Cuba: Esposo de Sonia Garro escandaliza y amenaza a vecinos en Marianao #NoalViolencia ( + Vídeo )

Una imagen cientos de veces repetida. El gobierno de Estados Unidos emplea personas violentas, con antecedentes penales en muchos casos, marginales, inadaptados sociales, que reaccionan violentamente ante los llamados al orden que le hacen los agentes de la autoridad, para que cuando sean juzgados acusar al gobierno de violar sus derechos.
La manipulación consiste en convertir en un caso político, de violación de derechos humanos, un acto de justicia elemental ante la comisión de varios y reiterados delitos comunes, y en este caso con violencia.

Marco Rubio, Bob Menéndez y Antúnez, el delincuente de Placetas

En la foto: El protegido del terrorista Santiago Álvarez, Jorge Luis García Pérez (Antúnez)

Anualmente la USAID designa 20 millones de dólares para la subversión en Cuba. ¿Qué hacer con el dinero del contribuyente? A continuación pondremos un ejemplo.
En Placetas vive un individuo que acumula amplios antecedentes delictivos: daño a la propiedad, usurpación de funciones públicas, falsificación de documentos, entre otros. Su nombre es Jorge Luis García Pérez, es conocido como “Antúnez” y mensualmente recibe un salario desde Miami de 914 dólares ¿Por qué pagaría tanto dinero Jeniset Rivero directiva del autodenominado Directorio Democrático Cubano a un delincuente común?
La cuestión funciona de la siguiente manera. Antúnez recibe su dinero y además de mantener un buen nivel de vida, organiza actividades de desorden público, irrespeta a las autoridades y se presta al juego de los senadores cubanos radicados al sur de la Florida, quienes lo utilizan para sus propios beneficios.
Recientemente, estos senadores de la ultraderecha están inconformes con las políticas de flexibilidad hacia Cuba por parte de la administración Obama y no aceptan las gestiones de la subsecretaria de Estado para América Latina, Roberta Jackson.
¿Qué hicieron entonces? Bob Menéndez y Marco Rubio invitaron a “testificar” ante el senado a un supuesto disidente, opositor y preso político. Llamaron a la SINA
para que mediante una teleconferencia algunos de los mercenarios asalariados denunciara supuestas represiones. El elegido fue el mencionado Antúnez.
Después de las declaraciones los senadores aprovecharon la ocasión también para criticar al Departamento de Estado por aprobar una visa a la sexóloga Mariela Castro y el propio Bob Menéndez le solicitó a Obama que velase por la seguridad de este cubano que probablemente sería castigado por las autoridades castritas.
Como tal represión nunca ocurrió, le dieron a Antúnez la misión de buscarse algún problema con la policía para poder después ellos montar su campaña mediática. Teniendo en cuenta que él recibe 914 dólares mensuales por no hacer casi nada, ahora que tenía que hacerlo, no lo pensó dos veces y salió para la calle.
Después de protagonizar un acto de desorden público el pasado 9 de junio, fue conducido por los policías a la unidad municipal de Placetas. Pero una detención por desorden público realmente no es algo de lo que los medios puedan sacar mucha lasca. Entonces cuando llegó a la unidad empezó a faltarle el respeto a los oficiales y a manotearle a la mujer de la carpeta, buscando una anhelada reprimenda que nunca tuvo lugar.
Pero como de todas formas hay que justificar ese dinero, los medios digitales radicados en Miami o financiados desde allí, se hicieron eco de una supuesta “desaparición”, un magnificado “arresto” o una extrema “golpiza”, relacionados con el mercenario.
Llegaron al punto en que los propios senadores estadunidenses de origen cubano, Bob Menéndez y Marco Rubio, denunciaron el acontecimiento ante diversos medios de prensa. Y por supuesto, alegaron entre sus argumentos, que se trataba de una represión por parte del gobierno cubano como respuesta a las recientes declaraciones que hizo Antúnez desdela Oficinade Intereses. No olviden que estas declaraciones tenían como misión esencial, interferir y criticar las políticas de flexibilidad hacia Cuba.
Antúnez fue solo un instrumento para que los senadores Bob y Rubio pudieran ejercer cierta presión en el senado. Por mucho que intenten disfrazar a este mercenario como un “líder opositor pacifista”, no dejará de ser un violento delincuente. Los medios digitales siguen diciendo que Antúnez fue reprimido, en cambio, el villaclareño fue procesado y puesto en libertad, como normalmente ocurre ante acontecimientos similares. Pero al final, hay que entenderlos, si te dan 20 millones, tienes que  gastarlo aunque sea armando y construyendo mentiras como esa.

Tomado de Letra Joven

Cuba: Falleció el delicuente Wilmar Villar Mendoza

A las 6:45 p.m. (hora de Cuba) falleció el delicuente Wilmar Villar Mendoza producto de una sepsis generalizada. El deceso de produjo en el hospital Juan Bruno Zayas de la ciudad de Santiago de Cuba, donde se le garantizó una atención médica esmerada hasta el momento del fatal desenlace.

Este hombre, que hoy se nos presenta como un luchador pacífico por los DD.HH. en la isla, no fue más que un violento ciudadano, de una peligrosidad social comprobada. 
Su propia esposa fue una de las víctimas de su agresividad, quizás por eso se le haya notado particularmente sosegada al exponer la gravedad del marido, a los “siempre atentos” medios de desinformación yankis (ver video y notar tono de la voz cuando dice que él le dijo que de ahí salía libre o muerto, sin emoción. También dice que ella está preparada para su voluntad cuando aún él estaba vivo, que gente caballero, que monstruos).
Este ser antosocial, guapetón y abusador que era Wilmar Villar, fue sentenciado a 4 años de privación de libertad. Fue allí donde a falta de liderazgo genuino, los personeros de la mentira y el oportunismo, los gusanos de siempre, lo rebautizaron como opositor y contrarrevolucionario. Es el mismo proceder de Osvaldo Payá en el mal llamado proyecto Varela, al declarar defensores de los derechos humanos a cuanto cuatrero o asesino hubiera en Cuba, en un desesperado intento por recabar las firmas de sus familiares dirigidas a promover una farza de inciativa de modificación constitucional.
Ahora, la pregunta del millón de pesos: ¿y en verdad un delincuente común, sin idelaes verdaderos es capaz de sacrificar hasta su propia vida?Bueno, eso depende de cuanto se le asegure en efectivo para él y su familia en un país pobre como este, donde la política sucia puede ser un medio de vida. En este caso y otros similares, siempre estos personajes se han arrepentido y han intentado conservar la vida, solo que siempre en un punto de no retorno que ha desencadenado su muerte y oxigenado la campaña contra Cuba.

Sentimos su muerte como lamentamos la de cualquier ser humano, pero ese hecho no borra su historial criminal y peligroso.

Tomado del blog DeBateando
A %d blogueros les gusta esto: