Cuba: Dayron Robles es baja del equipo nacional de atletismo

Por: Abdul Nasser Thabet

Dayron Robles solicitó su baja de la selección nacional. Foto: IAAF

Dayron Robles solicitó su baja de la selección nacional. Foto: IAAF

El ex recordista y campeón olímpico de las vallas cortas, Dayron Robles, no figura como exponente del equipo nacional de atletismo, pidió su baja

Le recomiendo que no lea el presente artículo. Ya está advertido. Si es cubano de verdad,  sentirá cada palabra de estas líneas, y hasta quizá reaccione con incredulidad y desconfianza como sendero hacia el alivio, o tal vez con esperanza, quién sabe. Mas, ya es oficial. El ex recordista y campeón olímpico de las vallas cortas, Dayron Robles, no figura como exponente del equipo nacional de atletismo.

Pidió su baja, y como es lógico, le fue otorgada. Yo, confieso, experimenté una apretazón en el pecho —como dice mi suegra— apenas comparable con mi primer «planchazo» sentimental.

La confirmación vino de mano del nuevo comisionado del deporte rey en Cuba, Jorge Luis Sánchez Jiménez, quien en exclusiva con JR ratificó la noticia que ya circulaba en la calle y en algunos medios extranjeros, aunque sin legítima autentificación, sumida en meras conjeturas y especulaciones.

«El muchacho no quiere seguir compitiendo. Trataron de convencerlo, pero persistió y en estos momentos no forma parte de nuestra selección», afirmó Sánchez Jiménez.

Hasta la fecha solo se había publicado que no correría en la actual temporada, y los motivos de su separación no han sido aclarados del todo.

Por otro lado, una vez concluida su actuación en los pasados Juegos Olímpicos de Londres, Robles dijo sentirse «muy preocupado y disgustado» consigo mismo por la seguidilla de lesiones que le perseguía desde 2009.

Lo cierto es que el deporte cubano sufre una sensible pérdida, la de un verdadero Lord que por mucho tiempo, y para siempre, puso en letras doradas el nombre de Cuba. Eso nadie, ni adeptos ni detractores, lo puede olvidar.

Pero no todo apunta a un horizonte gris, recientemente despejado de esos títulos que siempre le ha regalado el deporte rey a la Mayor de las Antillas. El nuevo «rector general», en funciones desde el 7 de diciembre de 2012, tiene como principal objetivo retomar el sendero del triunfo, mantener la hegemonía cubana en el continente y ratificarnos dentro de la élite mundial.

«Estamos reorganizando la Comisión Nacional, potenciando la aplicación de la ciencia y la técnica en función de los resultados, perfeccionando nuestra labor metodológica en todos los niveles, estableciendo líneas de trabajo, y haciendo especial hincapié en la captación de talentos.

«La práctica y la asistencia a eventos es imprescindible, por ello tenemos programado asistir a todos los compromisos internacionales a los que clasifiquemos y seamos invitados. Pero esa no es la única vía para optimizar nuestra empresa. El deporte contemporáneo cada vez es más científico, especializado, estudiado, y ese camino no podemos perderlo. De ahí nuestros nexos y múltiples proyectos con la Universidad de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte.

«Antes programábamos citas y talleres con los diferentes expertos y entrenadores provinciales, línea que mantendremos, pero incrementando las visitas a estas regiones para impartir conferencias, coordinar y verificar el trabajo, captar jóvenes prospectos. La idea es estrechar los lazos, mejorar de abajo hacia arriba», concluyó el federativo cubano.

http://www.juventudrebelde.cu

 

Hinchas del Peñarol presentan la ‘bandera más grande del mundo’

Hinchas del equipo uruguayo de fútbol Peñarol desplegaron en la noche del martes la que aspiran sea la “bandera más grande del mundo”, una gigantesca enseña que ocupa una superficie de más de 15.000 metros cuadrados, y mide 309 metros de largo por 50 de ancho.

La bandera fue desplegada desde arriba hacia abajo durante un par de minutos antes de iniciarse el primer y segundo tiempo a lo largo de dos tribunas del estadio, abarrotado con más de 62.000 espectadores, y cubrió más de la mitad de su circunferencia.

Hace cuatro meses que un pequeño grupo de hinchas comenzó con la titánica tarea de fabricar la enorme bandera, para lo cual promocionaron rifas y vendieron camisetas hasta recaudar los 35.500 dólares necesarios.

Más de 350 personas fueron necesarias para transportar el martes la bandera, de 1.880 kilos, desde un edificio cuya ubicación fue mantenida en secreto “por seguridad”, dijo a AFP Alexis Spinelli, uno de los organizadores de la iniciativa.

Los hinchas de Peñarol agotaron el lunes las entradas populares para presenciar el choque entre Peñarol y el argentino Independiente, pero también el despliegue de la bandera, que consideran un momento “histórico”, que no saben cuándo se repetirá.

Spinelli admitió que será difícil volver a llevarla al estadio, dado que para desplegarla fue necesario sacar un tejido de alambre que separa las tribunas Ámsterdam de la Olímpica.

“Después del martes, la vamos a guardar, ya va a haber otra oportunidad para llevarla”, confió.

A %d blogueros les gusta esto: