La hazaña de Guadalajara

Hago un breve receso en mis análisis políticos para dedicar este espacio a la hazaña de los atletas cubanos en los Decimosextos Juegos Deportivos Panamericanos.

Los Juegos Olímpicos y las competencias deportivas internacionales que giran en torno a ellos, y despiertan tanto interés en miles de millones de personas, tienen una hermosa historia que no por ultrajada debiera dejar de recordarse.

El aporte del creador de los Juegos Olímpicos fue especialmente nítido, más aún que el de Nobel quién en una etapa de su vida, buscando crear un medio más eficaz de producción, produjo el explosivo con cuyos frutos económicos los designados para cumplir su voluntad en favor de la paz lo mismo premian a un científico o escritor brillante, que al jefe de un imperio que ordena el asesinato de un adversario en presencia de su familia, el bombardeo de una tribu en el centro de Asia o de un pequeño país independiente del norte de África, y el exterminio de sus órganos de mando.

El Barón Pierre de Coubertin fue el creador de los Juegos Olímpicos modernos; de origen aristocrático, nacido en Francia, país capitalista donde un campesino, un obrero, o un artesano, no tenían en aquella sociedad posibilidad alguna de emprender esa tarea.

Desatendiendo los deseos de su familia, que deseaba hacer de él un oficial del ejército, rompió con la Academia Militar y se consagró a la pedagogía. De cierta forma su vida recuerda la de Darwin, descubridor de las leyes de la Evolución Natural. Coubertin se convierte en discípulo de un pastor anglicano, funda la primera revista dedicada al deporte y logra que el gobierno francés la incluya en la Exposición Universal de 1889.

Comienza a soñar con reunir en una competencia a deportistas de todos los países bajo el principio de la unión y la hermandad, sin fines lucrativos y solo impulsados por el deseo de alcanzar la gloria.

Sus ideas inicialmente no fueron muy comprendidas pero persistió, viajó por el mundo hablando de paz y unión entre los pueblos y los seres humanos.

Finalmente, el Congreso Internacional de Educación Física, celebrado en Paris en junio de 1894, creó los Juegos Olímpicos.

La idea encontró resistencia e incomprensión en Inglaterra, la principal potencia colonial; el boicot de Alemania, poderoso imperio rival; e incluso la oposición de Atenas, ciudad escogida para la primera Olimpiada.

Pierre de Coubertin logró comprometer a emperadores, reyes y gobiernos de Europa con sus incansables esfuerzos y su talento diplomático.

Lo principal fue, a mi juicio, la profundidad y la nobleza de sus ideas que ganaron el apoyo de los pueblos del mundo.

El 24 de marzo de 1896, el Rey de Grecia, por primera vez, declaró abierto los Primeros Juegos Olímpicos Internacionales de Atenas, hace 115 años.

Dos destructivas y demoledoras guerras han transcurrido desde entonces, originadas ambas en Europa, las que costaron al mundo decenas de millones de personas muertas en los combates, y a los cuales se sumaron los civiles muertos en los bombardeos o por el hambre y las enfermedades que vinieron después. La paz no está garantizada. Lo que se conoce es que, en una nueva guerra mundial, las armas modernas podrían destruir varias veces a la humanidad.

Es a la luz de estas realidades que tanto admiro la conducta de nuestros deportistas.

Lo más importante del movimiento olímpico es la concepción del deporte como instrumento de educación, salud y amistad entre los pueblos; un antídoto real a vicios como las drogas, el consumo de tabacos, el abuso de bebidas alcohólicas, y los actos de violencia que tanto afectan a la sociedad humana.

Por la mente del fundador del olimpismo no pasaba el deporte tarifado ni el mercado de atletas. Ese fue también el noble objetivo de la Revolución cubana, lo cual implicaba el deber de promover tanto el deporte como la salud, la educación, la ciencia, la cultura y el arte, que fueron siempre principios irrenunciables de la Revolución.

Más no solo eso, nuestro país promovió la práctica deportiva y la formación de entrenadores en los países del Tercer Mundo que luchaban por su desarrollo. Una Escuela Internacional de Educación Física y Deportes funciona en nuestra Patria desde hace muchos años, y en ella se han formado numerosos entrenadores que desempeñan con eficiencia sus funciones en países que a veces compiten en importantes deportes con nuestros propios atletas.

Miles de especialistas cubanos han prestados sus servicios como entrenadores y técnicos deportivos en muchos países del llamado Tercer Mundo.

Es en el marco de esos principios aplicados durante decenas de años que nuestro pueblo se siente orgulloso de las medallas que obtienen sus atletas en las competencias internacionales.

Las transnacionales del deporte tarifado han dejado muy atrás los sueños del creador del olimpismo.

Valiéndose del prestigio creado por las competencias deportivas, excelentes atletas, la mayoría de ellos nacidos en países pobres de África y América Latina, son comprados y vendidos en el mercado internacional por aquellas empresas, y solo en contadas ocasiones se les permite jugar en los equipos de su propio país, donde fueron promovidos como atletas prestigiosos por sus esfuerzos personales y su propia calidad.

Nuestro pueblo, austero y sacrificado, ha tenido que enfrentarse a los zarpazos de esos mercachifles del deporte rentado que ofrecen fabulosas sumas a nuestros atletas, y en ocasiones privan al pueblo de su presencia con esos groseros actos de piratería.

Como aficionado al deporte muchas veces conversé con los más destacados, y por ello en esta ocasión me complacía mucho ver a través de la televisión los éxitos deportivos de nuestra delegación y su regreso victorioso a la Patria, procedente de Guadalajara, donde Estados Unidos, a pesar de poseer aproximadamente 27 veces más habitantes que Cuba, sólo pudo obtener 1,58 veces más títulos y las correspondientes medallas de oro que Cuba, la cual alcanzó 58.

Brasil, con más de 200 millones de habitantes, obtuvo 48.

México, con más de 100, obtuvo 42.

Canadá, un país rico y desarrollado con 34 millones de habitantes, obtuvo solo 30.

El número total de medallas de oro, plata y bronce alcanzadas por Cuba, fue proporcional al número de títulos mencionados.

No pocos de nuestros jóvenes atletas tuvieron éxitos verdaderamente sorprendentes.

A pesar de las victorias, que enorgullecen a nuestro pueblo, tenemos el deber de seguir superándonos.


Fidel Castro Ruz
Octubre 30 de 2011
10 y 11 p.m.

Cuba arrasa en la ruta del ciclismo panamericano

La jovencita de 18 años Arlenis Sierra sorprendió con su medalla de oro.Autor: AP

Por: Luis López Viera

En un resultado completamente inesperado, la cubana Arlenis Sierra, una joven de 18 años, se llevó este sábado la medalla de oro en la prueba de ruta del ciclismo panamericano. Su tiempo fue de 2:18.10 horas, con una diferencia de 13 segundos sobre sus compañeras Yumari González (plata) y Yudelmis Domínguez (bronce).

Arlenis se escapó del pelotón cuando faltaba una vuelta y media para el final de la competencia, sobre un circuito de 80 kilómetros en el centro de Guadalajara. En cambio, Yumari y Yudelmis remataron en los últimos cien metros.

Por primera vez en la historia un mismo país copa el podio en una prueba de ruta en Juegos Panamericanos.

Con este sensacional triunfo, Cuba lleva tres ediciones consecutivas ganando la medalla de oro, pues Yumari triunfó en Río de Janeiro 2007 y Yoanka González lo había hecho en Santo Domingo 2003.

Las dos Venezuela

Ayer hablé de la Venezuela aliada al imperio donde Posada Carriles y Orlando Bosch organizaron el brutal estallido de un avión de Cubana en pleno vuelo, que originó la muerte y la desaparición de todos sus pasajeros, incluido el equipo juvenil de esgrima que obtuvo todas las medallas de oro en el Campeonato Centroamericano y del Caribe del que fue sede ese país, a los que hoy, cuando tienen lugar los Juegos Panamericanos en Guadalajara, se les recuerda con tristeza.

No era la Venezuela de Rómulo Gallegos y Andrés Eloy Blanco, sino la del tránsfuga, traidor y ponzoñoso Rómulo Betancourt, envidioso de la Revolución Cubana, aliado al imperialismo, que tanto cooperó con las agresiones a nuestra Patria. Después de Miami, aquella propiedad petrolera de Estados Unidos fue el principal centro de la contrarrevolución contra Cuba; a él corresponde ante la historia una parte importante de la aventura imperialista en Girón, el bloqueo económico y los crímenes contra nuestro pueblo. De esa forma se inició la era tenebrosa, finalizada el día en que Hugo Chávez juró el cargo sobre la “moribunda constitución” que sostenía en sus manos temblorosas el ex presidente Rafael Caldera.

Habían transcurrido 40 años desde el triunfo de la Revolución Cubana y más de un siglo de saqueo yanqui del petróleo, las riquezas naturales y el sudor de los venezolanos.

¡Muchos de ellos murieron en la ignorancia y la miseria impuesta por las cañoneras de Estados Unidos y Europa!

Existe por fortuna la otra Venezuela, la de Bolívar y Miranda, la de Sucre y una legión de jefes y pensadores brillantes que fueron capaces de concebir la gran patria latinoamericana de la cual nos sentimos parte y por la que hemos resistido más de medio siglo de agresiones y bloqueos.

“… impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso”, reveló el Apóstol de nuestra independencia José Martí la víspera de su muerte en combate.

Entre nosotros se encuentra precisamente en estos días Hugo Chávez, como quien visita un pedazo de la gran patria latinoamericana y caribeña, concebida por Simón Bolívar; él comprende mejor que nadie el principio martiano de que “… lo que él no dejó hecho, sin hacer está hasta hoy: porque Bolívar tiene que hacer en América todavía”.

Conversé largamente con él ayer y hoy. Le expliqué el afán con que dedico las energías que me restan a los sueños de un mundo mejor y más justo.

No es difícil compartir sueños con el líder bolivariano cuando el imperio muestra ya los síntomas inequívocos de una enfermedad terminal.

Salvar la humanidad de un desastre irreversible, es algo que hoy puede depender simplemente de la estupidez de cualquier presidente mediocre de los que en las décadas más recientes han dirigido ese imperio e incluso de alguno de los cada vez más poderosos jefes del complejo militar industrial que rige los destinos de ese país.

Naciones amigas de creciente peso en la economía mundial por sus avances económicos y tecnológicos y su condición de miembros permanentes del Consejo de Seguridad como la República Popular China y la Federación Rusa, junto a los pueblos del llamado Tercer Mundo, en Asia, África y América Latina, podrían alcanzar ese objetivo. Los pueblos de las naciones desarrolladas y ricas, cada vez más esquilmados por sus propias oligarquías financieras, comienzan a desempeñar su papel en esa batalla por la supervivencia humana.

Mientras tanto el pueblo bolivariano de Venezuela se organiza y se une para enfrentar y derrotar a la nauseabunda oligarquía al servicio del imperio que pretende asumir de nuevo el gobierno de ese país.

Venezuela por su extraordinario desarrollo educacional, cultural, social, sus inmensos recursos energéticos y naturales, está llamada a convertirse en un modelo revolucionario para el mundo.

Chávez, que surgió de las filas del Ejército Venezolano, es metódico e incansable. Yo lo he observado durante 17 años desde que visitó por primera vez a Cuba. Se trata de una persona sumamente humanitaria y respetuosa de la Ley; jamás ha tomado venganza contra nadie. Los sectores más humildes y olvidados de su país le agradecen profundamente que por vez primera en la historia haya una respuesta a sus sueños de justicia social.

Veo con claridad, Hugo -le dije- que la Revolución Bolivariana en brevísimo tiempo puede crear empleos, no solo para los venezolanos sino también para sus hermanos colombianos, un pueblo laborioso, que junto a ustedes luchó por la independencia de América, un 40 % del cual vive en la pobreza y una parte importante en estado de pobreza crítica.

Sobre estos y otros muchos temas tuve el honor de conversar con nuestro ilustre visitante, el símbolo de la otra Venezuela.

Fidel Castro Ruz

Octubre 18 de 2011

10 y 15 p.m.

#Panamericanos: Selección peruana de voleibol cayó ante Cuba en Juegos Panamericanos

El combinado nacional cayó por 18-25, 19-25 y 24-26 ante las cubanas y perdieron la oportunidad de luchar por una medalla. Ahora pugnarán por el quinto lugar.

La selección peruana de voleibol cayó por tres sets a cero en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y lucharán por el quinto lugar del torneo.

Cuba, que jugó con gran confianza y determinación, fue estirando las rentas durante el primer set sacando rédito de la altura de sus torres Rosanna Giel y Kenia Carcases, que anotaron cuatro tantos cada una (25-18). Por Perú sólo Yulissa Zamudio aguantaba el tipo con cinco tantos.

Tanta es la diferencia de centímetros entre ambas escuadras que Zamudio, con su 1,84 metros, es la más alta de la selección peruana, mientras que Cuba sólo tiene una jugadora por debajo del 1,83 metros: su líbero, Borrell.

El segundo set comenzó con visos de que caería del lado cubano sin despeinarse, pero una vez más Perú apretó y exigió a las de Juan Carlos Gala, que reaccionaron de la mano de la matadora Yoana Palacio, brillante en los momentos cumbre.

Perú, consciente de que la situación era un todo o nada, sacó lo mejor de su juego y tuvo a raya a su rival hasta bien entrada la tercera manga, pero entre los balones de la colocadora Yusidey Silié, los bloqueos de Palacio y los remates sin contemplación de Giel, el sueño peruano llegó a su fin (26-24).

México: Calaveras invaden y asombran a visitantes en México

Las calaveras llevan vestimenta muy llamativas. (Foto: Infobae)

 

Cada uno representa un deporte. (Foto Infobae)

 

En Guadalajara causan sensación. (Foto: Infobae)

 

Los deportes son la idea central de esta obra. (Foto: Infobae)

 

Estos esqueletos son símbolos en dicha ciudad. (Foto: Infobae)

 

La elaboración fue muy cuidadosa igual que la vestimenta. (Foto: Infobae)

Strike 3: Tres catchers para un solo torpedero ( Cuba )

Borroto fue sacrificado inesperadamente.

Qué lástima: como una vez más no me invitaron al anuncio de la selección nacional de béisbol, una vez más me quedé lleno de interrogantes en torno a éste o aquel punto de debate. No obstante, una vez más voy a decir “no estoy de acuerdo con…”. (¿Será por eso que no suelen convocarme a los encuentros?). Según tengo entendido, la tropa que viajará a Panamá y Guadalajara incluye a 22 de los 24 peloteros que entraban en mis cálculos. De las dos divergencias, una de ellas me parece absolutamente aceptable: en el equipo que publiqué en Cubadebate figuraba Vladimir García; en cambio, el cuerpo técnico dejó fuera al avileño y en su lugar prefirió al guantanamero Dalier Hinojosa. No se trata, insisto, de una sustitución escandalosa. A fin de cuentas, únicamente se ha cambiado a un abridor por otro de características bastante similares. Eso, pues, queda en el plano de lo comprensible. Lo que sí este cristiano no alcanza a entender -y ojo, casi siempre coincido con las decisiones de Urquiola- es que la selección asimilara a un trío de catchers, y que, para colmo, apenas haya un torpedero natural en la plantilla. El propio manager del grupo lo dijo hace poco a la prensa nacional: “Hasta ahora pienso que con dos receptores es suficiente, las estadísticas dicen a las claras que un tercero casi nunca participa. Si es así, tendremos espacio para diez pitchers…”. Para desconcierto mío, Urquiola cambió de parecer 72 horas más tarde, y sumó a un tercer máscara que terminó defenestrando a un jugador de infield. Personalmente, siempre he sido contrario a llevar a tres catchers, exceptuando los casos en que uno de ellos va a fungir como designado del equipo (digamos, un Peraza). ¿Será entonces que el mando cubano piensa darle esa tarea a Yosvani Alarcón? De no ser así, jamás alcanzaré a comprender esta movida. Y como se estiró por ese lado, hubo que encoger por otro. Esto es, Yorbis Borroto dejó el roster, y estaremos en la Copa y los Panamericanos cruzando los dedos para que Arruebarruena no sufra lesiones, toda vez que debería suplirlo Rudy Reyes, efectivo en la intermedia y la antesala, pero atroz en el ámbito de las paradas cortas. Hombre diáfano, seguramente Urquiola habría respondido a mis cuestionamientos sin tapujos. Lo que pasa es a mí no me invitaron al encuentro. Una vez más. Receptores: Ariel Pestano, Frank Camilo Morejón, Yosvani Alarcón. Jugadores de cuadro: José Dariel Abreu, Héctor Olivera, Yuliesky Gourriel, Erisbel Arruebarruena, Michel Enríquez, Rudy Reyes. Jardineros: Frederich Cepeda, Alfredo Despaigne, Rusney Castillo, Alexei Bell, Giorvis Duvergel. Lanzadores: Miguel Alfredo González, Freddy Asiel Álvarez, Yadier Pedroso, Norberto González, Yulieski González, Vicyohandri Odelín, Dalier Hinojosa, Alberto Soto, Miguel Lahera, Jonder Martínez.

( Tomado de Cubadebate.cu )

Dayron Robles sin rivales en los Panamericanos

El cubano, plusmarquista mundial de los 110 metros con vallas, dijo hoy que él será su propio rival en los Juegos Panamericanos en Guadalajara, donde no competirán los campeones mundiales estadounidenses David Oliver y Jason Richardson, informó EFE.

“Mi rival seré yo mismo. Vamos a ver qué pasa en los Panamericanos”, declaró Robles, también campeón olímpico en Pekín 2008 y titular panamericano, a la emisora Radio Habana Cuba.

Robles regresó el domingo a la isla tras participar en varias competencias internacionales.

Dijo que para Oliver y Richardson los Juegos Panamericanos no son “una competencia importante”.

“Pregunté a todos y me dijeron que no iban a estar”, añadió en alusión a la cita de Guadalajara, que se producirá del 14 al 30 de octubre.

El vallista cubano de 24 años logró este año el mejor acumulado en la II Liga de Diamante, en la final disputada en Zúrich registró 13 segundos y una centésima, y en su última presentación de la temporada de verano en Europa logró su mejor resultado con 13 segundos exactos.

En este momento se prepara en La Habana bajo la mirada de su entrenador Santiago Antúnez, quien considera que ahora el trabajo debe concentrarse en los Juegos Panamericanos porque, según él, serán un “compromiso de honor” para el deporte cubano.

( Tomado de cubadebate.cu )

A %d blogueros les gusta esto: