Asamblea Nacional de Panamá aprueba de forma unánime derogación de Ley 72

Con 59 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones, anularon la normativa aprobada por el Legislativo el pasado 19 de octubre, autorizando la venta de tierras de la zona franca de Colón

La Asamblea Nacional de Panamá aprobó la madrugada de este domingo, en tercera discusión, el proyecto 541 que deroga la Ley 72, la cual permitía la venta de los terrenos de la Zona Libre de Colón (centro-norte) y que generó una semana de protestas, con saldo final de tres muertos y decenas de heridos.

Con 59 votos a favor, ninguno en contra y cero abstenciones, los diputados del Parlamento anularon la normativa propuesta por el Ejecutivo y aprobada por el Legislativo el pasado 19 de octubre, restituyendo así el Decreto Ley 18, del 17 de junio de 1948, que crea la Zona Libre de Colón.

Tras la decisión legislativa, el proyecto será enviado al Ejecutivo para su sanción por parte del presidente Ricardo Martinelli, cuya llegada al país no ha sido confirmada. El Mandatario realiza una gira oficial de una semana por Asia.

Medios locales reseñaron que una vez el Proyecto tenga la firma del jefe de Estado y sea publicada en Gaceta Oficial, se convertirá en Ley de la República.

En sus ocho días de aprobada, la ley 72 provocó a la economía nacional perdidas por el orden de los seis millones de dólares diarios, debido al rechazo y los paros laborales que generó en el país.

Durante el tercer y último debate, se incluyó en el Proyecto un artículo nuevo, propuesto por el diputado Miguel Salas, para la conformación de una comisión que investigar las muertes y represiones durante las protestas populares.

En su derecho de palabra, el diputado del partido Panameñista por la provincia de Colón, pidió castigar a los responsables que permitieron que fuerzas policiales utilizaran armas de fuego y “sitiaran la ciudad por vía terrestre y aérea”.

Salas pidió que la Asamblea no sólo se limite a derogar la ley, sino también a garantizar se haga justicia para los familiares de las personas que fallecieron por la represión durante las manifestaciones populares.

El comité de investigación estará integrado por tres miembros de la Comisión de Derechos Humanos y tendrá un periodo de 60 días para rendir un informe ante el pleno del Parlamento.

En este sentido, la resolución aprobada establece que “las autoridades deberán cooperar con esta instancia para que realice todas la investigaciones” pertinentes.

Por su parte, la diputada Irasema de Dale, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), pidió a sus colegas dejar de escuchar los lineamientos de los partidos y comenzar a escuchar al pueblo, porque “es el pueblo quien los ha puesto aquí”.

En tanto, el diputado panameñista Adolfo Valderrama afirmó que esta decisión pudo haber sido tomada el lunes pasado -cuando se impuso la Ley- y se habrían evitado los hechos de violencia.

También calificó como una irresponsabilidad que el presidente Ricardo Martinelli continuara con su gira por Asia. Agregó que la misión del legislativo “no es evaluar qué le conviene al Presidente y sus amigos, ni mucho menos evaluar cómo el Presidente puede hacerse más rico”.

Paralelo al debate de los diputados, miembros del Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso) realizaron una vigilia en los predios de la Asamblea, a la espera de ver derogada la polémica ley que generó protestas en la provincia de Colón, en la Capital y otros puntos del país.

Miami: Llaman a cubanoamericanos a rechazar acción contraria a viajes a Cuba

Un columnista del sur de Florida llamó hoy a los cubanoamericanos a manifestar su oposición a un nuevo proyecto legislativo que restringiría los viajes entre Estados Unidos y Cuba.

La Cámara de Representantes evaluará el 31 de mayo una enmienda que niega la oportunidad de viajar a los cubanos residentes que no tengan ciudadanía estadounidense, destacó el sitio digital del sur de Florida, Progreso Semanal.

Un proyecto de ley del congresista David Rivera, la H.R. 2831, que modificaría la Ley Pública 89-732 (conocida como Ley de Ajuste Cubano), será discutido el próximo jueves durante una reunión del Subcomité sobre Política de Inmigración e Implementación de la Cámara baja.

La medida aboga por que quienes viajen a la isla pierdan automáticamente su condición de refugiados políticos, como establece la llamada Ley de Ajuste para aquellos que emigran de Cuba y llegan a territorio estadounidense.

Al perder su ajuste de clasificación, esos cubanoamericanos serían considerados como ilegales si regresan a Estados Unidos, denunció el periodista Álvaro F. Fernández en un comentario publicado este martes por la referida publicación.

De resultar aprobada, la H.R. 2831 afectaría a casi un 50 por ciento de las personas que viajan a Cuba por carecer aún de la ciudadanía estadounidense, lo cual impediría el contacto físico con sus familiares y no podemos permitir que esto suceda, aseguró el columnista.

El año pasado, Rivera presentó su enmienda por primera vez y fue rechazada.

También en diciembre de 2011, el representante republicano por Florida, Mario Díaz-Balart, integrante del grupo de legisladores anticubanos, propuso un proyecto de ley que restringiría nuevamente los viajes de estadounidenses y cubanoamericanos, así como el envío de remesas a Cuba.

La iniciativa, incluida dentro la ley de presupuesto federal para 2012, pretendía reinstaurar las restricciones aprobadas durante la administración de George W. Bush, como un solo viaje cada tres años para los cubanoamericanos por razones de reunificación familiar y un límite de mil 200 dólares anuales por concepto de remesas.

Quedaría anulado asimismo el supuesto relajamiento de las sanciones aprobado por el presidente Barack Obama en enero de 2011, favorable a propiciar viajes académicos, religiosos, culturales o deportivos, si cumplen lo que la Oficina Oval denomina    promoción del contacto persona a persona.

El consenso logrado entre varios legisladores y la amenaza de veto del mandatario hicieron naufragar la medida.

Hace meses alerté sobre la necesidad de prepararnos, pues nuestros negocios, trabajos e intereses son afectados por la limitada relación con Cuba, y es hora de que un grupo organizado o una asociación sea creada para lidiar con los temas que de vez en cuando nos pillan de sorpresa, comentó Fernández.

Si usted es un ciudadano estadounidense y un votante, telefonee a la oficina del Subcomité y no los deje pensar que solamente los no ciudadanos se oponen a esta enmienda, recomendó.

http://www.cubasi.cu/

La mafia anticubana de Miami nuevamente contra los viajes a Cuba

El Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes de EE.UU. abogó, en un voto a viva voz, por revertir la flexibilización de viajes y remesas a Cuba que ordenó en 2009 el presidente Barack Obama, normativa que aún debe pasar por el pleno del Legislativo.

El comité aprobó una enmienda presentada por el legislador cubanoamericano de Florida, Mario Díaz-Balart, dentro del proyecto de ley de gastos para servicios financieros para el año fiscal 2012, que revoca la orden de Obama respecto a los viajes y remesas de cubanos con familiares en la isla.

En la práctica, las autoridades regresarían a las restricciones impuestas durante la Presidencia de George W. Bush, en el marco del bloqueo que EE.UU. mantiene contra Cuba desde hace más de cuatro décadas.

Si la enmienda de Díaz-Balart se convierte en ley, el Gobierno tendría que aplicar la normativa previa a 2009, de manera que los cubanoamericanos sólo podrían visitar a familiares cercanos en Cuba una vez cada tres años, sin excepciones humanitarias, según activistas.

Además, se impondrían límites a la cantidad de dinero en remesas que podrían enviar a la isla.

“Esto es totalmente inaceptable…quienes apoyan el embargo votaron una vez más, por dividir a las familias cubanoamericanas de sus familiares en Cuba”, según un comunicado del Grupo de Trabajo para América Latina (LAWG, por su sigla en inglés), una colectividad de estudios políticos a favor de flexibilizar el bloqueo contra Cuba.

El proyecto de ley aún tiene un largo camino que recorrer, ya que debe ser debatido y votado en el pleno de la Cámara de Representantes, y el Senado también tiene que estudiar su propia versión.

En enero pasado, Obama anunció la flexibilización de los viajes a Cuba para grupos culturales, religiosos y académicos. La ley federal, no obstante, dejó en pie las restricciones de viaje para la mayoría de los estadounidenses.

(Tomado de cubadebate.cu)

A %d blogueros les gusta esto: