NOAM CHOMSKY: EEUU ha estado en guerra con Cuba desde finales de 1959

noam-chomsky-siriaLos Estados Unidos y Cuba han celebrado una segunda ronda de conversaciones como parte del esfuerzo por restablecer las relaciones diplomáticas por primera vez en más de medio siglo. Las dos partes podrían reabrir embajadas en La Habana y Washington a tiempo para una reunión regional el próximo mes.

Analista político y lingüista de renombre mundial Noam Chomsky da la bienvenida a la decisión del presidente Obama para comenzar normalizar las relaciones con Cuba, pero advierte que después de más de medio siglo de injerencia de Estados Unidos en la isla, es el paso mínimo que podía tomar.

AMY GOODMAN: A medida que continuamos nuestra conversación con Noam Chomsky, pasamos ahora a América Latina. Le preguntamos sobre el deshielo de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y la intromisión estadounidense en Cuba.

NOAM CHOMSKY: Estados Unidos ha estado en guerra con Cuba desde finales de 1959. Cuba había sido, esencialmente, una colonia de los Estados Unidos, una colonia virtual. En enero de 1959, las fuerzas de la guerrilla de Castro se hizo cargo.

A finales de ese año, alrededor de octubre, aviones estadounidenses ya estaban bombardeando Cuba desde la Florida. Eso, creo que fue, marzo de 1960, hubo una decisión formal internamente para derrocar al gobierno. John F. Kennedy llegó poco después, llegó a la Bahía de Cochinos. Después de la Bahía de Cochinos, no había casi histeria en Washington sobre cómo castigar a los cubanos para esto.

Kennedy hizo algunos discursos increíbles acerca de cómo, ya sabes, el futuro del mundo está en juego en el trato con Cuba y así sucesivamente. Los EE.UU. lanzaron una gran guerra terrorista contra Cuba. La mayor guerra terrorista es parte de los antecedentes de la crisis de los misiles, que casi llevó a una guerra nuclear . Justo después de la crisis, la guerra terrorista volvió a repuntar.

Mientras tanto, las sanciones han sido muy duras contra Cuba, desde el régimen de Eisenhower, extendida por Kennedy, y ampliado aún más con Clinton. El mundo ha sido totalmente opuesto a esto. Los votos en la Asamblea General, que no pueden hacerlo en el Consejo de Seguridad porque los EE.UU. veta de todo, pero en la Asamblea General, los votos son abrumadoras.

Creo que la última fue 182 a dos, ya sabes, Estados Unidos e Israel, ya veces recojo Papua o algo por el estilo. Esto ha estado sucediendo año tras año. Los EE.UU. están totalmente aislados, no sólo en este tema, muchos otros.
Por último, observe que Obama no terminó las sanciones. De hecho, ni siquiera terminar las restricciones, muchas de las restricciones a los viajes y así sucesivamente. Ellos hicieron un gesto leve hacia avanzar hacia la normalización de las relaciones.

Las sanciones son realmente increíbles. Por lo tanto, si, por ejemplo, Suecia estaba enviando equipos médicos en algún lugar que tenía níquel cubano en él, que tuvo que ser prohibida, ya sabes, cosas como esas.

AMY GOODMAN: ¿Y el terrorismo, quieres decir?

NOAM CHOMSKY: Terrorismo que duró hasta los años 90. La peor parte fue bajo Kennedy, luego volvieron a aumentar durante los últimos años 70 y así sucesivamente. A los principales terroristas se les proporcionan refugio en Florida. El fallecido Bosch es uno, Orlando Bosch. Posada es otro.

¿Te acuerdas de que había algo llamado la Doctrina Bush, Bush II: Un país que alberga terroristas es lo mismo que los propios terroristas. Eso es para los demás, no para nosotros.

Ahora que nuestra vieja política de llevar la libertad y la democracia no funcionó, así que teníamos que intentar una nueva política. Quiero decir, la ironía de esto es casi indescriptible. El hecho de que estas palabras se puede decir que es chocante. Es una señal de, una vez más, un fracaso en alcanzar un nivel mínimo de la conciencia y el comportamiento civilizado. Pero los pasos, quiero decir, es bueno que hay pequeños pasos que está dando.

(Tomado de Realcuba’s Blog)

Robert Kennedy Jr le canta las cuarenta al gobierno de Obama en torno a Cuba

ROBERT KENNEDY JR

ROBERT KENNEDY JR

Washington, marzo 6 – El sobrino del presidente John F. Kennedy e hijo de su ministro de Justicia Robert F. Kennedy recuerda a la actual administración estadounidense algunas verdades sobre el conflicto entre Cuba y Estados Unidos.

  1. El presidente Obama decidió restablecer las relaciones diplomáticas con Cuba “tras cinco décadas de una política errada de la cual mi tío John F. Kennedy y mi padre Robert F. Kennedy son responsables y que reforzaron después del establecimiento de un embargo americano por la administración Eisenhower en 1960”.
  2. El pretexto de la democracia y de los derechos humanos para justificar la hostilidad hacia Cuba no es creíble. En efecto, “hay verdaderos tiranos en el mundo y numerosos países con una situación de los derechos humanos peor que la de Cuba […] donde la tortura, las desapariciones forzadas, la intolerancia religiosa, la supresión de la libertad de expresión y de asamblea, la opresión medieval de las mujeres, las elecciones fraudulentas y las ejecuciones extrajudiciales son prácticas gubernamentales, y que sin embargo son aliados de Estados Unidos”.

  3. “Mientras acusamos a Cuba de encarcelar y maltratar a presos políticos, hemos sometido a la tortura a presos –muchos de los cuales eran inocentes según las propias confesiones del Pentágono–, incluidos el ‘submarino’, las detenciones ilegales y el encarcelamiento sin juicio en las celdas de Guantánamo”.

  4. “Resulta irónico ver que los responsables políticos que pretenden que debemos castigar a Castro por violaciones de los derechos humanos y malos tratos en las prisiones cubanas afirman por otra parte que Estados Unidos tiene razón para maltratar a nuestros propios presos en las cárceles cubanas”, en Guantánamo.

  5. “Mientras acusamos a Cuba de no permitir que sus ciudadanos viajen libremente a Estados Unidos, impedimos que nuestros propios ciudadanos viajen libremente a Cuba”.

  6. “Parece absurdo perseguir una política exterior repitiendo una estrategia que ha sido un fracaso monumental durante seis décadas”.

  7. “La definición de la locura es repetir la misma acción una y otra vez y esperar resultados diferentes. En este sentido, el embargo es una locura”.

  8. “Resulta claro para todo el mundo que el embargo […] castiga injustamente a los cubanos ordinarios”.

  9. Las sanciones contra Cuba constituyen el principal obstáculo “al desarrollo económico al hacer que toda mercancía y todo tipo de equipamiento son a la vez astronómicamente caros y difíciles de conseguir”.

  10. Las sanciones económicas son responsables de la situación actual en Cuba.

  11. Las sanciones económicas “recuerdan constantemente al valiente pueblo cubano que nuestra nación poderosa, que organizó una invasión de su isla, que conspiró durante décadas para asesinar a sus líderes, que saboteó su industria, mantiene su campaña agresiva para arruinar su economía”.

  12. La política de sanciones, cuyo objetivo es derrocar el orden establecido en Cuba, es un fracaso total. Se trata de “la más larga de la historia y el régimen de Castro aún está en el poder”.

  13. “El embargo desprestigia claramente la política exterior de Estados Unidos, no sólo en América Latina, sino también en Europa y en otras regiones”.

  14. La comunidad internacional condenó unánimemente el estado de sitio contra Cuba, como lo hizo la Comisión Interamericano de Derechos Humanos y la Unión Africana.

  15. Las sanciones contra Cuba dañan “nuestro prestigio mundial y nuestra autoridad moral” y hacen que “el resto del mundo considere hipócrita a Estados Unidos”.

  16. Si el Presidente Kennedy no hubiera sido asesinado, habría acabado con las sanciones contra Cuba.

  17. “El Presidente Kennedy dijo a Castro, a través de intermediarios, que Estados Unidos pondría fin al embargo” si Cuba dejaba de exportar la revolución en América Latina.

  18. Los soviéticos abandonaron Cuba en 1991 “pero el embargo americano sigue golpeando todavía la economía cubana”.

  19. “Si el objetivo de nuestra política exterior en Cuba es promover la libertad para los ciudadanos oprimidos, deberíamos abrirnos a ellos y no encerrarlos”.

  20. Las sanciones económicas contra el pueblo cubano están condenadas a “desaparecer”.

  21. “Imagínense que un presidente de Estados Unidos, como fue el caso de Castro, hubiera tenido que afrontar más de 400 intentos de asesinato, miles de actos de sabotaje organizados por una potencia extranjera contra nuestro pueblo, nuestras fábricas, nuestros puentes, una invasión armada apoyada por el extranjero y cincuenta años de guerra económica que hubieran privado a nuestros ciudadanos de los suministros más básicos y hubiera estrangulado nuestra economía”.

  22. A pesar de sus recursos limitados y del estado de sitio económico que impone Washington, Cuba ha conseguido “resultados impresionantes” con la tasa de alfabetización más elevada del continente, acceso universal y gratuito a la salud y “más doctores por habitantes que cualquier otra nación de las Américas”.

  23. Los médicos cubanos poseen un excelente nivel de formación.

  24. “Contrariamente a las demás islas del Caribe donde la pobreza es sinónimo de hambruna, todos los cubanos reciben una libreta alimentaria que les permite cubrir sus necesidades”.

  25. “Tenemos tanto que aprender de Cuba”.

*Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, SalimLamrani es profesor titular de la Universidad de La Reunión y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su último libro se titula Cuba, the Media, and the Challenge of Impartiality, New York, Monthly Review Press, 2014, con un prólogo de Eduardo Galeano.

http://monthlyreview.org/books/pb4710/

( Tomado de Aporrea )

¿Qué sucedió cuando Kennedy trató de levantar el bloqueo contra Cuba?

Por: Carlos Lechuga Hevia

jfk1Es sorprendente el paso que dio (John F.) Kennedy  para explorar un entendimiento con Cuba, si se toma en cuenta la situación que imperaba en esos momentos de persistencia de las acciones agresivas, pero ofreció muestras de que de alguna manera deseaba quebrar esa sólida muralla de intransigencia con la Cuba revolucionaria. Asumía un gran riesgo político y por eso las gestiones que inició estuvieron confinadas al conocimiento de un reducido grupo de sus más íntimos colaboradores, lo que indica la desconfianza que tenía…

Un elemento que quizás estuvo presente en la decisión que tomó -y todo está en el terreno de la especulación- es que superada la crisis (de Octubre) y abierto el camino para la distensión con la URSS, la situación internacional adquiriría otro colorido, aunque siempre la cuestión cubana para los EEUU presentaba características distintas a las del resto del mundo.

En la sala de la casa de Lisa Howard, entre cocteles y bocaditos, diplomáticos y periodistas, me fue presentado el embajador norteamericano (William Attwood), quien no perdió tiempo en exponer el objetivo que tenía el encuentro conmigo.

Dijo que había sido autorizado por Adlai Stevenson (Embajador de EEUU en ONU) para que me hablara, y que en pocas horas volaría a Washington para pedirle autorización al Presidente, para ir a Cuba a entrevistarse con Fidel Castro e indagar la viabilidad de un acercamiento entre La Habana y Washington. Iría de incógnito y advirtió que estaba hablando a título personal, pendiente de las instrucciones que recibiera. La situación existente es anormal, dijo, y en algún momento hay que romper el hielo. Fue muy locuaz y se notaba que deseaba establecer un ambiente de franqueza para dar la certidumbre de la sinceridad de sus propósitos.

Por nuestra parte, le dijimos que también hablábamos a título personal, y que informaría a mi gobierno para conocer la decisión que tomaba con respecto a su planteamiento. Agregué que, teniendo en cuenta la situación que existía entre su país  y el mío y la política agresiva que no se abatía, era sorprendente lo que me decía, y que lo escucharía con mucho interés.

Kennedy quería negociar con Cuba, para eliminar el bloqueo. William Attwood me explicó que estaba autorizado a hablar conmigo, pues el Presidente deseaba un acercamiento con nuestro país, aunque dentro del gobierno existían sectores contrarios a un acuerdo con Cuba. Kennedy había apoyado la invasión de Playa Girón y respaldado a los terroristas, pero llegó un momento en que decidió cambiar de política.

Me pareció muy extraño, pues nos atacaba muy seguido. Por aquellos días, hizo un discurso bastante neutral en la American University, pero después fue a Berlín y pronunció uno muy agresivo mencionando a nuestro país.

En la segunda entrevista, me dijo que Robert (hermano del Presidente) estaba de acuerdo también y quedamos en confeccionar una agenda de trabajo. Eso fue en noviembre de 1963, el mes en que asesinaron a Kennedy. Después, se publicó un libro, en el cual se asegura que había dejado escrito en su mesa de trabajo que, cuando regresara de Dallas conversaría con Atwood sobre el desarrollo de las entrevistas conmigo.

Un ayudante de Kennedy -Arthur Schlezinger – que ha venido a Cuba en varias ocasiones, para reuniones sobre la Crisis de Octubre dice en uno de sus libros: “… las conversaciones de Atwood con Lechuga eran vigiladas por la CIA, pues los veían hablar a los dos en Naciones Unidas y, seguramente, no hablaban de bebidas”.

(Fragmentos tomados del libro de Carlos Lechuga, En el ojo de la tormenta –

Ocean Press, 1995)

*Carlos Lechuga Hevia. Periodista y diplomático cubano. Fundador de la diplomacia revolucionaria cubana. Último Embajador de Cuba en la Organización de Estados Americanos (OEA). Representante de la Isla en la Organización de Naciones Unidas (ONU) durante la Crisis de Octubre. En 1963 fue el enlace de los contactos que Kennedy inició con el gobierno cubano, una política que tenía como objetivo la apertura de canales de comunicación entre ambos países.

( Tomado del blog Guajirita Soy )

El tiro fatal que cegó la vida del presidente John F. Kennedy lo disparó un cubano

 

Herminio Díaz. Foto: The National Enquirer.

Herminio Díaz. Foto: The National Enquirer.

Un reportaje del tabloide norteamericano The National Enquirer reveló que el tiro fatal que cegó la vida del presidente John F. Kennedy lo disparó un cubano vinculado a la mafia y a la CIA.

En exclusiva, The Enquirer reveló que un francotirador cubano con lazos con la Mafia y con la CIA confesó haber participado la conspiración para matar a 35º presidente de los Estados Unidos.

La sorprendente nueva evidencia fue descubierta por el respetado autor Anthony Summers, quien reveló la identidad del asesino en una actualización de su clásico libro de 1998 sobre el asesinato de Kennedy, Not In Your Lifetime.

Según Summers, el segundo tirador fue Herminio Díaz, un asesino a sueldo que había trabajado para el notorio jefe de la mafia Santo Trafficante Jr. en Cuba, durante la dictadura de Fulgencio Batista. Díaz cometió al menos 20 asesinatos en su vida, de acuerdo con la publicación.

Díaz llegó a los EEUU a mediados de 1963, de acuerdo con documentos de la CIA, pocos meses antes de que Kennedy fuera abatido en Dealey Plaza el 22 de noviembre de ese año.

“Díaz era un asesino profesional con un récord de asesinatos políticos”, dijo Summers.

“También había trabajado para el jefe de la mafia Trafficante como director de seguridad del casino del Hotel Habana Riviera en Cuba.

“Él estaba en el país (EEUU) en el momento adecuado y participó en el movimiento anti-Castro. Muchas personas en ese movimiento pensaban que el presidente Kennedy lo había traicionado durante la invasión patrocinado por la CIA en Bahí de Cochinos en 1961 y durante la crisis de los misiles de Cuba en 1962 , y tenían un motivo para matarlo”, aseguró Summers a The Inquirer.

asesinato-de-kennedy1-580x430

 

“Francamente, todo suma”

Según Summers, Díaz reveló su papel en el asesinato de Kennedy a un amigo llamado Tony Cuesta. Los dos hombres se dirigían a Cuba en barco en una incursión terrorista el 29 de mayo de 1966 para asesinar al entonces presidente Osvaldo Dorticós, cuando Díaz contó los detalles sobre el plan de asesinato. ”Cuesta Díaz y hablaron en el barco mientras esperaban tocar tierra cubana”, dijo Summers.

“Durante sus conversaciones, Díaz admitió que había tomado parte en la muerte de Kennedy. ”

Díaz murió en el ataque contra las costas cubanas, en Monte Barreto, Miramar (costa norte de la Isla). Después, una foto publicada en un periódico Granma mostró que llevaba una licencia de conducir de la Florida válida y una tarjeta de Seguro Social, la evidencia de que el ataque había sido organizado en los EE.UU.

Su amigo Cuesta resultó gravemente herido en el ataque, capturado y encarcelado en la prisión de La Cabaña, en La Habana. Mientras era atendido en la enfermería de la cárcel, Cuesta confesó la historia del asesinato de Díaz a otro recluso cubano contrarrevolucionario, Reinaldo Martínez. Después de su salida de la cárcel, Martínez huyó a Miami, y en 2007 se puso en contacto G. Robert Blakey, quien fuera el asesor jefe del Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos (U.S. House of Representatives Select Committee on Assassinations).

“Martínez pensó que iba a morir y quería dejar las cosas claras”, dijo Blakey a Enquirer .

“Creo que él estaba diciendo la verdad. No era solo Lee Harvey Oswald el que mató a Kennedy. Fue una conspiración, y Herminio Díaz fue el segundo tirador”.

Summers también entrevistó a Martínez durante dos días en Miami.

En la famosa película de Zapruder, que muestra la caravana presidencial a través Dealey Plaza, Kennedy es alcanzado primero por detrás, donde Oswald se encuentra en el Texas School Book Depository. Después, Kennedy fue golpeado por la parte frontal en un ángulo que indicaría la presencia de un tirador situado en la “loma cubierta de hierba”.

Otro experto que está convencido de que había un segundo tirador es el mundialmente famoso médico forense Cyril H. Wecht, quien ha pasado décadas estudiando el asesinato.

“En base a las pruebas médicas , físicas y fotográficas disponibles, todos los cuales he examinado varias veces, el asesinato del presidente John F. Kennedy se llevó a cabo por dos hombres -no sólo Lee Harvey Oswald-”, dijo Wecht Enquirer . Según su análisis, Wecht dice que dos hombres armados dispararon cuatro tiros, y uno de los asesinos se situó en la parte delantera de la caravana.

“Teniendo en cuenta la trayectoria inicial hacia atrás de la cabeza del presidente después de haber sido afectado por las explosiones de bala, creo que un francotirador operó desde la parte delantera derecha del vehículo, detrás de la valla en el montículo de hierba”, dijo.

“Los testimonios corroboran esto. “Si bien el Informe Warren descuenta ese escenario, varios testigos repitieron la misma historia a la comisión del Congreso entre 1977 y 1979 , de acuerdo con Blakey.

“En nuestras audiencias, había un montón de testimonios que advertían de que se disparó un tiro en el montículo de hierba”, añadió Blakey a The Enquirer. ”Creo que hubo cuatro disparos. El primero, segundo y cuarto disparo provenían del Texas School Book Depository. El tercer disparo desde el montículo de hierba.

“El comité tenía todo, menos los nombres de las personas involucradas en la conspiración. La historia de Martínez ha llenado las últimas piezas del rompecabezas. Había dos tiradores ” .

De acuerdo con Summers y Blakey, Martínez se acercó al FBI para contar su historia, pero le dijeron que la investigación de asesinato estaba cerrada. Blakey ha reconocido que este descubrimiento del papel de Díaz en el asesinato es un “avance de importancia histórica”. ”El libro de Summers merece ser leído y tomado en serio por todos aquellos que se preocupan por la verdad y la justicia”, dijo.

Summers, añadió: “Estoy totalmente convencido de las historias contadas por Reinaldo Martínez y Tony Cuesta sobre el papel de Herminio Díaz en el asesinato del presidente Kennedy”.

Del libro El chaiman soy yo, de Reinaldo Taladrid y Lázaro Barredo:

Dos días antes del magnicidio se encontraban en Dallas varios cubanos con armas y mirillas telescópicas, entre ellos, Eladio del Valle y Herminio Díaz, dos asesinos a sueldo y expertos tiradores, vinculados a la mafia y a la policía de Batista. A su vez, las características físicas de Del Valle y de Díaz coinciden con las descripciones que varios testigos hicieron a la Comisión Warren, de los dos cubanos vistos salir del edificio, momentos después de ser asesinado el Presidente.Lo realmente curioso es el destino final de ambos: Eladio del Valle fue brutalmente asesinado en Miami, en cuanto el fiscal de New Orleans, Jim Garrison, inició su investigación sobre el asesinato de Kennedy; Del Valle fue descuartizado y picado en pedazos con un machete; y aún más interesante fue el final de Herminio Díaz, quien murió en las costas de La Habana, en 1966, al chocar con un patrulla fronteriza, mientras trataba de infiltrarse en la isla con la misión de asesinar al entonces presidente Osvaldo Dorticós, y ametrallar, a su regreso a Miami, el hotel Riviera.

Para cumplimentar la misión a la que fue enviado, Díaz debía infiltrarse en plena capital cubana, en un momento en que, producto de un incidente en la Base Naval de Guantánamo*, el ejército cubano se encontraba en alarma de combate, y se había reforzado al máximo la vigilancia aérea y costera. A los ojos de los expertos, incluyendo la seguridad cubana, la operación era un verdadero suicidio. El organizador financiero y planificador de tan “peculiar misión”, no fue otro que Jorge Mas Canosa.

*El incidente tuvo lugar el 21 de mayo y resultó muerto el soldado del batallón fronterizo, Luis Ramírez López y heridos otros dos, por disparos efectuados por soldados norteamericanos desde la Base Naval de Guantánamo. (VerCronología del Terrorismo 1966/ Granma)

 

El primer disparo es desviado por un árbol y rebota en el cemento que hiere al testigo James Tague. 3,5 segundos después se produce el segundo disparo que llega a Kennedy por detrás y sale por su garganta, hiriendo también al gobernador de Texas, John Connally. El presidente deja de saludar al público y su esposa tira de él para recostarlo sobre el asiento. El tercer disparo ocurre 8,4 segundos después del primer disparo, justo cuando el auto pasa al frente de la pergola de hormigón. Cuando el tercer disparo impacta de lleno en el occipital derecho de la cabeza de Kennedy, Jackie Kennedy, se abalanza a la parte trasera del auto, donde recoge una sección del cráneo del presidente. Un ciudadano de nombre Abraham Zapruder, que filmaba la comitiva presidencial, logró captar en su película el momento en que Kennedy es alcanzado por los disparos. Esta película es parte del material que la Comisión Warren utilizó en su investigación del asesinato.

El primer disparo es desviado por un árbol y rebota en el cemento que hiere al testigo James Tague. 3,5 segundos después se produce el segundo disparo que llega a Kennedy por detrás y sale por su garganta, hiriendo también al gobernador de Texas, John Connally. El presidente deja de saludar al público y su esposa tira de él para recostarlo sobre el asiento. El tercer disparo ocurre 8,4 segundos después del primer disparo, justo cuando el auto pasa al frente de la pergola de hormigón. Cuando el tercer disparo impacta de lleno en el occipital derecho de la cabeza de Kennedy, Jackie Kennedy, se abalanza a la parte trasera del auto, donde recoge una sección del cráneo del presidente. Un ciudadano de nombre Abraham Zapruder, que filmaba la comitiva presidencial, logró captar en su película el momento en que Kennedy es alcanzado por los disparos. Esta película es parte del material que la Comisión Warren utilizó en su investigación del asesinato.

 

En Video, el asesinato de Kennedy:

 

 

Hallan un vídeo de la reconstrucción del asesinato de Kennedy oculto medio siglo

YouTube / tvbodaga

Este jueves, el día del 49.º aniversario del asesinato del presidente estadoundiense John Kennedy, se publica un vídeo de su ‘segundo asesinato’, reproducido por agentes de seguridad tras su muerte.

La grabación es la reconstrucción policial del crimen y nunca hubiera visto la luz de no ser por Alyssa Leverton, que eligió para su proyecto de séptimo curso en la escuela el asesinato del presidente y las numerosas teorías de la conspiración que lo rodean. La joven dedicó tanto tiempo y esfuerzos a su trabajo que el director del colegio lo mencionó en una conversación con sus amigos, la pareja Jan y Bobby Lemons. ¡Y cuál no fue su sorpresa cuando sus amigos sacaron de sus archivos, guardados en cajas en la cocida, un viejo vídeo de 8 mm rodado en 1964, pocos meses después del magnicidio! “Nunca pensé que nadie pudiera estar interesado en él”, dijo Bobby Lemons. Aquel día, al llegar a la atestada carretera Dealey Plaza, se encontraron con agentes federales que realizaban una reconstrucción del asesinato. Sin pensárselo dos veces, Bobby Lemons sacó su cámara y comenzó a filmar, entre otras cosas a un agente que se hacía pasar por Kennedy, que presentaba marcas en su cuerpo que mostraban dónde impactaron los disparos. Hasta que no le mostraron el vídeo a su amigo, la pareja creía que lo que tenían era de poca enjundia. Entonces la grabación le fue mostrada a la joven entusiasta y después entregada al museo dedicado a la memoria del presidente Kennedy, ubicado en el sexto piso del antiguo archivo de libros en Dallas, desde el cual —según se cree— fueron efectuados los disparos mortales (el así llamado Museo del Sexto Piso).    Es el único vídeo en color conocido sobre la investigación. Muchas circunstancias del fallecimiento de Kennedy aún siguen en la sombra. De hecho, se pone en tela de juicio tanto la cantidad de disparos efectuados (varios testimonios afirman que fueron más de dos) como la misma personalidad del asesino y los motivos del crimen. Según la versión oficial el autor del magnicidio fue Lee Harvey Oswald, que murió en una comisaría policial dos días después del fallecimiento de Kennedy.

http://actualidad.rt.com/

Consideraciones sobre Cuba del Presidente John F. Kennedy, casi un mes antes de su asesinato

En nota publicada hoy por el Diario Granma, podemos leer ciertas consideraciones sobre Cuba realizadas por el Presidente Kennedy, 2 años después de la invasión a Playa Girón, año y medio aproximadamente después de firmar la Orden Ejecutiva que impuso el total bloqueo a Cuba, y a menos de 4 años del triunfo revolucionario… ¿quizá estas palabras sellaron la orden para su asesinato? ¿Quiénes conocían el pensamiento del Presidente Kennedy sobre la normalización de relaciones con Cuba? Como bien afirma Cubainformación “Quienes protegen a Posada Carriles conspiraron contra Kennedy”

Vea también y saque usted sus propias conclusiones

Posada Carriles y el asesinato de Kennedy / Por Deirdre Griswold

http://www.workers.org/mo/2005/posada-carriles-0623/

Consideraciones sobre Cuba del Presidente John F. Kennedy, casi un mes antes de su asesinato

Durante una entrevista con el periodista francés Jean Daniel, el 24 de octubre de 1963

“Yo creo que no hay un país en el mundo, incluyendo cualquiera y todos los países que han estado bajo dominación colonial, donde la colonización económica, humillación y explotación fueran peores que en Cuba, en parte debido a la política de mi país durante el régimen de Batista.

Yo estoy de acuerdo con lo que planteó Fidel Castro en la Sierra Maestra, cuando con toda justificación reclamaba justicia y especialmente anhelaba liberar a Cuba de la corrupción. Inclusive puedo ir más allá: en cierto sentido era como si Batista fuera la encarnación de un número de pecados cometidos por Estados Unidos.

Ahora debemos pagar por esos pecados. Sobre el régimen de Batista, yo estoy de acuerdo con los primeros revolucionaros cubanos. Eso está perfectamente claro.”

Nota de la redacción: El 22 de noviembre de 1963 el periodista francés Jean Daniel, por encargo de Kennedy, conversaba con el compañero Fidel sobre la posibilidad de que ambos países trabajaran en busca de una normalización de las relaciones. En medio de la conversación, recibieron la noticia de que Kennedy había sido asesinado en Dallas.

( Tomado del Blog de La polilla cubana )

EEUU: Un pedazo de la nave espacial Columbia aparece tras secarse un lago en Tejas

Un equipo de reconstrucción del Columbia clasifica los restos del transbordador que explotó en 2003. Un pedazo del destruido transbordador espacial Columbia apareció en el este de Texas, sur de Estados Unidos, donde una grave sequía hizo bajar el nivel de agua de un lago y dejó al descubierto restos de la nave, que explotó en 2003 poco antes de aterrizar

Un pedazo del transbordador espacial Columbia, que explotó en el año 2003 poco antes de aterrizar, apareció al este de Tejas, donde una grave sequía hizo bajar el nivel del agua de un lago y dejó al descubierto restos de la nave estadounidense.

El objeto en forma de globo que apareció en el lago Nacogdoches, al norte de Houston, era uno de los 18 tanques del Columbia, dijo una portavoz de la NASA, Lisa Malone.

“La semana pasada fuimos contactados por la oficina del alguacil de Nacogdoches para hacernos saber que habían encontrado un objeto que creían que era un resto del Columbia”, dijo Malone a la AFP. “La sequía hizo que el lago bajara y los niveles se redujeron, lo que dejó expuesto el tanque”.

Las imágenes fueron enviadas a los ingenieros de la NASA en el Centro Espacial Kennedy, en Florida (sureste), quienes confirmaron rápidamente que el tanque era parte del Columbia, dijo. Varios de los tanques ya se recuperaron en los últimos años.

El transbordador Columbia se desintegró al regresar a la Tierra en 2003, causando la muerte de los siete astronautas a bordo y dejando tras de sí restos a lo largo de varios cientos de kilómetros. La causa del accidente se vinculó más tarde a un escudo protector de calor defectuoso que había sido dañado por un pedazo de espuma que se desprendió poco después del despegue.

Malone dijo que se ha recuperado un 38-40% de la nave, y que comunidades en Tejas y Luisiana (sur) todavía comunican descubrimientos de restos de la nave varias veces al año. “Estamos tratando de que (este nuevo resto del Columbia) se envíe de regreso a Florida”, donde se unirá a otras partes del transbordador almacenados en el Centro Espacial Kennedy, dijo Malone.

¿Quién mató realmente al presidente Kennedy?

Establecida a principios de siglo por inmigrantes italianos llegados a los EE.UU., la mafia era un grupo organizado que nació para proteger a dichos inmigrantes como ciudadanos, ya que la fuerza policial de aquellos tiempos no les brindaba la seguridad que necesitaban. Con el transcurso de los años, esta mafia, también conocida como “Cosa Nostra”, fue adquiriendo mucho poder hasta el punto de controlar ciertos sectores públicos e incluso fuerzas policiales del propio gobierno.

Durante los años 50 la influencia de la mafia creció hasta extenderse de costa a costa de los EE.UU., siendo su poder económico inigualable. Este poder no sólo alcanzó a los negocios y establecimientos de sus áreas de control, sino que también se infiltró en los más altos órganos de gobierno de algunas ciudades, incluido el cuerpo legislativo del país.

Mientras tanto, la situación histórica del mundo no era nada alentadora: la Unión Soviética continuaba posicionándose como el enemigo público de los Estados Unidos y la ya famosa y conocida guerra fría entre los dos países se encontraba en su mayor apogeo. Por otra parte, la isla de Cuba gobernada por Batista, llena de casinos y de negocios ilegales dirigidos por la mafia, era tomada por Fidel Castro. La “perla del Caribe” vivía así el éxodo de la mafia, que a su vez perdía una gran parte de sus ingresos debido a la nueva situación política.

John F. Kennedy, trigésimo quinto presidente de los EE.UU., decidió emprender una lucha contra la mafia, firmando la clausura de todos aquellos establecimientos que lucraban a las familias italianas pertenecientes a esta organización y extendiendo órdenes de arrestos que condujeron a la detención y posterior enjuiciamiento de mafiosos de diferentes categorías.

Un viernes 22 de noviembre del año 1963, Kennedy fue asesinado de varios disparos mientras desfilaba en un automóvil descapotable por la plaza Deley de Dallas, acompañado de su escolta presidencial y de su esposa Jacqueline. Su presunto asesino, Lee Harvey Oswald, era detenido. Poco tiempo después, durante una transferencia de prisiones, Jack Ruby (Jack Leon Rubenstein) asesinaba a Lee Harvey Oswald públicamente. A pesar de que en un primer momento Ruby fue aclamado como el vengador del presidente Kennedy por el pueblo americano, todo parece indicar que poseía conexiones con la mafia.

La comisión norteamericana (House Select Committee on Assassinations – HSCA) que durante los años de 1976 y 1979 abrió una investigación sobre el asesinato de Kennedy concluyó que Lee Harvey Oswald había matado al presidente sin ayuda de ningún cómplice. Sin embargo, varios testigos que se encontraban cerca de la plaza Deley de Dallas, informaron haber escuchados tres tiros provenientes de diferentes lugares.

Quien mató realmente al presidente Kennedy? Estaba el asesino de Oswald totalmente vinculado con la mafia? Consiguió la Cosa Nostra salir impune del asesinato del hombre más influyente de aquellos tiempos?

A %d blogueros les gusta esto: