Mientras haya bloqueo, Cuba emitirán una resolución anual y la enviarán a Nueva York

ONU_sesión-755x490

Por: Javier Ortiz

En el Departamento de Estado, el corresponsal Matthew Lee siempre hace una pregunta sobre la votación en Naciones Unidas acerca del bloqueo a Cuba. En años anteriores, el portavoz de turno escuchaba y respondía “nuestra política sigue en pie” o cualquiera otra frase cortante.

En 2012, la situación se alteró un poco. Lee, un tan apasionado, quiso saber cuándo iban a comprender que el resto del mundo veía esa política es “un bodrio.” El incidente queda registrado para la posteridad en YouTube.

Este año, se ahorraron la reprimenda y le adelantaron la respuesta. Matthew Lee es uno de los dos periodistas de Associated Press a quienes un funcionario estadounidense confirmó en anonimato por qué su gobierno votará mañana contra la resolución presentada por Cuba a la Asamblea General de la ONU sobre la necesidad de levantar las sanciones y restricciones a su economía que Estados Unidos mantiene en vigor.

“El proyecto [se refiere al proyecto de Resolución presentado por Cuba] en su forma actual no refleja completamente el nuevo espíritu del compromiso entre los antiguos enemigos de la Guerra Fría” explica la nota publicada por AP. El oficial gubernamental citado sugiere que están abiertos a una negociación en el tema y que la primera opción considerada era la abstención.

La gran novedad contenida en el documento preparado por los diplomáticos de La Habana es el análisis crítico de las medidas adoptadas desde Washington respecto al bloqueo durante el 2015 y una lista con trece prerrogativas que el presidente de Estados Unidos puede tomar por su cuenta para modificar esa política sin recurrir al Congreso.

¿Por qué otra vez la ONU?

Josefina Vidal, la funcionaria que encabeza por Cuba la comisión bilateral, lo advirtió al principio de las negociaciones: mientras haya bloqueo, emitirán una resolución anual y la enviarán a Nueva York. Desde el punto de vista de la Directora General de EE.UU. de la cancillería cubana, el muro de sanciones y restricciones económicos contra su país permanece casi intacto: a lo largo de 2015, el presidente Barack Obama y las agencias federales de su administración solo decretaron ligeras modificaciones que no alteran la esencia de la guerra económica que la Oficina de Control de Activos Extranjeros libra desde las oficinas del Departamento del Tesoro.

Quien no se lo crea, puede consultar las 183 páginas del informe trilingüe que el Ministerio cubano de Relaciones Exteriores (MINREX) entregado al despacho del Secretario General de las Naciones Unidas, como es costumbre desde hace casi un cuarto de siglo.

Por primera vez, la política internacional de Cuba y Estados Unidos coinciden, ¿por qué los diplomáticos estadounidenses no votarán a favor de una resolución que, en apariencia, repite las mismas directrices que ha enviado de su Presidente? Un estudio de la versión 2015 del documento enviado a la ONU explicaría en parte la resistencia de Washington y su cambio de opinión (originalmente, planeaban abstenerse, repito).

El problema no sería votar contra el bloqueo mismo, sino a favor de una resolución que considera insuficientes las medidas adoptadas hasta ahora y pide a la Administración Obama el uso de acción ejecutiva para levantar parcialmente la mayor parte de las sanciones y restricciones contra el país caribeño. Una solicitud que coincide con las propias palabras del inquilino de la Casa Blanca.

“Por ahora,  hemos dicho que iremos paso por paso en busca de áreas y oportunidades dentro de nuestra autoridad”, admitió el Presidente estadounidense acerca de sus prerrogativas para modificar la mayor parte de los aspectos del bloqueo durante una ronda empresarial en septiembre pasado. “Mientras el Congreso mantenga el embargo, hay ciertas cosas que no podemos hacer. Pero hay algunas que sí, por ejemplo, en las telecomunicaciones y vamos a buscar oportunidades allí.”

Tanto Obama como Raúl Castro aclararon desde el principio que la normalización estaría cargada de diferencias. Las contradicciones están a la orden del día, y mantienen algunos de los hábitos anteriores a la reconciliación. Con su voto negativo, el gobierno de Estados Unidos expresaría al mundo su criterio acerca de las demandas  inmediatas por parte de las autoridades de Cuba, interesadas en saltarse el Congreso y obtener los primeros capítulos del posbloqueo por decreto.

(Tomado de OnCuba)

VII Cumbre de las Américas: Bajo la Guerra de baja intensidad

Cumbre-de-las-Américas-Panamá

Por Stella Calloni

Ante la presencia en Panamá en el marco de la VII Cumbre de las Américas del terrorista Félix Rodríguez Mendigutía, responsable del asesinato del líder revolucionario Ernesto CHE Guevara, cuando estaba herido y prisionero en una escuelita rural en La Higuera Bolivia, llamo a los integrantes del Club Argentino de Periodistas amigos de Cuba a repudiar esta maniobra de provocación que ofende a toda la región.

Este “cubano- americano” de Miami, agente de la CIA estadounidense, es también responsable de crímenes de lesa humanidad acompañando a siniestras dictaduras en la región. La convocatoria dentro del marco oficial de la Cumbre a un foro de las llamadas “Sociedad Civil”, es simplemente una trampa para llevar a Panamá a una serie de Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) creadas, financiadas, asesoradas por la CIA estadounidense, responsables de maniobras golpistas y golpes de Estado contra los gobiernos elegidos democráticamente en la región.

Ante esta situación debemos unimos a todas las voces que se han levantado en las últimas horas contra esta farsa de “sociedades civiles” de las cuales se retiraron ayer las delegaciones cubanas y venezolanas, y que intenta debatir temas claves como Derechos Humanos –Democracia y libre expresión”

Precisamente los representantes de estas “sociedades civiles” convocadas por la OEA son los violadores de los derechos humanos y de los pueblos, de la democracia verdadera, de la libre expresión de las mayorías que no tienen voz, son estos engendros de una falsa Sociedad Civil los que realizan toda clase de maniobras para desacreditar a los gobiernos más respetados de la región, facilitando el golpismo “blando” aparentemente, pero tan destructor y mortal como cualquier golpe de Estado.

Han llegado a Panamá montados en la farsa de Sociedades Civiles, cuando en realidad forman parte del la guerra psicológica destinada a derribar gobiernos, y a sostener el terrorismo mediático que se aplica a todos los gobiernos que no se sometan a los mandatos del poder hegemónico.

¿Y qué es sino una provocación que hayan traído en su caballo de Troya nada menos que a terroristas mercenarios, como Félix Rodríguez y otros lo que afrentan y ofende a las verdaderas sociedades de nuestra región.?

Sin olvidar que en noviembre del año 2000 en un encuentro similar la X Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno realizada en Panamá descubrió que varios compañeros de Félix Rodríguez, ligados a la Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA) e integrantes de grupos terroristas, intentaban asesinar al entonces presidente Fidel Castro Ruzx, y se estima al presidente de Venezuela en esos momentos Hugo Chávez Frías, durante un acto en la Universidad de Panamá, lo que hubiera dejado además centenares de víctimas.

Terroristas como Luis Posadas Carriles, responsable entre otros graves atentados y crímenes en toda la región, del realizado contra un avión de Cubana Aviación al salir de Barbados y que costó la vida a 73 personas en octubre de 1976 , Guillermo Novo Sampoll, también entre otros atentados el que costó la vida a Orlando Letelier y su secretaria Ronny Moffit (hiriendo gravemente al esposo de esta Michael Moffit), ambos estadounidenses, en Washington DC en septiembre de 1976 y luego integrando la Operación Cóndor coordinadora criminal de las dictaduras del Cono Sur en los años 70 y principio de los 80 , Pedro Remón Rodríguez, Gaspar Jiménez Escobedo otros con un historial de terror asombroso, responsables de crímenes y atentados en distintos países, fueron detenidos en Panamá con explosivos suficientes para los magnicidos propuestos como objetivo y para una verdadera masacre.

Fue el propio Fidel Castro quien hizo una detallada denuncia que permitió la detención de los criminales, indultados por decreato por la ex presidente panameña Mireya Moscoso el 25 de agosto de 2004 unos días antes de dejar el gobierno en ese país, el día 31 del mismo año. Fue a pedido de altas autoridades de inteligencia de Estados Unidos y se conoció después que recibió un “pago” muy especial por parte de esos grupos cubano americanos. El terror seguía siendo amparado por Washington y sus cómplices locales.

De la misma manera durante la IV Cumbre Iberomaeicana , celebrada en Cartagena de Indias (Colombia)los días 14 y 15 de junio de 1994, estuvieron a punto de disparar contra Fidel Castro cuando recorría la ciudad vieja en una caravana de coches tirados por caballos, que organizaron los anfuitrioenes . “Gabriel García Márquez viajaba junto a mí en ese recorrido.Habría tenido yo, en ese caso, el honor de morir con tan lúcido escritor” relató en su momento FIdel Castro.

Fueron los mismos de la FNCA que planearon e intentaron otro atentado en la isla Margarita durante la VII Cumbre, (8 y 9 noviembre 1997) cuando la guardia costera de Estados Unidos capturó una embarcación, cerca de Puerto Rico, pensando que llevaba drogas y encontraron un pequeño arsenal entre los cuales había dos fusiles semiautomáticos calibre 50, mirilla telescópica (infrarojos) un alcance de mil 500 metros, que podían ser disparado de día y de noche, en lo que iba a ser un atentado también en esa cumbre.

Mencionado esto a grandes rasgos porque hay mucho mñás para contar en hechos similares en varias Cumbres, la pregunta inevitable es ¿cómo las autoridades panameñas, los equipos de seguridad de la CIA y otros que trabajan activamente en estas Cumbres y más cuando llega un presidente de Estados Unidos, y prácticamente convierten a la sede en un terreno de seguridad con toda clase de armas de última generación, permitir al ingreso no sólo de un terrorista como Félix Rodríguez muy conocido en Centroamérica y en el mundo, sino de otros por lo menos dos decenas de activistas del terror?

¿Cómo pueden pasar por el ojo de aguja de la Organización de Estados Americanos semejantes personajes?.

Además de ser un peligro grave para los jefes de Estado de nuestra región, en este caso nadie ignora que con el intento de normalizar relaciones diplomáticas (aunque con escollos que Washington no parece dispuesto a eliminar) el presidente Barack Obama también está en la mira de estos grupos terroristas de Miami y de los fundamentalistas republicanos y y también demócratas que están super- activos en estos momentos.

De hecho la invitación a la cumbre dentro de esta oficialmentre del Foro de las Sociedades Civiles, también ha servido para montar una serie de provocaciones, a cuyo amparo, los golpistas de la región se convierten en las supuestas víctimas de los gobiernos a los que intentan derrocar, o que derrocaron en su momento en los primeros golpes que lograron instalar, (Honduras 2009 y Paraguay 2012), entre otra serie que fracasaron en otros países, pero dejaron muerte y destrucción en pleno siglo XXI ., Golpismo financiado y dirigido desde Estados Unidos y que suman víctima al verdadero genocidio latinoamericano-caribeño del siglo XX.

No podemos dejar pasar una situación semejante sin una reacción colectiva que indique al menos que sabemos de que se trata la guerra sucia, la guerra sicológica, la guerra contrainsurgente que nos azota en estos tiempos, bajo diversas modalidades.Esto se ha evidenciado como pocas veces antes en esta Cumbre, que debía servir para avanzar en diálogos y retirar las amenazas sobre nuestro continente , espeiclamente la Orden Ejecutiva, que impuso Obama contra Venezuela y que fue rechazada masivamente en tiempos en que al fin vemos las primeras luces altas hacia un período de emancipación, que nos hemos ganado con grandes sacrificio.

Tenemos el derecho humanitario y de los pueblos a recuperar nuestra independencia definitiva, sin la cual las democracias están y estarán siempre bajo amenaza. Llamo a los compañeros de CAPAC a reclamar ante la brutal provocación, donde esas fuerzas terroristas intentaron incluso rendir homenaje nada menos que a José Martí. Llegamos a un punto sin retroceso.

NOAM CHOMSKY: EEUU ha estado en guerra con Cuba desde finales de 1959

noam-chomsky-siriaLos Estados Unidos y Cuba han celebrado una segunda ronda de conversaciones como parte del esfuerzo por restablecer las relaciones diplomáticas por primera vez en más de medio siglo. Las dos partes podrían reabrir embajadas en La Habana y Washington a tiempo para una reunión regional el próximo mes.

Analista político y lingüista de renombre mundial Noam Chomsky da la bienvenida a la decisión del presidente Obama para comenzar normalizar las relaciones con Cuba, pero advierte que después de más de medio siglo de injerencia de Estados Unidos en la isla, es el paso mínimo que podía tomar.

AMY GOODMAN: A medida que continuamos nuestra conversación con Noam Chomsky, pasamos ahora a América Latina. Le preguntamos sobre el deshielo de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y la intromisión estadounidense en Cuba.

NOAM CHOMSKY: Estados Unidos ha estado en guerra con Cuba desde finales de 1959. Cuba había sido, esencialmente, una colonia de los Estados Unidos, una colonia virtual. En enero de 1959, las fuerzas de la guerrilla de Castro se hizo cargo.

A finales de ese año, alrededor de octubre, aviones estadounidenses ya estaban bombardeando Cuba desde la Florida. Eso, creo que fue, marzo de 1960, hubo una decisión formal internamente para derrocar al gobierno. John F. Kennedy llegó poco después, llegó a la Bahía de Cochinos. Después de la Bahía de Cochinos, no había casi histeria en Washington sobre cómo castigar a los cubanos para esto.

Kennedy hizo algunos discursos increíbles acerca de cómo, ya sabes, el futuro del mundo está en juego en el trato con Cuba y así sucesivamente. Los EE.UU. lanzaron una gran guerra terrorista contra Cuba. La mayor guerra terrorista es parte de los antecedentes de la crisis de los misiles, que casi llevó a una guerra nuclear . Justo después de la crisis, la guerra terrorista volvió a repuntar.

Mientras tanto, las sanciones han sido muy duras contra Cuba, desde el régimen de Eisenhower, extendida por Kennedy, y ampliado aún más con Clinton. El mundo ha sido totalmente opuesto a esto. Los votos en la Asamblea General, que no pueden hacerlo en el Consejo de Seguridad porque los EE.UU. veta de todo, pero en la Asamblea General, los votos son abrumadoras.

Creo que la última fue 182 a dos, ya sabes, Estados Unidos e Israel, ya veces recojo Papua o algo por el estilo. Esto ha estado sucediendo año tras año. Los EE.UU. están totalmente aislados, no sólo en este tema, muchos otros.
Por último, observe que Obama no terminó las sanciones. De hecho, ni siquiera terminar las restricciones, muchas de las restricciones a los viajes y así sucesivamente. Ellos hicieron un gesto leve hacia avanzar hacia la normalización de las relaciones.

Las sanciones son realmente increíbles. Por lo tanto, si, por ejemplo, Suecia estaba enviando equipos médicos en algún lugar que tenía níquel cubano en él, que tuvo que ser prohibida, ya sabes, cosas como esas.

AMY GOODMAN: ¿Y el terrorismo, quieres decir?

NOAM CHOMSKY: Terrorismo que duró hasta los años 90. La peor parte fue bajo Kennedy, luego volvieron a aumentar durante los últimos años 70 y así sucesivamente. A los principales terroristas se les proporcionan refugio en Florida. El fallecido Bosch es uno, Orlando Bosch. Posada es otro.

¿Te acuerdas de que había algo llamado la Doctrina Bush, Bush II: Un país que alberga terroristas es lo mismo que los propios terroristas. Eso es para los demás, no para nosotros.

Ahora que nuestra vieja política de llevar la libertad y la democracia no funcionó, así que teníamos que intentar una nueva política. Quiero decir, la ironía de esto es casi indescriptible. El hecho de que estas palabras se puede decir que es chocante. Es una señal de, una vez más, un fracaso en alcanzar un nivel mínimo de la conciencia y el comportamiento civilizado. Pero los pasos, quiero decir, es bueno que hay pequeños pasos que está dando.

(Tomado de Realcuba’s Blog)

Cuba: ¿Es pacífica la “disidencia” cubana?

Por: Iroel Sánchez

rodiles-con-mccain2Siguiendo la huella de una noticia sobre cómo los poderosos se organizan para la guerra y la represión se pueden encontrar sorpresas muy interesantes en relación con Cuba.

Las características de las personas que Estados Unidos financia para promover un cambio de régimen” en Cuba han sido descritas con bastante exactitud por los diplomáticos norteamericanos. Uno de los jefes de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana -Jonathan Farrar- lo escribió en un cable secreto que luego reveló Wikileaks. Farrar se queja de la energía que los “disidentes” gastan “en serrucharse el piso los unos a los otros”, y de que si “la búsqueda de recursos es su principal preocupación, la segunda más importante parece ser limitar o marginar las actividades de sus antiguos aliados de manera de reservarse el poder y el acceso a los escasos recursos”. Más recientemente, el diario The New York Times ha calificado en un editorial a estas mismas personas como “charlatanes y ladrones”.

No debe extrañar entonces que entre “charlatanes y ladrones” las disputas por el dinero o las visas que otorga EE.UU. produzcan incidentes violentos que han llegado a ocurrir incluso en las cercanías de la propia Sección de Interes de EE.UU. en Cuba y  también en casas de los propios personajes que Washington aúpa. En un notorio ejemplo de su amor a la paz, Guillermo Fariñas, el protagonista del ¿último? de estos incidentes no ha vacilado en retratarse con el conocido terrorista Luis Posada Carriles.

El disidente Guillermo Fariñas junto Luis Posada Carriles -autor del crimen de Barbados- y el también terrorista Hubert Matos

El disidente Guillermo Fariñas junto Luis Posada Carriles -autor del crimen de Barbados- y el también terrorista Hubert Matos

Pero lo más insólito es que una de las personas que los medios de comunicación presentan como “disidencia pacífica” aparezca en un evento protagonizado por ministros de Defensa de países miembros de la OTAN y sus aliados, y los medios que los han fabricado callen su presencia allí.

halifaxsecurities-311

Participantes en el Halifax Security Forum

Ninguno de esos medios de comunicación se ha hecho eco de la participación del “disidente” Antonio Rodiles en la lista de participantes del “International Security Fórum” de Halifax. Según el diario español ABC -siempre atento a los llamados disidentes cubanos- al evento de Halifax que concluyó el pasado 24 de noviembre asistieron “alrededor de 300 responsables de la política de defensa y expertos internacionales en seguridad de 50 países” pero no menciona a Rodiles.

La lista publicada en la web del evento incluye, junto a órganos encubiertos de la política exterior estadounidense como Freedom House y Google ideas, a gente tan pacifista como:

  • Irakli Alasania, Former Minister of Defense Ministry of Defense, Georgia
  • John Allen Presidential Envoy for the Global Coalition Against ISIL United States Department of State
  • James Appathurai Deputy Assistant Secretary General for Political Affairs and Security Policy North Atlantic Treaty Organization
  • Baek Seung-Joo Vice Minister of National Defense Ministry of National Defense, Republic of Korea
  • John Baird Minister of Foreign Affairs Department of Foreign Affairs, Trade and Development Canada
  • James Baker Principal Deputy Director, Joint Staff Strategic Plans and Policy and Strategist to the Chairman United States Department of Defense
  • Ehud Barak  Former Prime Minister and Former Minister of Defense Israel
  • Peter Bates Canadian Political Advisor to the Commander North American Aerospace Defense Command
  • Ralf Brauksiepe Parliamentary State Secretary Federal Ministry of Defense, Germany
  • Christian Brose National Security Advisor Senator John McCain
  • Gerry Brownlee Minister of Defence Ministry of Defence, New Zealand
  • Arnd Busche Executive Officer Ministry of Defense, Germany
  • Scott Carpenter Deputy Director Google Ideas
  • Blaise Cathcart Judge Advocate General Canadian Armed Forces
  • Rebecca Chavez Deputy Assistant Secretary of Defense for Western Hemisphere Affairs
    United States Department of Defense
  • Karen Courington National Security Policy Advisor
  • Arnaud Danjean Member of the Subcommittee on Security and Defense European Parliament
  • Philippe Errera  Undersecretary for Policy and Director of Strategic Affairs
    Ministry of Defense, France
  • Pierre Espérance Executive Director National Human Rights Defense Network
  • Richard Fadden Deputy Minister of National Defence Department of National Defence, Canada
  • Michael Fallon Secretary of State for Defence Ministry of Defence, United Kingdom
  • Jan Havránek Head of Defence Advisors Permanent Delegation of the Czech Republic to NATO
  • Shawn Heritage Executive Assistant to Commander National Security Agency
  • Michelle Howard Vice Chief of Naval Operations Office of the Chief of Naval Operations
  • Charles Jacoby Commander United States Northern Command and North American Aerospace Defense Command
  • John Kelly Commander, United States Southern Command and Representative; Commandant of the United States Marines
  • Yoji Koda Vice Admiral (Ret.) Japan Maritime Self-Defense Force
  • David Kramer President Freedom House
  • Thomas Lawson Chief of the Defence Staff Canadian Armed Forces
  • Gal Luft Co-Director Institute for the Analysis of Global Security
  • Merle Maigre Security Policy Advisor to the President Office of the President, Republic of Estonia
  • John McCain Senator United States
  • Rob Nicholson Minister of National Defence Department of National Defence, Canada
  • Mark Norman Commander of the Royal Canadian Navy Royal Canadian Navy
  • Michael Rogers Commander, United States Cyber Command; Director, National Security Agency/Chief, Central Security Service

Para variar, desde el evento se publicó en Twitter la foto de Rodiles con el Senador John McCain, creador de los terroristas del Estado Islámico e impulsor de las llamadas revoluciones de colores en la Europa del Este y las ex repúblicas soviéticas.

El “disidente” Antonio Rodiles junto al senador estadounidense John McCain en el “International Security Fórum” de Halifax

El “disidente” Antonio Rodiles junto al senador estadounidense John McCain en el “International Security Fórum” de Halifax

John McCain junto a terrodristas sirios.

John McCain junto a terrodristas sirios.

Un artículo aparecido hace algunos meses vinculaba a Rodiles con intentos de boicotear la próxima Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en Costa Rica que en su  edición de La Habana declaró a Latinoamérica “Zona de Paz”. Es lógico que los perros ladren a la luna, lo insólito es que lo hagan disfrazados palomas.

( Tomado del blog La Pupila Insomne )

Cruz Roja condena los ataques al personal humanitario y a los hospitales en Gaza

Un padre ayuda a su hijo, herido en el bombardeo israelí a la escuela de la localidad de Beit Hanún, en el hospital de Kamal Adwan en Beit Lahiya en Gaza. EFE/Archivo

Un padre ayuda a su hijo, herido en el bombardeo israelí a la escuela de la localidad de Beit Hanún, en el hospital de Kamal Adwan en Beit Lahiya en Gaza. EFE/Archivo

El Comité Internacional de la Cruz Roja condenó hoy fuertemente la “alarmante serie de ataques contra los trabajadores humanitarios, las ambulancias y los hospitales” en la ofensiva Israelí contra Gaza, y dijo que “estos actos constituyen una grave violación del derecho de la guerra”.

Precisó que hace dos días un voluntario de la Media Luna Roja Palestina murió mientras intentaba auxiliar a los heridos en Juza (sur de la ciudad de Gaza) y cuando otros voluntarios paramédicos trataron de socorrerlo también fueron tomados como blanco.  EFE

Libia y el “social imperialismo”: dos años después

Libia

Lenin llamó social-imperialistas a los socialdemócratas alemanes que en su rechazo hacia el zar de Rusia defendieron  la guerra del 1914; Mao adulteró el término en sí peyorativo para referirse a la Unión Soviética y así justiciar su alianza con EEUU, el imperialismo “decadente”. Hoy, aquel término puede transmitir la hipocresía de las “intervenciones/guerras humanitarias”  y la imposible unión entre dos ideas contrarias.

Dos años después del ataque indiscriminado de la OTAN contra el Estado libio que acabó con la vida de miles de personas —¡para liberarlos de Gadafi!—,destruyó buena parte del país y acabó con Libia como Estado, se van conociendo las falsedades vertidas por los enemigos extranjeros del país (Ver Complot contra Libia). Obama y Cameron, en su propaganda de guerra, acusaron a Gadafi de cometer “genocidio” (aniquilación sistemática de un grupo étnico, racial o religioso” sucedido en Ruanda, Congo o Darfur) contra su pueblo, término escogido cuidadosamente que permitía a la OTAN intervenir en Libia aplicando la doctrina de los huevos de oro de la Responsabilidad de Proteger (R2P)  de la ONU —¡que no se ha aplicado a la población de Gaza o de Bahréin. Poco importó que el propio Robert Gates, secretario de Defensa de EEUU, confesara que no habían podido confirmar tal hecho. Luego, exageraron con “la muerte de decenas de miles de civiles”, a la vez que Amnistía Internacional desmentía a personajes como el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional Luis Moreno-Ocampo la “violación de mujeres libias” por los soldados que encima llevaban viagra en sus bolsillos.

Así, la OTAN se lanzó a salvar el pueblo libio, mientras sus barcos dejaban morir en alta mar a los que huían de la guerra, denunció The Gardian.

El colmo de la hipocresía fue acoger al  ex jefe de la inteligencia de Gadafi y a Abdul Jalil, ministro de justicia del régimen, que en vez de ser enviados a la Corte Penal Internacional por ser integrantes de la dictadura, se les ofreció colaborar con aquella alianza militar. ¡Que la bandera negra de Al Qaeda fuera izada en el Palacio de Justicia de Bengasi tras asesinar a Gadafi y que Jalili fuera designado por los occidentales a liderar la transición libia hacia la “democracia” fueron la guinda del desparpajo sin rubor!

EEUU, sus socios europeos e Israel, en la aplicación de la política del “control de daños” ya habían canalizado las rebeliones espontáneas en Egipto y Túnez, las habían contenido en Irak, Yemen, Arabia Saudí y Bahréin, y ahora en Libia se quitaban la hoja de parra, exhibiendo su poderío.

 

Derrocar a un aliado

Libia, el país del milenario pueblo  Libu, habitado por un centenar de tribus árabes y bereberes, de religión musulmana sunita, experimentó un giro radical en su política a partir del fin de la Guerra Fría. Muamar Gadafi, un dictador y un férreo anti comunista, empezó a coquetear con Occidente: en 2002 pagó unos 2.940 millones de euros a las víctimas de Lockerbie (a la vez que negaba su implicación en el atentado) y aceptó “la legalidad internacional, pese a que esté falseada e impuesta por EEUU”El nombre de su país estaba incrustado en la lista del Eje del mal y en el ataque devastador angloamericano a Irak en 2003, hacía pedagogía del terror. Aceptó desarmarse —por las presiones de Israel, país con armas nucleares, biológicas y químicas—, para pasar a ser comprador de armas a los mismos países que años después bombardearían su indefenso país.  [Pasa lo mismo con Siria. Ningún dictador es mínimamente inteligente, sino no sería dictador]. Entre 2005 y 2009 Europa le vendió 834,54 millones de euros en armas (España, 2.000 millones). Colaboró con la “guerra contra el terror” de la CIA llenando sus cárceles con personas sin ningún derecho a defenderse. Los bancos occidentales, que le recibían con la alfombra roja e implantaban su haima en los palacios, estaban haciendo su agosto con los depósitos de Libia. Para colmo, el líder de la república “socialista” libia financió al candidato de la extrema derecha francesa, Nicolás Sarkozy.

Cierto. Estamos ante un personaje complejo que, por desgracia para los analistas maniqueos, abundan en el Sur. Dictadores autoritarios o totalitarios y nacionalistas —que se encuentran fuera de la órbita de EEUU—, pero comparten la cama con otros imperialistas: Reino Unido, Alemania o Francia.

 

Aun así, EEUU decidió matarlo (recordad el “Vini vidi vinci” de Hillary Clinton) porque:

1.     Occidente tenía más miedo a un Gadafi capaz de usar el “poder blando”  que al Gadafi “loco”.

2.    Aplastar la futura Primavera Libia, antes de que se complicara la situación, como sucedió en Egipto. En Libia, EEUU no tenía ninguna influencia sobre el ejército y no podía recurrir a un golpe de estado.

3.    Gadafi no se convirtió en un títere. Además, su carácter imprevisible generaba inseguridad para sus planes militares y económicos en África. Dijo Marco Rubio, el senador republicano estadounidense que su “interés nacional pide la eliminación de Gadafi del poder”. Había bloqueado las oportunidades de EEUU en Libia. Bechtel (gigante en ingeniería) y Caterpillar (fabricante de equipos de construcción) habían sido excluidas en favor de las compañías rusas, chinas y alemanas.  Ya en septiembre de 2011, el embajador de  EEUU, Gene Cretz, anunciaba que un centenar de empresas de su país planeaban hacer negocios en Libia post Gadafi. También, el secretario de Defensa británico Philip Hammond, nada más asesinar al líder africano, invitó a los empresarios a ir a reconstruir lo que la OTAN destruyó: eso se llama “capitalismo buitre” o “destrucción creativa”. La compañía General Electric sueña con ganar hasta 10.000 millones de dólares invirtiendo en el devastado país.

4.    Proclamaba una África con una identidad política integrada, no dividida entre una “África blanca, civilizada mediterránea” y otra “negra bárbara”. Defendió su autosuficiencia, desligada de las instituciones financieras occidentales.

5.    Contener el incremento del poder e influencia del propio  Gadafi en el continente, que impedía la libre circulación del capital occidental por la región. Libia, bajo su liderazgo, tenía unos 150.000 millones dólares invertidos en África.

6.    Fue visto por Washington como el principal obstáculo para el dominio militar de EEUU en África. 45 países se habían negado a ser sede de Africom. Ahora, Libia es una candidata para albergar el comando militar de EEUU. Además, la OTAN puede hacerse con el levante mediterráneo:  sólo queda eliminar al sirio Bashar Al Asad  para “atlantizar” la cuenca de este mar.

7.    Se convirtió en el principal aliado de los BRICS, sobre todo de China. Los contratos de unas 70 empresas chinas cuyo valor ascendía a 18.000 millones dólares fueron congelados tras la guerra.

Rusia también perdió unos 4.000 millones de dólares en contratos de armas  (verLibia: un negocio de guerra redondo)

 

El especial papel de Israel

Lo primero que la futura  Nueva Libia recibía de los israelíes fue las smart-bombalanzadas desde la aviación de la OTAN en 2011. Mientras Mossad y otros servicio aliados iban detrás de un Gadafi anti-israelí, los rebeldes negociaban el intercambio de embajadores con los hebreos.

Tel Aviv, tras acabar con Irak como Estado rival —a través del “papá EEUU”— y mientras seguía debilitando a Irán, canalizando la rebelión popular contra Mubarak en Egipto, incitó y participó activamente en acabar con la poderosa Libia y su líder. En 2007, Goldman Sachs, una de las instituciones financieras del lobby judío, se quedó con la totalidad de los 1.500 millones de dólares invertidos por Gadafi, quien no pensaba perdonárselo.

El papel del lobby pro israelí en la ONU y en los medios de comunicación (entre ellosAl Jazira) fue determinante para demonizar al jefe del Estado libio ante la opinión pública.

Israel, en su avance por África, la divide por el color de la piel de sus gentes, las creencias religiosas y grupos etnolingüísticos, apoyando la “África negra” contra  la “árabe-musulmana” (ver El bombardeo de Sudan por Israel).

El chovinismo del régimen israelí, dirigido por los europeos ashkenazíes, alcanzó en la década de los 90 a los mizrahíes,  judíos “impuros” del norte de  África y Medio Oriente: sometió a cientos de mujeres judías etíopes solicitantes de emigración a una esterilización oculta y forzosa antes de admitirlas.

Hoy, y tras perder a su firme aliado Husni Mubarak, Netanyahu intentará convertir a la “nueva” libia en un apoyo estratégico.

 

¿Qué pasó con el petróleo libio?

Dueña de la primera reserva de hidrocarburo de África y además de alta calidad, Libia exportó 379.5 millones de barriles de petróleo en 2012.

A pesar de EEUU y la UE,  la Libia de hoy manda más petróleo a China que en la era de Gadafi: si en 2010 el 30% de su Oro Negro iba Italia, el 16% a Francia y el 11% a China, un año después China ocupaba el lugar de los franceses, comprando hasta 100.000 barriles al día. El trato de favor lo recibe Eni, la compañía de la vieja metrópoli. Las compañías Shell y BP no han ganado el concurso de licitación para explotar el petróleo: curiosa paradoja.

La producción del crudo ha caído de 1,4 millones de barriles al día en 2010 a unos 500.000  a causa de la marcha de los técnicos de las compañías extranjeras, del sabotaje en los oleoductos por los grupos opositores y la venta de fuel en el mercado negro por las mafias armadas. Ni los 18.000 vigilantes contratados por el gobierno han conseguido que el aceite fluya con seguridad:  muchos de ellos son contrarios a los dignatarios de Trípoli. Situación que, si por un lado ha  induciendo al coma a una economía dependiente de la venta de hidrocarburo, por otro obliga a los clientes como Turquía a recurrir a la energía nuclear. Ankara está construyendo una planta en Akköy, ubicado en una región sísmica.

A la deriva 

Destruir Libia es otro de los logros de Barak Obama. Este hijo traicionero de África, que apoya a los dictadores del continente, ha balcanizado a Sudan, ha desestabilizado Somalia y ha desviado las “primaveras árabes” respaldando a los militares o al sector más reaccionario de los islamistas.

La ola de violencia contra la población negra del país, el personal diplomático y los organismos internacionales no cesa: empezó con la matanza de miles de ciudadanos negros y/o defensores de Gadafi y continuó con el asesinato del embajador de EEUU, el ataque al cónsul italiano, el atentado contra las embajadas de Francia, de Rusia y las edificios de  la ONU,  y está terminando en una guerra civil y la desintegración del país. Aún puede ir a peor.

http://blogs.publico.es/

Chomsky: EE.UU. tiene la intención de ganar la carrera hacia el desastre

Desde la Crisis de los Misiles de Cuba hasta el frenesí de los combustibles fósiles, EE.UU. tiene la intención de ganar la carrera hacia el desastre. Esa es la opinión del filósofo, lingüista y activista estadounidense Noam Chomsky.

Desde la Crisis de los Misiles de Cuba hasta el frenesí de los combustibles fósiles, EE.UU. tiene la intención de ganar la carrera hacia el desastre. Esa es la opinión del filósofo, lingüista y activista estadounidense Noam Chomsky.

 

“Por primera vez en la historia de la especie humana, hemos desarrollado claramente la capacidad de destruirnos a nosotros mismos. Esto ha sido así desde 1945. Ahora, finalmente, se reconoce que hay procesos a largo plazo como la destrucción ambiental que lleva en la misma dirección”, asegura Chomsky en su más reciente ensayo, publicado en Tomdispatch.com.

Según el lingüista, las sociedades menos desarrolladas están tratando de mitigar o de superar estas amenazas. “No están hablando de guerra nuclear o desastre ambiental, y realmente están tratando de hacer algo al respecto”, dice.

El filósofo resalta las políticas de países como Bolivia, que tiene “una mayoría indígena y requerimientos constitucionales que protegen los derechos de la naturaleza”, y Ecuador, que también tiene una gran población indígena “y es el único exportador de petróleo que conozco donde el Gobierno busca ayudar a que ese petróleo permanezca en el suelo en lugar de producirlo y exportarlo, y es en el suelo donde debe estar”.

Según Chomsky, en el otro extremo las sociedades “más ricas y poderosas de la historia del mundo, como Estados Unidos y Canadá, corren a toda velocidad para destruir el medio ambiente lo más rápidamente posible. A diferencia de Ecuador y las sociedades indígenas en todo el mundo, quieren extraer hasta la última gota de hidrocarburo de la tierra a la mayor velocidad posible”.

El otro asunto que analiza Chomsky es la guerra nuclear. “Acabamos de pasar el 50 aniversario de la Crisis de los Misiles, que fue considerado el momento más peligroso de la historia por el historiador Arthur Schlesinger, asesor del presidente John F. Kennedy. Sin embargo, lo peor de estos eventos nefastos es que no se ha aprendido la lección” afirmó.

“En estos momentos el tema nuclear está frecuentemente en las primeras planas, como es el caso de Corea del Norte e Irán”, apunta el activista.

Los recientes ejercicios militares de Corea del Sur y EE.UU. en la península coreana que han dado paso a las amenazas de Pyongyang de realizar un ataque nuclear, desde el punto de vista del Norte debieron lucir amenazadores. “Nosotros los veríamos como amenazadores si ocurrieran en Canadá y nos tuvieran como blanco”, agregó.

“Esto, sin duda, despierta alarmas del pasado. Ellos recuerdan ese pasado, así que reaccionan de una forma muy agresiva y extrema. No es que no haya alternativas, sino que las alternativas no se implementan. Eso es peligroso. Así que si uno se pregunta a qué se va a parecer el mundo, no es una bonita imagen. A menos que la gente haga algo al respecto”, concluye Chomsky.

 

¿Por qué EEUU provoca una guerra en Corea?

Autor: Alberto BuitreLa guerra en la Península de Corea luce inminente y su connotación es más grande de lo que puede parecer.Si Corea del Norte cae, no habrá país ni pueblo en el mundo que detenga el avance imperialista de los Estados Unidos. Pero si, siguiendo el ejemplo de Vietnam, Cuba o la indomable Palestina, la República Popular Democrática de Corea (RPDC) frena las agresiones militares de Washington, la humanidad estaría observando la debacle de ese imperio, que por décadas se ha erigido como la guardia del mundo, conviniendo con quienes se le subyugan y amedrentando política, financiera, mediática y militarmente, a quienes no se alinean con sus intereses.

Desde la Guerra de Corea de 1950 y la adopción del modelo socialista, Norcorea siempre ha estado ahí. Impulsó el socialismo-comunismo, primero venciendo culturalmente a Corea del Sur que quedó en manos de EEUU, y vivificando la utopía económica de dotar a toda clase trabajadora del poder sobre los modos de producción, cuya plusvalía paga todos los servicios necesarios: vivienda, salud, educación, entretenimiento, cultura y trabajo.

De manera soberana, generó su tecnología para la industria y el campo, pero también lo hizo con su armada. Buena parte de su adelanto científico se ha ocupado en el desarrollo de armamento con fines disuasivos contra posibles las invasiones de los países capitalistas, principalmente Estados Unidos, quien hoy franquea la península coreana en ánimo de guerra.

Arengado por su talante anti-comunista, siempre Estados Unidos ha querido la guerra con Corea del Norte. Desde el armisticio coreano de 1953, la RPDC ha insistido en la firma de un tratado permanente de paz que no sólo ponga fin a las tensiones bélicas, sino que inclusive abra relaciones diplomáticas tanto con Seul como con Washington. Pero presidentes estadounidenses han ido y venido, sin querer firmar la pacificación de la península ¿Por qué? La pregunta parece tener una respuesta sencilla: La condición de EEUU para la paz, implica el subyugo de Norcorea y el cambio de su modelo político-económico; algo que, en efecto, Pyongyang no ha aceptado desde hace 60 años y queda claro que no aceptará.

Y en su afán soberano, como así mismo lo hacen países como Rusia, China, Alemania y los mismos Estados Unidos, Corea del Norte tiene interés en desarrollar tecnología nuclear con fines progresistas. Por eso en diciembre del 2012, lanzó un satélite en órbita desatando la furia del concierto de países aliados con la Casa Blanca, todos, cobijados por el Consejo de Seguridad de la ONU – el mismo que le permitió las invasiones a Irak y Afganistán como hoy sucede en Siria-, quien de inmediato impulsó sanciones económicas a la RPDC, estrechando aún más el bloqueo comercial contra el país.

La respuesta de Pyongyang fue puntual: No sólo seguiría desarrollando su propia tecnología, sino que advirtió los afanes invasivos de Estados Unidos con ese pretexto –el mismo que ese país cierne sobre Irán.

Y no; no es Corea del Norte el que acercó sus buques de guerra a las costas de Estados Unidos. No es Corea del Norte quien tiene bajo su dominio el aparato diplomático de la ONU, ni la OTAN, ni la Unión Europea; no es Corea del Norte quien hoy amenaza a la humanidad entera con una hecatombe mundial. Corea del Norte siempre ha estado ahí, tendiendo manos pero bloqueado por los medios y los lobbys de guerra. Es Estados Unidos quien maniobra a su Ejército justo en la frontera coreana, desafiando la paciencia norcoreana. Como un típico abusón, que grita y acusa que el de enfrente le provocó.

Ojalá, pues, que a Barack Obama no se le ocurra lanzar una sola bala contra territorio Norcoreano, pues Pyongyang ha advertido en bastaría eso para desatar la “guerra total”.

Postdata.- A partir de esta publicación y con el corazón puesto en el futuro de la paz con justicia social en el mundo, Oficio Rojo habrá de dar cobertura puntual a los hechos bélicos que podrían estar sucediendo en cualquier momento en la Península de Corea, a contracorriente de los monopolios mediáticos. Le invito a suscribirse.

http://www.patriagrande.com.ve/

¿Cuantos paises ha invadido Estados Unidos?

1775-1776: En Canadá y en el Atlántico en el curso de la guerra de independencia de los Estados Unidos.

1798 a 1800: Quasi-guerra. Conflicto naval contra la Francia Revolucionaria. Mar norteamericano de las Antillas y las costas del Atlántico. Acaba con el Tratado de Mortefontaine.

1801 a 1805: guerra los Estados Unidos de América-Trípoli

1801-1805 más conocida bajo el nombre de guerra beréber, Rey de Trípoli y sus aliados de Túnez y de Argel declaran la guerra a los Estados Unidos que no querían más pagar el tributo para el paso de sus embarcaciones.

1815: expedición naval contra la regencia de Argel, dirigida por el Comodoro Stephen Decatur, que fuerza a Rey Omar que firma un tratado que pone fin a los ataques de embarcaciones estadounidenses por los corsarios beréberes.

1846: Guerra México-Americana, los Estados Unidos de América anexionan la mitad del territorio mexicano. Este territorio ahora es repartido en Estados: California, Nevada, Utah, Arizona, Nuevo México, y una parte (partida) de Colorado.

1852 a 1853: Argentina, los Marines (Soldados de infantería de marina) se instalan en Buenos Aires para proteger los intereses estadounidenses frente a una revolución.

1853: Nicaragua, protección de los ciudadanos y de los intereses estadounidenses durante trastornos políticos.

1853 y 1854: Japón, el comodoro Matthew Perry obliga Japón a abrirse a Occidente con Convenio de Kanagawa en

1854. Isla Ryukyu e Isla Bonin. El contralmirante Perry utiliza la fuerza de disuasión de su flota naval hacia las autoridades de Naha, en la isla de Okinawa, que le concede la gestión de una concesión minera, las islas de Bonin, así como facilidades comerciales.

1854: Nicaragua, en represalias a una ofensa hecha al representante estadounidense en Nicaragua, destrucción de la ciudad de Greytown (San Juan del Norte).

1855: Uruguay

1859: China, protección de los intereses estadounidenses en Shangai.

1860: Angola, intervención con el fin de protegerle a los ciudadanos y de bienes estadounidenses en el momento de una rebelión indígena a Kissembo contra Portugal.

1865: Panamá, intervención con el fin de proteger ciudadanos e intereses estadounidenses durante el Incidente de la Tajada de Sandía.

1893: Hawai, con el fin de proteger las vidas y los bienes de los Estados Unidos, la colocación de un gobierno provisional bajo la autoridad de Sanford D. Dole, anexión definitiva en 1898.

1894: Nicaragua, intervención en Bluefields con el fin de proteger los intereses de los Estados Unidos en respuesta a una revolución.

1898: Guerra Hispano-estadounidense, instalación, construcción de una base militar con como motivo la liberación de la tutela española. Los Estados Unidos imponen la posibilidad de inversiones financieras y un derecho de injerencia en los asuntos interiores del país.

1898: Puerto Rico, Hawai, Filipinas, Wake, y Guam.

1900: China, Boxer Rebellion.

1915: tropas de ocupación en Haití

1916: tropas de ocupación (actividad) en la República Dominicana.

1917: El presidente estadounidense Woodrow Wilson envió tropas a México encabezadas por el General “Black Jack” Pershing, el mismo que comandaría las fuerzas estadounidenses en la Primera Guerra Mundial para capturar al líder revolucionario Pancho Villa, la expedición fracasa.

1918: participación estadounidense en la Primera Guerra mundial

1926:Nicaragua

1941 a 1945: participación estadounidense en la Segunda Guerra Mundial, en Europa y en el Pacífico.

1945 y 1946: envío de tropas y bombardeos en China.

1946: Filipinas sostén del gobierno frente a una insurrección.

1947: Grecia sostén logístico militar del régimen colocado por el Reino Unido

1950 a 1953:Guerra de Corea, bombardeos en China.

1953: Irán: la CIA organiza un golpe de Estado.

1954: Guatemala, caída del gobierno de Jacobo Arbenz.

1958: bombardeos en Indonesia.

1960: bombardeos en Guatemala.

1961: Cuba, Invasión de Bahía de Cochinos

1958 a 1975: Guerra de Vietnam. Intervención en Laos, Vietnam del Norte y Camboya, invasión de Camboya.

1964: Panamá, En represalia por los Sucesos del 9 de Enero

1965:
* Indonesia, Ayuda al gobierno en la represión de un complot prochino.
* República Dominicana, Guerra Civil apoyada por la OEA, pese a que las fuerzas de intervención norteamericanas fueron vasto mayor que las proporcionadas por la OEA (42,420 tropas estadounidenses);

alrededor de 3.000 muertos. Bombardeos en Perú. Plantilla:V

1967 a 1969: Guatemala, bombardeos.

1970: Omán, ayuda logística a Irán para oponerse a una insurrección a petición de este país.

1973: Chile, el militar Augusto Pinochet toma el poder en un Golpe de Estado apoyado por la CIA en contra del presidente socialista Salvador Allende.

1975 a 1999: Timor Oriental, sostén de la junta militar Indonesia luego de las fuerzas de la ONU para su independencia.

1980 a 1990: El Salvador, la ayuda militar al gobierno.

1980 a 1990: Nicaragua, Apoyo militar a los Contras para derrocar al Régimen Sandinista de Daniel Ortega.

1983: Líbano, Fuerza multinacional. Invasión de Granada.

1986: Libia, bombardeo de varias ciudades y bases militares.

1989: Filipinas, ayuda contra un golpe de Estado. Panamá, caída del general Manuel Noriega.

1991: Guerra del Golfo

1990-1991 (operación tormenta del desierto) en respuesta a una demanda de Kuwait (ocupado por Irak) en la ONU. Con sostén de la ONU y de varios países de OTAN.

1993-1994: Somalia, intervención militar de USA para sostener las operaciones de la ONU.

1994: Haití, intervención para instalar al Presidente elegido Jean-Bertrand Aristide

1995: Bosnia Herzegovina, sostén a fuerzas de la ONU / OTAN en el mismo lugar.

1998: Iraq, bombardeo.

1998: bombardeo de una fábrica de medicinas (sospecha de pertenecer a bin Laden en Sudán y de campos de entrenamiento terrorista en Afganistán.

1999: Yugoslavia El gobierno de Bill Clinton bombardeó a Serbia.

2001-2003: intervención en Afganistán en respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

2003- hasta la fecha: intervención en Irak para buscar armas químicas que nunca fueron encontradas.

— Y sigue la lista…

Desaforada campaña de desinformación de “El País” para defender los intereses occidentales en la guerra de Siria

Sabemos que en Siria hay una guerra. Hay un importante ejército opositor levantado en solo seis meses, financiado, entrenado y armado con un éxito tal que está poniendo en jaque al ejército regular sirio, uno de los más potentes de la región.

Ni una palabra en El País (ni en el resto de medios como Antena 3, TVE etc.) acerca de quién lo financia, quién lo integra o de cómo es posible que los países vecinos (Turquía, e Iraq principalmente, con los que Siria tiene la mayor parte de su frontera) le permitan entrenar, recibir integrantes, suministros y utilizar sus propios territorios como base de las ofensivas, situación sin la cual resultaría de todo punto inviable el desarrollo bélico de esta crisis.

Ni una palabra sobre la campaña militar bélica (hace mucho tiempo quedó claro que no eran civiles realizando resistencia pasiva al régimen) que ha llevado a este ejército a formidables ofensivas en las que ha conseguido hacerse con el control de ciudades importantes y llevar la guerra al mismo corazón de las dos capitales del país, Damasco y Alepo.

Ni una palabra en El País sobre la situación política de Alepo, ciudad en la que no hubo protestas anti Al Assad en ningún momento pero que ahora, tras ser conquistada militarmente por el ejército opositor y controlada parcialmente, es señalada por este medio como la nueva Bengasi desde donde debe partir la “liberación” de Siria.

Aunque todos los días nos hablan de masacres de civiles perpetradas por “la represión del régimen” no hay ni una sola palabra sobre consecuencias entre la población de las ofensivas militares, con invasión de ciudades, ocupación de las mismas y defensa militar de los barrios conquistados por parte del ejército opositor.

Ni una palabra en cada batalla sobre quien atacó primero, sobre quién la provocó.

Ni una palabra de crítica o condena hacia acciones de tipo terrorista (colocaciones de bombas y coches bomba en el centro de las ciudades, con víctimas civiles) perpetradas por la formación militar opositora.

Ni una palabra sobre qué tipo de apoyo ciudadano tiene el gobierno sirio, sobre manifestaciones multitudinarias en su apoyo en las principales ciudades a lo largo de todas las fases del conflicto.

De todas estas cosas no se dice nada en El País y en cambio ayer mismo se ofrecían en portada las afirmaciones que recogemos en una lista a continuación para que uds. mismos puedan ver el alto grado de polarización de la información que ofrece este medio.

Y quede claro que ninguna opinión buena tenemos del gobierno sirio, de su estado, su ejército y su policía. Pero nos parece que es conveniente explicar esta batalla mediática en la que los gobiernos occidentales y sus medios de comunicación desvirtúan las cosas a gran escala, siempre a su interés. Ayer Libia, hoy Siria y mañana probablemente Irán.

http://grupotortuga.com/

A %d blogueros les gusta esto: