Argentina: Expropiación de petrolera argentina YPF ya es ley

Buenos Aires, 3 may (PL) Con amplia mayoría de 207 votos a favor, la Cámara de Diputados argentina aprobó hoy la ley que declara de utilidad pública y sujeto a expropiación el 51 por ciento de la petrolera YPF, en manos de la española Repsol.

El proyecto, remitido al Senado de la Nación el pasado 16 de abril por la presidenta Cristina Fernández, fue rechazado por 32 legisladores, mientras otros seis se abstuvieron en la votación que puso fin esta noche a una extensa jornada de debates iniciada ayer por la tarde.

La iniciativa del Ejecutivo declara de interés público nacional tanto el autoabastecimiento de hidrocarburos, como la exploración, explotación, industrialización y comercialización de estos recursos, con el fin de garantizar el desarrollo económico con equidad social en el país.

Tanto dentro del recinto legislativo, como en las afueras de éste -donde se congregaron hoy miles de personas para seguir el desarrollo de la sesión-, la aprobación de la ley fue acogida con manifiesto entusiasmo, gritos de júbilo y prolongados aplausos.

El último de los oradores en intervenir este jueves fue el jefe del bloque del gobernante Frente para la Victoria (FpV), Agustín Rossi, quien elogió la “fuerte decisión política” de la presidenta Cristina Fernández de nacionalizar la principal empresa petrolera del país.

Teníamos una empresa que controlaba YPF y era parte del juego de la especulación financiera, dijo Rossi y aseveró que la petrolera argentina financió el crecimiento de Repsol en todo el mundo.

A partir de hoy, subrayó, el petróleo argentino deja de ser un “commodity” para convertirse en un insumo básico y sostener el desarrollo económico del país.

Advirtió además que, según lo dispone la nueva ley aprobada esta noche, en lo adelante todas las empresas (nacionales y extranjeras) tendrán que coadyuvar al cumplimiento del objetivo de garantizar el autoabastecimiento energético de Argentina.

Previo a la intervención de Rossi se produjo la del jefe de la bancada de la Unión Cívica Radical, Ricardo Gil Lavedra, quien dijo que aún con disensos en lo particular, esa fuerza votaría a favor del proyecto porque “es lo mejor para la patria”.

Gil Lavedra atribuyó la pérdida del autoabastecimiento energético a las políticas “zigzagueantes, erráticas y circunstanciales” llevadas adelante en este rubro por los gobiernos peronistas de los últimos 20 años, y afirmó que el país se encuentra ante una grave situación en este ámbito.

Estimó que para salir de esta crisis se requerirá una inversión de entre 40 mil y 50 mil millones de dólares y sostuvo que, a los actuales niveles de consumo, las reservas de petróleo durarán para 11 años y sólo para ocho las de gas.

Anticipó además que el radicalismo tiene un programa de acción para el sector de la energía, el cual dará a conocer próximamente, y catalogó la expropiación de YPF como “sólo un capítulo” en la búsqueda de una solución más integral.

Marcha atrás de Perú: no autorizará la llegada de una fragata de guerra británica

El gobierno de Perú decidió por “solidaridad latinoamericana” cancelar la autorización para que una fragata de guerra británica arribe al puerto de Lima durante cuatro días para una visita protocolar, tras el apoyo de la Unión de las Naciones Suramericanas (Unasur) al reclamo argentino de
soberanía de las Islas Malvinas.

El ministro de Relaciones Exteriores del Perú, Rafael Roncagliolo, afirmó que “ha quedado sin efecto” la visita de la fragata de la Armada Real HMS Montrose a la Base Naval del Callao.

“Esta decisión ha sido adoptada en el espíritu de los compromisos de solidaridad latinoamericana asumidos en el marco de Unasur respecto de los legítimos derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes”, precisó en declaraciones a la agencia Andina.

El gobierno peruano había autorizado en un principio que la nave HMS Montrose llegue el próximo jueves con 183 tripulantes al puerto El Callao, donde tenía previsto permanecer allí hasta el lunes 26 como huésped de la Marina del Perú.

En ese sentido, el senador nacional por el Frente para la Victoria Daniel Filmus celebró esa determinación y aseguró que “la actitud de Perú es una señal del fortalecimiento de la región en la defensa de intereses comunes, y va en línea con el endurecimiento de la política exterior de la Argentina hacia la usurpación de las islas Malvinas”.

A %d blogueros les gusta esto: