El sistema capitalista crea famosos “tremendamente mediocres, pero profundamente influyentes”

18ya-congreso-AHS-diaz-canel-abel-prieto-rafael-bernal-AIN1La política cultural cubana necesita más coherencia para transformar los actuales paradigmas consumistas y promover lo mejor del arte, afirmó hoy aquí Abel Prieto, asesor del presidente cubano, Raúl Castro.

El sistema capitalista crea famosos “tremendamente mediocres, pero profundamente influyentes” y en Cuba debemos lograr que fama y talento se aproximen, subrayó.

Para contrarrestar la corriente dominante, nuestra propuesta debe tener una pretensión totalizadora y abarcar desde el aspecto económico hasta el ideológico, agregó.

Por su parte, el presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), Miguel Barnet, llamó a fortalecer los debates y la crítica aguda y objetiva, pero sin descuidar lo más importante: la creación artística y literaria.

Los intelectuales y artistas cubanos deben mantener su profunda vocación humanista y poner a la cultura en función del perfeccionamiento de la sociedad, dijo en su intervención durante el segundo Congreso de la Asociación Hermanos Saíz.

El habanero Palacio de Convenciones acoge hoy la sesión plenaria de este evento que comenzó el 17 de octubre para debatir desde una perspectiva nacional los problemas actuales en el arte de las nuevas generaciones.

Realizar encuentros anuales, crear circuitos de exhibición y circulación, buscar nuevas formas de financiamiento, revisar las leyes de derecho de autor y ofrecer apoyo legal a los productores independientes figuran entre los planteamientos de los delegados.

(Con información de Prensa Latina)

Cuba: Más indisciplinas y menos multas, afirma Granma

La esquina de 17 y 36, Playa, La Habana, a principios de septiembre 2013 Foto: Ismael Francisco/Cubadebate

La esquina de 17 y 36, Playa, La Habana, a principios de septiembre 2013 Foto: Ismael Francisco/Cubadebate

Quién lo duda. A la vista de todos abundan los basureros, el maltrato a la propiedad social, el fraude eléctrico, las violaciones de peatones y choferes en la vía, el desorden urbanístico y otros males, que como la mala hierba florecen por doquier.

Sin embargo, resulta contradictorio, y hasta alarmante, que lejos de incrementarse el número de multas impuestas por los inspectores y agentes encargados de hacer cumplir la ley, estas disminuyan de un año a otro, en un evidente signo del resquebrajamiento de la disciplina y la exigencia, en contraposición al reclamo de nuestra sociedad de rescatar las normas de buena conducta ciudadana.
En Villa Clara, por ejemplo, hasta el pasado mes de agosto se habían impuesto por los organismos correspondientes un total de 102 mil 34 multas, 3 850 menos que en igual periodo del año anterior.
Por si fuera poco, y como una manifestación de irresponsabilidad y de poca obediencia a lo legislado y a las normas vigentes en la sociedad, algunos ciudadanos que cometen infracciones han adoptado la posición de no pagar, encontrándose en ese caso un total de 11 087 personas, deudoras de un millón 995 600 pesos, de acuerdo con un informe entregado por la dirección de Finanzas y Precios en el territorio.
Es conocido que el procedimiento establecido para el pago de esas penalizaciones prevé un plazo de 30 días para saldar la deuda, a partir de cuya fecha y hasta los 60, el monto de la multa se duplica, y transcurridos los dos meses, es aplicada la llamada multa apremio, a través de la cual puede embargarse hasta la quinta parte del salario del inculpado, y si está desvinculado del trabajo, debe ser remitido a los tribunales.
En esta última situación se encontraban hasta el octavo mes del año un total de 4 596 infractores, según detalló Odalis León Canto, jefa del Depar-tamento de Multas de la Dirección Provincial de Finanzas y Precios, quien mencionó a Santa Clara, Camajuaní, Remedios, Santo Domingo y Ranchuelo, entre los territorios de peor situación en ese acápite.
Muchas pudieran ser las razones esgrimidas por los morosos o incumplidores para no acudir a tiempo a saldar esa deuda; sin embargo, nada justifica esa actitud. Ningún país puede darse el lujo de legislar y dictar normas para que luego las mismas sean incumplidas, sentenció Carmen Monteagudo Becerra, directora municipal de Finanzas y Precios en Santa Clara, el territorio más afectado por esa situación.
También resulta muy nociva, y hasta contradictoria, la tendencia de algunos a cancelar las medidas una vez impuestas, ya sea por mala confección de los modelos establecidos o por otros subterfugios no siempre transparentes, en cuyo caso están 2 038 penalidades que fueron eliminadas después de haber sido puestas.
Hay que incrementar la exigencia y el control, tal y como nos lo pidió el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro, durante la clausura del primer periodo ordinario de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, donde denunció los fenómenos de la indisciplina social, las ilegalidades, las contravenciones y los delitos recogidos en el Código Penal, expresando que los mismos se enfrentan haciendo cumplir lo establecido en la ley.
(Tomado del diario Granma)

Cuba: Urge que el país entero gane en cultura de comunicación

Acusada de inmovilismo, oficialista, lejana de la realidad del cubano, la prensa nacional vuelve al colimador de muchos en la víspera del congreso de la organización que agrupa a los profesionales del sector, la Unión de Periodistas de Cuba.

Lo que debiera ser momento de recuento de los últimos años de trabajo y concertación de futuro, está siendo utilizado para abrir fuego –sin misericordia– contra los medios de comunicación masiva y sus hacedores.

No pretendo tapar el sol con un dedo. Mucho se ha hablado de las problemáticas de los medios de comunicación masiva y de las articulaciones de este con “el poder”, pero no me enfoco ahora a allí. Me voy en esta ocasión al comentario que pulula: hueco, sin argumentos, tecnicista, pesimista en extremo, que habla del apocalipsis y propone poco.

He rastreado en la web algunas palabras en la búsqueda de una oración. “Estás buscando un Kamikaze”, se sonríe alguien al enterarse en qué ando. Por ejemplo, una y otra vez criticamos a Granma, el órgano del Comité Central del Partido, pero jamás aparece en esos artículos una propuesta o al menos el enlace de un buen material escrito –a manera de sugerencia– para que sea publicado y ese diario “mejore” sus contenidos.

La oración que busco en los “analistas profundos” es sencilla: “Quiero transformar el Granma de todo el pueblo”. Y acto seguido la propuesta nada mágica o burócrata y que muy bien vendría:

“Lista de los ‘kamikazes’ que se proponen de voluntarios para llenar las redacciones del Yate.

1.-Perenzejo Pérez.

2.-

3.-

4.-

Y si la distancia o los compromisos fueran muchos, al menos saber que un ejército de gente quiere contribuir a cambiar el reflejo de nuestra Cuba en el periódico de mayor circulación del país.

Me quito el sombrero todos los días ante los que “hacen”: periodistas, fotorreporteros, camarógrafos, personal de apoyo y directivos, que en las condiciones de una sociedad compleja que se ha transformado en los últimos años por la tozudez de un gobierno, el estadounidense, con su bloqueo a una Isla que no renuncia a crear aquí el Socialismo que nadie ha alcanzado en plenitud.

Fui de los niños que han vivido las bondades de la salud y la educación, pero también las penurias de nuestro proyecto socialista, que subsistió al periodo especial gracias a los mil inventos de la familia; de los que miraba las pizzas con resquemor ante la posibilidad de un queso- condón derretido, los de las piernas medio arqueadas de tanto pedal en bicicleta, y que también vio menguar las páginas del diario que llegaba a casa o sus hojas asemejarse más a un papiro antiguo que al diario de la mañana, pero ese fue el periódico, el noticiero de la televisión y la radio a la que muchos se aferraron con la esperanza de que saldríamos adelante y aquí estamos.

Es cierto, tenemos mucho que transformar, pero hablo de “tenemos” y me pregunto, ¿dónde están las otras manos? Mientras, anhelo que mi nombre –lo pongo como el primero en esa lista de los “kamikazes”– no sea el único entre los que están dispuestos, mañana mismo, a revolucionar todo en los medios de comunicación masiva en cualquier lugar de Cuba. Y si la cosa es de navegar, pues en el yate, cuál mejor que ese que trajo la sonrisa a este país.

Llega el 9no Congreso de la UPEC y no soy de los que les gusta hablar y punto, sino comprometerse, trabajar, proponer… Esa última cualidad que aprendí en Juventud Rebelde: Soñar, proponer e investigar. Ahí está el meollo del asunto.

Mediaciones más, autorregulaciones menos, o si lo preferimos –para no andar de refinado y por las ramas– censuras o autocensuras, dejemos lo fútil y vanidoso de pretender una prensa químicamente pura –ya lo dijo Nicolás Guillén que no existe nada puro– y asumamos el reto de lidiar con lo que hoy nos lastra.

Lo más importante es enfrentar junto al pueblo lo corrupto de la sociedad –caiga quien caiga– y comencemos a hacer periodismo con el corazón bien en la izquierda, la sangre roja y los oídos en la tierra.

Hace algunos días escuchaba al presidente Raúl referirse a todo cuanto lastra la sociedad. Me cuestiono, ¿acaso la prensa que hacemos no es el reflejo de la sociedad que tenemos? Se puede debatir mucho en torno a eso.

No son pocas las regulaciones jurídicas que existen para el trabajo de la prensa, desde la propia Constitución hasta las reiteradas indicaciones partidistas. ¿Son suficientes? Quizás no, pero sí aisladas. ¿Qué ha pasado con esas normas? Algunos entes comprometidos con hacerlas cumplir, las ignoran olímpicamente. ¿No sucede lo mismo en una parte de la sociedad?

Una Ley de Prensa estoy seguro llegará, pero ahora mismo creo que no es lo fundamental. Fenómenos mil veces dichos siguen frenando la prensa que el pueblo está pidiendo y no es precisamente por la falta de una regulación jurídica, sino de cabezas duras –y también a veces huecas– que desde la comodidad de su aire acondicionado empapelan el mundo y no tienen los oídos cerca de los inquietos. La palabra de orden es SERVIR al pueblo. ¿Se olvidó ese concepto?

Urge que el país entero gane en cultura de comunicación, no solo la prensa, sino dentro de las propias instituciones, el gobierno, el Estado. En la medida que todos los actores –no son pocos– sientan la necesidad de COMUNICAR algo, la sociedad se irá transformando y la prensa –en su concepto más amplio: escrita, radial, televisiva o los digitales– logrará parecerse más a su gente que a la utopía individual de país.

Hace apenas unos días vi como un trabajo escrito por una bloguera –entiéndase los que escriben en una plataforma digital con una política editorial y visión muy personal– migraba de su plataforma a las páginas impresas de Granma. Según me contaron, los teléfonos no dejaron de sonar en todo el día pidiendo conocer a la muchacha valiente y a los que se unieron para defender sus derechos ante un conductor indolente.

No es solo una campanada, llegó el momento de la verdadera y decisiva transformación de nuestros medios de comunicación masiva. Tengo fe en ello; viene caminando. Contrario a lo que algunos piensan la prensa se está moviendo y no es solo cuestión de congresos.

(Tomado del Blog Crónicas de Cuba)

Cuba: Discurso de Raúl Castro en la Primera Sesión Ordinaria de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular

Texto íntegro del discurso de Raúl Castro Ruz

Intervención del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la Primera Sesión Ordinaria de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones, el 7 de julio de 2013, “Año 55 de la Revolución”

(Versiones Taquigráficas- Consejo de Estado)

Compañeras y compañeros:

07aem_raul_parlamento3

Me corresponde realizar las conclusiones de este, el Primer Periodo Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional, marco en el cual, cumpliendo lo acordado, nuestros diputados recibieron una amplia explicación acerca del desempeño de la Economía en el primer semestre, así como de la marcha de la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, asuntos que previamente fueron analizados en la reunión del Consejo de Ministros, efectuada el 28 de junio y en el Séptimo Pleno del Comité Central el pasado lunes.

Considerando la información brindada a nuestro pueblo por los medios de prensa, no es necesario abundar sobre estos asuntos y solo señalaré aquellos aspectos de mayor importancia.

La economía nacional ha continuado mostrando un comportamiento positivo en medio de las tensiones externas, los daños ocasionados por el huracán Sandy y nuestras propias insuficiencias.

Como ya fue divulgado, el Producto Interno Bruto (P.I.B.) creció un 2,3 por ciento, que sin llegar a lo planificado, supera en dos décimas el alcanzado en el primer semestre del año pasado. Cierto es que todavía el comportamiento del P.I.B. no se nota en la economía de la familia cubana promedio.

Se reafirma la tendencia creciente de las actividades productivas, al tiempo que se preservan en niveles similares los servicios sociales a toda la población.

También los diputados recibieron una detallada panorámica de la marcha de la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobados por el Sexto Congreso, proceso que constituye la principal tarea de todos, por cuanto de su éxito dependerá la preservación y el desarrollo del socialismo en Cuba, un socialismo próspero y sostenible, que a la vez que ratifica la propiedad social —como ya explicó el compañero Murillo— sobre los medios fundamentales de producción, reconoce el papel de otras formas de gestión no estatales; reafirma a la planificación como instrumento indispensable en la dirección de la economía, sin negar la existencia del mercado.

Deseo reiterar la convicción de que en este frente de significación estratégica ha continuado el avance y ya comienzan a observarse los primeros resultados alentadores, aunque también es verdad que falta un largo y complejo camino para actualizar nuestro modelo económico y social, asegurando el apoyo mayoritario de la población a este proceso, lo cual excluye la utilización de terapias de choque y el desamparo de millones de personas que caracterizan a las políticas de ajuste aplicadas en los últimos años en varias naciones de la rica Europa.

El fenómeno de la dualidad monetaria constituye uno de los obstáculos más importantes para el progreso de la nación, y tal como señala el Lineamiento número 55, deberá avanzarse hacia la unificación, teniendo en cuenta la productividad del trabajo. El propio Lineamiento reconoce la complejidad de este propósito, que exigirá una rigurosa preparación y ejecución, tanto en el plano objetivo como subjetivo.

Sobre el particular puedo comunicarles que han proseguido los estudios para la supresión de la dualidad monetaria de forma ordenada e integral, lo cual nos permitirá acometer transformaciones de mayor alcance y profundidad en materia de salarios y pensiones, precios y tarifas, subsidios y tributos. En pocas palabras, lograr que todos los ciudadanos aptos se sientan incentivados a trabajar legalmente a partir de restablecer la vigencia de la ley de distribución socialista, “de cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo”, lo que propiciará terminar con la injusta “pirámide invertida”, o lo que es lo mismo, a mayor responsabilidad, menor retribución.

Al propio tiempo, debemos otorgar la máxima prioridad al perfeccionamiento del sistema de producción agropecuaria, asegurando que los experimentos aprobados para liberar las trabas que frenan su desarrollo alcancen los objetivos propuestos.

Asimismo, con la introducción en los planes para el próximo año de las directivas aprobadas, las empresas estatales lograrán mayor autonomía en su gestión y en la distribución de los resultados —como fue más ampliamente explicado en la mañana de hoy.

Del mismo modo, apoyaremos decididamente la creación de cooperativas no agropecuarias, las cuales, de conjunto con el continuado despliegue del trabajo por cuenta propia, facilitarán liberar al Estado de actividades productivas y de servicios no fundamentales y concentrarse en el programa de desarrollo a largo plazo.

La implementación de los Lineamientos lleva implícita la necesidad de evaluar sistemáticamente los efectos de los cambios que se han venido introduciendo y corregir con prontitud cualquier desviación. También demanda el establecimiento de un clima permanente de ORDEN, DISCIPLINA Y EXIGENCIA en la sociedad cubana, premisa imprescindible para consolidar el avance de la actualización del modelo económico y no admitir retrocesos contraproducentes.

Precisamente, a este asunto dedicaré la mayor parte de mi intervención, tal y como les expresé a ustedes el 24 de febrero en la Sesión de Constitución de la actual Legislatura del Parlamento, ocasión en la que contamos con la presencia del compañero Fidel, quien sobre el particular expresó, cito: “la gran batalla que se impone es la necesidad de una lucha enérgica y sin tregua contra los malos hábitos y los errores que en las más diversas esferas cometen diariamente muchos ciudadanos, incluso militantes”, fin de la cita.

Este tema no resulta agradable para nadie, pero me atengo al convencimiento de que el primer paso para superar un problema de manera efectiva es reconocer su existencia en toda la dimensión y hurgar en las causas y condiciones que han propiciado este fenómeno a lo largo de muchos años.

Imagino las noticias en los próximos días de la gran prensa internacional, especializada en denigrar a Cuba y someterla a un frenético escrutinio; ya nos hemos acostumbrado a vivir bajo el asedio y no debemos restringirnos a debatir con toda crudeza la realidad, si lo que nos motiva es el más firme propósito de rebasar el ambiente de indisciplina que se ha arraigado en nuestra sociedad y ocasiona daños morales y materiales nada despreciables.

Hemos percibido con dolor, a lo largo de los más de 20 años de período especial, el acrecentado deterioro de valores morales y cívicos, como la honestidad, la decencia, la vergüenza, el decoro, la honradez y la sensibilidad ante los problemas de los demás.

Recordemos las palabras de Fidel en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, el 17 de noviembre de 2005, cuando dijo que a esta Revolución no podría destruirla el enemigo, pero sí no-sotros mismos y sería culpa nuestra, advirtió.

Así, una parte de la sociedad ha pasado a ver normal el robo al Estado. Se propagaron con relativa impunidad las construcciones ilegales, además en lugares indebidos, la ocupación no autorizada de viviendas, la comercialización ilícita de bienes y servicios, el incumplimiento de los horarios en los centros laborales, el hurto y sacrificio ilegal de ganado, la captura de especies marinas en peligro de extinción, el uso de artes masivas de pesca, la tala de recursos forestales, incluyendo en el magnífico Jardín Botánico de La Habana; el acaparamiento de productos deficitarios y su reventa a precios superiores, la participación en juegos al margen de la ley, las violaciones de precios, la aceptación de sobornos y prebendas, el asedio al turismo y la infracción de lo establecido en materia de seguridad informática.

Conductas, antes propias de la marginalidad, como gritar a viva voz en plena calle, el uso indiscriminado de palabras obscenas y la chabacanería al hablar, han venido incorporándose al actuar de no pocos ciudadanos, con independencia de su nivel educacional o edad.

Se ha afectado la percepción respecto al deber ciudadano ante lo mal hecho y se tolera como algo natural botar de-sechos en la vía; hacer necesidades fisiológicas en calles y parques; marcar y afear paredes de edificios o áreas urbanas; ingerir bebidas alcohólicas en lugares públicos inapropiados y conducir vehículos en estado de embriaguez; el irrespeto al derecho de los vecinos no se enfrenta, florece la música alta que perjudica el descanso de las personas; prolifera impunemente la cría de cerdos en medio de las ciudades con el consiguiente riesgo a la salud del pueblo, se convive con el maltrato y la destrucción de parques, monumentos, árboles, jardines y áreas verdes; se vandaliza la telefonía pública, el tendido eléctrico y telefónico, alcantarillas y otros elementos de los acueductos, las señales del tránsito y las defensas metálicas de las carreteras.

Igualmente, se evade el pago del pasaje en el transporte estatal o se lo apropian algunos trabajadores del sector; grupos de muchachos lanzan piedras a trenes y vehículos automotores, una y otra vez en los mismos lugares; se ignoran las más elementales normas de caballerosidad y respeto hacia los ancianos, mujeres embarazadas, madres con niños pequeños e impedidos físicos. Todo esto sucede ante nuestras narices, sin concitar la repulsa y el enfrentamiento ciudadanos.

Lo mismo pasa en los diferentes niveles de enseñanza, donde los uniformes escolares se transforman al punto de no parecerlo, algunos profesores imparten clases incorrectamente vestidos y existen casos de maestros y familiares que participan en hechos de fraude académico.

Es sabido que el hogar y la escuela conforman el sagrado binomio de la formación del individuo en función de la sociedad y estos actos representan ya no solo un perjuicio social, sino graves grietas de carácter familiar y escolar.

Esas conductas en nuestras aulas son doblemente incompatibles, pues además de las indisciplinas en sí mismas, hay que tener presente que desde la infancia la familia y la escuela deben inculcar a los niños el respeto a las reglas de la sociedad.

Lo más sensible es el deterioro real y de imagen de la rectitud y los buenos modales del cubano. No puede aceptarse identificar vulgaridad con modernidad, ni chabacanería ni desfachatez con el progreso; vivir en sociedad conlleva, en primer lugar, asumir normas que preserven el respeto al derecho ajeno y la decencia. Por supuesto, nada de esto entra en contradicción con la típica alegría de los cubanos, que debemos preservar y de-sarrollar.

Me he limitado a hacer un recuento de los fenómenos negativos más representativos, sin el ánimo de relacionarlos uno por uno, ya que ello extendería innecesariamente estas palabras.

Con el concurso del Partido y los organismos del Gobierno, se efectuó un primer levantamiento que arrojó 191 manifestaciones de este tipo —conscientes estamos de que no son las únicas y de que hay muchas más—, separadas en cuatro categorías diferentes: la indisciplina social, las ilegalidades, las contravenciones y los delitos recogidos en el Código Penal.

El combate contra esas nocivas conductas y hechos debe efectuarse utilizando diversos métodos y vías. La pérdida de valores éticos y el irrespeto a las buenas costumbres puede revertirse mediante la acción concertada de todos los factores sociales, empezando por la familia y la escuela desde las edades tempranas y la promoción de la Cultura, vista en su concepto más abarcador y perdurable, que conduzca a todos a la rectificación consciente de su comportamiento. Este será, no obstante, un proceso complejo que tomará bastante tiempo.

El delito, las ilegalidades y las contravenciones se enfrentan de manera más sencilla: haciendo cumplir lo establecido en la ley y para ello cualquier Estado, con independencia de la ideología, cuenta con los instrumentos requeridos, ya sea mediante la persuasión o, en última instancia, si resultase necesario, aplicando medidas coercitivas.

Lo real es que se ha abusado de la nobleza de la Revolución, de no acudir al uso de la fuerza de la ley, por justificado que fuera, privilegiando el convencimiento y el trabajo político, lo cual debemos reconocer que no siempre ha resultado suficiente.

Los órganos estatales y del gobierno, cada uno en lo que les corresponde, entre ellos la Policía, la Contraloría General de la República, la Fiscalía y los Tribunales deben contribuir a este empeño, siendo los primeros en dar ejemplo de apego irrestricto a la Ley; reforzando así su autoridad ante la sociedad y asegurando el apoyo de la población, como ha quedado demostrado en el enfrentamiento reciente a bochornosos casos de corrupción administrativa, en los que se involucraron funcionarios de organismos y empresas.

Es hora ya de que los colectivos obreros y campesinos, los estudiantes, jóvenes, maestros y profesores, nuestros intelectuales y artistas, periodistas, las entidades religiosas, las autoridades, los dirigentes y funcionarios a cada nivel, en resumen, todas las cubanas y cubanos dignos, que constituyen indudablemente la mayoría, hagan suyo el deber de cumplir y hacer cumplir lo que está establecido, tanto en las normas cívicas como en leyes, disposiciones y reglamentos.

Cuando medito sobre estas lamentables manifestaciones, pienso que a pesar de las innegables conquistas educacionales alcanzadas por la Revolución y reconocidas en el mundo entero por los organismos especializados de las Naciones Unidas, hemos retrocedido en cultura y civismo ciudadanos. Tengo la amarga sensación de que somos una sociedad cada vez más instruida, pero no necesariamente más culta.

En tal sentido, vale la pena recordar aquella frase que se ha atribuido a distintos autores, entre ellos al filósofo y escritor español Miguel de Unamuno, quien para resumir sus vivencias acerca de las normas de convivencia de unos campesinos de Castilla expresó: “¡Qué cultos son estos analfabetos!”

Nada es más ajeno a un revolucionario que la resignación, o lo que es lo mismo, la rendición ante las dificultades. Por tanto, lo que nos corresponde es levantar el ánimo y el espíritu de combate y enfocarnos en la gigantesca y paciente tarea de revertir la situación creada.

En mi criterio, el denominador común de todo este fenómeno ha sido y es la falta de exigencia de los encargados de hacer cumplir lo establecido, la ausencia de sistematicidad en el trabajo a los diferentes niveles de dirección y el irrespeto, en primer lugar, por las entidades estatales de la institucionalidad vigente, lo cual, por otra parte, menoscaba su capacidad y autoridad para exigir a la población que se atenga a las regulaciones existentes.

Por solo citar un ejemplo: ¿cuántas violaciones de las normativas de Planificación Física han sido detectadas en el sector estatal a lo largo y ancho del país, algunas de ellas denunciadas en la prensa? Hay que reforzar, como ya lo estamos haciendo, el orden y la disciplina en todos los organismos del gobierno.

Al propio tiempo, los dirigentes desde las instancias nacionales hasta la base, deben abandonar la pasividad y la inercia en su conducta; deben dejar de mirar al otro lado, cuando el problema está aquí, para no verlo. Basta ya de tener miedo a buscarse problemas en el cumplimiento de nuestros deberes, y asumir como propia una mentalidad de orden, disciplina y exigencia, sin temor a buscarse problemas por reclamar el cumplimiento de lo establecido.

El enfrentamiento a la indisciplina social no puede convertirse en una campaña más, sino en un movimiento permanente cuya evolución dependerá de la capacidad de movilizar a la población y a los diferentes actores de cada comunidad, sin excluir a nadie, con rigor e intencionalidad política.

Hagamos balance de las fuerzas con que cuenta la Revolución y comprenderemos que son más que suficientes para alcanzar el éxito.

Las primeras acciones realizadas por el Partido, la Juventud y las organizaciones de masas para fortalecer la prevención y el enfrentamiento han evidenciado, en apenas cuatro meses, que a medida en que las instituciones políticas, sociales y administrativas han profundizado su actuación en esta esfera, la población ha patentizado su respaldo y se suma denunciando y combatiendo hechos y conductas violatorias de la legalidad.

Si queremos triunfar en esta tarea hay que incorporar al pueblo, a cada ciudadano, no mediante arengas y consignas vacías en encendidas reuniones, sino sembrando en cada uno la motivación por ser mejores y llevando por delante el ejemplo personal.

Ese era el tema central de mis palabras, aprobadas por el Buró Político en la mañana de ayer. Sobre este tema que acabo de concluir se puede estar hablando varias horas, pero es suficiente lo que he dicho, lo demás se debe publicar.

Como es natural esto se publicará en toda nuestra prensa. Yo les sugiero a todos ustedes y a los que me escuchan, que se lo lean con calma, y mediten individualmente, solo les pido que mediten personalmente.

Pasando a otro tema, ayer nuestros diputados emitieron un Llamamiento a todos los parlamentos del mundo y a las personalidades comprometidas con la justicia para que reclamen a las autoridades de Estados Unidos la liberación y el regreso inmediato de Gerardo, Ramón, Antonio y Fernando, quienes el próximo 12 de septiembre cumplirán 15 años de injusta prisión.

También aplaudimos las emotivas palabras del Héroe de la República de Cuba, René González, quien ha venido a reforzar la lucha por esta noble causa, que no se detendrá hasta que todos retornen a la Patria.

Finalmente debo expresar que las recientes revelaciones del ciudadano norteamericano Edward Snowden permitieron confirmar la existencia de sistemas de espionaje global de Estados Unidos, que violan la soberanía de las naciones, incluso, de sus aliados, y los derechos humanos.

Cuba que ha sido históricamente uno de los países más agredidos y también más espiados del planeta, ya conocía de la existencia de estos sistemas de espionaje.

Lo nuevo e inusitado ha sido la manera en que se ha impuesto el control mediático y la censura para desviar la atención de lo fundamental, o sea, el enorme poder del gobierno norteamericano en el control masivo de las tecnologías de la información y de los medios de comunicación y centrarse, entonces, en la persecución internacional del denunciante.

Aprovechándose de su poderío mediático internacional —supranacional ya porque estos medios se van por encima de las naciones— se concentran ahora en la persecución internacional del joven denunciante de estas actividades.

Las amenazas de aplicar medidas económicas contra Ecuador y la acción concertada de varios países europeos para impedir el sobrevuelo o aterrizaje del Presidente Evo Morales, demuestran que vivimos en un mundo en el que los poderosos se sienten en condiciones de violentar el Derecho Internacional, vulnerar la soberanía de los Estados y pisotear los derechos de los ciudadanos.

Ante esta filosofía de dominación, todos los países del Sur estamos y continuaremos estando en peligro.

Apoyamos los legítimos reclamos y pronunciamientos de los Presidentes de Venezuela, Ecuador, Argentina, Bolivia, Nicaragua, Brasil, Uruguay y de otros líderes latinoamericanos y caribeños.

Llamamos a la movilización de la opinión pública internacional, a la enérgica denuncia y firme condena de las amenazas contra Ecuador y del atropello contra el Presidente de Bolivia, contra toda Nuestra América.

Respaldamos el derecho soberano de la República Bolivariana de Venezuela y de todos los Estados de la región de conceder asilo a los perseguidos por sus ideales o luchas por los derechos democráticos, según nuestra tradición.

No aceptamos dobles raseros, interferencias ni presiones de ningún tipo. Como ha señalado el Presidente Nicolás Maduro, no se puede dar refugio y negar la extradición a Venezuela de un terrorista internacional como Posada Carriles, autor, entre otros crímenes, de la voladura en pleno vuelo de un avión de Cubana de Aviación con 73 seres humanos, y al mismo tiempo pretender que esta hermana nación no ejerza su derecho legítimo.

Hoy estamos a 7 de julio, nos separan pocos días para conmemorar el 60 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. Enfrentemos los nuevos retos con la misma decisión e inconmovible fe en la victoria que siempre nos ha inculcado el Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz.

Muchas gracias (Aplausos

 

Raúl Castro: “se han proseguido los estudios para la supresión de la dualidad monetaria” en Cuba

General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros

General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros

(PL) El presidente cubano, Raúl Castro, consideró hoy aquí que la dualidad monetaria constituye uno de los obstáculos más importantes para el progreso de la nación y deberá avanzarse hacia la unificación. En el discurso final del primer período ordinario de sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Raúl Castro dijo que se han proseguido los estudios para la supresión de esta dualidad monetaria.

Dicho fenómeno se pretende eliminar “de forma ordenada e integral, para cometer transformaciones de mayor alcance” en materia de salario, y pensiones, precios y tarifas, subsidios y tributos, agregó.

Tal propósito, dijo, exigirá una rigurosa preparación y ejecución, tanto en el plano objetivo como subjetivo.

Sobre la economía del país, valoró que su comportamiento durante el primer semestre del año fue positivo, a pesar de las tensiones externas, los daños ocasionados por el huracán Sandy y “nuestras propias” insuficiencias.

Recordó que el Producto Interno Bruto creció el 2,3 por ciento, lo que supera en dos décimas el alcanzado en el igual período de 2012, aunque “todavía no se nota en la economía de la familia cubana promedio”.

Se reafirma la tendencia creciente de las actividades productivas, al tiempo que se preservan en niveles similares los servicios sociales a toda la población, añadió Raúl Castro.

Ya comienzan a observarse los primeros resultados alentadores, aunque también es verdad que falta un largo y complejo camino para actualizar nuestro modelo económico y social, estimó el presidente cubano.

En otro momento de su discurso Raúl Castro arreció contra la corrupción e ilegalidades, las cuales -consideró- generan daños severos a la economía del país e instó a la sociedad a revertir estos fenómenos.

La pérdida de valores, la chabacanería y las manifestaciones antisociales fueron el centro de sus críticas, a la vez que fustigó la pasividad de algunos dirigente y las “graves grietas” en la educación familiar y escolar.

http://www.prensa-latina.cu/

 

Miguel Díaz-Canel “No siempre hemos tenido la voluntad para, realmente, aprovechar la comunicación social como una herramienta del trabajo político”

Declaraciones a Cubadebate y otros medios de prensa, del Primer Vicepresidente cubano Miguel Díaz-Canel, durante las sesiones de trabajo del parlamento cubano. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Declaraciones a Cubadebate y otros medios de prensa, del Primer Vicepresidente cubano Miguel Díaz-Canel, durante las sesiones de trabajo del parlamento cubano. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Miguel Díaz-Canel, Primer Vicepresidente de Cuba, intervino en el debate suscitado a partir del informe presentado por la Contraloría General de la República, en la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología y Medio Ambiente, durante el 1er Período Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Una vez concluido el intercambio, el también miembro del Buró Político accedió a contestar algunas preguntas a CubaDebate y otros medios de prensa.

CubaDebate: Vicepresidente, ¿en qué estado se encuentra la implementación de los Lineamientos del VI Congreso del Partido?

La implementación de los Lineamientos ha pasado una etapa en la cual estuvimos trabajando con cuestiones que de manera más factible, más diligente, se podían establecer, y ahora hemos entrado en la etapa de las decisiones más complejas. Creo que es efectivo el método de trabajo que contempla varios momentos sistemáticos en los cuales se le da seguimiento a esta implementación.

De entrada, están las sesiones de trabajo que hace la Comisión de Evaluación de la propia Comisión de Implementación de los Lineamientos, donde periódicamente todos aquellos grupos de trabajo que están abordando simultáneamente cada uno de los temas, van exponiendo sus propuestas.

Todos los lunes funciona la Comisión de Control de los Lineamientos, pertenenciente al Buró Político y presidida por el Primer Secretario del Partido y Presidente de Estado y Gobierno, el compañero Raúl Castro, donde se va exponiendo todo lo avanzado en términos de diseño de las políticas. Los miércoles en la reunióon económico-financiera, que también preside el General de Ejército, se va también abordando acciones que corresponden con la implementación de esas políticas.

También hay algo que yo veo como una virtud y es que la Comisión de la Implementación se está apoyando en un Consejo Científico Asesor, compuesto por varias decenas de centros de investigación; sobre todo de las ciencias sociales. Desde una visión científica con una especificidad científica, esto le aporta a la conceptualización de todos los temas que se van implicando con política. Eso también le da una dimensión de integralidad a lo que se va haciendo, y es novedoso e importante. Por otro lado, le va dando salida a las ciencias sociales, que siempre han tenido la insatisfacción de que no las tomaban en cuenta en las decisiones del país, y realmente la ciencia es un elemento decisivo para todo lo que vayamos a hacer.

De esa manera se han estado abordando problemáticas como la situación demográfica, el tema de las cadenas productivas, cómo llegar a una metodología para conseguir el modelo de desarrollo económico y social, y en ese orden de cosas, cómo deben trabajar los centros científicos, cómo logramos vincularlos y ubicarlos dentro de las cadenas productivas y que realmente se convierta la ciencia en parte de estas y que agregue valor…

Está, además, toda la planeación estratégica concebida para los Lineamientos, que se agrupó en cinco temas. Todos los Lineamientos se llevaron a un grupo de acciones y a la vez en todas las entidades hay grupos de trabajo que están abordando estas temáticas y que les van dando curso.

Otro aspecto que considero bueno, novedoso y que da integralidad también, es la manera en que se están haciendo los estudios, que yo diría que tiene un método científico. Por ejemplo, cada estudio lleva un análisis de antecedentes: evaluar todas las decisiones que se han tomado ante una problemática determinada y estudiar por dónde anda la experiencia internacional en el tema en cuestión, algo así como llegar a un estado del arte. Un segundo momento es hacer el diagnóstico de la situación actual; o sea, después de analizar los antecedentes, evaluar cuál es la situacióno concreta que tenemos, cuáles son las insatisfacciones, las cosas que hay que superar, los problemas. A partir de ahí, tenemos un levantamiento de diagnóstico, se hace una propuesta de política: los principios y los conceptos que deben dar respuesta a todos los problemas del diagnóstico. Desde la política se aplica entonces el Plan de implementación, que consiste en las acciones, con el cronograma para que tenga una ejecución concreta.

Esto tiene varias singularidades. Una: el método de aplicación a escala; o sea, primero se aprueban experimentos donde se puedan desarrollar esa política y esas acciones, se hacen ajustes, se comprueba, y después se canaliza. La segunda es que precisa un estudio de la factibilidad económico-financiera y un estudio de toda la normativa jurídica para evitar esa dispersión que hoy tenemos en las leyes. Ahí se norman las cosas que no se hicieron, las que quedaron sin procedimiento y todo lo que podamos integrar de manera jurídica, para que todo tenga también un marco institucionalizado.

Ahora vamos a una etapa que yo diría es crucial y definitoria, porque hemos avanzado, por ejemplo, en el desarrollo del sector no estatal de la economía, que nos planteamos verlo sin prejuicio alguno; pero ahora ya vamos a profundizar en el perfeccionamiento del sector estatal, que es priorizado. En los próximos meses vamos a entrar en los experimentos empresariales y eso ya nos va a ir dando una idea de la empresa estatal socialista que debemos tener en el futuro. Por tanto, indudablemente, esa va a ser una etapa muy aportadora.

Por otra parte se está trabajando, como se planteó en el pleno del Comité Central y como ampliará el compañero Marino Murillo en la Asamblea -que no quiero adelantar nada yo porque le corresponde a él-, van a ver cómo se ha ido avanzando. Ya no son solo menciones: ya tenemos avance en los temas más complicados, como el de la unificación monetaria y cambiaria, y el mecanismo que permita ir hacia otras formas de más autonomía en las empresas y en todo el sistema de la economía, así como la mayor integración del espíritu de los Lineamientos a las directivas del plan de la economía para el año que viene.

Lo que pasa es que hay mucha complejidad y muchos problemas acumulados por años, y creo que el éxito no está en solucionarlos rápido, sino en hacerlo bien. Hay que tomarse el tiempo que requiera para que lo que propongamos y lo que se implemente sea perdurable, sea sostenible. Lo que se va haciendo va aportando a ese concepto de cómo contrbuimos a una construcción socialista sostenible y próspera. En cada momento debemos atender a cómo se le aporta a la sostenibilidad y a la prosperidad. Por ese camino andamos.

En esto hace falta mucha participación popular, por eso hay mecanismos de consulta para que la gente opine. Ahora hay un anteproyecto, ya aprobado, del nuevo código laboral, e irá a una consulta popular antes de llevarse a ley. Creo que con ese método podemos avanzar.

CubaDebate: ¿Cómo valora el acompañamiento de la prensa a todo el proceso de actualización del modelo económico y con miras al impacto de este en todos los ámbitos de la sociedad?

Si lo vemos en magnitudes de trabajo sobre las cosas que se van haciendo, creo que desde la prensa local hasta la nacional, no pasa un día sin que en algún medio haya un componente importante de temas, de acontecimientos que tienen que ver con lo que está pasando con la implementación de los Lineamientos. Además, hay seguimiento en los medios alternativos, en las redes, donde hay mucha opinión que no es, como se dice, la oficial, sino la propia visión de la gente, y hay una diversidad de opinión.

Este año en varios espacios de la Mesa Redonda se ha tratado el tema de la implementación de los Lineamientos. Hay unos tres programas espeicales que se han hecho acerca de aspectos particulares en este sentido; se han publicado varias normas jurídicas que, por tanto, han tenido también una expresión como información. Comienza a aparecer lo que considero una de las funciones más importantes de la prensa y los medios: la aparición de valoraciones de lo que se va hacienddo, y qué resultado o qué insatisfacciones hay; qué cosas aporta la gente en el perfeccionamiento de este proceso.

CubaDebate: Acerca de la corrupción y el control, temas abordados esta mañana, ¿cómo se contempla desde las instituciones la tendencia, bastante difundida, a afirmar que muchas ilegalidades parten de una necesidad básica, a veces elemental?

Yo creo que todas las entidades rectoras deben enfrentar la ilegalidad y la indisciplina social, las manifestaciones de corrupción. Yo a lo mejor tengo un concepto un poco idealista, pero en mi convicción, aunque uno puede comprender que tenemos un grupo de problemáticas económicas que afectan la vida cotidiana de los cubanos, por principio, no acepto que eso deba conducir a coductas de ilegalidad. Creo que eso nos debe conducir a la comprensión de que tenemos problemas y que hay que superarlos, pero con honestidad y con una actitud honorable, honrada, de virtud. Por muy compleja que sea una situación, no creo que eso se convierta en justificación de ese concepto de “luchar”, “escapar” que tenemos en la calle. Claro, no se puede abordar lo que nos está sucediendo, no se puede abordar la realidad social sin comprender esos problemas, pero una cosa es la comprensión y otra la manera en que actuamos y la manera en que uno cree que debemos actuar.

Pienso que con un debate social, amplio, incluyendo a todo el mundo, con la cultura que tenemos los cubanos, con la historia de los cubanos -siempre nos ha distinguido la decencia, el buen comportamiento-, creo que existe una salida, con esos valores y debatiendo de manera abierta, sin tapujos, comprendiendo que hay dificultades económicas, pero mostrando la voluntad de resolver esos problemas y no asumir que hay que ser deshonesto, que hay que robar, que es normal que la gente busque esa vía -que al final tampoco es la solución de los problemas, porque lo que provoca es una complejización de la sociedad y quien lo hace, lo hace a costa de romper más valores y por sobre los que sí tienen una posición honesta y decorosa-. Nosotros tenemos que defender los valores martianos: la honra, la virtud, el decoro, la verdad, la sinceridad, por difíciles que sean las condiciones. Y la vida demuestra, en nuestra historia, de gente que en medio de la pobreza, tuvo una posición digna. Es la convicción que tengo como persona, como revolucionario, incluso apartándome del tema de la responsabilidad, es mi percepción de la vida. Así me educaron. Eso lo podemos lograr con un debate social, nacional, que tenemos que alentar, que tenemos que alimentar.

Radio Progreso: ¿Cómo ve la prensa cubana de cara a su 7mo Congreso?

Creo que el 7mo Congreso de la UPEC tiene un reto fundamental que es construir entre todos un camino hacia el perfeccionamiento del ejercicio de la prensa que necesita el país en estos momentos, para informar adecuadamente, para confrontar juicios, opiniones, para reflejar la realidad que estamos viviendo con todas sus complejidades y contradicciones. También para actualizarnos, porque hoy los medios de prensa no son los medios tradicionales solamente: hay un combate en las redes en el cual nosotros no podemos estar siempre de manera defensiva. Nosotros tenemos muchas cosas que mostrar y todavía no lo estamos haciendo con toda la profesionalidad, ni aprovechando todas las posibilidades, independientemente de que haya limitaciones de conectividad. Ahí podríamos discutir varias cosas: no siempre eso determina.

Claro, en este debate de la prensa, no son solo los periodistas los que tienen que aportar: necesitamos también la comprensión de las fuentes de información, tenemos que terminar de cumplir con la directiva que plantea el acuerdo del Buró Político, tenemos que terminar con la gente que sigue practicando el secretismo, con los que tratan de solapar el trabajo de la prensa, o de mellarlo. Yo diría que tienen algún temor, cuando esa es la prensa de Cuba, la prensa de los revolucionarios, la prensa del pueblo! Y el pueblo tiene derecho a que lo informemos, y eso hay que hacerlo con toda la inteligencia y toda la intención política.

Tenemos que darnos cuenta de que sobre nosotros se tergiversa mucha información, a nosotros nos atacan constantemente otros medios de prensa, y yo tengo mucha confianza en el periodismo que hemos formado, en la tradición de periodismo que se ha activado en estos años, que es distinta a la del mundo, en condiciones discímiles, con un modelo propio. De forma definitiva tenemos que conquistar la comunicación social, en función de todos nuestros procesos, sobre los cuales han existido a veces prejuicios en personas, en organismos… No siempre hemos tenido la voluntad para, realmente, aprovechar la comunicación social como una herramienta del trabajo político, del trabajo revolucionario.

Bohemia: ¿Se ha valorado la posibilidad de establecer una ley de prensa?

Eso radica en el debate que hagan los periodistas. Para llegar a una ley de prensa o alguna formulación jurídica con relación a la prensa, tiene que partir de un debate, que después consulte a otras instancias. Creo que lo primero que hay que discutir es qué prensa necesitamos y a partir de ahí ver cuáles son los mecanismos jurídicos, los procedimientos de todo tipo que deben apoyar la labor de esa prensa.

No me atrevo a decir ahora si ya estamos en condiciones para llegar a una ley de prensa, o si va a hacer falta un elemento jurídico intermedio para después avanzar hacia ella. Creo que será parte de la riqueza de los debates del congreso de la UPEC, que, sin discusión, no resolverá todos los problemas. Puede plantearlos, sentar proyecciones, hacer propuestas que después habrá que analizar y darles seguimiento. Eso lo definirá la inteligencia con que se debata y el aporte que hagan los periodistas.

http://www.cubadebate.cu/

 

Organismo internacional elogia programa cubano de trasplante

16eg-trasplantes(AIN) Cuba posee muy buenos programas de trasplantes, a pesar del bloqueo impuesto por Estados Unidos hace más de medio siglo, afirmó en esta capital el doctor Robert Janús, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Trasplante de Órganos.

En exclusiva a la AIN, el experto argentino significó que Cuba junto a su país, Chile, Uruguay y Brasil se incluyen en la lista de referencia en el mencionado campo.

Precisó que de las seis regiones de la Organización Mundial de la Salud, América Latina es la que más crecimiento tiene en cuanto a los programas de trasplante, con un 15 por ciento, superior a Europa y a Estados Unidos, por la crisis económica y los enormes problemas en cuanto a las leyes y regulaciones, respectivamente.

Janús recordó que en Latinoamérica, Cuba figura entre las naciones pioneras en tales procederes quirúrgicos, iniciados en 1970 con los renales, y es de los pocos estados que brinda la posibilidad de realizárselos a toda la población necesitada, de forma gratuita, con justicia distributiva.

También se halla entre los escasos países con menor tasa de negativa o rechazo familiar a la donación (13 por ciento), mientras otros, fundamentalmente industrializados, tienen un 40 por ciento, acotó.

El Master Internacional en Coordinación de Trasplantes, doctor Alexander Mármol Sóñora, miembro del Grupo Nacional de Nefrología, explicó a la AIN que Cuba suma más de cinco mil 100 injertos de riñón, con resultados similares a los del primer mundo.

Destacó que sin donantes no hay trasplantes, y agradeció a todas las familias cubanas que han permitido que los órganos de sus seres queridos hayan sido implantados para “dar vida a otros”.

Recordó que este tipo de injertos sólidos se realizan en nueve instituciones de la Isla.

Mármol precisó que con el Centro de Ingeniería Celular y Trasplantes de Órganos y Tejidos se elevará la calidad del programa para ese fin, mediante los estudios que permiten conocer la compatibilidad de los tejidos entre donante y receptor, antes de acometer las intervenciones.

Robert Janús participa hasta el sábado en el IX Congreso Nacional de Nefrología, con sede en el Centro de Convenciones de Cojímar y que incluye el XV Curso Internacional y el XVI Nacional de Nefrología Pediátrica, así como la V Jornada Internacional de Enfermería en esa especialidad.

http://www.ain.cu/

“El reto de Cuba es construir la individualidad socialista”

De visita en Buenos Aires, el intelectual habla sobre el nivel de discusión que se da en la sociedad cubana para esta nueva etapa de la Revolución. Cómo llegar a una comunidad donde todos puedan desarrollar sus capacidades.

5185bf072d316_538x290

Escribió Cuba: revolución o reforma y asegura que un revolucionario hace reformas, pero no es un reformista. Es decir que “no acepta la realidad tal cual es, y avanza a pequeños pasos en torno a ella, sino que la quiere modificar de raíz”. Por eso para Enrique Ubieta Gómez, investigador y ensayista cubano que vino a presentar su libro a Buenos Aires, el debate sobre los cambios que se están produciendo en la isla son un tema incesante de debate en el plano cultural, a pesar de que estos pareciera sólo una movida económica.

“Se asocia el concepto de revolución con la violencia, cosa que me parece absurda. Pero hay muchas maneras de ser revolucionario que no tienen que ver con la violencia. En América Latina se han producido procesos revolucionarios a través de las urnas. Entonces, revolucionario también es saltar sobre lo imposible”, dice en esta charla con Tiempo Argentino.
–Para algunos sectores conservadores, Cuba se está volcando al el capitalismo, reconoce que el socialismo fracasó. ¿Qué puede responder a eso?
–El mundo en que Cuba existe cambió. Evidentemente el camino que nosotros estábamos transitando para superar el capitalismo es hoy inviable. Es preciso rediseñarlo empleando el mayor recurso que tiene Cuba. Cuba ha creado una sociedad donde las masas se han transformado en colectividades de individuos con un alto nivel de instrucción. Es preciso desatar un poco las capacidades individuales y buscar de esa manera posibles desarrollos que no existen desde la perspectiva de los recursos naturales que no tenemos, o convenios comerciales que sólo con muy pocos países podemos tener de forma verdaderamente solidaria. Ese desatar las fuerzas individuales constituye un gran peligro porque en el mundo el único individuo culturalmente concebido es el que responde al individualismo burgués. El gran reto del socialismo cubano es construir y propiciar el desarrollo y la construcción de la individualidad socialista. Diría más, es el reto que no ha logrado, ningún Estado Socialista.
–¿Se lo planteó algún Estado socialista?
–Yo creo que no lo vieron de esa forma. El socialismo es la solución de grandes problemas colectivos que impiden el desarrollo del individuo, pero a la postre, el individuo ha vuelto a emerger. Ahora, todo está preparado en el mundo para comprar a ese individuo. A un pelotero cubano nunca se le va a pagar 30 millones de dólares para jugar en Cuba, a un biotecnólogo nunca se le va a pagar por un desarrollo lo que pagarían las transnacionales. Hay que buscar otras maneras, en eso es hacia lo que Cuba transita hoy, y es un camino extremadamente difícil.
–¿El Che Guevara hablaba del Hombre Nuevo?
–Cuando el Che hablaba del Hombre Nuevo no hablaba de un hombre individual perfecto que hablara cinco idiomas, que fuera karateca.
–No, no… En Superman seguro que no…
–Él estaba hablando de un tipo diferente de relaciones sociales donde el individuo encontrara el pleno desarrollo de su felicidad no en el consumismo sino en una verdadera realización de sus potencialidades individuales. Hacia ahí va el concepto de individualidad socialista. Yo no hablo de eliminar el odio, porque donde existe amor, existe odio. Hablo de una manera de encontrar la felicidad de forma diferente, que no excluye –esto lo hemos comprendido plenamente– la satisfacción material, el confort.
–¿Pero el sistema capitalista le promete más al biotecnólogo o al beisbolista de lo que le puede dar Cuba?
–En efecto es una guerra, y una guerra desigual. Porque además la cultura del capitalismo está en Cuba también, no podemos pensar que Cuba es un lugar aislado. De hecho la cultura del socialismo es sólo un proyecto en desarrollo que se hace a partir de la contracultura del capitalismo y a partir de la cultura popular. Pero la cultura dominante en el mundo, la cultura del capitalismo, la tenemos en la televisión, en las películas de Hollywod, en la música, en el sistema de ventas de los Grammys, en la NBA. Es un gran reto, ahora el punto sería, ¿puede ser una batalla que sólo se gana desde lo cultura?, paradójicamente sólo desde la cultura puede ganarse, aunque la economía es el fundamento. Usted no puede retribuir a las personas según lo que aportan en la sociedad, que es la divisa del socialismo, si no existe una economía fuerte para eso. Y al mismo tiempo, sin un alto nivel de cultura en la población, sin un permanente debate de ideas, tampoco es posible vencer. Yo creo que estamos en un momento en la sociedad cubana donde es imprescindible debatirlo todo.
–¿Una revolución dentro de la revolución?
–Hoy por hoy, no existe capacidad alguna, ni interés alguno de prohibir nada. De hecho las nuevas tecnologías lo hacen imposible, el tema es que sí hay que debatirlo todo. Desarrollar en el ser humano la capacidad, la mirada crítica hacia todo lo que lee, todo lo que ve para que pueda discernir desde sus propios conocimientos. Esa capacidad crítica no se desarrolla por la simple acumulación de conocimientos, además tiene que haber un entrenamiento, y eso sólo lo ofrece el debate. Es lo que estamos diciendo siempre en los últimos meses, nos estamos refiriendo a ese tipo de debate. Porque no vas a poder competir, no vas a poder dar 30 millones de dólares a un beisbolista, pero le podés dar condiciones materiales adecuadas según lo que aporta a la sociedad, eso en la parte material. Pero a la vez, está toda la parte cultural, que esa persona sea capaz de sentirse feliz, teniendo lo elemental que merece tener materialmente, pero al mismo tiempo, teniendo la satisfacción de servir al país, de ser querido…
–De servir a la comunidad…
–De ser querido por las personas, de ocupar un lugar, de ser protagonista de la historia, de ser protagonista de su propia vida, de decir yo me muevo para acá, yo no quiero jugar en este equipo.
–¿Cómo está ese debate en Cuba? 
–Yo creo que en Cuba hay un gran debate intelectual y popular, y es un debate que el partido está interesado en promover, yo creo que hay conciencia de la trascendencia de lo cultural, e insisto mucho en llamarlo cultural más que ideológico. Porque abarca muchos elementos que conforman una cosmovisión. Esa conciencia se ha ido tomando poco a poco, aunque se priorizó el aspecto económico que era primordial. Vamos tomando conciencia de la imprescindible necesidad de debatir las bases culturales del proyecto que estamos construyendo.
–¿La sociedad lo entienden así? Porque en países como los nuestros muchos terminan votando contra de sus propios intereses.
–Yo creo que la mayoría del pueblo de Cuba sigue apoyando la revolución y sigue pensando en la revolución como su camino, pero es una guerra que podemos ganar o que podemos perder, claramente.   «
los jóvenes y la participación
–Este libro me permitió recorrer todas las universidades del país y conversar con los jóvenes y creo que ha sido fructífero para ellos y para mí. Creo que son muy abiertos, muy espontáneos. A veces se pinta al joven cubano como apolítico y creo que puede haber un reducto donde estén más cercanos al mercado y a una idea de realización capitalista. Pero a la mayoría de los jóvenes cubanos les interesa lo que ocurre en la sociedad, y debaten mucho en torno a ello. A veces, discutir con ellos resulta escabroso, a veces la forma en que formulan una pregunta puede moverle el piso a alguien desprevenido. Pero yo creo mucho en su sinceridad y en su honestidad, y en el auténtico deseo de incorporarse como protagonistas de esos cambios.
–¿Por qué a más de 50 años de la revolución hay una generación que llega a tener estas contradicciones? 
–Porque el mundo, lejos de haber cambiado a favor del socialismo, retrocedió; tú no puedes comprender a Cuba aislada del contexto internacional. Han pasado 50 años pero el socialismo del este europeo se desmoronó y dejó profundas grietas en su interior. Hoy existe un renacer de la izquierda en el mundo, en América Latina y en Europa también, pero había quedado una grieta profunda.
El detalle
Actividad privada
“El que se incorpora a la actividad privada no necesariamente es mi enemigo. Esa persona tiene límites en su crecimiento, pero también va a aportar a la economía de la sociedad, y está recibiendo servicios de la sociedad, del socialismo.”
Ecuador pide pista para entrar
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció que su país iniciará el “protocolo de adhesión” al Mercosur y que, en el plazo que dure esa negociación, espera también cerrar un acuerdo comercial con la Unión Europea. El mandatario hizo esas declaraciones durante su habitual programa de radio y televisión de los sábados. Allí también señaló que se presentará a los países miembros del Mercado Común del Sur una serie de “requerimientos” como la posibilidad de “destrabar barreras no arancelarias para mejorar exportaciones” y “flexibilizar el arancel externo común”. Correa señaló que espera lograr ambos acuerdos en un plazo de ocho o diez meses.

Cuba se prepara para la Televisión digital

television-cubanaCuba anunció este martes que está preparada para realizar mañana miércoles una prueba de televisión digital con una “zona de demostración” que aplica un método desarrollado por expertos chinos, informaron medios locales.

“Cuba está preparada para llevar a cabo exitosamente esta prueba”, afirmó el director del Instituto de Investigación y Desarrollo de Telecomunicaciones (Lacetel) de la isla, Glauco Guillén, durante el primer Foro Internacional de televisión digital que se celebra en La Habana.

El funcionario dijo que Cuba impulsa la transferencia de la televisión analógica a un sistema digital bajo la norma china “al servicio de las necesidades de la sociedad”.

El foro celebrado en el marco del XV Convención y Feria Internacional de Informática y Telecomunicaciones que tiene lugar esta semana en La Habana, tiene el propósito de impulsar la aplicación de la norma china DTMB de televisión digital y favorecer la cooperación de la nación asiática con América Latina.

Cuba desarrolla la transferencia de la televisión analógica a un sistema digital como parte de los acuerdos firmados entre los Gobiernos de La Habana y Pekín para fomentar la cooperación tecnológica.

El vicedirector de la división de industrias y tecnologías de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reformas de China, Wu Hao, indicó que el foro aspira a mejorar la aplicación de la norma china de televisión digital y promover la cooperación entre su país y la región latinoamericana, según cita la agencia cubana Prensa Latina.

“Queremos trabajar juntos para impulsar esta aplicación en Cuba, y desarrollar una industria y televisión digitales terrestres para beneficiar a los pueblos globales”, señaló Wu.

También comentó que el gobierno chino presta gran importancia a la comunicación con la región, e “incentiva” la aplicación de la norma TDMP, de la cual ya se han hecho pruebas en Cuba, Perú y Venezuela.

El funcionario chino consideró que el desarrollo y despliegue mundial de la televisión digital está “en ascenso”, y por eso China y sus industrias están dispuestos a trabajar con América Latina “a todos los niveles” para contribuir al desarrollo de la industria basado en el principio de “la apertura y la innovación”.

 

“El descubrimiento de vida extraterrestre está al alcance del hombre”

Foto: ESA

Foto: ESA

El director de Ciencia y Exploración Robótica de la Agencia Espacial Europea (ESA), Álvaro Giménez, ha asegurado que “el descubrimiento de la vida extraterrestre está realmente al alcance del hombre” hoy en día. A su juicio, “los actuales descubrimientos sobre los límites de habitabilidad, mucho más amplios que lo supuesto anteriormente, y de mundos con características apropiadas para la vida” en el Universo, así lo demuestran.

Giménez ha explicado, en una entrevista concedida a Europa Pres, que llegado el momento del descubrimiento “el problema que seguramente habrá es la confirmación del descubrimiento”. “Si lo que vemos es un resto de vida o no, llevará a largas pruebas y discusiones entre la comunidad científica porque lo más seguro es que no se encuentre algo parecido a lo que se está acostumbrado a reconocer como vida en la Tierra”.

Sobre si hallar vida en el Universo sería  el mayor logro en la historia de la astrofísica, el director de Ciencia de la ESA ha indicado que “hay dos grandes preguntas de la humanidad a las que la investigación espacial está contribuyendo de forma sustancial”: el origen del universo ¿Por qué hay algo en vez de la nada más absoluta? y el origen de la vida ¿Por qué hay organismos vivos en vez de solamente materia inanimada?.

“El descubrimiento de la naturaleza de la componente oscura, materia y energía, del universo acerca a la primera pregunta y el descubrimiento de algún tipo de vida fuera de nuestro planeta lleva a la segunda. Ambos logros rivalizan por ser los mayores de la humanidad pero el hecho de que ambas cuestiones puedan siquiera ser discutidas en el ámbito científico es ya un gran paso adelante”, ha explicado.

Ambos descubrimientos están “entre las prioridades de la ESA”. Así, Giménez ha señalado que la agencia espacial europea está desarrollando 7 misiones científicas nuevas que “deberán ser lanzadas durante lo que queda de esta década” y con “objetivos múltiples y extraordinariamente ambiciosos”.

En este sentido, ha explicado que se espera realizar misiones que abarcan desde “la exploración detallada de la atmósfera y la superficie de Marte” hasta “la caracterización de la energía oscura del Universo”. “Se pretende comprender mejor cómo influye el Sol en nuestro entorno y observar en detalle su actividad; explorar Mercurio, su superficie, estructura y campo magnético; o preparar la realización de experimentos de física fundamental de altísima precisión”, ha apuntado.

EL FUTURO EN MARTE

Otra de las prioridades de la ESA en los próximos años es la exploración de Marte. Sin embargo, Giménez cree que para llevar al hombre hasta el planeta rojo “todavía hay muchos temas por resolver” como “mantener la salud de los astronautas en un viaje de este tipo, resolver el problema a la exposición de la radiación cósmica, resolver los problemas físicos asociados a la ausencia de gravedad durante un viaje tan largo o mejorar los sistemas de soporte vital”.

Del mismo modo, ha indicado que hay que evolucionar “desde un punto de vista del transporte a Marte, desarrollar mejores sistemas de propulsión, resolver adecuadamente el aterrizaje y despegue en Marte”, entre otros.

“Hemos llevado naves a Marte y hemos posado vehículos robóticos, el problema se vuelve mucho más complejo cuando hablamos de seres humanos. Además el viaje tiene que ser de ida y vuelta, y no hay que olvidar que todavía no hemos hecho ninguna misión que vaya a Marte y vuelva a la Tierra”, ha apuntado.

A su juicio, “una misión de exploración que trajera muestras de rocas de Marte a la Tierra para su análisis, es un paso intermedio natural que se deberá hacer, antes de concebir una misión tripulada”.

Finalmente, Giménez ha destacado que “nunca se acabará por saber todo lo que ocurre en el Universo”. “Las observaciones en y desde el espacio nos permiten encontrar soluciones a preguntas que tenemos en la actualidad, pero cada pregunta que respondemos abre otras nuevas”, ha señalado para añadir que “esta es la gran maravilla de la ciencia”.

“La enorme ventaja de toda esta investigación del Universo para la sociedad es que estos descubrimientos representan un beneficio neto para su bienestar tanto cultural como tecnológico, es decir, de una vida mejor”, ha concluido.

http://www.europapress.es/

A %d blogueros les gusta esto: