Una de las cabezas decapitadas en Juego de Tronos es la de George Bush

La aparición de la edición en DVD de la primera temporada de la serie ha sido el detonante de la polémica. Ante las quejas del partido republicano, los creadores de ‘Juego de Tronos’ y la cadena HBO se han visto obligados a pedir disculpas.

La escena en cuestión tiene lugar en uno de los últimos episodios de la primera temporada de ‘Juego de Tronos’, es el momento en el que Joffrey Baratheon obliga a su pometida, Sansa Stark, a contemplar unas cabezas que había mandado cortar y empalar. Entre ellas se encuentran la de su padre en la ficción televisiva y también la de un rostro muy conocido, el del expresidente de los USA, George Bush.

Se da el caso que nadie, salvo sus creadores, se dio cuenta en el momento de la emisión (finales del año pasado) y ha sido ahora, que ya se ha emitido la segunda temporada, que se ha descubierto la escena en su edición en DVD. Por un lado, los creadores de la serie David Benioff y D.B. Weiss se han visto obligados a excusarse: “Usamos muchas prótesis en la serie: cabezas, brazos, etc. No podemos permitirnos el lujo de hacer todas desde cero, especialmente en las escenas en que necesitamos muchas, así que las alquilamos”. Ellos eran totalmente conscientes del parecido, tanto que incluso le dedican su propio audiocomentario: “En los comentarios del DVD hacemos una mención a esto, aunque no deberíamos haberlo hecho. No es una muestra de falta de respeto hacia el expresidente y nos disculpamos si algo de lo que dijimos o hicimos sugirió lo contrario”.

La cadena HBO también se ha disculpado por la polémica: “Estamos profundamente consternados tras ver la cabeza del expresidente George Bush en ‘Juego de Tronos’ y lo encontramos inaceptable, irrespetuoso y de muy mal gusto”. La escena será eliminada de las siguientes ediciones en DVD. Nos quedaremos sin saber si todo ha respondido a una táctica de marketing para vender más DVD o tan sólo se trata de un divertimento acabado en polémica.

 

http://www.fotogramas.es/Noticias/HBO-pide-disculpas-por-la-cabeza-de-Bush-en-Juego-de-Tronos/

La caverna de Miami ataca a la Iglesia Católica. Lázaro Fariñas*

Lázaro Fariñas*/Foto Virgilio Ponce- MartianosHermesCubainformaciónCubasolidaridad.- Dicen que siempre que pasa lo mismo, sucede igual. Los cavernícolas de la ultraderecha cubano americana de Miami están otra vez alborotados, en esta ocasión, por la visita del Papa a Cuba. Las emisoras de radio que controla esa pandilla de anticubanos de esta ciudad, han creado una verdadera campaña de crítica a la visita. Los programas  en los que los micrófonos se abren para que los oyentes opinen a través del teléfono, están verdaderamente envenenados. Como los directores  que los  conducen, lo único que hacen es alborotar el hormiguero. Los insultos al Papa, al cardenal de La Habana, al obispo local y a la Iglesia Católica en general, están a la orden del día. Esta gente, a la hora de insultar, sí que no creen en nadie, ni tampoco los para nada. Además de la chabacanería y el mal gusto, son insolentes en sus insultos, prepotentes en sus intervenciones e idiotas en sus proposiciones. La suma de los conductores de los programas, con los oyentes que llaman a los mismos, dan como resultado un engendro compuesto de maldad e idiotez.

Para aumentar la gritería de la morralla miamense por la visita papal, está el hecho de que la jueza que tiene a su cargo el caso de los cinco, le concedió el permiso a René González para que este visite a su hermano enfermo en La Habana. Así es que, a las ofensas a los prelados católicos, se les agregan las ofensas a Obama y a la jueza. Como estas personas, además de mala gente son idiotas, ellos mismos se contradicen. Ahora atacan violentamente a la jueza, una persona que, a la hora de la sentencia, más dura no pudo ser con los jóvenes cubanos, con quienes no tuvo ni el más mínimo gesto de piedad  al condenarlos a largas penas de prisión. La jueza los complació a todos ellos a la hora de tomar la decisión de condenar a los cinco jóvenes, pero como son insaciables, ahora la atacan por hacer un mínimo gesto humanitario.

También le han caído encima a Obama por permitir que la jueza fallara a favor de la petición de René. Inexplicablemente, esta gente se contradice una y otra vez. Al atacar al presidente por la decisión de la jueza, están implicando que las cortes de justicia de los Estados Unidos están controladas por el gobierno, hecho del cual acusan constantemente a Cuba. Si no fueran tan cretinos e irracionales, habría que preguntarles si  existe o no la separación de poderes en este país. Cuando a ellos les conviene, porque el fallo les es favorable, entonces sí existe esa separación, como fue en el caso de los cinco; cuando no les conviene porque no fallan a favor de lo que ellos quieren,  entonces no existe la separación, como fue en el caso de Elián.

Los Papas visitan mil lugares diferentes y a nadie le importa, apenas salen comentarios sobre las visitas de ellos a diferentes países. Por ejemplo, este mismo Papa, antes de ir a Cuba, va a visitar a México. No leo casi nada de esa visita.  No veo que le estén reclamando al Papa que no vaya a visitar a los mexicanos porque allí se violan los derechos humanos. No veo editoriales en los periódicos, como en el caso del Washington Post,  exigiéndole al Papa que se reúna en aquella nación con tal o más cual grupo o persona.  No veo a senadores protestando y atacando a la Iglesia de esos países porque se ponen de acuerdo con los gobiernos para preparar y organizar las visitas. Ahora con esta vista de su Santidad a Cuba, tanto la derecha norteamericana como sus compinches locales han creado toda una serie de propaganda negativa, primero, para que el Papa no fuera a Cuba y después, cuando se convencieron que la visita se iba a realizar de todas formas, comenzaron a dar órdenes y a mandar a sus empleados en la isla para que trataran de crear un clima negativo que entorpeciera la estancia del Obispo de Roma en nuestra patria.

Ante el rotundo fracaso de impedir la visita del Papa, a estos elementos anticubanos de Miami no les queda más remedio que morderse la lengua y rumiar el odio que llevan por dentro, ese odio tan inmenso que le tienen a Cuba y a su pueblo. Fracasaron con Elián, fracasaron con el concierto de Juanes y ahora vuelven a fracasar con la visita papal. Me alegro.

*Lázaro Fariñas periodista cubano residente en EE.UU.

Instrucciones para un intelectual latinoamericano que quiera escribir en “El País”

Si usted es miembro de esa clase incomprendida de los intelectuales latinoamericanos y desea exponer sus ideas en ese baluarte del progresismo peninsular que es El País, siga estas instrucciones para que su articulo resulte todo un éxito.

1. Todo su análisis debe basarse en los conceptos de caudillismo y populismo. En última instancia, esos conceptos explican la historia de Latinoamérica desde el siglo XIX, sin tener que entrar en complejidades históricas, que aburren a su lector. La historia de nuestros países no ha cambiado desde la época de la independencia.

2. Mencione la pobreza y el hambre, producto del caudillismo y el populismo. Es bueno mostrar un poco de la sensibilidad del pensador comprometido con la realidad social. Pero aclare que la pobreza y el hambre son culpa exclusiva de nuestros pueblos, evitando usar palabras tan desagradables como “colonialismo”, “imperialismo” o “saqueo de recursos naturales”. Menos aún tenga el mal gusto de referirse a la esclavitud o la explotación de comunidades indígenas.

3. No se olvide de hablar de corrupción. Y de aclarar que la corrupción en nuestros países es producto del hambre y la pobreza, que son producto del caudillismo y el populismo. Tenga la delicadeza de no mencionar que son las compañías multinacionales (incluyendo las españolas) las que pagan suculentos sobornos para obtener beneficios impensables en sus países de origen. Explíqueles a sus lectores que la corrupción es siempre culpa de la clase política latinoamericana.

4. Insista con que las instituciones no funcionan, producto de la corrupción que es producto del hambre y la pobreza, que son producto del caudillismo y el populismo. Las instituciones latinoamericanas están en constante crisis y nuestros países tienen democracias limitadas. Use anécdotas insignificantes desde el punto de vista estadístico pero que resuenen en la mente de su lector. Por ejemplo, cuénteles lo difícil que es obtener algún certificado en un ministerio cualquiera. O qué fácil es sobornar a un agente de aduana. Aunque usted no haya hecho jamás ninguna de las dos cosas.

5. Recuérdele a sus lectores que los gobernantes latinoamericanos sólo buscan perpetuarse en el poder – lo que demuestra el caudillismo y el populismo que genera corrupción e instituciones fallidas. No importa si en España el jefe de estado es un monarca hereditario que gobierna desde hace treinta y siete años y fue nombrado por un dictador que gobernó el país por casi cuarenta años. Ni siquiera mencione que Felipe González gobernó por catorce años con cinco mandatos sucesivos. Eso es muy distinto a un presidente latinoamericano que pretende tener tres mandatos por doce años. En este último caso, estamos frente a un claro intento de perpetuarse en el poder. En España no, porque las instituciones funcionan.

6. No se olvide de condimentar todo esto con alguna referencia a una ponencia suya en algún foro internacional, fuera de los países latinoamericanos llenos de caudillismo y populismo. La presentación de un paper en una universidad norteamericana basta para demostrar que usted es diferente al resto de los pensadores latinoamericanos que sólo escriben en medios locales. Alternativamente, puede mencionar alguna charla de café que tuvo hace cinco años con un escritor español de moda. Si algún libro suyo fue publicado por Alfaguara o Crítica, aclárelo como al pasar en el primer párrafo. Su éxito estará garantizado.

7. Use alguna cita de un latinoamericano de lustre, como Borges, Cortázar o García Márquez. Roberto Bolaño también sirve.

8. Recuerde que Brasil no existe. Salvo para elogiar las políticas “de izquierda inteligente” de Lula.

9. Fidel Castro es malo, malísimo. Aunque, claro, diga que la Revolución Cubana tuvo algunos éxitos menores en el campo de la salud y la educación.

10. Chávez también es malo, malísimo. Y sin éxitos menores.

11. Los gobiernos progresistas latinoamericanos quieren destruir a la prensa independiente, como consecuencia de su genética caudillista y populista. No como la izquierda inteligente de Alan García o el centro moderado de Piñera o Santos.

12. La prensa privada latinoamericana siempre es independiente. Los monopolios u oligopolios mediáticos no existen.

13. América Latina todavía está en transición democrática, a consecuencia del caudillismo y el populismo que todavía imperan. España ya la ha superado, por la madurez de la sociedad española y la inteligencia de su clase dirigente.

14. Para finalizar, aclare que esta situación le genera angustia y desazón, y que su refugio está en el pensamiento crítico de algunos intelectuales como usted que no han sido comprados por el poder corrupto o las ideologías acabadas imperantes en nuestros países.
Siguiendo estos consejos, su artículo será leído con interés por los lectores de El País. Usted logrará confirmarles lo que ya piensan pero no pueden decir abiertamente porque iría en contra de lo que creen son sus convicciones de izquierda. También obtendrá una suculenta remuneración en euros que no debe depositarla en su país, ya que en cualquier momento se la podrán robar los gobiernos corruptos, producto del hambre y la pobreza, producto del caudillismo y el populismo. (Tomado de Larepublica.es)

A %d blogueros les gusta esto: