Delegación de congresistas demócratas de Estados Unidos llegó a Cuba

congresistas-estados-unidos-en-cubaUna delegación de congresistas demócratas de Estados Unidos llegó a Cuba, en la primera visita de legisladores de ese país a la isla desde que se produjo el 17 de diciembre pasado el histórico anuncio del restablecimiento de relaciones entre La Habana y Washington.

El grupo está encabezado por el senador demócrata Patrick Leahy, uno de los legisladores más activos en los temas de política exterior con Cuba.

Leahy, al frente de otro grupo de congresistas, ya visitó la isla en febrero de 2013 para, entre otros, pedir la liberación de Alan Gross, el contratista norteamericano que fue condenado en la isla por “acciones contra la integridad territorial del Estado” y que fue liberado y devuelto a Estados Unidos el 17 de diciembre, en virtud de los acuerdos para el restablecimiento de relaciones entre La Habana y Washington.

En aquella anterior visita, estos legisladores fueron recibidos por el presidente cubano, Raúl Castro.

En esta ocasión, los congresistas tienen previsto pulsar tanto las expectativas estadounidenses como las cubanas con respecto al nuevo cambio de política y ayudar a desarrollar un mensaje concreto sobre lo que ambos países están dispuestos a hacer para lograr una relación constructiva.

Estos legisladores estarán hasta el próximo lunes en Cuba, donde prevén reunirse con funcionarios del Gobierno cubano, con la Sección de Intereses de Estados Unidos en la isla, así como con otras legaciones internacionales en suelo cubano, como las de España, México, Noruega y Colombia.

La delegación, solo compuesta por demócratas, la completan los senadores Richard Durbin (Illinois), Debbie Stabenow (Michigan) y Sheldon Whitehouse (Rhode Island); junto a los representantes Chris Van Hollen (Maryland) y Peter Welch (Vermont).

Esta visita precede a la primera reunión que celebrarán la próxima semana en La Habana representantes de los gobiernos de Cuba y Estados Unidos para tratar sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

La secretaria de Estado para Latinoamérica, Roberta Jacobson, liderará la delegación diplomática estadounidense, que el día 21 celebrará con funcionarios de la isla una nueva ronda de diálogos migratorios.

Será el jueves 22 cuando ambas partes comenzarán a discutir sobre los pasos para la normalización de relaciones diplomáticas entre dos países que han estado enemistados desde 1961.

La delegación cubana en esas conversaciones estará encabezada por la directora para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), Josefina Vidal.

(Tomado de CubaSi)

Vean como funciona la “democracia” en los EEUU

Las elecciones en los EEUU son muy diferentes a la de otros países. Ellos se enorgullecen de su sistema electoral, critican a otros estados por no elegir directamente a su presidente, pero en realidad, los EEUU son un mal ejemplo, tienen un sistema electoral bien complicado y nada democrático.
Quienes definen el nombre del presidente de los EEUU no son directamente los votantes sino a los compromisarios de su estado que representan a cada partido.

El número total de compromisarios en ese país es de 538, divididos entre 50 estados y Distrito de Columbia. El número de compromisarios depende de la población

Avalancha de sondeos y análisis precede debate presidencial en EE.UU.

(PL) Una profusión de resultados de encuestas de opinión y valoraciones de analistas políticos anteceden hoy el primer debate electoral entre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su adversario republicano, Mitt Romney.
Pesquisas recientes señalan que el mandatario tiene ventaja sobre su rival en la mayoría de los estados decisivos.

Según diversos sondeos, Obama supera por ocho puntos porcentuales (51-43) a su contrincante en Odio, territorio clave y esa ventaja continúa estimulada por un amplio respaldo del sector femenino.

Una situación tensa se mantiene en Florida y Virginia, porque allí existe un virtual empate técnico con una diferencia de un punto en las intenciones de votos.

El mandatario aventaja a su contrincante por un punto en Florida (47-46) y dos puntos en Virginia (48-46), según encuestas de hoy. A nivel nacional el jefe de la Casa Blanca lo supera por tres puntos (49-46).

El tema del voto hispano es probable que también salga a relucir en el debate de esta noche. Más del 70 por ciento de los electores latinos apoyan al gobernante, pero solo la mitad de los 24 millones de hispanos con derecho al sufragio en Estados Unidos votará en las elecciones de noviembre, situación preocupante para los demócratas.

La Comisión de Debates Presidenciales determinó que en este primer intercambio los asuntos para tratar serán la economía, la salud pública y las posiciones de ambos aspirantes sobre el papel del gobierno en la dirección del país.

Según expertos, el primer punto se torna difícil para el mandatario en momentos en que en Estados Unidos existe una tasa de desempleo superior al ocho por ciento y una deuda pública por encima de los 16 millones de millones de dólares.

A ello se suma un comentario desacertado del propio vicepresidente Joseph Biden, quien aseguró ayer que la clase media estadounidense estuvo enterrada en los últimos cuatro años, afirmación que por supuesto fue aprovechada de inmediato por sus rivales del partido rojo.

Algunas televisoras sacan a colación este y otros fragmentos de videos de pifias de los candidatos, y declaraciones de representantes de los dos partidos que monopolizan la contienda electoral, como parte del ambiente que precede al debate.

Pese a la problemática del mandatario en el tema de política interna, no menos difícil resulta la situación de su rival, pues directivos de la campaña republicana expresaron en los últimos días su preocupación por la marcha de la contienda para esa agrupación política.

En cuanto a política exterior y seguridad nacional el aspirante presidencial del partido rojo y sus asesores se consideran fuertes en sus argumentos.

Estos asuntos también neurálgicos quedaron para los dos encuentros posteriores, pero algunos medios de prensa coinciden en señalar que es poco probable que Romney espere hasta entonces para abordarlos.

El ex gobernador de Massachussets está ansioso por repetir sus conocidas críticas a la administración demócrata por su respuesta al ataque contra el consulado en Bengasi, Libia, que ocasionó la muerte al embajador Christopher Stevens y a otros tres funcionarios.

Como parte del ambiente que existe en la jornada de hoy, ninguno de los dos candidatos realizó eventos públicos, dejaron a sus segundos esa tarea.

Obama está inmerso en sus últimas sesiones de entrenamiento con el senador demócrata John Kerry en el papel de Romney, mientras el exgobernador de Massachussets es asistido por el senador republicano por Ohio, Rob Portman, quien personifica a Obama. Medios de prensa aseguran que los asesores de Romney lo equiparon con una serie de frases impactantes que memorizó y repite a diario con sus ayudantes, mientras el presidente tendrá que superar algunas deficiencias que enfrenta, como su tono profesoral y la extensión de sus declaraciones.

A juicio de algunos especialistas, la primera de las pruebas para ambos políticos en su debate de hoy es tener en cuenta que para los posibles votantes de noviembre lo más importante es determinar quién reúne los requisitos mínimos para ocupar el asiento de la oficina oval.

Aunque se calcula una teleaudiencia de al menos 70 millones de personas, expertos auguran que esta discusión entre ambos aspirantes no significará un giro decisivo para el resultado de los comicios.

A %d blogueros les gusta esto: