El asteroide que rozará la Tierra en 2013

 

El próximo año una roca de 50 metros de diámetro pasará más cerca de lo normal por nuestro planeta. El asteroide, bautizado como 2012 DA14 y descubierto por une equipo de astrónomos de la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés) viajará a tan solo 24.000 kilómetros de la Tierra, más cerca que muchos satélites comerciales.

Como explica Detlef Koschny, responsable del estudio de Objetos Próximos a la Tierra (NEOs) de la Oficina para el Conocimiento del Medio Espacial (SSA) de la ESA, “pasará a una distancia completamente segura, pero se acercará lo suficiente para que sea posible observarlo con unos prismáticos convencionales”.

Pero, si pasará tan cerca de la Tierra, ¿por qué no se sabía de su existencia hasta el momento? Como explica Jaime Nomen, uno de los astrónomos implicados en el hallazgo, “es un objeto bastante difícil de observar debido a su trayectoria en el cielo de la mañana, su gran velocidad angular, su tenue brillo y las características de su órbita, que pasa muy por encima del plano orbital de la Tierra”. De hecho, en palabras del propio Nomen, “podría haber pasado completamente desapercibido durante esta visita a nuestro planeta“.

Y es que en este descubrimiento la ciencia española ha jugado un importante papel. El asteroide, desconocido hasta el momento por su pequeño tamaño, fue descubierto por el observatorio LSSS (La Sagra Sky Survey) situado muy cerca de Granada, a unos 1.700 metros de altitud. Y en el equipo de astrónomos hay varios españoles implicados.

El estudio de los asteroides es fundamental para la astronomía y, aunque los científicos han descartado el impacto con nuestro planeta, este tipo de descubrimientos es fundamental para observar cómo afecta el campo gravitatorio de la Luna y nuestro planeta a su trayectoria. Exactamente el día 15 de febrero de 2013 será el día que más cerca esté de nosotros y, aunque solo se trata de uno de los 500.000 objetos próximos a la Tierra que se estima están por descubrir, el paso del asteroide servirá para aumentar el conocimiento sobre este tipo de rocas gigantes.

 

 

Un asteroide de 50 metros ‘rozará’ la Tierra en 2013

  • Los científicos descartan que haya posibilidades de colisión
  • Se acercará a una distancia de tan solo dos diámetros terrestres
Estimación de la órbita del asteroide 2012 DA14 en el momento de su cruce con la Tierra.JPL

Estimación de la órbita del asteroide 2012 DA14 en el momento de su cruce con la Tierra.JPL

Un asteroide de unos cincuenta metros “rozará” la Tierra el 15 de febrero de 2013, pero no impactará sobre el planeta, aunque sí podrá observarse fácilmente desde Europa.

El Observatorio Astronómico de Mallorca ha informado hoy en un comunicado de que este objeto cruzará por debajo de las órbitas de los satélites geoestacionarios el día 15 de febrero de 2013, y que su impacto contra la Tierra está completamente descartado.

El descubrimiento del asteroide, denominado 2012 DA14, se llevó a cabo el 22 de febrero de 2012 desde la estación robótica de La Sagra, que está ubicada en la sierra granadina y pertenece al Observatorio Astronómico de Mallorca.

2012 DA14 es un cuerpo del tipo Apolo. Pertenece al grupo cuya órbita se cruza en algún momento con la de la Tierra. Su periodo orbital es de 366,24 días, un día más que el año terrestre. Su pequeña excentricidad hace que se desplace en torno a ella durante las próximas décadas.

Durante la mitad del año se mueve y acompaña interiormente a la Tierra, con la que se cruza para pasar a su parte exterior el resto del año.

El 15 de febrero de 2013, fecha del próximo cruce, el asteroide estará a solo unos 28.000 kilómetros del centro de la Tierra, según las últimas estimaciones realizadas por el Programa de Cuerpos Cercanos a la Tierra de JPL-NASA.

En su máxima aproximación estará a una distancia de dos diámetros terrestres

Esa distancia en términos astronómicos es muy cercana y equivale a algo más de dos diámetros terrestres desplazándose a una velocidad de unos siete kilómetros por segundo en relación a la Tierra.

A pesar de que no hay riesgo de impacto, su órbita se desviará de forma considerable por la gravedad terrestre, lo que generará cierta incertidumbre en la predicción de los futuros encuentros y el cálculo de posibles impactos.

La colisión contra un cuerpo como este produciría la devastación de más de 2.000 kilómetros cuadrados, un territorio similar al de la isla de Mallorca. Un evento de tales características ocurrió en Tunguska (Siberia) en 1908.

El fenómeno será visible en Europa, desde donde se podrá ver con unos prismáticos como una estrella que se desplazará a gran velocidad y que, en pocos minutos, desaparecerá para entrar en el cono de sombra de la Tierra.

Otro potencialmente peligroso en 2040

Por otro lado, los científicos siguen de cerca al asteroide 2011 AG5, descubierto el año pasado. Esta roca es mucho más grande, mide unos 140 metros.

Según los últimos calculos existen posibilidades remotas de que pudiera chocar contra la Tierra en 2040, aunque las proyecciones aseguran que las posibilidades de impacto son de 1 entre 625, según informa Space.com.

El gran asteroide se mueve alrededor del sol entre las órbitas de Marte y Venus y los astrónomos siguen sus movimientos para tratar de definir lo máximo posible su órbita.

En septiembre de 2012 se “acercará” a 147 millones de kilómetros de la Tierra, por lo que podrán observarlo mejor y afinar cuál es su trayectoria.

(Tomado de http://www.rtve.es/)

Onda de energía solar se dirige a la Tierra tras explosión

PUB Foto: Nasa (referencial)

Se trata de la tormenta más potente de los últimos meses, según las imágenes captadas por el Observatorio Solar de la NASA (Solar Dynamics Observatory).

El Observatorio del Clima Espacial informó que hoy se produjo una explosión solar clasificada como M9, casi una llamarada X, las más grandes que existen.

Se trata de la tormenta más potente de los últimos meses, según las imágenes captadas por el Observatorio Solar de la NASA (Solar Dynamics Observatory).

El mayor riesgo de estas tormentas solares es la posibilidad de que afecten a los sistemas de comunicaciones en la Tierra, debido a que el Sol se encuentra en una etapa muy activa, recoge El Mundo en su portal de internet.

Se trata de un fenómeno con la capacidad potencial de causar nuevas tormentas solares mayores que las de este fin de semana y deben ser seguidas de cerca.

Los satélites de observación han captado como una eyección de masa coronal salía de esta mancha en dirección a la Tierra.

La explosión ha sido detectable, con minutos de diferencia, en Australia, Nueva Zelanda, China e India, en forma de ionización.

Ahora se estudian los tipos de impacto podría tener esta eyección cuando llegue a la Tierra, si podría ser de manera directa o parcial.

En este sentido, el Observatorio del Clima Espacial ha apuntado que la magnetosfera del planeta se encuentra actualmente en proceso de recuperación de la llamarada solar, de categoría M3.2, que tuvo lugar el pasado 19 de enero y que impactaba en el planeta el pasado domingo.

La magnetosfera también se ha de enfrentar ahora a esta nueva llamarada, que casi triplica a la anterior y que por su extraordinaria rapidez impactaría con la Tierra este martes 24 de enero o el miércoles 25.

A %d blogueros les gusta esto: