La ministra de Salud de Lituania ha propuesto matar a los pobres

espana-quinto

La eutanasia puede ser una buena opción para los pobres, que a causa de su pobreza no tienen acesso a la asistencia médica”, dijo Rimante Salaseviciute, la ministra de Salud de Lituania en unas declaraciones públicas en vísperas de la entrada de su país en el euro.

La impresentable ministra entró en funciones en el gobierno en el mes de junio del año pasado y el 20 de noviembre largó su “solución final” para los sectores más empobrecidos de la sociedad lituana. Es la cara amarga de la Unión Europa, la que no aparece nunca en las noticias.

Al asumir su cargo en el gobierno Salaseviciute abrió un debate para legalizar la eutanasia en su país. Lituania no es un Estado social, dice la ministra en referencia a la brutal política de liquidación de todos y cada uno de los derechos sociales de la población de su país como consecuencia de la política económica de austeridad que lleva a cabo el gobierno desde hace varios años, que ha conducido a una privatización total de las propiedades del Estado.

Como consecuencia de ello, dijo la ministra, los cuidados paliativos no son accesibles para todos. Por ello la eutanasia puede ser una buena opción para los sectores que “no quieren inflingir a sus allegados el espectáculo de sus sufrimientos”.

Lituania ingresó en la Unión Europea en 2004. El déficit presupuestario creció en casi un 15 por ciento del PIB entre 2007 y 2008, pero cayó abruptamente en 2009. El desempleo subió al 15 por ciento en 2009 y el producto interior bruto sufrió una reducción de casi un 17 por ciento. Medio millón de personas, uno de cada diez habitantes, tuvieron que abandonar el país.

Tampoco es casualidad que Lituania sea otra de las fortalezas en que los nazis han encontrado refugio, después de que el país abandonara la URSS en 1990. Los veteranos de la Waffen SS y los nuevos cachorros del hitlerismo se vienen manifestando anualmente en Vilna, la capital del Estado, para conmemorar su lucha contra la URSS durante la Segunda Guerra Mundial.

En Lituania y fuera de Lituania, los más desfavorecidos recuerdan ahora los viejos tiempos de la URSS y, sin duda, no se van a dejar asesinar por ningún ministro. Transformarán su nostalgia en una marejada de odio hacia la canalla capitalista que pronuncia este tipo de declaraciones abyectas.

Noticia original de Politikus.ru (14/08/2014)

Tres enfermeros asesinan a dieciséis pacientes

PROCESADOS. El juez informa la detención de las tres personas (elpais.com.uy)

Dos enfermeros uruguayos fueron procesados este domingo por la muerte de dieciséis pacientes en las unidades de cuidados intensivos de dos hospitales de Montevideo con el argumento de que lo hacían “por piedad” hacia sus víctimas, informaron fuentes judiciales.

“Se dispuso el enjuiciamiento de tres personas: una por cinco delitos de homicidio especialmente agravado en régimen de reiteración, otro por once delitos de homicidio en régimen de reiteración real, y una mujer por complicidad en un delito de homicidio”, dijo el juez que lleva el caso, Rolando Vomero.

Los hombres, de 49 y 36 años, y con larga trayectoria laboral, aparentemente no tenían relación entre sí y los casos quedaron al descubierto tras algunas muertes consideradas dudosas. Los homicidios se registraron en la unidad cardiológica del Hospital Maciel, dependiente del Estado, y en el CTI neuroquirúrgico de la Asociación Española Primera de Socorros Mutuos, una de las mutualistas más reputadas del país y de capital privado.

Los dos enfermeros admitieron “que a muchas personas les habían suministrado medicación para que fallecieran“, agregó el juez a la prensa al terminar de tomar declaraciones a los procesados, cuya detención se conoció este mismo fin de semana.

Por fotografías uno reconoció a cinco y otro a once de las víctimas y las investigaciones continuarán”, destacó el magistrado tras una jornada de interrogatorios que se extendió por once horas y en la que fuentes policiales advirtieron que el número de víctimas podría llegar a sesenta.

Uno de los enfermeros “aplicaba morfina” a las víctimas y otro “aire por vía central” lo que “ocasionaba la muerte en pocos minutos“, detalló Vomero. El magistrado dijo asimismo que de las investigaciones “no surge conexión” entre los casos y que fueron “situaciones independientes”.
Los encausados, agregó, manifestaron que su acción era “porque no querían ver sufrir a la gente”.

El caso quedó al descubierto por las sospechas de un funcionario del Hospital Maciel que lo denunció a la policía. Las víctimas “tenían problemas graves de salud pero no todos eran pacientes terminales”, destacó el magistrado.

Santiago Clavijo, abogado del enfermero de 36 años y también de la mujer procesada, ambos trabajadores de la Asociación Española, afirmó que el enfermero “buscaba atemperar el dolor de los pacientes”.

“Mi defendido confesó cinco homicidios de pacientes muy mayores de edad y dijo que actuó con un móvil de piedad”, destacó. Clavijo adelantó que “seguramente” apelará el fallo del juez porque a su entender “no corresponde la figura de homicidio especialmente agravado”.

La abogada Inés Massiotti, defensora del enfermero de 49 años que trabajaba en el Hospital Maciel, dijo que su cliente “es consciente de sus actos, confesó plenamente ante el juez, el fiscal y esta defensa que lo hizo por móviles de piedad”. Según la letrada, su cliente, que en la juventud fue abusado sexualmente, indicó ante el juez “que después de 20 años de trabajar en un CTI (Centro de Tratamiento Intensivo), con el estrés que implica estar entre la vida y la muerte no pudo soportar más“.

La abogada agregó que en su opinión “hay una patología psicológica, no psiquiátrica, porque (el enfermero) fue periciado exhaustiva y correctamente por el forense“, y adelantó que no apelará el fallo judicial.

El caso causó conmoción a nivel de las autoridades uruguayas mientras el país es sede de la 53 Asamblea General de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en la que participan ministros, altos funcionarios, banqueros y empresarios de más de 50 países. El presidente uruguayo, José Mujica, que esta noche encabeza una cena en honor de las delegaciones visitantes, fue informado durante todo el día de la marcha del proceso por parte del ministro de Salud Pública, Jorge Venegas, informaron a Efe fuentes oficiales.

A %d blogueros les gusta esto: