Rebajan precios de alimentos para incrementar capacidad de compra del peso cubano (+ Listado de precios)

Pesos-cubanosEn el Informe Central al 7mo. Congreso del Partido se expresa: “los salarios y pensiones siguen siendo insuficientes para satisfacer las necesidades básicas de la familia cubana”.

La solución definitiva a esta compleja realidad se alcanzará con el incremento de la productividad y la eficiencia de la economía nacional. No obstante, la voluntad política de la Dirección del Partido y el Gobierno de hacer todo lo posible por mejorar la situación de la población en medio de las limitaciones existentes, así como la disminución de los precios de los alimentos en el mercado mundial, han propiciado adoptar un conjunto de medidas encaminadas a incrementar gradualmente la capacidad de compra del peso cubano en el corto plazo, las cuales se aplicarán a partir de este viernes 22 de abril.

  1. Reducir los precios en el entorno de un 20 % en las Cadenas de Tiendas Recaudadoras de Divisas y el mercado paralelo del MINCIN para un grupo de productos seleccionados, sobre todo alimentos.
  2. Rebajar:

➢ El precio del arroz que se vende de manera liberada de 5.00 CUP la libra a 4.00 CUP.

➢ El precio del arroz de producción nacional que se vende de forma liberada de 3.50 CUP la libra a 3.00 CUP.

➢ El precio del chícharo que se vende de manera liberada de 3.50 CUP la libra a 3.00 CUP.

  1. Generalizar la venta de pollo en formato grande (cajas), aplicando un único método de formación de precios para las Cadenas de Tiendas Recaudadoras de Divisas y el mercado paralelo del MINCIN, lo cual resulta en una disminución de un 6 % sobre los precios minoristas.

Con igual propósito se estudian otras medidas, cuya adopción se irá informando a nuestro pueblo oportunamente.

Ministerio de Finanzas y Precios

LISTADO DE NUEVOS PRECIOS MINORISTAS EN PESOS CONVERTIBLES (CUC) A APLICAR A PARTIR DEL 22 DE ABRIL DE 2016. 

PRODUCTOS UM PRECIOACTUAL PRECIO A APLICAR
Aceite de Soya Refinado, bolsa 500 mililitros U 1.15 0.95
Aceite de Soya Refinado 1 litro U 2.40 1.95
Aceite de Girasol Refinado 1 litro U 2.60 2.10
Aceite de Canola 1 litro U 2.50 2.00
Pollo Entero KG 2.90 2.35
Muslo de Pollo KG 2.40 1.80
Contramuslo de Pollo KG 2.40 1.80
Muslo de Pollo Curado KG 2.50 2.00
Contramuslo de Pollo Curado KG 2.50 2.00
Muslo y Contramuslo de Pollo KG 2.30 1.70
Muslo y Contramuslo de Pollo Curado y/o Criollo KG 2.50 2.00
Pechuga de Pollo con piel y con hueso KG 4.50 3.60
Pechuga de Pollo sin piel y sin hueso KG 4.50 4.35
Media Pechuga con Alas KG * 3.50
Pechuga de Pollo Marinada KG 5.50 5.25
Pescuezo de Pollo KG 1.10 1.00
Carapacho de Pollo KG 1.00 0.75
Carapacho con Pescuezo KG 1.05 0.80
Hígado de Pollo KG 1.90 1.55
Molleja de Pollo KG 1.95 1.55
Corazón KG * 1.55
Patas KG * 0.75
Alas KG * 3.00
Muslo o Contramuslo (octavos) Caja de 10 KG Caja 22.60 17.00
Muslo o Contramuslo (octavos) Caja de 15 KG Caja 33.85 25.50
Muslo o Contramuslo (octavos) Caja de 18 KG Caja 40.60 30.60
Muslo o Contramuslo (octavos) Caja de 20 KG Caja 45.15 34.00
Muslo o Contramuslo (octavos) Caja de 22 KG Caja 49.65 37.40
Muslo o Contramuslo (octavos) Caja de 23 KG Caja 51.90 39.10
Muslo Con Contramuslo (cuartos) Caja de 10 KG Caja 21.65 16.00
Muslo Con Contramuslo (cuartos) Caja de 15 KG Caja 32.45 24.00
Muslo Con Contramuslo (cuartos) Caja de 18 KG Caja 38.90 28.80
Muslo Con Contramuslo (cuartos) Caja de 20 KG Caja 43.25 32.00
Muslo Con Contramuslo (cuartos) Caja de 22 KG Caja 47.55 35.20
Muslo Con Contramuslo (cuartos) Caja de 23 KG Caja 49.75 36.80
Muslo de Pavo KG 2.40 1.95
Pavo Congelado Entero KG * 4.95
Pechuga de Pavo KG * 6.95
Picadillo de Pavo en paquete de 400 gramos, con componente de grasa superior a 10 por ciento U 1.00 0.80
Picadillo de Pavo en paquete de 400 gramos, con componente de grasa inferior y hasta el 10 por ciento U 1.70 1.40
Picadillo de Ave Condimentado y/o Curado paquete de 460 gramos U 1.10 0.90
Picadillo de Res 250 gramos, segunda calidad U 1.30 1.05
Picadillo de Res 450 gramos, segunda calidad U 2.30 1.90
Picadillo de Res 454 gramos, segunda calidad U 2.40 1.90
Picadillo de Res 500 gramos, segunda calidad U 2.55 – 2.60 2.10
Picadillo de Res 1 KG, primera calidad U 5.95 4.75
Picadillo de Res 1 KG, segunda calidad U 5.05 – 5.20 4.05
Hígado de Res KG 2.30 1.85
Hígado de Cerdo KG 1.90 1.55
Galleta soda Cracker 40 g 0.20 0.10
Galleta Guaní/Dulces 230 g 0.95 0.20
Galletas de sal Carola 500 g 0.90 0.50
Sorbeto litografiado 45 g 0.35 0.10
Bombón sólido 10 g 0.30 0.05
Africanas o figuras 11.5 g 0.10 0.05
Peter fundente 100 g 1.25 0.40
Caramelos duros bolsa La Estrella 1000 g 3.15 0.80
Desayuno de chocolate 500 g 1.40 0.60
Confituras (huevitos) 30 g 0.20 0.10
Extrusos de maíz 30 g 0.50 0.20
Bolitas de queso 120 g 1.00 0.80
Chicotico de ajo 120 g 1.00 0.80
Chicotico de ajo 90 g 0.95 0.50
Chicotico de queso 40 g 0.60 0.40
Pellet jamón 50 g 0.80 0.70
Caldo de bacon con bijol uno 0.15 0.10
Caldo de pollo con tomate 11.5 g 0.15 0.10
Sazón completo con naranja agria 5 g 0.15 0.10
Canela molida Findy 4 g 0.15 0.10
Orégano molido Findy 4 g 0.20 0.10
Refresco Instantáneo Piñata 200 g 1.00 0.85
Tubo fluorescente de 18-20 watts de los Programas Nacionales de Ahorro Energético. U 1.00 0.60

 

*Diferentes precios.

Anuncios

Anuncia gobierno de Obama nuevas regulaciones para Cuba

US-CubaLos Departamentos del Tesoro y de Comercio de Estados Unidos publicaron hoy nuevas medidas que modifican algunas sanciones contra Cuba y que apuntan a cuánto más puede hacer el presidente Barack Obama con sus prerrogativas ejecutivas.
Las nuevas regulaciones –que entrarán en vigor a partir del 21 de septiembre– están circunscritas a las mismas áreas de las anunciadas en enero pasado sobre el comercio con Cuba, los viajes de sus ciudadanos a la Isla y la operación de empresas norteamericanas en la mayor de las Antillas.
Diversos medios de comunicación habían especulado sobre una posible expansión de los viajes por motivos del intercambio pueblo a pueblo; sin embargo, solo se anunció que se permitirá que los parientes cercanos acompañen a los viajeros autorizados mediante las 12 licencias generales.
Lo podrán hacer como acompañantes de los viajeros autorizados para actividades educativas, periodística, religiosas, de investigación profesional, así como también las relacionadas con los proyectos y actividades de las fundaciones privadas o ciertos institutos de investigación.
Esta constituye una expansión de la posibilidad de viajes de ciudadanos estadounidenses, pero se mantiene intacta la prohibición a personas de ese país de hacer turismo en Cuba.
Muy relacionado con el tema es que la transportación marítima de pasajeros entre EE.UU. y la nación caribeña –autorizados dentro de las 12 categorías– podrá realizarse mediante licencia general, siempre que las embarcaciones no hagan escala en terceros países.
Asimismo, los viajeros podrán abrir cuentas bancarias en Cuba para realizar las transacciones durante su estancia, aunque es una regulación con alcance limitado pues los estadounidenses tendrían que viajar con el dinero en efectivo o hacer una transferencia a través de terceras sucursales bancarias, pues los bancos de Estados Unidos no tienen representaciones en la nación caribeña por temor a ser sancionados por el gobierno de su país que mantiene rigurosas regulaciones sobre este tema.
En cuanto a las remesas, el gobierno de Obama eliminó el límite trimestral de dos mil dólares en la cantidad de dinero que los residentes de aquella nación pueden enviar a Cuba.
Igualmente se deja sin límites la cuantía de las remesas autorizadas que se pueden traer –hasta ahora 10 mil dólares– para personas sujetas a jurisdicción de Estados Unidos y de tres mil para nacionales cubanos.
De igual forma autorizaron que ciudadanos cubanos –en la Isla o terceros países– envíen remesas hacia la nación norteña.
Las nuevas regulaciones permitirán que empresas norteamericanas autorizadas establezcan oficinas, puntos de venta minorista o almacenes en Cuba –mediante licencias generales, no específicas– como el caso de los medios de comunicación –que en la práctica desde hace años las tienen–; exportadores de determinados productos autorizados por la OFAC, como productos agrícolas o materiales de la construcción.
Sin embargo, esta prerrogativa de apertura de oficinas no es recíproca pues las compañías cubanas no fueron autorizadas a hacer lo mismo en territorio de ese país, como otrora existió en los años ’70 bajo la administración de Carter, cuando Havanatur o Cubana de Aviación tuvieron representación allá, lo cual deja en claro cuánto más puede hacer la administración Obama con sus facultades ejecutivas.
Constituye una novedad que las entidades importadoras cubanas puedan traer equipamiento asociado solamente a la seguridad operacional y el tráfico aéreo y comprados a empresas estadounidenses, directamente o en terceros países a otras compañías.
No obstante, persiste la prohibición sobre el uso del dólar por  Cuba en sus transacciones internacionales, cuestión que obstaculiza la mayor parte de estas medidas.
De igual forma se mantiene vigente que el gobierno cubano tiene que pagar sus compras en EE.UU. por adelantado y en efectivo como establecen las actuales regulaciones.
Los anuncios de hoy del Departamento de Comercio y Tesoro solo complementan los que ya entraron en vigor en enero último.
Josefina Vidal, directora general de Estados Unidos de la Cancillería, afirmó la pasada semana a la prensa que aquellas medidas adoptadas en enero tienen en sí mismas limitaciones que impiden su correcta y adecuada implementación, pues todavía no hay una regulación que permita el acceso a créditos de bancos estadounidenses, de sus filiales en terceros países o financiamientos de instituciones internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el
Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Las propias compañías norteamericanas que han viajado a Cuba, agregó, se percatan de esas limitaciones. “Muchos obstáculos se derivan de la política del bloqueo que inhibe la posibilidad de llevar adelante estas medidas”, concluyó.
Mientras Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca, dijo hoy que las nuevas regulaciones son un avance para los intereses estadounidenses en la región y una manera de “dar poder al pueblo cubano”, en realidad continúa en vigencia el bloqueo, que obstaculiza el normal desarrollo de Cuba en todas las esferas de la vida económica, social y cultural.   (AIN)

Cuba-USA: ¿Relaciones o aberraciones diplomáticas?

Por: Por Arthur González

A Cuban flag and an American flag stand in the press room during the second day of talks between U.S. and Cuban officials, in Havana, Cuba, Thursday, Jan. 22, 2015. The United States and Cuba are trying to eliminate obstacles to normalized ties as the highest-level U.S. delegation to the communist island in more than three decades holds a second day of talks with Cuban officials. (AP Photo/Ramon Espinosa)

A Cuban flag and an American flag stand in the press room during the second day of talks between U.S. and Cuban officials, in Havana, Cuba, Thursday, Jan. 22, 2015. The United States and Cuba are trying to eliminate obstacles to normalized ties as the highest-level U.S. delegation to the communist island in more than three decades holds a second day of talks with Cuban officials. (AP Photo/Ramon Espinosa)

El 17 de diciembre del 2014 entró en la historia como el día en que Estados Unidos reconoció el fracaso de su política contra la Revolución cubana.

Barack Obama fue preciso al explicar su decisión de restablecer las relaciones diplomáticas, porque se requería cambiar la táctica para lograr los objetivos de destruir el socialismo cubano, denominándola como “un enfoque anticuado”.Para no dejar dudas de que las campañas mediáticas de tergiversación sobre el proceso revolucionario cubano y las acciones de subversión continuaban, subrayó:
“…podemos hacer más para apoyar al pueblo cubano y promover nuestros valores a través del compromiso”.

“…ningún cubano debe ser víctima de acoso, arresto o golpizas, solo por ejercer el derecho universal de hacer que su voz se escuche, y continuaremos apoyando la sociedad civil”.
“…los trabajadores cubanos deben tener la libertad de crear sus sindicatos”.
“Exhortamos a Cuba a desencadenar el potencial de 11 millones de cubanos poniendo fin a restricciones innecesarias en sus actividades políticas, sociales y económicas”.
“…insistiremos en que la sociedad civil se nos una, para que sean los ciudadanos y no solo los líderes, los que conformen nuestro futuro”.

¿Podrán dos países fomentar una relación armónica con esas proyecciones?

A pesar del “enfoque anticuado”, las medidas tomadas después de ese histórico discurso se mantienen.

El 25 de marzo 2015, la Subsecretaria Roberta Jacobson, dijo que el Presidente solicitó al Congreso 2 mil millones de dólares para Latinoamérica y de esa suma 53,5 millones se destinarán para la Iniciativa Regional de Seguridad (CBSI) y una buena cantidad será empleada en programas de promoción de “la libertad de prensa y los derechos humanos” en Cuba, Venezuela, Ecuador, Nicaragua.

En abril la organización World Learning Inc., con sede en Washington, abrió la convocatoria de un nuevo “Programa de Liderazgo de Verano” durante cuatro semanas en Estados Unidos, para jóvenes cubanos de 16 a 18 años.

En junio se anuncia que el presupuesto de 20 millones de dólares anuales para las acciones de subversión en la isla, se incrementará en 10 millones adicionales.

Radio y TV Martí recibieron 27 millones de dólares, a sabiendas de que no se escuchan ni ven en el archipiélago cubano.

La atención a la contrarrevolución, creada por la CIA desde 1961 según documentos secretos hoy desclasificados, es idéntica a la de de todos estos años. Los cursos para entrenarla y el abastecimiento no cambiarán, según aseguró Roberta Jacobson.

Las matrices de opinión contra la imagen de Cuba se refuerzan por el propio Presidente en su discurso del 17.12.2014, cuando expresó: “los cubanos no deben ser víctimas de acoso, arresto o golpizas, solo por ejercer el derecho universal de hacer que su voz se escuche”; matriz de opinión que persisten en mantener para que el mundo se crea la falacia de que existe un gobierno que coarta la libertad de pensamiento.

Lo mismo hace con el inventado “racismo” que sufren los negros y mestizos, en su fallido intento por dividir la sociedad cubana.

El pasado 21 de mayo, Josh Earnest, vocero de la Casa Blanca, declaró ante la prensa extranjera: “Estados Unidos cambiaba sus métodos pero no sus objetivos” y definió los tipos de cambio que les gustarían ver en Cuba.

Un elemento clave en la política de ahogamiento a la Revolución es su guerra económica, la cual sigue sin moverse hacia su plena eliminación, lo que hace recordar al Sub Secretario de Estado en 1964, George W. Ball, cuando expuso al embajador del Reino Unido, David Ormsby Gore: “…las sanciones económicas contra Cuba son la única arma […] para crear las condiciones de aprieto que finalmente puedan provocar la eliminación del régimen comunista”.

Esa reunión pretendía presionar al Gobierno Británico para que cortara todo comercio con Cuba, como ejecutaron antes con Canadá, Japón, Francia, Italia, España y Alemania.

Hoy la guerra sicológica es similar que cuando fue reforzada por la administración de Lyndon Johnson, recogido en el memorando secreto del Sub Secretario de Estado, G.W. Ball, al Presidente, el 6 de febrero de 1964.

En su propuesta número decimoquinta sugería: Continuar “el empleo discreto de la prensa”, con la publicación de trabajos donde se expongan los rigurosos controles de Washington sobre las compañías comerciales que se relacionen con la Isla, dejando entre ver que serían incluidas en la lista negra y fuertemente sancionadas.

Si se releen los acuerdos del acta final de la IX Reunión de Cancilleres de la OEA, celebrada el 26 de julio de 1964, se observa que las sanciones impuestas bajo presiones del Departamento de Estado, tenían el interés de que “…el pueblo cubano, pueda con su propio esfuerzo y en un futuro próximo, librarse de la tiranía del comunismo que lo oprime…”

La vida dice que pocas serán las transformaciones en la política yanqui y los cubanos demostrarán cuan preparados están para enfrentarlas y no dejarse engañar con el pretexto de que: “Estados Unidos no desea echar por tierra los logros de la Revolución y los apoyarán en un régimen post Castro”, como plasmaron en el documento presentado por el Consejo de Planificación Política del Departamento de Estado el 15 de julio de 1968, sobre la política nacional hacia Cuba.

No se pueden olvidar las ideas de José Martí cuando alertó:
“La libertad cuesta muy cara, y es necesario, o resignarse a vivir sin ella, o decidirse a comprarla por su precio”.

Tomado de El Heraldo Cubano

A %d blogueros les gusta esto: