Libia y el “social imperialismo”: dos años después

Libia

Lenin llamó social-imperialistas a los socialdemócratas alemanes que en su rechazo hacia el zar de Rusia defendieron  la guerra del 1914; Mao adulteró el término en sí peyorativo para referirse a la Unión Soviética y así justiciar su alianza con EEUU, el imperialismo “decadente”. Hoy, aquel término puede transmitir la hipocresía de las “intervenciones/guerras humanitarias”  y la imposible unión entre dos ideas contrarias.

Dos años después del ataque indiscriminado de la OTAN contra el Estado libio que acabó con la vida de miles de personas —¡para liberarlos de Gadafi!—,destruyó buena parte del país y acabó con Libia como Estado, se van conociendo las falsedades vertidas por los enemigos extranjeros del país (Ver Complot contra Libia). Obama y Cameron, en su propaganda de guerra, acusaron a Gadafi de cometer “genocidio” (aniquilación sistemática de un grupo étnico, racial o religioso” sucedido en Ruanda, Congo o Darfur) contra su pueblo, término escogido cuidadosamente que permitía a la OTAN intervenir en Libia aplicando la doctrina de los huevos de oro de la Responsabilidad de Proteger (R2P)  de la ONU —¡que no se ha aplicado a la población de Gaza o de Bahréin. Poco importó que el propio Robert Gates, secretario de Defensa de EEUU, confesara que no habían podido confirmar tal hecho. Luego, exageraron con “la muerte de decenas de miles de civiles”, a la vez que Amnistía Internacional desmentía a personajes como el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional Luis Moreno-Ocampo la “violación de mujeres libias” por los soldados que encima llevaban viagra en sus bolsillos.

Así, la OTAN se lanzó a salvar el pueblo libio, mientras sus barcos dejaban morir en alta mar a los que huían de la guerra, denunció The Gardian.

El colmo de la hipocresía fue acoger al  ex jefe de la inteligencia de Gadafi y a Abdul Jalil, ministro de justicia del régimen, que en vez de ser enviados a la Corte Penal Internacional por ser integrantes de la dictadura, se les ofreció colaborar con aquella alianza militar. ¡Que la bandera negra de Al Qaeda fuera izada en el Palacio de Justicia de Bengasi tras asesinar a Gadafi y que Jalili fuera designado por los occidentales a liderar la transición libia hacia la “democracia” fueron la guinda del desparpajo sin rubor!

EEUU, sus socios europeos e Israel, en la aplicación de la política del “control de daños” ya habían canalizado las rebeliones espontáneas en Egipto y Túnez, las habían contenido en Irak, Yemen, Arabia Saudí y Bahréin, y ahora en Libia se quitaban la hoja de parra, exhibiendo su poderío.

 

Derrocar a un aliado

Libia, el país del milenario pueblo  Libu, habitado por un centenar de tribus árabes y bereberes, de religión musulmana sunita, experimentó un giro radical en su política a partir del fin de la Guerra Fría. Muamar Gadafi, un dictador y un férreo anti comunista, empezó a coquetear con Occidente: en 2002 pagó unos 2.940 millones de euros a las víctimas de Lockerbie (a la vez que negaba su implicación en el atentado) y aceptó “la legalidad internacional, pese a que esté falseada e impuesta por EEUU”El nombre de su país estaba incrustado en la lista del Eje del mal y en el ataque devastador angloamericano a Irak en 2003, hacía pedagogía del terror. Aceptó desarmarse —por las presiones de Israel, país con armas nucleares, biológicas y químicas—, para pasar a ser comprador de armas a los mismos países que años después bombardearían su indefenso país.  [Pasa lo mismo con Siria. Ningún dictador es mínimamente inteligente, sino no sería dictador]. Entre 2005 y 2009 Europa le vendió 834,54 millones de euros en armas (España, 2.000 millones). Colaboró con la “guerra contra el terror” de la CIA llenando sus cárceles con personas sin ningún derecho a defenderse. Los bancos occidentales, que le recibían con la alfombra roja e implantaban su haima en los palacios, estaban haciendo su agosto con los depósitos de Libia. Para colmo, el líder de la república “socialista” libia financió al candidato de la extrema derecha francesa, Nicolás Sarkozy.

Cierto. Estamos ante un personaje complejo que, por desgracia para los analistas maniqueos, abundan en el Sur. Dictadores autoritarios o totalitarios y nacionalistas —que se encuentran fuera de la órbita de EEUU—, pero comparten la cama con otros imperialistas: Reino Unido, Alemania o Francia.

 

Aun así, EEUU decidió matarlo (recordad el “Vini vidi vinci” de Hillary Clinton) porque:

1.     Occidente tenía más miedo a un Gadafi capaz de usar el “poder blando”  que al Gadafi “loco”.

2.    Aplastar la futura Primavera Libia, antes de que se complicara la situación, como sucedió en Egipto. En Libia, EEUU no tenía ninguna influencia sobre el ejército y no podía recurrir a un golpe de estado.

3.    Gadafi no se convirtió en un títere. Además, su carácter imprevisible generaba inseguridad para sus planes militares y económicos en África. Dijo Marco Rubio, el senador republicano estadounidense que su “interés nacional pide la eliminación de Gadafi del poder”. Había bloqueado las oportunidades de EEUU en Libia. Bechtel (gigante en ingeniería) y Caterpillar (fabricante de equipos de construcción) habían sido excluidas en favor de las compañías rusas, chinas y alemanas.  Ya en septiembre de 2011, el embajador de  EEUU, Gene Cretz, anunciaba que un centenar de empresas de su país planeaban hacer negocios en Libia post Gadafi. También, el secretario de Defensa británico Philip Hammond, nada más asesinar al líder africano, invitó a los empresarios a ir a reconstruir lo que la OTAN destruyó: eso se llama “capitalismo buitre” o “destrucción creativa”. La compañía General Electric sueña con ganar hasta 10.000 millones de dólares invirtiendo en el devastado país.

4.    Proclamaba una África con una identidad política integrada, no dividida entre una “África blanca, civilizada mediterránea” y otra “negra bárbara”. Defendió su autosuficiencia, desligada de las instituciones financieras occidentales.

5.    Contener el incremento del poder e influencia del propio  Gadafi en el continente, que impedía la libre circulación del capital occidental por la región. Libia, bajo su liderazgo, tenía unos 150.000 millones dólares invertidos en África.

6.    Fue visto por Washington como el principal obstáculo para el dominio militar de EEUU en África. 45 países se habían negado a ser sede de Africom. Ahora, Libia es una candidata para albergar el comando militar de EEUU. Además, la OTAN puede hacerse con el levante mediterráneo:  sólo queda eliminar al sirio Bashar Al Asad  para “atlantizar” la cuenca de este mar.

7.    Se convirtió en el principal aliado de los BRICS, sobre todo de China. Los contratos de unas 70 empresas chinas cuyo valor ascendía a 18.000 millones dólares fueron congelados tras la guerra.

Rusia también perdió unos 4.000 millones de dólares en contratos de armas  (verLibia: un negocio de guerra redondo)

 

El especial papel de Israel

Lo primero que la futura  Nueva Libia recibía de los israelíes fue las smart-bombalanzadas desde la aviación de la OTAN en 2011. Mientras Mossad y otros servicio aliados iban detrás de un Gadafi anti-israelí, los rebeldes negociaban el intercambio de embajadores con los hebreos.

Tel Aviv, tras acabar con Irak como Estado rival —a través del “papá EEUU”— y mientras seguía debilitando a Irán, canalizando la rebelión popular contra Mubarak en Egipto, incitó y participó activamente en acabar con la poderosa Libia y su líder. En 2007, Goldman Sachs, una de las instituciones financieras del lobby judío, se quedó con la totalidad de los 1.500 millones de dólares invertidos por Gadafi, quien no pensaba perdonárselo.

El papel del lobby pro israelí en la ONU y en los medios de comunicación (entre ellosAl Jazira) fue determinante para demonizar al jefe del Estado libio ante la opinión pública.

Israel, en su avance por África, la divide por el color de la piel de sus gentes, las creencias religiosas y grupos etnolingüísticos, apoyando la “África negra” contra  la “árabe-musulmana” (ver El bombardeo de Sudan por Israel).

El chovinismo del régimen israelí, dirigido por los europeos ashkenazíes, alcanzó en la década de los 90 a los mizrahíes,  judíos “impuros” del norte de  África y Medio Oriente: sometió a cientos de mujeres judías etíopes solicitantes de emigración a una esterilización oculta y forzosa antes de admitirlas.

Hoy, y tras perder a su firme aliado Husni Mubarak, Netanyahu intentará convertir a la “nueva” libia en un apoyo estratégico.

 

¿Qué pasó con el petróleo libio?

Dueña de la primera reserva de hidrocarburo de África y además de alta calidad, Libia exportó 379.5 millones de barriles de petróleo en 2012.

A pesar de EEUU y la UE,  la Libia de hoy manda más petróleo a China que en la era de Gadafi: si en 2010 el 30% de su Oro Negro iba Italia, el 16% a Francia y el 11% a China, un año después China ocupaba el lugar de los franceses, comprando hasta 100.000 barriles al día. El trato de favor lo recibe Eni, la compañía de la vieja metrópoli. Las compañías Shell y BP no han ganado el concurso de licitación para explotar el petróleo: curiosa paradoja.

La producción del crudo ha caído de 1,4 millones de barriles al día en 2010 a unos 500.000  a causa de la marcha de los técnicos de las compañías extranjeras, del sabotaje en los oleoductos por los grupos opositores y la venta de fuel en el mercado negro por las mafias armadas. Ni los 18.000 vigilantes contratados por el gobierno han conseguido que el aceite fluya con seguridad:  muchos de ellos son contrarios a los dignatarios de Trípoli. Situación que, si por un lado ha  induciendo al coma a una economía dependiente de la venta de hidrocarburo, por otro obliga a los clientes como Turquía a recurrir a la energía nuclear. Ankara está construyendo una planta en Akköy, ubicado en una región sísmica.

A la deriva 

Destruir Libia es otro de los logros de Barak Obama. Este hijo traicionero de África, que apoya a los dictadores del continente, ha balcanizado a Sudan, ha desestabilizado Somalia y ha desviado las “primaveras árabes” respaldando a los militares o al sector más reaccionario de los islamistas.

La ola de violencia contra la población negra del país, el personal diplomático y los organismos internacionales no cesa: empezó con la matanza de miles de ciudadanos negros y/o defensores de Gadafi y continuó con el asesinato del embajador de EEUU, el ataque al cónsul italiano, el atentado contra las embajadas de Francia, de Rusia y las edificios de  la ONU,  y está terminando en una guerra civil y la desintegración del país. Aún puede ir a peor.

http://blogs.publico.es/

La desintegración de Libia parece un proceso inevitable

Armando Pérez

Armando Pérez

por Armando Pérez

La paulatina desintegración de Libia tiende a convertirse en un proceso inevitable porque el gobierno central, representado por el Consejo Nacional de Transición (CNT), no puede contener las aspiraciones de autonomía en las provincias, faltan mecanismos para controlar a las agrupaciones armadas, y tampoco hay fuerza pública para proteger a la población.

A comienzos de marzo, cerca de tres mil representantes de tribus, clanes y comandantes de milicias proclamaron en la ciudad de Bengasi, en el oriente de Libia, la autonomía de la región Cirenaica y su independencia de Trípoli, es decir, del CNT.

Reunidos en el autodenominado Congreso del Pueblo Cirenaico, los delegados se manifestaron a favor de una Libia federal y anunciaron la formación de un propio gobierno, parlamento y ministerios de Finanzas, Defensa y Petróleo.

El jeque Ahmed Zubair fue electo dirigente de la nueva región que desde Bengasi, controlará al menos el 66 % de los yacimientos de hidrocarburos libios.

Entre tanto, el jefe del CNT, Mustafá Abdel Jalil desde Trípoli, se pronunció en contra de la autonomía proclamada por el Congreso, y denunció que las nuevas autoridades en Bengasi forman parte de una “confabulación extranjera” para socavar la integridad territorial y política de Libia.

Según expertos rusos, los autonomistas de Bengasi ahora actúan con el apoyo de las mismas fuerzas que hace más de un año promovieron la rebelión contra el líder Muamar Gadafi, y que concluyó con una guerra civil que ganaron los rebeldes más que todo por el apoyo de la OTAN.

Al respecto, muchos recuerdan que la rebelión contra Gadafi nació en Bengasi junto con el CNT, que durante muchos meses controló la guerra contra Gadafi desde esa ciudad, y sólo tras la victoria se instaló en Trípoli.

Ahora, por lo visto, los gobiernos extranjeros que armaron a los rebeldes tienen otros planes para controlar los yacimientos de crudo, en esencia, el objetivo real de esa intervención que la prensa occidental presentó como cruzada para defender a la población civil de un supuesto genocidio perpetrado por el ejército de Gadafi.

Al analizar prudencia de la prensa internacional al informar los últimos acontecimientos que ocurren en Bengasi, analistas rusos opinan que son pocos en Occidente los que quieren reconocer que la campaña en Libia fue una guerra de rapiña orquestada por gobiernos influyentes, y es muy incómodo ver las consecuencias que supuso la cruzada para sembrar la democracia en Libia.

Sobre todo cuando el ejemplo de los autonomistas de Cirenaica contagió a otras regiones, más exactamente a Misurata, la tercera ciudad más importante de Libia.

Allí, las autoridades municipales recién elegidas restringieron la entrada a los habitantes libios de otras regiones como medida preventiva para garantizar la seguridad pública en la urbe.

Según constató la prensa británica, las nuevas autoridades en abierto desafío al CNT, establecieron una zona de seguridad, como paso inicial a la proclamación una autonomía más radical que la establecida en Bengasi.

Según observadores locales, el CTN desde Trípoli no puede solucionar prácticamente ningún asunto, y las autoridades de Misurata actúan por su cuenta para poner coto a la inseguridad rampante, el principal problema que actualmente afronta la población civil en cualquier lugar de Libia.

Como reconoce el propio CTN, el problema de seguridad pública seguirá siendo muy agudo mientras no se desarmen y se liquiden las milicias y agrupaciones armadas autónomas que operan en el país.

Entre los factores que impiden la solución de este problema, fuentes del CTN citadas por la prensa rusa indicaron que sencillamente no hay recursos para financiar el desmantelamiento de las milicias y la reinserción de los combatientes a la vida normal en la sociedad.

A juicio de esas fuentes, el asunto financiero es el principal escollo en las conversaciones que actualmente adelanta el CTN con los comandantes de la brigada Zintan, sobre la devolución del aeropuerto internacional de Trípoli, hasta este momento en manos de esos milicianos.

Integrada en su mayor parte por habitantes de la ciudad del mismo nombre en el occidente de Libia, la brigada Zintan actualmente es una de las agrupaciones armadas autónomas más influyentes y poderosas de Libia.

Los combatientes de esta brigada desempeñaron un papel crucial en la derrota del ejercito gadafista y en ocupación de Trípoli y desde el año pasado controlan por su cuenta el aeropuerto internacional, es decir, el flujo de cargas y pasajeros que llegaban por esa terminal aérea al territorio libio.

El pago de compensaciones y los gastos que deberá asumir el CNT también impide las negociaciones entre las autoridades y los jefes de la milicia Swehli, de Misrata, otra agrupación poderosa que recientemente capturó a dos periodistas británicos supuestamente bajo cargos de espionaje.

Entre tanto, la falta de fuerzas del orden eficaces multiplica el riesgo de conflictos armados entre las etnias y tribus libias, como el reciente brote de violencia en el sureste de Libia.

Ante la falta de información oficial, diversas fuentes reportan de centenares de muertos y heridos las últimas dos semanas en la ciudad de Al Kufra, cerca de las fronteras de Libia con Chad y Sudán, por enfrentamientos entre dos tribus Tibu y Zwai, rivales desde hace décadas.

Según el general Youssef al-Mangoush, jefe del ejército libio, sus tropas intervienen para poner fin a los combates, pero fuentes de las tribus rivales aseguran que el ejército no puede impedir los enfrentamientos que cada vez ocasionan muertos, heridos y refugiados.

Los representantes de cada tribu se acusan mutuamente de asesinatos, secuestros, saqueo de viviendas, robos de autos y de medidas de respuesta para contener a los atacantes.

El grupo étnico Tibu habita principalmente en el Chad, pero también habitan en zonas del sur de Libia y la tribu Zwai asegura que los Tibu atacan a sus paisanos con ayuda de mercenarios procedentes de Chad.

Y mientras aumenta las noticias sobre muertes por la violencia y la falta de dinero para comprar la paz, es más hermético el silencio del CTN en Trípoli, en las capitales occidentales promotoras de revolución libia, y la prensa internacional.

Posiblemente porque debe ser incómodo responder porque no hay dinero para desarmar a las milicias, fortalecer el ejército y promover el desarrollo de las regiones.

¿Dónde estará el dinero de Gadafi?

Tomado de http://sp.ria.ru/

#Putin implica a EEUU y otras potencias extranjeras en el asesinato de #Gadafi

Putin implica a EEUU y otras potencias extranjeras en el asesinato de Gadafi

Moscú, 15 dic (EFE).- El primer ministro ruso, Vladímir Putin, implicó hoy a Estados Unidos y a otras potencias extranjeras en la muerte en octubre pasado del dictador libio, Muamar el Gadafi.

“Los aparatos no tripulados, incluidos los de EEUU, atacaron el convoy (de Gadafi). Luego por radio, a través de las fuerzas especiales que no debían encontrarse allí, llamaron a los conocidos como opositores y guerrilleros”, afirmó Putin al responder en directo en televisión a una pregunta de un ciudadano ruso.

Putin, que calificó de “cruzada” la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que allanó el camino para la intervención occidental en el país árabe, añadió que merced a esa ayuda occidental “a Gadafi lo eliminaron sin juicio y sin investigación”

Además, en respuesta a las críticas por la falta de libertades en Rusia, puso en duda el carácter democrático de los principios promulgados por Occidente.

“A todo el mundo le mostraron imágenes del asesinato (de Gadafi), todo ensangrentado. ¿Es eso democracia?”, recalcó Putin, quien aseveró que habría que haber dado al pueblo libio la oportunidad de decidir el destino de su líder por la vía democrática.

Putin aseguró con anterioridad que las imágenes de la muerte del dictador libio le habían causado “repugnancia” y criticó a los medios de comunicación occidentales por falta de moralidad.

Rusia mantiene que el fallecido líder libio debió ser hecho prisionero y que su muerte a manos de los rebeldes es una violación flagrante del derecho internacional.

Hijo de Gadafi requiere amputación de dedos gangrenados

Las heridas que Saif al-Islam sufrió en los dedos pulgar, índice y medio de su mano derecha, no fueron tratadas de forma adecuada ni oportunamente, explicó el servicio médico.

Roma • Saif al-Islam, hijo del extinto líder libio Muamar Gadafi, requiere de una cirugía para remover la gangrena de los dedos lesionados de su mano derecha, producto de un bombardeo hace varias semanas, reportó hoy el canal árabe de noticias Al Arabiya.

“Si el vástago de Gadafi no es tratado podría ser fatal para él”, advirtió un médico que examinó su estado de salud en la ciudad libia de Zintan, donde se encuentra arrestado desde su captura el pasado sábado en una región desértica al sur de Trípoli.

Las heridas que Saif al-Islam sufrió en los dedos pulgar, índice y medio de su mano derecha, no fueron tratadas de forma adecuada ni oportunamente, “las heridas no están en buenas condiciones y requieren amputación”, explicó el doctor, citado por Al Arabiya.

Las lesiones están cubiertas con tejido gangrenoso y necrótico, indicó a la prensa internacional y precisó que sólo el dedo medio de su mano no requiere cirugía, pues los otros dos fueron cercenados hasta el nivel de la falange media y tienen pus.

Cuando Saif al-Islam fue capturado tenía esos tres dedos vendados, por lo que surgieron especulaciones referentes a que sus captores se los habían cortado en venganza por las amenazas -haciendo señas con la mano- que lanzó contra los combatientes antiGadafi.

Sin embargo, el médico citado por Al Arabiya afirmó que las lesiones fueron producto de una “cierta clase de explosión”.

De acuerdo con el galeno, el procedimiento quirúrgico “no es tan urgente”, pero sí debe hacerse pronto para evitar que la gangrena se extienda y resulte mortal para Saif, a quien se consideraba sería el sucesor de su padre.

El gobierno provisional de Libia se ha comprometido a tratarlo bien y someterlo a un juicio justo en el país, sin embargo por ahora Saif al-Islam -acusado de crímenes contra la humanidad- sigue en manos de las autoridades de Zintan.

Encuentran y detienen al hijo de Gadafi en el sur de Libia

Saif al Islam Gadafi

Saif al Islam Gadafi, hijo del asesinado dirigente libio, Muamar el Gadafi, fue detenido en el sur de Libia, indicó a la AFP el ministro de Justicia y Derechos Humanos del Consejo Nacional de Transición (CNT).

“Saif al Islam, buscado por la Corte Penal Internacional (CPI), fue detenido el sur de Libia”, declaró Mohamed al Allagui, sin brindar mayores precisiones.

Según los datos proporcionados, Saif al Islam y sus guardaespaldas fueron arrestados al intentar cruzar la frontera con Níger.
Anteriormente, la prensa informó que Saif al Islam se encontraba en Níger o Mali, informaciones desmentidas por ambos países.

(Con información de agencias)

Una imagen tomada de la televisión libia AHRAR que muestra a Saif al Islam detenido.

 

Saif al-Islam Gadafi, tras ser capturado. / ISMAIL ZITOUNI (REUTERS)

 ( Tomado de cubadebate.cu )

Un candidato republicano se queda en blanco ante una pregunta sobre Obama y Libia

Un candidato republicano se queda en blanco ante una pregunta sobre Obama y Libia

Washington, 14 nov (EFE).- El aspirante a la candidatura republicana, Herman Cain, se quedó en blanco ante una pregunta sobre la política del presidente, Barack Obama, en Libia, durante una entrevista difundida hoy.

El candidato se encontraba respondiendo a preguntas de los editores y reporteros del diario Milwaukee Journal Sentinel cuando salió el tema de Libia.

“OK, Libia”, repite moviéndose en la silla algo inquieto. “El presidente Obama apoyó el levantamiento, ¿verdad?”, pregunta.

“El presidente Obama hizo un llamamiento para destituir a Gadafi – sólo quiero asegurarme de que estamos hablando de lo mismo antes de decir sí, estoy de acuerdo o no, no estaba de acuerdo”, señala en un intento por ganar algo de tiempo.

Cain comienza a decir que no estaba de acuerdo con Obama “por las siguientes razones” que no llega a enumerar porque hablando consigo mismo dice “no, eso es otra cosa diferente”.

Finalmente después de una pausa dice que tiene “todas esas cosas dando vueltas” en su cabeza y elude la pregunta, aunque asegura que hubiera gestionado mejor la crisis que Obama.

Algunos analistas han señalado la falta de formación de Cain en política exterior y han criticado sus declaraciones en los últimos debates entre los candidatos republicanos.

Según recoge el diario Boston Globe, uno de los asesores de la campaña de Cain indicó después de que se difundiera la entrevista que el candidato no había dormido lo suficiente debido a la apretada agenda de la campaña y tardó en contestar porque quería asegurarse de que estaba respondiendo a lo que le preguntaban.

Hijo de Gadafi aguarda respuesta sobre entrega a CPI

Niamey, 28 oct (PL) Saif el Islam, hijo del asesinado líder libio Muamar Gadafi y actualmente en Níger espera en este país africano recibir respuesta a su petición de entregarse a la Corte Penal Internacional (CPI).

Una fuente del Consejo Nacional de Transición (CNT) indicó que “se están haciendo contactos con Suráfrica, Malí y con uno de los países vecinos de Libia para organizar la entrega de Saif”, puntualizaron medios.

El hijo primogénito de Gadafi entró en Níger con la protección de un jefe tuareg, informó el diario francés Le Figaro.

Saif estaba en el sur de Libia antes de cruzar la frontera de Níger respaldado por Agaly Alambo, jefe del Movimiento Nigerino para la Justicia (MNJ).

Aunque desea entregarse, Saif el Islam antes, en un mensaje atribuido a él, llamó a los partidarios del antiguo gobierno libio a continuar luchando.

Ese llamamiento fue publicado el 26 de octubre en el sitio web Al Rai Al-Arabi, recurdan los medios.

El pasado mes, un grupo de leales al líder libio, incluidos algunos altos cargos oficiales llegó a Níger, cuyo gobierno por razones humanitarias le concedió asilo, entre ellos a otro hijo de Gadafi, Saadi, y afirmó que no serían entregados a Trípoli.

Los medios citaron que las autoridades de Niamey declararon que Saadi Gadafi tiene derecho a una protección judicial imparcial y a un trato justo.

El padre fue capturado y asesinado el 20 de octubre en las afueras de la ciudad de Sirte.

Abogado dice que Gadafi fue asesinado y culpa a Francia, EE.UU. y R.Unido

(EFE).- El abogado de la familia de Muamar el Gadafi, Marcel Ceccaldi, insistió hoy en una entrevista en que la muerte la semana pasada del líder libio fue un “asesinato” y responsabilizó del hecho a los presidentes de Francia, Estados Unidos y al primer ministro británico.

En una entrevista concedida desde Francia al Canal Internacional de Noticias NTN24, Ceccaldi señaló que “él (Gadafi) fue asesinado y fue asesinado por la intervención de la OTAN”.

En su opinión, los responsables de ese asesinato son los presidentes de Francia, Nicolás Sarkozy; de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro británico, David Cameron.

“Cuando lo ubicaron, él (Gadafi) no estaba muerto, estaba herido, estaba con su hijo ileso y con su ministro de defensa. Fueron las fuerzas especiales francesas, estadounidenses e inglesas las que dejaron a Gadafi y a sus acompañantes en manos del Consejo Nacional de Transición (órgano político de los rebeldes libios”, agregó el letrado en la entrevista.

Explicó que con la muerte de Gadafi, Sarkozy y Obama “intentaban encontrar la credibilidad internacional, ellos habían perdido la credibilidad en sus naciones, ellos están pensando en las elecciones, que serán en 7 meses para Sarkozy y en un año para Obama”.

De otro lado, Ceccaldi instó a los seguidores de Gadafi a buscar la tumba de exlíder en el desierto libio y dijo que el coronel merece un entierro digno.

“Los libios deben ir a rasgar el desierto para encontrar el cuerpo de Muamar Al Gadafi, su hijo y el de sus acompañantes, para poder darle una sepultura digna, la sepultura que se merece”.

Finalmente, Ceccaldi manifestó que el petróleo de Libia irá directamente a manos de empresas estadounidenses.

Gadafi, que murió el pasado jueves presuntamente a manos de fuerzas rebeldes en Sirte, fue enterrado el martes en el desierto libio.

La muerte de Gadafi, que abrió la vía para la proclamación de la liberación del país por el CNT el pasado sábado, ha suscitado numerosos interrogantes, en especial entre la comunidad internacional.

Varios vídeos difundidos por internet mostraron al antiguo líder libio herido, pero vivo, en el momento de su captura, además de otras imágenes en las que se ve cómo es golpeado y vejado, antes de morir en circunstancias que aún no han sido aclaradas.

En marzo pasado inició una intervención militar internacional en Libia, tras el cruento conflicto desatado en febrero, cuando protestas y levantamientos de rebeldes que exigían la salida del líder Muamar el Gadafi fueron reprimidos por el régimen libio.

Mueren más de 100 en una explosión tras funeral de Gaddafi

Una fuerte explosión se produjo este martes en Sirte, la ciudad natal del ex líder libio Muammar Gaddafi, y dejó más de 100 muertos y 50 heridos.

La explosión en un depósito de combustible

Dos tanques de combustible explotaron en una planta de carburantes y provocaron un enorme incendio en el área. La detonación se registró hacia el mediodía y fue provocada por un cortocircuito en el lugar del incidente, cuando estaban reunidos varios automovilistas.

“Hubo una gran explosión y un enorme incendio. Más de 100 personas murieron y 50 resultaron heridas”, declaró Leith Mohamed, un comandante del CNT libio, quien también reconoció la existencia de “decenas de cadáveres carbonizados”.

Aún se desconoce si la explosión fue un accidente o un atentado.

Gaddafi, enterrado en algún punto del desierto de Libia

La detonación tuvo lugar unos minutos después de la noticia del funeral del ex mandatario, en las primeras horas de la madrugada. El coronel fue enterrado a las 5 de la mañana, hora local, en el desierto cerca de la ciudad de Misurata, el principal bastión rebelde en el oeste del país. Junto a él fueron enterrados su hijo Muatassim Gaddafi y el ministro de Defensa del régimen del coronel, Abubakr Yunes Jaber.

Para evitar que su tumba se convierta en lugar de peregrinaje para sus seguidores, su ubicación exacta permanecerá en secreto. Además, el canal de televisión Al-Jazeera informa que “por motivos de seguridad no se revelará cuál de las tres tumbas es la del ex líder libio”.

Las nuevas autoridades libias habían anunciado horas antes el fin de la exhibición pública de los restos de Gaddafi y de su hijo Mutassim. Ambos estaban expuestos en una cámara frigorífica en la ciudad de Misurata desde su muerte la semana pasada y ya comenzaban a mostrar signos de descomposición.

Este lunes, el CNT aseguró que el controvertido asesinato del ex mandatario será investigado por una Comisión Especial. La decisión sobreviene días después de que la violenta muerte de Gaddafi hiciera que la ONU y el grupo de derechos humanos Amnistía Internacional, entre otros, exigieran que el CNT investigue el caso con mayor atención.

Libia: Gadafi sepultado en secreto en desierto libio

Trípoli, 25 oct (PL) Miembros del Consejo Nacional de Transición (CNT) sepultaron hoy en secreto en una zona del vasto desierto de Libia a Muamar El Gadafi, horas después de retirar su cadáver de una nave frigorífica de Misratah.

Fuentes del Consejo Militar de Misratah confirmaron a periodistas que el entierro de El Gadafi, su hijo Muatassim y de su exministro de Defensa Abu Bakr Yunnis, se realizó esta madrugada en tumbas anónimas y en lugares apartados con el alegado fin de evitar el vandalismo.

Bajo estrictas medidas de seguridad y ayudados por la oscuridad de la madrugada, hombres del CNT llegaron en varios furgones al mercado de Misratah que durante cinco días se convirtió en pasarela para miles de libios que quisieron ver, sacar fotos al cadáver y mofarse del exlíder.

De acuerdo con testigos, los tres cuerpos congelados, que llegaron allí el jueves pasado tras ser baleados aparentemente a quemarropa en Sirte, fueron sacados y trasladados hacia un lugar para que se realizara un improvisado oficio religioso musulmán.

Las mismas fuentes castrenses indicaron que se permitió a miembros de la tribu Gaddadfa, a la que pertenecía El Gadafi, rezar sobre su cuerpo según el rito islámico de ese clan bereber arabizado de Sirte, cuyo jeque había solicitado el sábado al CNT la entrega del cadáver.

Tras las oraciones de cuerpo presente, sólo un reducido grupo de insurgentes pudo acceder hasta el lugar donde fueron llevados los cuerpos para ser enterrados, se precisó.

Además de las críticas internacionales por la forma humillante en que se mostraron al público los cadáveres, ignorando elementales preceptos del Islam, el CNT decidió removerlos del almacén frigorífico porque se estaban descomponiendo y ya producían un fuerte hedor.

Soldados que custodiaban la nave cerraron anoche las puertas, pese a que decenas de personas seguían haciendo fila para ver los tres cuerpos colocados sobre colchonetas y cubiertos hasta el cuello con mantas.

Canales televisivos señalaron que el entierro secreto de El Gadafi ignoró la solicitud de su viuda y de jeques de su tribu, lo que acentuará sentimientos de rencor en un país urgido de reconciliación tras la guerra azuzada por la OTAN.

La ONU, la familia del exmandatario, así como gobiernos e instancias humanitarias solicitaron una exhaustiva pesquisa de cómo fueron asesinados, luego de comprobarse su captura vivos, y ayer el jefe del CNT, Mustafa Abdul Jalil, orientó crear una comisión con ese fin.

Imágenes tomadas con teléfonos móviles mostraron a El Gadafi forcejeando con sus captores que lo golpearon antes de dispararle en la cabeza y el abdomen, según corroboró luego la autopsia realizada.

Entretanto, a su hijo Muatassim se le vio calmado fumando un cigarrillo y tomando té, sentado sobre un colchón y recostado a una pared en un lugar entre Sirte y Misratah, pero luego apareció muerto y con señales de haber sido maltratado.

A %d blogueros les gusta esto: