Roberta Jacobson se reunió con mercenarios en Cuba

Roberta Jacobson, se reunió el viernes en La Habana, durante una hora y cuarenta minutos, con sectores de la llamada “disidencia” interna.

Roberta Jacobson, se reunió el viernes en La Habana, durante una hora y cuarenta minutos, con sectores de la llamada “disidencia” interna.

Por M. H. Lagarde

Sitios contrarrevolucionarios en internet informaron que la subsecretaria de Estado de Estados Unidos para América Latina, Roberta Jacobson, se reunió el viernes en La Habana, durante una hora y cuarenta minutos, con sectores de la llamada “disidencia” interna.

Entre los asistentes a la reunión con Jacobson – quien viajo a La Habana el pasado miércoles para la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba-, estuvieron los disidentes José Daniel Ferrer, Elizardo Sánchez, Héctor Maseda, Guillermo Fariñas, Marta Beatriz Roque y Antonio González-Rodiles.

Según las fuentes los participantes en dicho en encuentro al parecer quedaron muy complacidos con el “desayuno” que tuvo lugar en la casa del jefe de la todavía Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana.

De acuerdo con las declaraciones de Antonio Rodiles el encuentro “estuvo muy bien, en general” y según Marta Beatriz Roque la conversación tuvo tiene mucho más valor que la sostenida hace unos días con los senadores, “porque Jacobson tiene un gran conocimiento sobre Cuba”.

Elizardo Sánchez por su parte dijo que “Lo más relevante es que ellos quieren dejar claro un mensaje de apoyo a la sociedad civil en su conjunto”, aseguró el presidente de la llamada Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

“Tienen plena conciencia de que queda un largo camino para la mejoría de la situación de los derechos humanos en Cuba”, señaló Sánchez, conocido también como El Camaján.

Y para la propia Jacobson: “Fue muy importante para mí escuchar sus perspectivas y cómo podemos apoyar a la sociedad civil en el futuro”.

Llama la atención la limitada visión que mantiene el gobierno de Estados Unidos sobre lo que es la sociedad civil cubana. Cabría preguntarse si en algún momento  de su estancia en La Habana la subsecretaria de Estado de Estados Unidos para América Latina detuvo el van de la SINA en que viaja para preguntarle a cualquier cubano en la calle si pertenece a las Fuerzas Armadas Revolucionarias o al Ministerio del Interior.

La sociedad civil cubana, como bien dijo hoy en el canal estadounidense de noticias MSNBC,  la directora de Estados Unidos de la Cancillería cubana y contraparte de Jacobson en las conversaciones, Josefina Vidal: “son más de 5.000 organizaciones, asociaciones de mujeres, de jóvenes, estudiantes, campesinos, profesionales”
Si embargo Washington se empeña en reducirla a los grupúsculos amamantados de su mano durante décadas con el dinero salido del bolsillo de los contribuyentes norteamericanos. Como bien expresó hoy en un despacho sobre el desayuno ofrecido por Jacobson la agencia AFP: “los disidentes cubanos no han ocultado su desazón por el cambio de política de Estados Unidos, que había sido su principal aliado y fuente de financiamiento durante medio siglo”.

Igualmente sorprendente resulta que el medidor de EEUU sobre el respeto a los derechos humanos en la Isla se limite a que el gobierno cubano permanezca impasible ante el accionar subversivo de mercenarios camuflados de “sociedad civil” que Washington paga para defender sus intereses en Cuba.

Como para que a nadie le quede dudas, unas horas después del desayuno con los llamados disidentes, y en la propia casa del Jefe de la SINA durante una conferencia de prensa, la señora Jacobson reconoció que el objetivo del gobierno norteamericano hacia Cuba sigue siendo el mismo: transformar la nación caribeña, empoderar la sociedad civil y lograr que el gobierno cubano tome medidas más acordes con los intereses de Washington en el tema de los derechos humanos.

Tomado de Cambios en Cuba

Cuba: Error de la “disidencia” cubana desmantela su show por el Día de los Reyes Magos

8E5D4919-159Volker Hermsdorf – Cubainformación.- La llamada “disidencia“ cubana había proyectado una nueva campaña de desprestigio contra el gobierno de la Isla para este lunes 6 de enero, Día de los Reyes Magos. Pero un error periodístico de sus medios afines ha desmantelado la campaña.

Martí Noticias, portal de Internet financiado por el Gobierno de EEUU,  publicaba este fin de semana, por equivocación, un trabajo, fechado el día 6 de enero, en el que relataba los sucesos que iban a ocurrir ese lunes próximo, entre ellos varios arrestos de “disidentes” que trataban de repartir juguetes a niños y niñas de la Isla.

¿Cómo se produjo el error? Repasemos los hechos. Todo parece indicar que dicho portal  tenía en sus manos un texto, enviado desde los grupos de la “disidencia”, con el relato de lo que iba a ocurrir el próximo lunes. Recordemos que las Damas de Blanco y otros grupos “disidentes” sostenidos por Washington, iban a distribuir, ante las cámaras de la prensa internacional, 700 juguetes a menores de familias previamente seleccionadas, comprados con dinero –según reconoció el “disidente” Guillermo Fariñas- procedente de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), organización terrorista de Miami que financió durante los años 90 varios atentados contra hoteles de la Isla perpetrados por el criminal Luis Posada Carriles (1). La policía cubana se adelantó y el jueves 2 confiscó el material de procedencia ilegal, entre ordenadores, teléfonos móviles y una suma de dinero en efectivo. Igualmente, detuvo a José Daniel Ferrer, líder de la llamada Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), grupo “disidente” financiado por el Gobierno de EEUU y con vínculos directos con la FNCA, quien fue puesto en libertad posteriormente (2).

Al informar de este operativo, Martí Noticias, el viernes 3 de enero, publicaba, sin cambiar la fecha prevista del lunes 6 de enero, la noticia que ya tenía redactada previamente, con un titular elocuente: “Cuba: Operación militar contra la inocencia infantil” (3). Posteriormente la web rectificó la fecha, tratando de ocultar su error (4).

Este es una muestra más del modus operandi de la “disidencia” cubana que apadrina Washington y los medios y organizaciones que le sirven de pantalla de propaganda en todo el mundo.

Por cierto, en Cuba se celebran con total normalidad actos y fiestas infantiles relacionados con la festividad de los Reyes Magos, como se puede comprobar en blogs como El Heraldo Cubano (5).

(1) http://islamiacu.blogspot.com.es/2014/01/confirma-farinas-operacion-de-la.html#more

(2) http://www.infobae.com/2014/01/04/1534974-fue-liberado-jose-daniel-ferrer-lider-disidente-cuba

(3) http://www.cubainformacion.tv/images/revistas/Operacionmilitar-infantil.pdf

(4) http://www.martinoticias.com/content/cuba-dia-reyes-magos-juguetes-decomisados-pnr-opositores-/30720.html

(5) http://heraldocubano.wordpress.com/2014/01/03/cuba-fiesta-infantil-en-el-parque-trillo-por-el-dia-de-los-reyesmagos/

  • Periodista de Junge Welt (Alemania)

http://www.cubainformacion.tv/

Cuba: Esposo de Sonia Garro escandaliza y amenaza a vecinos en Marianao #NoalViolencia ( + Vídeo )

Una imagen cientos de veces repetida. El gobierno de Estados Unidos emplea personas violentas, con antecedentes penales en muchos casos, marginales, inadaptados sociales, que reaccionan violentamente ante los llamados al orden que le hacen los agentes de la autoridad, para que cuando sean juzgados acusar al gobierno de violar sus derechos.
La manipulación consiste en convertir en un caso político, de violación de derechos humanos, un acto de justicia elemental ante la comisión de varios y reiterados delitos comunes, y en este caso con violencia.

Cuba: Adela, transexual cubana, desnuda a la “disidencia”

Este domingo serán constituidas las 168 asambleas municipales del Poder Popular en Cuba donde 14 mil 537 delegados electos tomarán posesión de sus responsabilidades para un nuevo mandato, que se extenderá por dos años y medio.

Entre los que conformarán los entes gubernativos se encuentra la transexual Adela, cuyo nombre oficial es José Agustín Hernández, en el municipio de Caibarién, de la central provincia de Villa Clara.

Blogs, agencias y medios como AP, Efe, ABC de España o el Universal de Venezuela se han encargado de extender la novedad, que revela un cambio de mentalidad de los cubanos respecto al homosexualismo y deja detrás la discriminación.

Pero, en lo que no indagan esos medios es en la democracia del proceso electivo que pudo haber incluido a alguno de los tan promocionados y mediáticos “disidentes” de la Isla. Si fueran del agrado de los cubanos y tuvieren ascendencia social, no habrían dejado escapar la oportunidad de instalarse en alguna asamblea.

¿Es que los “disidentes” optaron por no participar porque no legitiman al gobierno? La verdad es que no son reconocidos como valederos a los intereses comunitarios ni en las manzanas donde viven. Trampas, hipocresía, egoísmo, son algunos de sus atributos que el pueblo les reconoce.

La desconsolada constatación de Jonathan D. Farrar, ex jefe de la SINA en La Habana, en un memorándum confidencial del 15 de abril de 2008 fue que, a pesar de los recursos políticos, financieros y mediáticos que se dedican a la oposición cubana, ésta siempre ha carecido de toda base popular.

“Vemos muy pocas pruebas de que las organizaciones disidentes tienen mucha resonancia entre los cubanos de a pie” escribió Farrar. Las elecciones del 2012 lo confirman.

Los cambios en la sociedad cubana siguen adelante. Adela le ganó la batalla a los prejuiciostrabajando para la comunidad, sin fingimientos, llena de la misma humildad de los vecinos que le rodean.

Adalberto Hernández, un campesino de Aguas Indias, dijo a Efe que fue él quien promovió la candidatura de Adela “por sus valores para luchar por los demás” y su historia como presidenta de un Comité de Defensa de la Revolución durante 28 años.

Sin proponérselo, Adela con una historia personal digna de las mejores historias noticiosas, desnudó a la disidencia contrarrevolucionaria y mercenaria que vive para sí, tras las migajas de dinero de sus empleadores y con una extrema hipocresía respecto a los problemas reales en Cuba.

Fuente: Isla mía

Cuba: ¡Yo soy un disidente más!

Logo de Blogazo X Cuba

En Cuba hay disidencia. Por lo que he podido aprender durante mis permanencias en Isla, cada ciudadano es dos veces disidente; disidente por dos razones fundamentales. En primer lugar, los cubanos, como tales, son inquietos e inconformes, eternamente insatisfechos y perennemente descontentos. El cubano tiene que quejarse, es su índole, le puedes amar o le puedes odiar, pero es así. Es su naturaleza, quizá por desgracia, quizá por suerte, quizá por ser la mezcla perfecta.
En segundo lugar, el cubano es revolucionario (en un sentido amplio y lleno de la palabra) y revolución es un sinónimo de gana de cambio. El revolucionario habla, critica, discrepa. El revolucionario, el verdadero revolucionario, es por lo tanto un eterno disidente. Nunca se conforma; siempre tiene que encontrar algo que decir, algo que corregir en lo que le rodea. Es por eso que el cubano es dos veces disidente.
En ese sentido, era disidente el padre de mi amiga cubana, que me hospedó durante mi primer viaje a Cuba, cuando me dijo: “muchacho, aquí las cosas están del carajo”.
Eran disidentes mis amigos en La Habana que se quejaban con vehemencia cuando algo no iba según sus planes (una guagua con retraso, una cola en una tienda). La exclamación fue la misma durante un mes: “¡Esto está de madre!”.
Así mismo es mi amiga Mildred, en cuyo blog, La Disidente, recientemente censurado, escribía: “desde mi óptica revolucionaria, voy a discrepar…Quiero discrepar porque soy una disidente distinta”.
Son seguramente disidentes los blogueros de La Joven Cuba, quienes -hace dos meses- organizaron una magnifica cita de los Blogueros Cubanos en Revolución, un encuentro de blogueros y blogueros de la Isla que discutieron problemas de todo tipo que afectan a los internautas cubanos; la escasez de tecnologías informáticas, el silencio del Gobierno y de la prensa cubana sobre el estado del cable de fibra óptica desde Venezuela, la diversidad de opiniones de las distintas individualidades que integran la nación cubana, entre otros, y que concluyó con esa declaración: Con un espíritu de integración basado siempre en el respeto a las diferencias e individualidades de cada participante, logramos complementarnos sin caer en facilismos, dogmas o esquemas preconcebidos. Nuestra mayor fortaleza es nuestra diversidad de miradas e intereses; somos un país”.
Esta es, sin duda alguna, la Cuba disidente, la Cuba más inconforme que se puede encontrar. Los que a mi me gusta llamar disidentes por Revolución, es decir, disidentes que quieren modificar, cambiar, aportar, mejorar, construir.
Pero, desafortunadamente, existe otro tipo de ‘disidencia’, la que representa a un porcentaje inferior al 1% de la población cubana y que, por su misma admisión, es destructora.
Es destructora la cubano-americana Gloria Estefan, un símbolo de la disidencia cubana y del ‘anticastrismo’, quien -en muchas de sus canciones- sueña con una Cuba libre y con regresar a su tierra adorada, la Cuba hermosa que dejó desde niña. Es decir, la Cuba tiránica de Batista, cuya esposa tenía como guardaespalda personal al padre de la misma cantante y que, temiendo ser juzgado junto a los otros verdugos de la tiranía, huyó a Miami.
Destructoras son, por ejemplo, las Damas de Blanco, cuyo improbable pensamiento político se sintetiza perfectamente en las palabras de su líder, la fallecida Laura Pollán, quién -al saber que el golpista y genocida hondureño Micheletti las apoyaba- declaró: “Bueno me parece de verdad algo realmente muy emocionante, ver como un hombre que fue capaz de sostener ese poder allí en Honduras, realmente es muy emocionante saber que él nos apoya, saber que él pide todos los días a Dios porque en Cuba se restablezca la democracia, porque no haya muertos, porque a Cuba llegue la paz, la felicidad, realmente me siento muy emocionada”.
Es destructora Yoani Sánchez, quien -en 2010- contestando al investigador francés Salim Lamrani acerca de los logros de la Revolución, declaró: “pero en 1959, aunque Cuba vivía en condiciones difíciles, la situación no era tan mala. Había una vida intelectual floreciente, un pensamiento político vivo. En realidad, la mayoría de los supuestos logros actuales que se presentan como resultados del sistema eran inherentes a nuestra idiosincrasia. Esos logros existían antes”.
La bloguera es destructora porque acaba de presenciar a un ‘Festivalclic’ y, hablando de libertades informáticas, se ha olvidado de recordar públicamente que hace unos días Google, aplicando la ley del bloqueo, impidió el acceso al servicio GoogleAnalyticsa los internautas cubanos.Eran obviamente destructores los llamados ‘expresos políticos de la primavera negra‘, quienes buscaban libetad y ahora se encuentran en España, desamparados y abandonados a sí mismos, y han vuelto a convertirse en disidentes.

Ejemplos conocidos. Claramente hay muchos otros, y entre esos muchos criminales. Pero, repito, se trata de una ínfima y aislada parte de una magnifica sociedad civil cubana que marcha hacia el futuro. Pero, parece que a la prensa internacional y -consiguientemente- a la opinión pública mundial de masa (susceptible a las influencias mediáticas) todo eso no importa. Ellos han establecido que estas personas deben ser los verdaderos disidentes cubanos, los que quieren destruir el sistema cubano. Todos los otros, la inmensa mayoría de la población cubana, es una masa informe, pasiva y apática, que no puede (y no debe) aceptar de vivir en un mundo alternativo que, por fin, podría representar (y de hecho representa) un ejemplo para “todos los hombres y mujeres honrados del mundo”.
Yo, personalmente, soy un constructor, soy crítico, soy revolucionario. Digo con voz alta que Cuba necesita cambios, sobre todo económicos y políticos, para mejorar su situación material y perfeccionar aun más su democracia. Digo que la prensa cubana debe despertar de este sueño apático, debe ser dinámica, curiosa y molestadora. Quiero saber por qué hay, y hasta cuando habrá, dos monedas; cuando se hará una verdadera reforma migratoria. Quiero que se siga luchando para eliminar definitivamente la corrupción. Quiero saber donde está el cable de fibra óptica y, en el caso, quiero conocer al tiburón hambriento que se lo comió.
No soy un dogmatico, nunca lo he sido y nunca lo seré. En pasado ha ocurrido que alguien -supuestamente revolucionario pero por supuesto no cubano- desde su presumida óptica extranjera me ha dicho que Cuba es perfecta, que es la sociedad más avanzada y que el cubano vive bien y que el que se queja, si no le gusta, que se vaya a vivir a Miami, y yo he discrepado y hasta he tenido que aceptar calificativos como ‘revisionista burgués’ o ‘derrotista’. Por fin, decidí alejarme de esas tristes y dañosas personas (que se definen ‘amigas de Cuba’), quedarme yo solo y acercarme a la disidencia cubana; por eso decidí sumarme virtualmente a esa ‘masa informe’; por eso puedo gritar con honor, sabiendo que esta vez se me respetará: “Yo discrepo. Yo critico ¡Yo soy un disidente más!”
Tomado del Blog Capitulo Cubano

La Jornada: ¿Quién está detrás de Yoani Sánchez?

Por Salim Lamrani
La Jornada

Yoani Sánchez, famosa bloguera habanera, es un personaje peculiar en el universo de la disidencia cubana. Jamás ningún opositor se ha beneficiado de una exposición mediática tan masiva ni de un reconocimiento internacional de semejante dimensión en tan poco tiempo.

Después de emigrar a Suiza en 2002, decidió regresar a Cuba dos años después, en 2004. En 2007, integró el universo de la oposición en Cuba al crear su blog Generación Y, y se vuelve una acérrima detractora del gobierno de La Habana.

Jamás ningún disidente en Cuba -quizás en el mundo- ha conseguido tantas distinciones internacionales en tan poco tiempo, con una característica particular: han suministrado a Yoani Sánchez suficiente dinero para vivir tranquilamente en Cuba el resto de su vida. En efecto, la bloguera ha sido retribuida a la altura de 250 mil euros en total, es decir un importe equivalente a más de 20 años de salario mínimo en un país como Francia, quinta potencia mundial. El salario mínimo mensual en Cuba es de 420 pesos, es decir 18 dólares o 14 euros, por lo que Yoani Sánchez ha conseguido el equivalente a mil 488 años del salario mínimo cubano por su actividad de opositora.

Yoani Sánchez está en estrecha relación con la diplomacia estadunidense en Cuba, como señala un cable, clasificado secreto por su contenido sensible, que emana de la Sección de Intereses Norteamericanos (SINA). Michael Parmly, antiguo jefe de la SINA en La Habana, que se reunía regularmente con Yoani Sánchez en su residencia diplomática personal como lo indican los documentos confidenciales de la SINA, hizo partícipe de su preocupación respecto a la publicación de los cables diplomáticos estadunidenses porWikileaksMe molestaría mucho si las numerosas conversaciones que tuve con Yoani Sánchez fueran publicadas. Ella podría pagar las consecuencias toda la vida. La pregunta que viene inmediatamente en mente es la siguiente: ¿por cuáles razones Yoani Sánchez estaría en peligro si su actuación, como lo afirma, respeta el marco de la legalidad?

En 2009, la prensa occidental mediatizó fuertemente la entrevista que el presidente Barack Obama había concedido a Yoani Sánchez, lo que se consideró como un hecho excepcional. Sánchez también había afirmado haber mandado un cuestionario similar al presidente cubano Raúl Castro y que ése no se había dignado en responder a su solicitud. Sin embargo, los documentos confidenciales de la SINA, publicados por Wikileaks, contradicen esas declaraciones.

Se descubrió que en realidad fue un funcionario de la representación diplomática estadunidense en La Habana quien se encargó de redactar las respuestas a la disidente y no el presidente Obama. Más grave aún,Wikileaks reveló que Sánchez, contrariamente a sus afirmaciones, jamás mandó un cuestionario a Raúl Castro. El jefe de la SINA, Jonathan D. Farrar, confirmó esta realidad en un correo enviado al Departamento de Estado: Ella no esperaba una respuesta de éste, pues confesó que nunca las [preguntas] había mandado al presidente cubano.

La cuenta Twitter de Yoani Sánchez

Además del sitio en Internet Generación Y, Yoani Sánchez dispone también de una cuenta Twitter y reivindica más de 214 mil seguidores (registrados hasta el 12 de febrero de 2012). Sólo 32 de ellos residen en Cuba. Por su lado, la disidente cubana sigue a más de 80 mil personas. En su perfil, Sánchez se presenta del siguiente modo: Blogger, resido en La Habana y cuento mi realidad en trozos de 140 caracteres. Twitteo vía sms sin acceso a la web.

No obstante, la versión de Yoani Sánchez es difícilmente creíble. En efecto, resulta absolutamente imposible seguir a más de 80 mil personas, sólo por sms o a partir de una conexión semanal desde un hotel. Un acceso diario a la red es indispensable para ello.

La popularidad en la red social Twitter depende del número de seguidores. Cuanto más numerosos son, mayor es la exposición de la cuenta. Del mismo modo, existe una fuerte correlación entre el número de personas seguidas y la visibilidad de la propia cuenta. La técnica que consiste en seguir numerosas cuentas se utiliza comúnmente para fines comerciales, así como por la clase política durante las campañas electorales.

El sitio www.followerwonk.com permite analizar el perfil de los seguidores de cualquier miembro de la comunidad Twitter. El estudio del caso Yoani Sánchez es revelador en varios aspectos. Un análisis de los datos de la cuenta Twitter de la bloguera cubana, que se realizó a través del sitio, revela a partir de 2010 una impresionante actividad de la cuenta de Yoani Sánchez. Así, a partir de junio de 2010, Sánchez se ha inscrito en más de 200 cuentas Twitter diferentes cada día, con picos que podían alcanzar 700 cuentas en 24 horas. A menos de pasar horas enteras del día y de la noche en ello -lo que parece altamente improbable- resulta imposible abonarse a tantas cuentas en tan poco tiempo. Parece entonces que ha sido generado mediante un robot informático.

Del mismo modo, se descubre que cerca de 50 mil seguidores de Sánchez son en realidad cuentas fantasmas o inactivas, que crean la ilusión de que la bloguera cubana goza de una gran popularidad en las redes sociales. En efecto, de los 214 mil 63 perfiles de la cuenta @yoanisanchez, 27 mil 12 son huevos (sin foto) y 20 mil revisten las características de cuentas fantasmas con una actividad inexistente en la red (de cero a tres mensajes mandados desde la creación de la cuenta).

Entre las cuentas fantasmas que siguen a Yoani Sánchez en Twitter, 3 mil 363 no tienen a ningún seguidor y 2 mil 897 sólo siguen la cuenta de la bloguera, así como a uno o dos cuentas. Del mismo modo, algunas cuentas presentan características bastante extrañas: no tiene ningún seguidor, sólo siguen a Yoani Sánchez y han emitido más de 2 mil mensajes.

Esta operación destinada a crear una popularidad ficticia vía Twitter es imposible de realizar sin acceso a Internet. Necesita también un apoyo tecnológico así como un presupuesto consecuente. Según una investigación que realizó el diario La Jornada, titulada El ciberacarreo, la nueva estrategia de los políticos en Twitter, sobre operaciones que implicaban a candidatos presidenciales mexicanos, numerosas empresas de Estados Unidos, Asia y América Latina ofrecen este servicio de popularidad ficticia (ciberacarreo) a precios elevados. “Por un ejército de 25 mil seguidores inventados en Twitter -dice el periódico- se pagan hasta 2 mil dólares, y por 500 perfiles manejados por 50 personas se pueden gastar entre 12 mil y 15 mil dólares”.

Yoani Sánchez emite un promedio de 9.3 mensajes al día. En 2011, la bloguera publicó un promedio de 400 mensajes al mes. El precio de un mensaje en Cuba es de un peso convertible (CUC), lo que representa un total de 400 CUC mensuales. El salario mínimo en Cuba es de 420 pesos cubanos, es decir alrededor de 16 CUC. Cada mes Yoani Sánchez gasta el equivalente de dos años de salario mínimo en Cuba. Así, la bloguera gasta en Cuba una suma que corresponde, si fuera francesa, a 25 mil euros mensuales en Twitter, es decir 300 mil euros anuales. ¿De dónde proceden los recursos necesarios a estas actividades?

Otras preguntas surgen de modo inevitable. ¿Cómo Yoani Sánchez puede seguir a más de 80 mil cuentas sin un acceso permanente a Internet? ¿Cómo ha podido abonarse a cerca de 200 cuentas diferentes diarias como promedio desde junio de 2010, con picos que superan las 700 cuentas? ¿Cuántas personas siguen realmente las actividades de la opositora cubana en la red social? ¿Quién financia la creación de las cuentas ficticias? ¿Con qué objetivo? ¿Cuáles son los intereses que se esconden detrás de la figura de Yoani Sánchez?

* Salim Lamrani, graduado de la Universidad de La Sorbona, es profesor encargado de cursos en la Universidad Paris-Descartes y la Universidad París-Est Marne-la-Vallée y periodista francés, especialista en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Autor de Fidel Castro, Cuba y Estados Unidos (2007) y Doble Moral. Cuba, la Unión Europea y los derechos humanos (2008), entre otros libros.

(Tomado de Cubadebate.cu)

A %d blogueros les gusta esto: