Ex presidente sudafricano Nelson Mandela continúa en estado crítico

El expresidente sudafricano Nelson Mandela, en el funeral de una nieta, en el año 2010. (AFP/Archivo, Siphiwe Sibeko)

El expresidente sudafricano Nelson Mandela, en el funeral de una nieta, en el año 2010. (AFP/Archivo, Siphiwe Sibeko)

(AFP) JOHANNESBURGO — El ex presidente sudafricano Nelson Mandela, de 94 años, “sigue en estado crítico” en el hospital donde fue internado hace 17 días por una infección pulmonar, informó este lunes el actual mandatario de Sudáfrica, Jacob Zuma.

“El ex presidente Mandela sigue en estado crítico en el hospital. Los médicos hacen todo lo posible para asegurarle bienestar y confort”, dijo Zuma a la prensa extranjera. “Fui al hospital anoche. Mandela dormía, lo vimos y luego conversamos un poco con los médicos y con su esposa, Graça Machel”, agregó el presidente sudafricano. “No estoy en condiciones de darles más detalles, no soy médico”, agregó Zuma durante una conferencia sobre las elecciones del año próximo.

El domingo por la noche, la presidencia sudafricana había anunciado que Mandela se encontraba en estado “crítico” desde hacía 24 horas. “El estado del ex presidente Nelson Mandela, quien sigue en el hospital en Pretoria, ha pasado a ser crítico”, revelaba el comunicado de la presidencia, que hizo un llamamiento a “la nación y al mundo a rezar por él”. El presidente Zuma, el vicepresidente del ANC -el partido en el poder- Cyril Ramaphosa y la esposa de Mandela se reunieron en el hospital el domingo por la noche para analizar la situación.

En Pretoria, ante el hospital Mediclinic Heart Hospital, numerosas personas se acercaban para depositar mensajes, globos o flores. “Mi deseo más profundo era que se restableciera para que las próximas generaciones pudieran ver a ese hombre que luchó por nosotros”, dijo a la AFP Phathani Mbatha delante del hospital. “Lamentablemente no se puede hacer nada, salvo rezar por él”, agregó.

En Washington, la Casa Blanca declaró el domingo que sus “pensamientos y oraciones” estaban dirigidos a Nelson Mandela, su familia y su pueblo, en momentos en que el presidente Barack Obama prepara su viaje a Sudáfrica. “Hemos tomado conocimiento de las últimas declaraciones del gobierno sudafricano sobre el crítico estado de salud del expresidente Mandela”, declaró la portavoz del Consejo Nacional de Seguridad Caitlin Hayden.

Después de una semana de silencio, la presidencia sudafricana había indicado el sábado que Mandela estaba “en estado grave pero estable”, después de que la televisión estadounidense CBS informara que la situación era sin duda más grave que lo que daban a entender los pocos comunicados oficiales. Las últimas noticias dadas por Zuma, que se remontaban al 16 de junio, se hacían eco de una “evolución” de su estado.

Pero según CBS, que repite que tuvo que ser “resucitado” a su llegada al hospital, su hígado y sus riñones solo funcionan al 50%, Mandela “no responde” y “no ha abierto los ojos en días”. La presidencia repitió también el domingo que la avería sufrida por la ambulancia que llevaba al héroe de la lucha anti-apartheid al hospital, en la madrugada del 8 de junio, que retrasó en 40 minutos su hospitalización, no había agravado su estado.

Mandela, icono de la lucha contra el apartheid y primer presidente negro de Sudáfrica en 1994, cumplirá los 95 el 18 de julio. Ha sido ingresado cuatro veces desde diciembre, la mayoría de las veces por infecciones pulmonares que sufre desde hace años. Las últimas imágenes emitidas de Mandela se remontan a finales de abril, durante una visita de responsables del ANC a su domicilio, y le mostraban totalmente ausente.

Sus problemas pulmonares que arrastra desde hace años están probablemente relaciones a las secuelas de una tuberculosis desarrollada durante su estancia en la isla-cárcel de Robben Island, junto a Ciudad del Cabo, donde estuvo 18 de los 20 años de detención en las cárceles del régimen racista del apartheid.

Liberado en 1990, Mandela fue entre 1994 y 1999 el primer presidente negro de su país, un dirigente de consenso que supo ganarse el corazón de la minoría blanca cuya opresión había combatido. Retirado de la vida política apareció en público por última vez durante la final de la Copa del Mundo, en julio de 2010 en Johannesburgo.

Mandela ‘tiene mucho mejor aspecto’, según el presidente de Sudáfrica

Nelson Mandela.Foto: AFP

Nelson Mandela.Foto: AFP

El expresidente de Sudáfrica Nelson Mandela, de 94 años, “tiene mucho mejor aspecto”, aseguró el máximo mandatario sudafricano, Jacob Zuma, tras una visita, con motivo del día de Navidad, al hospital en el que el premio nobel de 1993 está ingresado desde hace 16 días.

En un comunicado emitido por la Presidencia de Sudáfrica, Zuma precisó que Mandela “tiene mucho mejor aspecto” y “estaba muy contento de tener visitas en un día tan especial”.

“Le encontramos de buen humor. ¡Gritó el nombre de mi clan, Nxamalala, cuando entraba en la sala (del hospital)!”, apuntó el gobernante sudafricano.  “Los médicos están muy contentos con los progresos que está realizando”, señaló Zuma.

El presidente sudafricano visitó a Mandela en un hospital de Pretoria en el que se recupera de una intervención para la extracción de piedras de la vesícula, y donde se encontraban también para hacerle compañía la esposa del expresidente, Graça Machel, y varios miembros de su familia.

“La familia Mandela agradece sinceramente todo el apoyo que están recibiendo de la gente. Es lo que les hace avanzar en este momento tan difícil”, apostilló Zuma.

http://www.eltiempo.com/

Nelson Mandela, de 93 años, ha sido hospitalizado pero “está bien”

Nelson Mandela, en junio de 2010 en Sudáfrica (AFP/Pool/Archivo, Siphiwe Sibeko)

(AFP) JOHANNESBURGO — El ex presidente sudafricano y Premio Nobel de la Paz Nelson Mandela, de 93 años, ha sido hospitalizado el sábado por dolores abdominales, pero “está bien”, según anunció la presidencia.

“El presidente Jacob Zuma confirma que el ex presidente Nelson Mandela fue hospitalizado hoy, 25 de febrero de 2012”, señala un comunicado de la presidencia.

“Madiba tiene un problema abdominal desde hace tiempo y los médicos piensan que necesita una asistencia especializada”, agrega dicho texto, utilizando su nombre de clan, apodo afectuoso utilizado por la mayoría de los sudafricanos.

“No puedo hacer más comentarios, pero puedo asegurarles que el ex presidente está de buen humor y se siente bien”, declaró el portavoz de la presidencia, Mac Maharaj, al canal de información e-news.

“No quiero entrar en detalles porque queremos preservar la intimidad de la familia del presidente Mandela y la suya y evitar los rumores”, añadió, y aseguró que la presidencia mantendrá al país al corriente de la evolución de la situación.

La hospitalización de Mandela “no es una urgencia”, indicó por su parte Keith Khoza, portavoz del Congreso Nacional Africano, el partido en el poder, desmintiendo los rumores de que el ex mandatario sería operado.

La presidencia no precisó en que hospital se encontraba ingresado el ícono de la lucha contra el apartheid, el sistema de segregación racial establecida por la minoría blanca.

La salud del primer presidente posterior al apartheid ya creó temor en Sudáfrica cuando fue hospitalizado a principios del año pasado debido a una aguda infección respiratoria.

“Le deseamos una pronta recuperación y le aseguramos nuestro amor y los buenos deseos de todos los sudafricanos y de la gente en todo el mundo”, dice el comunicado de la presidencia, a la vez que pide a “todos respetar la intimidad de Madiba y de su familia durante este periodo”.

Mandela apareció por última vez en público en la final de la Copa del Mundo de fútbol, organizada por Sudáfrica, en julio de 2010. Y su última intervención en los medios de comunicación sudafricanos se remonta al pasado 7 de octubre, durante el último censo de población.

Nelson Mandela permaneció varios meses en su pueblo de la provincia de Cabo Oriental (sur), donde celebró su 93º aniversario en enero, y volvió a su domicilio de Johannesburgo a finales de enero.

Encarcelado durante 27 años por el régimen racista del apartheid y galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1993, fue elegido en 1994 como primer presidente negro de Sudáfrica en las primeras elecciones abiertas a todos los habitantes del país. Se retiró en 1999 después de un único mandato.

Mandela es objeto de un verdadero culto en su país, donde su imagen y sus citaciones son omnipresentes. Numerosas avenidas llevan su nombre, sus antiguas viviendas han sido transformadas en museos, y su rostro o nombre aparecen en toda clase de recuerdos para turistas como gorras, camisetas o libros de cocina.

El presidente Zuma anunció el 11 de febrero que una nueva serie de billetes de banco con su efigie se pondrá en circulación antes de finales de año.

Los rumores sobre su estado de salud agitan regularmente las redes sociales. A finales de diciembre, un periodista anunció en twitter su hospitalización tras la difusión por parte de un canal televisivo de una retrospectiva de 2011 que recordaba su enfermedad de enero, lo cual obligó a la presidencia sudafricana a tranquilizar a la población sobre su salud.

A %d blogueros les gusta esto: