Cuba: Avanza proceso de estabilización del Sistema Eléctrico Nacional

Para el horario pico del día de hoy pueden existir algunas afectaciones en la zona occidental, informó la Unión Nacional Eléctrica del Ministerio de la Industria Básica

La avería ocurrida ayer 9 de septiembre a las 20:08 horas afectó parcialmente el servicio eléctrico en las provincias de Camagüey, Ciego de Ávila y Sancti Spíritus, y en su totalidad a las provincias desde Villa Clara hasta Pinar del Río.

A partir de ese momento comenzó el proceso de restablecimiento del Sistema Eléctrico Nacional, el cual quedó normalizado a las 2:30 horas de la madrugada de hoy. La utilización de grupos electrógenos de emergencia en centros vitales y la generación en 13 sistemas aislados con los emplazamientos de generación distribuida permitieron disminuir las afectaciones.

Para el horario pico del día de hoy pueden existir algunas afectaciones en la zona occidental.

Se aplicarán las medidas de máxima regulación de la demanda y serán utilizados los grupos electrógenos de emergencia en las provincias desde Villa Clara hasta Pinar del Río, con el objetivo de minimizar las posibles afectaciones al servicio eléctrico.

Para mañana martes 11 se estima la incorporación de una unidad de 158 MW de la Termoeléctrica de Cienfuegos, una unidad de 100 MW en la Termoeléctrica de Santa Cruz y la Unidad de 300 MW de la Termoeléctrica Antonio Guiteras, lo que permitirá estabilizar las condiciones de operación del Sistema Eléctrico Nacional.

Continúa investigándose las causas de la avería ocurrida en el servicio eléctrico.

Unión Nacional Eléctrica del Ministerio de la Industria Básica

10 de septiembre de 2012

11:40 am.

#Cuba: AVISO DE CICLON TROPICAL No. 20. #Isaac

Isaac ganó algo en intensidad y continúa por los mares al norte del centro de Cuba

Durante la madrugada la tormenta tropical Isaac ha ganado en organización e intensidad, ahora posee vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora en zonas cercanas al centro y su presión mínima central ha descendido hasta 995 hectoPascal y continúa desplazándose al noroeste a razón de 30 kilómetros por hora.

A las seis de esta mañana, la región central de Isaac fue estimada en los 23.1 grados de latitud norte y 79.2 grados de longitud oeste, posición que la sitúa a unos 84 kilómetros al norte nordeste de Caibarién, Villa Clara y a unos 195 kilómetros al este de Varadero, Matanzas.

Durante la madrugada continuaron las lluvias fuertes en la región oriental, reportándose durante las últimas tres horas que finalizaron a las 5 de esta mañana, en Contramaestre, Santiago de Cuba 90 mm, Pinares de Mayarí 59 mm y Guaro 64 mm, ambas en Holguín. Este domingo persistirán las lluvias en gran parte del territorio nacional, pero las más fuertes e intensas serán desde Camagüey hasta Guantánamo en la mañana y se extenderán a las provincias centrales y la costa norte occidental en la tarde.

Durante las próximas 12 a 24 horas, habrá fuertes marejadas con peligro para la navegación en el litoral norte occidental y en la costa sur central, con inundaciones costeras de ligeras a moderadas en zonas bajas de estos litorales. En ambos litorales orientales se mantienen las marejadas con peligro para embarcaciones menores con ligeras inundaciones en la sur oriental, mientras que en la sur occidental habrá oleaje.

Los vientos tendrán fuerza de tormenta tropical en la costa norte occidental y central con velocidades entre 60 y 75 kilómetros por hora y rachas superiores.

En este mismo plazo, Isaac inclinará su rumbo entre el oeste noroeste el noroeste, disminuyendo su velocidad de traslación, y puede ganar en organización e intensidad al transitar por los mares al norte de la región occidental de Cuba y el estrecho de La Florida.

El Centro Nacional de Pronósticos continuará vigilando la evolución y futura trayectoria de este organismo tropical hasta que deje de influir sobre Cuba. Se recomienda estar muy atentos a los próximos avisos y a las orientaciones de la Defensa Civil.

TORMENTA TROPICAL ISAAC: AVISO DE CICLON TROPICAL No. 16.

Isaac se aproxima a la costa sur oriental

Durante la madrugada, Isaac penetró en Haití y a esta hora ya salió de ese territorio. Su tránsito por territorio haitiano le hizo perder algo en organización e intensidad y ahora posee vientos máximos sostenidos de 95 kilómetros por hora, con rachas superiores, y su presión mínima central aumentó a 992 hectoPascal. Mantiene rumbo noroeste a razón de 20 kilómetros por hora.

A las seis de esta mañana su centro fue estimado en 19.2 grados de latitud norte y 73.4 grados de longitud oeste, posición que la sitúa a 205 kilómetros al estesudeste de Guantánamo y a 270 kilómetros al estesudeste de Santiago de Cuba.

Al final de la mañana de hoy sábado, Isaac llegará a la costa sur oriental de Cuba, entre las provincias Santiago de Cuba y Guantánamo. Las lluvias continuarán incrementándose gradualmente en las provincias orientales, llegando a ser fuertes e intensas desde la tarde de hoy.

En las provincias Santiago de Cuba, Guantánamo, Holguín y Las Tunas soplarán vientos con fuerza de tormenta tropical, entre 70 y 95 kilómetros por hora, con rachas superiores. En Granma y Camagüey tendrán fuerza de depresión tropical, entre 30 y 55 kilómetros por hora., con rachas superiores.

Durante las próximas 12 a 24 horas, habrá fuertes marejadas con peligro para la navegación en ambos litorales orientales que se extenderán en la tarde al norte central, con inundaciones costeras moderadas en zonas bajas del litoral norte oriental y sur de Santiago de Cuba y Guantánamo.

Se pronostica que durante las próximas 24 a 48 horas Isaac se moverá entre el oestenoroeste y el noroeste, con poco cambio en su velocidad de traslación y disminuirá su intensidad al tocar tierra cubana.

La tormenta tropical Isaac representa un peligro potencial para nuestro país. El Centro Nacional de Pronósticos mantiene una estrecha vigilancia sobre la evolución y futura trayectoria de este organismo tropical y recomienda estar muy atentos a los próximos avisos y a las orientaciones de la Defensa Civil.

El próximo Aviso de ciclón tropical sobre la tormenta tropical Isaac se emitirá al mediodía.

Cuba: AVISO DE CICLON TROPICAL No. 15. #Isaac

Isaac se acerca a Haití ganando más en intensidad

La tormenta tropical Isaac representa un peligro potencial para nuestro país. El Centro Nacional de Pronósticos mantiene una estrecha vigilancia sobre la evolución y futura trayectoria de este organismo tropical y recomienda estar muy atentos a los próximos avisos y a las orientaciones de la Defensa Civil.

Durante la noche, la tormenta tropical Isaac ha continuado ganando en organización e intensidad y ahora posee vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora, con rachas superiores, y su presión central ha disminuido hasta 990 hectoPascal. Mantiene rumbo noroeste a razón de 20 kilómetros por hora.

A la medianoche su centro fue estimado en 17.8 grados de latitud norte y 72.7 grados de longitud oeste, posición que la sitúa a 190 kilómetros al estesudeste de cabo Tiburón, Haití, a 350 kilómetros al sudeste de Guantánamo y a 410 kilómetros al sudeste de Santiago de Cuba.

Se pronostica que durante las próximas 24 a 48 horas Isaac continuará moviéndose al noroeste, con poco cambio en su velocidad de traslación y posibilidad de ganar algo más en intensidad antes de tocar tierra haitiana en las próximas horas y, posteriormente debilitarse algo, en su tránsito sobre dicho territorio. En la mañana de hoy sábado, Isaac estará próximo a la costa sur oriental de Cuba, entre las provincias Santiago de Cuba y Guantánamo.

Las lluvias continuarán incrementándose gradualmente en las provincias orientales, llegando a ser fuertes e intensas desde la tarde de hoy sábado.

Durante las próximas 12 a 24 horas, habrá fuertes marejadas con peligro para la navegación en ambos litorales orientales que se extenderán en la tarde al norte central, con inundaciones costeras moderadas en zonas bajas del litoral norte oriental y sur de Santiago de Cuba y Guantánamo.

El próximo Aviso de ciclón tropical sobre la tormenta tropical Isaac se emitirá a las seis de esta mañana.

Efectos de Isaac en Baracoa, Cuba

Radio Baracoa

Ligeras penetraciones del mar han comenzado a invadir elmalecón de Baracoa desde la tarde de hoy como consecuencia de las fuertes marejadas en la costa norte cubana asociadas a la tormenta tropical Isaac.

La protección de los más de 81 000 habitantes de Baracoa constituye aspecto esencial en la labor de los órganos de dirección de la Defensa Civil en el más nororiental municipio guantanamero, ante la proximidad de la tormenta tropical Isaac a la región oriental de Cuba.

Con atención siguen los baracoenses las informaciones sobre la trayectoria de la tormenta tropical Isaac y se preparan para enfrentar sus posibles afectaciones según lo orientado en la Nota Informativa número 2 de Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, emitido a la una de la tarde de hoy, que declaró la Fase de Alerta para las provincias orientales y Camagüey.

( Vía Radio Baracoa)

Cuba: Para la juventud cubana, casarse no está de moda

Para la juventud cubana, casarse no está de moda

Una reciente investigación del Centro de Estudios de la Juventud de la Isla lo confirma. Según los especialistas, la población adolescente y joven estudiada se distingue por la soltería: más del 61 por ciento de la muestra del año 2011 está compuesta por jóvenes solteros, sin obviar a poco más del 23 por ciento, que declararon estar unidos sin matrimonio.

El mayor número de adolescentes se encuentra soltero, al igual que los jóvenes de 20 a 24 años de edad. Y en las personas de 25 a 29 años, continúa predominando la soltería.

Como signo de estos tiempos, han aumentado (aunque ligeramente) las uniones consensuales, y ha disminuido el número de las personas casadas. Muchos no se sienten atraídos por el acto de presentarse ante el notario para sellar una relación de pareja, especialmente los hombres -existe, según un reciente estudio del CESJ, una mayor proporción de hombres solteros (70,2 por ciento) que de mujeres (51,7 por ciento).

Según el análisis por regiones, la mayor proporción de solteros, unidos, divorciados o separados, pertenece a la región oriental del país. En el caso de los casados y los viudos, estos pertenecen mayormente a las provincias centrales, que son secundadas por las orientales.

El estudio del CESJ se realizó en todas las provincias, a principios de 2011, y abarcó cubanos de entre 15 y 29 años de edad. Con esa premisa han puesto la lupa sobre tres etapas de desarrollo: los adolescentes (entre 15 y 19 años), los jóvenes (entre 20 y 24 años) y los adultos jóvenes (entre los 25 y los 29).

Similar a indagaciones realizadas a principios del presente siglo, los jóvenes blancos representaron algo más del 60 por ciento de la muestra, composición que se corresponde con la distribución demográfica del país. Los mestizos ocuparon casi un 27, y los negros poco más del 12 por ciento del total de los encuestados.

Aumentaron niveles educacionales

Uno de los cambios positivos más notables que develan los recientes estudios es la elevación de los niveles educacionales vivida por la juventud cubana en el transcurso del último decenio. Los índices actuales de instrucción se pueden definir como altos, afirman los investigadores.

A tenor con lo explorado en el año 2011, si a los graduados del nivel preuniversitario se suman los que concluyeron la enseñanza politécnica, se llega a un total de 57,7 por ciento de jóvenes con el nivel medio superior vencido. Ese número de cubanos con alta instrucción crece (66,8 por ciento) si se le añaden los universitarios (9,1 por ciento). En cuanto a la última cifra mencionada en este párrafo, valga destacar que esa proporción duplica a la existente en el año 2004.

No obstante, existe un grupo de jóvenes (2,6 por ciento) que solo alcanzó la Primaria o no llegó a terminarla, lo que, según expresan los investigadores, puede ser resultado de la deserción escolar, si se tiene en cuenta la edad de los jóvenes y el carácter obligatorio de la enseñanza general hasta el nivel medio básico. Por cierto, el grupo de quienes concluyeron solo el primer nivel, disminuyó notablemente en relación con mediciones del año 2004.

La mayor cantidad de personas que no tienen ningún nivel de escolaridad vencido son hombres. De igual modo ellos son mayoritarios en el grupo de quienes tienen vencido un nivel primario, de Secundaria Básica o de técnico de nivel medio.

Algo diferente sucede con los niveles preuniversitario y universitario: el mayor número de quienes los poseen son mujeres. Esto significa, apuntan los especialistas, que en los más altos niveles de educación predominan las féminas, lo que se corresponde con el aprovechamiento que ellas han hecho de las oportunidades brindadas por el país para el estudio y el trabajo.

En La Habana y Oriente se encuentra el mayor número de personas con nivel primario. Y de los jóvenes que poseen un nivel medio superior o superior, el mayor por ciento corresponde a la región oriental.

Superación: una meta importante

Entre las razones que explican la elevación del nivel educacional en los jóvenes cubanos, los especialistas del CESJ refieren el proceso de universalización de la enseñanza y otros programas desarrollados durante la primera década del presente siglo, los cuales nacieron para propiciar la superación y la reinserción social de ese grupo.

Según la información acopiada, superarse desde el punto de vista del conocimiento continúa siendo una importante aspiración de la juventud cubana: casi el 69 por ciento de los encuestados declararon el deseo de alcanzar el nivel universitario u otros estudios superiores.

A la altura del año 2011 -meditan los analistas-, si bien se mantiene en la mayoría de los jóvenes el deseo de obtener el nivel superior de enseñanza, ese interés disminuye con respecto al año 2004, lo cual podría estar relacionado con los cambios en el sistema educacional que preferencian las carreras técnicas, e incluso con las implicaciones que el actual reordenamiento laboral tiene en los programas de formación de los recursos humanos, sin obviar la influencia de la falta de correspondencia entre los grados educacionales, la calificación y el bienestar material.

En cambio, aunque no alcanza los niveles del cierre de la década de los 90 del siglo XX, se vuelve a incrementar la proporción de jóvenes que aspiran a obtener el grado 12, o a graduarse de la enseñanza politécnica, condiciones para acceder hoy a numerosos empleos. Por otra parte, en el presente se reduce mucho más, en comparación con los estudios de 2004, la proporción de jóvenes que solo aspiran a lograr el nivel medio básico de enseñanza.

En el grupo cuya aspiración es ser profesional de nivel superior, predominan los graduados de preuniversitario, lo cual está en consonancia con la lógica de su formación. En tal sentido, la aspiración está más extendida entre quienes hoy clasifican como estudiantes (el 81,9 por ciento de ellos), mientras que estudiantes y trabajadores comparten por igual la aspiración de realizar estudios de posgrado.

La razón principal -devela la indagación- planteada por los jóvenes para querer superarse, radica en ampliar conocimientos y en poder ser personas preparadas para la vida. Los estudiantes son quienes más expresan que la motivación principal para estudiar está en la posibilidad de la preparación personal. También aparecen argumentos como la posibilidad de satisfacer necesidades económicas, y de complacer a los padres.

Los argumentos planteados por los trabajadores no difieren sustancialmente de los del estudiantado. Algunos de ese universo reconocen la importancia de superarse para progresar en el trabajo y en la solución de sus problemas económicos.

Los datos arrojan que la gran mayoría de los jóvenes aprecian a la escuela cubana como fuente que brinda suficiente preparación para asumir determinadas situaciones de la vida.

Crece la inserción social

En lo que a ocupación se refiere, la información recientemente acopiada registra un 50,2 por ciento de jóvenes trabajadores -una parte de ellos está estudiando-; mientras que un 32,5 por ciento representa a estudiantes.

De acuerdo con esas cifras, el 82,7 por ciento de los jóvenes se encuentra vinculado al estudio, al trabajo o a ambas actividades a la vez. Las exploraciones del año 2004 referían un 80,7 por ciento, lo cual indica un incremento del dos por ciento en la inserción social.

A través de desgloses más detallados, y comparando estos momentos con los de 2004, los investigadores afirman que la población estudiantil decreció en un 3,8 por ciento; los trabajadores se incrementaron en un 5,8; y los que simultanean el estudio con el trabajo crecieron en la cifra del uno por ciento.

En cuanto a quienes no están incorporados laboralmente, disminuyó ligeramente el número de los que buscan trabajo por vez primera, al tiempo que se incrementaron y se incrementan quienes lo hacen después de haber dejado o de haber perdido el puesto que tenían.

Según las cifras recientes, la proporción de trabajadores es mayor entre los hombres (49,5 por ciento) que entre las mujeres (35,3 por ciento), mientras que la proporción de personas dedicadas a tareas del hogar es mayor en mujeres (13,7 por ciento) que en hombres (0,6 por ciento).

La parte del estudio referida a la situación ocupacional revela que actualmente, y mirando población juvenil adentro: entre los trabajadores y desempleados predominan los hombres; entre quienes simultáneamente estudian y trabajan y quienes se dedican a tareas del hogar, las muchachas son mayoría (y en el último grupo ellas con casi la totalidad).

De acuerdo con los grupos de edades, los resultados se manifestaron en consonancia con cada etapa en que se encuentran los jóvenes: el mayor número de adolescentes cursa estudios (77,4 por ciento); cerca del 70 por ciento de quienes tienen entre 20 y 24 años se encuentran trabajando (49,6 por ciento) o estudiando (18,7 por ciento). Y la mayoría de los jóvenes de 25 a 29 años están trabajando (67,1 por ciento).

En un análisis que tiene en cuenta las regiones del país, los especialistas apuntan que la mayor cantidad de personas que están trabajando, que están buscando trabajo por primera vez, que buscan trabajo por haberlo perdido, que estudian, que se ocupan de las tareas del hogar y que no estudian ni trabajan, pertenecen al oriente.

De los jóvenes que estudian y trabajan, la mayor proporción se concentra en La Habana. Y la mayor parte de quienes poseen otra de las situaciones ocupacionales mencionadas, pertenecen al occidente de Cuba.

En un tema imprescindible como el del empleo, los estudios afirman que la edad promedio de inserción laboral de la juventud cubana es de 19 años, lo cual es común tanto para el sexo femenino como para el masculino, y se comporta de modo muy similar en todas las regiones del país. Otro dato de interés es que entre los jóvenes trabajadores predominan los técnicos, seguidos de obreros y trabajadores de servicio.

El abordaje por sexo arroja que el 50,2 por ciento de las muchachas están en la categoría de técnicos, lo que supera en un 20,5 a los varones; ellas, además, duplican la proporción de trabajadores administrativos hombres. En las categorías de trabajador de servicio y dirigente existe bastante paridad, aunque se aprecia una ligera diferencia a favor de las mujeres en la primera categoría, y de los hombres en la segunda.

En la actualidad la juventud cubana se inclina a trabajar preferiblemente en el sector estatal de la economía.

En comparación con la medición efectuada en el año 2004, ya se aprecian algunos cambios que reflejan cierto movimiento en las expectativas laborales como expresión de los primeros impactos del proceso de reordenamiento laboral.

La proporción de jóvenes que desea trabajar por cuenta propia casi duplica el por ciento de 2004. El deseo de trabajar en el sector estatal y en otras modalidades de trabajo no estatal -este último sigue siendo minoritario- es muy similar a la medición anterior.

Las razones de preferencias más sentidas por los jóvenes son las condiciones de trabajo, el acceso a la divisa u otras formas de estimulación, y poder hacer lo que les gusta, trabajar en lo que estudiaron, y la posibilidad de garantías como vacaciones o jubilación.

Vivienda y convivencia

En opinión de los estudiosos, la vivienda constituye un aspecto insoslayable a la hora de abordar aspectos de orden material desde los cuales se construyen las subjetividades que distinguen a la juventud cubana de hoy.

El 46,9 por ciento de la muestra total referida en este trabajo valoran como buenas las condiciones constructivas de sus viviendas. Pero esa percepción positiva, según los especialistas, disminuye al tiempo que aumenta la edad: son los adultos jóvenes quienes tienen una peor valoración, mientras los adolescentes muestran una mirada más favorable.

Se constató, además, que más de la mitad de los encuestados (57,5 por ciento) refiere contar establemente con privacidad dentro de su vivienda, en tanto el resto carece de ella o solo la disfruta de modo ocasional. Eso significa que cerca de las tres quintas partes de la juventud cubana posee las condiciones habitacionales elementales para satisfacer las necesidades de independencia y de autonomía.

Otro elemento que contribuye a describir la temática de las condiciones materiales de la vivienda es la ubicación de la misma. La mayoría de los jóvenes cubanos (65 por ciento) declara su gusto por el barrio en que está enclavado el hogar, lo que supone una identificación con el lugar donde se vive. Cerca de la cuarta parte expresa una atracción menor, y una cifra reducida (8,5 por ciento) explicita su rechazo a la zona de residencia.

Según la información recogida, algo más de la tercera parte de los jóvenes vive en familias monoparentales, donde la figura que más se destaca es la materna. Los analistas asocian el hecho a que, ante la ocurrencia de un divorcio, los hijos generalmente permanecen viviendo con sus madres.

Se tuvo acceso a otros datos de interés: casi el 40 por ciento de los entrevistados comparte sus viviendas con sus hermanos; el 20,3 por ciento vive con sus hijos; y el 8,6 por ciento vive en familias reconstituidas.

Tiene relevancia, al decir de los investigadores, que solo el 1,5 por ciento de los jóvenes vive independiente, y que no llega a ser la tercera parte de la muestra total el grupo de quienes viven solo con sus parejas. Esta arista, como expresan estudiosos de la subjetividad, pudiera estar repercutiendo en la decisión de muchos jóvenes de postergar la creación de una familia propia.

(Con información de Juventud Rebelde)

La desintegración de Libia parece un proceso inevitable

Armando Pérez

Armando Pérez

por Armando Pérez

La paulatina desintegración de Libia tiende a convertirse en un proceso inevitable porque el gobierno central, representado por el Consejo Nacional de Transición (CNT), no puede contener las aspiraciones de autonomía en las provincias, faltan mecanismos para controlar a las agrupaciones armadas, y tampoco hay fuerza pública para proteger a la población.

A comienzos de marzo, cerca de tres mil representantes de tribus, clanes y comandantes de milicias proclamaron en la ciudad de Bengasi, en el oriente de Libia, la autonomía de la región Cirenaica y su independencia de Trípoli, es decir, del CNT.

Reunidos en el autodenominado Congreso del Pueblo Cirenaico, los delegados se manifestaron a favor de una Libia federal y anunciaron la formación de un propio gobierno, parlamento y ministerios de Finanzas, Defensa y Petróleo.

El jeque Ahmed Zubair fue electo dirigente de la nueva región que desde Bengasi, controlará al menos el 66 % de los yacimientos de hidrocarburos libios.

Entre tanto, el jefe del CNT, Mustafá Abdel Jalil desde Trípoli, se pronunció en contra de la autonomía proclamada por el Congreso, y denunció que las nuevas autoridades en Bengasi forman parte de una “confabulación extranjera” para socavar la integridad territorial y política de Libia.

Según expertos rusos, los autonomistas de Bengasi ahora actúan con el apoyo de las mismas fuerzas que hace más de un año promovieron la rebelión contra el líder Muamar Gadafi, y que concluyó con una guerra civil que ganaron los rebeldes más que todo por el apoyo de la OTAN.

Al respecto, muchos recuerdan que la rebelión contra Gadafi nació en Bengasi junto con el CNT, que durante muchos meses controló la guerra contra Gadafi desde esa ciudad, y sólo tras la victoria se instaló en Trípoli.

Ahora, por lo visto, los gobiernos extranjeros que armaron a los rebeldes tienen otros planes para controlar los yacimientos de crudo, en esencia, el objetivo real de esa intervención que la prensa occidental presentó como cruzada para defender a la población civil de un supuesto genocidio perpetrado por el ejército de Gadafi.

Al analizar prudencia de la prensa internacional al informar los últimos acontecimientos que ocurren en Bengasi, analistas rusos opinan que son pocos en Occidente los que quieren reconocer que la campaña en Libia fue una guerra de rapiña orquestada por gobiernos influyentes, y es muy incómodo ver las consecuencias que supuso la cruzada para sembrar la democracia en Libia.

Sobre todo cuando el ejemplo de los autonomistas de Cirenaica contagió a otras regiones, más exactamente a Misurata, la tercera ciudad más importante de Libia.

Allí, las autoridades municipales recién elegidas restringieron la entrada a los habitantes libios de otras regiones como medida preventiva para garantizar la seguridad pública en la urbe.

Según constató la prensa británica, las nuevas autoridades en abierto desafío al CNT, establecieron una zona de seguridad, como paso inicial a la proclamación una autonomía más radical que la establecida en Bengasi.

Según observadores locales, el CTN desde Trípoli no puede solucionar prácticamente ningún asunto, y las autoridades de Misurata actúan por su cuenta para poner coto a la inseguridad rampante, el principal problema que actualmente afronta la población civil en cualquier lugar de Libia.

Como reconoce el propio CTN, el problema de seguridad pública seguirá siendo muy agudo mientras no se desarmen y se liquiden las milicias y agrupaciones armadas autónomas que operan en el país.

Entre los factores que impiden la solución de este problema, fuentes del CTN citadas por la prensa rusa indicaron que sencillamente no hay recursos para financiar el desmantelamiento de las milicias y la reinserción de los combatientes a la vida normal en la sociedad.

A juicio de esas fuentes, el asunto financiero es el principal escollo en las conversaciones que actualmente adelanta el CTN con los comandantes de la brigada Zintan, sobre la devolución del aeropuerto internacional de Trípoli, hasta este momento en manos de esos milicianos.

Integrada en su mayor parte por habitantes de la ciudad del mismo nombre en el occidente de Libia, la brigada Zintan actualmente es una de las agrupaciones armadas autónomas más influyentes y poderosas de Libia.

Los combatientes de esta brigada desempeñaron un papel crucial en la derrota del ejercito gadafista y en ocupación de Trípoli y desde el año pasado controlan por su cuenta el aeropuerto internacional, es decir, el flujo de cargas y pasajeros que llegaban por esa terminal aérea al territorio libio.

El pago de compensaciones y los gastos que deberá asumir el CNT también impide las negociaciones entre las autoridades y los jefes de la milicia Swehli, de Misrata, otra agrupación poderosa que recientemente capturó a dos periodistas británicos supuestamente bajo cargos de espionaje.

Entre tanto, la falta de fuerzas del orden eficaces multiplica el riesgo de conflictos armados entre las etnias y tribus libias, como el reciente brote de violencia en el sureste de Libia.

Ante la falta de información oficial, diversas fuentes reportan de centenares de muertos y heridos las últimas dos semanas en la ciudad de Al Kufra, cerca de las fronteras de Libia con Chad y Sudán, por enfrentamientos entre dos tribus Tibu y Zwai, rivales desde hace décadas.

Según el general Youssef al-Mangoush, jefe del ejército libio, sus tropas intervienen para poner fin a los combates, pero fuentes de las tribus rivales aseguran que el ejército no puede impedir los enfrentamientos que cada vez ocasionan muertos, heridos y refugiados.

Los representantes de cada tribu se acusan mutuamente de asesinatos, secuestros, saqueo de viviendas, robos de autos y de medidas de respuesta para contener a los atacantes.

El grupo étnico Tibu habita principalmente en el Chad, pero también habitan en zonas del sur de Libia y la tribu Zwai asegura que los Tibu atacan a sus paisanos con ayuda de mercenarios procedentes de Chad.

Y mientras aumenta las noticias sobre muertes por la violencia y la falta de dinero para comprar la paz, es más hermético el silencio del CTN en Trípoli, en las capitales occidentales promotoras de revolución libia, y la prensa internacional.

Posiblemente porque debe ser incómodo responder porque no hay dinero para desarmar a las milicias, fortalecer el ejército y promover el desarrollo de las regiones.

¿Dónde estará el dinero de Gadafi?

Tomado de http://sp.ria.ru/

A %d blogueros les gusta esto: