Se acerca un cometa gigante

Foto: agencia

En diciembre de 2013

Los astrónomos rusos Artyom Novichonok Vitali Nevski, de la International Scientific Optical Network, descubrieron una inmensa bola de hielo y roca cerca de Saturno, que podría ser el cometa más brillante de la historia que se dirige a la Tierra.

El cometa denominado como C/2012 S1 (ISON) fue ubicado el pasado 21 de septiembre cuando rondaba la magnitud aparente +19, lo que permitió conocer mejor su órbita y situarlo como originario de la Nube de Oort, una nube esférica de cometas y asteroides que está en los límites del Sistema Solar, casi a un año luz del Sol, y aproximadamente a un cuarto de la distancia de Próxima Centauri, la estrella más cercana a nuestro sistema solar.

Según los primeros análisis, sigue una órbita similar a la del Gran Cometa que se vio en la Tierra en 1680 y que fue considerado como uno de los espectáculos más grandes en el cielo. Según los científicos, el cometa está pasando ahora por Saturno, ganando velocidad y volviéndose más brillante cada día.

Los astrónomos rusos lo definen como un cometa tan luminoso que podría ser más brillante que la luna llena y tan brillante o más que el famoso cometa Haley en la antigüedad. Si el cometa supera su paso cercano al Sol, estaríamos ante un espectáculo único en el cielo. Las primeras previsiones apuntan a que será visible a simple vista en diciembre de 2013 o a principios de enero de 2014, cuando alcance su perihelio.

En este momento con los telescopios más potentes, se ve como una débil luz en la constelación de Cáncer pero mide cerca de tres kilómetros. Debido a la gravedad del Sol, que atrae al cometa, éste debería pasar a unos 10 millones de kilómetros de Marte, convirtiéndose en una oportunidad excepcional para el nuevo Curiosity de la NASA de tomar una fotografía única.

Las predicciones indican que el cometa nos parecerá más brillante en las semanas siguientes a su mayor acercamiento al Sol, el 28 de noviembre de 2013, si el cometa sobrevive a la experiencia.

Cuando el cometa entre en un radio de 2 millones de kilómetros del Sol, el intenso calor y gravedad de éste provocará la ruptura del hielo, frustrando el espectáculo celeste. Los cálculos sugieren que el cometa será más brillante que la luna llena, e incluso visible durante el día.

Fuente: YVKE

Fin de una especie: murió la famosa tortuga gigante de las Galápagos

Conocida como “Solitario George”, se estima que tenía más de 100 años. Murió sin dejar descendientes. Su cuerpo será embalsamado 

El animal, único sobreviviente de la especie Chelonoidis abingdoni y que se estima tenía más de 100 años, fue hallado sin vida en su corral en la isla Santa Cruz.

“En la mañana el guardaparque al cuidado de las tortugas encontró su cuerpo, que estaba inmóvil”, dijo el director del Parque Nacional Galápagos, Edwin Naula. “Con su muerte se extingue la especie de la isla Pinta, de donde era originaria”, agregó.

Conocido como el “Solitario George”, el animal fue encontrado en 1972, cuando se creía que su especie estaba extinta. Los científicos buscaron por años reproducirlo, sin éxito.

En 2008, el quelonio logró aparearse con tortugas de la isla Isabela, pero los huevos resultaron infértiles. Luego se intentó con hembras de la especie de la isla Española, genéticamente más cercana, con las que se hallaba al momento de su muerte.

Reportes iniciales indicaron que habría fallecido debido a una insuficiencia cardíaca. El cuerpo del “Solitario George” será embalsamado y permanecerá en el parque nacional.

Se calcula que las tortugas gigantes pueden vivir hasta 200 años. Los quelonios dan nombre a las islas Galápagos, declaradas Patrimonio de la Humanidad por Unesco hace tres décadas. “Su legado será un mayor esfuerzo para restaurar la isla Pinta y todas las otras poblaciones de tortugas gigantes de Galápagos”, indicó Naula.

http://america.infobae.com/

Una ola gigante de 35 metros podría arrasar las costas japonesas en caso de un violento terremoto

Vehículos y barcos arrastrados por la fuerza del tsunami, un año después de éste. (AFP, Toshifumi Kitamura)

TOKIO — Una ola gigante de 35 metros podría arrasar las costas japonesas en caso de un violento terremoto, estiman científicos japoneses, que revisaron en alza sus previsiones en materia de tsunamis después de la catástrofe del 11 de marzo de 2011.

En el caso de un seísmo de magnitud 9 en la fosa de Nankai, al sudoeste de las costas de Japón, inmensos sectores de las regiones costeras podrían quedar sumergidas por olas de más de 25 metros que afectarían desde Tokio hasta la isla Kyushu (sudoeste del país), indicó este equipo de científicos que depende del gabinete del primer ministro.

En la ciudad de Kuroshio, en la prefectura de Kochi (suroeste), el tsunami podría llegar a 34,4 metros, según los cálculos de este equipo, presentados en un informe publicado el sábado en la tarde.

La ola que golpearía la central nuclear de Hamaoka – actualmente fuera de servicio – en la prefectura de Shizuoka (centro), de una altura máxima de 21 metros, pasaría por encima del dique de 18 metros que está siendo construido, destacaron los científicos.

Durante proyecciones anteriores, que datan de 2003, el equipo había entregado un informe de estimación que decía que “en el peor de los casos” ningún lugar del Japón podría ser afectado por una ola de más de 20 metros.

En el seísmo de 11 de marzo de 2011, de magnitud 9, olas de 15 metros arrasaron las regiones costeras del noreste del país, mataron a 19.000 personas y provocaron en la central de Fukushima la mayor catástrofe nuclear desde la de Chernobyl (Ucrania) en 1986.

En su informe, los científicos japoneses destacan que la situación que evocan corresponde al “peor de los tsunamis posibles” y que “su eventualidad es extremadamente escasa”.

El Gobierno japonés tomará como base las conclusiones de estas investigaciones para elaborar medidas de urgencia, agregó el equipo científico.

A %d blogueros les gusta esto: