Ex-reportera de CNN: Recibí órdenes para manipular noticias y satanizar a Siria e Irán

48968ac0797d26bbce91d386fc463ac9_w240La ex-reportera Amber Lyon reveló que durante su trabajo para el canal CNN, recibió órdenes para enviar noticias falsas y excluir algunas otras que el gobierno de Estados Unidos no favoreció con el objetivo de crear una opinión pública en favor de lanzar una agresión contra Irán y Siria.

Lyon fue citada por el sitio web de noticias Slovak diciendo que los medios de comunicación dominantes de EE.UU. intencionalmente trabajan para crear una propaganda en contra de Irán para obtener el apoyo de la opinión pública para una invasión militar en su contra.

Ella reveló que el escenario utilizado antes de la guerra contra Irak está siendo preparado para ser repetido donde Irán y Siria están siendo objeto de constante ‘satanización’.

La ex-reportera aclaró que el canal CNN manipula y fabrica noticias y sigue selectividad al transmitir noticias, afirmando que el canal recibe dinero del gobierno de EE. UU. y gobiernos de otros países a cambio de contenido de noticias.

Traducción por Ivana Cardinale para el Correo del Orinoco

 

Gobierno de Estados Unidos confirma que estuvo detrás de los ciberataques a Irán

Después de años de especulación, un reporte del New York Times confirma que fue el gobierno de Barack Obama el que ordenó una aceleración en los ciberataques contra el programa nuclear de Irán.

Según el periódico, Obama decidió acelerar el programa lanzado por su predecesor, George W. Bush, llamado con el nombre clave de “Juegos Olímpicos”, cuya meta era usar virus de computadora para atacar el programa de enriquecimiento de uranio de Irán.

De este modo, Estados Unidos es quien está detrás del virus Stuxnet, que saboteó el funcionamiento de las centrífugas nucleares iraníes, y el programa de espionaje recientemente descubierto por Kaspersky, Flame.

Stuxnet, a diferencia del malware corriente, tenía una función muy específica, consistente en buscar las centrífugas Siemens P-1 usadas para el enriquecimiento de uranio, y provocar un mal funcionamiento de las mismas, haciendo que se estropearan y de este modo sabotear el programa nuclear. Para hacer esto, Stuxnet hacía variar las velocidades a las que operaban las centrífugas, causando al poco tiempo fallas en el sistema. Aparentemente el virus fue muy exitoso, reduciendo el número de centrífugas operativas de la central de Natanz en Irán desde 5.000 a 1.000. Mientras tanto, el Stuxnet logró borrar sus huellas y pasar desapercibido durante dos años, hasta que fue descubierto en 2010.

La revelación del rol de Obama en la “ciberguerra” llega en medio de las campañas políticas en Estados Unidos, quizás para mostrar al mandatario en su rol en la “guerra contra el terrorismo” y neutralizar las críticas del partido Republicano respecto a que se ha mostrado débil contra el programa nuclear de Irán.

Según el informe del New York Times, Obama decidió acelerar los ataques contra Irán pese a que se había descubierto el virus Stuxnet, lo que según los consejeros, comprometía la operación.

La creación de los virus fueron parte de un programa conjunto con Israel.

Atacar o no atacar Irán: la ‘papeleta’ de EE. UU. en vísperas de las elecciones

Imagen: Corbis

Pese a que la amenaza de guerra contra Irán sigue siendo alta, numerosos expertos creen que EE. UU. no está preparado para lanzar un ataque militar directo contra la República Islámica, entre otras cosas por la proximidad de las elecciones.

Así lo cree el coronel de EE. UU. Douglas McGregor, que en declaraciones a RT asegura que “el presidente Obama no está ni remotamente interesado en librar una guerra contra Irán” porque “su preocupación principal es ser reelegido”. McGregor cree que la posición de EE. UU. estará condicionada por lo que haga Israel. “Si [los israelíes] lanzan un ataque por su cuenta sin consultar con nosotros, totalmente al margen de nosotros, y lo hacen a finales de octubre, poco antes de las elecciones, Obama puede decir: ‘Bueno, estamos obligados, tenemos que ayudar a nuestros amigos israelíes’ y él quedaría bien. Si lo hacen antes, entonces las consecuencias podrían ser muy profundas para él, ya que, sin duda, se hundiría la economía“, sentencia McGregor.

Esta posición la comparte también el director general del Centro de la Coyuntura Política de Rusia, Serguéi Mijéev, que opina que EE. UU. dispone de un plan real para presionar a Irán acompañado de un proyecto para cambiar el régimen en el país.

“Creo que los estadounidenses tienen preparados planes para el bombardeo de muchas zonas del mundo y sólo están esperando el momento adecuado. La estrategia estadounidense es simple: asegurar su propio dominio global con todos los medios a su alcance y, por lo tanto, buscan motivos y medios para neutralizar a cualquier competidor alternativo que pueda impedir la influencia de los estadounidenses en una u otra región”, indica Mijéev.

“La segunda opción es convertirlos en sus aliados, es decir, sustituir el poder en este país. En casos extremos, la competencia puede ser suprimida por la fuerza. Creo que los estadounidenses tienen un plan real para ejercer presión sobre Irán que iría acompañado por un plan para el cambio de régimen. Pero si el cambio de poder en Irán es algo problemático, la presión sobre Irán, incluida la militar, es probable que tenga lugar”, resumió.

Los que el experto pone en duda es el modo en que EE. UU. llevará a cabo este plan: con sus propias manos o por medio de sus aliados. Hay quien cree que los primeros golpes los podría asestar Israel u otro país y que después EE. UU. se uniría a la agresión.

“Ahora creo que no están listos para un ataque militar directo contra Irán incluso por razones políticas. Tienen las elecciones presidenciales en otoño, antes de las cuales no se puede hacer, ya que el resultado puede ser ambiguo pero ha de ser inequívoco, por lo que pueden poner sólo en marcha un programa para propiciar la escalada del conflicto para, después, en un momento determinado, incorporarse creando una coalición de estados que ejerzan presión sobre Irán”, conjetura Mijéev.

ç http://actualidad.rt.com/

Ros-Lehtinen urge a Obama y amenaza a Brasil por “contravenir” intereses de Estados

La presidenta de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU., Ileana Ros-Lehtinen, urgió al presidente Barack Obama a abordar con su homóloga brasileña Dilma Rousseff en su encuentro del lunes temas como Cuba e Irán, frente a los cuales Brasil “contraviene” intereses de Estados Unidos.

Una vez más la congresista republicana, protectora de mafiosos y terroristas, se desempeña más ocupada de los asuntos de Cuba y otros que de los norteamericanos, hablando a nombre de la ultraderecha. Verdad que en Estados Unidos sucede cualquier cosa a cuenta de los contribuyentes.

Así, en una carta a Obama, la señora que ha instigado al magnicidio y la intervención armada en Cuba, pidió al mandatario que en su reunión del lunes en la Casa Blanca trate con Rousseff “una serie de políticas que contravienen directamente intereses foráneos de Estados Unidos”, informó AFP.

La también protectora del lobby sionista, Ros-Lehtinen, cuestionó la falta de “liderazgo” de Brasil para defender derechos básicos de los cubanos, su reconocimiento de un Estado Palestino y su rechazo a ampliar sanciones contra los gobiernos de Irán y Siria.

Amenazando al gigante suramericano la congresista dijo: “Si Brasil quiere ser visto y tratado como un actor responsable en nuestro continente, sus políticas deben reflejar un compromiso con la defensa de los derechos humanos y las libertades democráticas, la no proliferación”.

“Su asistencia y colaboración puede tener un papel decisivo en prevenir que organizaciones terroristas foráneas puedan conseguir refugio en el continente y usen el narcotráfico para financiar sus actividades ilícitas”, agregó la congresista cambiando la Florida por Latinoamérica.

http://islamiacu.blogspot.com/

Lo que no se dice de Irán y su programa nuclear

Por: Lilibeth Alfonso Martínez

En estos días, parece más inminente que nunca la guerra contra la República Islámica de Irán por un Israel que llegado el momento tendrá las “espaldas cubiertas” por el poderío militar  y estratégico de los Estados Unidos, según dijo el presidente Barack Obama en su último encuentro con Benjamin Netanyahu, líder del gobierno sionista.

A estas alturas, el pretexto –no se puede llamar de otra forma a las sinrazones contra la nación persa- es el programa nuclear desarrollado por Irán desde mediados del pasado siglo, y que se desarrolla actualmente con fines pacíficos, como aseguran sus gobernantes y no ha podido contradecir con pruebas en la mano ningún detractor hasta el momento.

Lo que parece olvidarse, o al menos, no se dice, es que el inicio de los planes de Irán para desarrollar la energía nuclear como medio para obtener electricidad, preferida antes que el petróleo, destinado mayormente a la exportación, tuvo el apoyo y la iniciativa de los Estados Unidos.

En 1957 se firmó el primer acuerdo de cooperación nuclear civil, bajo el programa Átomos por la Paz, entre los dos países. Estados Unidos veía en Irán la posibilidad de una reserva de crudo futura, con un gobierno lo suficientemente “agradecido” como para no representar una amenaza, incluso si desarrollaban armas nucleares.

Y claro, con la Guerra Fría andando, Irán también era un aliado más, en una situación geográfica estratégica y generosa, frente al desarrollo militar y la propuesta ideológica del bloque de repúblicas socialistas soviéticas.

Sólo después de la Revolución Islámica, y la llegada al poder de gobernantes non gratos a los ojos de la Casa Blanca, se comenzó a cuestionar el uso de los átomos en las plantas generadoras iraníes, cuyo primer reactor fue una donación de los americanos, por cierto.

Sin embargo, y a pesar de los cambios de bando tan de moda en los últimos tiempos –recordar la antigua Yugoslavia, Libia e Irak, por sacar al sol los más cercanos-, la verdad es que las razones para una eventual agresión a Irán tienen  menos sustento que una mesa con dos patas.

Razones reales, según las convenciones internacionales, no hay y no las van a encontrar ni aunque busquen con lupa, en cada centímetro de suelo iraní, todos los observadores de la ONU y de cuanto organismo internacional patentado o de mentiritas.

Y no las van a encontrar, porque esas razones son armas nucleares y de esas, en Irán, no hay. Y no lo digo yo. Un informe clasificado, elaborado a principios de 2011 y que obtuvo el consenso de 16 agencias de inteligencia de los Estados Unidos, confirmó que Teherán desistió de buscar la bomba atómica desde el año 2003.

La información, que pasó de ser clasificada a pública gracias a su publicación en el diario Los Ángeles Times y su reproducción en varios sitios digitales, parece no hacer la diferencia en las intenciones de atacar Irán militarmente, luego de una escalada de agresiones en el plano económico, incluido el bloqueo a sus exportaciones.

Por ahora, todo se basa en suposiciones del Consejo de Seguridad de la ONU, de Estados Unidos, de Israel –que casi son la misma cosa-, la falta de definiciones esclarecedoras y definitorias del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el dime que te diré sobre un supuesto campo donde se hacen pruebas nucleares que nadie ha visto…

Claro que con los estadounidenses la matemática clásica no funciona, ni nada en realidad que no les convenga a sus intereses. Así que si ellos dicen que en el país persa hay armas nucleares, argumentar, incluso demostrar lo contrario es trabajar para el inglés, como se dice en buen cubano, para nada.

Al final, será una versión mal encuadernada de lo que pasó en Irak: se lanzaron primero al ataque, destruyeron ciudades milenarias con millones de bombas, mataron civiles a diestra y siniestra, como daños colaterales de sus muy convenientes errores de puntería…, y nada de bombas atómicas, ni una cabecita nuclear encontraron. Claro que a esas alturas no importaban las disculpas porque ya la guerra, más bien la matanza, estaba hecha.

Sólo que esta vez, al parecer, los titulares se los llevará Israel. Con el apoyo estadounidense, que esta vez se saldrá con la suya sin ensuciarse demasiado las manos –ya en una reunión anterior Israel había dicho que actuaría contra Irán aún sin el concierto de sus aliados norteños, primos cercanos de Poncio Pilatos.

Israel, acostumbrado a campear en el Medio Oriente, ni siquiera se molesta en justificar una posible invasión a la nación de  Mahmoud Ahmadineyad –como tampoco el progresivo genocidio contra Palestina. Sencillamente afirma que no va a permitir, así sea con el uso de la fuerza, que Irán se equipe con armas nucleares.

Lo que teme el gobierno sionista, a la luz de los acontecimientos, no es que Irán use las armas para atacarlo, sino sea capaz de defenderse y representar una oposición real a sus andanzas impulsadas, por un lado, por su imaginario de nación destinada por Dios para gobernar el mundo –¿en verdad no les suena?- y el contubernio con los Estados Unidos, al menos por ahora.

Así las cosas, si Irán estuviera desarrollando un programa nuclear con fines armamentistas, estaría en todo su derecho. Con no revalidar su firma en el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (NPT en sus siglas en inglés), y sumarse la lista de los ocho países reconocidos como Estados Nuclearmente Armados, Estados Unidos como el primero; le bastaría.

A fin de cuentas, nadie puede cuestionar la decisión soberana de un gobierno de armarse con arsenal nuclear, sobre todo, si desde hace años vive bajo la amenaza del único país en el mundo que ha usado sus bombas nucleares contra poblaciones humanas: en Hiroshima y Nagazaki, al final de la Segunda Guerra Mundial, por razones cada día más cuestionadas.

En una ocasión leí que el problema de que Irán tuviera armamento nuclear es que podía usarlo. Pues claro, el poseerlo le da las posibilidades de usarlo, como todos los países declarados o no que las tienen, incluido Israel, entre los que las reservan bajo la manga.

Claro, ante la balanza de una guerra, más de uno se cuestionaría la tozudez del gobierno iraní de llevar adelante su programa con fines energéticos y biotecnológicos, con semejante soga al cuello. Pero la realidad es que la opción nuclear no es un capricho.

El periodista Salvador Capote lo califica como un dilema, entre usar el gas natural para continuar con la explotación de sus pozos petroleros –la principal riqueza iraní- o destinarlo a la generar electricidad, que además exporta a Afganistán, Armenia, Azerbaiyán, Irak, Paquistán, Turkmenistán y Turquía, con una importante inyección a su economía.

Para colmo, el éxito en la campaña para presentar a Irán como una amenaza para el mundo civilizado –los iraníes a menudo son representados como un pueblo de extremistas religiosos-, es incuestionable, tanto que una encuesta reciente de Gallup reveló que el 32 por ciento de los norteamericanos consideran a Irán como “el enemigo mortal número 1 de Estados Unidos”.

Irán, por su parte, asegura que responderá ante cualquier agresión contra su suelo. Muchos hablan de un conflicto que pudiera desencadenar una nueva guerra mundial, cuando todavía se conservan heridas de las dos anteriores, con un impacto sobre la humanidad y la Tierra devastador…

Pero los que deciden no escuchan. Construyeron un pretexto, tienen el arsenal, los planes de destrucción y reconstrucción, y el consentimiento y la mala memoria de los únicos ciudadanos que importan, aunque la mayoría ni siquiera puedan ubicar Irán en un mapa.

La mesa está servida. Como siempre, la realidad no importa.

Obama promete a Netanyahu su respaldo a Israel pero aboga por la diplomacia con Irán

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha asegurado este lunes ante el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que Estados Unidos siempre “respaldará a Israel”, pero ha dicho que aún hay tiempo para la diplomacia en el caso iraní.

Netanyahu, en una demostración de unidad con un líder estadounidense con quien ha tenido una relación difícil, ha señalado en la Casa Blanca que tanto Israel como Estados Unidos tienen la necesidad de impedir que Irán obtenga armas nucleares.

“El vínculo entre nuestros países es inquebrantable”, ha indicado Obama. “Estados Unidos siempre respaldará a Israel cuando se trate de su seguridad”, ha agregado.

Los dos mandatarios, sentados juntos y sonriéndose en el Despacho Oval, han tratado de presentar un frente unido ante la crisis nuclear iraní, después de semanas de creciente preocupación por un posible ataque preventivo de Israel sobre Irán.

En uno de los encuentros más trascendentales de los líderes de Estados Unidos e Israel en años, no mencionaron las diferencias que tendrían sobre los elementos que podrían desencadenar una acción militar para frenar el programa nuclear de Irán, que Israel ve como una amenaza. “Creemos que todavía hay una ventana que permite una solución diplomática”, ha señalado Obama.

Netanyahu ha dejado claro que Israel sería el “dueño de su destino” en cuanto a su decisión de cómo tratar con Irán, país que ha llamado a la destrucción del Estado judío. “Israel debe tener la capacidad de defenderse por sí mismo, contra cualquier amenaza”, ha añadido Netanyahu, haciéndose eco de las declaraciones que hizo Obama este domingo, en un discurso ante el Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel (AIPAC), un poderoso lobby pro Israel.

En la reunión en la Casa Blanca, Obama ha dicho a Netanyahu que Estados Unidos se reservará “todas las opciones” para tratar con Irán. El presidente ha dejado claro que eso incluiría un posible componente militar.

“No queremos ver una carrera armamentística nuclear en la región más volátil del mundo”, ha señalado Obama.

Irán, por su parte, niega que esté produciendo armas nucleares.

(Tomado de http://www.europapress.es)

Irán deja de vender petróleo a Francia y Reino Unido

Irán ha anunciado que pone fin a la venta de petróleo a Francia y Reino Unido, según han comunicado fuentes oficiales, en una medida de represalia a las sanciones adoptadas por la Unión Europea contra el país persa.

“La exportación de crudo a compañías francesa y británicas se ha paralizado… y venderemos el petróleo a nuevos clientes“, dijo el portavoz del Ministerio de Petróleo, Alireza Nikzad.

La unión Europea decidió en enero poner fin a la importación de crudo iraní a partir del 1 de julio como sanción al desarrollo del programa nuclear de Irán, del que Occidente dice que está dirigido a la fabricación de armas nucleares.

El Ministerio de Petróleo iraní había indicado el 4 de febrero que dejaría de exportar de “algunos” países europeos.

La Comisión Europea aseguro que la zona no sufrirá escasez de crudo pese a que irán corte las exportaciones, ya que existen reservas para cubrir las necesidades durante 120 días.

Fuentes de la industria precisaron que los principales compradores de crudo iraní estaban aplicando importantes reducciones en las adquisiciones meses antes de que la UE aplicara las sanciones, reduciendo la entrada de petróleo iraní en marzo en un tercio, equivalente a 300.000 barriles diarios.

La medida ha sido anticipada por las compañías

La francesa Total ya ha dejado de comprar petróleo iraní. La holandesa Shell ha reducida sus compras de manera intensa.

Entre los países europeos la más expuesta al posible cierre de ventas es Grecia. Motor Oil Hellas puede que haya ya renunciado a la compra de petróleo iraní. Las españolas Repsol y Cepsa están reduciendo sus importaciones desde Irán.

Irán proveía en 2011 a la Unión Europea y Turquía una cantidad cercana a los 700.000 barilles diarios. A comienzos de este año las importaciones se habían reducido a 650.000 barriles diarios, en anticipación al posible embargo.

Arabia Saudí ha indicado que está preparada para un suministro extra mediante el adelanto de compromisos de entrega o bien procediendo a compras puntuales extraordinarias, lo que le ha hecho recibir fuertes críticas de Teherán.

Irán amenaza con un aumento de precios

Irán ha asegurado que el cierre no tendrá impacto sobre sus ventas de petróleo y ha asegurado que las sanciones solo llevarán a un aumento del precio del crudo.

Hace una semana, los precios del petróleo subieron hasta los 118,35 dólares por barril después de que surguiera el rumor de que Teherán iba a suspender las exportaciones a seis países europeos.

Las sanciones buscan una presión financiera

Las sanciones de la Unión Europea incluyen una variedad de restricciones que van más allá de las marcadas por la ONU hace un mes y consideran una prohibición de hacer negocios con bancos y aseguradoras iraníes y medidas para evitar las inversiones en el lucrativo negocio del gas y el petróleo irani, incluyendo las refinerías.

El incremento de sanciones tiene como objetivo presionar financieramente al quinto mayor exportador mundial de petróleo que, no obstante, posee poca capacidad de refinado y que tiene que importar el 40% de la gasolina que consume.

Más contactos sobre el programa nuclear, en Estambul

El ministro de Exteriores iraní, Ali Akbar Salehi, anunció también que representantes de Teherán y del Grupo 5+1, que integran los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania, tendrá su próximo encuentro en Estambul para tratar sobre el programa nuclear de Teherán, aunque todavía no hay fecha.

El lugar se decidió hace ya dos meses en un contacto con Catherine Ashton, alta representante europea de Asuntos Exteriores y Seguridad, que coordina el G5+1, agregó Salehi.

Las dos anteriores rondas de conversaciones de negociación entre la República Islámica y el G5+1 fueron en diciembre de 2010 y enero de 2011 en Ginebra y Estambul, y acabaron en fracaso.

Irán corta el suministro de crudo a seis países de Europa

Irán cesa las exportaciones del crudo a seis países de Europa, en respuesta a las sanciones impuestas por EE. UU. y la UE .

Entre los socios europeos que serán afectados por la medida iraní figuran España, Francia, Italia, Grecia, Portugal y los Países Bajos, según informa la televisión estatal.

Teherán cumple así con su amenaza formulada después de que el pasado 23 de enero la UE decidiera establecer sanciones financieras y un embargo a la comercialización del crudo iraní.

Tomado de Artículo completo en: http://actualidad.rt.com/

Occidente arrecia cerco económico contra Irán

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, el 14 de enero en Teherán (AFP/Archivo, Atta Kenare)

Bruselas, 23 ene (PL) La Unión Europea (UE) se apresta hoy a decretar un embargo petrolero contra Irán, en una nueva medida dirigida al estrangulamiento económico de la nación persa que genera reservas en algunos miembros del bloque.

Ministros de Exteriores del grupo de los 27 prevén rubricar este lunes un acuerdo en ese sentido, cuyas líneas generales ya fueron pactadas en una reunión de embajadores, dijeron fuentes diplomáticas.

Los países menos dependientes del crudo iraní presionaron para su puesta en vigencia lo antes posible, pero otros, como Grecia, pidieron alargar los plazos en vistas de las consecuencias de esta medida sobre sus economías.

Grecia adquiere petróleo en condiciones muy ventajosas, dado que el país persa no le exige garantías financieras, y necesita compromisos del bloque de que podrá comprar a otros productores en condiciones similares.

Además del bloqueo petrolero, la UE prevé congelar los activos del Banco Central con el pretexto de detener el proyecto nuclear de Teherán, que según occidente busca producir armas atómicas, aunque la nación persa insiste en su carácter pacífico.

Esas medidas seguirían a la ley adoptada por Estados Unidos para sancionar a instituciones financieras que mantengan negocios con el Banco Central de la República Islámica, el cual maneja los fondos del comercio de crudo.

La semana pasada Irán advirtió a la UE sobre los peligros de seguir ciegamente las políticas de Washington y afirmó que Estados Unidos quiere dejar a sus rivales “fuera del juego”.

En medio de la crisis financiera en la Eurozona, la imposición de cualquier sanción agravará los problemas y los hundirá más en la recesión, opinó el representante iraní ante la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Seyyed Mohammad Ali Khatibi.

Esta medida es sin dudas “un suicidio económico” para los países de la UE, dijo Khatibi.

Irán es en la actualidad el segundo productor de la OPEP y exporta cada día más de dos millones de barriles de crudo.

EE UU amenaza con aplicar sanciones a países latinoamericanos que recibieron a Ahmadineyad

Departamento de Estado

El Departamento de Estado advirtió este viernes a los países de América Latina que recibieron al presidente iraní Mahmoud Ahmadineyad que podrían estar sujetos a sanciones en caso de profundizar sus relaciones comerciales con Irán.

‘Si (decisiones a puertas cerradas) van a llevar a esos países en la dirección de comprar más petróleo iraní y a hacer mayor uso de sus bancos, entonces se hacen más vulnerables a las sanciones de Estados Unidos’, señaló la vocera del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

Al ser consultada por la prensa acerca de que si los países que visitó Ahmadineyad se expusieron a potenciales sanciones por parte de Washington, Nuland dijo que las reuniones por sí mismas no son las expuestas a sanciones, sino ‘los compromisos con bancos iraníes y las compras de crudo’, destacó.

El líder iraní concluyó la víspera en Ecuador una gira por Cuba, Venezuela y Nicaragua en la que obtuvo promesas de apoyo para afrontar las crecientes sanciones de Occidente por el presunto desarrollo de un programa nuclear con fines bélicos.

Sin embargo, Nuland dijo que si bien es competencia de la soberanía de cada país decidir a que gobernantes reciben, los mandatarios anfitriones saben que Estados Unidos no considera que la visita de Ahmadineyad sea útil a la política mundial.

Reiteró que Washington vio en la gira de Ahmadineyad como el intento de desesperación de un país que por sus ‘malas decisiones’ se ha puesto cada vez más en dirección del aislamiento internacional.

Al responder si el acercamiento de Venezuela, Ecuador, Cuba y Nicaragua con Irán dañaría los lazos con Estados Unidos, la vocera del Departamento de Estado indicó que su país tiene con varios de ellos dificultades que van más allá.

Fuente: Radio del Sur
A %d blogueros les gusta esto: