La doble cara de Joe García.

Por: Edmundo García

Tomado de Wikipedia

Tomado de Wikipedia

Desde hace más de una semana la propaganda desinformativa de la prensa hegemónica de Miami y de algunas agencias federales muy poco serias cuando de enfocar a Cuba se trata, se ha orientado a crear un ambiente anticubano en vísperas de la publicación de la llamada lista de países que patrocinan el terrorismo que cada año actualiza el Departamento de Estado y cuya edición del 2013 se esperaba el pasado martes 30 de abril, mientras que ahora dicen que se dará a conocer en la segunda quincena de este mes de mayo. ¿Cuál es el objetivo de esa burda campaña?  Preparar a una opinión pública cada vez más crítica con la injusta, inmoral y no fundamentada inclusión de Cuba en esa lista, quizás para justificar la decisión de mantenerla también en la versión de este año.

Nadie sabe aún a ciencia cierta si finalmente el Departamento de Estado reincidirá en esa fallida decisión. No se sabe porque el mismo Presidente Barack Obama ha dejado esa responsabilidad a discreción del Secretario de Estado John Kerry. No obstante, hay algunos que piensan que en el último momento Kerry pulsará el estado de opinión preponderante y quieren servirle la falsa imagen de que en Estados Unidos se sigue mirando a Cuba como un país que patrocina el terrorismo. Hay que decir que toda esa alharaca mediática es la reacción a un movimiento diplomático, legislativo, de líderes internacionales, de opiniones en influyentes periódicos como Los Ángeles Times y The Boston Globe que cree que es hora de que Estados Unidos normalice las relaciones con Cuba, lo que implica entre otras cosas su exclusión de esa infame lista.

Los enemigos de Cuba han hecho de todo para difamarla. El FBI ha publicado repentinamente una lista de los terroristas más buscados y ha incluido en ella a la activista afroamericana Joanne Chesimard, conocida como Assata Shakur, ofreciendo una pintoresca recompensa de dos millones de dólares y haciendo propaganda sobre sus relaciones con Cuba y su más que conocida presencia en la isla. No es un secreto para ninguna agencia de Estados Unidos que la activista obtuvo refugio político en Cuba, ni es secreto que ese estatus se otorgó en circunstancias muy específicas hace muchos años. Aquí lo novedoso es el momento que se escoge para hacer el anuncio. Pero ese no es el único elemento traído por los pelos para crear una animosidad contra Cuba. El viernes 26 de abril el periodista Juan Tamayo publicó en El Nuevo Herald un artículo amarillista titulado “Espías cubanos se infiltran en grupo académico en Estados Unidos” donde trataba de crear la mentirosa impresión de que Cuba utiliza el foro académico de la Latin American Studies Asociation (LASA) para hacer labores contra los intereses de Estados Unidos. Para reforzar sus calumnias Juan Tamayo utilizó testimonios de confirmación aportados por Ted Henken, un profesor del Baruch College de New York que dedica casi todo su tiempo al activismo político, y del cubanólogo Haroldo Dilla, un burócrata venido a menos en un centro dependiente del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y que ahora trata de ganar prominencia calumniando a su patria.

También contribuyó a enrarecer el ambiente en torno a Cuba el connotado activista anticubano Frank Calzón, del llamado Center for Free Cuba en Washington DC, quien circuló una engañosa información insinuando que The Hill, el sitio online y publicación  del Legislativo de Estados Unidos, había conocido que Cuba permanecería en la lista del 2013 de países que patrocinan el terrorismo, cuando en verdad no se trataba de una información editorializada por The Hill sino de una afirmación hecha el 30 de abril por Pete Kasperowicz, un bloguero y twittero con acceso al sitio.  Este activista virtual solo dijo, sin mencionar nombre, que alguien en el Departamento de Estado había comentado que la lista no tendría cambios en la edición del 2013. No fue hasta el 1 de mayo que la agencia AP reportaba que Patrick Ventrell, portavoz del Departamento de Estado, había dicho que “no hay planes para quitar a Cuba”.

Como era de esperar, la campaña no estaba completa si no aparecía el cansón coro de los legisladores cubanoamericanos solicitando que a Cuba se la mantenga arbitrariamente en la lista. Allá fueron las previsibles declaraciones de los senadores Marco Rubio, Ted Cruz y Bob Menéndez, y de los congresistas Mario Díaz-Balart, Ileana Ros-Lehtinen, Albio Sires y la nueva voz del anticastrismo miamense en el Capitolio, el Congresista por el distrito 26 de Florida Joe García.

Que Joe García entrara en el cambalache mediático con Yoani Sánchez y otros llamados opositores de gira turística por los Estados Unidos no me sorprendió. Sé entender las presiones que un político inseguro como Joe García tiene que sentir ante el extremista e intolerante grupo cubanoamericano en el legislativo del cual él forma parte. Comprendo que Joe viene de perder dos elecciones consecutivas (2008 y 2010) y ganar una tercera (2012) contra un David Rivera que perdía solo; pero llegar por debilidad al extremo de pedir que Cuba permanezca en la lista de países que patrocinan el terrorismo sí me resultó inaceptable porque el propio Joe García en una conversación personal que sostuvimos hace tiempo en la sala de mi casa me confesó que era algo totalmente injusto e incorrecto. En un principio hubo dudas acerca de que Joe pudiera comportarse con tal hipocresía en un tema como este pues El Nuevo Herald no lo incluía claramente en la primera carta que circuló con la petición; aunque The Hill y Radio y TV Martí sí lo señalaban entre los legisladores cubanoamericanos que pedían que se mantuviera a Cuba en la lista del Departamento de Estado. Dediqué incluso parte de mis programas de inicio de semana a analizar el por qué había en la prensa cierta ambigüedad respecto a la posición de Joe García; pero todas esas dudas quedaron despejadas cuando un medio anticubano radicado en Madrid publicó unas declaraciones suyas muy claras a favor de que Cuba fuera considerada un país que promueve el terrorismo y por tanto ratificada en el infame listado.

Mi trato con el legislador, respetuoso en un tiempo, se rompió cuando hizo una broma innecesaria e imperdonable sobre Los Cinco Héroes de la República de Cuba condenados injustamente en Estados Unidos. Y ahora se agrava más la distancia, después de esta negativa actitud que le muestra como una persona dedos caras. Joe demuestra que sigue siendo aquel párvulo de la Fundación Nacional Cubano Americana rendido al poder de Jorge Mas Canosa, que ahora
responde al heredero Jorge Mas Santos. Él tiene motivos para doblegarse porque como muestran unas cuentas reveladas por el sitio “Open Secrets” la empresa MasTec, propiedad de la familia Mas Canosa-Santos, es una de las principales contribuyentes a su carrera política.  (http://www.opensecrets.org/politicians/summary.php?cid=N00029908) La Fundación es además la mayor beneficiaria de los millonarios fondos del gobierno de Estados Unidos para promover la subversión en Cuba, lo que explica la participación activa de Joe García en los actos con pseudo opositores entrenados en la difamación contra Cuba, solo con el objetivo de hacer politiquería para su reelección.

Además de la hipocresía de alguien que se presentaba como más moderado y justo que la extrema derecha de Miami en el enfoque de la política hacia Cuba, queda la evidencia de la inutilidad de esta cobardía. Porque al final del juego esos extremistas no se tragan a Joe García; pueden haberle prometido apoyo, pueden haberle jurado que no le van a poner contrincante en las elecciones del 2014 o que le van a poner uno bastante débil y fácil de derrotar. Si es así el bisoño político, el eterno aprendiz, se está dejando llevar por una ilusión: la derecha miamense lo va a hacer tierra a la primera oportunidad. Más ahora, cuando muchos de sus simpatizantes y contribuyentes de campaña se sienten defraudados por su posición tan cercana a la de los reaccionarios que él mismo criticaba. Joe ha estafado políticamente a muchas personas que creían en él y es muy probable que no vuelva a conseguir su voto. Me han dicho que la oficina del congresista se ha dado a la tarea de enviar mensajes tranquilizadores para hacer control de daños; pero no veo la forma que se pueda reparar un mal que ya está hecho y reconocido en público: Joe García se ha retractado de sus antiguas posiciones y ahora cree como la extrema derecha de Miami, como Lincoln Díaz-Balart, Ninoska Pérez, Diego Suárez y compañía, que Cuba es un país que patrocina el terrorismo. Para que Joe sepa lo que va a cosechar con esta posición le informo que en el programa de ayer en Radio Mambí Ninoska Pérez Castellón, en lugar de “felicitarlo”  por su posición anticubana, seguía marcando distancia y considerándolo un falso “paquetico” que no hace más que estar detrás de las fotos con Yoani Sánchez y Berta Soler pero que ni pincha ni corta. Así lo van a tratar siempre porque no lo consideran un respetable congresista sino un personaje de sainete para el que esos mismos derechistas inventaron el apodo de “Ricitos de Oro”. Ricitos que, dicho sea de paso, también se recortó para complacerlos. Como he dicho otras veces, el desprecio y la soledad es la cosecha que inevitablemente recogen aquellos que traicionan la cruz de su parroquia.

Fuente: www.latardesemueve.com

Expertos de Miami reconocen participación en ciberguerra contra Cuba

De acuerdo con un despacho publicado por El Nuevo Herald un grupo de expertos en computadoras en Miami trabajan afanosamente en hacer posible la entrada a la Isla de información contrarrevolucionaria a través de unidades USB, discos compactos y tarjetas de memorias SIM para teléfonos celulares.
Según los expertos cada unidad contiene un meticuloso y amplio “paquete” de más de una veintena de sitios electrónicos, blogs y portales que buscan alentar a la subversión interna en Cuba y suelen servir como eco a las campañas de prensa difamatorias.“Siempre estamos buscando formas para que la gente común tenga acceso a la información”, dijo Utset, un cubanoamericano radicado en Miami.

Los expertos, asegura El Herald, utilizan una tecnología de avanzada que le permite al usuario en la isla “navegar” todo el contenido de los sitios electrónicos que son grabados en Miami sin que el usuario tenga necesidad de estar conectado a la internet.

El carácter ilegal de la introducción de este tipo de propaganda en Cuba es reconocido por el experto  Utset quien afirma: “Grabamos el material en unidades muy pequeñas y discos que difícilmente pueden ser interceptados por las autoridades cubanas”.

Los envíos de las unidades de memoria, discos y tarjetas SIM se realizan mediante personas que vuelan a Cuba sólo para entregar maletas cargadas de artículos, emigrados que viajan para visitar a sus familiares e incluso agencias que se especializan en despachos de mercancías a todo el territorio cubano.

Esta operación de propaganda contra Cuba está a tono con la estrategia del gobierno norteamericano de usar la internet como un arma de guerra contra aquellos países que se resisten a aceptar la hegemonía mundial del imperio.

http://cambiosencuba.blogspot.com/

 

Cólera desinformativa en Miami

Edmundo García

Edificio de”El Nuevo Herald”

No se me ocurrió mejor manera de explicarle a los oyentes de “La tarde se mueve” la contradicción ética en que caen los periodistas extremistas de Miami al tratar a Cuba, que usar la imagen de una persona que anda desnuda por la calle y después critica a otra por llevar la camisa desabotonada. La verdad que hay que tener la cara dura para hacer eso. Es lo que ha sucedido durante la manipulación de la noticia sobre los brotes diarreicos y los casos de Vibrión Cholerae en la provincia Granma, específicamente en Manzanillo y Bayamo, como informó el Ministerio de Salud Pública de Cuba el martes 3 de julio.

La manipulación y abuso sin compasión de la noticia se soltó hace medio mes cuando el periódico El Nuevo Herald, que es “la fuente” diaria del resto de la comparsa desinformativa de Miami, metió las manos en un blog miamense que a su vez había publicado un supuesto informe de un sitio en internet titulado Hablemos Press. Una llamada agencia noticiosa tan parcializada, que en su propia página web declara como objetivo la crítica al gobierno cubano y la promoción de cultura “contestataria”.

Lo curioso del caso es que ese blog de Miami, que sirve a los periodistas Juan Carlos Chávez y a Juan Tamayo de El Nuevo Herald, para servirle al resto de la prensa anticubana de Miami la supuesta “epidemia de cólera” en Cuba, es editado por Wilfredo Cancio Isla, quien también era un empleado de El Nuevo Herald y que trabaja ahora para el Canal 41 de Miami; que lógicamente se integró a la campaña. Como se sumó rápidamente Radio Martí, donde ocupa un alto cargo Humberto Castelló, ex director de El Nuevo Herald. Tampoco está de más recordar que la batuta anticubana del citado Canal 41 la lleva el presentador dominicano Oscar Haza, que es ahora locutor de Radio Mambí, una emisora de la empresa Univisión Radio, lo que da una imagen de la promiscuidad informativa que existe en Miami, haciendo necesaria una prensa alternativa a todo ese monopolio.

Pero si lo anterior es curioso, lo es más que el ahora bloguero Wilfredo Cancio Isla, devenido en colérico o rabioso crítico de la revolución cubana, haya sido profesor de periodismo de la Universidad de La Habana, becado en Cuba y el extranjero por instituciones oficiales, con acceso a órganos de prensa estatales que ahora llama “oficialistas”. Wilfredo Cancio Isla, que si acaso le nacionalizaron en Cuba una chambelona en la escuela primaria de Sancti Spíritus, es de los que sueñan secretamente con que una epidemia de cólera arrase con Cuba para poder regresar y fundar un periódico; seguramente para ponerlo al servicio del alcalde y de la guardia rural de Holguín o Jatibonico. La gente en Miami no se explica al servicio de quién está un ex revolucionario como Cancio Isla, que durante el juicio a los cinco luchadores antiterroristas cubanos, al ver que no se doblegaban ante ningún tipo de presión, ofrecimiento o chantaje, escribió que eran dirigidos desde La Habana por telepatía, que elogió a Posada Carriles como militante anti castrista, que hizo propaganda de un libro de Antonio de la Cova celebrándolo como académico y ocultando que había sido procesado por terrorismo al poner un explosivo en una librería de Miami; alguien quien lanzó además otro artefacto en la casa del pintor cubano Vicente Dopico, con  su hija pequeña dentro, como testimonió en entrevista para “La tarde se mueve”. Wilfredo Cancio Isla escribió un artículo en febrero del 2007 acusando a Cuba de tener un laboratorio para preparar armas bacteriológicas y atacar a Estados Unidos, citando a un tal Roberto Ortega que dijo haber sido jefe de los servicios médicos de las FAR. Cancio Isla, pisoteando la ética periodística, dio por buenas esas declaraciones sin contrastarlas con información de alguna agencia norteamericana.

Pero hay más sobre Wilfredo Cancio Isla. Como el hombre que anda desnudo por la calle y acusa o delata al compañero que se desabotona la camisa, Cancio Isla, con estas y otras faltas graves a la ética periodista y humana, se ha atrevido a acusar precisamente de no tener ética al periodista Albor Ruiz, quien publicó un artículo muy profesional en el New York Daily News, sobre la manipulación que por más de dos semanas ha tenido esta situación con los brotes diarreicos en el oriente de Cuba.

El periodista Albor Ruiz, quien trabaja con los estándares habituales del periodismo norteamericano, entrevista para su artículo titulado “Anti-Castro politics attempts to  capitalizes on Cuba’s cholera outbreak” a la Dra. Romy Aranguiz, una joven cubanoamericana especialista en reumatología, residente en Massachussets. La Dra. Aranguiz, también entrevistada recientemente en “La tarde se mueve”, dice al periodista Albor Ruiz que entiende la lógica de las autoridades sanitarias cubanas y hace un llamado a poner a un lado los intereses políticos e ideológicos del debate y dar paso a la solidaridad. Ruiz entrevistó a Aranguiz no solo por ser cubana, sino también por la referida condición de graduada en ciencias médicas, con dos especialidades en universidades de Estados Unidos, lo que la capacita para poder hablar del problema con responsabilidad.

Pero todo esto no fue suficiente para que Wilfredo Cancio Isla, al darse por aludido como bloguero, señalara ante lectores y directivos del New York Daily News al artículo del periodista Albor Ruiz como ejemplo de falta de ética periodística; y no bastándole con eso, como todo un censor o burócrata, Cancio Isla cuestionó en la Dra. Aranguiz la capacidad de opinar objetivamente por el hecho de pertenecer al grupo Cuban Americans for Engagement (CAFÉ) y estar de acuerdo con la normalización de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos. Vuelve a surgir la duda, ¿al servicio de quién está Wilfredo Cancio Isla? ¿A quién quiere complacer?

Como decía, una vez que El Nuevo Herald sirve la calumnia anticubana en la mesa, los demás medios miamenses empiezan a doblar como campanas. El propio 29 de junio Juan Carlos Chávez citaba a Julio César Alfonso, un especialista anticubana que se presenta como presidente ejecutivo de una organización llamada Solidaridad Sin Fronteras; organización que estimula la deserción de profesionales cubanos de la salud de sus misiones en el extranjero, como parte de un viejo plan del gobierno de Bush mantenido por la actual administración. Julio Cesar Alfonso repite lo mismo que había dicho el blog de Wilfredo Cancio Isla, citando a Hablemos Press, sobre una llamada epidemia de cólera en la isla que se hubiera querido ocultar. Hoy viernes 13 de julio un nuevo artículo de Juan Carlos Chávez vuelve a la carga con Julio César Alfonso, ahora acompañado por el Dr. Darsi Ferrer (por cierto, nadie se explica en Miami qué hace todavía Darsi Ferrer aquí sin viajar a Tennessee con su familia), recurriendo al viejo chantaje mediático de ofrecer una supuesta ayuda a Cuba que las autoridades sanitarias de la isla no les han solicitado.

Pero a Julio César Alfonso y a Darsi Ferrer no les ha bastado con El Nuevo Herald; la misma propaganda publicada hoy la hacían ayer en el programa de Ramón Saúl Sánchez Rizo en la emisora radial de Miami La Poderosa. Una persona con un pasado violento que quiere dárselas de almirante y pacifista, sigue intimidando a los cubanos ahora con propaganda desde las ondas radiales.

Medio mes de abuso mediático sobre la llamada epidemia de cólera en Cuba, medio mes de mentiras sobre los 15 muertos y los centenares de afectados, sin una muestra de compasión humana, permitiría escribir un libro. No han faltado tampoco en estas dos semanas menciones a dengue, meningitis, tuberculosis y ni se sabe cuántas enfermedades más. Todo esto solo para calumniar a la revolución cubana, a su sistema de salud y en particular su misión medica en Haití, reconocida precisamente por su lucha contra el cólera en un detallado reportajede Deborah Sontag para el New York Times el pasado 31 de marzo, que por supuesto la prensa de Miami silenció. Como se ha dicho otras veces, ese rencor de la extrema derecha cubanoamericana empezó por un odio a un enemigo político y terminó en un odio a toda la nación: odio a la música cubana, odio a la pintura cubana, odio al deporte olímpico cubano, como seguramente veremos en unos días cuando comiencen las Olimpiadas en Londres. A la prensa anticubana de Miami no la mueve la búsqueda de información sino la búsqueda de pretextos para encender ese rencor contra la nación, contra la patria. Mucho cuidado con esos periodistas que como Juan Tamayo y Wilfredo Cancio Isla han llegado al final de sus carreras como ilusionistas de la desinformación.

http://lapupilainsomne.wordpress.com/

Cólera en Cuba: verdades y manipulaciones

La presencia de un brote de cólera en Cuba ha sido el punto de inflexión para una nueva campaña mediática contra nuestra Patria, proveniente fundamentalmente de los tradicionales enemigos de la Revolución, entre los que se han hecho eco malicioso El Nuevo Herald y Radio Martí, radicados en Miami, diversos blogs pertenecientes a la blogósfera anticubana, así como los mercenarios arropados en el falso papel de “periodistas independientes”. No faltaron, por supuesto, algunas agencias internacionales y  periódicos al servicio de la SIP, como el Universal de Caracas.
El cólera es una enfermedad diarreica aguda, tal como se describe en varios sitios especializados,  que aunque resulta mortal en muchos casos, puede ser tratado con  sales de rehidratación oral. Empero, la base fundamental de la eliminación de la enfermedad es su prevención, mediante la implementación de fuertes medidas de respuesta organizada y bien definida, en las que la población tiene una alta responsabilidad en su cumplimiento. El hecho de que el cólera se contrae a través del consumo de agua contaminada o aguas que no reciben el tratamiento adecuado, hace del mismo un factor que puede evitarse mediante una adecuada gestión ambiental, el tratamiento del agua y la cultura de hervirla antes de su consumo.
En el caso de Cuba hace 130 años que esta enfermedad no había tenido ocurrencia dentro de la población. El último brote colérico ocurrió en 1882. Obviamente, su reciente aparición ha servido de medio para desatar la actual campaña mediática contra nuestra Patria, cuyos objetivos son:
1)   Cuestionar falazmente la eficacia del sistema primario de salud en Cuba.
2) Utilizar su aparición para propalar diversos rumores tendenciosos sobre una degradación de la calidad de vida en Cuba, apoyándose en los mercenarios de oficio, encargados de distorsionar la realidad cubana.
3)   Afectar el creciente arribo del turismo en Cuba, presentando un cuadro de descontrol de los focos epidémicos  por parte de las autoridades cubanas. En esencia, esta campaña se basa en sembrar miedo no solo dentro de la población cubana, sino también en los potenciales visitantes a La Isla.
4)  Falsear la información sobre la incidencia de la epidemia, sobredimensionando el número de casos y presentando un cuadro de descontrol, ineficacia e impotencia de las autoridades sanitarias cubanas.
5)  Mostrar una hipócrita preocupación hacia el pueblo cubano, cuando realmente los “preocupados” son los que defienden a ultranza en férreo bloqueo contra Cuba.
6)  Mostrar una aparente indolencia del gobierno cubano ante la situación social en general y hacia la aparición de la enfermedad en particular.
7)    Politizar el fenómeno para  mantener su guerra ideológica contra Cuba.
8)  Culpar al gobierno por la carencia de medios de higiene personal, relacionándolo con precios elevados de los mismos y un desabastecimiento de los mismos.
Aunque el cólera es un indicador de falta de desarrollo social en una nación, no es éste el caso de Cuba.
La muestra de la manipulación mediática de este caso, en particular, la ofrece una nota de Juan O. Tamayo, colocada hoy en El Nuevo Herald, en la que se refiere a un “aumento” incontrolado de los casos de cólera en Cuba. Hasta el momento se basan en especulaciones, aduciendo que la epidemióloga cubana Ana María Batista González, comentó en sobre el comportamiento de la epidemia, cuyos datos fueron tergiversados y manipulados especulativamente, confundiendo otros cuadros clínicos de pacientes con el cólera.
Lo cierto hasta el momento es que el periódico Granma hizo mención a la aparición del brote epidémico el pasado tres de julio y planteó que Cuba tiene los recursos necesarios para controlarlo.  La cifra de fallecidos oficialmente era de tres personas hasta ese momento.
El rejuego mediático se inició de inmediato, convirtiéndose estos medios en voceros de la manipulación fabricada por detractores contrarrevolucionarios. El propio Nuevo Herald hace referencia a comentarios como los del mercenario Yoandris Montoya, quien sobredimensionó la cifra de fallecidos. Radio Martí también se encargó de difundir las informaciones tergiversadas de contrarrevolucionarios cubanos, tales como Walter Claver Torres, supuesto “periodista independiente”, radicado en  Santiago de Cuba; Jorge Corrales Ceballos, otro “periodista independiente” radicado en Guantánamo;  la Dama de Blanco Yelena Garcés, directora provincial de la FLAMUR en Santiago de Cuba, entre otros, quienes se dedicaron a contar fallecidos a diestra y siniestra en sus provincias.
Ninguno de estos medios hace mención a la inmediata respuesta epidemiológica por parte del gobierno cubano, quien ha puesto incontables recursos para evitar la diseminación de la enfermedad. Al contrario se refieren a comentarios como el siguiente; “Pero la policía mantuvo una fuerte presencia de seguridad en los hospitales del área y no se permitía a los parientes visitar a los pacientes con cólera”, de acuerdo a comentarios enviados por la mercenaria  Tania de la Torre y su esposo.
El sitio Havana Times aumentó los rumores infundados sobre el fallecimiento de una anciana en La Habana, especulando sobre las medidas obvias que toma el gobierno en el caso de un repunte de la enfermedad. Todo este dispositivo es parte de la estrategia epidemiológica cubana y demuestra la preocupación de las autoridades al respecto.  Otro blog, Café Fuerte, también especuló sobre el fallecimiento de quince pacientes en la Isla, según fuentes desconocidas.
No podía faltar la injerencia descarada de la  congresista estadounidense Ileana Ros-Lehtinen,  quien llena de venenosa intolerancia acusó al gobierno cubano de evitar difundir información sobre el brote de cólera en Cuba para no ahuyentar al turismo. Se apoyó en sus comentarios en las mismas cifras difundidas por sus mercenarios dentro de la Isla.
REPERCUSIONES
La carga mediática de los medios enemigos de Cuba ha despertado infundadas suspicacias y temores, pero sin la magnitud que ellos pretendían. Aunque México inició medidas de protección con respecto a los vuelos procedentes de Cuba,  el vocero de la Secretaría de Salud de Yucatán, Luis Vázquez, aseguró que, en México,  “no hay nada, ni siquiera ha venido ningún pasajero con sospechas de nada”.
Por su parte, las Islas Caimán emitieron  una advertencia en que recomendaba que los viajes a la isla debieran limitarse “sólo a los esenciales”.
Sin embargo, otra cosa ha sucedido en Venezuela, donde los medios controlados por la derecha han tratado de hacerse eco con la campaña mediática anticubana, como son los casos de El Universal y Noticias 24, quienes aducen al peligro de transmisión de la enfermedad, dado el flujo permanente de viajeros entre ambas naciones.
La OMS, como otras prestigiosas organizaciones internacionales conocer el alto nivel organizacional existente en Cuba para enfrentar contingencias, tanto naturales como focos epidémicos. Asimismo, destacaron en varias oportunidades el alto nivel de calificación de la medicina cubana, demostrado internacionalmente mediante la cooperación solidaria hacia otras naciones.
Como señalara una cubana sencilla: “se está alerta, pero sin miedo”, en franca expresión de la confianza que tiene el pueblo hacia su gobierno. El resto es manipulación barata, vilmente manipulada y encaminada a dañar a Cuba.
Por mí parte, empero, creo que este suceso epidémico debe servirnos a todos a sacar provechosas lecciones:
1)    Toda campaña mediática contra Cuba se urde sobre la base de nuestras debilidades en cuanto a mantener informado, en tiempo real, a nuestro pueblo. La información veraz, inmediata y serena, no confunde, y compromete, a la par, a los ciudadanos en la solución de este tipo de contingencias. Es la forma más efectiva de poner coto a la mentira, a la distorsión de la verdad y a la manipulación mediática de nuestras realidades.
2)    Aunque hemos avanzado mucho en materia de salud, siendo uno de los países con indicadores más altos en el mundo, debemos mantener un serio proceso de perfeccionamiento de la salud primaria a la ciudadanía. Todo esfuerzo por mantener una calidad en los servicios de salud al pueblo, debe ser un reto permanente para todos y no se debe  escatimar voluntad en ello.
3)    Nos queda mucho por trabajar, es cierto, en el mejoramiento de las condiciones de vida de nuestra población. La falta de recursos, a pesar del gran esfuerzo de nuestro gobierno, conspira contra ello. Debe ser parte de la responsabilidad de los órganos de dirección, tanto a nivel nacional, provincial y en cada localidad, la eliminación de vertederos, los escapes de aguas albañales, la eliminación de los focos contaminantes, la vigilancia epidemiológica efectiva y el monitoreo permanente a aquellas zonas potencialmente vulnerables a la profusión de enfermedades.
4)    Aunque se ha trabajado fuertemente en la incorporación de la población en la batalla de enfermedades endémicas como el dengue, todavía se debe hacer un esfuerzo mayor en la capacitación y educación de nuestro pueblo, aumentando su cultura sobre la salud. Hervir el agua, limpieza permanente del hogar, realización verdadera del auto focal, así como otras medidas, deben dejar de ser simples campañas y convertirse en hábitos de vida.
5)   Involucrar aún más a las organizaciones de masas en la solución de aquellos problemas relacionados con el bienestar y la garantía de la salud de nuestros compatriotas. Dejar a un lado el campañismo y convertirlo en tareas esenciales de su trabajo con el pueblo.
Cuba, a pesar de lo que piensan sus detractores, saldrá airosa de este nuevo reto, como lo consiguió frente al dengue hemorrágico y la fiebre porcina, así como contra otras amenazas implantadas por el bioterrorismo de la CIA y los mafiosos de Miami. Tenemos amplia experiencia en librar esas batallas y contamos con los recursos humanos capaces para lograrlo. Seguirá siendo, a qué negarlo, un sitio seguro para el visitante y para nuestro propio pueblo.
Percy  Francisco Alvarado Godoy.

Osvaldo Doimeadiós, ‘No hay diferencia entre el público de Miami y el de La Habana’

Roberto Koltun / El Nuevo Herald

El humorista de la isla sigue presentándose en el teatro y la televisión de Miami

          Con sus múltiples personajes, tres músicos y un invitado especial, el humorista cubano Osvaldo Doimeadiós regresa a la escena de Miami para presentar De Doime son los cantantes, el espectáculo que ocupará el escenario del Teatro Manuel Artime, mañana, y la pista de The Place, el viernes 6.

“El show tiene algunas rutinas de Margot, Feliciano y otros personajes que di a conocer en Aquí cualquier@, que estrené aquí hace dos años, y muchas cosas nuevas. El reto es complacer al público con los números que espera y sorprenderlo con lo inesperado”, anunció el actor, quien contará con la participación de El Pible, en calidad de invitado. “Todavía no sabemos si haremos algo juntos. Como él siempre tiene tanto trabajo, todo depende del tiempo de que disponga”, precisa.

Doimeadiós viajó desde La Habana con el grupo Teatro El Público como parte del elenco de Calígula, y desde la semana pasada protagoniza un segmento del espacio Esta Noche Tu Night (Mega TV) con el personaje de Mañeña, una de sus creaciones que tampoco faltará en su propuesta del Artime.

“Mañeña ha tenido una acogida sorprendente”, comentó. “Lo curioso es que me la piden más en Miami que en La Habana”.

Según el actor, el hecho de que la mujer represente “la inventiva cubana y esté tratando de venir para acá”, la hace muy atractiva para quienes no están al tanto de la realidad de la isla.

“Ella quiere viajar adonde sea. Lo que le importa es tener contacto con la gente ‘de afuera’ ”, añadió. Al referirse a a Margot, otro de sus caballos de batalla, la describió como “una mujer que se mete en todo” y que sigue gozando del favor del público porque su humor “roza la crítica social”, como el resto de sus personajes.

“La crítica no ha desaparecido de los escenarios cubanos. Ese es un espacio que los humoristas de allá hemos ganado”, subrayó el actor de 47 años, tras recordar que, al cierre del Cine Teatro Acapulco, por orden de la censura, los cómicos crearon el Centro Promotor del Humor, en 1995. Allí se organizan talleres y producciones para teatros.

“El Centro surgió para defender al gremio de los humoristas después que la censura cerró el cine-teatro Acapulco, en 1992”, evocó. “Como no tiene subvención del estado funciona con nuestros propios ingresos. ¡Es mejor que no tener nada!”.

Entre las figuras desconocidas para el público miamense Doimeadiós celebró la labor del grupo Como Tú, con Miguel Moreno, y el de Kike Quiñones, director del Centro, quien rescató los personajes del teatro bufo –El Negrito, La Mulata y El Gallego– y les dio nuevos contenidos.

Sobre las limitantes que tiene un humorista cubano para hacerse entender en el extranjero, el actor aclaró que cuando le ha tocado presentarse en España o en México, siempre introduce su cuota de “humor blanco para llegar a un público heterogéneo”. Sin embargo, en algunas ocasiones nota que sus rutinas han funcionado mejor que en Cuba.

“En el caso de Miami no encuentro muchas diferencias entre el público de aquí y el de La Habana”, confesó. Más bien diría que, a veces, la gente de aquí resulta más receptiva que la de allá. Cada vez que me presento en Miami, me parece que no he salido de Cuba”. •

Osvaldo Doimeadiós en ‘De Doime son los cantantes’. Teatro Manuel Artime, 900 SW 1 St. Mañana a las 8 p.m. The Place of Miami. 833 SW 29 Ave. Viernes 6. Informes: 305-303-4019.

http://www.elnuevoherald.com/

Iglesia católica cubana asegura que las Damas de Blanco es un grupo político

Soler afirmó que monseñor Ramón Suárez Polcari, canciller de la Arquidiócesis de La Habana “siempre ha sido muy receptivo con nosotras, pero hoy no”. Durante el encuentro el viernes entre cuatro Damas de Blanco y Polcari, agregó, “hubo momentos fuertes”.
Cuando las mujeres pidieron una audiencia con el Papa —aseguró Soler—, Polcari respondió que si el gobierno no les había permitido asistir a las misas dadas papales en la isla a fines de marzo era poco probable que les permitiera viajar a Italia.
Polcari impugnó además el propósito de las Damas de Blanco, fundadas por mujeres familiares de los 75 disidentes arrestados en la ola represiva del régimen cubano contra los opositores políticos en el 2003. Todos fueron puestos en libertad el verano pasado, luego de que Ortega intercediera a nombre de ellos.
Polcari “nos dijo que éramos un movimiento político, que habíamos cambiado. Le dijimos que nosotros somos un grupo humanitario, defensoras de los derechos humanos”, señaló Soler a El Nuevo Herald por teléfono desde la Habana.
No se pudo contactar de inmediato a Polcari para que comentara al respecto.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/05/25/1212295/tensa-cita-de-las-damas-de-blanco.html#storylink=cpy

Jueza Lenard suave y conciliadora con persona vinculada al narcotráfico, dura y cruel con los cinco antiterroristas cubanos

Por Edmundo García

A mi regreso este martes de un viaje a La Habana, como es costumbre, me puse a revisar la prensa que tenía acumulada para ponerme al día. Fue así que encontré un artículo del periodista Jay Weaver aparecido este mismo martes 15 de mayo, tanto en The Miami Herald como en El Nuevo Herald, titulado en este último “Jueza anula condena de cadena perpetua”. Dicho artículo trata sobre uno de los tantos hechos delictivos vinculados al tráfico de drogas, particularmente de cocaína, que hizo ola en Miami en décadas pasadas; pero me permitirá hacer una analogía o comparación que creo importante y reveladora de los desiguales estándares con que puede impartirse la justicia en los Estados Unidos y mucho más en una ciudad como Miami.

En el mencionado artículo Jay Weaver cuenta la historia de Yuby Ramírez, una ciudadana colombiana de 41 años condenada a cadena perpetua en el 2001 por el delito de “conspiración para cometer asesinato”. El objetivo de esta conspiración era eliminar a un testigo del gobierno que iba a declarar contra los narcotraficantes Willie Falcón y Sal Magluta, connotados narcotraficantes de la llamada era de los “cocaine cowboys”, condenados a largas condenas por ese delito. Todo parecía indicar que Yuby Ramírez iba a estar encerrada el resto de sus días, pero una jueza federal admitió que había sido mal asesorada por sus antiguos abogados y, acompañándose de nuevos defensores, logró hacer un trato judicial que le bajó la condena a 10 años; saliendo inmediatamente en libertad, pues al estar presa desde el 2001 el tiempo pasado en prisión le cubría la nueva sentencia. A Yuby Ramírez no solo se le probó el cargo de “conspiración para cometer asesinato”, sino que además ella misma acabó confesando su culpabilidad.

Les decía que esta historia me iba a permitir manejar una comparación, porque precisamente ese cargo de “conspirar para cometer asesinato” que se le imputó a la ciudadana colombiana Yuby Ramírez, y del que acaba de salir en libertad, es el mismo que se le imputa al luchador antiterrorista Gerardo Hernández Nordelo, y por el que se le condenó no a una sino a dos cadenas perpetuas, más quince años. Solo que a Gerardo no se le pudo probar en corte y mucho menos reconoció o confesó haber tenido algo que ver con el intento de actuar contra la vida de alguna persona.

El cargo de “conspirar para cometer asesinato” era tan insostenible en el caso de Gerardo Hernández Nordelo que la misma fiscalía, o sea el gobierno de los Estados Unidos, quiso desestimarlo porque temía que junto a él se le cayera el caso completo. Como se supo después por documentos desclasificados, el FBI monitoreaba a Gerardo Hernández desde años antes de su detención y precisamente por eso el gobierno norteamericano sabía perfectamente que Gerardo era inocente del cargo de conspirar para derribar las avionetas de Hermanos al Rescate. Sabían lo que hacía Gerardo, escuchaban lo que hablaba Gerardo, así que nadie mejor que ellos mismos para saber que el cargo de “conspiración para asesinar” era improcedente en su contra. ¿Cómo fue que de todas formas esa acusación persistió contra Gerardo? ¿Cómo fue que la jueza la mantuvo aún pidiendo la fiscalía su eliminación para no quedarse con nada? Es algo que todavía nadie puede explicar.

Se suele afirmar que en el sistema judicial norteamericano los jueces pueden impartir justicia según criterio y autoridad propia. Aunque la historia está llena de ejemplos que demuestran lo contrario, cualquiera pude pensar que juezas distintas pudieron llegar también a distintas conclusiones; pero: ¿Cómo se llama la jueza que condenó a Gerardo Hernández Nordelo a dos cadenas perpetuas y quince años por supuestamente “conspirar para cometer asesinato”, sin que se hubiera probado en corte o él lo hubiera confesado? Pues esa jueza se llama Joan Lenard. ¿Y quién es la jueza que acaba de anular la cadena perpetua a Yuby Ramírez por el delito probado, declarado y confeso de “conspirar para cometer asesinato”? Pues es la jueza Joan Lenard. Es decir, la misma jueza federal en ambos casos, anula la sentencia por un lado y la multiplica por el otro.

No hacía falta otra evidencia para concluir lo que todo el mundo sabe: que el juicio en Miami contra los cinco luchadores antiterroristas cubanos fue un juicio político, parcializado por la influencia de los grupos de la derecha cubanoamericana y la presión de una prensa rendida a sus intereses. Aquí está otra prueba de los diferentes estándares con que se aplica la justicia en los Estados Unidos y, a la vez, un antecedente para que la misma jueza Joan Lenard reconsidere las injustas condenas dictadas contra nuestros cinco héroes. 

Confirma informe que incendio en agencia de viajes a Cuba en Miami fue un acto terrorista

Un informe del Departamento de Bomberos de Coral Gables confirmó que el incendio en una compañía de vuelos chárter a Cuba fue un acto de terrorismo.

De acuerdo con la investigación el artefacto incendiario lanzado dentro de una oficina luego que un trozo de pavimento rompiera una ventana que daba al exterior.

Un perro policía entrenado para detectar activadores de combustión alertó sobre tres puntos separados donde empezó el incendio en Airline Brokers Co., incluyendo un área donde los investigadores encontraron una botella verde rota.

Según El Nuevo Herald, los investigadores encontraron además un encendedor desechable en una entrada cerca de la esquina sudeste de la oficina de la compañía en la planta baja, en 815 Ponce de León, según el informe.

El informe determinó que la causa del incendio “fue el uso de un artefacto incendiario que contenía un activador de combustión, lanzado al interior de la oficina tras la ruptura de la ventana situada en la pared externa que da al sur, la mas cercana a la pared que da al este”.

Un fragmento de “lo que parecía en mayor medida asfalto y superficie de pavimento”, que medía alrededor de 6” x 6” x 3” se encontró en la oficina, “lo cual indica el uso potencial de un proyectil para romper una ventana del edificio”.

La práctica del terrorismo ha sido habitual en Miami donde criminales entrenados y financiados por el gobierno de Estados Unidos han atacado de manera violenta a las compañías de vuelos chárter a Cuba, asi como a personas o particulares que hayan mantenido posiciones a favor de mejorar las relaciones con la Isla.

Uno de los hechos de este tipo más recordados es el asesinato del joven cubano de 26 años de edad, Carlos Muñiz Varela, el 28 de abril de 1979 en una calle de San Juan, Puerto Rico, a quien un disparo de pistola 45 le destrozó el cráneo.

Cuatro meses antes del asesinato –enero de 1979- la banda ultraderechista Omega 7 se atribuyó la explosión de una bomba en las Oficinas de la Agencia de Viajes Varadero, en la capital puertorriqueña.
Por razones similares, en 1976 la explosión de una bomba le cortó las piernas al locutor radial Emilio Milian.

En la ciudad de Miami vive en libertad y protegido por representantes del gobierno el connotado terrorista internacional Luis Posada Carriles, culpable de la voladura de un avión civil de cubana de aviación en pleno vuelo, asi como de incontables crímenes en varios países de América Latina.

(Cubasi.cu)

El Papa: Quien ganó y quien perdió.

FOTO: Roberto Suárez

Benedicto  XVI  se  fue  de  Cuba  ayer  miércoles   bajo   un   intenso  aguacero-  como  bendición del  cielo-  después  de  una  intensa  estancia  de tres  días  en  la  isla en un  viaje que  puede  ser  descrito  como  un emotivo  encuentro  con  el  pueblo  cubano, su virgen  de  la  Caridad,  la jerarquía  de  la  Iglesia  católica  Representada  por  sus  Obispos  encabezados  por  el  Cardenal Jaime Ortega,  así como con  las  figuras  más  representativas  del   Estado, el  Presidente  Raúl  Castro  y  el  líder  histórico  de  la  Revolución  Fidel  Castro.

¿Qué  no  cedió  el  Papa  a las  presiones  que  le  venían  haciendo  para que  se entrevistara   con  los  Disidentes pagados  por  un  gobierno  extranjero?  Pues  hizo   muy bien  Benedicto  XVI  en  cumplir  su  agenda  de  viaje  sin  doblegarse ante fuerzas  extrañas   porque  solo  ante  Dios  se  inclinan  los Papas.

¿Quién  ganó  y  quien   perdió  con  la  visita  del  Papa  a Cuba?   La  pregunta  tiene  distintas respuestas,  dependiendo  a  quien  se  la  haga la pregunta, pero independientemente  de  lo que digan  unos  y  otros,  está  bien  claro  que  quienes    ganaron,  a  fin  de cuentas  fueron  Cuba, su  pueblo, la Iglesia  el Papa,  el  Vaticano  y  el  gobierno cubano.  Y quienes  perdieron  fueron  los  que   intentaron  sabotear  la   visita  del  Papa  a  la  isla,  levantando  consignas  de  odio que  nada  tienen  que  ver  con  el verdadero  sentimiento cristiano.

Entre  los  perdedores está   la extrema  derecha cubana  de  Miami,  los  Canales  Cloacas  del sur  de  La  Florida,  El  Nuevo Herald  en   Español,  los  tres  Congresistas  Republicanos  Ileana  Ros, Mario  Díaz  Balart y David  Rivera,  el Senador  Marco  Rubio, la Redonda  Ninoska ,  el Triple-Feo  de Radio-Mambí, El  Diario  “El  País”  de  Madrid, los  “combatientes  verticales  de  la  calle  8”   y  todos  y cada  uno   de  los enemigos  de  la  nación  cubana  que   hicieron    mejores  sus  esfuerzos por   sabotear  la  visita  del  Papa  a Cuba.   Esa  es  mi conclusión, porque   su  mensaje  final   es lo  que  cuenta.   El Papa se   pronunció  contra  el  Embargo  de   Estados  Unidos  a  Cuba,   a  la  vez  que pedía  cambios  en   Cuba  y  en el  Mundo.  Estamos  de  acuerdo. Y ahora  que  lloren  de  rabia  los  mercaderes  del  odio.

Ileana Ros pide a Obama boicotear Cumbre de las Américas si Cuba asiste

Ileana Ros-Lehtinen, congresista estadounidense de origen cubano, pidió al presidente Barack Obama “boicotear” la Cumbre de las Américas si Cuba es invitada, dijo el diario El Nuevo Herald, de Miami.

“Cuba no tiene derecho a participar en esa cumbre porque no es miembro de la OEA y no cumple con los criterios básicos para serlo”, añadió en un comunicado Ros-Lehtinen, jefa del Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes de EE.UU. y célebre por su odio al país donde nació.

Por iniciativa del presidente de Ecuador, Rafael Correa, el Alba pidió que Cuba sea invitada a la cumbre y está a la espera del resultado de las consultas que Colombia, el país anfitrión, ha iniciado al respecto.

El secretario de Asuntos Jurídicos de la Organización de Estados Americanos (OEA), Jean Michel Arrighi, explicó ayer a Efe en Asunción que es Colombia el país que tiene la potestad de gestionar la invitación a Cuba y reiteró que este asunto escapa a las competencias del organismo continental.

Ileana Ros, conocida en Cuba como la “loba feroz” por su participación en el intento de secuestro del niño Elián González, es una de las voces más notables de la política extremista de EE.UU. contra la Isla. Fue también la presidenta de honor del Comité de recaudación de fondos para pagar los gastos legales del terrorista Luis Posada Carriles, quien vive en libre en Miami, a pesar de ser uno de los autores intelectuales de la voladura de un avión civil que costó la vida a 73 personas.

http://www.5septiembre.cu/

 

A %d blogueros les gusta esto: