Ciencia: Resuelto el enigma de los anillos planetarios

Resuelto-el-enigma-de-los-anillos-planetarios_image640_

La abundancia relativa de las partículas heladas de diferentes tamaños presentes en anillos como los de Saturno sigue una ley matemática ‘de cubos inversos’. Es decir, la abundancia de partículas de 2 metros de tamaño es 8 veces más pequeña que la abundancia de partículas de un metro, mientras que la abundancia de partículas de 3 metros es 27 veces menor, y así sucesivamente.

El sorprendente descubrimiento lo ha hecho un equipo internacional de científicos liderados desde la Universidad de Leicester (Reino Unido), que han resuelto un enigma astronómico planteado hacía tiempo. El estudio, publicado en la revista PNAS, sugiere que esta distribución de las partículas de los anillos puede ser universal, y aparecer fuera del sistema solar.

Esta ilustración muestra una vista en primer plano de las partículas de los anillos de Saturno. El planeta se ve al fondo (amarillo y marrón). Las partículas (azules) están compuestas principalmente de hielo, pero no son uniformes. Se agrupan para formar agregados alargados y curvados, que se forman y dispersan constantemente. El espacio entre estos conglomerados está prácticamente vacío. Los partículas individuales más grandes solo tienen unos pocos metros de ancho.

(Tomado de http://www.agenciasinc.es/)

Instalarán pista de patinaje sobre hielo en Malecón Habanero

El artista newyorkino Duke Riley instalará una pista de patinaje sobre hielo en Belascoaín y Malecón, que se abrirá el 24 de mayo próximo durante la XII Bienal de La Habana.

Por estos días en la capital cubana, Riley declaró en exclusiva a la AIN que le encanta estar aquí en la ciudad, con sus personas, y le interesa mucho cómo se interactúa en los espacios públicos.

Por eso pondrá esa pista de unos 8.5 metros por 25 –tentativamente aunque puede variar su tamaño según las circunstancias- de unas láminas de un material que tiene las mismas características del hielo, pero no se derrite con el calor.

Mientras dure toda la Bienal piensa hacer varios eventos como un partido de jockey o una discoteca de patinaje porque traerá unos 200 pares de patines y los pondrá a disposición de niños y adultos.

Su obra siempre está vinculada a la historia, para reflejarla o crear otras nuevas y por esa razón realizó una investigación sobre las pistas de hielo en Cuba.

Encontró que entre 1933 y los años 50 hubo una en el Palacio de Los Deportes, donde antes estuvieron las Playitas de Carneado, en la zona donde hoy existe la Fuente de la Juventud .

También supo que existió un equipo cubano de hockey nombrado Los Tropicales, el cual llegó a competir en una liga en Miami.

Como artista le gusta lidiar con lo absurdo y por ello trae esa idea surrealista para La Habana porque aquí se conocieron y quedaron en la práctica deportes como el béisbol y, el fútbol y el jockey, pero el patinaje sobre hielo no pegó y quizá ahora lo haga.

También en los años 40 y 50 la Condesa de Revilla Camargo, en su palacete de El Vedado, durante las fiestas que organizaba con la nobleza local y europea, contrataba compañías estadounidenses de patinaje sobre hielo.

Considerado uno de los colombófilos mejores de Brooklyn, también informa que piensa hacer unos espectáculos con palomas y luces, que nunca antes ha realizado porque es muy difícil entrenar esas aves para que vuelen de noche.

En 2014 Riley realizó Comercio con el enemigo, consistente en una bandada de 50 palomas que volaron de La Habana a Cayo hueso, burlando la llamada Trading with the Enemy Act (Acta de Comercio con el Enemigo), con unos arreos en los que llevaban tabacos Cohíba y cámaras ligeras de video que testimoniaron todo el vuelo.

Sobre Cuba afirma que su relación será muy larga porque le gusta el lugar y sus personas.

Este artista ha realizado sus obras en muy diversos países y entre ellas sobresalen la réplica del submarino que mandó a construir George Washington para atacar a los barcos ingleses en Brooklyn.

Para el futuro tiene varios proyectos con el Queen Museum, Brooklyn Museum y en el Museo de Cleveland, entre otros.

( Tomado de la AIN )

La pesca en hielo ( + fotos )

La pesca en hielo no es solo entretenimiento y relax, también es una prueba de resistencia. No todo el mundo es capaz de estar sentado en el frío durante horas seguidas a la espera de pescar algo. Además siempre está el riesgo de caerse en el hielo.  FOTO: AFP/East News

La pesca en hielo no es solo entretenimiento y relax, también es una prueba de resistencia. No todo el mundo es capaz de estar sentado en el frío durante horas seguidas a la espera de pescar algo. Además siempre está el riesgo de caerse en el hielo.
FOTO: AFP/East News

Los peces también cambian su comportamiento en condiciones climáticas duras. Sus funciones vitales se ralentizan, ahorran energía y evitan las corrientes rápidas y los movimientos bruscos. Durante el invierno los peces viven en las aguas profundas en el fondo del río. FOTO: Reuters

Los peces también cambian su comportamiento en condiciones climáticas duras. Sus funciones vitales se ralentizan, ahorran energía y evitan las corrientes rápidas y los movimientos bruscos. Durante el invierno los peces viven en las aguas profundas en el fondo del río.
FOTO: Reuters

A pesar de todas las dificultades, los pescadores experimentados y pacientes siempre pueden pescar una perca, un lucio, un rutilo o un barbo. A veces estos peces se mueven en busca de mejor oxígeno o alimento. FOTO: RIA Novosti

A pesar de todas las dificultades, los pescadores experimentados y pacientes siempre pueden pescar una perca, un lucio, un rutilo o un barbo. A veces estos peces se mueven en busca de mejor oxígeno o alimento.
FOTO: RIA Novosti

La mejor pesca se encuentra al principio y al final de la temporada de invierno; noviembre-diciembre, justo después de los primeros hielo y en marzo cuando comienza a derretirse la nieve. La pesca es más dura en febrero, la parte más fría del invierno. FOTO: RIA Novosti

La mejor pesca se encuentra al principio y al final de la temporada de invierno; noviembre-diciembre, justo después de los primeros hielo y en marzo cuando comienza a derretirse la nieve. La pesca es más dura en febrero, la parte más fría del invierno.
FOTO: RIA Novosti

En invierno los pescadores utilizan una cantidad enorme de herramientas como taladros de hielo, picahielos (una larga barra metálica que se usa para hacer agujeros y comprobar la fuerza del hielo), pértigas (para sacar los peces más grandes), sillas, trineos y esquís. FOTO: RIA Novosti

En invierno los pescadores utilizan una cantidad enorme de herramientas como taladros de hielo, picahielos (una larga barra metálica que se usa para hacer agujeros y comprobar la fuerza del hielo), pértigas (para sacar los peces más grandes), sillas, trineos y esquís.
FOTO: RIA Novosti

Los mejores lugares para la pesca son los grandes lagos, las presas y los estanques. En las masas de agua de poca profundidad y estancada la pesca solo será buena durante 5 o 7 días después de que se forme el hielo. FOTO: RIA Novosti

Los mejores lugares para la pesca son los grandes lagos, las presas y los estanques. En las masas de agua de poca profundidad y estancada la pesca solo será buena durante 5 o 7 días después de que se forme el hielo.
FOTO: RIA Novosti

 

El mejor cebo para la pesca de invierno son las lombrices y el cebo vivo. Como señuelo se utilizan patatas cocidas y pan mojado. FOTO: RIA Novosti

El mejor cebo para la pesca de invierno son las lombrices y el cebo vivo. Como señuelo se utilizan patatas cocidas y pan mojado.
FOTO: RIA Novosti

Регионы России. Республика Хакасия

Hay varios métodos de pesca de invierno. Cuando se pesca con mormishka (un señuelo de pesca ruso) o señuelo de cuchara, los pescadores se mueven de un sitio a otro del hielo. Si el pescador utiliza una caña y señuelo flotante se quedará en el mismo sitio durante un largo tiempo. En este caso necesita protegerse del viento. FOTO: Reuters

Hay varios métodos de pesca de invierno. Cuando se pesca con mormishka (un señuelo de pesca ruso) o señuelo de cuchara, los pescadores se mueven de un sitio a otro del hielo. Si el pescador utiliza una caña y señuelo flotante se quedará en el mismo sitio durante un largo tiempo. En este caso necesita protegerse del viento.
FOTO: Reuters

Hay que tener mucho cuidado con el hielo. Si tiene menos de 5-8 centímetros de espesor no hay que subirse encima. Si aparece una grieta hay que apartarse rápido pero con calma lejos de la zona de peligro. Un hacha de hielo a la espalda puede ayudar a los pescadores a salir del agua en caso de que caigan. FOTO: Reuters

Hay que tener mucho cuidado con el hielo. Si tiene menos de 5-8 centímetros de espesor no hay que subirse encima. Si aparece una grieta hay que apartarse rápido pero con calma lejos de la zona de peligro. Un hacha de hielo a la espalda puede ayudar a los pescadores a salir del agua en caso de que caigan.
FOTO: Reuters

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué pasaría si dos países se lanzaran mutuamente 100 bombas nucleares del tamaño de la de Hiroshima?

Por: Sergio Parra

El lanzamiento de 100 bombas nucleares de 15 kilotones cada una (el tamaño de la de Hiroshima) entre dos naciones se halla dentro de la capacidad de muchos países nucleares emergentes. Y, si bien 100 bombas de ese tamaño no parece demasiado, los resultados serían catastróficos, sobre todo en las ciudades más densamente pobladas.

Por ejemplo, India y Pakistán podrían sufrir 12 millones y 9 millones de muertes inmediatas, respectivamente. Si el ataque se dirigiera a Reino Unido, habría casi 3 millones de víctimas inmediatas.

Son cálculos realizados por Alok Jha en su libro 50 maneras de destruir el mundo:

En el escenario de 100 cabezas nucleares, los incendios resultantes generarían más de 5 millones de toneladas de humo negro de hollín. Este humo flotaría hasta las capas altas de la atmósfera, el sol lo calentaría y terminaría siendo transportado a todo el mundo. Las partículas absorberían la luz solar, impidiéndole llegar a la superficie, lo que tendría como consecuencia un rápido enfriamiento de la Tierra en un promedio de 1,25 ºC. “Esto sería más intenso que la pequeña edad de hielo, el cambio climático más importante de la historia humana”, afirmaba Alan Robock, un climatólogo de la Universidad de Rutgers.

El humo no permanecería en la alta atmósfera durante solo un año, como se ha previsto con modelos informáticos antiguos, sino que se estima que permanecería mucho más tiempo, y el clima quedaría afectado durante diez años a partir del conflicto inicial.

La probabilidad de que pase algo así es más elevada ahora que antes, cuando solo había dos bandos en jaque. Actualmente, nueve naciones disponen de más de 25.000 cabezas nucleares en conjunto: Rusia, Estados Unidos, Francia, China, Reino Unido, Israel, Pakistán, India y Corea del Norte.

También en una reunión de la Unión Geofísica Americana celebrada en San Francisco en 2006, Richard Turco, de la Universidad de California-Los Ángeles, señaló que la detonación de entre 50 y 100 bombas (un mero 0,03 % del actual arsenal mundial) lanzaría suficiente hollín a la atmósfera como para crear anomalías climáticas sin precedentes en la historia.

Además, la capaz de ozono, que protege la superficie de la Tierra de la perjudicial radiación ultravioleta, quedaría reducida un 40 por 100 sobre numerosas zonas habitadas, y hasta un 70 por 100 en los polos.

Nos queda el alivio (con muchas comillas) de que si es Francia quien recibe el ataque, uno de los mayores iconos populares, la Torre Eiffel, si bien caería en París (como sucede en muchas películas catastróficas), nos quedarían decenas de copias redundantes a lo largo del mundo.

Y por si os sigue pareciendo poco lo de 100 cabezas nucleares como las de Hiroshima, imaginaos la explosión teniendo en cuenta que una sola bomba causó los siguientes estragos en Hiroshima que describe un tanto poéticamente Miguel Ibáñez en su libro pOp cOntrOl:

Primero un gran fogonazo, una inmensa bola de fuego. La onda expansiva provocó ciclones, muriendo mucha gente aplastada (lanzada a grandes distancias) o con las vísceras reventadas. Un calor intenso achicharró la piel desprotegida en cuatro kilómetros a la redonda del punto cero. La diferente absorción del calor por parte de los colores produjo que las partes más oscuras de los vestidos se chamuscasen mientras las más claras no lo hicieron o lo hicieron con menor intensidad. Mujeres con vestidos estampados quedaron literalmente “tatuadas” con rastros de los dibujos en la piel. Al tratarse de un bombardeo de rayos de calor, hubo casos de gente a la que se quemó con mayor intensidad un lado de la cara, según la orientación y la explosión: el lado expuesto directamente a la radiación se abrasó, mientras que el otro perfil no tanto. En un kilómetro de radio desde el punto cero, la gente murió carbonizada o volatilizada, dejando sólo una huella, como una sombra humana. (…) Al fogonazo inicial y al calor le siguió un gran estallido; la onda expansiva partió desde la gran bola de fuego con una fuerza aproximada de unos setecientos kilómetros por hora, derribándolo todo y convirtiendo cristales, maderas, tejas y otros objetos en potencial metralla. Se produjeron miles de incendios a causa del calor (en el punto cero se llegó a los cuatro mil grados), las explosiones y la destrucción de instalaciones y casas. Lo que acabo de narrar pasó en cosa de segundos.

http://www.xatakaciencia.com/

Posible presencia de agua helada bajo la superficie de un cráter en Marte

Foto: ESA

Escombros hallados alrededor del cráter marciano Hadley a través de la sonda Mars Express parecen han despertado el interés de los científicos ya que podrían indicar la presencia de agua helada bajo la superficie del planeta.

Según informa la ESA, se trata de escombros arrancados de los cráteres más pequeños. Dos de ellos, uno al oeste (arriba) del cráter principal y otro próximo a su punto medio, están rodeados por una estructura que parece indicar la presencia de materiales volátiles bajo la superficie del planeta, probablemente agua helada.

Los expertos creen que los impactos que crearon estos cráteres habrían arrancado y fundido el hielo del subsuelo, mezclándose con los materiales de su entorno para formar una especie de ‘barro’ que se desparramó sobre la superficie que los rodea. Los científicos piensan que estas estructuras podrían indicar la existencia de agua helada bajo la superficie de Marte, a una profundidad de varios cientos de metros.

Las imágenes enviadas por la sonda, así como el estudio realizado sobre el terreno, revelan que el cráter Hadley continuó recibiendo impactos de cometas y asteroides después de su formación y posterior relleno con lava y sedimentos, que provocaron la aparición de nuevos cráteres menores en el interior de este y la formación del sistema de crestas sinuosas surcando la base del cráter principal.

Varios de los impactos que presumiblemente indican la presencia de agua en el planeta rojo habrían arrancado y fundido trozos de hielo del subsuelo mezclándose con los materiales de su entorno y formando una especie de barro que se desparramó por los alrededores.

Otro dato llamativo es la diferencia de profundidad entre el lado sur (izquierda) del cráter y la zona norte del cráter, siendo esta última más profunda que la primera. Este fenómeno podría deberse a un proceso de erosión conocido como “remoción de masa” que consiste en el desplazamiento de material de la parte superior de la ladera hacia abajo por efecto de la gravedad desencadenado por una serie de fenómenos como terremotos, la gelifracción, la erosión de la base de la ladera o bien la hidratación de los materiales que la componen.

La imágen, tomada el 9 de abril de 2012 por la Cámara Estéreo de Alta Resolución (HRSC) de la sonda, muestra una vista aérea del cráter de Hadley situado en la región al oeste del Valle Al-Qahira, en la zona de transición entre las antiguas tierras altas del sur y las tierras bajas del norte de Marte.

Los descubrimientos de la sonda Mars Express se produjeron al retomar el estudio del cráter tras colaborar en el aterrizaje del laboratorio rodante de la NASA, el Curiosity, el pasado mes de abril.

http://www.europapress.es/

Miami: Reynaldo Miravalles: Dondequiera que viva, Cuba es mi patria

El rodaje en La Habana de “Esther en alguna parte” dirigida por Gerardo Chijona y coproducida por el ICAIC e Ibermedia, devolvió al cine de la Isla al primer actor Reynaldo Miravalles. Foto: Página web de la película

Por Carlos Eduardo Maristany Castro*

“Nada de política”. Esta fue la única e inobjetable condición del actor para conceder la entrevista. Luego, como para recordar las reglas del juego, Reynaldo Miravalles escaneó con impresionante mirada a su entrevistador, para después romper el hielo con una típica frase beisbolera: “Tira pa’cá, que yo bateo la que me parezca bien”. Altísimo, sencillo y jovial, Miravalles recibió al visitante como con una actitud propia de Hemingway: con los pies absolutamente descalzos, en contacto directo con el piso. Entonces sobrevino, en hora buena, aquello que los cubanos llamamos una conversación “a piernas sueltas”.

-Muchas personas piensan que su última incursión en el cine cubano, antes de salir del país, fue en Alicia en el pueblo de Maravillas (1991). Sin embargo,a esta cinta le siguieron Mascaró (1992) y Quiéreme y verás (1993).¿Qué siente al volver a filmar aquí tras 19 años de ausencia laboral?

-No he hecho en 19 años películas en Cuba porque no vivo en Cuba. Vivo en otro país. Amo a Cuba, pero vivo en otro país, por necesidad que tengo, y porque tengo otra forma de vivir.

Esta película me ha brindado un argumento que a mí me parece que es muy bueno, extraordinario. Y he aceptado, el ar-gu-men-to -enfatiza-. Cuando te digo el argumento, te lo estoy diciendo todo. ¿Ya? Es un placer para mí y un placer para los que trabajan aquí. Cuando yo me encuentro con mis compañeros es como si antes me hubiese encontrado con ellos antier o ayer, porque jamás he tenido conflicto con nadie. ¡Ja-más! -subraya.

Tengo aquí en Cuba un crédito, y como tengo ese crédito, si hubiera vivido en este país, ¡que es mi patria -vuelve a enfatizar-!, y no hubiera vivido en otro país, que no es mi patria, es… facilidad que me ofrecen por razones de familia, hubiera hecho muchas más películas. Ahora hay una facilidad para que se pueda hacer, como me lo han hecho a mí ahora, invitarme a que yo haga una película. Y tengo la satisfacción de hacer esa película, porque es muy buena, el argumento está muy bien escrito, el resto de los actores son buenos todos, y se hace una buena película que favorece al cine de este país.

-Usted tuvo una participación destacada en varias obras importantes del cine revolucionario cubano, comoHistorias de la Revolución (1960), El joven rebelde (1961), Las 12 sillas (1962), El hombre de Maisinicú (1973),Los sobrevivientes (1978)… ¿Cómo fue su acercamiento a los conflictos de sus respectivos personajes en estos filmes?

-Tú fabricas la compostura de esos personajes, que están escritos, y van trayendo una composición de la vida: es un tipo de esta forma, o de otra. El autor me lo va facilitando, y yo lo convierto en persona real. Poco a poco voy viendo que ese tipo tiene un comportamiento que a lo mejor yo, como ser humano, no lo tengo. Pero lo conozco, lo he visto, lo siento y lo incorporo a mí como si fuera un abrigo. Y así se hacen las películas.

-Estos han sido años de escasas apariciones en el cine…

-Si tú no vives en tu país, no hay un estilo de producción para que te seleccionen. Para esta película, no hay mucha gente que tenga la edad que tiene que salir en ella. Los viejos trabajan en el cine porque abren la puerta y solo dicen: “el señor no está”, y cierran la puerta. Los argumentos para viejos no existen en el cine. No para mí, que tengo ya muchos años y ahorita voy a tener un siglo. Actores famosísimos del cine americano no ponen la cara ahora en el cine. Lo que ponen es dinero para que hagan las películas, pero sus caras no se ponen más. ¡Já, já, já! Y además, para hacer una película, el argumento tiene que estar bueno. Si me ofrecen una película que no esté bien el argumento… ni aquí, ni allá. No la hago tranquilamente. Aquí, no quiero especificar, me han ofrecido películas. Pero las películas que no me interesen, no las hago, porque me parece que es perder prestigio.

Chijona encontró a un actor que tiene la edad que necesita tener el personaje de esta película, y me invitó a que yo viniera a Cuba. Lo primero que yo le dije es: me tienes que dar el guión, para yo saber si el guión me conviene. No la economía -aclara-, sino el guión. Entonces me dieron dos guiones que eran demasiado amplios, y les dije que no. Después me trajeron otra versión. A mí me pareció que era una cosa agradable, y acepté venir a hacerla. Antes de esta ocasión, ya había venido varias veces a ver a mi familia. Aquí nunca he tenido el menor conflicto.

-Hábleme de las cosas curiosas que le suceden por las calles durante sus visitas a La Habana.

-Mira, te voy a contar una cosa que es excesivamente poco común. Rolando Díaz me está haciendo un documental larguísimo, hablando yo toda la bobería que he hecho. Entonces nos dio a la familia 5 papeletas para que fuéramos al Teatro Carlos Marx a ver el fabuloso espectáculo “Amigas”, de Lizt Alfonso. Ok. Entonces me dijo: “Siéntate ahí. Vamos a esperar a que la gente salga un poco”. Cuando empezaron a salir él comenzó a hacerme fotografías. Al inicio, la gente no sabía quién era el que estaban fotografiando. Pero según fue saliendo, el público me fue conociendo. Y se empezó a hacer un escándalo emotivo. La gente cogía a sus niños para que me abrazaran. Y había una señora gruesa que me vio y me dijo: ¡Miravalles, tú estás vivo! ¡Já, já, já! Y yo le dije: “vieja, como no voy a estar vivo”. ¡Já, já, já! Y empecé a salir del teatro, y montones de personas gritándome, saludándome, dándome la mano, por la emoción de verme.

Yo nací en El Callejón del Chorro, en la Plaza de la Catedral. Ahí viví hasta los 3 o 4 años. Yo fui a decirle a la gente que yo había nacido ahí. Y se me aparecieron más de 60 personas a preguntarme, a hacer chistes conmigo. Yo hice chistes con ellos. Este país me recuerda. Simplemente me siento un hombre feliz porque el trabajo que yo hice la gente lo reconoce, y la amistad que la gente me brinda me alegra. Y no ha sido una sola vez. Me aplauden con afecto. Cada vez que vengo aquí soy feliz. Esta es mi patria. Dondequiera que viva, esta es mi patria.

-A los 89 años, debió ser un reto para usted interpretar este importante rol en Esther

-El que hizo el guión es muy astuto. Molina (intérprete de la contraparte del rol de Miravalles) es un hombre joven. Y cuando Molina era más joven yo cogía una biblia y me aprendía 15 páginas. Ahora me cuesta más trabajo una página. Entonces el diálogo mío en esta película no es un discurso, sino algo más corto. De lo contrario no podría haberlo hecho, porque mi cabeza ya no está tan bien. Este es un diálogo conversacional que se aprende mucho más fácil. ¿Pero retos? Yo no tengo retos. Lo que tengo que ver es que el guión esté bien escrito, que la historia sea interesante, que el director sea bueno, que el fotógrafo sea bueno, que los compañeros que trabajen sean intelectuales y brillantes actrices y actores. Con eso yo hago mi trabajo.

-Prestigiosas figuras de las artes escénicas cubanas, que completaron el elenco de Esther…, han declarado sentirse complacidas de compartir créditos con usted en este filme.

-Eso sí. Son todos amigos míos. Sentí el mismo afecto de cuando vivía aquí. Yo no tengo conflictos con nadie.

-Durante el rodaje del filme, Chijona expresaba constantemente que junto a ud sentía que estaba trabajando con su papá, que también fue muy longevo. ¿Llegó usted a sentir esto?

-Claro. Yo tengo edad para ser su papá. Pero yo, cuando estoy trabajando, no creo en la edad, ni en la de él ni en la mía. ¡Já, já! Solo en la edad del personaje que estoy haciendo. ¿Eh? Chijona es una persona muy estudiosa. Es muy amable. Sabe lo que quiere. Y lo que quiere está correcto. Por eso lo he seguido.

-¿Qué espera de Esther en alguna parte?

-Espero que la película sea exitosa. Pero quien tiene que decirlo es el público. O sea, si no lo cree así el público, nos vamos a ir de cabeza… por emoción más que otra cosa -aclara-. ¡Coño, nos salió mal este pastel! Claro, este es un argumento que es interesante. Pero todo el mundo que va al cine no va a ver argumentos interesantes. Va a ver cine, a lo mejor, entretenido, y dice: “¿qué coño hacen estos par de viejos aquí?” ¡Já, já! Y tienen su razón. Podemos tener éxito o no. Pero estamos viendo una película que tiene valores buenos. Vamos a ver cómo salimos.

-¿Interpretar un papel con su edad podría ser un récord Guinnes?

-Es récord Guinnes. No lo comprobé. Pero no conozco a ningún actor que con 89 años haya hecho una película como protagonista.

-¿Seguirá actuando Reynaldo Miravalles?

-No es fácil. El cine para los viejos, ya te lo he dicho, no existe. Y si sale un viejo, sale un cachito. No se escribe la historia de los viejos, sino la de los jóvenes, en casi todas las películas. Si me lo ofrecen… La oportunidad, para mi criterio, es muy difícil que aparezca. Yo voy a cumplir noventa años -subraya-.

-Muchos artistas son recordados por obras que ellos no consideran como las mejores dentro de su trayectoria. En su caso, es evidente que los personajes por los que más lo recuerdan son el guajiro Melesio, muy popular en la Televisión Cubana, y el Cheíto León del filme El hombre de Maisinicú. Está usted en la situación descrita o se puede decir que en su caso coincide el gusto popular con su gusto personal.

-Todos los personajes que hago, son hijos míos. Y el amor hacia ellos es tan valioso en un lugar como en otro. El público es el que escoge los personajes y las historias. Están estos, pero hay otros que no tienen la calidad… o sí la calidad, pero no el caudal de estos. Pero también son buenos, y se ven con agrado. No todo tiene que ser exitosísimo. Yo creo que estos están buenos y otros también. Está el de Las 12 sillas, y otros. Cada uno tiene su razón de ser, su valor. Hay algunos más populares. En Miami voy en mi carro o a pie y la gente me grita: ¡Melesio! ¡Todos los días! Son muchos los cubanos que se han ido de aquí hacia Miami y han visto eso.

-¿Qué siente al saber que muchos cubanos que viven en Cuba, y también muchos que viven fuera, lo consideran, merecidamente, como uno de los mejores actores cubanos de todos los tiempos?

-No creo que yo sea mejor que nadie. Lo que he tenido más suerte a lo mejor que algunos. He podido conseguir historia y trabajar en películas con directores que tienen más conocimiento, que a lo mejor otros. Pero hay otros que tienen las virtudes que pueda tener yo. Esas son facultades que me han brindado.

-Háblenos de la familia que tiene en Cuba, que funciona además como una especie de oficina de trabajo aquí.

-Ellos me quieren como una parte más de la familia. Como si fuera albañil, como si… lo que yo fuera. Nadie es tan virtuoso aquí. Aquí la gente es tranquila. Aquí están mis dos hijas, mis nietos y bisnietos. Tengo una tonga de familia. En EEUU tengo un hijo y una nieta. Nietos tengo aquí un… no paran de… ¡la magua! ¡Já, já!

-¿Qué nos puede decir de Nena, una persona muy pendiente de usted y que, precisamente, nos ha atendido con mucha amabilidad durante la entrevista, aun sin estar del todo bien de salud?

-Nena es mi esposa. Llevamos casados 50 años. Nos llevamos bien. Con nuestros conflictos, pero somos esposos y amigos. Ella es totalmente indispensable en mi vida.

-Además de actuar, ¿qué otras cosas disfruta hacer?

-Cuando no tengo que trabajar como actor, hago cualquier otra tontería fabricada a mano. He hecho collares. Esa lámpara la hice yo. Muchas cosas de ese tipo. Las hago, por deleite. He hecho collares como loco. Pero, ¡cantidad! A ti no te regalo uno porque no te los vas a poder poner. Son de mujer, oíste. ¡Já, já, já!

-Su vinculación con el arte no comenzó por la actuación, sino por la pintura. ¿Por qué no le dio continuidad a esa inquietud?

-Porque no se podía. Yo era jovencito y me gustaba mucho dibujar. Y cuando tenía 17 años me matriculé en la escuela de pintura, en Reina y Gervasio, y estudié allí los dos primeros años por la noche. Cuando hubo que estudiar los dos años siguientes, que era en Dragones, tenía que ser por el día. Y por el día yo tenía que vender cositas, lo que hubiera, pa’ poder vivir, ayudar a mi mamá. Y no pude seguir estudiando. Conseguí un poquito de dinero, ciento y pico de pesos, con un compañero, y entre los dos compramos un cafecito que no tenía nada adentro, por allá por San Rafael. Empezamos a vender leche, poquito a poquito.

Al año de estar allí, había un muchacho que hacía radio en Cadena Azul, pero dos o tres líneas, y por eso le daban una monedita. Yo le regalaba café con leche, porque él no tenía dinero. Un día le pregunté qué hacía y me dijo: “¡yo soy artista!” Yo le dije: “¡coño, que bonito eso! ¿Tú sabes que a mí me gustaría?” A mí me gustaba todo lo que fuera arte. Entonces otro tipo armó un grupo y él me dijo: “¿tú quieres ir?”. Yo le dije: “¡me gustaría?”. Me dieron un papel, con bocadillos, e hice tres programas que salieron al aire. No duraron más. Pero ya yo había hecho tres. Y me dije: “¡coño, yo quisiera ser actor, chico!”.

Había una actriz famosa de radio, Enriqueta Sierra, que daba clases. No a mucha gente, pero ella me aceptó. A mí y a una muchacha. Pero a los 20 o 25 días se enfermó un poco y nos dijo que ya no podía dar sus clases. Me puse muy triste pero ella me mandó a otra señora que tenía un grupo de actores que hacían radio. Empecé a trabajar allí, en Cadena Azul, allá en Prado. No me pagaban nada. ¡Nada, nada! Yo hacía dos programas todos los días. Ahí iba aprendiendo. Tuve que vender el café. Vivía en Prado, en un cuarto de tres pesos. Se me acabó el dinero. ¡Se me acabó todo! ¡No trabajaba en nada! Empecé a ir a la emisora y sentarme ahí desde las 7 de la mañana hasta las 8 de la noche. A oír. A aprender. Todos los días. A coger de todo el mundo. Y así fui aprendiendo poquito a poquito, poquito a poquito, hasta que fui evolucionando. Después de eso vino esto.

Siempre era, mi voluntad de aprender, que es lo más importante. Si tú quieres ser profesional de algo tienes que fajarte con todo, para poder llegar. Yo parto de cero, hasta alguna celebridad que he conseguido después de los años. Yo se lo recomiendo a los jóvenes. Los que quieran… no sean orgullosos, no sean ellos más intelectuales que nadie. A lo mejor al principio no te darán mucho dinero, pero poco a poco irás subiendo. Yo he vivido después de esto. Y continúo siempre y cuando… ya yo leo esto, lo hago si me interesa, y si no lo devuelvo. Antes no devolvía nada. Nada. Nada. Pero fui aprendiendo. Fui buscando.

-Me gustaría hacerle una pregunta bastante común: ¿cómo le gustaría ser recordado cuando no exista?

-Como quieran. Que digan lo que consideran que me han visto a mí. Pero más nada. Eso no tiene… Después que me muera, ¡se acabó la ola! ¡Já, já, já, já! ¡Já, já, já!

*Carlos Eduardo Maristany Castro (La Habana, 1984). Graduado en la Facultad de Comunicación, Universidad de La Habana, ha cursado también estudios profesionales de actuación y realización cinematográfica. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), ha recibido varios premios nacionales de periodismo. Pertenece a la Asociación Hermanos Saíz (AHS), que nuclea a los jóvenes artistas cubanos. Dirige además diferentes géneros audiovisuales.

(Tomado de CubanArtNews)

Descubren masivas floraciones de fitoplancton bajo el hielo Ártico

Mediante el uso de tecnologías ópticas, científicos de la NASA han descubierto que el adelgazamiento del hielo ártico está permitiendo que la luz del sol llegue a las aguas bajo el hielo del mar, facilitando masivas floraciones de fitoplancton. Se estima que la producción de fitoplancton en el hielo en algunas partes del Ártico podría ser hasta 10 veces más alta que en el océano abierto cercano. Este rápido crecimiento del fitoplancton consume grandes cantidades de dióxido de carbono y puede causar alteraciones en la cadena alimentaria de las diferentes especies y tener implicaciones en el ciclo global del carbono y en el equilibrio energético marino.

Un equipo de científicos ha hecho un descubrimiento biológico en las aguas del Océano Ártico, tan sorprendente como encontrar un bosque en medio de un desierto, informa la NASA en un comunicado. Una expedición patrocinada por la NASA ha perforado a través de un metro de espesor del hielo marino para encontrar aguas más ricas en plantas marinas microscópicas –esenciales para toda la vida del mar– que cualquier otra región del océano en la Tierra.

El hallazgo revela una nueva consecuencia del calentamiento del clima del Ártico y proporciona una clave importante para comprender los impactos del cambio climático y el medio ambiente en el Océano Ártico y su ecología. El descubrimiento fue hecho durante una expedición oceanográfica de la NASA en los veranos de 2010 y 2011.

La expedición, llamada ICESCAPE, o Impactos del Cambio Climático sobre los Ecosistemas y Química del Medio Ambiente Ártico del Pacífico, exploró las aguas del Ártico en los mares de Beaufort y Chukchi a lo largo de las costas oeste y el norte de Alaska a bordo de un rompehielos de la Guardia Costera de los EE.UU. Mediante el uso de tecnologías ópticas, los científicos examinaron los efectos de la variabilidad ambiental y el cambio en la biología marina, la ecología y biogeoquímica del Ártico.

“Parte de la misión de la NASA es pionera en el descubrimiento científico y esto es como la búsqueda de la selva amazónica en medio del desierto de Mojave”, dijo Paula Bontempi, biología de la NASA y director del programa de biogeoquímica marina en Washington.

Cadena alimentaria marina

Las plantas microscópicas llamadas fitoplancton son la base de la cadena alimentaria marina. El fitoplancton se cree que crece en el océano Ártico sólo después de que el hielo del mar se
retiraba en verano. Los científicos ahora creen que el adelgazamiento del hielo ártico está permitiendo que la luz del sol llegue a las aguas bajo el hielo del mar facilitando auténticas floraciones de fitoplancton. Los hallazgos han sido publicados en el último número de la revista Science.

“Si alguien me hubiera preguntado antes de la expedición que bajo el hielo se verían floraciones, yo les habría dicho que era imposible”, dijo Kevin Arrigo de la Universidad de Stanford en Stanford, líder de la misión ICESCAPE y autor principal de la nuevo estudio. “Este descubrimiento fue una completa sorpresa”.

Los investigadores observaron floraciones bajo el hielo que se extendían desde el borde del hielo marino a más de cien kilómetros en la bolsa de hielo. Datos oceánicos revelaron que estas floraciones se habían desarrollado bajo el hielo y no se habían desviado allí desde aguas abiertas, donde las concentraciones de fitoplancton pueden ser altas.

El fitoplancton bajo el hielo es sumamente activo, doblándose en número más de una vez al día. En aguas abiertas crece a un ritmo mucho más lento, duplicándose en dos o tres días. Estas tasas de crecimiento están entre el más alto jamás medido en las aguas polares. Los investigadores estiman que la producción de fitoplancton en el hielo en algunas partes del Ártico podría ser hasta 10 veces más alta que en el océano abierto cercano.

Este rápido crecimiento del fitoplancton consume grandes cantidades de dióxido de carbono. El estudio concluye que los científicos tendrán que reconsiderar la cantidad de dióxido de carbono que entra en el Océano Ártico a través de su actividad biológica si las floraciones se demuestran comunes.

“En este momento no sabemos si estos florecimientos de fitoplancton ricos han estado ocurriendo en el Ártico durante mucho tiempo porque simplemente no se han observado antes”, dijo Arrigo. “Estos fenómenos podrían extenderse en el futuro, sin embargo, si la cubierta de hielo marino del Ártico continúa adelgazando”.

Hasta ahora, los investigadores pensaban que en el Océano Ártico, el hielo del mar bloqueaba la mayoría de la luz solar necesaria para el crecimiento del fitoplancton. Pero en las últimas décadas el hielo más joven y delgado ha sustituido gran parte de los hielos más antiguos y más gruesos del Ártico. Este hielo joven es casi plano y las lagunas que se forman cuando la capa de nieve se derrite en el verano se extienden mucho más que las zonas de hielo rugoso mayor.

Estos estanques de fusión grandes pero poco profundos actúan como ventanas hacia el océano, dejando que grandes cantidades de luz solar pase a través del hielo para llegar al agua profunda, dijo Donald Perovich, geofísico del Ejército de EE.UU. y de Laboratorio de Ingeniería en Hanover, New Hampshire, que estudió las propiedades ópticas de los hielos durante la expedición ICESCAPE.

Implicaciones ambientales

El descubrimiento de estas floraciones desconocidas bajo el hielo tiene más implicaciones para el más amplio ecosistema del Ártico, incluidas las especies migratorias como las ballenas y las aves. El fitoplancton alimenta a los peces más pequeños del océano, los cuales a su vez alimentan a peces más grandes y a los animales del océano. Un cambio en los tiempos de la floración oceánica puede causar alteraciones en la cadena alimentaria de las diferentes especies y tener implicaciones asimismo en el ciclo global del carbono y en el equilibrio de la energía de los océanos. “Este descubrimiento sipone que tenemos que revisar nuestra comprensión de la ecología del Ártico y el papel de esta región en el sistema planetario global”, dijo Paula Bontempi.

http://www.tendencias21.net/

A %d blogueros les gusta esto: