“EEUU ES UN PAÍS ADICTO A LA GUERRA, Y CUANDO NO LA HAY, LA PROC URA”

Ireland Obama

El embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, señaló este lunes que Estados Unidos necesitan de la guerra porque lo ven como un negocio.

“Pretenden robar territorios, riquezas y toda suerte de recursos, porque son insaciables y están en búsqueda de nuevas oportunidades. Estados Unidos es un país adicto a la guerra, y cuando no la hay, la procura y, en los últimos años, sin ningún tipo de pudor” señaló el diplomático durante una entrevista a Venezolana de Televisón.

Consideró Chaderton que Estados Unidos es el primer violador de Derechos Humanos en el mundo y que el concepto de brutalidad policial nació en ese país; “y, aparte de eso, la violencia que ejerce hacia la propia población, envenenada por la banalidad, el consumismo, la violencia que diariamente bombardean a la gente a través de las pantallas de televisión”.

Afirmó que Estados Unidos tiene una adicción a la guerra “porque es un negocio. Y en un momento de ingenuidad, o tontería, el entonces presidente (George W.) Bush se lo confesó a (el ex mandatario argentino) Nestor Kirchner en una conversación privada” donde el norteamericano “anticipaba, con gran desparpajo, los buenos dividendos que estaba rindiendo la guerra en Irak”.

Chaderton destacó que EEUU “se está afincando para tratar de destruir el ‘mal’ ejemplo que constituye Venezuela, porque hemos resistido durante 16 todo tipo de amenazas y de acción”.

Aseveró que “el imperio en todas partes causa problemas, desgracias, muertes y destrucción de países”, y citó como ejemplo al Estado Islámico “que es una criatura de Estados Unidos, como lo es Al Qaeda, que lo crearon para combatir a los soviéticos que habían invadido a Afganistan; y le dieron todo el apoyo financiero, pero sobretodo logístico, para poder derrocar a los rusos”.

“Creen que en todas partes, aplicando el mismo libreto, van a obtener los mismo resultados”, manifestó el embajador venezolano.

El diplomático expresó que, buscando fórmulas diferentes, Estados Unidos recurrió normalización de relaciones con Cuba, decisión que fue aplaudida por el presidente Nicolás Maduro y el gobierno venezolano, “pero inmediatamente se les produjo una necesidad de complacer a algunos congresistas fascistas de origen cubano, y como Venezuela estaba en la mira desde hace 16 años, arreció el ataque contra nuestro país”.

Refirió que la nueva escalada de violencia propiciada contra el país desde Estados Unidos es una guerra psicológica como parte de “la preparación para un mayor intervencionismo, porque tienen muchos recursos para hacernos daño; pero nosotros también tenemos recursos para defendernos”.

“Nosotros no estamos solos en el mundo, tenemos un gran anillo de protección que nos dejó el comandante Hugo Chávez -esa fue una de sus grandes preocupaciones-, y en este momento estamos ocupando posiciones desde las cuales podemos librar con más fuerzas esta batalla, en esta segunda independencia que estamos librando”, expresó.

“Nosotros tenemos experiencia de derrotar imperios, y eso no cualquier pueblo lo hace. Hay quienes han sucumbido y se han convertido en vasallos. Esto lo que está provocando es la recuperación de nuestros genes históricos. Hemos derrotado imperios y lo seguiremos haciendo”, puntualizó Chaderton.

www.ultimasnoticias.com.ve

Tomado de Contrainjerencia

Desde el 11-S EE.UU. se implicó en 5 guerras y todas acabaron en desastre

U.S. Army / Flickr

U.S. Army / Flickr

Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, EE.UU. ha participado en cinco desastrosos conflictos y en todos ellos ha perdido la guerra, sin embargo, ha sumido en el caos a las naciones en las que ha intervenido, señala la organización Global Research.

Existen tres posibles razones del por qué Washington está ‘perdiendo’ sus guerras: El caos es intencional como forma de cambiar gobiernos y luego tomar el control de sus recursos energéticos; se trata de un signo de decadencia del imperio estadounidense o es que a los responsables no les importa la victoria y solo se centran en objetivos a corto plazo, considerala organización.

SEPA MÁS: “Al Qaeda y el Estado Islámico no habrían aparecido si EE.UU. no hubiera intervenido en Irak”

Desde el 2001, EE.UU. ha derrocado gobiernos en Irak, Afganistán y Libia. En la actualidad estos países se encuentran sumidos en el caos bajo control de movimientos extremistas como el Estado Islámico o Al Qaeda. En Irak, el EI se ha apoderado de gran parte del territorio de ese país, y como consecuencia la nación se está dividiendo en tres estados mientras que el cristianismo corre el peligro de desaparecer.

SEPA MÁS: Rusia: “Occidente ha apoyado en la práctica el golpe de Estado en Ucrania”

Una de las grandes perversidades de la así llamada ‘guerra contra el terrorismo’ impulsada por EE.UU., es que los movimientos fundamentalistas han florecido como consecuencia directa de la política norteamericana. No es de extrañar que los gobiernos y medios de comunicación occidentales que elogiaron el éxito de esas intervenciones ahora estén en silencio, porque esto es consecuencia de sus guerras y son ellos quienes tienen que asumir la responsabilidad.

En Afganistán la producción de opio está en su punto más alto bajo la ocupación estadounidense, mientras que en Siria, Washington ha ayudado arduamente a los rebeldes islámicos en un intento por derrocar a Bashar al Assad, y como resultado el Estado Islámico se ha hecho con el control de un tercio del territorio sirio. EE.UU. también se implicó en el golpe de Estado en Ucrania, respaldando financiera y militarmente a los neonazis que han sumido al país en el caos y extremismo, concluye Global Research.

(Tomado de RT)

A %d blogueros les gusta esto: