“Con poco dinero, lograr mucho”, el plan del diario Taz para Cuba.

Hace algunos días publiqué un artículo bajo el título “Periodismo de Barrio”: Una idea muy buena y fructifera, a primera vista”, con la intención de dar mi opinión acerca de una actividad pública realizada en Berlín con diez periodistas cubanos que habían participado en un Workshop organizado por la Fundación Panter del periódico TAZ.

Antes de hacerlo público se lo envié a la responsable del proyecto “Periodismo de Barrio”,Elaine Díaz Rodriguez, que había participado en el panel en representación de ese grupo de cubanos, y a quien había conocido en Berlín. Mi objetivo era intercambiar opiniones y esclarecer algunos puntos. En mi intervención en la actividad había manifestado mi preocupación por el hecho de que los jóvenes periodistas regresaran a Cuba con una idea edulcorada de lo que es el periodismo no solo en Alemania sino también en Europa. Quería evitar al mismo tiempo cualquier tipo de mal entendido.

No fue jamás mi intención trasmitir una una imagen negativa del trabajo realizado en Berlín por parte de esos cubanos. No obstante, me daba la impresión de que no tenían idea de las verdaderas intenciones de ese Workshop, al que sus anfritiones habían difrazado de “intercambio”.

Elaine no respondió a mi llamado. Esperé cuatro días antes de publicarlo. Lo que vino después es ya conocido. A través de su perfil de Facebook y otros sitios se desató una campana de injurias y calumnias, contra mí persona por haber escrito el artículo y contra Iroel Sanchez por haberlo publicado en su blog. Elaine me acusó practicamente de mentiroso, tergiversador y calumniador.

No me explico cómo fue capáz de hacerlo si ella sabía que yo no había mentido, sobre todo lo que respecta a la entrevista que ella había dado al periódico Taz. Como se lo demostré en detalle en uno de mis mensajes a Elaine que ella no ha publicado.

Tanto Elaine como sus anfritiones en Berlín han tratado de negar desde un inicio todo tipo de vínculo entre Reporteros Sin Fronteras y el Workshop.

Por esta razón pongo a consideración de ustedes el Informe de rendición de cuentas de la Fundación Panter a sus miembros que se puede ver en internet en formato PDF. En el mismo se aclaran en detalles las verdaderas intenciones de la Fundación Panter y el periódico TAZ.

Bajo el título “Con poco dinero, lograr mucho: Ahora Cuba” la señora Konny Gellenbeck, miembro de la directiva de la Fundación nos explica claramente cuál es el objetivo de ese tipo de Workshop y cuáles instituciones cooperan para lograr los mismos.

“…si el presidente de Cuba y el de Estados Unidos se dan la mano, eso constituye para los periodistas cubanos, una señal para arrancar” escribe la señora Konny Gellenbeck, miembro de la directiva de la Fundación Panter a sus miembros.

“…si el presidente de Cuba y el de Estados Unidos se dan la mano, eso constituye para los periodistas cubanos, una señal para arrancar” escribe la señora Konny Gellenbeck, miembro de la directiva de la Fundación Panter a sus miembros.

Fíjense, por favor, en los países a los que están dirigidos este tipo de proyectos. El texto se puede encontrar en la página 37 y 38 de dicho documento:

http://download.taz.de/Mitgliederinfo25_web.pdf

Con poco dinero, lograr mucho-ahora Cuba”

En la la foto que lo acompaña se puede ver al presidente Raúl Castro y Barack Obama dándose la mano en la VII Cumbre de las Américas en Panamá.

El texto dice:

Una foto recorre el mundo y a nosotros nos electrificó, porque la Fundación Panter está por el diálogo y el entendimiento, y si el presidente de Cuba y el de Estados Unidos se dan la mano, eso constituye para los periodistas cubanos, una señal para arrancar.

Para dar inicio a un proyecto en ese sentido la Fundación Panter invitó a diez periodistas cubanos para participar en un Worshop en Berlín.

Además de representantes de los medios tradicionales pudimos lograr invitar a representantes del “periodismo emergente. Periodistas que con sus proyectos sociales lograron desarrollarse dentro del marco político de las las leyes que controlan los medios de comunicación en Cuba.

Desde el 2013 nuestra fundación ha desarrollado este tipo de proyecto con mucho éxito. Cerca de 150 periodistas de Rusia, Ucrania, República de Moldavia, Georgia,Armenia, Azherbaizhan y Mianmar han participado como invitados.

“El objetivo del Workshop es el de trasmitirles a los invitados, que provienen de países donde la diversidad periodística y la libertad de prensa se encuentran amenazadas, los conocimientos acerca del funcionamiento de los medios de difusión y las condiciones de trabajo del periodismo en Alemania”.

Después la señora Gellenbeck se refiere a Reporteros sin Fronteras: “En Reporteros Sin Fronteras tenemos un socio de gran experiencia”. Luego hace un llamado para recaudar fondos.

En la página 38 de ese informe se detallan los proyectos que han sido financiados por la Fundación Panter: Dos Workshops de ONGs, tres Workshops para jóvenes interesados en el periodismo, una pasantía, un Club de los miércoles mensual, un Workshop Armenia/Turquía, dos Workshops con países de Europa del Este, el Premio Taz, un Cuba Workshop y el proyecto Refugium.

Según este documento los proyectos internacionales se realizan en cooperación con: “El Ministerio de Relaciones Exteriores (Auswärtigen Amt), la Fundación Zeit, la Fundación Marion Dönhoff, el German Marshall Fond y Reporteros Sin Fronteras.”

taz1

Resulta increíble que un periódico que se presenta a sí mismo como de izquierda liberal coopere con Reporteros Sin Fronteras, una organización de difusa reputación a la que diversos medios y organizaciones acusan de estar a sueldo de la CIA. Uno de sus fundadores, Robert Menard, acusado de ser agente de la CIA, es actualmente el alcalde de la localidad de Béziers por el partido nacionalista conservador Frente Nacional, comandado por Jean Marine Le Pen.

Saque usted sus propias conclusiones.

Congresistas reaccionarios tratan de eliminar viajes desde los EEUU hacia Cuba

 

Grupos a favor de suavizar el bloqueo contra Cuba mantienen desde hoy una férrea campaña de presión para que el Congreso de EE.UU. no revierta la flexibilización de los viajes y remesas a Cuba, como buscan algunos republicanos en el debate presupuestario actual.

A principios de este año, el presidente de EE.UU., Barack Obama, firmó una orden ejecutiva que flexibilizó las restricciones de viajes y remesas a Cuba impuestas por su antecesor, George W. Bush.

Sin embargo, varios líderes republicanos en la Cámara de Representantes promueven esta semana una enmienda, propuesta a mediados de julio pasado por el legislador de Florida Mario Díaz Balart, que permitiría a los cubanoamericanos en EE.UU. sólo una visita cada tres años a la isla, sin excepciones.

En esa ocasión, la Casa Blanca dejó claro que Obama vetaría la legislación si ésta revierte los cambios hacia Cuba, aún si se tratara de fondos para las agencias federales.

La polémica medida es tan sólo una de varias que negocian demócratas y republicanos de la Cámara de Representantes en el marco del debate sobre los presupuestos para nueve agencias de la burocracia federal.

La medida de Díaz Balart, de origen cubano, está incluida en el presupuesto para el Departamento del Tesoro de EE.UU., que es el encargado de hacer cumplir el bloqueo contra Cuba.

Si el Congreso no aprueba el proyecto presupuestario para este próximo viernes, las autoridades federales nuevamente corren el riesgo de un cierre parcial del Gobierno.

Según fuentes legislativas demócratas, los legisladores continuarán puliendo la versión final del proyecto de ley de gastos y cabe la posibilidad de que dejen intacta la polémica medida sobre Cuba.

Pero esa versión tendrá que ser armonizada con la que salga del Senado, bajo control demócrata.

“Realmente todo depende de la señal que envíe la Casa Blanca al Congreso, porque este proyecto presupuestario incluye otras enmiendas que la Casa Blanca no querrá”, dijo a Efe Tomás Bilbao, director ejecutivo del Grupo de Estudio sobre Cuba.

“Tendremos que ver si la Casa Blanca está dispuesta a forzar un cierre del Gobierno o si el Congreso termina eliminando enmiendas que de otra manera no serían aprobadas”, agregó.

Su grupo, partidario de flexibilizar el embargo contra Cuba, dijo posteriormente en un comunicado que “condena las acciones de ciertos miembros del Congreso dirigidas a revertir las políticas que han contribuido a reunificar a las familias cubanas, rompiendo el aislamiento impuesto sobre el pueblo cubano”.

Por su parte, el Grupo de Trabajo para América Latina (LAWG, por su sigla en inglés) ha puesto en marcha una campaña de presión para que el público estadounidense envíe cartas a la Casa Blanca e indique su apoyo “a viajes de las familias cubanoamericanas sin restricciones”.

En un mensaje dirigido a Obama, el grupo instó al presidente a que mantenga la promesa electoral que hizo en 2008 y “no limite el derecho de estas familias a viajar libremente a Cuba”.

El grupo Testigos por La Paz también se ha sumado a esa campaña de presión, porque considera que la enmienda de Díaz Balart es muy “punitiva contra las familias cubanoamericanas”.

Aunque Obama dejó en pie el embargo unilateral de EE.UU. contra Cuba, vigente desde 1962, sí flexibilizó los viajes de grupos académicos, religiosos y culturales, además de que amplió el número de aeropuertos en este país con servicio al mercado cubano.

Se calcula que en los últimos doce meses unos 300.000 cubanoamericanos han viajado a la isla y que para el próximo año esa cifra alcance al menos el medio millón de personas.

A %d blogueros les gusta esto: