario, pues no se trata de un conflicto bélico.

  • 12. Estados Unidos ha capturado en su frontera con México a 2 millones 824 mil inmigrantes en los últimos cuatro años… ¿Por qué tanto alboroto mediático con los cubanos?

    Cuba impulsa solución al problema de migrantes cubanos varados en Costa Rica

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

    Las autoridades de Cuba se han mantenido en contacto permanente con los gobiernos de los países implicados en la compleja situación en la que se encuentran más de dos mil migrantes cubanos varados en Costa Rica.

    De acuerdo con el diario Granma, nuestro gobierno impulsa la búsqueda de una solución rápida y adecuada, que tome en consideración el bienestar de nuestros ciudadanos.

    La Dirección de Asuntos Consulares y de Cubanos Residentes en el Exterior de la cancillería cubana aseguró que la Embajada en San José, Costa Rica, ha estado permanentemente pendiente de los cubanos que desde la semana pasada se encuentran esa situación.

    Agrega el periódico Granma que, asimismo, la misión diplomática ha respondido a los requerimientos de las autoridades migratorias de Costa Rica, facilitando la documentación de aquellos cubanos que no la poseen.

    El pasado martes, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba indicó en una declaración oficial que los ciudadanos que hayan salido legalmente del país y cumplan con la legislación migratoria vigente tienen derecho a retornar, sí así lo desean.

    Informa Granma que los medios locales reportan que el número de cubanos que arriban a las fronteras de Costa Rica continúa aumentando y ya suman cerca de 2500, quienes han sido alojados en refugios y cuentan con la ayuda de la Cruz Roja.

    La misma fuente explica que por su parte, el Ejército de Nicaragua auxilió a varios de esos ciudadanos cubanos que fueron engañados por traficantes de personas para cruzar de manera ilegal la frontera por puntos ciegos.

    También publica que en horas de la tarde noche del jueves y madrugada del viernes, la institución militar nicaragüense asistió a 54 cubanos, entre ellos niños, que se encontraban perdidos en la zona selvática del municipio de Cárdenas, en Rivas.

    Estos emigrantes fueron atendidos y luego retornados a Costa Rica.

    Sobre la negativa el pasado domingo de las autoridades nicaragüenses a permitir la entrada a su territorio de un numeroso grupo de cubanos en situación irregular, a los que se les había otorgado un salvoconducto por territorio tico, el periódico Granma señala que dicho gobierno actuó así pues lo consideró un intento de trasladar el problema a sus fronteras sin una consulta previa.

    Desde entonces, Nicaragua defiende la posición de encontrar una solución coordinada.

    Precisamente eso, buscarán los cancilleres de las naciones del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), los cuales abordarán el próximo martes la compleja situación en la que se encuentran migrantes cubanos varados en Costa Rica.

    La reunión extraordinaria se efectuará en El Salvador, actual presidente protémpore del mecanismo integrado por Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Belice, Panamá y República Dominicana.

    Al encuentro han sido invitados también Cuba, Colombia, Ecuador y México.

    Recuerda el diario Granma que a diferencia de sus pares latinoamericanos que utilizan la misma riesgosa vía terrestre para alcanzar el territorio estadounidense, los cubanos no son perseguidos ni deportados por las autoridades norteamericanas.

    La Ley de Ajuste Cubano y la aplicación de la llamada política de “pies secos-pies mojados” constituye un tratamiento diferenciado y único en todo el mundo, al admitir de forma inmediata y automática a cualquier persona nacida en la Isla, sin importar la vía que utilizó para llegar al territorio norteamericano.

    A pesar de que esas políticas agresivas carecen de cualquier sentido cuando ambos países intentan avanzar en la normalización de sus relaciones, las autoridades de Washington han sido enfáticas en que no tienen planes de modificarlas, criterio repetido en los últimos días por los diplomáticos norteamericanos.

    Washington mantiene también en vigor el llamado “Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos”, que alienta al personal cubano de salud a abandonar sus misiones en terceros países.

    En ese contexto, decenas de miles de personas durante los últimos años han salido legalmente de Cuba hacia países sudamericanos para emprender luego una riesgosa travesía por tierra hasta la frontera entre México y Estados Unidos.

    Según estimaciones, cada uno de ellos pagaría entre 7 mil y 10 mil dólares en diferentes puntos del trayecto, dejando una estela que solo en lo que va del 2015 podría ascender a 30 millones de dólares.

    Ese lucrativo negocio ha sido acaparado por traficantes de personas y bandas delincuenciales, que no dudan en poner en riesgo la vida de los migrantes.

    Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) de la República de Cuba

    Aborda que en los últimos días, se ha creado una compleja situación, a raíz de que más de mil ciudadanos cubanos han estado arribando a Costa Rica desde otros países de la región con la intención de viajar hacia los Estados Unidos

    Cubanos-Costa-Rica2

    En los últimos días, se ha creado una compleja situación, a raíz de que más de mil ciudadanos cubanos han estado arribando a Costa Rica desde otros países de la región con la intención de viajar hacia los Estados Unidos.

    Estas personas han salido de Cuba de manera legal hacia diferentes países de América Latina, cumpliendo todos los requisitos establecidos por las regulaciones migratorias cubanas. En el intento de llegar a territorio de los Estados Unidos se han convertido en víctimas de traficantes y de bandas delincuenciales, que de manera inescrupulosa lucran a partir del control del paso de estas personas por Sudamérica, Centroamérica y México.

    Las autoridades cubanas se han mantenido en permanente contacto con los gobiernos de los países implicados, con el objetivo de encontrar una solución rápida y adecuada, que tome en consideración el bienestar de los ciudadanos cubanos.

    El Ministerio de Relaciones Exteriores desea enfatizar que estos ciudadanos son víctimasde la politización del tema migratorio por parte del Gobierno de los Estados Unidos, de la Ley de Ajuste Cubano y, en particular, de la aplicación de la llamada política de “pies secos-pies mojados”, la cual confiere a los cubanos un tratamiento diferenciado y único en todo el mundo, al admitirlos de forma inmediata y automática, sin importar las vías y medios que utilizan, incluso si llegan de manera ilegal a su territorio.

    Esta política estimula la emigración irregular desde Cuba hacia los Estados Unidos y constituye una violación de la letra y el espíritu de los Acuerdos Migratorios en vigor, mediante los cuales ambos países asumieron la obligación de garantizar una emigración legal, segura y ordenada.

    El Ministerio de Relaciones Exteriores denuncia que el gobierno estadounidense mantiene también en vigor el llamado “Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos”, aprobado en el año 2006, por el presidente George W. Bush, para alentar a médicos y otro personal cubano de la salud a abandonar sus misiones en terceros países y emigrar a los Estados Unidos. Esta es una práctica censurable dirigida a dañar los programas de cooperación cubanos y a privar de recursos humanos vitales a Cuba y a muchos países que los necesitan.

    El Ministerio de Relaciones Exteriores reitera una vez más que la política de “pies secos-pies mojados” y el “Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos”, son incongruentes con el actual contexto bilateral, obstaculizan la normalización de las relaciones migratorias entre Cuba y los Estados Unidos y crean problemas a otros países.

    El Ministerio de Relaciones Exteriores ratifica que los ciudadanos cubanos que hayan salido legalmente del país y cumplan con la legislación migratoria vigente tienen derecho a retornar a Cuba, sí así lo desean.

    El Ministerio de Relaciones Exteriores reafirma el compromiso del gobierno de Cuba con una emigración legal, segura y ordenada.

    La Habana, 17 de noviembre de 2015

    Cubanos en Nicaragua: Ley de Ajuste Cubano, una fábrica para construir conflictos y lágrimas

    En Cuba no se les persigue. En Cuba no hay una crisis humanitaria, como en Siria. En Cuba no hay guerra. No son desplazados. Son, sencillamente, emigrantes, gente que quiere vivir mejor y hacerlo en otra parte.
    Los que conozco y han hecho ese viaje, incluso, son personas que, por lo general, “vivía bastante bien” en la isla y pudo pagarse los más de 2 mil dólares necesarios -50 mil pesos cubanos- para hacer el viaje hasta Ecuador, y tenía otros más en los bolsillos para emprender el viaje a Los Estados Unidos.
    Son, si acaso, emigrantes apurados. Urgidos por “alcanzar” lo que creen serán los últimos días de la Ley de Ajuste Cubano, una política que desde 1966 recibe con brazos abiertos en suelo estadounidense a los cubanos que logran pisar tierra. Política preferencial que divide a la migración de la isla con el resto de la latina.
    El apuro es no perder la política de privilegios. Es no llegar después de la fecha en la que ser un emigrante cubano será lo mismo que ser uno mexicano, colombiano o venezolano, con sus largas pesadillas de indocumentados, deportaciones y cacerías humanas.
    El suyo –el de los nuestros- es un camino largo. Varios países desde Ecuador hasta Los Estados Unidos, un trayecto que da vida a mucha gente, que se aprovecha para vender, canjear, ganar… “Los cubanos somos alcancías, alcancías humanas”, me dijo cuando logró llegar a Miami un amigo que fue mi colega durante varios años.
    Un viaje peligroso que, no obstante, muchos se han tomado a la ligera. Se van con sus hijos de brazos como si fuera más seguro que una balsa en medio del mar. Se van las embarazadas, los ancianos.
    Ahora, casi 2 mil están varados en Costa Rica. Nicaragua, la Nicaragua que ha recibido lo mejor de Cuba en los últimos años, les cierra las puertas. Según informaciones sin confirmar, un joven murió accidentado mientras intentaba subirse a un bus y otros dos fueron víctimas de la policía antimotines. Heridos varios.
    Son indocumentados y el suyo un tránsito ilegal. Pero uno no deja de sentir en el alma que es una injusticia, una soberana falta de memoria y los nicos una gran nación de malagradecidos, aunque en el fondo la conciencia reconozca que están en su derecho.
    Cuba no se ha pronunciado por lo menos públicamente. En la página oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores la noticia más reciente es la reunión entre el Secretario de Agricultura de Los Estados Unidos con autoridades de la isla. Va y por los canales establecidos gestiona a favor de sus ciudadanos, pero eso nadie lo sabe, aunque necesitamos, deberíamos saberlo.
    De Cuba se van, pero en realidad Cuba no puede cerrarles las puertas. Si lo hiciera, sería una “falta de libertad” y una “violación a los derechos humanos” –términos predilectos por nuestros detractores- , así que no lo hace. Desde hace años, la carta blanca, el permiso de salida, es solo para unos pocos casos.
    Pero tampoco lo han hecho Los Estados Unidos. Callan y no deberían. En sus manos, y no en las de Daniel Ortega, está la solución real a la situación de los cubanos varados en Centroamérica. No es solo el sueño americano. Los cubanos que se van lo hacen porque saben que serán bien recibidos más al norte. Eso es la Ley de Ajuste Cubano, una fábrica para construir conflictos y lágrimas.
    Ellos generan el problema y ahora se quedan viendo a ver qué pasa. La disidencia cubana, la que vemos en las redes sociales, trata el asunto con efectismo y echa las culpas a Cuba y al gobierno de Nicaragua.
    No se les ha ocurrido que su presidente predilecto –el que responde a las llamadas de Yoanys Sánchez- es el mayor responsable de todo este rollo, tanto como lo es de los médicos cubanos varados en Colombia en espera de que se cumplieran las promesas de quienes los empujaron a dejar sus misiones oficiales.
    Ninguno se atreve a pedirle al presidente de Los Estados Unidos, al Congreso, o al que sea necesario, una respuesta. “No muerdas la mano que te da de comer”, dice un refrán en el que no puedo dejar de pensar ahora mismo.
    Una simple operación de evacuación podría despejar las carreteras de Costa Rica y darles a los migrantes lo que quieren: llegar a Los Estados Unidos. Una firma bien puesta podría acabar con la política que estimula la emigración ilegal hacia esa nación y a una maquinaria dedicada al tráfico de personas con todos sus condimentos espeluznantes, eso y más visas, si es que realmente quieren ser un destino para los cubanos que se decidan a irse de su país natal.
    Puedo sonar ingenua, si lo soy o por lo menos lo parezco me declaro culpable: soy hija del humanismo, del país más solidario del mundo, soy hija de un país donde los abuelos viven en las mismas casas de sus nietos- no importan las causas- y donde desde chiquitos nos enseñan a ayudar al prójimo y a irle siempre a Cuba, al cubano, que no abandona a los suyos.
    Así que rezo, yo que no soy mucho de rezar, también por los míos, dondequiera que estén.

    (Tomado del blog La Esquina de Lilibeth)

    Cubanos entre Costa Rica y Nicaragua no emigran, “huyen de Cuba”

    Por Marcos Torres / Las Torres de Marcos

    Cubanos-Costa-Rica2

    La emigración es tan antigua como la historia de la humanidad, gracias a ella hemos poblado todas las tierras inimaginables de nuestro planeta, pero cuando de Cuba se trata ya ustedes conocen el cintillo; los cubanos no emigran “huyen del Régimen”.

    Somos hijos de una pequeña isla, formada por emigrantes desde los exterminados nativos, pasando por los colonizadores de la madre patria, africanos desarraigados y esclavizados, chinos y filipinos contratados como fuerza de trabajo barata, franceses y haitianos e inclusive norteños que poblaron esta tierra en los últimos 500 años.

    Pero después de enero de 1959, con el triunfo de un proceso político diferente, el tema migratorio no ha dejado de politizarse por los detractores de la Revolución cubana. A los Estados Unidos “emigraron” los militares derrotados de la dictadura de Fulgencio Batista, seguida de una burguesía nacional que no se impuso como clase, pues vivió siempre mirando al norte; la campaña anticomunista desató la Operación “Peter Pan”, a la que siguió Camarioca, Puente Aéreo, Mariel y los Balseros de 1994.

    Para proteger a estas oleadas de “cubanos desesperados” no faltó un cuerpo legal aprobado por el Congreso norteamericano en 1966, la flamante Ley de Ajuste Cubano, que aún vigente otorga privilegios especiales a los “perseguidos” isleños; contrario a lo que ocurre con los restantes latinoamericanos quienes reciben la negativa de los consulados gringos en sus respectivos países, se les persigue y reprime por toda la frontera que marca el río Bravo, se construyen muros infranqueables o son devueltos por el “eficiente” servicio de la Guardia Costera de los Estados Unidos de América.

    Los cubanos que desean emigrar al Norte y “no clasifican” en el engorroso proceso de entrevistas, documentos y dinero de la actual Embajada norteamericana, a pesar del compromiso de otorgar 20 mil visas anuales después de los Acuerdos Migratorios de 1994, tienen ante sí, la zanahoria de un instrumento legal que le otorga la ciudadanía norteamericana a los 365 días de pisar territorio continental.

    Después del 17 de diciembre 2014 lejos de disminuir las cifras de cubanos que se acogen a la susodicha “Ley”, ha ocurrido todo lo contrario y comienzan a dispararse las alarmas de los medios de prensa locales de la Florida léase “El Nuevo Herald” y “Sun Sentinel”, pues cuando de fondos monetarios se trata, los reyes del pragmatismo aprietan los cinturones y comienzan a calentar la pista del show anticubano.

    La maquinaria propagandística contra Cuba, no ha dejado de amplificar casi a diariolas penurias de los coterráneos que buscan de las más diversas maneras llegar a la tierra de la primera potencia mundial, por el momento; sembrando, como es de esperar, la matriz de que huyen de la “dictadura” por falta de oportunidades, esperanzas, perspectivas y futuro, pues no pueden ocultar que en su inmensa mayoría son jóvenes saludables y preparados gracias a los “precarios servicios de salud y educación” de la Cuba revolucionaria. Aunque las causas que provoca estos éxodos, se toca solo de soslayo “se incrementan el número de emigrantes cubanos por el temor a que desaparezca la Ley de Ajuste”.

    Ahora, se encuentran en la riesgosa encrucijada de mantener una “envejecida” Ley que constituye un seductor estímulo solo para cubanos, a merced de peligrosas rutas, lidiando con coyotes, traficantes de drogas y servicios migratorios de ocho países latinoamericanos.

    Modificar la “Ley de Ajuste” conllevaría a estructurar un sistema de prohibición y persecución de los acogidos, para impedir que vengan a visitar familiares y amigos, o de vacaciones todos los años “al país que los persiguió”.

    Derogarla, y enfrentar a la camada de congresistas anticubanos que lo tomarán como una gran derrota de la bien engrasada maquinaria de presión sobre, Cubita la Bella.

    En lo que se ponen de acuerdo con la opinión pública de la no homogénea comunidad cubana del sur de la Florida y activan el entramado y burocrático Congreso, me despido como dicen en mi barrio “la pelota está de tu lado”.

    A %d blogueros les gusta esto: