Declaración del General de Ejército Raúl Castro

raúl-castro1

Declaración del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros General de Ejército Raúl Castro Ruz, en relación con el primer aniversario de los anuncios del 17 de diciembre de 2014 sobre la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU.

Ha transcurrido un año desde los anuncios simultáneos realizados el 17 de diciembre de 2014 por los Presidentes de Cuba y los Estados Unidos, de restablecer las relaciones diplomáticas y trabajar por el mejoramiento de nuestros vínculos.

Un día como ayer, dentro de los acuerdos alcanzados para solucionar temas de interés para ambos países, pudimos anunciar con gran júbilo para todo nuestro pueblo el regreso a la Patria de Gerardo, Ramón y Antonio, con lo que cumplimos la promesa de Fidel de que nuestros Cinco Héroes volverían.

En esa misma fecha, en correspondencia con nuestra reiterada disposición a sostener con el Gobierno de los Estados Unidos un diálogo respetuoso, basado en la igualdad soberana, para tratar los más diversos temas de forma recíproca, sin menoscabo a la independencia nacional y la autodeterminación de nuestro pueblo, acordamos adoptar medidas mutuas para mejorar el clima bilateral y avanzar hacia la normalización de los vínculos entre los dos países.

Desde entonces, se puede afirmar que hemos obtenido algunos resultados, sobre todo en el plano político-diplomático y de la cooperación:

-Se restablecieron las relaciones diplomáticas y se reabrieron las embajadas en ambos países, lo cual estuvo precedido de la rectificación de la injusta designación de Cuba como Estado patrocinador del terroristas.

-Se han celebrado dos reuniones entre los Presidentes de ambos países, así como otros encuentros y visitas de alto nivel.

-Se ha expandido la cooperación ya existente en temas de interés mutuo, como la seguridad aérea y de la aviación; y el enfrentamiento al narcotráfico, la emigración ilegal, el tráfico de emigrantes y el fraude migratorio.

-Se han abierto nuevas áreas de cooperación bilateral sobre temas de beneficio común, entre ellas la protección del medio ambiente, la aplicación y el cumplimiento de la ley, la seguridad marítimo-portuaria y la salud.

-Se han iniciado diálogos sobre asuntos de interés bilateral y multilateral, como el cambio climático, las compensaciones mutuas, la trata de personas y los derechos humanos, tema este último en el que tenemos profundas diferencias y estamos sosteniendo intercambios sobre la base del respeto y la reciprocidad.

-Hemos suscrito acuerdos sobre protección del medio ambiente y el restablecimiento del servicio de correo postal directo.

Todo esto se ha logrado mediante un diálogo profesional y respetuoso, basado en la igualdad y la reciprocidad.

Por el contrario, durante este año, no se ha avanzado en la solución de los temas que para Cuba son esenciales para que haya relaciones normales con los Estados Unidos.

Aunque el Presidente Barack Obama ha reiterado su oposición al bloqueo económico, comercial y financiero y ha llamado al Congreso para que lo levante, esta política sigue en vigor. Se mantienen  la persecución financiera a las transacciones legítimas de Cuba y los efectos extraterritoriales del bloqueo, lo cual provoca daños y privaciones a nuestro pueblo y es el obstáculo principal para el desarrollo de la economía cubana.

Las medidas adoptadas hasta el momento por el presidente Obama, aunque positivas, han demostrado tener un alcance limitado, lo cual ha impedido su implementación. El Presidente, en uso de sus prerrogativas ejecutivas, puede ampliar el alcance de las medidas ya tomadas y adoptar otras nuevas, que modifiquen sustancialmente la aplicación del bloqueo.

A pesar del reiterado reclamo de Cuba de que se le devuelva el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval en Guantánamo, el Gobierno de los Estados Unidos ha manifestado que no tiene la intención de cambiar el estatus de este enclave.

El Gobierno de los Estados Unidos mantiene programas que son lesivos a la soberanía cubana, como los proyectos dirigidos a promover cambios en nuestro orden político, económico y social, y las transmisiones radiales y televisivas ilegales, para cuya implementación continúan otorgándose fondos millonarios.

Se sigue aplicando una política migratoria preferencial a los ciudadanos cubanos, expresada en la vigencia de la política de pies secos-pies mojados, el programa de parole para profesionales médicos y la Ley de Ajuste Cubano, lo cual estimula una emigración ilegal, insegura, desordenada e irregular, promueve el tráfico de personas y otros delitos conexos, y genera problemas a otros países.

El Gobierno de Cuba seguirá insistiendo en que para alcanzar la normalización de las relaciones, es imperativo que el Gobierno de los Estados Unidos elimine todas estas políticas del pasado, que afectan al pueblo y a la nación cubana, y no se corresponden con el contexto bilateral actual ni con la voluntad expresada por los dos países, al restablecer las relaciones diplomáticas, de desarrollar vínculos respetuosos y de cooperación entre ambos pueblos y gobiernos.

Nadie debe pretender que Cuba, para normalizar las relaciones con los Estados Unidos, abandone la causa de la independencia por la que nuestro pueblo, desde 1868, hizo grandes sacrificios; ni olvide que, después de muchas frustraciones y 60 años de total dependencia, esta fue por fin alcanzada el primero de enero de 1959 con la victoria del Ejército Rebelde, bajo el mando del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

El pueblo cubano no renunciará a los principios e ideales por los que varias generaciones de cubanos han luchado a lo largo de este último medio siglo. El derecho de todo Estado a elegir el sistema económico, político y social que desee, sin injerencia de ninguna forma, debe ser respetado.

El Gobierno de Cuba tiene total disposición a continuar avanzando en la construcción de una relación con los Estados Unidos que sea distinta a la de toda su historia precedente, sobre bases de respeto mutuo a la soberanía y la independencia, que sea beneficiosa para ambos países y pueblos, y que se nutra de las conexiones históricas, culturales y familiares que han existido entre cubanos y estadounidenses.

Cuba, en pleno ejercicio de su soberanía y con el apoyo mayoritario de su pueblo, seguirá inmersa en el proceso de transformaciones para actualizar su modelo económico y social, en aras de avanzar en el desarrollo del país, incrementar el bienestar de la población y fortalecer los logros de la Revolución Socialista.

Muchas gracias.

Carta del presidente Raúl Castro a Barack Obama

f0030977

La Habana, 1 jul (AIN) A continuación, trasmitimos íntegramente la carta enviada por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba al Presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países y la apertura de embajadas:

La Habana, 1ro de julio de 2015
Señor Presidente:

En consonancia con los anuncios del 17 de diciembre de 2014 y las conversaciones de alto nivel entre nuestros gobiernos, me complace dirigirme a Usted para confirmar que la República de Cuba ha decidido restablecer relaciones diplomáticas con los Estados Unidos de América y abrir misiones diplomáticas permanentes en nuestros respectivos países, el 20 de julio de 2015.
La parte cubana asume esta decisión, animada por la intención recíproca de desarrollar relaciones respetuosas y de cooperación entre nuestros pueblos y gobiernos.
Cuba se inspira asimismo en los principios y propósitos consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, a saber, la igualdad soberana, el arreglo de las controversias por medios pacíficos, abstenerse de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, la no intervención en los asuntos que son de la jurisdicción interna de los Estados, el fomento de relaciones de amistad entre las naciones basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y la cooperación en la solución de problemas internacionales y en el desarrollo y estímulo del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos.
Lo anteriormente expresado está en conformidad con el espíritu y las normas establecidas en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas del 18 de abril de 1961 y en la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares del 24 de abril de 1963, de las cuales tanto la República de Cuba como los Estados Unidos de América son Estados Parte, y regirán las relaciones diplomáticas y consulares entre la República de Cuba y los Estados Unidos de América.
Hago propicia la oportunidad para expresarle, señor Presidente, el testimonio de nuestra consideración.

Raúl Castro Ruz.

Declaración del Gobierno Revolucionario: Será imprescindible el levantamiento del bloqueo

Restablecidos los vínculos diplomáticos con Estados Unidos, será imprescindible el levantamiento del bloqueo, entre otros aspectos, para la normalización de las relaciones

f0030977El 1 de julio de 2015, el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz y el presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama intercambiaron cartas mediante las cuales confirmaron la decisión de restablecer relaciones diplomáticas entre los dos países y abrir misiones diplomáticas permanentes en las respectivas capitales, a partir del 20 de julio de 2015.

Ese mismo día, se realizará la ceremonia oficial de apertura de la Embajada de Cuba en Washington, en presencia de una delegación cubana presidida por el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla e integrada por destacados representantes de la sociedad cubana.

Al formalizar este paso, Cuba y los Estados Unidos ratificaron la intención de desarrollar relaciones respetuosas y de cooperación entre ambos pueblos y gobiernos, basadas en los principios y propósitos consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, en particular, las Convenciones de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares.

El Gobierno de Cuba ha tomado la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos en pleno ejercicio de su soberanía, invariablemente comprometido con sus ideales de independencia y justicia social, y de solidaridad con las causas justas del mundo, y en reafirmación de cada uno de los principios por los que nuestro pueblo ha derramado su sangre y corrido todos los riesgos, encabezado por el Líder histórico de la Revolución Fidel Castro Ruz.

Con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas, concluye la primera etapa de lo que será un largo y complejo proceso hacia la normalización de los vínculos bilaterales, como parte del cual habrá que solucionar un grupo de asuntos derivados de políticas del pasado, aún vigentes, que afectan al pueblo y a la nación cubana.

No podrá haber relaciones normales entre Cuba y los Estados Unidos mientras se mantenga el bloqueo económico, comercial y financiero que se aplica con todo rigor, provoca daños y carencias al pueblo cubano, es el obstáculo principal al desarrollo de nuestra economía, constituye una violación del Derecho Internacional y afecta los intereses de todos los países, incluyendo los de los Estados Unidos.

Para alcanzar la normalización será indispensable también que se devuelva el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval en Guantánamo, cesen las transmisiones radiales y televisivas hacia Cuba que son violatorias de las normas internacionales y lesivas a nuestra soberanía, se eliminen los programas dirigidos a promover la subversión y la desestabilización internas, y se compense al pueblo cubano por los daños humanos y económicos provocados por las políticas de los Estados Unidos.

Al recordar los temas pendientes de solución entre los dos países, el gobierno cubano reconoce las decisiones adoptadas hasta el momento por el presidente Obama, de excluir a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo internacional, de instar al Congreso de su país a levantar el bloqueo y de comenzar a adoptar medidas para modificar la aplicación de aspectos de esta política en uso de sus prerrogativas ejecutivas.

Como parte del proceso hacia la normalización de las relaciones, a su vez, habrá que construir las bases de unos vínculos que no han existido entre nuestros países en toda su historia, en particular, desde la intervención militar de los Estados Unidos, hace 117 años, en la guerra de independencia que Cuba libró por cerca de tres décadas contra el colonialismo español.

Estas relaciones deberán cimentarse en el respeto absoluto a nuestra independencia y soberanía; el derecho inalienable de todo Estado a elegir el sistema político, económico, social y cultural, sin injerencia de ninguna forma; y la igualdad soberana y la reciprocidad, que constituyen principios irrenunciables del Derecho Internacional.

El Gobierno de Cuba reitera la disposición a mantener un diálogo respetuoso con el Gobierno de los Estados Unidos y a desarrollar relaciones de convivencia civilizada, basadas en el respeto a las diferencias entre ambos gobiernos y en la cooperación en temas de beneficio mutuo.

Cuba continuará enfrascada en el proceso de actualización de su modelo económico y social, para construir un socialismo próspero y sostenible, avanzar en el desarrollo del país y consolidar los logros de la Revolución.

La Habana, 1 de julio de 2015

Cuba: Raúl Castro recibirá mensaje de Barack Obama

slider_cubaeeuu_banderas_astas_1

CUBA, 30 de junio de 2015. El ministro interino de Relaciones Exteriores, Marcelino Medina González, recibirá en lamañana del miércoles 1 de julio, al Sr. Jeffrey DeLaurentis, jefe de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana, quien será portador de una misiva del presidente Obama al General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la apertura de embajadasen los respectivos países (Cubaminrex).

Senadores EE.UU. piden en La Habana cese de bloqueo contra Cuba

Foto: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

Foto: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

La mayoría de los congresistas y los ciudadanos estadounidenses apoyan el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba y el levantamiento del bloqueo económico contra la isla, dijo hoy aquí el senador demócrata norteamericano Patrick Leahy.

Leahy, presidente pro témpore emérito de la Cámara alta, encabeza una delegación que visita la nación caribeña desde el jueves pasado, integrada por su correligionario Benjamin Cardin, de Maryland, la figura de más alto rango de su partido en el Comité de Relaciones Exteriores de dicho hemiciclo, así como el republicano por Nevada, Dean Heller.

El legislador agregó que existe un fuerte debate en el Capitolio sobre las sanciones anticubanas, pero expresó su certeza de que triunfarán quienes favorecen los vínculos normales con la mayor de las Antillas, pues solo una minoría se opone a la eliminación de las medidas punitivas.

El senador por Vermont añadió que “estamos en el camino correcto iniciado por el presidente cubano, Raúl Castro, y el mandatario Barack Obama el 17 de diciembre pasado”, cuando anunciaron su deseo de restablecer relaciones e iniciar un proceso hacia la normalización de los nexos bilaterales.

FOTO: Roberto Suárez / Juventud Rebelde

FOTO: Roberto Suárez / Juventud Rebelde

Desde entonces hasta hoy visité tres veces a Cuba, conversé con los cubanos a todos los niveles y soy testigo de que en ese tiempo hubo cambios muy positivos acá, agregó Leahy, quien está seguro que la apertura de las embajadas respectivas en Washington y La Habana tendrá lugar “muy pronto”.

Este es un proceso que debimos iniciar hace mucho tiempo, porque fue un error la política de bloqueo mantenida contra el Gobierno de La Habana durante más de medio siglo, una medida que fracasó y fue contraproducente para los intereses norteamericanos, añadió.

Por su parte Heller, el único republicano del grupo, resaltó que esta es su primera visita a Cuba y la estancia aquí lo ayudó sobremanera a entender la realidad de la isla y la necesidad de renovar los vínculos bilaterales. “Vine sin ninguna claridad en el tema y es ahora que veo la luz sobre lo que realmente sucede”, añadió.

FOTO: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

FOTO: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

Cardin se sumó a sus colegas en cuanto a la necesidad de que el Congreso norteamericano levante el bloqueo contra Cuba, en particular las prohibiciones de viajes de los estadounidenses a la isla, aunque reconoció que existen discrepancias entre ambos Gobiernos que serán abordadas principalmente tras la apertura de las embajadas.

Los visitantes se entrevistaron el viernes con el primer vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel, con quien hablaron sobre las relaciones entre Cuba y Estados Unidos y el debate que tiene lugar actualmente en el Congreso de ese país sobre la eliminación de las restricciones a los viajes y al comercio con la isla caribeña.

También fueron recibidos la víspera en la sede de la Cancillería por el canciller cubano, Bruno Rodríguez, con quien abordaron asuntos de interés sobre la política exterior cubana, el contexto actual de los vínculos entre Cuba y Estados Unidos y el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas.

FOTO: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

FOTO: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

Durante su estancia en la mayor de las Antillas, Leahy y sus colegas sostuvieron encuentros con cuentapropistas, líderes religiosos locales y embajadores de otras naciones, además de que visitarán hoy la ciudad de Santiago de Cuba, segunda en importancia del país.

De acuerdo con las autoridades cubanas, el principal escollo hacia la normalización plena de los nexos entre ambas naciones es el bloqueo económico impuesto por Washington contra la isla desde hace más de medio siglo y que costó más de un billón 112 mil 534 millones de dólares a los cubanos.

Desde enero de 2015 Cuba y Estados Unidos sostuvieron tres rondas de conversaciones en La Habana y Washington, en las que se abordó como asunto central la reanudación de los vínculos diplomáticos, aunque de forma paralela hubo contactos técnicos sobre temas de interés común.

FOTO: Roberto Suárez / Juventud Rebelde

FOTO: Roberto Suárez / Juventud Rebelde

( Tomado de Prensa Latina )

Congreso de EE.UU. bloquea fondos para reapertura de embajada en Cuba

Esta última medida del Comité es vista como un “castigo” del Partido Republicano a la política exterior del presidente Barack Obama

La medida está contenida en el proyecto de ley de presupuesto para el Departamento de Estado y operaciones en el extranjero para el año fiscal 2016. Foto: elcomercio.pe

La medida está contenida en el proyecto de ley de presupuesto para el Departamento de Estado y operaciones en el extranjero para el año fiscal 2016. Foto: elcomercio.pe

El Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes de Estados Unidos autorizó este viernes un proyecto de ley para impedir cualquier posibilidad de usar fondos en la reapertura de una embajada estadounidense en Cuba, reporta Telesur.

La medida, aprobada por voto oral, está contenida en el proyecto de ley de presupuesto para el Departamento de Estado y operaciones en el extranjero para el año fiscal 2016 y bloquea el uso de fondos para la reapertura de la embajada, uno de los puntos esenciales para el reestablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU.

El pasado mayo, la Cancillería cubana manifestó que el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países avanza en un “contexto apropiado”, aunque podría demorarse “muchísimo tiempo”.

Con todo eso, aún no se ha logrado la apertura de la embajada y el bloqueo económico, financiero y comercial se mantiene, para lo que se necesita una acción del Congreso de EE.UU. que prospere en estos temas.

Sin embargo, esta última medida del Comité es vista como un “castigo” del Partido Republicano a la política exterior del presidente Barack Obama.

Mientras tanto, este viernes dos senadores de EE.UU. presentaron un nuevo proyecto de ley para levantar el bloqueo que aún mantiene el país norteamericano en contra de la isla.

De ser aprobado este proyecto se restablecería el comercio con la isla y otorgaría al sector privado la libertad de exportar bienes y servicios estadounidenses.

Esto contempla que los agricultores, ganaderos, pequeños negocios y otras industrias del sector privado puedan negociar libremente con Cuba.

Pese a este reciente intento por abolir el bloqueo de EE.UU. contra Cuba, la decisión final recae sobre el Congreso que está controlado por el Partido Republicano, opositor al Gobierno de Obama, lo cual podría dificultar su aprobación.

( Tomado de Granma )

Se reúnen por más de tres horas Canciller cubano y Secretario de Estado de los EE.UU.

Encuentro entre el canciller cubano Bruno Rodríguez y John Kerry en Panamá

Encuentro entre el canciller cubano Bruno Rodríguez y John Kerry en Panamá

El 9 de abril el Ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla y el Secretario de Estado, John Kerry, sostuvieron un encuentro por cerca de tres horas para intercambiar sobre asuntos referidos al restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas. Como resultado de la reunión, que se desarrolló en un clima respetuoso y constructivo, se acordó continuar conversando sobre otros temas.

Valora The New York Times curso de las relaciones Cuba-EE.UU.

thenewyorktimesLa Cumbre de las Américas en Panamá será una oportunidad para comprobar los retos del nuevo curso en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, señala hoy un editorial del diario The New York Times.

Los presidentes Raúl Castro, Barack Obama y otros 33 jefes de Estado del hemisferio se reunirán en la nación istmeña esta semana y podrán evaluar la política de la Casa Blanca hacia la isla caribeña, que aunque está en desarrollo, de hecho provocó un cambio en las expectativas sobre el futuro de la isla en la economía global, añade el texto.

Sin embargo, tomará varios años deshacer el conjunto de sanciones que Estados Unidos impone a Cuba desde hace más de cinco décadas porque esas acciones punitivas están codificadas en leyes aprobadas por el Congreso, acota el Times.

A pesar de que los gobiernos de La Habana y Washington todavía tienen que restablecer plenamente las relaciones diplomáticas, resultan prometedores algunos pasos concretos que han tomado ambas partes.

En ese sentido, funcionarios de la Casa Blanca y ejecutivos de compañías norteamericanas se reunieron recientemente con sus contrapartes en Cuba para explorar la forma en que las compañías estadounidenses pueden ayudar a mejorar la infraestructura de comunicaciones en la nación caribeña, agrega la publicación.

El editorial recuerda que una encuesta reciente realizada por la empresa Bendixen & Amandi International mostró que 51 por ciento de los cubanoamericanos aprueban la decisión de iniciar un proceso de normalización de las relaciones con Cuba, siete puntos por encima de una consulta similar realizada en diciembre de 2014.

Delegaciones de Estados Unidos y Cuba realizaron entre enero y marzo pasados varias rondas de conversaciones desde la decisión de reanudar los vínculos diplomáticos, anunciada el 17 de diciembre por los respectivos presidentes.

La reunión más reciente tuvo lugar el 31 de marzo entre representantes de ambos países en la sede del Departamento de Estado en Washington, donde abordaron preocupaciones y aspectos metodológicos dirigidos al avance del debate sobre derechos humanos, el cual fue propuesto por la isla.

El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra la isla caribeña desde hace más de 50 años y la permanencia de Cuba en la lista unilateral del Departamento de Estado sobre naciones que auspician el terrorismo constituyen, según las autoridades cubanas, algunos de los obstáculos principales hacia la normalización de las relaciones bilaterales.

( Tomado de PL )

Concluyó en La Habana tercera ronda de conversaciones Cuba-EEUU

minrexDeclaración del director de Temas Bilaterales de la Dirección General de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El 16 de marzo, tuvo lugar en La Habana, un encuentro entre delegaciones de Cuba y los Estados Unidos, para intercambiar sobre temas específicos relacionados con el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Al finalizar el encuentro, que se desarrolló en un clima profesional, las dos delegaciones acordaron mantener la comunicación en el futuro como parte de este proceso.

La Habana, 17 de marzo de 2015

(Tomado de Cubaminrex)

NOAM CHOMSKY: EEUU ha estado en guerra con Cuba desde finales de 1959

noam-chomsky-siriaLos Estados Unidos y Cuba han celebrado una segunda ronda de conversaciones como parte del esfuerzo por restablecer las relaciones diplomáticas por primera vez en más de medio siglo. Las dos partes podrían reabrir embajadas en La Habana y Washington a tiempo para una reunión regional el próximo mes.

Analista político y lingüista de renombre mundial Noam Chomsky da la bienvenida a la decisión del presidente Obama para comenzar normalizar las relaciones con Cuba, pero advierte que después de más de medio siglo de injerencia de Estados Unidos en la isla, es el paso mínimo que podía tomar.

AMY GOODMAN: A medida que continuamos nuestra conversación con Noam Chomsky, pasamos ahora a América Latina. Le preguntamos sobre el deshielo de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y la intromisión estadounidense en Cuba.

NOAM CHOMSKY: Estados Unidos ha estado en guerra con Cuba desde finales de 1959. Cuba había sido, esencialmente, una colonia de los Estados Unidos, una colonia virtual. En enero de 1959, las fuerzas de la guerrilla de Castro se hizo cargo.

A finales de ese año, alrededor de octubre, aviones estadounidenses ya estaban bombardeando Cuba desde la Florida. Eso, creo que fue, marzo de 1960, hubo una decisión formal internamente para derrocar al gobierno. John F. Kennedy llegó poco después, llegó a la Bahía de Cochinos. Después de la Bahía de Cochinos, no había casi histeria en Washington sobre cómo castigar a los cubanos para esto.

Kennedy hizo algunos discursos increíbles acerca de cómo, ya sabes, el futuro del mundo está en juego en el trato con Cuba y así sucesivamente. Los EE.UU. lanzaron una gran guerra terrorista contra Cuba. La mayor guerra terrorista es parte de los antecedentes de la crisis de los misiles, que casi llevó a una guerra nuclear . Justo después de la crisis, la guerra terrorista volvió a repuntar.

Mientras tanto, las sanciones han sido muy duras contra Cuba, desde el régimen de Eisenhower, extendida por Kennedy, y ampliado aún más con Clinton. El mundo ha sido totalmente opuesto a esto. Los votos en la Asamblea General, que no pueden hacerlo en el Consejo de Seguridad porque los EE.UU. veta de todo, pero en la Asamblea General, los votos son abrumadoras.

Creo que la última fue 182 a dos, ya sabes, Estados Unidos e Israel, ya veces recojo Papua o algo por el estilo. Esto ha estado sucediendo año tras año. Los EE.UU. están totalmente aislados, no sólo en este tema, muchos otros.
Por último, observe que Obama no terminó las sanciones. De hecho, ni siquiera terminar las restricciones, muchas de las restricciones a los viajes y así sucesivamente. Ellos hicieron un gesto leve hacia avanzar hacia la normalización de las relaciones.

Las sanciones son realmente increíbles. Por lo tanto, si, por ejemplo, Suecia estaba enviando equipos médicos en algún lugar que tenía níquel cubano en él, que tuvo que ser prohibida, ya sabes, cosas como esas.

AMY GOODMAN: ¿Y el terrorismo, quieres decir?

NOAM CHOMSKY: Terrorismo que duró hasta los años 90. La peor parte fue bajo Kennedy, luego volvieron a aumentar durante los últimos años 70 y así sucesivamente. A los principales terroristas se les proporcionan refugio en Florida. El fallecido Bosch es uno, Orlando Bosch. Posada es otro.

¿Te acuerdas de que había algo llamado la Doctrina Bush, Bush II: Un país que alberga terroristas es lo mismo que los propios terroristas. Eso es para los demás, no para nosotros.

Ahora que nuestra vieja política de llevar la libertad y la democracia no funcionó, así que teníamos que intentar una nueva política. Quiero decir, la ironía de esto es casi indescriptible. El hecho de que estas palabras se puede decir que es chocante. Es una señal de, una vez más, un fracaso en alcanzar un nivel mínimo de la conciencia y el comportamiento civilizado. Pero los pasos, quiero decir, es bueno que hay pequeños pasos que está dando.

(Tomado de Realcuba’s Blog)

A %d blogueros les gusta esto: