El gobierno de derecha de Rajoy no tuvo “luna de miel”

Huelga general en España: la policía detiene el avance de manifestantes en Barcelona. Foto: Manu Fernández, AP

Se considera que los nuevos gobiernos tienen una “luna de miel” de 100 días con la sociedad que los eligió. El derechoso gabinete español de Mariano Rajoy tuvo la primera huelga general a los 97 días.

EMILIO MARÍN

Puesto a la defensiva por la medida convocada por las dos principales centrales sindicales (Unión General de Trabajadores, UGT, socialista; y Comisiones Obreras, CC.OO., de izquierda), el gobierno de Rajoy apenas pudo discutir algunos porcentajes de la huelga general del 29 de marzo.

Según la subjetiva estadística gubernamental, “sólo” 800.000 trabajadores se movilizaron en las más de cien marchas realizadas ese día. A los efectos del contraste, las autoridades del Partido “Popular” dijeron que esa cifra les parecía muy modesta comparada con los 5.2 millones de españoles que están desocupados. Ese cotejo luce como oportunista, porque esa millonada de personas sin trabajo es el resultado de la desastrosa administración del Partido “Socialista” bajo José Luis Rodríguez Zapatero, pero también de los gobiernos anteriores del PP, de José M. Aznar con Rajoy como ministro.

Las dos entidades convocantes contrastaron a Rajoy con su propio balance de la jornada. Según los sindicalistas, 900.000 personas marcharon en Madrid, otras 800.000 en Barcelona y muchas más en las 111 ciudades donde se criticó el ajuste.

Según el oficialismo, la huelga casi no se hizo sentir en las administraciones públicas municipales, provinciales y a nivel nacional. El nivel de acatamiento general habría sido bajo, para esa óptica; menor a las medidas anteriores.

La polémica sobre el número de huelguistas y efectividad del paro suele darse siempre; unos negando y otros aumentando los índices. El choque de opiniones se reiteró en la Península. Ignacio Fernández Toxo (secretario general de CC.OO.) y Cándido Méndez (ídem de UGT) coincidieron en que el paro había sido acatado por aproximadamente el 80 por ciento de sus afiliados. Ya se consignó que las diferencias también fueron muy abultadas en cuanto al cálculo del número de manifestantes.

Durante la campaña que desembocó en el comicio del 20 de noviembre de 2011, Rajoy embozó tanto como pudo su plan de ajuste. Una vez electo blanqueó una receta recesiva, privatizadora y sobre todo de recorte del gasto público, que posteriormente fue aún más draconiana, sometido como estuvo a los tironeos del resto de sus colegas de la Unión Europea.

Por ejemplo, el déficit fiscal, que en 2011 fue del 8,5 por ciento del Producto Bruto Interno, debía bajar para llegar a un 4 o 4.5 por ciento, según la UE con sede en Bruselas. Rajoy, que es loco pero no come vidrio, negoció con “Merkozy” (Merkel y Sarkozy) para que le permitieran flexibilizar algo ese ajuste explosivo. Y así se acordó que el bisturí se hundiría en el gasto público hasta dejarlo en 5.3 por ciento para el año en curso.

Sin embargo esa diferencia “benéfica” no es sustancial, a estar por la brutalidad del cambio en la legislación laboral, que es lo que provocó la huelga general del jueves. El paquete disminuye el costo del despido “normal” de empleados, para beneficio patronal, pero más grave aún, para incentivar las cesantías antes que la incorporación de patronal. Además, copiándose de la legislación argentina de “concurso preventivo de crisis”, las empresas españolas también pagarán menos estos despidos “anormales” de su plantilla.

El peor de todos

Por caso, el gobierno del PP dispuso rebajar de 45 a 33 días por año trabajado la indemnización por despido.

Hasta hace poco el modelo español era presentado ante propios y extraños como un ejemplo internacional. Con esa aura fue facilitado su ingreso a la Unión Europea, que era como jugar fútbol en la Liga de primera del Viejo Continente.

Ese ejemplo se vino abajo con estruendo en 2007, como antes habían capotado otros fetiches de la propaganda capitalista, tales como Japón primero y los “Tigres asiáticos” más tarde. Posteriormente, en 2001, fue el turno de la Argentina menemista, que antes había sido puesta en el podio de la Asamblea anual del FMI-Banco Mundial junto a los Estados Unidos de Bill Clinton.

Ahora se hizo añicos el supuesto modelo español, más o menos en simultáneo con su vecino Portugal. Antes había sucumbido Irlanda, a quien también habían vendido como la octava maravilla del mundo.

En este momento España ostenta el triste récord de un 23 por ciento de desempleo (que entre los jóvenes asciende al 45 por ciento), unos 5.2 millones de personas de carne y hueso. El gobierno del PP ha admitido que con su programa de ajuste este universo aumentará porque más de 600.000 españoles perderán su puesto en 2012.

Esas noticias ominosas sobre el futuro de la economía peninsular tuvieron una fuerte influencia en la suerte de la huelga general. Por una parte pueden haber intimidado a una parte de los asalariados, que se quedaron en su oficina o taller temeroso de perder su empleo. Pero por otra parte deben haber disipado las dudas que tenían millones de trabajadores sobre la gravedad de la política de la flamante administración. Y, concientes de la inminencia de semejante ataque a las condiciones y conquistas laborales, estos asalariados se lanzaron a la calle, junto a sus hermanos ya desempleados, dándole carnadura a las protestas del 29 de marzo.

En ciudades como Barcelona hubo fuertes enfrentamientos entre los huelguistas y la policía. Esto, sumado a otros incidentes, dejó un saldo de 104 heridos y 176 detenidos, según el conteo del ministerio del Interior. Madrid, Barcelona y Valencia tuvieron las marchas más numerosas y combativas, igual que en ciudades del País Vasco, donde fueron muy importantes y organizadas por la central vasca LAB y otras como ELA. El dato a subrayar es que en Euskadi hay casi el doble de afiliación sindical que en el resto de España. Los vascos son en ese aspecto la vanguardia sindical.

Este fue el octavo paro luego de la restauración de la democracia, superado el largo período de franco-fascismo. Y es el primero que abofetea el rostro de Rajoy. Nadie cree que sea el último.

Es que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ratificó que “la agenda reformista del gobierno es imparable”. Queda claro que este gobierno de derechas es el peor de todos y marcha como un tren a toda máquina a chocar contra la multitud. ¿Y si antes descarrila? Le convendría repasar la historia argentina para saber cómo le fue a un tal Fernando de la Rúa en diciembre de 2001. A ver si ellos también se tienen que ir en helicóptero para huir de multitudes indignadas…

Crece la indignación

Hablando de indignados, los jóvenes españoles comenzaron el 15 de mayo del año pasado un movimiento de protesta contra la crisis capitalista. Se los conoció como “los indignados”. Su actitud fue apoyada por movimientos sociales de otros países europeos y el resto del mundo; incluso repercutió en el centro financiero del imperio, con el movimiento “Occupy Wall Street”.

Contra estas protestas fue empleada una solución mixta, mezcla de violencia policial y demonización mediática, por parte de los gobiernos acusados de olvidar al 99 por ciento de sus poblaciones en beneficio del 1 por ciento de banqueros.

Por falta de mayor conciencia política y organizativa, sin conducciones políticas con dosis se más experiencia, esos movimientos han tenido altibajos, como ocurre siempre. Pero no han desaparecido y fueron una suerte de “chispa”, como antes los movimientos estudiantiles, que prendieron el fuego de la protesta social, o la anticiparon.

Ahora en España están tomando la posta los trabajadores (en Grecia la tuvieron desde el primer momento), por lo que los gobernantes como Rajoy no tienen nada que festejar. Con los asalariados les resultará mucho más difícil ganar la pulseada: son más, están más organizados, tienen otra conciencia política o al menos gremial-reivindicativa, a la policía no les resulta tan fácil llevarlos por delante, etc.

Y sobre todo, ese movimiento obrero en España tiene poder para incidir en forma directa en la economía. Se lo vio el jueves 29, cuando impactó muchísimo en la actividad fabril con un paro total en las automotrices y otras fábricas. Salió menos de la mitad de los vuelos programados. Los transportes apenas tuvieron un 30 por ciento de funcionamiento, el piso legal exigido por el sistema de guardias mínimas.

Luego de asestar un tremendo gancho a la mandíbula de Rajoy, los secretarios de UGT y CC.OO. le dieron hasta el 1 de mayo próximo el lapso para que recapacite, negocie y retire los aspectos más antiobreros de su ley. De lo contrario, aclararon, “habrá un conflicto social creciente”.

Los gobernantes españoles no aprenden que las huelgas obreras suelen ser luces rojas de alarma que se prenden en su tablero antes del colapso. En 2002 hubo un paro que preanunció el fracaso de Aznar en los comicios del año siguiente. En septiembre de 2010 hubo otra huelga general contra Rodríguez Zapatero, que perdería las elecciones de noviembre del año siguiente. ¿Tu también Mariano?

http://www.laarena.com.ar/opinion-el_gobierno_de_derecha_de_rajoy_no_tuvo__luna_de_miel_-72875-111.html

Arrestan a activistas de OWS en Nueva York

La Policía de Nueva York continúa demostrando su agresión contra los manifestantes del movimiento Ocupa Wall Street. Así, los agentes de la ciudad destruyeron las recién instaladas carpas de los activistas en Zuccotti Park, rebautizado ya como la Plaza de la Libertad, y arrestaron a más de 20 personas.

La Policía y los protestantes de Ocupa Wall Street se enfrentaron en Nueva York cuando los activistas intentaron reocupar el parque Zuccotti, donde nació su movimiento.

La acción provocó una ola de indignación entre los activistas y fue calificada de “violación de los derechos democráticos”.

“Es una contradicción, es una hipocresía que en EE.UU. las corporaciones y el gobierno contengan a las manifestaciones en su propio país cuando estamos pidiendo democracia estamos pidiendo trabajos <…> En mi opinión, es una violación de derechos democráticos de nuestro movimiento”, dijo a RT el analista y activista Carlos Montes.

Un desfile de protesta, que empezó la tarde de este sábado, aumentó considerablemente tras llegar nuevos participantes y muchos declararon su intención de quedarse en la plaza por la noche. Poco antes de la medianoche, los manifestantes erigieron unas carpas improvisadas de cartón y lona, violando así la norma que impide refugiarse en el parque.

La Policía desencadenó entonces una agresión brutal, arrestando gente y creando caos entre la muchedumbre.

A los representantes de la prensa se les impidió entrar en la plaza “por razones de seguridad”. Se informa de que algunos manifestantes están instalando presuntamente barricadas en el sur del parque para defenderse de los agentes.

La protesta de este sábado había sido organizada con motivo del medio año de existencia de este movimiento que lucha contra la injusticia política y social en EE. UU.

Los activistas del movimiento afirman que la tregua de invierno y los meses sin protestas callejeras en EE. UU. fueron “para trabajar con las comunidades locales a fin de crear y expandir una red de relaciones”.

Demostrando que no se dan por vencidos ante la polémica iniciativa federal HR 347 que penaliza las protestas, los activistas de Ocupa Wall Street declaran que tienen planes grandiosos para los próximos meses: en su página web el movimiento exhorta a sus partidarios a celebrar el próximo 1 de mayo con una huelga general y una serie de manifestaciones y marchas.

Tomado de : http://actualidad.rt.com/actualidad/ee_uu/issue_37626.html

EEUU: Miles de indignados bloquean el puerto estadounidense de Oakland

La manifestación ha obligado a parar las operaciones. / ROBERT GALBRAITH (REUTERS)

Miles de personas acudieron ayer a la “huelga general” convocada por los acampados y simpatizantes de Occupy Oakland, el brazo fuerte del movimiento en la costa oeste de EE UU, que en las últimas horas ha ocupado el puerto de la ciudad (el quinto más importante del país). La ciudad al otro lado de la bahía de San Francisco es uno de los puntos más “rojos” del país y ha acogido con ganas este movimiento. Desde que el pasado 10 de octubre los primeros indignados plantaran sus tiendas frente al ayuntamiento de Oakland, la acampada ha seguido creciendo. “La experiencia del movimiento en Nueva York nos ha inspirado una forma de expresión, pero el sentimiento que nos une ya estaba aquí”, dice Laura Long, de 28 años, miembro de la comisión de comunicación de los acampados y empleada de una consultora de medioambiente. El sentimiento al que se refiere es la sensación de que la política se ha entregado a los poderes económicos y ha dejado de lado al 99% de la población que no es rico, de ahí el lema que con más fuerza ha prendido de este lado del Atlántico: “somos el 99%”.

La violenta intervención policial del pasado 25 de octubre, cuando como ya ha pasado en otras ciudades la alcaldesa Jean Quan ordenó levantar la acampada por motivos de higiene, le ha dado fuerza al movimiento. Miles de personas han visto el vídeo (http://www.youtube.com/watch?v=zEj_4fqDbnM) en el que se aprecia cómo el joven veterano de la guerra de Irak Scott Olsen (24 años) es golpeado en la cabeza por una lata de espray de gases lacrimógenos y por proyectiles de goma. Olsen queda tumbado en el suelo y en el vídeo también se ve cómo la policía sigue disparando proyectiles a quienes acuden en su ayuda. El marine está en estado grave, con el cráneo fracturado. El incidente ha supuesto un fuerte varapalo para Quan, y en general los políticos de San Francisco (que están en plena campaña, la semana que viene hay elecciones locales) han lanzado numerosos guiños a los manifestantes. “Yo les apoyo”, decía ayer David Chiu, uno de los moderados que opta al ayuntamiento. “Han aumentado las desigualdades en este país y hay que escucharles”.

Además de Olsen, los acampados de Oakland tienen un segundo referente: Oscar Grant, el joven afroamericano fríamente asesinado por un policía en 2009 en el metro de la ciudad (vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=8Tmh9B8LVxM&feature=fvst ), y han rebautizado la plaza del ayuntamiento Oscar Grant Plaza. Ayer, antes de que los manifestantes ocuparan el puerto, esta plaza era un jolgorio de gente de todas las razas y sensibilidades que acudieron a esta suerte de huelga general, un modo de protesta con contenido simbólico, pues Oakland acogió la última gran huelga general de EE UU, en 1946. Muchas tiendas de la zona estaban ayer cerradas y con los siguientes carteles: “Estamos cerrados por la huelga general convocada por Occupy Oakland” (unos 40 de un total de 325 trabajadores del puerto no fueron ayer a trabajar, así como 300 de los 2.000 profesores de la zona, según The New York Times). El lema de la convocatoria, ‘Tax the rich’ (cobren impuestos a los ricos), se repetía en cientos de carteles.

Entre los asistentes había padres con sus hijos, parados, representantes de los universitarios (fuertemente endeudados para pagar sus estudios pero con dificultades para encontrar un trabajo que les permita saldar sus créditos), admiradores de los pantera negra (movimiento afroamericano que se fundó en Oakland), médicos con carteles a favor de un sistema de salud para todos, jóvenes con caretas de los activistas cibernéticos Anonymus o con pegatinas de apoyo a Bradley Manning (el soldado que permanece en la cárcel por filtrar documentos secretos a Wikileaks). Los acampados, que al igual que los españoles reciben comida gratis de los comercios de la zona, han tenido también muy buena acogida entre los amantes de la comida ecológica, y numerosas empresas de productos biológicos (como Farm to table o Food first) les han dado alimentos. También había un grupo de una cincuenta personas sentados formando un círculo y meditando en apoyo a la jornada de protesta, que también ha sido secundada con marchas solidarias en Nueva York, Philadelphia o Boston.

Como ha sucedido en España, los acampados de Oakland han decidido (tras consensuarlo en su correspondiente asamblea general) brindar su apoyo a las personas desahuciadas o a punto de serlo, aunque todavía tienen que concretar cómo piensan hacerlo (se calcula que una de cuatro personas va a perder su casa en la zona). Ayer, entre los manifestantes había decenas de afectados, como Michelle Donaghan, de 53 años y madre de un adolescente, que ya ha recibido la orden de desahucio: “Pero no pienso marcharme”, dice. “Mucha gente me apoya y si hace falta ocuparé mi casa”.

http://internacional.elpais.com/internacional/2011/11/03/actualidad/1320286169_396777.html

Muere en España preso en huelga de hambre… pero no era cubano

José Manzaneda, coordinador de Cubainformación.- El pasado 25 de julio de 2011 fallecía en Teruel (España) un preso que llevaba cinco meses en huelga de hambre, cuatro de ellos con alimentación forzada (1). El fallecido, Tohuami Hamdaoui, era un inmigrante marroquí de 41 años que denunciaba ser víctima de un error judicial tras ser condenado a 16 años por un delito de agresión sexual.

Video cuyo guión es este artículo

Participa en el debate sobre este video en You Tube e inserta tus comentarios

La noticia apenas ha sido reflejada por los grandes medios españoles, mientras para las grandes cadenas internacionales, ni ha existido.

Un tratamiento que contrasta radicalmente con el que los medios españoles dieron al fallecimiento, tras una huelga de hambre, del preso cubano Orlando Zapata, en febrero de 2010 (2). Su muerte ocupó, durante semanas, lugar destacado en noticieros de televisión y radio, y llenó páginas enteras de los grandes diarios. Provocó declaraciones amenazantes contra el Gobierno cubano por parte del presidente José Luis Rodríguez Zapatero (3), la condena del Parlamento europeo (4), nuevas iniciativas de sanciones económicas contra Cuba, e incluso la protesta de intelectuales y artistas españoles (5).

Recordemos que Orlando Zapata Tamayo era un preso común que cumplía condena en Cuba –entre otros delitos- por la agresión con machete a un ciudadano, y que una vez en la cárcel fue reconvertido en “preso de conciencia” por la llamada “disidencia” cubana aliada del Gobierno de EEUU (6). Apenas un año y medio después de su muerte, toda su familia ha sido acogida en Miami, y apoyada económicamente por las instituciones de EEUU (7). Un privilegio con el que no contará la familia del preso marroquí fallecido en España.

En el caso Zapata, los grandes medios españoles culpabilizaron desde el primer instante al Gobierno cubano, ofrecieron todo su espacio de opinión a la “disidencia” cubana y a los políticos de las grandes potencias, y rechazaron las informaciones procedentes de la prensa cubana por ser “versiones oficiales” (8). En el caso de la muerte de Tohuami Hamdaoui, han seguido justo el patrón contrario: han reservado el escaso espacio informativo de la noticia al respaldo de las versiones “oficiales” de las instituciones españolas, y ni el más mínimo a posibles voces críticas.

Por ejemplo, la agencia EFE citaba que “fuentes penitenciarias (…) han explicado que se ha hecho todo lo posible por salvar la vida del recluso” (9). Europa Press entrevistaba al Defensor del Pueblo de Aragón, que afirmaba que no se había cometido “ninguna falta en la protección de los derechos (del preso)”.

Los diarios del grupo Vocento cargaban contra el fallecido, ya que “desoyó todas las peticiones de Instituciones Penitenciarias para que cambiará de actitud” (10).

Los medios que han reflejado de esta manera tan oficial como escueta la muerte del citado ciudadano marroquí resaltan que se trata del primer preso común que muere en España por una huelga de hambre. Una información no del todo cierta, ya que en el año 2002 falleció en Cataluña otro preso tras una protesta similar (11). Además, categorizar al fallecido como “preso común” ha servido a estos medios para evitar la mención de antecedentes mucho más molestos para el régimen español por su carácter político, como las muertes, tras sendas huelgas de hambre en 1981 y 1990, de dos militantes del grupo armado Grapo (12).

Los medios españoles han reducido a la categoría de suceso local el fallecimiento por huelga de hambre de este preso inmigrante, que no contaba con ningun apoyo mediático o político. Tampoco han suscitado el interés de los medios españoles los cerca de 500 presos de California (EEUU) que han seguido en las últimas semanas una huelga de hambre en demanda de condiciones dignas de internamiento (13).

Mientras, cada una de las huelgas de hambre de “disidentes” cubanos, como Guillermo Fariñas, es cubierta sin ahorro de detalles, por estos mismos medios españoles (14). Y es que, como nos lo demuestran a diario, no todas las huelgas de hambre son iguales. Ni tampoco todas las muertes.

#España: Estudiantes y jóvenes españoles están pidiendo a los sindicatos que convoquen otra huelga

A %d blogueros les gusta esto: