Limitan más los derechos de los cubanos a visitar a su familia en la isla.

Arthur González.

Mientras en Cuba sea estudia una nueva “Ley Migratoria” para flexibilizar la política, en EE.UU. se le pretende dar una vuelta más a la tuerca que aprieta a los cubanos en sus contactos familiares.

Los supuestos “campeones de los derechos humanos” ahora no quieren que los cubanos residentes en Miami visiten a los familiares en la Isla y estudian la formula de impedirlo, como lo hizo durante años el ex presidente George W. Bush. El nuevo proyecto en manos de un subcomité del Congreso de EE.UU., pretende penalizar a los amparados por la “Ley de Ajuste Cubano“, que regresen a Cuba antes de haber obtenido la ciudadanía estadounidense, algo que no se aplica a ningún extranjero que sea residente permanente en ese país.

El verdadero motivo radica en que Cuba estudia ampliar el permiso de estancia en el exterior a mas de 11 meses, sin necesidad de regresar a la Isla, lo cual permitirá a los cubanos aplicar para residentes permanentes allá, y no convertirse en emigrados como hasta ahora, por lo cual podrán residir con todos sus derechos en ambos países.

Según las actuales regulaciones norteamericanas, todo cubano que arribe a los Estados Unidos y solicite protección, ajusta de inmediato para residente permanente, por obra y gracias de la llamada “Ley de Ajuste Cubano”, aplicable solo a los cubanos y a los vietnamitas que tienen una regulación de ajuste migratorio. A los 366 días de haber llegado, tiene el derecho de solicitar su “Resident Alien“, lo que es igual a su residencia, y desde esa fecha en menos de 90 días la obtiene.

Por supuesto que si Cuba les permite estar fuera del país 24 meses les posibilita aplicar para residentes en Norteamérica y regresar nuevamente a Cuba sin dificultades migratorias en ambos países. Este nuevo estatus no le conviene a la mafia anticubana, pues de facto se les acaba el cartel de “exiliados políticos” y haría peligrar parte de los fondos del gobierno para sus campañas políticas.

Los que viven del negocio de ser contrarrevolucionarios desde hace medio siglo, no pueden permitir que se les escape el dinero tan fácilmente, por tanto van a condenar a los cubanos que arriban a los EE.UU. en los últimos años por motivos económicos, a que no puedan visitar a sus familiares hasta que no sean declarados emigrados para la parte cubana, pierdan sus derechos en el territorio nacional e ingresen en la nomina que ellos desean, al calificarlos, como exiliados.

Pero de lo que no se da cuenta el legislador republicano por Florida, David Rivera, es que al hacer ciudadanos norteamericanos a todos los cubanos que están llegando hoy a los EE.UU, que por supuesto no ven a Cuba como los mafiosos del año 59, pueden convertirlos en una fuerza política que no vote por él, ni por Ileana Ros, ni por Mario Díaz Balart, ni por Marcos Rubio y por tanto se van a transformar en una fuerza política que destronará la bancada mafiosa batistiana que ha gobernado a la Florida por 50 años, iniciando una nueva era en la cual los cubanos podrán diseñar nuevas políticas hacia su país de nacimiento, con un criterio más ajustado a sus sentimientos patrios.

Ante esta nueva idea, yo le diría a David Rivera lo mismo que dijo Jesucristo en el calvario, “Dios mío perdónalo que no sabe lo que hace”. Al final la mafia está cavando su propia tumba.

http://heraldocubano.wordpress.com/2012/06/02/limitan-mas-los-derechos-de-los-cubanos-a-visitar-a-su-familia-en-la-isla/

Miami: Llaman a cubanoamericanos a rechazar acción contraria a viajes a Cuba

Un columnista del sur de Florida llamó hoy a los cubanoamericanos a manifestar su oposición a un nuevo proyecto legislativo que restringiría los viajes entre Estados Unidos y Cuba.

La Cámara de Representantes evaluará el 31 de mayo una enmienda que niega la oportunidad de viajar a los cubanos residentes que no tengan ciudadanía estadounidense, destacó el sitio digital del sur de Florida, Progreso Semanal.

Un proyecto de ley del congresista David Rivera, la H.R. 2831, que modificaría la Ley Pública 89-732 (conocida como Ley de Ajuste Cubano), será discutido el próximo jueves durante una reunión del Subcomité sobre Política de Inmigración e Implementación de la Cámara baja.

La medida aboga por que quienes viajen a la isla pierdan automáticamente su condición de refugiados políticos, como establece la llamada Ley de Ajuste para aquellos que emigran de Cuba y llegan a territorio estadounidense.

Al perder su ajuste de clasificación, esos cubanoamericanos serían considerados como ilegales si regresan a Estados Unidos, denunció el periodista Álvaro F. Fernández en un comentario publicado este martes por la referida publicación.

De resultar aprobada, la H.R. 2831 afectaría a casi un 50 por ciento de las personas que viajan a Cuba por carecer aún de la ciudadanía estadounidense, lo cual impediría el contacto físico con sus familiares y no podemos permitir que esto suceda, aseguró el columnista.

El año pasado, Rivera presentó su enmienda por primera vez y fue rechazada.

También en diciembre de 2011, el representante republicano por Florida, Mario Díaz-Balart, integrante del grupo de legisladores anticubanos, propuso un proyecto de ley que restringiría nuevamente los viajes de estadounidenses y cubanoamericanos, así como el envío de remesas a Cuba.

La iniciativa, incluida dentro la ley de presupuesto federal para 2012, pretendía reinstaurar las restricciones aprobadas durante la administración de George W. Bush, como un solo viaje cada tres años para los cubanoamericanos por razones de reunificación familiar y un límite de mil 200 dólares anuales por concepto de remesas.

Quedaría anulado asimismo el supuesto relajamiento de las sanciones aprobado por el presidente Barack Obama en enero de 2011, favorable a propiciar viajes académicos, religiosos, culturales o deportivos, si cumplen lo que la Oficina Oval denomina    promoción del contacto persona a persona.

El consenso logrado entre varios legisladores y la amenaza de veto del mandatario hicieron naufragar la medida.

Hace meses alerté sobre la necesidad de prepararnos, pues nuestros negocios, trabajos e intereses son afectados por la limitada relación con Cuba, y es hora de que un grupo organizado o una asociación sea creada para lidiar con los temas que de vez en cuando nos pillan de sorpresa, comentó Fernández.

Si usted es un ciudadano estadounidense y un votante, telefonee a la oficina del Subcomité y no los deje pensar que solamente los no ciudadanos se oponen a esta enmienda, recomendó.

http://www.cubasi.cu/

Legisladores cubanoamericanos atacan decisión del gobernador de la Florida

Legisladores cubanoamericanos del estado de la Florida reaccionaron agresivamente contra la decisión del gobernador Rick Scott de congelar un proyecto de ley que prohíbe hacer negocios o contratar empresas que tienen vínculos comerciales con Cuba y Siria.

Los representantes federales republicanos David Rivera, Mario Díaz-Balart e Ileana Ros-Lethinen, a quienes se unió el excongresista Lincoln Díaz-Balart, protestaron la decisión del gobernador estatal de no hacer efectiva la ley firmada hasta que sea avalada por el Congreso y la Casa Blanca.
La reacción de los representantes del ala más extremista del exilio cubano en Miami contra Scott se produjo después que la máxima autoridad del estado diera a conocer un comunicado anunciando la no aplicación de la ley recién firmada.

El documento indica que esas restricciones no entrarán en efecto a menos que el Congreso apruebe y que el presidente Barack Obama firme una ley que permita a los estados imponer independientemente ese tipo de sanciones contra Cuba y Siria.

Scott rubricó el proyecto de ley FHB-959, que limitaría los negocios y contratos con estos dos países, en una ceremonia celebrada en Miami, el pasado lunes, en presencia de líderes anticubanos y representantes de grupos extremistas contrarrevolucionarios asentados en esa ciudad, detalla Prensa Latina.

Oscar Elías Biscet: Un esquizofrénico ante el Congreso de EE.UU.

Edmundo García

El pasado jueves 16 de febrero y a nombre de la Fundación Lawton, una llamada organización de Derechos Humanos que casi nadie conoce, Oscar Elías Biscet testificó telefónicamente, desde Cuba y bajo juramento, nada menos que ante el Congreso de los Estados Unidos de América; concretamente ante el Subcomité de África, Salud General y Derechos Humanos del Comité de Relaciones Exteriores, cuya presidente es Ileana Ros-Lehtinen. La alocución fue desde el mismo comienzo un acto de servilismo y adulación a toda la plana cubanoamericana en el legislativo de Washington; Biscet llamó a la Congresista Ileana Ros-Lehtinen “mi compatriota y gran defensora de la libertad del pueblo cubano”, y halagó la supuesta “labor altruista en la causa de la libertad de Cuba” de los senadores Bob Menéndez y Marco Rubio, y de los Congresistas Albio Sires, Mario Díaz-Balart y David Rivera.

No creo que este hecho tenga parangón en la historia cubana. No conozco ningún plattista o anexionista que haya solicitado favores al Congreso de EEUU con el descaro que lo ha hecho Oscar Elías Biscet. Hasta los politiqueros más entreguistas de la era republicana cubana, cuando planearon o pidieron una intervención, buscaron siempre pretextos e hicieron paripés porque al parecer les daba al menos un poco de vergüenza ante su pueblo y su conciencia. Hasta los propios norteamericanos se tomaron el trabajo de montar una campaña de prensa antiespañola y anticubana alrededor del hundimiento del Maine, para que unos congresistas como estos votaran una declaración de guerra formal. Pero con gente como Biscet ya no tienen ese problema, él mismo les hace la propaganda y él mismo les presenta un proyecto de intervención.

Porque de hecho Oscar Elías Biscet ha pedido una intervención militar en Cuba como la realizada en Kosovo. ¿Sabe acaso este esquizofrénico en política lo que sucedió en el conflicto kosovar? ¿Sabe Oscar Elías Biscet algo del dolor y la muerte que causaron en esa guerra los bombardeos de la OTAN; esos bombardeos que, con muy disimulado lenguaje, le está pidiendo al Congreso de los EEUU para Cuba?

No invento palabras y voy a citar las de Biscet, transcritas por el propio Comité de Relaciones Exteriores ante el que testificó. Dijo Oscar Elías Biscet: “Mañana celebraremos con orgullo el cuarto aniversario de la independencia de Kosovo. Hace cinco años ustedes los americanos le prometieron a los albanokosovares su decido apoyo a la independencia. Lo hicieron con tanta firmeza, honor y amor que sumaron a muchos países en esta justa causa y triunfaron. Este es el apoyo que yo pido de ustedes para que mi pueblo sea libre y soberano”. Le pregunto a la congresista Ileana Ros-Lehtinen y a los demás legisladores: ¿es para este hombre que pide una intervención multinacional como la de Kosovo en Cuba, para el que ustedes están pidiendo un Premio Nobel de la Paz?

Biscet, abandonado por la razón, solicitó además al Congreso norteamericano la aplicación sin moderación ni límites de la Ley Helms-Burton. Y sabiendo que uno de los autores de esa oprobiosa ley, el Representante por Indiana Dan Burton, había testificado también en esa misma comisión, le saludó personalmente calificándolo como “patriota” y “amante de la libertad de la humanidad”.

Ya que Oscar Elías Biscet se encontraba bajo juramento, ya que prometió en nombre del Dios Bíblico no mentir al Congreso de los Estados Unidos, debe suponerse que el fiscal de su propio país tiene pruebas de todas sus afirmaciones. Por eso quiero preguntar: ¿Puede demostrar Biscet, como ha dicho al Congreso, que el gobierno cubano chantajeó a su esposa para que le abandonara? ¿Puede mostrar fuera del teléfono la desfiguración de rostro que asegura le provocó la golpiza de la policía política? ¿Puede dar Biscet el nombre de los dos reos que fueron contratados por militares cubanos para asesinarle? ¿Puede facilitar Biscet al Congreso datos sobre dichos contratos? ¿Desearía Biscet mostrar públicamente pruebas del uso en su contra de pistolas eléctricas, alguna documentación sobre los muchos casos de negación de atención médica que denuncia, y sobre las torturas que según dice padeció? ¿Tiene Biscet mapas, listas de reclutamientos o fotos de campamentos para mostrarle al Congreso de los Estados Unidos dónde están las bases de entrenamiento de grupos “anti norteamericanos” o “anti judíos” en Cuba? Insisto en que todas estas pruebas serían necesarias porque no se trata de un simple comentario de pasillo, es una testificación bajo juramento ante el Congreso de los Estados Unidos, donde Biscet denunció: “Entrenamiento militar y logístico a las narco guerrillas de Colombia y la presencia de bases de operaciones de los extremistas musulmanes de Hezbollah y Hamas en Cuba.”.

Oscar Elías Biscet ha delirado ante el Congreso de los Estados Unidos; habló de la posibilidad de una nueva crisis de misiles y armas nucleares similar a la de 1962, donde esta vez Cuba tendría como aliados a Irán y Venezuela. Cometió errores históricos, demostró ignorancia a la hora de valorar acontecimientos políticos mundiales de las últimas décadas,  mostró desconocimiento de su propio país, de sus dirigentes y de las realidades del resto del mundo. Por supuesto, la prensa ha evitado informar sobre sus disparates, apenas dio la noticia añadiendo que Biscet habló de paz para la isla. Pero Biscet y la paz no hacen buena pareja. No solo no merece el Premio Nobel, tampoco merece el aprecio de un pueblo soberano y honesto como el pueblo de Cuba.

Miami: En peligro la culata del congresista David Rivera

por  Armando Santana Martínez

Dos horas después de que el congresista republicano David Rivera realizara su anuncio de limitar los viajes de los cubanos a la Isla, un grupo de ellos, procedentes de Miami, llegaba al aeropuerto internacional José Martí, en La Habana.

Decenas de familiares esperaban el arribo del vuelo que, sin retraso, aterrizó en la pista, y unos 30 minutos después, se producía el reencuentro.

“No nos interesa lo que opina Rivera, la política es una cosa, la realidad es otra, y lo cierto es que políticos como él viven de Cuba, han vivido de Cuba por todos estos años”, dijo Yanet Hernández, residente en Miami y que llevaba tres años sin encontrarse con los suyos.

“No somos mulas, somos cubanos que decidimos visitar nuestra familia después de todo lo sufrido con las regulaciones impuestas por Bush, por eso votaremos nuevamente por Obama” concluyó Yanet antes de marcharse a compartir con sus allegados y a recorrer las mismas calles que su nostalgia no la deja olvidar.

Leonardo Barrio, un profesor de español con 10 años en la Florida, asegura que “son otros tiempos, ya la comunidad cubana allá no la integran mayoritariamente  aquellos salidos de la Isla en los años 60, una buena parte batistianos que se refugiaron en Estados Unidos. Esta es una emigración esencialmente económica, joven, que desea ayudar a su familia, y la propuesta de Rivera lo que se propone precisamente es atacarnos, porque nuestra mentalidad es otra”.

“Nosotros mantenemos lazos fuertes con los amigos, el barrio, la familia, y ese núcleo ultra reaccionario no está en capacidad de analizar, de entender que los que como yo salimos de Cuba no somos exiliados políticos, un cuño que ya no funciona, o funciona muy poco en realidad”, sentenció Barrio, quien pasará 15 días aquí y visitará a una hija en Santiago de Cuba.

La propuesta de David Rivera pretende cambiar aspectos medulares de la Ley de Ajuste Cubano que permite a los cubanos legalizar el status de residencia luego de un año y un día de llegar a Estados Unidos, y a partir de ese momento viajar sin trabas a su país de origen. Ahora, este congresista propone demorar en cinco años la visita a Cuba de tales emigrantes, con el consiguiente rechazo de la comunidad cubana allí enclavada.

También no pocas familias de este lado del estrecho de la Florida se irritan con la “novedad” que Rivera ha sacado bajo la manga como mal prestidigitador. Así también lo ratificaron quienes, sin querer revelar sus nombres, dialogaron con Cubasí mientras aguardaban la llegada del vuelo. “Ese tipo está loco, chico, está tosta’o”, apuntó en alarde de síntesis un padre, camillero de un  importante hospital capitalino, que aguardaba entusiasmado por la llegada de su hermano.

Uno de los fines de tal propuesta -descabellada e incoherente incluso en la defensa hecha de ella por el propio Rivera-, es reforzar el bloqueo a Cuba, bajo el supuesto de la inyección de moneda dura que tales viajes representan.

Pero más que este argumento, el boceto de  ley se propone arremeter contra la emigración llegada a tierra norteamericana en las últimas décadas y que ya no son aquellos burgueses, terratenientes o batistianos, sino un conglomerado impulsado a emigrar por motivos esencialmente económicos, según indicó el presidente cubano Raúl Castro, en su discurso ante la Asamblea Nacional este agosto.

Al revelar las intenciones que mueven a Rivera con respecto a la joven emigración, y argumentando las potencialidades de la misma que tanto teme la extrema derecha, el periodista Edmundo García, una muy atendible voz que se identifica con los emigrantes de los últimos años, afirmó recientemente en su programa radial La tarde se mueve: “Ellos tienen los relojes pero nosotros tenemos el tiempo”.

No son pocos los motivos por los que el sector reaccionario, integrado por pichones de batistianos -exiguo en número pero con innegable poder económico resulto de corruptelas y fraudes-, se propone con su proyecto de ley emprenderla contra la emigración más joven, que sería la más perjudicada.

Estas últimas hornadas de emigrantes, ya no descendientes de batistianos sino incluso de combatientes de Girón y de Angola, han puesto un nuevo rostro a la emigración. Para nada es este un asunto menor: tan solo en el estado de La Florida, viven aproximadamente un millón doscientos mil cubanos, un buen porciento llegó a partir de 1990, confirmando el carácter esencialmente económico de su salida de la Isla.

Como sus móviles son fundamentalmente en busca de una mejor calidad de vida, se han distanciado del odio que marca a los llegados a tierra norteamericana a raíz del triunfo revolucionario. Por tanto, fracturan de manera evidente  la supuesta coherencia de que hacía gala el “exilio” cubano hasta hace un tiempo, sustentada en la abierta agresividad y rechazo hacia todo lo que oliera a Cuba.

“El tiro les puede salir por la culata”, comentaba a este reportero, a propósito de la propuesta de cambios a la  Ley de Ajuste Cubano, uno de sus entrevistados en el aeropuerto José Martí.

Quizás no le falte razón. Incluso, desde sus propios orígenes, tal Ley, además de injusta y criminal, por los peligros que entraña en el cruce marítimo, se les ha vuelto un bumerang al promover no solo la violación de las leyes cubanas, sino también las de muchos otros países, incluyendo las de los propios Estados  Unidos al hacer vulnerables sus fronteras.

Esa joven emigración contra la que apunta David Rivera es la misma que, entre nostalgias y apego a las esencias patrias, colmará las gradas del American Airlines Arena  este 27 de agosto en el concierto del cantautor Pablo Milanés, por cuya cancelación tanto pataleo infructuoso ha dado la mafia cubanoamericana. Sí, David Rivera debería estar atento a su culata con este mal tiro.

( Tomado de http://www.cubasi.cu/ )

El corrupto congresista David Rivera promueve restringir en EEUU viajes de cubanos

David Rivera. Foto: AP

En una nueva acción para reforzar el bloqueo estadounidense contra Cuba, el congresista republicano David Rivera sugirió limitar aún más los viajes de inmigrantes cubanos a la Isla.

Hasta ahora la legislación permite a esos inmigrantes legalizar su estatus de residencia al año y un día de llegar a Estados Unidos, y a partir de ese período pueden viajar a su país de origen.

La versión final del proyecto legislativo aparece identificada como HR 2774. Un texto preliminar de la legislación fue presentado en la Cámara de Representantes el pasado 1ro de agosto, precisó el diario sureño Sun Sentinel.

Según el representante del 25 distrito congresional de la Florida, su plan pretende preservar el sentido original de la Ley de ajuste Cubano -vigente desde 1966- que da a los cubanos privilegios migratorias en relación con nacionales de otros países sobre la presunción que son perseguidos políticos.

La iniciativa, sensiblemente polémica para la comunidad cubana en el norteño país, impediría a esos ciudadanos regresar a la nación antillana en un plazo de cinco años luego de su ingreso a Estados Unidos al amparo de la llamada Ley de Ajuste Cubano.

En síntesis la propuesta de Rivera estipula: Los inmigrantes acogidos a esa legislación no podrán viajar a Cuba en un plazo de cinco años después de su arribo a territorio norteamericano y el Departamento de Seguridad Nacional no concederá el estatus de residente legal a quienes violen la normativa.

El proyecto ya corregido será presentado nuevamente cuando el Congreso federal reanude sesiones el próximo 6 de septiembre.

Hace dos meses Rivera había presentado un programa para revocar el relajamiento en las restricciones de viajes a Cuba.

Por su lado, la congresista estadounidense de origen cubano Ileana Ros-Lehtinen, presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, pidió a la Casa Blanca tomar medidas para impedir supuestas violaciones de leyes sobre el turismo a la Isla.

Además de Ros-Lehtinen y Rivera, a los esfuerzos para recrudecer el bloqueo económico contra Cuba se sumó el representante republicano Mario Díaz-Balart, con una enmienda que fue agregada a una ley de asignaciones del Tesoro y certificada por un comité legislativo en votación oral.

Tanto la proposición de Rivera como la de Díaz-Balart restaurarían las restricciones de viajes de cubanos a su país de origen vigentes durante la presidencia de George W. Bush, antes que el presidente Barack Obama las relajara a inicios de este año.

El cerco económico, comercial y financiero impuesto por Washington a La Habana data de hace cinco décadas. El daño económico directo ocasionado al pueblo cubano, calculado hasta diciembre de 2009 a precios corrientes, asciende a una cifra que supera 100 mil 154 millones de dólares.

Ese monto se incrementaría a 239 mil 533 millones de dólares, si el cómputo fuera realizado tomando como base la inflación de precios minoristas en Estados Unidos, precisa un reporte de 2010 del sitio digital Cubavsbloqueo.cu.

( Tomado de cubadebate.cu )

EEUU: Congresista Rivera investigado por corrupto es solo un elemento más de la “Miami Connection”

Por Jean-Guy Allard

La confirmación de la investigación por corrupción, realizada por tres organismos estatales, del congresista cubanoamericano David Rivera solo confirma el carácter mafioso de la representación cubanoamericana en el Capitolio de EEUU, cuyos miembros tienen todos, de una forma u otra, una vinculación con el mundo del crimen o del terrorismo.
Rivera es parte de la llamada “Pandilla de los Seis” que conforman la Miami Connection – por tener su cuartel general en la Florida – tanto en el Senado como la Camara Baja y que se completa con los senadores Bob Menéndez, Marco Rubio, Albio Sires, y los representantes Mario Díaz Balart e Ileana Ros-Lehtinen.
Hace ya meses que se revelo la existencia de investigaciones contra Rivera, un político que desde mucho antes de su llegada en Washington tenía fama de de no tener escrupulos en exceso.
El miamense se encuentra a la vez bajo la lupa, más o menos limpia según el caso, de los investigadores del FBI junto con la fiscalía federal, el Departamento de Policía de Florida y la Unidad “Corrupción Pública” del Departamento de Policía de Miami Dade.
El siempre hambriento Servicio Federal de Impuestos también se interesa por la situación financiera de Rivera.
La búsqueda cubre toda una serie de actividades sospechosas del congresista lo que incluye la comisión de 510,000 dólares en pagos secretos que se hicieron en 2008 a su madre, de parte del cinódromo Flagler Dog Track , un préstamo de 132 mil dólares que se le hizo y más de 75 mil dólares en pagos a la hija de uno de sus empleados, pagados supuestamente por “cortesía”.
En el caso del “Flagler Dog Track”, Rivera negó los hechos a pesar de que aparece en los records públicos que su madre fungía como Presidenta de una corporación llamada “Milenium” que “casualmente” aceptó medio millón de dólares de la empresa situada en Flagler y 37 Avenida en el noroeste de Miami.
“Flagler Dog Track” se ha convertido ahora en el Casino “Magic City”. Gracias al lobby realizado por Rivera en el Congreso Estatal de La Florida para otorgarle a esta empresa de carreras de perro la autorización para desarrollar un Casino.

El diario The Miami Herald obtuvo copia de un contrato entre Flagler y Milenium que revela como la madrina de Rivera y su madre ocuparon sucesivamente el “puesto” de director ejecutivo de esa empresa fachada. El contrato especificaba que Rivera realizaría además los necesarios “esfuerzos” para legalizar las máquinas tragamonedas en el Condado de Miami Dade.
Irónicamente, Rivera fue tan seguro de si para firmar el documento aunque no era ni ejecutivo, ni director de Milenium. El contrato especificaba que Flagler pagaría un millón de dólares para esta tarea.
Error fatal, Rivera intentó engañar a la propia Cámara de Representantes sobre la recepción de los 132.000, de tal forma que pudiera ser expulsado por los propios mecanismos de la institución parlamentaria.
Rivera tuvo la “audacia” de declarar al Miami Herald que nunca recibió los 500.000 dólares ilegalmente canalizados hacia la empresa por los dueños de la pista de carreras.
Fue sólo cuando se sintió atrapado que el parlamentario de Miami revisó sus declaraciones y dijo que los 132 000 dólares de Milenium que recibió no eran otra cosa que un préstamo que rápidamente devolvió.
Rivera tiene también que explicar su manejo de fondos de campaña electoral. Entre otras cosas por qué algunos empresarios o empresas que participaron en su elección recibieron unos 243 mil dólares entre el año 2004 al 2010.
El conocido comentaristA Javier Manjarrés, del blog ultraconservador Shark Tank, ha publicado hace poco un resumen del caso Rivera y ha exigido que renuncie “antes de convertirse en una vergüenza nacional”. Manjares subrayó que Rivera comete un grave error al negarse a responder a las preguntas de los periodistas, como lo hizo en varias oportunidades.
El Presidente de la Cámara John Boehner y el republicano Eric Cantor líder de la mayoría han sido ambos invitados a responder a las preguntas de los periodistas acerca del delincuente Rivera y a decir si tienen la intención de sancionarlo.

TODA LA PANDILLA TIENE SUS “VINCULOS”

Increíblemente, toda la pandilla cubanoamericana que ocupa escaños bajo la cúpula del Capitolio, padece de debilidades parecidas a las de Rivera, el más joven de la tropa.
Ileana Ros-Lehtinen (Florida-18) se ganó el puesto en Washington gracias a una campaña a favor del pediatra terrorista Bosch, líder del CORU, y sigue hoy asistiendo en persona a asambleas de promotores del terrorismo contra Cuba.
Casualmente, el casino manejado por la tribu de los Seminoles, con ganancias multimillonarias, está virtualmente controlado por su esposo, el abogado mafioso Dexter Lehtinen, oficialmente Consejero General de la minúscula comunidad autóctona, una rama de los Seminoles.
Lehtinen fue quién manejo hace años un diferendo de los Miccosukees con la firma de gestión de casino Tamiami Partners, vinculada a la familia italiana mafiosa Genovese de la norteña ciudad de Pittsburgh.
La congresista es una fanática de las mesas de casino.
Por su parte, Mario Díaz-Balart (Florida-25), ha mostrado ampliamente que aprendió muchísimo de su hermano Lincoln, que se retiró repentinamente por motivos que quedan difíciles de tragar.
En un pasado no tan lejano Mario se pegaba alegremente a un político tan corrupto que Tom Delay hasta el punto de contribuir a su fondo de defensa judicial cuando fue investigado y enjuiciado por corrupción.
Albio Sires, tiene como brazo derecho a Angel Alfonso Alemán, el actor principal del complot del yate La Esperanza con el cual se intentó matar al líder de la Revolución cubana. Sires fue alcalde de la ciudad de West New York, famosa por ser controlada por el hampa cubanoamericano que desarrolló ahí una extensa red de juego ilegal y de prostitución.
Por su parte, Robert “Bob” Menéndez, a parte de sus numerosas conexiones terroristas, reinó de alcalde en Union City a partir de 1986.
Bajo su férula, la ciudad se confirmó más que nunca en paraíso del juego, del racketeering, de la extorsión, del fraude y de la prostitución. Justo al lado de Nueva York. Hubo hasta quien comparó entonces a New Jersey a la Cuba de Meyer Lansky.
En cuanto a Marco Rubio, el reportero de la Cadena Univsión Gerardo Reyes, reveló que una pariente cercana del senador republicano, fue esposa de un conocido capo de una mafia miamense de narcotraficantes, sin hablar de .un cuñado vinculado a estos mismos círculos.

Tomado de Cubaperiodistas.cu

Congresista cubanoamericano de Miami David Rivera bajo investigación por recibir sobornos

El congresista estadounidense David Rivera es investigado hoy por sospechas de recibir sobornos y puede ser llevado a un Gran Jurado, según revelaciones del analista político Roger Stone.

En su twitter, Stone afirma que “Un Gran Jurado toma testimonio sobre el congresista David Rivera, dos mujeres cabilderas y el Flagler Race Track en una operación de soborno”

Por su parte Radio Miami, emisora de emigrados cubanos partidarios de poner fin al bloqueo a Cuba, afirma que en predios del Capitolio se estima que la investigación por soborno y corrupción debe estar ya a la vista de un Gran Jurado.

De acuerdo con la versión serán llamados a declarar el representante Rivera y otras personas envueltas en ilegalidades para otorgar una licencia de casino de juegos a la empresa Flagler Race Track propietaria de un canódromo en Miami.

Radio Miami recuerda que Stone se presenta como analista político de derecha, Republicano, conservador y “reaganista” (seguidor de Ronald Reagan).

En medios de emigrados cubanos en Estados Unidos el escándalo adquiere particular atención por cuanto Rivera es promotor de una de dos enmiendas presentadas en el Congreso para reducir a uno cada tres meses los viajes a su país de origen.

La propuesta, de ser aprobada, también limitaría los envíos de remesas de dinero de esa comunidad a 300 dólares cada trimestre, tal como impuso el presidente George Bush, medida posteriormente eliminada por Barack Obama.

Esa decisión de Obama fue recibida entre los emigrados cubanos como un paso de avance hacia la normalización de los vínculos con sus familiares, si bien no afectó las bases del bloqueo a la isla ni la prohibición a los estadounidenses.

Esta semana un comunicado del gobierno de Estados Unidos aclaró que se mantiene intacta la política históricamente restrictiva de Washington en relación con los viajes turísticos de estadounidenses a Cuba.

En una nota pública, el Departamento del Tesoro precisó que “la flexibilización para viajes educativos y culturales de ciudadanos norteamericanos a Cuba no puede interpretarse como una promoción del turismo hacia la isla.”

En respuesta a versiones sobre una apertura de los viajes, el aviso aclaró que se otorga licencias para algunos programas de intercambio educativo, los autorizados están sujetos a límites de gastos diarios y se les prohíbe el ingreso de souvenirs u otros bienes cubanos.

Además de la enmienda promovida por Rivera para limitar los viajes de los cubanos, el Congreso analiza otra propuesta similar de su colega Mario Díaz-Balart, ambos representantes republicanos de origen cubano.

Fuente: Contrainjerencia

Aprueban enmienda que podría limitar viajes desde EE.UU. hacia Cuba

El Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó una enmienda que, de convertirse en ley, restablecería las restricciones de viaje a Cuba en vigor antes de enero de 2009.

El documento (sancionado por 36-6), incluye el respaldo de 13 demócratas, es una iniciativa del legislador republicano de Florida, David Rivera, la cual de prosperar impondría otra vez la limitaciones de viajes y remesas ordenas en 2004 por el entonces presidente George W. Bush.

El texto de Rivera eliminó otro presentado por el demócrata de Nueva York, Gregory Meeks, que otorgaba al gobierno del actual mandatario Barack Obama amplio margen para aplicar las restricciones de viaje.

La propuesta exige que la Casa Blanca aplique plenamente todas las regulaciones de Estados Unidos respecto a los viajes a Cuba, de antes del 19 de enero de 2009, e imponga las correspondientes sanciones contra individuos que se determine que las han violado .

Como parte del complejo proceso legislativo estadounidense se les permite a los legisladores que estos presenten enmiendas y contraenmiendas, que modifican o eliminan las ya existentes.

Las dos iniciativas fueron debatidas como parte del proyecto de ley de gastos para el Departamento de Estado y las operaciones exteriores, que a su vez fue aceptado en su totalidad.

También figuran entre las medidas aprobadas una que suprime parte de la ayuda exterior de Estados Unidos a Argentina, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, y Ecuador.

Pero la iniciativa para convertirse en ley debe recibir el visto bueno del pleno de la Cámara baja y después cotejarse con la del Senado, para ser analizada y votada por el Congreso.

El 23 de junio, el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes revocó a través de otra enmienda la flexibilización de viajes y remesas a la isla caribeña ordenada por Obama en enero de 2009, una normativa que también debe pasar por el Legislativo en pleno.

Antes de esa decisión presidencial, las visitas familiares de cubanoamericanos fueron restringidas a una vez cada tres años y era mínima la posibilidad del envío de remesas, medida que hizo más intenso el bloqueo economíco, comercial y financiero impuesto por Washington hace más de cinco décadas.

En enero de 2011 Obama anunció la llamada flexibilización de los viajes a Cuba, dirigida a grupos culturales, religiosos y académicos, para promocionar el denominado contacto pueblo a pueblo , pero las restricciones en este sentido para los estadounidenses quedaron intactas.

(Con información de Prensa Latina)

A %d blogueros les gusta esto: