Cuba: “Hay que prever y anticiparse a cualquier problema”

raul-castro-y-marino-murillo-580x384

Por Yaima Puig Meneses y Leticia Martínez Hernández

Importantes temas vinculados a la actualización del modelo económico cubano se analizaron el pasado viernes durante la reunión del Consejo de Ministros presidida por el General de Ejército Raúl Castro Ruz.

Como primer aspecto de la jornada, Leonardo Andollo Valdés, segundo jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, expuso los conceptos básicos que deberán regir en las relaciones del Consejo de Ministros y los Organismos de la Administración Central del Estado (OACE), con respecto a las Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial (OSDE), a tenor con la necesidad de separar las funciones estatales de las empresariales, aumentar las facultades de las empresas y elevar su responsabilidad en la eficiencia y control de los recursos.

Señaló entre los principios de este perfeccionamiento institucional que “los OACE solo ejecutan funciones estatales, mientras que las OSDE son organizaciones creadas por decisión gubernamental, que únicamente realizan funciones de carácter empresarial. En tanto, las Juntas de Gobierno son un órgano de dirección del Estado para controlar y atender a las OSDE, con el fin de exigir eficiencia y disciplina, así como el cumplimiento de la legislación vigente”.

Andollo Valdés dijo que estos principios se aplicarán de forma sostenida y gradual en estrecha vinculación con el perfeccionamiento funcional de los organismos y del sistema empresarial propiedad de todo el pueblo.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros reconoció la complejidad de este asunto, el cual hay que continuar estudiando. “Es importante la gradualidad en el proceso, para no dar bandazos”, agregó.

En este punto los ministros consideraron como prioridad la preparación de todos los dirigentes, quienes finalmente llevan a la práctica la reorganización institucional. De ahí que se precisara la importancia de incluir en los planes de superación de los cuadros cada una de las políticas que aprueba el Consejo de Ministros y actualizarlos de modo sistemático.

Política para la ley de funciones y servicios policiales

Este viernes también se presentó la propuesta de política para la elaboración de la Ley de funciones y servicios policiales, la cual está en correspondencia con el Lineamiento 140 aprobado por el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, dirigido a garantizar la tranquilidad ciudadana. Con tal fin, expresó Andollo Valdés, “se trabaja en la institucionalización de las funciones y los servicios policiales”.

Entre las principales propuestas aprobadas por el Consejo de Ministros mencionó la necesidad de disponer de una Ley para garantizar el orden público, la defensa y la protección de los derechos ciudadanos, en cooperación con los órganos y organismos estatales, entidades económicas, instituciones sociales y los ciudadanos; así como fortalecer la autoridad, la protección y el respaldo legal de las fuerzas.

Andollo Valdés precisó que en el documento presentado se establecen conceptos básicos de actuación policial como el respeto a la Constitución y las leyes, el trato profesional, ético y humano, la actuación bajo identificación previa, así como la celeridad y racionalidad en el trabajo.

Cuentas por cobrar y pagar

A continuación, Lina Pedraza Rodríguez, ministra de Finanzas y Precios, realizó un análisis sobre la evolución y tendencias de las cuentas por cobrar y por pagar en el país, con cierre en el mes de diciembre del pasado año.

“De forma general —dijo— el proceso de ordenamiento en este sentido se ha caracterizado por una disminución de los saldos vencidos respecto a diciembre de 2012”.

Señaló que durante el 2013 hubo una tendencia favorable en la liquidación de estas cuentas, pero los resultados aún no son los óptimos pues se mantienen indisciplinas, desorganización, falta de prioridad a esta tarea, e imprecisiones y formalismos en los contratos, por lo que resulta necesario continuar prestando atención y control sistemáticos a dicho proceso”.

Inscripción de inmuebles estatales

María Esther Reus González, ministra de Justicia, dio a conocer el informe de cumplimiento del plan de inscripción de inmuebles estatales del año 2013, periodo en el cual se asentaron en los registros de propiedad 63 mil 396 inmuebles, de un plan de 65 mil 329.

Dio a conocer que en el periodo del 2010 al 2014 deben inscribirse 302 mil 801 inmuebles y que al término del 2013 se habían inscrito 225 814, para un 76% de cumplimiento, lo que demuestra que se avanza en esta materia.

Sobre este tema el Presidente cubano reiteró “que esta es una tarea a la cual le debemos continuar prestando la mayor atención, pues contribuye al ordenamiento del país”.

Uso eficiente del agua

Seguidamente, Inés María Chapman Waugh, presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), presentó un análisis sobre el uso del agua al cierre del 2013 teniendo en cuenta la productividad agrícola, industrial y en los servicios asociados a este recurso, lo cual está respaldado en el Lineamiento 300 aprobado por el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, donde se expresa que el balance del agua constituirá el instrumento de planificación mediante el cual se mida la eficiencia en el consumo estatal y privado.

Según explicó, al concluir el pasado año, en los 242 embalses existentes se almacenaban más de seis mil 400 millones de metros cúbicos de agua lo que representa alrededor de un 70% de la capacidad total.

Al referirse al plan, señaló que en el 2013 apenas se consumió el 85,8% del agua prevista. “Estos resultados —argumentó— no se traducen en un ahorro, sino que son consecuencia del sistema de control vigente sobre el Balance de Agua, donde solo se mide la ejecución real con respecto al plan aprobado sin tener en cuenta que la mayoría de los consumos reportados son superiores a las normas establecidas, al no controlarse la eficiencia en el uso de este recurso natural”.

Para revertir dicha situación —consideró— es necesario regular la obligatoriedad de tener en cuenta el rendimiento o nivel de actividad vinculado al uso del agua, pues hasta el momento solo sectores como el turismo, la industria azucarera y el níquel, controlan el rendimiento del agua en sus producciones.

Explicó que la agricultura se ratifica como la principal consumidora, seguida por el abasto a los sistemas de acueducto. “Entre ambas consumen el 80% del total nacional”, afirmó.

Más adelante comentó las estrategias que se implementan para lograr un uso eficiente del vital recurso. Destacó que de 69 presas con bajo aprovechamiento que existían en el 2012, la cifra se redujo a 55 en el 2013.

Otra prioridad está encaminada al uso de los trasvases terminados y ejemplificó con el de Sabanalamar-Pozo Azul, en la provincia de Guantánamo, donde se ha logrado una estabilidad en el suministro para el riego y otros destinos, principalmente en el Valle de Caujerí.

Como tercer aspecto aludió a la ejecución del programa de rehabilitación de redes y conductoras de acueducto. “Se avanza, pero no se logra medir su impacto en términos de eficiencia debido a que persisten el limitado metraje, las pérdidas en interiores de las viviendas y otras instalaciones socio administrativas, así como tarifas inadecuadas”.

Chapman Waugh recordó que cuando en diciembre de 2012 el Consejo de Ministros aprobó la Política Nacional del Agua, se inició un proceso de reorientación hacia un nuevo enfoque de gestión del INRH, a partir de lo cual se definió como meta implementar el control de la productividad del agua en todas las ramas de la economía, con énfasis en la agricultura.

Entre los aspectos que limitan el empleo de dicho indicador como herramienta para lograr un uso más eficiente enunció la escasa medición de lo que se consume y la subestimación de su valor económico.

Proceso de unificación monetaria

Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, informó a los miembros del Consejo de Ministros sobre el proceso de creación de condiciones para la unificación monetaria y cambiaria el cual calificó como extremadamente complejo.

Reiteró que esta no es una medida que resolverá por sí sola todos los problemas actuales de la economía, y que “su aplicación resulta imprescindible a fin de restablecer el valor del peso cubano y de sus funciones como dinero”. Todo ello, unido a las restantes políticas aprobadas, propiciará el ordenamiento del entorno económico y la medición correcta de sus resultados, agregó.

Acerca de las tareas desarrolladas en este periodo inicial, mencionó la realización de seminarios de preparación en todo el país sobre las normas emitidas en los que han participado más de 20 mil cuadros y funcionarios. “Esto ha posibilitado conocer un grupo importante de consideraciones que nos permiten profundizar e identificar dificultades que existen para enfrentar el proceso”.

Consideró que los máximos jefes de los OACE, OSDE, consejos de administración provinciales y entidades nacionales son los responsables de conducir dicho proceso. “Hay que prever y anticiparse a cualquier problema para saber cómo responder ante ellos. La preparación será fundamental para evitar la mayor cantidad de tropiezos”, concluyó.

Finalmente, el también Vicepresidente del Consejo de Ministros, expuso la política para el perfeccionamiento de los salarios, pensiones y otros ingresos, la cual está encaminada a cumplir con varios de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, y tuvo su primera expresión en el reciente aumento salarial para el sector de la Salud.

Entre sus objetivos generales mencionó “garantizar que cada cual reciba un salario acorde con su trabajo; estimular la responsabilidad por desempeñar cargos de dirección y la promoción en los órganos de Gobierno y las empresas, contribuyendo a revertir el fenómeno de la pirámide invertida”.

(Tomado del diario Granma)

Miguel Díaz-Canel “No siempre hemos tenido la voluntad para, realmente, aprovechar la comunicación social como una herramienta del trabajo político”

Declaraciones a Cubadebate y otros medios de prensa, del Primer Vicepresidente cubano Miguel Díaz-Canel, durante las sesiones de trabajo del parlamento cubano. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Declaraciones a Cubadebate y otros medios de prensa, del Primer Vicepresidente cubano Miguel Díaz-Canel, durante las sesiones de trabajo del parlamento cubano. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Miguel Díaz-Canel, Primer Vicepresidente de Cuba, intervino en el debate suscitado a partir del informe presentado por la Contraloría General de la República, en la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología y Medio Ambiente, durante el 1er Período Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Una vez concluido el intercambio, el también miembro del Buró Político accedió a contestar algunas preguntas a CubaDebate y otros medios de prensa.

CubaDebate: Vicepresidente, ¿en qué estado se encuentra la implementación de los Lineamientos del VI Congreso del Partido?

La implementación de los Lineamientos ha pasado una etapa en la cual estuvimos trabajando con cuestiones que de manera más factible, más diligente, se podían establecer, y ahora hemos entrado en la etapa de las decisiones más complejas. Creo que es efectivo el método de trabajo que contempla varios momentos sistemáticos en los cuales se le da seguimiento a esta implementación.

De entrada, están las sesiones de trabajo que hace la Comisión de Evaluación de la propia Comisión de Implementación de los Lineamientos, donde periódicamente todos aquellos grupos de trabajo que están abordando simultáneamente cada uno de los temas, van exponiendo sus propuestas.

Todos los lunes funciona la Comisión de Control de los Lineamientos, pertenenciente al Buró Político y presidida por el Primer Secretario del Partido y Presidente de Estado y Gobierno, el compañero Raúl Castro, donde se va exponiendo todo lo avanzado en términos de diseño de las políticas. Los miércoles en la reunióon económico-financiera, que también preside el General de Ejército, se va también abordando acciones que corresponden con la implementación de esas políticas.

También hay algo que yo veo como una virtud y es que la Comisión de la Implementación se está apoyando en un Consejo Científico Asesor, compuesto por varias decenas de centros de investigación; sobre todo de las ciencias sociales. Desde una visión científica con una especificidad científica, esto le aporta a la conceptualización de todos los temas que se van implicando con política. Eso también le da una dimensión de integralidad a lo que se va haciendo, y es novedoso e importante. Por otro lado, le va dando salida a las ciencias sociales, que siempre han tenido la insatisfacción de que no las tomaban en cuenta en las decisiones del país, y realmente la ciencia es un elemento decisivo para todo lo que vayamos a hacer.

De esa manera se han estado abordando problemáticas como la situación demográfica, el tema de las cadenas productivas, cómo llegar a una metodología para conseguir el modelo de desarrollo económico y social, y en ese orden de cosas, cómo deben trabajar los centros científicos, cómo logramos vincularlos y ubicarlos dentro de las cadenas productivas y que realmente se convierta la ciencia en parte de estas y que agregue valor…

Está, además, toda la planeación estratégica concebida para los Lineamientos, que se agrupó en cinco temas. Todos los Lineamientos se llevaron a un grupo de acciones y a la vez en todas las entidades hay grupos de trabajo que están abordando estas temáticas y que les van dando curso.

Otro aspecto que considero bueno, novedoso y que da integralidad también, es la manera en que se están haciendo los estudios, que yo diría que tiene un método científico. Por ejemplo, cada estudio lleva un análisis de antecedentes: evaluar todas las decisiones que se han tomado ante una problemática determinada y estudiar por dónde anda la experiencia internacional en el tema en cuestión, algo así como llegar a un estado del arte. Un segundo momento es hacer el diagnóstico de la situación actual; o sea, después de analizar los antecedentes, evaluar cuál es la situacióno concreta que tenemos, cuáles son las insatisfacciones, las cosas que hay que superar, los problemas. A partir de ahí, tenemos un levantamiento de diagnóstico, se hace una propuesta de política: los principios y los conceptos que deben dar respuesta a todos los problemas del diagnóstico. Desde la política se aplica entonces el Plan de implementación, que consiste en las acciones, con el cronograma para que tenga una ejecución concreta.

Esto tiene varias singularidades. Una: el método de aplicación a escala; o sea, primero se aprueban experimentos donde se puedan desarrollar esa política y esas acciones, se hacen ajustes, se comprueba, y después se canaliza. La segunda es que precisa un estudio de la factibilidad económico-financiera y un estudio de toda la normativa jurídica para evitar esa dispersión que hoy tenemos en las leyes. Ahí se norman las cosas que no se hicieron, las que quedaron sin procedimiento y todo lo que podamos integrar de manera jurídica, para que todo tenga también un marco institucionalizado.

Ahora vamos a una etapa que yo diría es crucial y definitoria, porque hemos avanzado, por ejemplo, en el desarrollo del sector no estatal de la economía, que nos planteamos verlo sin prejuicio alguno; pero ahora ya vamos a profundizar en el perfeccionamiento del sector estatal, que es priorizado. En los próximos meses vamos a entrar en los experimentos empresariales y eso ya nos va a ir dando una idea de la empresa estatal socialista que debemos tener en el futuro. Por tanto, indudablemente, esa va a ser una etapa muy aportadora.

Por otra parte se está trabajando, como se planteó en el pleno del Comité Central y como ampliará el compañero Marino Murillo en la Asamblea -que no quiero adelantar nada yo porque le corresponde a él-, van a ver cómo se ha ido avanzando. Ya no son solo menciones: ya tenemos avance en los temas más complicados, como el de la unificación monetaria y cambiaria, y el mecanismo que permita ir hacia otras formas de más autonomía en las empresas y en todo el sistema de la economía, así como la mayor integración del espíritu de los Lineamientos a las directivas del plan de la economía para el año que viene.

Lo que pasa es que hay mucha complejidad y muchos problemas acumulados por años, y creo que el éxito no está en solucionarlos rápido, sino en hacerlo bien. Hay que tomarse el tiempo que requiera para que lo que propongamos y lo que se implemente sea perdurable, sea sostenible. Lo que se va haciendo va aportando a ese concepto de cómo contrbuimos a una construcción socialista sostenible y próspera. En cada momento debemos atender a cómo se le aporta a la sostenibilidad y a la prosperidad. Por ese camino andamos.

En esto hace falta mucha participación popular, por eso hay mecanismos de consulta para que la gente opine. Ahora hay un anteproyecto, ya aprobado, del nuevo código laboral, e irá a una consulta popular antes de llevarse a ley. Creo que con ese método podemos avanzar.

CubaDebate: ¿Cómo valora el acompañamiento de la prensa a todo el proceso de actualización del modelo económico y con miras al impacto de este en todos los ámbitos de la sociedad?

Si lo vemos en magnitudes de trabajo sobre las cosas que se van haciendo, creo que desde la prensa local hasta la nacional, no pasa un día sin que en algún medio haya un componente importante de temas, de acontecimientos que tienen que ver con lo que está pasando con la implementación de los Lineamientos. Además, hay seguimiento en los medios alternativos, en las redes, donde hay mucha opinión que no es, como se dice, la oficial, sino la propia visión de la gente, y hay una diversidad de opinión.

Este año en varios espacios de la Mesa Redonda se ha tratado el tema de la implementación de los Lineamientos. Hay unos tres programas espeicales que se han hecho acerca de aspectos particulares en este sentido; se han publicado varias normas jurídicas que, por tanto, han tenido también una expresión como información. Comienza a aparecer lo que considero una de las funciones más importantes de la prensa y los medios: la aparición de valoraciones de lo que se va hacienddo, y qué resultado o qué insatisfacciones hay; qué cosas aporta la gente en el perfeccionamiento de este proceso.

CubaDebate: Acerca de la corrupción y el control, temas abordados esta mañana, ¿cómo se contempla desde las instituciones la tendencia, bastante difundida, a afirmar que muchas ilegalidades parten de una necesidad básica, a veces elemental?

Yo creo que todas las entidades rectoras deben enfrentar la ilegalidad y la indisciplina social, las manifestaciones de corrupción. Yo a lo mejor tengo un concepto un poco idealista, pero en mi convicción, aunque uno puede comprender que tenemos un grupo de problemáticas económicas que afectan la vida cotidiana de los cubanos, por principio, no acepto que eso deba conducir a coductas de ilegalidad. Creo que eso nos debe conducir a la comprensión de que tenemos problemas y que hay que superarlos, pero con honestidad y con una actitud honorable, honrada, de virtud. Por muy compleja que sea una situación, no creo que eso se convierta en justificación de ese concepto de “luchar”, “escapar” que tenemos en la calle. Claro, no se puede abordar lo que nos está sucediendo, no se puede abordar la realidad social sin comprender esos problemas, pero una cosa es la comprensión y otra la manera en que actuamos y la manera en que uno cree que debemos actuar.

Pienso que con un debate social, amplio, incluyendo a todo el mundo, con la cultura que tenemos los cubanos, con la historia de los cubanos -siempre nos ha distinguido la decencia, el buen comportamiento-, creo que existe una salida, con esos valores y debatiendo de manera abierta, sin tapujos, comprendiendo que hay dificultades económicas, pero mostrando la voluntad de resolver esos problemas y no asumir que hay que ser deshonesto, que hay que robar, que es normal que la gente busque esa vía -que al final tampoco es la solución de los problemas, porque lo que provoca es una complejización de la sociedad y quien lo hace, lo hace a costa de romper más valores y por sobre los que sí tienen una posición honesta y decorosa-. Nosotros tenemos que defender los valores martianos: la honra, la virtud, el decoro, la verdad, la sinceridad, por difíciles que sean las condiciones. Y la vida demuestra, en nuestra historia, de gente que en medio de la pobreza, tuvo una posición digna. Es la convicción que tengo como persona, como revolucionario, incluso apartándome del tema de la responsabilidad, es mi percepción de la vida. Así me educaron. Eso lo podemos lograr con un debate social, nacional, que tenemos que alentar, que tenemos que alimentar.

Radio Progreso: ¿Cómo ve la prensa cubana de cara a su 7mo Congreso?

Creo que el 7mo Congreso de la UPEC tiene un reto fundamental que es construir entre todos un camino hacia el perfeccionamiento del ejercicio de la prensa que necesita el país en estos momentos, para informar adecuadamente, para confrontar juicios, opiniones, para reflejar la realidad que estamos viviendo con todas sus complejidades y contradicciones. También para actualizarnos, porque hoy los medios de prensa no son los medios tradicionales solamente: hay un combate en las redes en el cual nosotros no podemos estar siempre de manera defensiva. Nosotros tenemos muchas cosas que mostrar y todavía no lo estamos haciendo con toda la profesionalidad, ni aprovechando todas las posibilidades, independientemente de que haya limitaciones de conectividad. Ahí podríamos discutir varias cosas: no siempre eso determina.

Claro, en este debate de la prensa, no son solo los periodistas los que tienen que aportar: necesitamos también la comprensión de las fuentes de información, tenemos que terminar de cumplir con la directiva que plantea el acuerdo del Buró Político, tenemos que terminar con la gente que sigue practicando el secretismo, con los que tratan de solapar el trabajo de la prensa, o de mellarlo. Yo diría que tienen algún temor, cuando esa es la prensa de Cuba, la prensa de los revolucionarios, la prensa del pueblo! Y el pueblo tiene derecho a que lo informemos, y eso hay que hacerlo con toda la inteligencia y toda la intención política.

Tenemos que darnos cuenta de que sobre nosotros se tergiversa mucha información, a nosotros nos atacan constantemente otros medios de prensa, y yo tengo mucha confianza en el periodismo que hemos formado, en la tradición de periodismo que se ha activado en estos años, que es distinta a la del mundo, en condiciones discímiles, con un modelo propio. De forma definitiva tenemos que conquistar la comunicación social, en función de todos nuestros procesos, sobre los cuales han existido a veces prejuicios en personas, en organismos… No siempre hemos tenido la voluntad para, realmente, aprovechar la comunicación social como una herramienta del trabajo político, del trabajo revolucionario.

Bohemia: ¿Se ha valorado la posibilidad de establecer una ley de prensa?

Eso radica en el debate que hagan los periodistas. Para llegar a una ley de prensa o alguna formulación jurídica con relación a la prensa, tiene que partir de un debate, que después consulte a otras instancias. Creo que lo primero que hay que discutir es qué prensa necesitamos y a partir de ahí ver cuáles son los mecanismos jurídicos, los procedimientos de todo tipo que deben apoyar la labor de esa prensa.

No me atrevo a decir ahora si ya estamos en condiciones para llegar a una ley de prensa, o si va a hacer falta un elemento jurídico intermedio para después avanzar hacia ella. Creo que será parte de la riqueza de los debates del congreso de la UPEC, que, sin discusión, no resolverá todos los problemas. Puede plantearlos, sentar proyecciones, hacer propuestas que después habrá que analizar y darles seguimiento. Eso lo definirá la inteligencia con que se debata y el aporte que hagan los periodistas.

http://www.cubadebate.cu/

 

Regulaciones que favorecen el comercio mayorista en Cuba

05ya-terminal-contenedores

(AIN) Un grupo de medidas que regulan una reestructuración más favorable del comercio mayorista de alimentos, materias primas, servicios y otros bienes de consumo en Cuba, fueron publicadas este miércoles en la Gaceta Oficial de la República.

La edición extraordinaria número 17 del citado documento de este año, anuncia la Resolución número 242, la cual establece que la comercialización mayorista podrá realizarse tanto por personas jurídicas como naturales autorizadas.

Esta mercantilización tendrá como destino a las entidades que desarrollan las ventas minoristas a la población; el consumo social y los programas priorizados; las formas de gestión no estatales y las productivas agropecuarias; así como al sustento de las necesidades de entidades de la economía nacional.

Se precisa que esas empresas podrán comprar a los productores, a precios de oferta y demanda, sus mercancias y servicios luego de que estos cumplan lo previsto en el Plan de la Economía.

Con estas normas se reorganiza la circulación nacional de productos de acuerdo con las características de cada uno de ellos.

La Resolución destaca que las empresas comercializadoras mayoristas considerarán como primera opción las producciones nacionales, siempre que sean competitivas en calidad, precio y oportunidad.

Igualmente, las entidades mayoristas estarán obligadas a proveer servicios de garantía y post venta para aquellos productos que lo requieran por un periodo mínimo de cinco años.

Por otra parte, las empresas comercializadoras mayoristas de los ministerios de Comercio Interior y la Construcción, podrán suministrar insumos agrícolas, materiales de la construcción y otros productos alimenticios a las formas productivas agropecuarias.

También podrán vender a las cooperativas no agropecuarias, pero a precios minoristas sin subsidios en las tiendas habilitadas con ese fin.

La reestructuración del comercio mayorista fue anunciada en noviembre 2012 por el miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y vicepresidente del Consejo de Ministros, Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, entre las tareas del actual año, a fin de garantizar mayores aseguramientos para el país.

 

Cuba: Me quedé esperando por Marino Murillo

Marino Murillo durante su conferencia de prensa en el Hotel Nacional.

Por: Osmany Sánchez

La semana pasada leía la buena noticia de que al fin se producirían cambios en la programación de la televisión cubana. Aparecen algunos programas nuevos, otros cambian de horarios o de canal o sea lo que desde hace tiempo el pueblo estaba pidiendo a gritos.

No quiero parecer escéptico ni inconforme pero hay algunos cambios que no dependen de horario ni de canal sino de mentalidad y no los veo incluidos en esta propuesta.

En cualquier esquina de Cuba los cubanos hablan de política, de economía o de deportes, no importa su nivel cultural, lo mismo te pueden contar lo que sucede con en la Central nuclear de Fukushima que en las calles de Damasco en Siria.

Lo que es lamentable es que a pesar de conocer tan bien el mundo, muchos de ellos no puedan hablar de lo que sucede dentro de Cuba.

Durante la visita del Papa, el Vicepresidente del Consejo de Ministros, Marino Murillo, ofreció una conferencia de prensa en el Hotel Nacional, sede de los periodistas acreditados a la visita del Papa Benedicto XVI en la Isla, donde informó sobre las transformaciones que se realizan en la economía cubana.

Leí la noticia en el periódico Juventud Rebelde y

me bañé temprano ese día pensando que en el horario de la mesa redonda transmitirían íntegramente esa conferencia pero en su lugar pusieron un documental sobre los presos en la Base Naval de Guantánamo, al día siguiente uno sobre los desaparecidos en América Latina durante las dictaduras.

Los temas tratados en esa conferencia de prensa son de interés para todo el pueblo cubano, mucho más si el que los aborda es la persona que está a cargo de su implementación y uno de los dirigentes cubanos que junto con Miguel Díaz-Canel (hasta hace unos días Ministro de Educación Superior y hoy Vicepresidente Consejo de Ministros) forma parte de ese grupo de jóvenes que dentro no mucho tiempo estarán dirigiendo este país.

No es la primera vez que sucede algo así. Cuando se producen las votaciones contra el bloqueo en la ONU, nos ponen las intervenciones de los representantes cubanos mientras nos cuentan lo que dijo la representante de los Estados Unidos ¿Por qué no poner el discurso íntegro?. Las cumbres que se celebran en América Latina las seguimos por los resúmenes que se pasan por TeleSur.

La Revolución cubana se ha sostenido durante más de 50 años porque nos asiste la razón, porque obramos siempre con la verdad. No digamos más que el pueblo cubano es culto. Es hora de demostrarlo.

A %d blogueros les gusta esto: