Falta de contratos limita producción de cepillo dental

Por el lento movimiento del cepillo dental en el mercado nacional y sus altos precios, este surtido, el principal de empresa Suchel Cepil, de Ciego de Ávila, carece de contratos para el 2012.

Geanny Bello Campo, director de la entidad avileña, informó a la AIN que por ese motivo desde finales de agosto la línea en cuestión se detuvo, lo que origina el incumplimiento en la producción mercantil en más de un millón 200 mil pesos al cierre de año.

Bello Campo explicó que de los nueve millones contratados por el Ministerio del Comercio Interior, en el 2011, solo demandaron el 43 por ciento por la alta existencia del artículo en almacenes del comercio mayorista y minorista.

Dijo que para el 2012 solicitaron poco más de un millón, lo cual se traduce en que la fábrica producirá 0.2 cepillos dentales por habitantes al año, y se perderá la alta especialización de los operarios al ubicarse en otras funciones.

Opinó el directivo que se ha clasificado erróneamente como un producto comercial y no de higiene personal, que favorece a la salud y evita gastos estomatológicos.

Esa decisión debe valorarse, pues el país invirtió en tecnología para sustituir importaciones y lograr un renglón de primera, ya avalado por el Instituto Nacional de Higiene de los Alimentos y con el premio a la calidad en la Feria Internacional de La Habana, de 2002, dijo Bello Campo.

Pablo Acosta Zorrilla, comercial de Almacenes Universales en la provincia, señaló que hay en existencia más de 271 mil unidades de cepillo dental, lo cual da una cobertura para más de 12 meses, según el ritmo de salida actual.

Mirta Denis Álvarez, vecina del municipio de Majagua, elogió la calidad del surtido, pero sugirió valorarse su precio porque están muy caros a 10 y seis pesos los destinados a adultos y niños, respectivamente, no obstante resultar imprescindible para la higiene bucal.

En mi núcleo familiar serían 40 pesos que tendría que desembolsar cada tres o cuatro meses por ese concepto, lo cual me afectaría otras necesidades más prioritarias y el pago de servicios como la corriente eléctrica y de los artículos electrodomésticos, acotó Denis Álvarez.
Por su parte, el doctor José Enrique Gómez Alberti, jefe

de los servicios estomatológicos de Ciego de Ávila, expresó que la carie dental es la enfermedad más difundida y la que más padecen las personas en el mundo.

Subrayó que la población cubana no tiene el hábito de cambiar el cepillo con frecuencia ni de cepillarse los dientes cuatro veces al día, y si a eso se le suma el excesivo precio, pronto serán mayores los gastos del país en garantizar los materiales que se necesitan para una prótesis.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: