El transbordador Discovery se despidió sobre Washington (+ FOTOS)

El transbordador fue trasladado por vía aérea del Centro Espacial Kennedy con destino a Washington, donde será exhibido en el Museo Smithsoniano.

Washington DC -Baltimore • Luego de tres décadas de servicio espacial, el transbordador más veterano que conserva la NASA, Discovery, comenzó el martes una etapa nueva como pieza de museo con un despegue final.

El Discovery partió del Centro Espacial Kennedy al amanecer del martes, emplazado en un avión jumbo modificado con destino a Washington, donde residirá en el Museo Smithsoniano.

Casi dos mil personas — ex empleados del programa, autoridades, turistas y periodistas — se congregaron junto a la vieja pista de aterrizaje para presenciar el despegue del Discovery, entre aplausos y vítores.

El avión y el transbordador realizaron una pasada sobre las playas de Cabo Cañaveral, repletas de público que despidió al Discovery. Luego regresaron al centro espacial en el saludo final. Los vítores arreciaron con la última pasada de ambos a baja altura 20 minutos después del despegue y finalmente enfilaron rumbo norte hacia la capital estadounidense.

Un vuelo similar fue planeado sobre los monumentos de la capital estadounidense dentro de unas semanas.

Discovery — el puntero de la flota espacial con 39 misiones — es el primero de los tres transbordadores retirados que será destinado a un museo, en el aeropuerto internacional Dulles, en Virginia. Ahí, tomará el lugar del transbordador prototipo, el Enterprise, el cual se irá a la ciudad de Nueva York.

El Endeavour se dirigirá a Los Angeles en otoño y el Atlantis permanecerá en el Centro Espacial Kennedy.

La NASA concluyó el programa del transbordador a mediados de 2011 tras 30 años de vuelos espaciales. Varias empresas privadas estadounidenses esperan ocupar ese nicho, comenzando con una estación espacial de carga y luego astronautas. El primer vuelo de carga comercial, de la firma Space Exploration Technologies Corp., será lanzado al espacio en unas semanas.

Su arribo a Washington

El transbordador espacial Discovery, la nave con más horas de vuelo de la historia, aterrizó hoy aquí en medio de una emotiva y espontánea recepción de miles de capitalinos que salieron de sus trabajos y casas para honrar su último vuelo.

El Discovery, que acumuló 148 millones de millas de recorrido, descendió a las 11:05 locales a una pista del aeropuerto Dulles de Virginia, montado sobre el dorso de un Boeing 747 luego de un viaje de casi cuatro horas desde el Centro Espacial Kennedy en Florida.

“Es impresionante. Es una mezcla de emoción y respeto ver a ambas naves circulando alrededor de la capital”, comentó un residente de Washington que acudió a filmar el vuelo de la nave.

Alrededor de 200 personas se concentraron a admirar el vuelo desde la Plaza de la Libertad, en la histórica Avenida Pensilvania, donde estalló una espontánea ovación cuando registraron el pase de la nave en el horizonte del Capitolio estadunidense.

Cientos de miembros civiles y militares del Pentágono tomaron asimismo un respiro de sus actividades para admirar al Discovery, que terminó su último vuelo realizando varios círculos alrededor del área metropolitana de Washington.

A sus 28 años de edad, el Discovery participó en 39 misiones, incluido el desplazamiento del Telescopio Espacial Hobble.

Su última morada será el Museo Nacional del Aire y del Espacio Steven F. Udvar-Hazy de la NASA en Virginia, perteneciente a los museos de la Institución Smithsoniana, el complejo cultural más grande del mundo.

El Discovery nave será llevado al Museo este jueves como parte de una ceremonia oficial de bienvenida, en la que participan algunos de los ex comandantes de la nave.

Foto: AFP
El transbordador realizó un vuelo relativamente bajo para poder ser apreciado por las personas.

Foto: AP

http://tamaulipas.milenio.com/

Del cielo al museo – Discovery frente a Endeavour ( + FOTOS )

En la historia de los orbitadores espaciales se ha producido un momento sin precedentes, porque la NASA nunca había tenido a dos de ellos simultáneamente nariz contra nariz, mientras pasaban de lado de un hangar otro, como dos barcos cruzándose en medio de la noche. En esta imagen, Discovery pasa del Vehicle Assembly Building al Orbiter Processing Facility, y Endeavour recorre el camino contrario.

En la historia de los orbitadores espaciales se ha producido un momento sin precedentes, porque la NASA nunca había tenido a dos de ellos simultáneamente nariz contra nariz, mientras pasaban de lado de un hangar otro, como dos barcos cruzándose en medio de la noche. En esta imagen, Discovery pasa del Vehicle Assembly Building al Orbiter Processing Facility, y Endeavour recorre el camino contrario.

 

Tras grandes hazañas, dos transbordadores de la NASA, Discovery y Endeavour, posan para una foto en la base del centro espacial Kennedy en Florida (EE UU) antes de ser trasladados a sus respectivos museos.

 

La imagen muestra al Discovery en el momento en que se le había removido su sistema de maniobras orbitales (OMS), dejando temporalmente un extraño agujero en la "nariz" del aparato.

 

La nave espacial estadounidense Discovery es el más antiguo de los tres transbordadores que quedan de la flota. Fue lanzado por primera vez el 30 de agosto de 1984 y acumuló mayor cantidad de vuelos que cualquier otra nave espacial (352).

 

Los transbordadores espaciales Enterprise, Discovery, Atlantis y Endeavour han sido catalogados como tesoros nacionales de Estados Unidos.

 

El Endeavour realizó en total 25 vuelos, durante los cuales pasó 299 días en el espacio, y orbitó la tierra 4.671 veces.

Transbordador Espacial: el adiós a 30 años y 5 naves que nos hicieron soñar

Por Miguel Jorge

Tras 30 años de exploración espacial, el pasado 8 de julio se puso fin a la carrera espacial más importante en la historia de la NASA. Se ponía fin al programa de transbordadores con el lanzamiento y acoplamiento de Atlantis en la Estación Espacial Internacional. Tres décadas en las que el hombre ha vuelto a superarse, consiguiendo grandes hitos para la humanidad y haciéndonos soñar a todos con los logros conseguidos a través del vehículo más sofisticado jamás creado para explorar el espacio.

Durante este largo tiempo en el que no faltaron desgracias, accidentes con pérdidas de vidas humanas, el programa conseguía, entre otros, la construcción de la Estación Espacial Internacional (a la que habrá que ver cómo se mantiene a partir de ahora) o la puesta en órbita del telescopio espacial Hubble. Ahora queda el recuerdo de estas proezas y un futuro incierto, ya que el recorte de presupuesto de la agencia y la cancelación del programa Constellation deja un hueco vacío en el estudio de la inmensidad más allá de nuestro planeta. Serán los rusos los que tomen el testigo y se habla de financiación privada y alquiler de parte del programa de la NASA para continuar.

Cuesta creer que el estudio del espacio y su inmensidad, del universo, se haya visto finalmente cortado por culpa del dinero y la crisis actual. En estos casos se me ocurre que podríamos pensar que existen formas de entender la vida en las que el progreso y la ciencia deberían estar por encima de otros valores tangibles. Es algo ilusorio, lo tengo bastante claro, pero en mi opinión, el conocimiento y la exploración del universo deberían de ser un derecho fundamental de la humanidad.

Aún así, la investigación y los logros conseguidos quedarán para la posteridad. Me centraré en los cinco transbordadores que nos hicieron soñar con sus misiones al espacio. Una pequeña retrospectiva con datos que nos hablan de su importancia. Todo comenzó un 12 de abril de 1981, hace 30 años, momento del primer lanzamiento del Columbia

Columbia

– Fue el primer transbordador espacial de la agencia que realizaba una misión fuera de la Tierra, la STS-1.

– Su tripulación en ese primer vuelo estaba formada por el comandante John W. Young y el piloto Robert Crippen.

– Tuvo otras dos misiones destacadas. La primera tuvo lugar en 1992, la STS-50 fue la primera misión de duración extendida del Transbordador Espacial. La segunda ocurrió en 1999, la STS-93 tuvo el honor de poner en órbita el Observatorio de Rayos X Chandra.

– En 1 de febrero del 2003 llegó la desgracia y el fin del Columbia. La misión STS-107 tuvo un final fatídico. La nave se destruyó al volver a la atmósfera tras un impacto del orbitador en el despegue del que nadie pareció percibir durante la misión. Murieron sus siete tripulantes.

 

Challenger

 

  • Se trataba del segundo transbordador espacial, el segundo orbiter del programa.
  • Su nombre proviene del HMS Challenger, corbeta británica que llevó a cabo una expedición de investigación marina global en 1870.
  • Aunque en un principio se pensó en volver al Enterprise (nave de prueba no tripulada a finales de los 70), finalmente la NASA se decidió a construir el Challenger a partir de la estructura STA-099 al pensar que saldría más económico.
  • El Challenger conseguiría llevar hasta 1.130 Kg. más de carga útil que el Columbia.
  • Fue el primer orbitador en llevar pantallas HUD, dispositivos similares a los que se utilizaban en los aviones militares o civiles. Se conseguía así que los tripulantes no necesitarán estar atentos al panel durante el descenso y concentrarse en el vuelo.
  • Entre sus logros tuvo a la primera mujer estadounidense, el primer afroamericano y el primer canadiense en el espacio.
  • Tuvo el honor de convertirse en el primer transbordador en despegar y aterrizar en la noche.
  • Completó un total de 9 misiones y tristemente se convirtió en el primer transbordador en ser destruido en un accidente durante una misión, la décima, en 1986. Murieron sus 7 tripulantes, aunque en este caso la pérdida ocurrió tras el impacto de la cabina (emergió intacta de la conflagración) contra el océano.
  • Esa fatídica misión estaba destinada a ser un hito, ya que de ser un éxito, se pensaba en el despliegue de la sonda Ulysses con el Centaur para el estudio de las regiones polares del Sol.

 

Discovery

 

  • Se trataba del tercer transbordador en operaciones y el más antiguo de los que continuaron en servicio.
  • Las misiones del Discovery se centraron en la investigación y montaje de la Estación Espacial Internacional.
  • En este caso, su nombre proviene del barco de exploración HMS Discovery, nave que acompañó a la HMS Resolution de James Cook en su último viaje.
  • Como curiosidad, la nave comparte nombre la famosa Discovery One, de Kubrick en 2001.
  • Llevará para siempre el honor de ser el transbordador encargado de lanzar el telescopio Hubble.
  • También puso en órbita la sonda Ulysses y tres satélites TDRS.
  • Discovery “acompañó” al astronauta John Glenn en el proyecto Mercury. Se convertía así en el astronauta de mayor edad en el espacio con 77 años.
  • En total realizó 39 misiones, el transbordador que más misiones llevo a cabo.
  • Este año, el 11 de febrero del 2011, realizó su última misión, un último vuelo en la STS-133. Se ponía fin así a 27 años de actividad, con 39 misiones a sus espaldas que según la NASA equivalían a 241 millones de kilómetros de recorrido.

 

ATLANTIS

 

  • Se trataba del cuarto transbordador en operaciones y el primero que fue retirado tras la misión STS-125 para prestar servicio al telescopio Hubble.
  • Su nombre proviene de la primera embarcación del Instituto Oceanográfico de Woods Hole.
  • Su primer vuelo fue en 1985 para actividades militares clasificadas.
  • En 1989 puso en órbita las sondas planetarias Magallanes y Galileo.
  • En 1991 desplegó el Obserbatorio de Rayos Gamma Compton.
  • Varias curiosidades en la ficción sobre el Atlantis; la película Deep Impact lo utilizó para llevar a cabo la misión Messiah. El videojuego The Dig se basó en el mismo. Por último, la famosa película Armageddon lleva a la destrucción en órbita del transbordador.
  • A la espera de su última misión que pondrá fin a la carrera espacial del programa, Atlantis ha completado 32 misiones, permaneciendo en el espacio 293 días y completando 4648 órbitas con un recorrido (aún por finalizar) de 194 millones de kilómetros.

 

Endeavour

 

  • Se trataba del quinto transbordador y más reciente en operaciones.
  • Para su construcción se utilizaron recambios del Discovery y el Atlantis para reemplazar al Challenger.
  • Su nombre se debe a HM Bark Endeavour, barco que tripuló en el S. XVII el explorador James Cook, y al módulo lunar de Apolo 15.
  • Su carrera comenzó en 1992. La misión STS-49 consistía en capturar y volver en órbita un satélite de comunicaciones averiado.
  • Fue en 1993 cuando realizó su primera misión de servicio para el telescopio Hubble.
  • En 1998 fue el encargado de entregar el módulo Unity a la Estación Espacial Internacional.
  • El 1 de junio de este año se ponía fin con su último aterrizaje tras la misión STS-135.
  • En total, el transbordador Endeavour ha volado en 25 misiones que equivalen a 299 días en el espacio. Sus viajes acompañaron a un total de 173 astronautas completando 4429 órbitas.
  • Su recorrido final fue de 166 millones de kilómetros

Para finalizar con esta pequeña retrospectiva a modo de homenaje vamos con un vídeo que resume estos últimos 30 años. Tres décadas de sueños, viajes, avances y conocimiento para la humanidad sobre aquello de lo que sabemos tan poco, el espacio y su inmensidad. Quedan aún tantas y tantas cosas por saber que se nos hace muy corto y pequeño lo que hemos encontrado. Los que murieron y los que no, acompañados por estas cinco naves, fueron unos héroes que sumaron 100 vuelos. Esperemos que el tiempo no tarde en volver a poner en órbita una misión semejante.

A %d blogueros les gusta esto: