La CIA considera a Luis Posada Carriles como el autor del atentado contra avión de Cubana de Aviación

PZX00 Posada News rk

Un documento desclasificado el miércoles por el Departamento de Estado y que se remonta a 1976, muestra las preocupaciones sobre los vínculos de la CIA con grupos extremistas de exiliados cubanos y considera a Luis Posada Carriles como el autor más probable del atentado contra un avión de Cubana de Aviación ese año.

El memorando fue enviado al entonces secretario de Estado, Henry Kissinger por dos altos funcionarios de esa agencia que evaluaron las acusaciones hechas por Fidel Castro sobre el supuesto involucramiento de Estados Unidos en el derribo de un avión de pasajeros de Cubana de Aviación que salía de Barbados el 6 de octubre de 1976 y en el que fallecieron 73 personas.

“Hemos investigado en detalle con la CIA (1) lo que sabemos sobre la responsabilidad por el sabotaje al avión de Cuba y (2) cómo se vinculan las acciones de la CIA, el FBI o el Agregado de Defensa [un brazo de la Agencia de Inteligencia para la Defensa, DIA, por sus siglas en inglés] con los individuos o grupos a los que supuestamente se les adjudica responsabilidad”, explica el reporte.

El memorando concluye que la CIA había tenido en el pasado vínculos con tres de las personas “supuestamente” implicadas en el derribo del avión de Cubana, “pero cualquier participación que esas personas pudieran haber tenido con el derribo ocurrió sin el conocimiento de la CIA”.

El texto aborda en detalle los vínculos de la CIA con “individuos supuestamente involucrados” con el sabotaje al avión —y citan directamente a Hernán Ricardo Lozano, Freddy Lugo, Luis Posada Carriles, Orlando Bosch, Frank Castro, Orlando García, Ricardo Morales Navarrete y Félix Martínez Suárez— aunque concluyen que la CIA solo había establecido contacto en el pasado con Posada Carriles, Bosch y Martínez Suárez, en distintas circunstancias y roles. Este último no estuvo involucrado en el hecho, según consideran los autores del reporte.

El documento está firmado por Harold H. Saunders, director del Buró de Inteligencia e Investigaciones del Departamento de Estado, INR por sus siglas en inglés, y el subsecretario de Estado para Asuntos Interamericanos, Harry W. Shlaudeman, y fue desclasificado por la Oficina del Historiador del Departamento de Estado dentro de un volumen de documentos referidos a América Central y México, entre 1973 y 1976.

EL PAPEL DE POSADA CARRILES

El documento, que ya formaba parte de la colección del Archivo Nacional de Seguridad pero en una versión censurada, confirma lo que el Miami Herald reportó en el 2007: que Posada Carriles fue informante pagado de la CIA y comunicó planes de sabotaje de un avión de Cubana que volaría entre Panamá y La Habana el 21 de junio de ese año. En aquella ocasión, su abogado, Arturo Hernández, dijo que Posada alertó a la CIA para que detuviera tal complot.

En el Archivo de Seguridad Nacional consta otro documento en el que la CIA comunicó a otras agencias esta información, sin mencionar el nombre de la fuente. Estados Unidos no informó a Cuba de esos planes, según explica Peter Kornbluh —coautor del libro Back Channel to Cuba sobre diplomacia secreta entre EEUU y Cuba— pues el intercambio de información de inteligencia no se reanudó hasta la administración de Jimmy Carter.

Pero la evaluación enviada a Kissinger también indica que en ese momento, el Departamento de Estado consideraba a Posada Carriles como el autor probable del plan de poner una bomba en el avión cubano:

“La relación de la CIA con Posada, quien cada vez más parece ser la persona que planeó el sabotaje, podría posiblemente llevar a alguna mala interpretación y bochorno, en cuanto él proveyó información no solicitada sobre planes extremistas significativos, más recientemente en febrero y junio de este año”, dice el documento, refiriéndose a información sobre planes para asesinar a un sobrino de Salvador Allende en Costa Rica y para sabotear un avión cubano en junio de 1976.

El reporte indica que el Buró de Inteligencia desconocía las razones por las cuales Posada Carriles habría ofrecido voluntariamente ese tipo de información, pese a que ya su contrato como informante de la CIA había concluido. “Puede haber querido mantenerse en buenas relaciones con la CIA, con la esperanza de usar la relación para pedir visas o algo similar”, indica el documento.

“Sin embargo, sería al menos una posibilidad que él podría haber estado probando la reacción de la CIA a los esfuerzos de CORU [Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias Unidas, una organización anticastrista creada por Posada Carriles y Bosch] para acosar al gobierno cubano. En este contexto, hemos considerado la posibilidad de que Posada podría haber malinterpretado la respuesta a sus acercamientos, pero la CIA nos aseguró que éste no podría haber sido el caso”.

El documento no explica en qué se basa el Buró para emitir su juicio sobre la posible responsabilidad de Posada más allá de mencionar que él fue acusado y arrestado en Venezuela por el derribo del avión, que era “vehementemente anti-Castro” y colaborador cercano de Bosch, y que había sido jefe de la contrainteligencia en la DISIP, el antiguo servicio de inteligencia venezolano.

El informe tampoco presenta pruebas que vinculen directamente a Posada Carriles con el caso y en general, los documentos oficiales de Estados Unidos desclasificados hasta ahora no contienen evidencias o relatos de testigos directos sobre cómo supuestamente Posada Carriles planificó o dio la orden para hacer estallar en el aire el avión de Cubana de Aviación.

Pero eso podría cambiar con la desclasificación de más documentos, sobre todo de la CIA, según afirma Kornbluh, investigador del Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad de George Washington, que ha intentado por décadas probar la responsabilidad directa de Posada Carriles.

“La CIA nunca ha publicado su reporte interno sobre la reunión con Posada Carriles. La historia de este acto internacional de terrorismo está incompleta sin esos documentos”, dijo a el Nuevo Herald.

Aunque los documentos internos de la CIA no están sujetos a la desclasificación periódica, “la administración de Obama podría ordenarlo para clarificar lo que sucedió, en el espíritu de relaciones más normales con Cuba y de dejar atrás el pasado”, opina Kornbluh, quien agrega que el actual documento “de nuevo saca a relucir el tema de cómo un terrorista internacional como Luis Posada Carriles puede vivir felizmente en Miami”.

Cuba y Venezuela, por su parte, han sostenido la culpabilidad de Posada Carriles. El abogado de origen cubano José Pertierra, que representa a Venezuela en el caso sobre su extradición, dijo en el 2007 que “la combinación de documentos de la CIA, el FBI y aquellos de Trinidad y Tobago, muestran más que causa probable de que Posada Carriles fue responsable de la voladura del avión, o al menos, que era co-conspirador”.

Hernández, que sigue representando a Posada Carriles, comentó el jueves a el Nuevo Herald que su cliente “pasó el polígrafo, él no tiene nada que ver con eso”, en referencia al avión de Barbados, y reiteró que el militante de 87 años “había informado a la CIA de planes de poner bombas en aviones”.

LOS JUICIOS

Bosch y Posada Carriles fueron detenidos en Venezuela luego del atentado y juzgados junto con Ricardo y Lugo. Los cuatro fueron absueltos en un primer juicio, en una corte militar, que luego fue anulado. Posada escapó de la cárcel en Venezuela antes de que concluyera el segundo juicio en un tribunal civil, en el que Bosch fue absuelto. Solo Ricardo y Lugo fueron encontrados culpables. Bosch falleció en Miami en el 2011.

Posada nunca ha sido acusado en Estados Unidos del ataque contra el avión en 1976 y el gobierno federal no ha respondido formalmente a la solicitud de extradición de Venezuela contra el militante, aunque sí fue procesado penalmente por presuntas violaciones de la ley de inmigración y en otro caso en el que se le acusó de mentir a las autoridades migratorias sobre su presunto papel en los atentados contra hoteles y sitios turísticos en Cuba en 1997.

En ambos casos salió libre. En el 2007, una jueza federal en Texas desechó el caso de inmigración en su contra y en el 2011, un jurado federal lo absolvió de culpabilidad en un caso relacionado con las bombas en los hoteles cubanos.

No obstante, sí encaró un proceso de deportación en El Paso, Texas, en el 2005. El Departamento de Seguridad Interna lo declaró un “riesgo a la seguridad nacional de Estados Unidos” y un juez de inmigración ordenó que no se le deportara a Cuba o Venezuela, pero sí a cualquier otro país dispuesto a recibirlo. Hasta ahora no ha habido ningún otro país que le dé la bienvenida.

Aunque la decisión del juez de inmigración se ha respetado, las opiniones de los jueces de inmigración —que son empleados del Departamento de Justicia y no son parte de la rama judicial— pueden ser modificadas o incluso revocadas por la Fiscalía General de la nación.

( Tomado de http://www.elnuevoherald.com/ )

Fernando González: “Me voy a dedicar a trabajar por la libertad de mis tres compañeros todavía presos”

Fernando González, uno de los cubanos del grupo de "los cinco". / BERNARDO PÉREZ

Fernando González, uno de los cubanos del grupo de “los cinco”. / BERNARDO PÉREZ

Fernando González, de 50 años, sostiene que todo el proceso contra los cinco, “estuvo viciado por la influencia política de la extrema derecha de Miami. Fue una venganza política”, por el derribo de las dos avionetas de Hermanos al Rescate, el 24 de febrero de 1996, ” y la frustración por no poder acabar con la revolución. Nombrado vicepresidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), González permaneció cinco día España, donde recibió el apoyo de dirigentes y cargos electos de Izquierda Unida y otros grupos de la izquierda española. “Me voy a dedicar a trabajar por la libertad de mis tres compañeros todavía presos”.

Cuando llegó a Miami en 1997 para infiltrarse en el anticastrismo, estaba casado en Cuba pero su esposa ignoraba su paradero y dedicación. “Sólo sabía que estaba fuera. Mi familia nunca conoció qué tipo de trabajo hacía. Les dije que estaba cumpliendo un tarea de tipo comercial en otro país”. “¿Lo más difícil?. Había muchas complejidades. Tenía que velar por los mecanismos que posibilitaran cumplir las tareas sin ser detectado y eso implicaba la atención a un numerosos detalles”. González coordinaba el trabajo de otros agentes ya infiltrados en los grupos más radicales. “Eran compañeros por los que tenía que preocuparme y ayudar, incluso en su vida persona”.

El principal cargo contra González fue actuar como agente extranjero sin comunicarlo a las autoridades norteamericanas, “cuya pena máxima eran diez años y deportación, pero me fueron sumando otros cargos, como conspiración para actuar como agente extranjero y otras violaciones como uso documentos falso, y otras cosas”. El ex agente de inteligencia insiste en la politización del caso “porque el primer paso que da Héctor Pesquera, director del FBI en Miami, inmediatamente después de nuestro arresto es comunicárselo los dos congresistas de origen Miami Ileana Ross-Lethinen, Lincoln Díaz Balart. Eso está reconocido públicamente”.

Pregunta. ¿Qué pruebas tiene para afirmar el FBI le detuvo para sabotear el incipiente acercamiento de Estados Unidos y Cuba?.

Respuesta. El propio Héctor Pesquera admitió en una entrevista que se nos vigilaba desde hacia dos años y que en la oficina que él dirigía había muchos oficiales que estaban en contra de que se nos arrestara. ¿Por qué? Porque sencillamente esos agentes estaban consiguiendo información durante la investigación contra nosotros”. Operativamente no convenía nuestra detención. Pesquera tuvo que hacer mucha labor de convencimiento en el Departamento de Justicia para que se autorizara arrestarnos

P. ¿Consiguieron información militar secreta de EE.UU ?

R. No existe un solo ejemplo de que hubiéramos logrado información clasificada. Y no es que lo diga yo. Lo dijo, por ejemplo, al general Robert Clapper, que testificó como experto de la fiscalía, y que hoy en día es el jefe de toda la comunidad de inteligencia de EE.UU (Director Nacional de Inteligencia). Los abogados de la defensa le preguntaron si había revisado los numerosos documentos presentados en el caso Dijo que sí y que no había visto ni un solo documento que fuera información clasificada. Eso está en las transcripciones del juicio Se pude revisar.

Carta abierta a Tony Ávila de la hija de un héroe cubano

De Irma González Salanueva, hija mayor del Héroe de la República de Cuba René González, uno de los Cinco antiterroristas cubanos, que cumplió más de 13 años de injusta condena en cárceles de Estados Unidos por monitorear a grupos extremistas anticubanos asentados en Miami.

irma

Acabo de ver el fragmento del programa televisivo donde intentaron acusarte de violentar a las ¨Damas de Blanco¨ y no pude evitar recordar el asedio que sufrió mi familia en septiembre de 1998 cuando arrestaron a mi padre.

Aquellos sucesos dejaron en mí una impronta que por tan dolorosa, de ella pocas veces hablo. Sin embargo, al ver tú rostro notablemente sorprendido por un inesperado ataque de ofensas y mentiras no pude evitar vivir una vez más el odio del que una vez fuimos víctimas. Por eso te escribo estas letras.

Yo tenía tan solo 14 años cuando Ninoska Pérez, quien en estos momentos te está llenando de improperios de los cuales es mejor no hacerse eco, llamaba a mi mamá por teléfono para ofenderla.

El FBI acababa prácticamente de llevarse de nuestra casa a su esposo, mi padre, y estábamos solas las dos junto a mi hermanita de 4 meses , sumidas en una gran angustia que se hacía más insoportable cuando sonaba el teléfono y la voz de aquella señora la interrogaba en vivo: ¿Qué se siente al ser la mujer de un espía?.

Luego pintaron en nuestra puerta una hoz y un martillo y esos mismos canales televisivos que hoy te acusan hicieron creer a todos que nosotras éramos las autoras de aquello. Al mismo tiempo que una llamada amenazante intentaba persuadir al jefe de mi mamá para que la despidieran de su trabajo, sin pensar que este era el único sustento de ella y sus dos hijas.

El tramo del parqueo a la corte del Downtown de Miami, donde tendría lugar la primera vista legal del caso de mi padre fue de los momentos más tensos y prolongados de mi vida, pues la prensa apenas nos dejaba caminar, violando nuestro espacio y acosándonos con todos tipo de preguntas, mientras yo lo único que quería era llegar de una vez para saber que mi papá estaba bien.

Si imponerse frívola y despiadadamente en la vida de una mujer y dos niñas que acaban de ver como arrestaban violentamente a uno de sus seres queridos, sin importar su sufrimiento no es violencia. ¿Entonces qué lo es?

Si difamar en vivo sobre un detenido, cuyo jurado podría estar entre las personas que escucharon esa emisión, poniéndole a este el nombre de espía y utilizando la vulnerabilidad de sus seres queridos, no es violencia ¿Entonces qué lo es?

Si manipular información y utilizar el chantaje para lograr un fin evidentemente desalmado no es violentar los derechos humanos. ¿Entonces qué lo es?

El “tribunal” del programa Arrebatado, me recuerda mucho a aquellos fiscales que juzgaron a mi padre y a sus hermanos. Nunca necesitaron evidencia para condenarlos, el odio y el poder eran suficiente.

Aquellos señores que trataron de hacerte lo mismo pretendían compensar sus mentiras con vulgaridad y resentimiento. Hiciste bien en marcharte, no se puede razonar con personas que de tan arrogantes se creen que no lo necesitan. ¡Y eso que se dicen defensores de la libertad de expresión! No vi que hicieran pausa suficiente para que pudieses cabalmente ejercer la tuya.

Hoy te tocó a ti ser diana de calumnias y manipulaciones, pero estoy segura de que tu buen ánimo y desbordante humanismo no sentirán mella alguna, pues como suele decir mi papá: “La mierda no deja huella”.

Mi caso es diferente, aquellos actos de agresión dejaron una marca difícil de borrar, pero era apenas una niña y por suerte millones de actos de solidaridad y nobleza, hicieron de mí una persona alegre y optimista.

Soy testigo fiel de que en esa misma ciudad, como mismo hay personas llenas de rencor, hay muchas más llenas de amor y sentido de justicia. Solo lamento que a ellos no hayas podido regalarle tu música.

Estoy segura de que los hubieses conquistado. Desgraciadamente los que intentaron acorralarte les arrebataron ese privilegio, pero es lógico, cuando se tiene el corazón tan corroído no se puede apreciar la importancia espiritual de una obra con tanta luz, lo esencial se les hace acríticamente invisible.

Te preguntaron por el tema Balseros, intentaban claro está, manipular tus versos para satanizarte. Yo les pregunto ¿por qué no te pidieron que cantaras Madre? Si fueran sinceros la respuesta sería evidente, quien componga tan sublime tema, no puede lacerar a mujer alguna.

Regresa a tu Cuba con la cabeza en alto. Tu público que es tan diverso , que viene de aquí y de allá , que vive aquí y en todas partes , sabe que todo eso que de ti dicen es una farsa.

Sigue cantándole a los que te siguen con la integridad y sencillez que te caracteriza y no te lo tomes como asunto personal, esa pequeña guerra que te hicieron ha estado dirigida a muchos hombres dignos. Eso solo demuestra que eres uno de ellos.

Un abrazo,

Irma González Salanueva

26/06/2014

tomado del sitio digital La Joven Cuba 

El tiro fatal que cegó la vida del presidente John F. Kennedy lo disparó un cubano

 

Herminio Díaz. Foto: The National Enquirer.

Herminio Díaz. Foto: The National Enquirer.

Un reportaje del tabloide norteamericano The National Enquirer reveló que el tiro fatal que cegó la vida del presidente John F. Kennedy lo disparó un cubano vinculado a la mafia y a la CIA.

En exclusiva, The Enquirer reveló que un francotirador cubano con lazos con la Mafia y con la CIA confesó haber participado la conspiración para matar a 35º presidente de los Estados Unidos.

La sorprendente nueva evidencia fue descubierta por el respetado autor Anthony Summers, quien reveló la identidad del asesino en una actualización de su clásico libro de 1998 sobre el asesinato de Kennedy, Not In Your Lifetime.

Según Summers, el segundo tirador fue Herminio Díaz, un asesino a sueldo que había trabajado para el notorio jefe de la mafia Santo Trafficante Jr. en Cuba, durante la dictadura de Fulgencio Batista. Díaz cometió al menos 20 asesinatos en su vida, de acuerdo con la publicación.

Díaz llegó a los EEUU a mediados de 1963, de acuerdo con documentos de la CIA, pocos meses antes de que Kennedy fuera abatido en Dealey Plaza el 22 de noviembre de ese año.

“Díaz era un asesino profesional con un récord de asesinatos políticos”, dijo Summers.

“También había trabajado para el jefe de la mafia Trafficante como director de seguridad del casino del Hotel Habana Riviera en Cuba.

“Él estaba en el país (EEUU) en el momento adecuado y participó en el movimiento anti-Castro. Muchas personas en ese movimiento pensaban que el presidente Kennedy lo había traicionado durante la invasión patrocinado por la CIA en Bahí de Cochinos en 1961 y durante la crisis de los misiles de Cuba en 1962 , y tenían un motivo para matarlo”, aseguró Summers a The Inquirer.

asesinato-de-kennedy1-580x430

 

“Francamente, todo suma”

Según Summers, Díaz reveló su papel en el asesinato de Kennedy a un amigo llamado Tony Cuesta. Los dos hombres se dirigían a Cuba en barco en una incursión terrorista el 29 de mayo de 1966 para asesinar al entonces presidente Osvaldo Dorticós, cuando Díaz contó los detalles sobre el plan de asesinato. ”Cuesta Díaz y hablaron en el barco mientras esperaban tocar tierra cubana”, dijo Summers.

“Durante sus conversaciones, Díaz admitió que había tomado parte en la muerte de Kennedy. ”

Díaz murió en el ataque contra las costas cubanas, en Monte Barreto, Miramar (costa norte de la Isla). Después, una foto publicada en un periódico Granma mostró que llevaba una licencia de conducir de la Florida válida y una tarjeta de Seguro Social, la evidencia de que el ataque había sido organizado en los EE.UU.

Su amigo Cuesta resultó gravemente herido en el ataque, capturado y encarcelado en la prisión de La Cabaña, en La Habana. Mientras era atendido en la enfermería de la cárcel, Cuesta confesó la historia del asesinato de Díaz a otro recluso cubano contrarrevolucionario, Reinaldo Martínez. Después de su salida de la cárcel, Martínez huyó a Miami, y en 2007 se puso en contacto G. Robert Blakey, quien fuera el asesor jefe del Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos (U.S. House of Representatives Select Committee on Assassinations).

“Martínez pensó que iba a morir y quería dejar las cosas claras”, dijo Blakey a Enquirer .

“Creo que él estaba diciendo la verdad. No era solo Lee Harvey Oswald el que mató a Kennedy. Fue una conspiración, y Herminio Díaz fue el segundo tirador”.

Summers también entrevistó a Martínez durante dos días en Miami.

En la famosa película de Zapruder, que muestra la caravana presidencial a través Dealey Plaza, Kennedy es alcanzado primero por detrás, donde Oswald se encuentra en el Texas School Book Depository. Después, Kennedy fue golpeado por la parte frontal en un ángulo que indicaría la presencia de un tirador situado en la “loma cubierta de hierba”.

Otro experto que está convencido de que había un segundo tirador es el mundialmente famoso médico forense Cyril H. Wecht, quien ha pasado décadas estudiando el asesinato.

“En base a las pruebas médicas , físicas y fotográficas disponibles, todos los cuales he examinado varias veces, el asesinato del presidente John F. Kennedy se llevó a cabo por dos hombres -no sólo Lee Harvey Oswald-”, dijo Wecht Enquirer . Según su análisis, Wecht dice que dos hombres armados dispararon cuatro tiros, y uno de los asesinos se situó en la parte delantera de la caravana.

“Teniendo en cuenta la trayectoria inicial hacia atrás de la cabeza del presidente después de haber sido afectado por las explosiones de bala, creo que un francotirador operó desde la parte delantera derecha del vehículo, detrás de la valla en el montículo de hierba”, dijo.

“Los testimonios corroboran esto. “Si bien el Informe Warren descuenta ese escenario, varios testigos repitieron la misma historia a la comisión del Congreso entre 1977 y 1979 , de acuerdo con Blakey.

“En nuestras audiencias, había un montón de testimonios que advertían de que se disparó un tiro en el montículo de hierba”, añadió Blakey a The Enquirer. ”Creo que hubo cuatro disparos. El primero, segundo y cuarto disparo provenían del Texas School Book Depository. El tercer disparo desde el montículo de hierba.

“El comité tenía todo, menos los nombres de las personas involucradas en la conspiración. La historia de Martínez ha llenado las últimas piezas del rompecabezas. Había dos tiradores ” .

De acuerdo con Summers y Blakey, Martínez se acercó al FBI para contar su historia, pero le dijeron que la investigación de asesinato estaba cerrada. Blakey ha reconocido que este descubrimiento del papel de Díaz en el asesinato es un “avance de importancia histórica”. ”El libro de Summers merece ser leído y tomado en serio por todos aquellos que se preocupan por la verdad y la justicia”, dijo.

Summers, añadió: “Estoy totalmente convencido de las historias contadas por Reinaldo Martínez y Tony Cuesta sobre el papel de Herminio Díaz en el asesinato del presidente Kennedy”.

Del libro El chaiman soy yo, de Reinaldo Taladrid y Lázaro Barredo:

Dos días antes del magnicidio se encontraban en Dallas varios cubanos con armas y mirillas telescópicas, entre ellos, Eladio del Valle y Herminio Díaz, dos asesinos a sueldo y expertos tiradores, vinculados a la mafia y a la policía de Batista. A su vez, las características físicas de Del Valle y de Díaz coinciden con las descripciones que varios testigos hicieron a la Comisión Warren, de los dos cubanos vistos salir del edificio, momentos después de ser asesinado el Presidente.Lo realmente curioso es el destino final de ambos: Eladio del Valle fue brutalmente asesinado en Miami, en cuanto el fiscal de New Orleans, Jim Garrison, inició su investigación sobre el asesinato de Kennedy; Del Valle fue descuartizado y picado en pedazos con un machete; y aún más interesante fue el final de Herminio Díaz, quien murió en las costas de La Habana, en 1966, al chocar con un patrulla fronteriza, mientras trataba de infiltrarse en la isla con la misión de asesinar al entonces presidente Osvaldo Dorticós, y ametrallar, a su regreso a Miami, el hotel Riviera.

Para cumplimentar la misión a la que fue enviado, Díaz debía infiltrarse en plena capital cubana, en un momento en que, producto de un incidente en la Base Naval de Guantánamo*, el ejército cubano se encontraba en alarma de combate, y se había reforzado al máximo la vigilancia aérea y costera. A los ojos de los expertos, incluyendo la seguridad cubana, la operación era un verdadero suicidio. El organizador financiero y planificador de tan “peculiar misión”, no fue otro que Jorge Mas Canosa.

*El incidente tuvo lugar el 21 de mayo y resultó muerto el soldado del batallón fronterizo, Luis Ramírez López y heridos otros dos, por disparos efectuados por soldados norteamericanos desde la Base Naval de Guantánamo. (VerCronología del Terrorismo 1966/ Granma)

 

El primer disparo es desviado por un árbol y rebota en el cemento que hiere al testigo James Tague. 3,5 segundos después se produce el segundo disparo que llega a Kennedy por detrás y sale por su garganta, hiriendo también al gobernador de Texas, John Connally. El presidente deja de saludar al público y su esposa tira de él para recostarlo sobre el asiento. El tercer disparo ocurre 8,4 segundos después del primer disparo, justo cuando el auto pasa al frente de la pergola de hormigón. Cuando el tercer disparo impacta de lleno en el occipital derecho de la cabeza de Kennedy, Jackie Kennedy, se abalanza a la parte trasera del auto, donde recoge una sección del cráneo del presidente. Un ciudadano de nombre Abraham Zapruder, que filmaba la comitiva presidencial, logró captar en su película el momento en que Kennedy es alcanzado por los disparos. Esta película es parte del material que la Comisión Warren utilizó en su investigación del asesinato.

El primer disparo es desviado por un árbol y rebota en el cemento que hiere al testigo James Tague. 3,5 segundos después se produce el segundo disparo que llega a Kennedy por detrás y sale por su garganta, hiriendo también al gobernador de Texas, John Connally. El presidente deja de saludar al público y su esposa tira de él para recostarlo sobre el asiento. El tercer disparo ocurre 8,4 segundos después del primer disparo, justo cuando el auto pasa al frente de la pergola de hormigón. Cuando el tercer disparo impacta de lleno en el occipital derecho de la cabeza de Kennedy, Jackie Kennedy, se abalanza a la parte trasera del auto, donde recoge una sección del cráneo del presidente. Un ciudadano de nombre Abraham Zapruder, que filmaba la comitiva presidencial, logró captar en su película el momento en que Kennedy es alcanzado por los disparos. Esta película es parte del material que la Comisión Warren utilizó en su investigación del asesinato.

 

En Video, el asesinato de Kennedy:

 

 

Padre de Snowden dice que evalúa volar a Moscú bajo pedido del FBI

 

MOSCU (Reuters) – El padre del ex contratista de la agencia de inteligencia estadounidense Edward Snowden dijo el miércoles que esperaba acordar con el FBI para viajar a Moscú a ver a su hijo, pero que primero necesitaba saber qué querían los servicios de seguridad.

Lonnie Snowden dijo al canal ruso de televisión Russian 24, de propiedad estatal, que el FBI había sugerido “hace unas semanas” que debería viajar a Moscú para hablar con su hijo, quien enfrenta cargos de espionaje en Estados Unidos por difundir programas de vigilancia secretos.

Edward Snowden, cuya exposición de los programas estadounidenses generó cuestionamientos sobre la intrusión en la vida privada, ha estado varado en una zona de tránsito del aeropuerto Sheremetyevo de Moscú desde que arribó de Hong Kong hace más de un mes.

Su padre no tiene contacto directo con él.

“Recibí esta sugerencia (del FBI para viajar a Moscú) hace unas semanas y aún tengo que decidirlo”, dijo Lonnie Snowden, cuyo inglés fue traducido al ruso. Agregó que primero le gustaría saber qué quiere el FBI que haga.

El padre dijo que creía que su hijo de 30 años, quien solicitó asilo temporario en Rusia después de que la cancelación de sus documentos de viaje le impidieron viajar a otro destino en América Latina, estaba mejor en Moscú.

“Si quisiera pasar el resto de su vida en Rusia, estaría de acuerdo. No estoy en contra”, dijo. “Si estuviera en su lugar, me quedaría en Rusia y espero que Rusia lo acepte”, agregó.

Lonnie Snowden volvió a decir que no pensaba que su hijo tuviera un juicio justo en Estados Unidos debido a “lo que pasó en las últimas 5-6 semanas”.

“Espero que vuelva a casa y se presente en la corte (…) Pero no espero que (…) una corte sea justa. No podemos garantizar una corte justa”, agregó.

El abogado ruso que ayuda a Edward Snowden, Analoty Kucherena, dijo al programa que pensaba que su pedido de asilo será otorgado “en los próximos días”, y que Estados Unidos había fallado en enviar un pedido oficial de extradición.

“Si quieres (que Snowden sea entregado), debes atenerte a la ley, así que envía, según las reglas existentes de cooperación entre estados, el documento legal correspondiente, correctamente completado. Pero no hay nada de eso”, dijo Kucherena, un abogado que es cercano al Kremlin.

“Sólo decir ‘entréguenlo’ es absolutamente deshonroso e incorrecto”, agregó.

 

 

El FBI de EE.UU. intenta conseguir el derecho a espiar Gmail y Dropbox en tiempo real

200px-Gmail_IconDurante años, espiar llamadas telefónicas ha sido pan de cada día para la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI), agencia que se encarga, entre otras cosas, de estar al tanto de actividad terrorista que comprometa sus intereses. Para estos fines es que la organización ahora busca obtener acceso a la mensajería en tiempo real transmitida a través de Internet, específicamente los servicios de Gmail, Google Voice y Dropbox.

Ocurre que hasta hoy, el FBI mantiene instalados equipos de vigilancia en las operadoras telefónicas, los que permiten interceptar llamadas al momento que éstas ocurren. Sin embargo, la historia en Internet es diferente y en el caso específico de Gmail, por ejemplo, los mensajes son transmitidos por la red utilizando cifrado SSL, por lo que aunque el FBI lo capte al vuelo, no puede descifrarlo.

Es por esto que durante una conferencia realizada en Washington, Andrew Weissmann, abogado en jefe de la agencia, manifestó el interés de resolver este “problema” y poder espiar el tiempo real las conversaciones vía los servicios antes mencionados, apuntando además a que durante todo este año 2013 el FBI hará grandes esfuerzos para conseguir el marco legal que le permita acceder a toda clase de comunicación que se haga vía Internet.

Y es que si bien la organización hoy puede apelar a un decreto legal para obtener correos electrónicos, tiene problemas al momento de conseguir información en tiempo real en la red, lo que según ellos, supone un canal de transmisión de datos frecuentemente utilizado por terroristas.

http://www.rsstecnologia.com/

Miami: Familia cubanoamericana estafa por 60 millones a Medicare

Eran las 6 de la mañana del 9 de septiembre del 2011 cuando tres agentes de un equipo especial del Buró Federal de Investigaciones (FBI) realizó un operativo simultáneo en dos suntuosas mansiones del sur de la Florida. El propósito: arrestar a los esposos cubanoamericanos Roberto y Olga Esther González, y al hijo de ambos, Fabián, por estafar al Medicare, el programa para ancianos y discapacitados financiado por los contribuyentes, señala un articulo del Miami Herald.

La redada contra los González fue el primer golpe certero de las autoridades para llevar ante la justicia a un clan familiar que hizo pagar $60 millones al programa gubernamental de salud por servicios innecesarios o tratamientos que nunca se brindaron.

Mediante una red de especialistas y reclutadores de beneficiarios del Medicare, la clínica de los González, Nany Home Health Inc., en el suroeste de Miami-Dade, falsificó registros médicos para apoyar la presentación de cuentas falsas y fraudulentas. También emitió recetas, planes de servicios y certificaciones para terapia a domicilio que sólo quedaban en el papel.

Según la Fiscalía, el fraude se inició en enero del 2006 y se prolongó hasta mediados de noviembre del 2009. El Medicare, que por aquellos años era conocido por aprobar rápidamente y con pocas verificaciones las cuentas de sus proveedores, cubrió supuestas atenciones y tratamientos de aproximadamente 1,500 pacientes registrados por Nany Home Health.

Las pruebas reunidas por la Fiscalía no dejaron muchas opciones para que los González pudieran evitar el peso de la justicia. Roberto, de 61 años, Olga Esther, de 57, y Fabián, de 38, fueron acusados de confabularse para estafar al Medicare. El clan se declaró culpable de los cargos en un intento desesperado para que la jueza Ursula Ungaro mostrara misericordia y compasión en su veredicto.

Sus cálculos no dieron resultados. En una audiencia realizada en abril pasado el matrimonio fue sentenciado a 120 y 87 meses de prisión, respectivamente. Asimismo se les ordenó el pago de una reparación de $40 millones y tres años de libertad supervisada tras sus condenas de prisión.

Fabián, quien dirigía un departamento de “Control de Calidad” que, a su vez, prestaba servicios a la clínica de sus padres, recibió una sentencia de 87 meses de cárcel.

Los fiscales dijeron que el complejo esquema de los González les permitió amasar grandes recursos de manera eficaz e inmediata a través de la supuesta atención de pacientes con problemas de diabetes y otras complicaciones. Según un informe conjunto del FBI, el Departamento de Justicia y el Departamento de Salud y Servicios Sociales (HHS), los González incluso adecuaron un programa de cómputo para inflar cuentas fraudulentas al programa de salud federal.

“Otra parte única y sorprendente de este fraude es que tenían un sistema basado en computadora que genera y rellena las hojas de enfermería que se utilizan para facturar al Medicare”, indicó la Fiscalía.

Las condenas contra los González también pusieron fin a una vida llena de excentricidades, lujos y diversiones que la familia cubría sin mayores problemas y hacía extensivo a familiares y amigos cercanos.

http://www.contrainjerencia.com/

 

FOTO: ÍCONOS ¿DEL SIGLO XX?

Enrique Ubieta

Hace apenas unos días fue el cumpleaños del Che, que está más vivo que nunca. No viene mal recordar hoy a Lennon, el perseguido por el FBI, cuando McCartney cumple 70 años y se mediatiza su imagen en jubileos de la Reina de Gran Bretaña e inauguraciones olímpicas.

Jueza Lenard suave y conciliadora con persona vinculada al narcotráfico, dura y cruel con los cinco antiterroristas cubanos

Por Edmundo García

A mi regreso este martes de un viaje a La Habana, como es costumbre, me puse a revisar la prensa que tenía acumulada para ponerme al día. Fue así que encontré un artículo del periodista Jay Weaver aparecido este mismo martes 15 de mayo, tanto en The Miami Herald como en El Nuevo Herald, titulado en este último “Jueza anula condena de cadena perpetua”. Dicho artículo trata sobre uno de los tantos hechos delictivos vinculados al tráfico de drogas, particularmente de cocaína, que hizo ola en Miami en décadas pasadas; pero me permitirá hacer una analogía o comparación que creo importante y reveladora de los desiguales estándares con que puede impartirse la justicia en los Estados Unidos y mucho más en una ciudad como Miami.

En el mencionado artículo Jay Weaver cuenta la historia de Yuby Ramírez, una ciudadana colombiana de 41 años condenada a cadena perpetua en el 2001 por el delito de “conspiración para cometer asesinato”. El objetivo de esta conspiración era eliminar a un testigo del gobierno que iba a declarar contra los narcotraficantes Willie Falcón y Sal Magluta, connotados narcotraficantes de la llamada era de los “cocaine cowboys”, condenados a largas condenas por ese delito. Todo parecía indicar que Yuby Ramírez iba a estar encerrada el resto de sus días, pero una jueza federal admitió que había sido mal asesorada por sus antiguos abogados y, acompañándose de nuevos defensores, logró hacer un trato judicial que le bajó la condena a 10 años; saliendo inmediatamente en libertad, pues al estar presa desde el 2001 el tiempo pasado en prisión le cubría la nueva sentencia. A Yuby Ramírez no solo se le probó el cargo de “conspiración para cometer asesinato”, sino que además ella misma acabó confesando su culpabilidad.

Les decía que esta historia me iba a permitir manejar una comparación, porque precisamente ese cargo de “conspirar para cometer asesinato” que se le imputó a la ciudadana colombiana Yuby Ramírez, y del que acaba de salir en libertad, es el mismo que se le imputa al luchador antiterrorista Gerardo Hernández Nordelo, y por el que se le condenó no a una sino a dos cadenas perpetuas, más quince años. Solo que a Gerardo no se le pudo probar en corte y mucho menos reconoció o confesó haber tenido algo que ver con el intento de actuar contra la vida de alguna persona.

El cargo de “conspirar para cometer asesinato” era tan insostenible en el caso de Gerardo Hernández Nordelo que la misma fiscalía, o sea el gobierno de los Estados Unidos, quiso desestimarlo porque temía que junto a él se le cayera el caso completo. Como se supo después por documentos desclasificados, el FBI monitoreaba a Gerardo Hernández desde años antes de su detención y precisamente por eso el gobierno norteamericano sabía perfectamente que Gerardo era inocente del cargo de conspirar para derribar las avionetas de Hermanos al Rescate. Sabían lo que hacía Gerardo, escuchaban lo que hablaba Gerardo, así que nadie mejor que ellos mismos para saber que el cargo de “conspiración para asesinar” era improcedente en su contra. ¿Cómo fue que de todas formas esa acusación persistió contra Gerardo? ¿Cómo fue que la jueza la mantuvo aún pidiendo la fiscalía su eliminación para no quedarse con nada? Es algo que todavía nadie puede explicar.

Se suele afirmar que en el sistema judicial norteamericano los jueces pueden impartir justicia según criterio y autoridad propia. Aunque la historia está llena de ejemplos que demuestran lo contrario, cualquiera pude pensar que juezas distintas pudieron llegar también a distintas conclusiones; pero: ¿Cómo se llama la jueza que condenó a Gerardo Hernández Nordelo a dos cadenas perpetuas y quince años por supuestamente “conspirar para cometer asesinato”, sin que se hubiera probado en corte o él lo hubiera confesado? Pues esa jueza se llama Joan Lenard. ¿Y quién es la jueza que acaba de anular la cadena perpetua a Yuby Ramírez por el delito probado, declarado y confeso de “conspirar para cometer asesinato”? Pues es la jueza Joan Lenard. Es decir, la misma jueza federal en ambos casos, anula la sentencia por un lado y la multiplica por el otro.

No hacía falta otra evidencia para concluir lo que todo el mundo sabe: que el juicio en Miami contra los cinco luchadores antiterroristas cubanos fue un juicio político, parcializado por la influencia de los grupos de la derecha cubanoamericana y la presión de una prensa rendida a sus intereses. Aquí está otra prueba de los diferentes estándares con que se aplica la justicia en los Estados Unidos y, a la vez, un antecedente para que la misma jueza Joan Lenard reconsidere las injustas condenas dictadas contra nuestros cinco héroes. 

Fustiga Cuba a FBI por no interrogar a sospechosos de incendio Miami

Cuba criticó al Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos porque aún “no ha detenido ni interrogado a nadie” en relación con el incendio que destruyó una agencia de vuelos chárter a Cuba hace unos 15 días en Miami, Florida.

“Dos semanas después del atentado de Miami, el FBI no ha interrogado un solo sospechoso”, subrayó el diario oficial “Granma”.

Las oficinas de la agencia Airline Brokers, una de las ocho compañías que organiza viajes a la isla, quedaron destruidas por el siniestro.

Un informe del Departamento de Bomberos de Coral Gables aseveró que el incendio fue causado de manera intencional por un artefacto lanzado al local comercial y señaló tres focos de las llamas en tres lugares distintos de la instalación.

El FBI de Miami –acotó el rotativo– “es conocido por su colaboración con los círculos que promueven el terrorismo, por tolerar la presencia en Miami de conocidos grupos terroristas tales como Alpha 66 y Comandos F-4 que mantienen abiertamente locales de trabajo y de reunión, y por sus lazos con individuos identificados por terrorismo”.

Recordó que Coral Gables, zona exclusiva donde se encuentra la agencia incendiada, tiene como alcalde a James Cason, un ex jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba, y es lugar de residencia de numerosos cubanoamericanos enemigos de la Revolución cubana.

El órgano del Partido Comunista de Cuba enfatizó que el atentado ocurrió el mismo día del primer aniversario de la muerte del terrorista internacional confeso, Orlando Bosch, fallecido en Miami el 27 de abril de 2011.

Airline Brokers, fundada en 1982, transportó 300 peregrinos a Cuba con motivo de la visita del papa Benedicto XVI, a fines de marzo pasado, en colaboración con las autoridades religiosas de Miami.

A %d blogueros les gusta esto: