Declaración conjunta del Papa Francisco y del Patriarca Kiril de Moscú y Toda Rusia

declaracion05-580x348

Firma de la Declaración Conjunta entre el Papa Francisco y el Patriarca Kirill. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Declaración conjunta del Papa Francisco y del Patriarca Kiril de Moscú y Toda Rusia 

“Que la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la participación del Espíritu Santo estén con todos vosotros” (2 Corintios 13,13).

  1. Por la voluntad de Dios Padre, de quien procede todo don, en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo, con la ayuda del Espíritu Santo Consolador, nosotros, Francisco, Papa y Obispo de Roma, y Kiril, Patriarca de Moscú y Toda Rusia, reunimos hoy en La Habana. Damos gracias a Dios, glorificado en la Santísima Trinidad, por este encuentro, el primero en la historia. Con alegría, nos reunimos como hermanos en la fe cristiana que se encontraron para “hablar… personalmente” (2 Juan, 12), de corazón a corazón, y discutir las relaciones mutuas entre las Iglesias, los problemas palpitantes de nuestro rebaño y las perspectivas del desarrollo de la civilización humana.
  2. Nuestro encuentro fraterno se llevó a cabo en Cuba, en la encrucijada entre el Norte y el Sur, el Este y el Oeste. Desde esta isla, un símbolo de esperanza del Nuevo Mundo y de los dramáticos acontecimientos de la historia del siglo XX, dirigimos nuestras palabras a todas las naciones de América Latina y de otros continentes. Nos alegra el hecho de que hoy en día aquí la fe cristiana evoluciona dinámicamente. El potencial religioso de gran alcance en América Latina, sus tradiciones cristianas multiseculares, manifestadas en la experiencia personal de millones de personas, son clave para un gran futuro de esta región.
  3. Al reunirnos a distancia de las antiguas disputas del Viejo Mundo, sentimos muy fuertemente la necesidad de colaboración entre los católicos y los ortodoxos, que deben estar siempre preparados para responder a cualquiera que les pida razón de la esperanza (1 Pedro 3, 15).
  4. Damos gracias a Dios por los dones que hemos recibido a través de la venida al mundo de su Hijo Unigénito. Compartimos la Tradición espiritual común del primer milenio del cristianismo. Los testigos de esta Tradición son la Santísima Madre de Dios, la Virgen María, y los santos a quienes veneramos. Entre ellos están innumerables mártires que mostraron su fidelidad a Cristo y se convirtieron en “la semilla de cristianos”.
  5. A pesar de tener la Tradición común de diez primeros siglos, los católicos y los ortodoxos, durante casi mil años, están privados de comunicación en la Eucaristía. Permanecimos divididos dado a las heridas causadas por los conflictos del pasado lejano y reciente, por las diferencias heredadas de nuestros antepasados, en la comprensión y la explicación de nuestra fe en Dios, un ser único que existe como tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Lamentamos la pérdida de la unidad, que era una consecuencia de la debilidad y la pecaminosidad humana, que se produjo a despecho de la oración del Primer Sacerdote, Cristo Salvador: “Te pido que todos ellos estén unidos; que como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, también ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste” (Juan 17, 21).
  6. Conscientes de muchos obstáculos que hay que superar, esperamos que nuestro encuentro contribuya a la obtención de la unidad mandada por Dios, por la que Cristo había rezado. Que nuestro encuentro inspire a los cristianos de todo el mundo para invocar con el nuevo fervor al Señor, orando sobre la plena unidad de todos sus discípulos. Que ésta, en el mundo que espera de nosotros no sólo palabras, sino acciones, sea un signo de esperanza para todas las personas de buena voluntad.
  7. Teniendo firmeza en hacer todo lo necesario para superar las diferencias históricas heredadas por nosotros, queremos reunir nuestros esfuerzos a fin de dar testimonio del Evangelio de Cristo y del patrimonio común de la Iglesia del primer milenio, respondiendo conjuntamente a los desafíos del mundo moderno. Los ortodoxos y los católicos deben aprender a llevar el testimonio común de la verdad en aquellas áreas, en las que es posible y necesario. La civilización humana ha entrado en un período de cambios epocales. La conciencia cristiana y la responsabilidad pastoral no nos permiten que permanezcamos indiferentes ante los desafíos que requieren una respuesta conjunta.
  8. Nuestra atención está dirigida principalmente hacia aquellas regiones del mundo donde los cristianos están sometidos a persecución. En muchos países de Oriente Medio y África del Norte, se exterminan familias completas de nuestros hermanos y hermanas en Cristo, pueblos y ciudades enteros habitados por ellos. Sus templos están sometidos a la destrucción bárbara y a los saqueos, los santuarios – a la profanación, los monumentos – a la demolición. En Siria, Irak y otros países de Oriente Medio observamos con dolor el éxodo masivo de cristianos de la tierra donde nuestra fe comenzó a extenderse, y donde ellos vivían a partir de los tiempos apostólicos, junto con otras comunidades religiosas.
  9. Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional a tomar medidas inmediatas para evitar un mayor desplazamiento de los cristianos de Oriente Medio. Levantando nuestras voces en defensa de los cristianos perseguidos, también solidarizamos con sufrimientos de seguidores de otras tradiciones religiosas, que se han convertido en víctimas de la guerra civil, el caos y la violencia terrorista.
  10. En Siria e Irak esta violencia ha cobrado miles de vidas, dejando sin hogares y medios de vida a unos millones de personas. Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional a unirse para poner fin a la violencia y al terrorismo y al mismo tiempo, a través del diálogo, a contribuir a la pronta obtención de la paz civil. Se requiere una ayuda humanitaria de gran escala para el pueblo que sufre, y para muchos refugiados en los países vecinos. Solicitamos a todos los que pueden, influir en el destino de todos los secuestrados, incluyendo a los Metropolitas de Alepo, Pablo y Juan Ibrahim, capturados en abril de 2013, para hacer todo lo necesario a fin de su pronta liberación.
  11. Enviamos oraciones a Cristo, Salvador del mundo, sobre el establecimiento en suelo de Oriente Medio de la paz, que es producto de la justicia (Isaías 32, 17), sobre el fortalecimiento de la convivencia fraterna entre diversos pueblos, Iglesias y religiones situados en esta tierra, sobre el regreso de los refugiados a sus casas, sobre la curación de los heridos y el reposo de almas de las víctimas inocentes. Dirigimos a todas las partes que puedan estar involucradas en los conflictos, un ferviente llamamiento para manifestar buena voluntad y llegar a la mesa de negociación. Al mismo tiempo, es necesario que la comunidad internacional haga todos los esfuerzos posibles para poner fin al terrorismo mediante acciones comunes, conjuntas y sincronizadas. Hacemos un llamamiento a todos los países involucrados en la lucha contra el terrorismo, a las acciones responsables y prudentes. Hacemos un llamado a todos los cristianos y a todos los creyentes en Dios para rezar al Señor Creador y Providente que cuida el mundo, que guarde su creación de la destrucción y no permita una nueva guerra mundial. Para que la paz sea duradera y fiable, se requieren esfuerzos especiales destinadas al regreso a los valores comunes, que nos unen, basados en el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo.
  12. Admiramos la valentía de aquellos que entregan sus vidas por haber dado testimonio de la verdad del Evangelio, prefiriendo la muerte ante la abjuración de Cristo. Creemos que los mártires de nuestros tiempos, procedentes de diferentes Iglesias, pero unidos por un sufrimiento común, son la clave para la unidad de los cristianos. A vosotros, los que sufren por Cristo, dirige su palabra el Apóstol del Señor: “Queridos hermanos,… alegraos de tener parte en los sufrimientos de Cristo, para que también os llenéis de alegría cuando su gloria se manifieste” (1 Pedro 4, 12-13).
  13. En esta época turbadora se necesita el diálogo interreligioso. Las diferencias en comprensión de las verdades religiosas no deben impedir que las personas de diversas religiones vivan en paz y armonía. En las circunstancias actuales, los líderes religiosos tienen una responsabilidad especial por la educación de su rebaño en el espíritu de respeto por las creencias de aquellos que pertenecen a otras tradiciones religiosas. Los intentos de justificar actos criminales por consignas religiosas son absolutamente inaceptables. Ningún crimen puede ser cometido en el nombre de Dios, “porque Dios es Dios de paz y no de confusión” (1 Corintios 14, 33).
  14. Atestiguando el alto valor de la libertad religiosa, damos gracias a Dios por el renacimiento sin precedentes de la fe cristiana que ahora se lleva a cabo en Rusia y muchos países de Europa del Este, donde por décadas han gobernado regímenes ateos. Hoy en día, las cadenas del ateísmo militante cayeron, y en muchos lugares los cristianos son libres de profesar su fe. Durante un cuarto de siglo, aquí se erigieron decenas de miles de nuevos templos, se abrieron cientos de monasterios y escuelas teológicas. Las comunidades cristianas realizan amplias actividades caritativas y sociales, prestando diversa asistencia a los necesitados. Los ortodoxos y los católicos a menudo trabajan hombro con hombro. Ellos defienden la base espiritual común de la sociedad humana, dando testimonio de los valores evangélicos.
  15. Al mismo tiempo, nos preocupa la situación que tiene lugar en tantos países, donde los cristianos enfrentan cada vez más la restricción de la libertad religiosa y del derecho a dar testimonio sobre sus creencias y a vivir de acuerdo con ellas. En particular, vemos que la transformación de algunos países en las sociedades secularizadas, ajenas de cualquier memoria de Dios y su verdad, implica una grave amenaza para la libertad religiosa. Estamos preocupados por la limitación de los derechos de los cristianos, por no hablar de la discriminación contra ellos, cuando algunas fuerzas políticas, guiadas por la ideología del secularismo que en numerosos casos se vuelve agresivo, tienden a empujarles a los márgenes de la vida pública.
  16. El proceso de la integración europea, que comenzó después de siglos de conflictos sangrientos, fue acogido por muchas personas con esperanza, como prenda de paz y seguridad. Al mismo tiempo, advertimos en contra de aquella clase de integración que no respeta la identidad religiosa. Respetamos la contribución de otras religiones a nuestra civilización, pero estamos convencidos de que Europa debe mantener la fidelidad a sus raíces cristianos. Hacemos un llamamiento a los cristianos en Europa Occidental y Europa Oriental a unirse a fin de dar testimonio conjunto sobre Cristo y el Evangelio, para que Europa mantenga su alma formada por dos mil años de la tradición cristiana.
  17. Nuestra atención está destinada a las personas que se encuentran en una situación desesperada, viven en la pobreza extrema en el momento en que la riqueza de la humanidad está creciendo. No podemos permanecer indiferentes al destino de millones de migrantes y refugiados que tocan a las puertas de los países ricos. El consumo incontrolado, típico para algunos estados más desarrollados, agota rápidamente los recursos de nuestro planeta. La creciente desigualdad en la distribución de bienes terrenales, aumenta el sentido de la injusticia del sistema de las relaciones internacionales que se está implantando.
  18. Las Iglesias cristianas están llamadas a defender exigencias de la justicia, del respeto a las tradiciones nacionales y de la solidaridad efectiva con todos los que sufren. Nosotros, los cristianos, no debemos olvidar que “para avergonzar a los sabios, Dios ha escogido a los que el mundo tiene por tontos; y para avergonzar a los fuertes ha escogido a los que el mundo tiene por débiles. Dios ha escogido a la gente despreciada y sin importancia de este mundo, es decir, a los que no son nada, para anular a los que son algo. Así nadie podrá presumir delante de Dios” (1 Corintios 1, 27-29).
  19. La familia es el centro natural de la vida de un ser humano y de la sociedad. Estamos preocupados por la crisis de la familia en muchos países. Los ortodoxos y los católicos, compartiendo la misma visión de la familia, están llamados a testificar acerca de la familia como de un camino hacia la santidad, que se manifiesta en la fidelidad mutua de los cónyuges, su disponibilidad para dar a luz a los niños y formarles, en la solidaridad entre las generaciones y el respeto hacia los enfermizos.
  20. La familia es fundada sobre el matrimonio que es un acto libre y fiel de amor entre un hombre y una mujer. El amor fortalece su unión, les enseña a aceptar uno a otros como a un don. El matrimonio es la escuela del amor y de la fidelidad. Lamentamos que otras formas de convivencia se equiparan ahora con esta unión, y la visión de la paternidad y la maternidad como de especial vocación del hombre y de la mujer en el matrimonio, santificada por la tradición bíblica, se expulsa de la conciencia pública.
  21. Hacemos un llamamiento a todos para respetar el derecho inalienable a la vida. Unos millones de bebés están privados de la propia posibilidad de aparecer a la luz. La sangre de los niños no nacidos pide a gritos a Dios que haga justicia. (Génesis 4, 10). La divulgación de la así llamada eutanasia conduce al hecho de que los ancianos y enfermos comienzan a sentirse carga excesiva para su familia y la sociedad en conjunto. Expresamos nuestra preocupación por el uso cada vez más extendido de las tecnologías biomédicas de reproducción, porque la manipulación de la vida humana es un ataque contra los fundamentos del ser de la persona creada a imagen de Dios. Consideramos que nuestro deber es hacer acordarse sobre la inmutabilidad de los principios morales cristianos, basados en el respeto por la dignidad de la persona que está destinada a la vida de acuerdo con el plan de su Creador.
  22. Queremos hoy dirigir unas palabras especiales a la juventud cristiana. Vosotros, los jóvenes, no debéis esconder dinero en la tierra (Mateo 25, 25), sino usar todas las dotes dadas por Dios, para afirmar la verdad de Cristo en el mundo, realizar los mandamientos evangélicos del amor a Dios y al prójimo. No tengáis miedo de ir contra la corriente, defendiendo la verdad de Dios, con la que no siempre se ajustan las normas seculares modernas.
  23. Dios os ama y espera de cada uno de vosotros que seáis sus discípulos y apóstoles. Sed la luz de este mundo, para que otros, viendo el bien que hacéis, alaben todos a vuestro Padre que está en el cielo (Mateo 5, 14-16). Educad a los niños en la fe cristiana para entregarles la perla preciosa de la fe (Mateo 13, 46) que recibisteis de vuestros padres y antepasados. No olvidéis que “Dios os ha comprado por un precio” (1 Corintios 6, 20), el precio de la muerte en la cruz de Dios Hombre, Jesucristo.
  24. Los ortodoxos y los católicos están unidos no sólo por la Tradición común de la Iglesia del primer milenio, sino también por la misión de predicar el Evangelio de Cristo en el mundo contemporáneo. Esta misión requiere respeto mutuo entre los miembros de las comunidades cristianas, excluye cualquier forma del proselitismo. No somos competidores, sino hermanos: debemos arrancar de este concepto ejecutando todas actividades relacionadas con nuestros lazos y contactos con el mundo exterior. Instamos a los católicos y a los ortodoxos de todo el mundo para aprender a vivir juntos en paz, amor y armonía unos con otros (Romanos 15, 5). Es inaceptable el uso de medios incorrectos para obligar a los fieles a pasar de una Iglesia a otra, dejando de lado su libertad religiosa y sus propias tradiciones. Estamos llamados a poner en práctica el mandamiento de San Pablo Apóstol y “anunciar el evangelio donde nunca antes se había oído hablar de Cristo, para no construir sobre cimientos puestos por otros” (Romanos 15, 20).
  25. Esperamos que nuestro encuentro contribuya a la reconciliación donde hay tensiones entre los greco-católicos y los ortodoxos. Hoy en día es obvio que el método de “la unión” de los siglos pasados que implica la unidad de una comunidad con la otra a costa de la separación de su Iglesia, no es la manera de restaurar la unidad. Al mismo tiempo, las comunidades eclesiásticas que han aparecido como resultado de circunstancias históricas tienen derecho a existir y hacer todo lo necesario para satisfacer menesteres espirituales de sus fieles, buscando la paz con sus vecinos. Los ortodoxos y los greco-católicos necesitan la reconciliación y la búsqueda de formas de convivencia mutuamente aceptables.
  26. Lamentamos el enfrentamiento en Ucrania que ya cobró muchas vidas, causó sufrimientos innumerables a los civiles, hundió la sociedad en una profunda crisis económica y humanitaria. Hacemos un llamamiento a todas las partes del conflicto a tener prudencia, mostrar la solidaridad social y trabajar activamente para el establecimiento de la paz. Instamos a nuestras Iglesias en Ucrania a trabajar para lograr la armonía social, abstenerse de participar en la confrontación y de apoyar el desarrollo del conflicto.
  27. Esperamos que la división entre los creyentes ortodoxos en Ucrania sea vencida sobre la base de las normas canónicas existentes, que todos los cristianos ortodoxos de Ucrania vivan en paz y armonía, y que las comunidades católicas del país contribuyan a ello, para que nuestra hermandad cristiana sea aún más evidente.
  28. En el mundo de hoy, multifacético y al mismo tiempo unido por el destino común, los católicos y los ortodoxos están llamados a colaborar fraternamente para anunciar el Evangelio de la salvación, dar testimonio común de la dignidad moral y la auténtica libertad humana, “para que el mundo crea” (Juan 17, 21). Este mundo, en el que se están socavando rápidamente los fundamentos morales de la existencia humana, espera de nosotros el fuerte testimonio cristiano en todos los ámbitos de la vida personal y social. ¿Podremos en la época crucial dar testimonio conjunto del Espíritu de la verdad? De esto depende, en gran medida, el futuro de la humanidad.
  29. Que Jesucristo, Dios Hombre, Nuestro Señor y Salvador, nos ayude en el anuncio valiente de la verdad de Dios y de la Buena Noticia de salvación. El Señor nos fortalece espiritualmente con su promesa infalible: “No tengáis miedo, pequeño rebaño, que el Padre, en su bondad, ha decidido daros el reino” (Lucas 12, 32). Cristo es una fuente de alegría y de esperanza. La fe en él transfigura la vida del ser humano, la llena de significado. Lo han vivido por su propia experiencia todos aquellos de los que se puede decir con las palabras de San Pedro Apóstol: “Antes, ni siquiera erais pueblo, pero ahora sois pueblo de Dios; antes Dios no os tenía compasión, pero ahora tiene compasión de vosotros” (1 Pedro 2, 10).
  30. Llenos de gratitud por el don de comprensión mutua que se manifestó en nuestra reunión, nos dirigimos con esperanza a la Santísima Madre de Dios, haciendo solicitud con las palabras de la antigua oración: “Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios”. Que la Santísima Virgen María con su amparo fortalezca la hermandad de todos que la veneran, para que ellos, en un momento determinado por Dios, se junten, en paz y concordia, en el único pueblo de Dios, ¡sea glorificado el nombre de la Trinidad Consustancial e Inseparable!

Firmado

Obispo de Roma, Papa de la Iglesia Católica / Patriarca de Moscú y de toda Rusia

12 de febrero de 2016, La Habana (Cuba)

(Tomado de Cubadebate)

El encuentro en Berlín no sirvió para enfrentar al enemigo…

periodistas_cubanos_alemaniaEstuve unos días fuera… no “a fuera”, sino fuera, offline quiero decir. Al llegar me encuentro que el “tema alemán” ha crecido sostenidamente. El 95 % de los comentarios, son viscerales, ofensivos, puro berrinche. Son pocos los que valen la pena tener en cuenta, hasta el tal Siro4tel me mencionó en un post. ¿Tal vez pueda poner eso en mi currículo? Tengo que preguntar. De las declaraciones de los jóvenes que asistieron a Berlín me entusiasmó el texto de Roberto Peralo en la Joven Cuba y el de María Antonieta Colunga en su blog Nube de Alivio.
Para aliviar la carga a los pacientes lectores voy a hacer un cuestionario a tiro rápido:
¿Es ético asistir a ese tipo de encuentros sabiendo de antemano que lo financian los mismos dineros que financian el terrorismo contra Cuba?
¿Hay que satanizar a los jóvenes que asistieron?
Creo que estas dos cuestiones son medulares. No insisto en el origen del financiamiento sucio, porque está más que probado y eso dejó de ser, en el estado actual del debate, la cuestión principal. Como tampoco perderé un segundo en cuestionar el proyecto Periodismo de Barrio o Journalismus Nachbarschaftcomo ya le dicen algunos, porque en mi opinión de “más sabe el diablo por viejo…” ese asunto nada tiene de barrio y el tiempo, como bien dice Tunie en su post,  será el encargado de probarlo. Por otro lado, esa tampoco es la cuestión principal.
Entrando en materia.
En las muchas opiniones que salieron a defender el enrolamiento de los jóvenes cubanos en un proyecto financiado por los centros de inteligencia que sostienen la Guerra de Cuarta Generación contra nuestras naciones, ha faltado, en mi opinión, el reconocimiento a este concepto y cuando se ha mencionado, ha sido como si los de la CIA sean solo unos chicos traviesos que no saben lo que hacen. Comprender que vivimos en una “tercera guerra mundial por etapas” es básico, para para tomar partido en este asunto.
La primera disyuntiva que aparece ante nuestras conciencias cuestiona si es ético asistir a un encuentro así, sabiendo de antemano que está coordinado y financiado por el mismo dinero que presta servicios a los que siguen defendiendo el terrorismo contra Cuba y en las condiciones del de Berlín en particular. La respuesta que doy a la pregunta es un rotundo no. No es posible ir a conocer la puerta de Brandeburgo con un boleto que pagó el financista de las campañas calumniosas contra Cuba.
Esta puede parecer una posición extremista o retrógrada, pero no, es de principios. Hay cuestiones que son las que sostienen nuestras columnas. Ahora que Toledo Sandé comentó esos versos, los aprovecho para el análisis y pienso en lo que hubiese ocurrido si la bandera hubiese permanecido allí; Martí con dolor no habría entrado y nosotros nos hubiésemos perdido ese extraordinario poema que es La Bailarina Española.
Un viejo refrán sostiene que: no puedes impedir que te abofeteen, pero sí que te acaricien el rostro. No es auto bloqueo – y difiero del comentario de Silvio, citado por Harold en Facebook– es dignidad, por cierto algo que aprendí de sus canciones, o de él mismo. Recuerdo en los años 90 cuando le invitaron en una entrevista a ir a cantar a Miami y contestó con toda razón: “Se que si canto allí, se llena la calle 8, pero no”. En uno de los comentarios que siguen el tema, alguien alucinado aseguró que si la FNCA invita a debatir a nuestros jóvenes debemos ir. Definitivamente eso es un despropósito mayor, por no decir otra palabra. A todos les quiero recordar lo ocurrido en la Cumbre de las Américas cuando quisieron sentar en el mismo salón al asesino del Che y a los jóvenes revolucionarios.
Eso significa que debemos eludir el debate o no utilizar las “armas del enemigo” como bien preguntan los camaradas de la Joven Cuba. Por supuesto que no se puede eludir el debate, y hay que arrebatarle las armas al enemigo y con ellas hacer la revolución. Pero no es el caso que estamos debatiendo.
El encuentro en Berlín no sirvió para enfrentar al enemigo, sino para intentar la legitimación, con la presencia de nuestros jóvenes -subrayo nuestros y agrego cubanos- de un proyecto de subversión y dar razones para incrementar el dinero de esos negocios que conforman, lo que han llamado con razón, la Industria de la Contrarrevolución en su versión europea. Varias son las vías de financiamiento que usan para el Golpe Suave. Dinero contante y sonante (por la Western Union, valija diplomática o los mensajeros), premios, viajes, proyectos.
Hace unos años un alto funcionario de la entonces Oficina de Intereses de los EEUU, se puso una camisita “manhattan” y con cara de buena gente, se apareció en un encuentro de blogueros cubanos que se efectuaba en la calle 23 si mal no recuerdo. Los allí asistentes abrieron paso al tipo, escucharon lo que tenía que decir y luego ellos mismos les dejaron bien claro cuáles eran nuestras razones. Ese es un ejemplo de no eludir el debate tal y como pide Roberto en su post y reafirmo en este. En cuanto a las armas. Bueno usamos Internet para combatir. Ya sabemos quién y para que lo inventó.
Lo de Berlín fue un plan urdido para seducir, y si no podían reclutar a los muchachos y muchachas del grupo,  generar dudas sobre ellos y promover la polémica, todo lo cual da publicidad – más dinero- y de paso refuerza la supuesta segregación generacional. Como se comenta en el post anterior: Ser joven y periodista es estar dos veces en el centro de atención y en la línea de fuego de los servicios de inteligencia enemigos.
Más elementos sobre el propósito de ese encuentro los aporta María Antonieta en su post  que alude a los criterios que usó la organizadora y los que visan, para otorgar los boletos de avión rumbo a Europa.  Dice el texto “los periodistas de Taz y de los medios visitados, tendrían la oportunidad de dialogar con colegas de un país tan distante y conocer de primera mano, sin mediación de fuentes prejuiciadas al respecto, cómo es el ejercicio del periodismo en Cuba” Mi joven amiga se equivoca, tal condición no existe. No hay entre los periodistas cubanos, de ninguna generación, ni tendencia política, fuentes no prejuiciadas respecto al periodismo que se hace en Cuba.
No es difícil intuir a que llamaban los buenos alemanes fuentes no prejuiciadas. Y cuál era el juicio previo sobre la situación del periodismo en Cuba que buscaron los pagadores de la selección a Berlín. No lo digo con molestias ni manquedades en la dignidad de los que allí fueron.
Quien disponga de un mínimo de criterio propio, comparte cien satisfacciones e insatisfacciones con la prensa que hacemos en Cuba. En relación a estas últimas, no creo que los colegas alemanes resuelvan una sola de ellas, ni sus experiencias ayuden mucho; demasiados distantes los contextos, la historia, el carisma. Las muchas inconformidades que pueda tener, prefiero debatirlas entre los que tenemos la responsabilidad de cambiar las cosas.
Más adelante Tunie apunta “El taller nos fue presentado como una iniciativa de intercambio, provechoso para ambas partes, donde los periodistas cubanos podríamos ir durante diez días en un viaje de “tour mediático” por los diferentes órganos de prensa más representativos de Berlín y Hamburgo, para conocer sus dinámicas y particularidades. También se nos darían algunas conferencias de temas como el reportaje, la construcción de las primeras planas en un periódico y técnicas de búsqueda avanzada en la web”.
Ya que esos medios berlineses cuentan con gran experiencia en titulados, diseño de primeras planas, entre otras habilidades, sería bueno echar una ojeada e investigar cómo titularon, por ejemplo, las informaciones sobre el fraude tecnológico y medioambiental de una de las empresas pilares en ese país, o ¿cuál es la construcción semiótica con la que establecen las prioridades en los temas Rusia, Venezuela, Cuba?  Sería bueno comprender tal y como nos informa María, cómo se puede poner en igualdad a Raúl Paz y a Porno para Ricardo. ¡Oh mein Gott! 
Por cierto los financieros de estos grandes del periodismo, son los mismos que ahogan las opiniones plurales y diversas con la hegemonía de los poderosos medios de manipulación masiva, y cuando esto no funciona, lanzan a la calle a los policías disfrazados de Robocop para aplicar correctivos a los revoltosos, casi siempre jóvenes, o aprueban una ley mordaza al estilo español o autorizan a los sicarios silenciar a los reporteros incómodos, bastaría  preguntar a los hondureños y los mexicanos, por solo mencionar a dos naciones de nuestro lado del mundo. Es decir, hay mucha hipocresía en ese “apoyo al periodismo alternativo” en el caso de Cuba.
Eso me lleva a la segunda interrogante. A los jóvenes. ¿Regañarlos, satanizarlos?
No, en lo absoluto, ni desconfiar de ellos, ni cerrarles las puertas como propuso un primitivo sectario en cierta reunión. No. Esos son nuestros jóvenes y con ellos debemos ir a dónde queremos ir. La formación es el debate respetuoso y amigable, el convencimiento, por ahí está el camino. Los errores en la enseñanza que damos a nuestros jóvenes se pagan caro. Por eso es importante ubicar la esencia del debate más allá del dinero de los señores de RSF y de los intereses personales de los organizadores del ya famoso tour.
Es preciso aclarar que rol juega cada quien en estas historias. Debemos ir acostumbrándonos; los señores del poder global van a poner todo el dinero que haga falta para seducir y comprar y siempre habrá quien se deje acariciar el rostro. Unos extendiendo la mano con astucia, otros más abiertamente. El marketig político seguirá siendo directo y claro para reclutar desvergonzados adeptos, y sibilino para los que andan al borde del límite que les permite dar de comer a su ego. Pero con ello hay que vivir, no en paz, sino con el verbo en ristre y la razón en el directo.
Por eso es justa la denuncia, la alerta y por eso es bueno no poner a todos en el mismo saco.
Los revolucionarios tenemos que ser expertos en defender nuestras ideas, pero eso implica impedir el predominio de los arribistas y autosuficientes, los que alimentan el dragón del ego que todos llevamos dentro, Hay que ser de mucho corazón para no dejar que el calorcillo que dan los “me gusta” de facebook, o los números del contador de visitas del blog, se apropien de tus intenciones y desmovilicen tus honradeces.
Los cazadores de nuevos soldados al servicio de la hegemonía burguesa saben oler en la distancia, como lobos hambrientos a su presa,  a quienes están dispuestos a entrar aunque esté la bandera, o justamente porque está la bandera.
En un post anterior sobre el tema aseguraba que no es sencillo el reto, Hemos de vivir avispados en tiempos donde coinciden ideologías contrapuestas. Expresado en los términos del poeta al que aludí párrafos anteriores “Si alguien roba comida y después da la vida que hacer, ¿hasta dónde debemos, practicar las verdades?” Mientras no de la vida es, a los ojos de todos, culpable por robar. ¿Cuál de esos que “roban comida” son potencialmente capaces de dar la vida? Y lo peor, ¿cuántos de los que se rasgan las vestiduras asegurando que darán la vida, al pasar del tiempo terminan en el foso de los ladrones?
El ser humano hace la diferencia en la práctica y el ejercicio transformador, lo cual es confirmar que la formación del ser humano hace la diferencia. El cultivo de los valores y la educación que enseñe a transformar la realidad desde la postura del humanismo y no del mercado, de la búsqueda de la prosperidad a partir del trabajo honrado. Ayudaría también detener a los extremistas, a los que niegan y ponen zancadilla a nuestros jóvenes, y a los que les endulzan el oído aprobando todo lo hacen aunque se equivoquen, los que les lisonjean y les animan a ir a la feria que oculta el matadero .
Que no se mezclen los fariseos con los que hacen una crítica formadora. Es trascendental permitir que los muchachos y muchachas aporten lo mejor que tienen y ayudarles a solidificar los principios del ideal que nos hace rebeldes. Esa es la única estrategia válida. Pongamos las convicciones a las generaciones de la continuidad, démosle  las herramientas para cultivarlas a favor de la Revolución y dejemos que las leyes de la historia haga el resto.
(Tomado del blog Turquinauta )

Se reúnen por más de tres horas Canciller cubano y Secretario de Estado de los EE.UU.

Encuentro entre el canciller cubano Bruno Rodríguez y John Kerry en Panamá

Encuentro entre el canciller cubano Bruno Rodríguez y John Kerry en Panamá

El 9 de abril el Ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla y el Secretario de Estado, John Kerry, sostuvieron un encuentro por cerca de tres horas para intercambiar sobre asuntos referidos al restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas. Como resultado de la reunión, que se desarrolló en un clima respetuoso y constructivo, se acordó continuar conversando sobre otros temas.

Fotos de Fidel Castro con venezolanos del «II Vuelo de la Solidaridad Bolívar-Martí

Un grupo de 33 venezolanos que llegaron a Cuba como parte del «II Vuelo de la Solidaridad Bolívar-Martí. Un puente de pueblo a pueblo», tuvieron la oportunidad de intercambiar con el líder histórico de la Revolución en el Complejo Educacional Vilma Espín Guillois

Por Alina Perera

Encuentro de un grupo de venezolanos con el líder histórico de la Revolución. Autor: Juventud Rebelde

Encuentro de un grupo de venezolanos con el líder histórico de la Revolución.
Autor: Juventud Rebelde

Lo más emotivo que de aquí se llevan un grupo de 33 venezolanos que llegaron a Cuba movidos por la solidaridad, será el suceso no previsto en agenda alguna: el fortuito encuentro con Fidel Castro, la hora y media de intercambio con el líder histórico de la Revolución, quien estampó en la memoria de los protagonistas, según me cuentan, dos impresiones intensas: la mano grande que durante horas estuvo estrechando despaciosa y fuertemente muchas manos, y la lucidez del interlocutor atento a múltiples detalles de la realidad venezolana, especialmente ahora que esa gran nación se ha convertido en diana de la voracidad imperial.

Los amigos arribaron el 27 de marzo a la Isla como parte del «II Vuelo de la Solidaridad Bolívar-Martí. Un puente de pueblo a pueblo».

Los que pudieron conversar con Fidel este 30 de marzo pertenecen al grupo de 155 venezolanos que han tenido como anfitriones al Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) y a su Agencia de Viajes Amistur. El grupo estará entre nosotros hasta el cinco de abril para dar cumplimiento a un amplio programa de «travesías» por múltiples experiencias de Cuba.

45972-fotografia-g

El día de la confluencia no esperada, los 155 amigos se dividieron en cuatro grupos para visitar escuelas ubicadas en La Habana. Y uno de los grupos tuvo como destino, en la barriada de Siboney, al Complejo Educacional Vilma Espín Guillois (denominado «Complejo» porque abarca desde los años del círculo infantil, hasta el sexto grado de escolaridad).

Esa escuela nació inaugurada por Fidel en el año 2013, porque tiempo atrás, siempre que él pasaba por las calles de la barriada, reparaba en las largas distancias que los estudiantes de los primeros años de enseñanza debían recorrer en las mañanas para llegar a sus centros escolares: hacía falta un lugar que acortara tantos largos viajes…

Y el lunes, día del encuentro no esperado, mientras la treintena de hermanos de la tierra de Bolívar recorrían espacios del Complejo Educacional, Fidel volvía a pasar muy cerca de la nueva escuela.

Encuentro de un grupo de venezolanos con el líder histórico de la Revolución. Autor: Juventud Rebelde

Encuentro de un grupo de venezolanos con el líder histórico de la Revolución.
Autor: Juventud Rebelde

Fueron los niños los primeros en avistar los vehículos que ellos bien conocen. Fueron ellos quienes empezaron a decir: «Viene Fidel, viene Fidel…». Y a partir de ese instante de alegría los visitantes se sumaron al alumnado para compartir consignas y saludos. El Comandante, por su parte, decidió llegar hasta la escuela, y una vez allí conversó con la directora del centro y con los organizadores de la visita.

Saludó, uno por uno y sin el más mínimo apuro, a los venezolanos. Y a ellos les iba preguntando por la realidad del país que nos dio a ese amigo inmenso llamado Hugo Chávez: Comentó temas alusivos a la Asamblea Nacional de Venezuela, al trabajo con la juventud, a las labores en la agricultura. Despertaba admiración el modo como recordaba nombres de diputados, gobernadores y personas conocidas en numerosas jornadas de intercambio con la nación de Bolívar.

Encuentro de un grupo de venezolanos con el líder histórico de la Revolución. Autor: Juventud Rebelde

Encuentro de un grupo de venezolanos con el líder histórico de la Revolución.
Autor: Juventud Rebelde

Fidel había sido el de siempre, el que tan bien conocemos: no se despidió sin antes conversar sobre lo más urgente. Mostró su especial preocupación por la batalla que ahora libra la nación sudamericana para que su soberanía e integridad sean respetadas. Habló desde su naturaleza que es intensa y mide el tiempo en su justa medida: hay que trabajar rápido, sumar muchas firmas destinadas al presidente Obama para que Venezuela deje de ser catalogada una amenaza a la seguridad del país norteño. Hay que apurarse porque lo que está en juego es el equilibrio del mundo.

Fidel está lleno de vitalidad. Afirman que esa es la definición más recurrente dentro del grupo de amigos que lo ha visto y ha podido conversar con él. «Fidel está vivo», afirman felices, desde la inesperada condición de testigos invaluables en estas horas de urgencias para el destino del Hombre.

(Tomado de Juventud Rebelde)

Concluyó en La Habana tercera ronda de conversaciones Cuba-EEUU

minrexDeclaración del director de Temas Bilaterales de la Dirección General de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El 16 de marzo, tuvo lugar en La Habana, un encuentro entre delegaciones de Cuba y los Estados Unidos, para intercambiar sobre temas específicos relacionados con el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Al finalizar el encuentro, que se desarrolló en un clima profesional, las dos delegaciones acordaron mantener la comunicación en el futuro como parte de este proceso.

La Habana, 17 de marzo de 2015

(Tomado de Cubaminrex)

Cuba: Fraternal encuentro entre Chávez y Fidel (+ Fotos)

En la mañana de este martes se produjo un fraternal encuentro entre el compañero Fidel y el presidente venezolano Hugo Chávez Frías, en el que rememoraron pasajes de ocasiones anteriores en que ambos departieron.

El ameno intercambio contó con la presencia de familiares del compañero Chávez.

La televisión cubana, en su noticiero del mediodía de mañana miércoles, ofrecerá una información ampliada de este íntimo encuentro.

Fotos: Estudios Revolución

( Tomado de cubadebate.cu)

A %d blogueros les gusta esto: