Industriales juega hoy su primer partido en La Florida

industriales-beisbol-1El equipo capitalino de  Industriales jugará este viernes a las 7:00 pm su primer partido en la Florida, mientras, el segundo se realizará el sábado a las 4:00 pm en el terreno del Alonso High School, en Tampa.

Otro encuentro entre los industrialistas residentes en la Isla y Estados Unidos se celebrará el 31 de agosto en el estadio de Fort Lauderdale.

De acuerdo con un reporte del órgano oficial de la mafia anticubana en Miami, el diario El Nuevo Herald: “El choque en Fort Lauderdale se logró tras el fracaso de muchas gestiones, pues antes de que la Universidad Internacional de la Florida (FIU) se retractara de su compromiso inicial para prestar su parque de béisbol, se habían contactado otras instalaciones en Miami”.

Los organizadores del encuentro pasaron la semana pasada en conversaciones con la ciudad de Homestead para utilizar el complejo deportivo de esa zona, pero un litigio con sus actuales arrendatarios impidió el desarrollo del evento.

“Afortunadamente, en Fort Lauderdale encontramos mayor receptividad’’, indicó Alejandro Cantón, presidente de Somos Cuba, empresa que auspicia el viaje de los 10 veteranos. “Ellos [en esa ciudad] estaban preocupados porque el estadio no se usaba desde hacía mucho tiempo, pero todo está en condiciones para acoger estos encuentros’’.

Según la prensa de Miami desde que los Industrialstas cubanos llegaron a esa ciudad el pasado 12 de agosto, han levantado una polémica que ha dividido a la ciudad entre quienes saludan la iniciativa como algo positivo que tiende puentes entre los cubanos de las dos orillas del estrecho de la Florida y los que la consideran una provocación política.

La prensa de la mafia olvidó reportar el acto de repudio protagonizado por miembros de la organización vigilia mambisa quienes con una aplanadora aplastaron bates y pelotas en señal de protesta por la presencia de los industrialistas cubanos.

En La lista tentativa de los jugadores que estarán hoy en Tampa figuran por Industriales: Armando Ferreiro, Pedro Medina, Rey Vicente Anglada, Juan Padilla, Lázaro Vargas, Enrique Díaz, Javier Méndez, Tony González y Lázaro Valle. Refuerzos:Roberto Colina, Jesús Atmeller, Osvaldo Fernández, Rolando Viera, René Arocha, Amaury Sanit y Adrián Hernández.

All Star: Yobal Dueñas, Joaquín Serra, Osmany García, Angel López, Pedro Luis Rodríguez, Jorge Luis Toca, Jorge Díaz, Alaín Soler, Maels Rodríguez, Joaquín Serra, Juan Carlos Millán, Luis Enrique Piloto, Yosvani Barba, Elvis Rodriguez y Rolando Arrojo.

(Tomado de Cubasí)

Entrevista en Miami a Lázaro Vargas, director del equipo Industriales

Por Edmundo García

Buenas tardes. Muchas gracias Lázaro Vargas por estar en “La tarde se mueve”.

alt

LÁZARO VARGAS: Muchas gracias a ti Edmundo.

EG: Lo primero, la pregunta tópica, el lugar común, ¿cómo te sientes de estar aquí para este evento que camina a realizarse, a pesar de que ha habido inconvenientes extradeportivos que lo tratan de impedir. Pero ya ustedes están aquí. ¿Qué sensación tienes de estar aquí en Estados Unidos para este evento?

LV: La sensación es muy agradable, fuimos muy bien acogidos por muchos compañeros de los que jugaron con nosotros. Esperando por jugar todos.

EG: ¿Cómo se han preparado ustedes? Porque en el caso tuyo debes estar por 40 y…

LV: Yo tengo 49 años

EG: En el caso de ustedes, es difícil para alguien que ya está en la categoría de veterano, en un equipo de beisbol… Aunque déjame decirte que en la historia del beisbol hay peloteros que han rendido hasta los 48 y los 49. Por ahí hay un record de 51, pero esas son excepciones, debe ser grande el esfuerzo para prepararse para un juego de  nueve innings.

LV: Es difícil pero se hace el esfuerzo. En el caso mío me preparo todos los días. Me he preparado bien, he corrido, empecé a hacer pesas, he estado dando más de 100 batazos en la práctica. Me he preparado bien porque uno no quiere que lo vean como que ya está en una etapa terminal de la pelota. Estamos bien preparados.

EG: Estás muy bien preparado para lo que constituye un juego de veteranos.

LV: Así es.

EG: Dime si es cierto o es falso esto que te voy a decir. Me dijeron que algunos quieren jugar no a la pelota dura, sino al flojo.

LV: No, no, no, eso es mentira. Es totalmente falso.

EG: Era una broma. Lázaro, ya tienes 49 años, tengo entendido que tienes un hijo que es mejor pelotero que tú.

LV: El muchacho juega bien, viene bien, está todavía en las categorías de menos de 15 años. Está en sub-15, tiene 13 años ahora, pero ojalá sea mejor que yo. Va a cumplir 14 ahora en noviembre.

EG: Y en qué posición se desenvuelve.

LV: En la misma que yo. Juega tercera pero tiene más habilidades que yo porque juega segunda, juega torpedero.

EG: Alguien me dijo que se está haciendo un documental en La Habana donde entrevistaron a tu hijo. ¿Tu hijo se llama igual que tú?

LV: Se llama Miguel Antonio Vargas.

EG: Cuál es la edad mínima, porque yo recuerdo que Omar Linares jugó la Serie Nacional con 16. ¿Eso todavía es posible en Cuba, en dependencia del rendimiento, o las reglas no lo permiten?

LV: Es posible todavía. El hijo de Víctor Mesa jugó ahora con 17 años.

EG: En la pelota amateur es posible jugar con menos de 16. Ahora, me han dicho que al niño lo entrevistaron para un documental, me dijeron que le preguntaron por el Duque Hernández, que fue compañero tuyo, y me han dicho que el niño dijo en ese documental, que aún no ha salido, que él admiraba al Duque, que él aspiraba a jugar en Grandes Ligas sin verse obligado a abandonar su país, sin verse obligado a renunciar. ¿Cómo fue eso? ¿Eso fue así?

LV: Eso fue así exactamente y efectivamente esas fueron sus palabras; yo me quedé hasta sorprendido. La muchacha que estaba haciendo el documental le preguntó, y el dijo que sí, que quería conocer al Duque, saludarlo; y ella le preguntó si le gustaría jugar en Grandes Ligas y él le dijo que sí, que le gustaría jugar en Grandes Ligas pero sin abandonar su país.

EG: El niño parece muy inteligente porque realmente el único impedimento que existe para que peloteros cubanos jueguen en Las Mayores, no lo pone Cuba, lo pone la OFAC (Oficina de Control de Fondos Extranjeros), el Departamento del Tesoro, que obliga a que el pelotero que vaya a jugar aquí, llegue por donde llegue, y no quiero politizar la entrevista contigo pero esto cae por sí solo, la única excepción es para peloteros cubanos, que deben renunciar a mantener algún tipo de relación con Cuba, y es impresionante que este niño de 13 años y pico entienda, sin saber quizás las regulaciones, que le gustaría probarse en la Gran Carpa de los Estados Unidos, sin tener que renunciar a su país. Me parece muy significativo.

LV: Es que él entiende esas cosas porque le he explicado, desde siempre. El pregunta, es un niño y él pregunta, y he tenido que explicarle bien cómo es el mecanismo que hace  que los cubanos tengan que abandonar su país para jugar en Grandes Ligas. Eso tiene consecuencias, que no son enteramente deportivas, y él me dijo que le gustaría, pero sin tener que abandonar Cuba.

EG: Eso está muy bien. Lázaro, tú como director, como manager del equipo Industriales, ¿te sientes realizado como te sentiste de jugador regular en tercera base.

LV: Sí. No te imaginas lo realizado que yo me siento, porque es el pequeño aporte que tú puedes hacer después que terminas tu carrera activa. Yo creo que es bueno enseñar tu experiencia a todos esos muchachos jóvenes, me siento completamente realizado en poder aportar en ese sentido.

EG: ¿Es cierto que pasaste por una disyuntiva de un contrato como entrenador o técnico en Canadá, y que renunciaste a eso para ser técnico de Industriales?

LV: Así mismo fue. Tienes buena información, increíble.

EG: ¿Cómo fue eso?

LV: Yo tenía un contrato para trabajar en Canadá…

EG: ¿En qué año?

LV: Hace dos años. Estamos en el 2013, esto fue del 2010 para el 2011. Y ya tenía mi contrato hecho, solamente me hacía falta recibir el pasaje, y bueno me vino la proposición de dirigir Industriales y renuncié a mi contrato en Canadá y me quedé en Cuba.

EG: Lázaro, déjame hacerte una pregunta. Sobre los resultados del equipo Cuba ante Estados Unidos, dirigido además por su mentor Víctor Mesa. ¿Cómo sentiste este “nocao” Lázaro, fueron 5 juegos y cinco derrotas, cerradas, pero cinco derrotas. ¿Cómo tú interpretas esto que pasó aquí hace unas semanas?

LV: Fue como tú dices, a nosotros nos duele cuando el equipo nacional pierde, sea el torneo que sea, no tiene que ser específicamente con los norteamericanos; pero ese 5 a 0, sin ganar un partido… Yo creo que habría que analizar, problemas de preparación, de juego colectivo, se unieron muchas cosas que yo creo que deberían ser analizadas por la Comisión Nacional.

EG: Hay quienes dicen, los detractores de Víctor Mesa… tú y Víctor son, tanto como jugadores que como managers, los que más simpatizantes y detractores acumulan, hay quienes dicen menos Víctor Mesa y más Ariel Pestano. ¿Tú crees que influyó la exclusión del receptor villaclareño y por tantos años receptor del equipo nacional Ariel Pestano, que influyó en estas derrotas?

LV: Yo creo que Pestano es un pelotero que es muy útil. Pestano es un pelotero que todavía le queda, un receptor de una calidad excepcional, ahora yo no estoy en la Comisión Técnica, no te puedo decir, no puedo valorar cómo fue que se hizo este equipo; no sé bajo qué bases; porque a lo mejor están buscando todavía hasta el 2016, que es el peso demográfico, no sé decirte cómo se hizo ese equipo. Ahora, Pestano es un cátcher con una tremenda calidad, con un resultado histórico, eso no lo podemos negar y pienso que pudo haber ayudado mucho al equipo. Y lo puede ayudar todavía, porque si está fuerte no tiene nada que ver que tenga los años que tiene.

EG: Tú personalmente, Lázaro Vargas, ¿habrías excluido a Pestano del equipo Cuba?

LV: Yo personalmente no lo hubiera excluido.

EG: ¿Qué importancia tiene el cátcher en un equipo?

LV: El cátcher es el alma, y más con la experiencia que tiene Pestano, imagínate que el cátcher es el único jugador que ve el juego de frente, es el que sigue al pitcher, es el que puede posicionar a los jugadores si están corridos para un lado o para otro, según la táctica que vaya a tener el manager, hacia dónde estén dirigidos los lanzamientos del pitcher. Es súper importantísimo, desde el punto de vista técnico y desde el punto de vista táctico.

EG: A un cátcher se le perdona incluso que no tenga un gran poder ofensivo siempre y cuando sea capaz de llevar toda esa dirección a que tú haces mención.

LV: Tienes toda la razón, no hace falta que batee, porque la posición que él juega y en el lugar que él juega evita muchas carreras.

EG: ¿Esa concesión se le hace también a los pitchers y a los del campo corto?

LV: Esa concesión se le hace a los campo corto, segunda base y al jardinero central.

EG: Hablando de eso, de la importancia del cátcher a la hora de controlar los pitcher, y alinear los equipos, ¿es cierto que hay algún manager en el beisbol cubano actual que es él, no el cátcher, un manager (yo tengo una fuente dentro de Industriales) que se llama Lázaro Vargas, que da la señas de lo que hay que tirar, que es Lázaro Vargas el que dice recta, curva o slider? Eso me lo ha dicho una fuente que tengo en Industriales, ¿es cierto o no es cierto?

LV: Es cierto, es cierto. A veces los cátchers nuestros son jóvenes y todavía no saben pensar bien, no conocen bien a los bateadores contrarios. Los lanzadores nuestros también son jóvenes, y entonces tenemos que apelar a pedir los lanzamientos desde el banco.

EG: Eres tú entonces quien da la seña.

LV: Soy yo quien da la seña.

EG: ¿Cómo te llevas con Medina? ¿Cómo te interrelacionas con Pedro Medina?

LV: Yo creo que tenemos las mejores relaciones. Medina es el director técnico de Ciudad de La Habana. Las mejores relaciones, casi que de padre a hijo. Me ayuda muchísimo, la ayuda de Medina con el equipo Industriales es vital.

EG: Lo que pasa que el que manda es el hijo, ¿no?

LV: Pero bueno… Es muy importante la presencia de Medina.

EG: Te voy a hacer una confesión, aunque yo no soy habanero llegué bastante joven e hice mi carrera profesional en La Habana, hice aquel programa que generacionalmente te debes acordar, “De la gran escena”, soy industrialista…

LV: Déjame decirte que yo te seguía bastante en “De la gran escena”.

EG: Gracias. Y tengo que confesarte algo: Yo era de los que iba allí al estadio, al Latino, y yo estaba entre los que te gritaban, pero sobre todo por ver el monte que tu cogías. Realmente tú te ponías tan bravo con los aficionados, lo hacíamos muchos para ver tu reacción.

LV: Pero bueno ya esos tiempos pasaron, era cuando yo era jugador, ahora mi postura es diferente porque soy director de un equipo y creo que un director tiene que estar más calmado, mucho más pausado, y no transmitirle al jugador que tú estás estresado, y que estás preocupado y mucho menos que estás alterado. Eso no influye bien en el rendimiento de los jugadores.

EG: Pero no era una pose, tú te berreabas de verdad.

LV: Yo claro, todo aquello era real.

EG: Real. ¿Y qué era lo que más te molestaba cuando la grada se metía contigo? ¿Qué era lo que realmente te ponía molesto?

LV: Cualquier cosa que me dijeran. Es el temperamento. Cualquier cosa que me gritaran me sacaba un poco de mis cabales.

EG: Te pido disculpas, yo soy industrialista pero era uno de ellos.

LV: Pero te lo agradezco porque eso me hacía jugar mejor pelota.

EG: Sin embargo hoy en día tú eres un manager, a diferencia de muchos, incluso de Víctor, tú eres un manager que no discute la jugada. Tú no eres un manager que le protestas a los árbitros, qué fue lo que cambio en ti que casi no discutes la decisión de un árbitro.

LV: Casi no la discuto porque, primero, no tiene vuelta atrás. Cuando el árbitro decide ya no tiene marcha atrás. Yo creo que eso traería inestabilidad a los jugadores; yo creo que el juego debe continuar. Ver si el árbitro se equivocó o no, no es problema de nosotros. Hay federativos que se deben ocupar de esas cosas. Y otra es que el árbitro se predispone contigo y te lleva más tenso en el partido. Yo creo que no es nada productivo y por eso no discuto jugadas de apreciación en el terreno de pelota.

EG: Llama la atención que alguien que tenía un carácter tan molesto, y que además el público lo sabía, y lo hacía incluso para buscarte las cuatro patas, actualmente tenga la serenidad esa de no discutir decisiones de apreciación.

LV: Ya te dije, uno pasa de un status a otro. Hay cosas que como jugador te las permitías y ya como manager no puedes hacerla en el terreno de pelota.

EG: Hay una diferencia en cuanto a decisiones de arbitraje en Cuba, en cualquier beisbol. Un árbitro puede equivocarse en una decisión de apreciación, en lo que no puede equivocarse es en la aplicación de la regla.

LV: Ya, por eso mismo, cuando hay incumplimiento de regla esa las he protestado, y he obtenido mis triunfos, pero esas sí son protestables, las de regla, pero las de apreciación pienso que no.

EG: Lázaro, yo voy con frecuencia a La Habana, yo no puedo vivir sin La Habana…

LV: No podríamos vivir sin La Habana.

EG: No podemos vivir sin La Habana… Es muy bonito eso. Entonces como fui y soy de La Habana, de La Habana Vieja, sigo buscando esos centros nocturnos y noctámbulos de La Habana, y a veces hay chistes que he escuchado en espectáculos humorísticos en La Habana, pero que yo no entiendo, y a lo mejor como tú estás todo el tiempo allá, puedes ayudarme. He visto humoristas cubanos, reconocidos, que hablan de un Lázaro Taladrid y un Reynaldo Vargas. ¿Cómo es eso?

LV: Eso es muy gracioso. Entre Taladrid y yo existe una buena comunicación, y existe una hermandad, Taladrid y yo somos hermanos, y Taladrid lo que insiste en mí, que es lo que no acaban de entender los humoristas en La Habana es que él se preocupa muchísimo por la parte mía de comportarme, de mi ética en el terreno de pelota. No por si voy a tocar la bola o sacar el pitcher. Es en la parte ética, de estar calmado, de estar tranquilo, mis entrevistas con los periodistas, qué tan cuidadoso debo ser. En eso él sí me ha ayudado, y me seguirá ayudando. Orgulloso de que me digan Lázaro Taladrid.

EG: Tú mejor que nadie recuerdas aquel juego en Ciego de Ávila, entre Industriales y Ciego, te repito yo soy avileño de nacimiento.

LV: Tú te alegraste de que Industriales perdiera ese partido…

EG: Lo que más me gustó no fue eso. Déjame decirte que yo soy más Industrialista que avileño. Lo que me gustó fue ver la grada de pie diciendo “Taladrid batea”… Bueno lo llamé inmediatamente al estadio y se quedó sorprendido. Te cuento esto porque hay un fenómeno interesante, existe la posibilidad aquí en Estados Unidos de ver la televisión cubana completa. Pero lo que más atracción tiene, los camioncitos que ofrecen por ahí el servicio de Hispasat-1, que es un satélite gratuito, solo cuesta la instalación, lo que venden como propaganda es ver la Serie Nacional de Cuba. Y tú no te imaginas la cantidad de decenas de miles de cubanos, desde Florida hasta Alaska, siguen la Serie Nacional.

LV: Muy bueno eso.

EG: Pero además, sigue siendo para muchos, Industriales el equipo a ganar, es el equipo a vencer.

LV: Industriales tiene eso. Un equipo que muchos quieren ver ganar o ver perder, y por eso se llenan los estadios y lo sigue tanto la gente.

EG: ¿Qué hay de un proyecto que sería Industriales contra el resto de Cuba? O sea, Industriales como tal, como tú lo diriges, y todo lo que sería el resto de Cuba que me imagino que sería una paliza porque son todos los otros equipos cubanos, completando un equipo para enfrentar a los azules de la capital.

LV: La idea la está cocinando Taladrid, y es como él dice la realidad de la pelota cubana: Industriales contra el resto de Cuba. Yo creo que puede ser un partido muy importante y que la gente va a seguir mucho.

EG: Lázaro, en Barcelona creo que te hicieron una oferta de 8 millones dólares para que abandonaras el equipo de Cuba, ¿te hicieron una oferta muy tentadora alguna vez?

LV: Sí, esa misma, en Barcelona 92.

EG: ¿En las Olimpiadas?

LV: En las Olimpiadas del 92.

EG: Y te ofrecieron 8 millones.

LV: 8 millones. Y estuve muy bien en esa Olimpiada.

EG: Vargas, ¿Cuándo fue que supiste que debías decir adiós como pelotero regular? ¿Te diste cuenta tú mismo o hubo que decírtelo?

LV: En el año 2001 mi rendimiento no fue tan alto. Y te das cuenta que el roletazo que antes le llegabas ya no le llegas, o que la recta te hace más daño. Me di cuenta temprano y no tuve problemas como otros jugadores que no se dan cuenta de que el final tiene que llegar. En el 2002 me di cuenta.

EG: Recuerdo un juego donde tú participaste y nos estábamos metiendo contigo, no solo yo, allí estaban amigos tuyos, Luis Alberto García, Néstor y otros. Recuerdo que hay una conexión dura, que no teníais que fildearla de frente, pero si hubieras estado con menos libras en ese momento le hubieras llegado, y no le llegaste. Aquello provocó tremenda gritería, estaba en vida, que en paz descanse, el que fue el mejor animador de la pelota cubana desde las gradas, que fue Armandito el Tintorero, y luego te tocó batear y diste un enorme batazo, un triple, que si no fue tripe es porque no llegaste a correr…

LV: Ahí es donde la gente se tiene que dar cuenta que se tiene que retirar.

EG: Aquí todo el mundo sabe cómo yo pienso, e hice una vez un comentario sarcástico donde te mencioné, donde mencioné a otros pero sobre todo a ti, porque eras el que cogía chucho, ya veo que no coges chucho. Y dije, bueno, hay peloteros de los que vienen, que para llegar a primera tienen que dar jonrón, Vargas para llegar a primera tiene que dar un jonrón, porque si da un triple lo cogen out en primera.

LV: Pero no es mi caso.

EG: Te he visto en los entrenamientos y he visto que estás en forma. ¿Cómo piensas vivir estos encuentros que deben celebrarse aquí en los Estados Unidos?

LV: Va a ser un gran espectáculo. Ya he conversado con Osvaldo Fernández, con Alexis Cabrejas, todo el mundo está muy contento, para reencontrarnos y que sea un encuentro de amor y paz.

EG: Todo el mundo sabe en esta ciudad lo politizado que yo estoy; pero no es mi intención llevar a Lázaro Vargas a eso. Ahora, hay peloteros que se fueron de Industriales, que jugaron aquí en Grandes Ligas y han tenido una extraordinaria actitud de coraje al apoyar este encuentro. Como el Duque, me dijeron que Arocha estaba también en el recibimiento en el Aeropuerto.

LV: Estaba allí.

EG: ¿Cómo fue ese encuentro? ¿No se habían vuelto a ver?

LV: No, nosotros no nos habíamos visto desde que ellos se fueron de Cuba. Ver a Arocha de nuevo, ver a Osvaldo, ver a Alexis Cabrejas, fue emocionantísimo eso, y ojalá se repita.

EG: Algunos de ellos han ido a Cuba. Uno de ellos, un gran pitcher cubano como José Ariel Contreras. ¿Viste a José Ariel cuando estuvo en Cuba?

LV: No lo vi, no vi a José Ariel cuando estuvo en Cuba, pero sí vi a Ordoñez. Y con Ordoñez estuvimos juntos, fue al banco de Industriales, se tiró fotos, bajó al terreno. Fue muy bonito el encuentro con Ordoñez allá en Cuba.

EG: ¿Y qué tu esperas de este choque en los Estados Unidos, para dónde se va la pelota? Para ese equipo de veteranos que viene de Cuba o ese equipo de veteranos que se va a formar en los Estados Unidos?

LV: Yo creo que el juego se va a dar y se va para Cuba. Yo creo que Cuba va a ganar y van a ganar los cubanos de buena voluntad como tú y los peloteros que van a jugar ese partido.

EG: ¿Y tú qué papel vas a desempeñar?

LV: Voy a jugar tercera base.

EG: Ya tú estás hablando como un hombre sereno, maduro, añejado por la experiencia, tú sabes que algunos nos sentiríamos decepcionados, si vas a jugar regular, que no vuelvas a ser aquel pelotero que se emberrinchaba con los fanáticos. ¿Tú estás consciente de que mucha gente quisiera verte bravo otra vez?

LV: Bueno vayan allí y chíflenme y a lo mejor me sacan las pulgas y van a ver al Lázaro Vargas de siempre.

EG: Lázaro, finalmente, para terminar esta conversación que te agradezco mucho, un mensaje para ambas partes. Las últimas palabras. Pero antes de eso Lázaro, dime cómo está Industriales, el equipo que tú diriges, para la próxima temporada.

LV: Yo creo que el equipo está muy bien. Los muchachos se están preparando muy bien. Tenemos una gran deuda con la capital y creo que es hora de darle un alegrón a esa afición que va todos los días a poyarnos al estadio. Sobre todo ahora con la integración de Yulieski y sus dos hermanos al equipo… Vamos a ir muy adelante y discutir el campeonato.

EG: De eso te quería hablar. Ha habido una gran polémica porque los Gourriel, sobre todo Yulieski, una de las mejores figuras de la pelota cubana, pasa a Industriales. ¿Ya hablaste con él?

LV: Sí, cómo que no, ya hablé con él, precisamente ahora mismo se está integrando porque faltaban algunos trámites burocráticos. El tiene entusiasmo, conoce a jugadores del equipo Industriales y creo que se va a integrar muy bien. Yo pienso que ese público habanero, que está tan preocupado, cuando él empiece a batear los aplausos se van a escuchar por encima del estadio.

EG: ¿Y qué posición va a jugar Yulieski?

LV: Va a jugar tercera base.

EG: ¿Y cómo tú vas a hablar con él, con Yulieski, cuando se produzca el primer encuentro entre Industriales y Sancti Spíritus.

LV: Yo lo que le voy a decir es que ahí está el equipo, que lo estábamos esperando…

EG: No, pero cuando él se sienta frente a su antiguo equipo.

LV: El es muy profesional, no va tener problemas.

EG: Lázaro, pero después de la derrota en Ciego de Ávila Industriales no ha remontado.

LV: Industriales ha tenido alguna baja, pero ya hemos hecho la revisión, los ajustes necesarios, y creo que podremos llegar al final del campeonato.

EG: Unas últimas palabras Lázaro.

LV: Que vayan al partido y que donde quiera que estén todos los cubanos de buena voluntad que los queremos, que nos mantengamos unidos y que no se preocupen que aquí estamos nosotros para representar a Cuba y a Industriales como quiera que sea.

EG: Bueno, muchísimas gracias a Lázaro Vargas, integrante del equipo veteranos de Industriales que acaba de llegar para partidos amistosos en la Florida. Y director actual del equipo Industriales. Gracias Vargas por compartir con “La tarde se mueve”.

LV: Gracias a ti por invitarme. Creo que ha sido una conversación súper agradable, de alguien que es muy fan a ti. Por una cosa que vi tuya. Que en cualquier momento podremos hablar.

EG: Muchas gracias nuevamente, a ti y a los oyentes de “La tarde se mueve”.

*Edmundo García, periodista cubano residente en EE.UU., conductor del programa “La Tarde seMueve”.

¿Quiénes y por qué quieren suspender el juego de los Industriales en Miami?

Por Edmundo García*

industriales-g¿Quiénes? Los mismos de siempre. Aquellos que en el pasado ejercieron arbitrariamente su poder en Miami y que no se resignan a perderlo. Los batistianos y nostálgicos del batistato que idealizan la república entreguista y desigual y no permiten que los cubanos nuevos tengan sus ideas, su cultura, su gustos, su forma de ver la política y, por qué no, su propia nostalgia.

Contra el homenaje al equipo Industriales en Miami está el llamado Consejo por la Libertad de Cuba o CLC. Uno de cuyos ejecutivos, Diego Suárez, estuvo en el Canal 41 de Miami este martes 23 de julio y dijo con prepotencia que “Vamos a hacer todo lo posible porque el juego no se realice”. Cada tarde, desde que se anunció el tope entre veteranos de Industriales, otra ejecutiva del CLC, Ninoska Pérez Castellón, utiliza sus tediosas horas en Radio Mambí para atizar el odio contra los deportistas cubanos. Los calumnia y ofende sin cesar.

Como periodista Ninoska traiciona su trabajo porque tergiversa los hechos, pone como víctimas a los agresores y a los ofensores como ofendidos. Porque ella sabe muy bien, como saben todos, que fue Diego Tintorero quien viajó hasta Winnipeg donde se desarrollaron los Panamericanos en agosto de 1999 y se lanzó al terreno de pelota donde jugaban Cuba y Canadá para continuar el acoso a los deportistas cubanos que desde mucho antes él y otros como él habían estado realizando.

Pero hay algo que no se ha dicho y que reconoce hasta uno de esos libelos financiados por agencias de los Estados Unidos. Diego Tintorero no actuó a título personal: tal y como dice Cubanet en un artículo del 12 de agosto de aquel 1999, Tintorero se tiró al terreno con una camiseta que representaba a la llamada Fundación Lawton de Derechos Humanos, por lo que fue nombrado miembro de honor de ese grupo por su propio director Oscar Elías Biscet en declaraciones para una denominada Cooperativa de Periodistas Independientes.

Otros pesos menores del CLC como el propagandista Marcell Felipe, también han pasado por la televisión de Miami diciendo que juegos como el de Industriales no pueden celebrarse hasta que Cuba no haga cambios; porque en el fondo lo que les tiene molestos son las reformas emprendidas por el gobierno y el pueblo cubano. Reformas y cambios reales en lo económico, en lo político, en lo periodístico, en lo migratorio, en lo artístico y también en lo deportivo.

Un dato importante en la composición del CLC, que aclara mucho sobre la retractación de la Florida International University (FIU) de otorgar el permiso para celebrar el juego de Industriales en su estadio, es la presencia en su Comité Ejecutivo de miembros de la clase empresarial cubanoamericana de Miami que es la que está en condiciones de ejercer una verdadera presión. Porque FIU es una universidad pública que junto a las buenas relaciones que debe tener con los políticos, la prensa y abogados de la comunidad, también debe recibir apoyo y contribuciones para completar su presupuesto y sacar adelante sus planes de crecimiento.

Además de vocingleros como Luis Zúñiga, en el Comité Ejecutivo del CLC hay personas con poder económico como Felipe Valls y Remedios Díaz Oliver. El primero, condecorado recientemente por el ICCAS de Jaime Suchlicki junto a Berta Soler y Carlos Alberto Montaner, es dueño del restaurante más politizado de Miami (puede que más politizado que la cafetería del Congreso de los Estados Unidos); me refiero al restaurante Versailles; entre otros negocios. Por su parte Díaz Oliver, además de CEO de una compañía empaquetadora es presidenta del US-Cuba Democracy PAC, un comité de acción política o lobby contra la revolución cubana y su pueblo, que por si fuera poco mantiene en Washington DC al cabildero Mauricio Claver Carone.

Es esta gente la que dice que va a hacer todo lo posible porque el juego no se dé. Son ellos quienes han presionado sobre la misma Presidencia de FIU, más allá de lo que puedan haber hecho sobre el departamento de deportes FIU Athletics; cuyo director Pete García, por cierto, es nacido en La Habana, llegado con su familia a Estados Unidos en 1967 y educado en Hialeah.

El CLC está acostumbrado a hacer lobby contra Cuba y su pueblo y reconoce que ha contribuido a la creación de Radio y Televisión Martí, a la aprobación de la Ley Torricelli y la Ley Helms-Burton. No es de extrañar entonces que haga presión local contra el juego de Industriales. Otros empresarios cubanoamericanos como los urbanizadores Sergio Pino y Antonhy Seijas, han donado para proyectos de FIU; por ejemplo, $325,000 en un plan para “rescatar La Habana de las ruinas”, como dice un artículo de Wilfredo Cancio Isla en El Nuevo Herald del 23 de diciembre de 2007.

En otro artículo del 23 de diciembre de 2004, también en El Nuevo Herald,Daniel Shoer Roth informó sobre la “sorpresa” que recibió el empresario de origen cubano Eugenio Pino cuando sus hijos Sergio y Carlos, tras una donación de 2 millones de dólares a FIU, habían conseguido que se le diera su nombre (Eugenio Pino) al Centro Global para el Estudio de la Nueva Empresa de ese centro académico. El anuncio de esa decisión se dio en una recepción en la propia residencia del entonces presidente de FIU Modesto Maidique, en presencia de Jeb Bush, por la época gobernador de la Florida, y Carlos Álvarez, por la fecha alcalde de Miami.

No se sabe qué habrán dado a cambio, pero hay que recordar que la Escuela de Leyes de FIU lleva el nombre de Rafael Díaz-Balart. En cualquiera de dos posibilidades, tanto si se refiere al padre o al abuelo (los dos se llamaban Rafael) de los célebres políticos cubanoamericanos Lincoln y Mario Díaz-Balart, se da la paradoja de que una facultad de derecho se identifique con personas que apoyaron dictaduras y golpes de estado en su país de origen, Cuba.

En mayo de 2008 la propia FIU anunciaba que la compañía de servicios para la salud León Medical Centers, del cubanoamericano Benjamín León Jr., hacía una donación de $10 millones de dólares a Florida International University con el propósito de establecer un centro de estudios e investigación.

Tan reciente como el pasado martes 23 de julio de este 2013, un artículo de Silvia Higuera en El Nuevo Herald informaba que el empresario cubanoamericano Jorge M. Pérez, de Related Group, donaba al Cuban Research Institute (CRI) de FIU, en la persona de su nuevo Director Jorge Duany, una colección de arte cubano (que incluía obras de Eduardo Abela, Víctor Manuel, Augusto Menocal, Carlos Enríquez, René Portocarrero), más un aporte de 250,000 dólares.

Al hablar de esta proximidad entre política y academia en el caso particular de Miami, no debe olvidarse el precedente de que Marco Rubio consiguió, siendo ya Senador, un trabajo como conferencista en la School of Internacional and Public Affairsde la Universidad Internacional de la Florida (FIU), que le dejaba el dinerito adicional de 24 mil dólares anuales. Con cierta ironía, un sitio conservador citada estas palabras de Rubio sobre su enganche: “I love teaching”.

He dado estos datos para que se comprenda que cuando la clase política y económica cubanoamericana dice que no le gusta el juego de los Industriales en Miami, o en FIU, y que “vamos a hacer todo lo posible por impedirlo”, está haciendo una amenaza respaldada por posiciones de poder que han maniatado a la sociedad del sur de la Florida por años. Por eso mismo es por lo que repito desde el programa La Tarde se Mueve, desde estos artículos, desde twitter y donde quiera que puedo, que las nuevas generaciones en Miami, nacidas aquí o llegadas recientemente desde Cuba, tienen la misión histórica de contribuir en lo que puedan al fin de este monopolio civil y político sojuzgador.

Creo que he contestado el “¿quiénes?” desean impedir el juego de Industriales en Miami; vamos a ver ahora el “¿por qué?” les molesta tanto que ese juego se realice.Por Miami, incluso por la Universidad Internacional de la Florida, han pasado destacados intelectuales residentes en Cuba como parte del intercambio académico y cultural. Unos ejemplos: El dramaturgo Antón Arrufat, Premio Nacional de Literatura; el poeta y Presidente de la UNEAC Miguel Barnet; el historiador y Director de la Biblioteca Nacional de Cuba Eduardo Torres Cuevas y el profesor y editor de la Revista Temas Rafael Hernández. Todos con reconocimiento nacional e internacional, incluyendo los Estados Unidos. Sin embargo, en el mejor de los casos estos profesionales cubanos generan alguna que otra nota en la prensa local, un ensayo especializado y una asistencia a sus conferencias de varias decenas de personas. La mayoría de ellas intelectuales también, colegas o estudiantes.

Pero un juego de pelota con miembros de un equipo emblemático como Industriales, con peloteros residentes dentro y fuera de la isla, reconocidos por varias generaciones de cubanos de todos los estratos sociales, con seguridad captará la atención de centenares y hasta de miles de cubanos que moverán la prensa nacional e internacional enviando un mensaje a todo Estados Unidos. La Casa Blanca y el Departamento de Estado tendrían que reconocer que algo está pasando en Miami cuando vean las imágenes de esos juegos o lean los reportes noticiosos.

Quienes primero saben esto son los extremistas, por eso, como dijo Diego Suárez en la televisión de Miami, van a hacer todo lo posible por evitar que se juegue. Y por eso, digo yo que me gusta ser sincero cuando hablo y cuando escribo, efectivamente no se trata ya solo de deporte. Esto tiene que ver también ahora con la política, tendrá que ver mañana con la historia y siempre con la moral. Tenemos que apoyar la celebración del juego de homenaje a Industriales en Miami porque puede ser ese momento de ruptura que confirme de una vez que la vieja clase política extremista cubanoamericana ya no lo decide todo en el sur de la Florida; que en este siglo XXI ya ese grupo está gastado y sin proyecto. Esta puede ser una buena oportunidad para que nuestra generación demuestre que se ha producido un cambio real en la composición y en la proyección política de la emigración cubana en los Estados Unidos.

*Edmundo García, periodista cubano residente en EE.UU., conductor del programa “La Tarde se Mueve”.

 

#Miami: La Universidad Internacional de la Florida dio marcha a tras al tope de veteranos del equipo de Industriales

Milena Recio

industriales1

El juego no se acaba hasta que se acaba, reza una de las máximas beisboleras más llevadas y traídas por atletas, locutores y fanáticos. Tanto como aquella de que la pelota es redonda y viene en caja cuadrada. Y cualquiera de las dos se ajusta al ya clásico duelo FIU Vs Industriales, que recién acaba de iniciarse, y del que podrían faltar varios innings.

La víspera se conoció que la Universidad Internacional de la Florida (FIU) dió marcha atrás en su decisión anterior de acoger un soñado tope entre veteranos industrialistas de las dos orillas, los días 10 y 11 de agosto próximos, y puso en tres y dos a Somos Cuba Entertainment Group, auspiciadora del encuentro.

No hay quien dude que se trata de una “flojera”, un amarillismo, ante una presión política. Tendría que haber cambiado mucho Miami para que no aparecieran estos obstáculos de última hora.

Desde las gradas todos abuchean. ¿Cómo se atreven a aguarle la fiesta a Industriales, que celebran sus 50? Veteranos del equipo de béisbol más carismático de Cuba, que es a nuestra capital lo que los Yankis a la Gran Manzana, llegarían a Miami. Armando Capiró, Pedro Chávez, Javier Méndez, Rey Vicente Anglada, Juan Padilla, Pedro Medina, Lázaro Valle, Enrique Díaz, Antonio González y Armando Ferreiro, y Pablo Miguel Abreu, les verían las caras a  Orlando “El Duque” Hernández, Angel Leocadio Díaz, Euclides Rojas y Rey Ordóñez.

La FIU alegó, como causa de su negativa de último minuto, “una situación contractual” y dijo lo siento, después de haberle “movido el piso” a la ilusión que desde hace semanas se cuece entre La Habana y Miami.

“En estos momentos estamos haciendo un esfuerzo desesperado por celebrar esos dos partidos en algún otro lugar, tal vez un parque con menos facilidades, pero que garantice la presencia de los fanáticos”, dijo Alejandro Cantón, presidente de Somos Cuba.

La bloguera cubano-americana, Yadira Escobar lo ha dejado claro: “con este golpe bajo de FIU queda más en evidencia la creciente  polítización de la institución, y su acercamiento a las posiciones extremas de la derecha cubanamericana.”

”Esa misma Universidad recibe con honores exagerados a los mas grandes anexionistas y enemigos de la reconciliación entre cubanos, pero ahora le cierran las puertas a un evento nada político, pero que si ayuda a unir a los cubanos. Mientras el Cuban Research Institute organiza encuentros académicos para burlarse del nacionalismo cubano en el recinto universitario, se hacen trampas a la buena voluntad de los que aman y construyen puentes de unión. Estos malos cubanos, enamorados de las corbatas caras y  de los trajes prestados de la inteligencia ajena, conspiran para mantener a Cuba en el inmovilismo, y así seguir ellos viviendo del viejo cuento.”

Cantón anunció para hoy 23 de julio a las 11:00 am una conferencia de prensa en la que ofrecerá más información. Quizás de a conocer alternativas, o simplemente deje pospuesto hasta nuevo aviso el duelo que va, por el momento, 1 a 0 a favor de la intolerancia.

Por lo pronto, en la red social Facebook ha surgido una iniciativa para conseguir un millón de Likes para una página que promueve la celebración de estos juegos “azules” en la ciudad de Miami. En menos de 24 horas han recuadado más de 200 simpatías. Muchos residen en Cuba y se han convertido en activistas apasionados. Otros, desde La Florida, también dan su aporte: “Industriales es mucho más que un gobierno, o una confrontación ya demasiado absurda para continuarla en el tiempo”, dijo @Jorge de Armas desde Miami Beach.

El grupo CAFE (Cuban Americans For Engagement) también ha declarado que “los cubanos queremos concordia y Reconciliación. CAFE apoya que partidos de béisbol como este se celebren y pide a la comunidad cubano-americana exigir el fin del macartismo por el cual se obstaculiza permanentemente estos intercambios.”

Desde La Habana las glorias industrialistas esperan, con las maletas hechas. ¿Podrá la presión local en Miami dar un jonrón que subvierta la negativa de última hora de la FIU? El desenlace de este histórico evento dirá mucho de lo que cabe esperar en cuanto a la correlación de fuerzas entre la derecha enquistada y la nueva ciudadanía cubana en USA, que cada vez más tiende a desear unas relaciones apacibles con su país, también para ser parte de su futuro.

“Al final se trata de tender puentes y acercar gente más allá de lo que pueda haber sucedido en un determinado momento”, dijo Cantón. “Aquí no hay ángulo político alguno, aunque cada cual lo puede tomar según le parezca. Y siempre he dicho que lucharemos por llevar peloteros nuestros de aquí para Cuba”.

¿El Duque Hernández jugando en el rugiente Latinoamericano del Cerro? Este sería un segundo jonrrón, con bases llenas.

Tomado de Progreso Semanal

Cuba: Ex jugadores de Industriales jugarán en EEUU

industriales-gAlgunos de los mejores peloteros que hayan vestido el uniforme de los Industriales visitarán Miami a fines de julio para celebrar los 50 años del club más amado y odiado de las Series Nacionales, un referente insoslayable en la historia del béisbol antillano y que muchos conocen, salvando distancias, como los “Yankees de Cuba”.

Bajo el auspicio de la empresa Somos Cuba, 13 veteranos del equipo azul celebrarán un choque amistoso contra estrellas de la isla que viven en Miami y otro en la ciudad de Tampa dentro de un programa de actividades del llamado intercambio cultural, ahora con un giro hacia el deporte.

Cantón se dio a la tarea de comentar con algunos de los invitados y las autoridades cubanas y poco a poco fue convirtiendo la idea en un plan posible para homenajear al equipo que amó desde niño en su Habana natal. Los Industriales se formaron en 1962, pero no fue hasta la serie 62-63 —fueron campeones en esa contienda— cuando comenzaron a participar en el circuito principal del béisbol cubano.

Aunque faltan detalles como el lugar de los partidos y la fecha exacta de los mismos, están confirmados Armando Capiró, Germán Mesa, Pedro Chávez, Lázaro Vargas, Javier Méndez, Rey Vicente Anglada, Juan Padilla, Lázaro de la Torre, Pedro Medina, Lázaro Valle, Enrique Díaz, Carlos Tabárez y Antonio González.

El conjunto de estrellas cubanas que chocará contra los industrialistas tiene algunos “azules’’ ilustres como Orlando “El Duque” Hernández, Angel Leocadio Díaz, Euclides Rojas y Rey Ordóñez, pero también lo integran otros grandes de la pelota cubana reciente como Rolando Arrojo, Maels Rodríguez y muchos más.

“Desde el punto de vista del fanático cubano, será un momento increíble ver en un mismo terreno nuevamente a El Duque y a Valle, o a Germán formando combinación en segunda con Padilla”, agregó Cantón.

¿Y no le preocupa que este viaje pueda molestar a otra parte de la comunidad?

“Sinceramente, no. Cada cual tiene derecho a protestar, pero esto se hace de muy buena fe y es algo totalmente deportivo, así que el ángulo político lo pueden buscar otros”, recalcó Cantón. “Además, yo dije en Cuba que tenía un sueño que algún día espero ver convertido en realidad: ver un Estadio Latinoamericano lleno con 55,000 fanáticos aplaudiendo a nuestros héroes que hoy viven en Miami. ¿Te imaginas al Latino haciéndole una reverencia a El Duque?”.

http://www.elnuevoherald.com/

NOTA: Estoy buscando confirmación 

Las conclusiones de Conrad Tribble sobre el Twitthab 2.0

428719_10200747270539112_857867931_n

Por: Dayron El Suplente

En la tarde de ayer se comunicó con nosotros un funcionario de la SINA y nos propuso convertirse en agente de La Joven Cuba en ese lugar. De inmediato nos dimos cuenta de lo importante que podía ser una fuente como esa y nos preparamos para la acción.

Leímos varios libros de John Le Carré, repasamos “17 instantes de una primavera” y “A solas con el enemigo” e intentamos contactar –aunque infructuosamente- con Elizardo Sánchez, con amplia experiencia en el campo de la Seguridad del Estado. Al final nos decidimos y le llamamos a nuestra fuente: Agente Picadillo.

La primera pregunta que le hicimos fue: ¿qué rayos fue a hacer Conrad Tribble, Jefe Adjunto de la Sección de Intereses de Estados Unidos en el Twitthab 2.0 el pasado viernes? Nos dice el Agente Picadillo que en realidad él llegó allí por equivocación pues algunos “disidentes” lo habían invitado a una fuerte concentración que se realizaría en el mismo lugar para contrarrestar el Twitthab 2.0.

El llegó, vio el grupo y se acercó. La primera señal de que estaba en el lugar equivocado le llegó cuando los presentes no se abalanzaron encima de él para ser el primero en saludar. Eso lo hizo sospechar pero más raro fue cuando los participantes daban sus criterios sin pedirle a él permiso para hablar y sin repetir cada dos palabras: ¿no es así Mr Tribble? Nos dice Picadillo que el jefe – él lo llama así, aunque le aclaramos que a partir de ahora sus jefes somos nosotros- decidió comprobar si no estaba en el lugar equivocado.

Para sorpresa del representante –enviado- de la SINA cuando pidió la palabra lo dejaron hablar libremente, eso lo aturdió y se preguntó si acaso no era una cámara escondida… ¿cómo era eso posible? Al final la foto, todo risueño, aunque dentro de su cabeza solo había un pensamiento: “Tantos millones de dólares gastados para nada”.

En una reunión efectuada en la SINA, Conrad Tribble dio las conclusiones de su intercambio con los presentes en el Twitthab 2.0 y la diferencia de las reuniones con sus protegidos “disidentes”:

  1. Los asistentes fueron al encuentro sin que le prometieran comida, bebidas y jabitas.
  2. No hubo necesidad de cuidar la cartera.
  3. Nadie le pidió que le pusiera dinero a su celular.
  4. Nadie pidió visa para hacer viajes por el mundo para luchar por la libertad de Cuba….bla bla bla
  5. Al despedirse nadie le habló mal de los demás y se presentó como el futuro presidente de Cuba.

http://lajovencuba.wordpress.com/

Cuba: 20 REQUISITOS PARA SER INDUSTRIALISTA

1-Hablar Español, o en el peor de los casos hablar Cubano pero de Occidente, sin cantar.
2-No tomar PRU.
3-No conocer las calles Trocha ni el Cucuyé.
4-No decir Vaina ni Paisa.
5-Decir ACERE, no NAGÜE.
6-No conocer a ningún Inspector Amarillo de las 8 Vías.
7-No haber dormido nunca en ninguna Terminal de ómnibus ni de Trenes.
8-Hacer las Colas de 1 en 1.
9-Gustar del color Azul.
10-Nunca haber dormido en Barbacoas y no saber cómo se construyen.
11-No haber tenido antes una finca de 10 caballerías de Tierra con 100 cabezas de ganado y un chalet de tres pisos. (todos dicen eso).
12- No haber nacido en Maternidad de Línea sino en cualquier otro hospital.
13-No saber por donde está la entrada ni la cola en la Terminal La Coubre.
14-No haberse retratado nunca frente a la escalinata del Capitolio.
15-No saber jugar dominó de seis números.
16-No gustarle el Zapote ni el Fongo, sino el Mamey y el Plátano Burro.
17-No decir CUTARA ni BALANCE ni CARRETERA sino Chancleta, Sillón y Calle.
18-Gustarle los Van Van, no los Karachi ni Son 14, ni la Ritmo Oriental.
19-Ser alérgico a Cándido Fabré.
20. No ser ni haber sido nunca POLICIA (casi ninguno le va a industriales).

A %d blogueros les gusta esto: