El bloqueo y la salud en Cuba

A partir de 1962, como consecuencia del bloqueo de los EEUU, la adquisición de productos farmacéuticos, equipos médicos y materias primas requeridas para su fabricación en laboratorios o empresas cubanas es muy difícil y ha afectado todas las actividades del sistema de salud

Foto: Roberto Suárez/Juventud Rebelde

Foto: Roberto Suárez/Juventud Rebelde

 

Cuba mantiene tasa de mortalidad infantil más baja de su historia: 4,2 por mil nacidos vivos

Por Arlin Alberty Loforte/ Granma

Nacimiento de un bebé en el Hospital Ginecobstétrico Docente Ramón González Coro, de La Habana. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Nacimiento de un bebé en el Hospital Ginecobstétrico Docente Ramón González Coro, de La Habana. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Cuba terminó el 2014 manteniendo en 4,2 por mil nacidos vivos la tasa de mortalidad infantil, alcanzada al cierre del 2013 y hasta ahora la más baja de su historia, posicionándose entre las primeras naciones del mundo con más bajo indicador.

Las provincias de Cienfuegos, Pinar del Río, y Villa Clara reportaron las menores tasas con 3,0; 3,1 y 3,2, respectivamente; y además se mantienen por debajo del indicador nacional Santiago de Cuba, Holguín, La Habana, Sancti Spíritus, Guantánamo y el Municipio Especial Isla de la Juventud. Igualmente en 24 municipios del país no ocurrieron defunciones infantiles.

La diferencia entre la tasa de mortalidad infantil del país y la de los municipios que integran el Plan Turquino (zonas rurales y de difícil acceso) es de solo 0,6 décimas y expresa la uniformidad de las acciones del Programa Materno Infantil y del Programa del Médico y la Enfermera de la familia, conquistas de una sociedad que protege a su infancia y que no escapa de los efectos del bloqueo impuesto a Cuba por más de 50 años por Estados Unidos.

“El 2014 fue un año en el que se trabajó para reducir los efectos de la prematuridad, se generalizó el uso de la progesterona a todas las gestantes con riesgo de parto pretérmino, se hizo un uso más eficiente de las camas de hogares maternos disponibles, se perfeccionaron los protocolos de manejo perinatológico y se incrementó la supervivencia de los recién nacidos con menos de 1 500 gramos en los servicios de neonatología”, explicó a Granma el doctor Roberto Álvarez Fumero, especialista en Pediatría y jefe del departamento del Programa Materno Infantil en el Ministerio de Salud Pública.

Entre las principales causas de muerte en menores de un año se encuentran las afecciones originadas en el periodo perinatal, los defectos congénitos y enfermedades genéticas, y las infecciones.

“En el caso de los defectos congénitos y las enfermedades genéticas, representaron el 21 % del total de defunciones y se ratifica el país entre los de más baja mortalidad infantil por esta causa en el mundo. Cuando se compara con los países más desarrollados y con este indicador por debajo de cuatro por mil nacidos vivos, se aprecia una notable diferencia, si se tiene en cuenta que en esas naciones, las malformaciones congénitas representan el 40 % de las causas de muerte en menores de un año”, precisó Álvarez Fumero.

Esto es resultado de la prioridad que el Sistema de Salud Cubano concede al programa de diagnóstico, manejo y prevención de defectos congénitos y enfermedades genéticas, que tiene su principal fortaleza en la presencia de asesores genéticos en la atención primaria de salud, como parte de una red que alcanza los tres niveles de atención en Salud.

Según datos preliminares ofrecidos por la Dirección Nacional de Registros Médicos y Estadísticas del Ministerio de Salud Pública, las defunciones en edad preescolar (niños entre uno y cuatro años de edad) disminuyen en 12 respecto al 2013 y las principales causas son las lesiones no intencionales, los tumores malignos, las infecciones respiratorias agudas y las anomalías congénitas. Su tasa de mortalidad se reduce de 4,1 a 3,8 por cada 10 000 habitantes de esas edades.

Madre e hijo poco después del parto. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

Madre e hijo poco después del parto. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

La mortalidad escolar (entre 4 y 15 años) también disminuye el indicador de 1,9 a 1,8 por cada 10 000 habitantes de esas edades y se reducen en 13 las defunciones.

El país mejora la tasa mortalidad materna, de 38,9 en el 2013 a 35,1 por cada 100 000 nacidos vivos y por tercer año consecutivo no ocurren más de 27 muertes de mujeres directamente relacionadas con el embarazo, el parto y el puerperio como resultado de la sostenibilidad del trabajo en ese programa. En la provincia de Mayabeque y en el Municipio Especial Isla de la Juventud no ocurrieron defunciones maternas.

Según el doctor Álvarez Fumero, la consolidación de los resultados expresan el impacto de las transformaciones realizadas por el sistema de salud, destacando el reordenamiento y rescate de los principios fundacionales de la atención primaria.

“Han sido factores contribuyentes el desarrollo alcanzado por los servicios de cuidados perinatales y de cuidados intensivos pediátricos y neonatales, la consolidación de la red cardiopediátrica y el perfeccionamiento de la cirugía neonatal. Es resultado de la integración alcanzada por todas las áreas del Ministerio de Salud Pública, las garantías de aseguramiento material y la mejora paulatina de las condiciones estructurales de las instituciones, favorecidas en los últimos tres años con un amplio proceso inversionista y de mantenimiento”, concluyó.

Vea el índice por países de Mortalidad Infantil por cada mil nacidos vivos, según el Banco Mundial.

tabla-mortalidad-infantil-cuba

( Tomado de Cubadebate )

Cuba exhibe la más baja tasa de mortalidad infantil

09ypc-mortalidad-infantil Cuba muestra una tasa de mortalidad infantil de 4,2 por cada mil nacidos vivos, la cifra más baja de la historia, cuando apenas queda menos de un mes para concluir 2013, afirmó Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud Pública (MINSAP).

En diálogo con la AIN, el miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, destacó la estabilidad en todas las provincias, lo cual permite –recalcó-que el rango de ese indicador esté entre tres y 5.5 en el caso del territorio con mayor mortalidad, resultado que se traduce en sostenibilidad.

Morales Ojeda auguró que ello permitirá concluir el 2013 con la más baja tasa, como digno homenaje al aniversario 55 del triunfo de la Revolución.

El titular del MINSAP dijo que La Habana, Pinar del Río y Sancti Spíritus, son las provincias más destacadas y trasmitió un reconocimiento especial a la capital porque “la tasa de mortalidad infantil que hoy exhibe es fruto del compromiso, dedicación y entrega de los trabajadores de la salud, tanto de la atención primaria como secundaria”, aseveró.

Al cierre de noviembre Cuba registró unos 105 mil nacimientos, similar a igual etapa anterior, pero no se ha logrado revertir la tendencia que existía a la disminución, aunque este año no ha existido una gran diferencia como en 2012, cuando hubo siete mil alumbramientos menos, puntualizó.

También explicó que hace varios años continúa disminuyendo la mortalidad materna, lo que traduce el bienestar de la madre y del niño cubano”, aseveró.

El habanero hospital ginecobstétrico 10 de octubre, otrora Hijas de Galicia, el segundo del país con mayor número de nacimientos, y el primero de la capital, hasta el 28 de noviembre realizó cuatro mil 507 partos, mil 100 nacimientos más que en igual etapa anterior, anunció su director Ramón Luís Gálvez.

En conversación con la Agencia de Información Nacional, el doctor Gálvez, especialista de I Grado en Ginecología y Obstetricia y Máster en atención al niño y a la mujer, dijo que la institución tiene una tasa de mortalidad infantil de 2,1, entre las más bajas de Cuba.

Ese hospital atiende a los municipios 10 de Octubre, Cotorro, San Miguel del Padrón, Habana Vieja y Centro Habana, es centro de referencia de los menores de mil 500 gramos y ha incrementado la supervivencia de esos bebés, acotó.

Mencionó, entre otros logros, la disminución de la morbilidad materna, y se encuentran en un proceso de reparación y mantenimiento que incluye la habilitación de nuevas salas y culminar el banco de leche materna, que contribuye al proceso nutricional de los recién nacidos, entre otras obras.

( Tomado de la AIN )

Cuba: Mortalidad infantil más baja de América Latina y el Caribe

El 98 por ciento de los niños del continente americano alcanzan hoy el año de vida cuando hace un siglo solo lo lograba el 75 por ciento de los nacidos vivos de la región, asegura un informe de OPS.

Cuba destaca por sus resultados, al reportar 4,8 por mil nacidos vivos, seguido de Canadá, con 5,1, y Chile, 7,8. Para Bolivia la tasa fue de 50, y Nicaragua de 33, según datos disponibles en 2009.

También la esperanza de vida aumentó, al pasar de los 29 años que vivía hace cien años la población de la región, a 74 años promedio en 2010, señala el estudio presentado durante la 28 Conferencia Sanitaria Panamericana que se celebra en Washington D.C.

Bajo el título “Salud en las Américas”, el documento analiza los avances y desafíos de los países del hemisferio occidental, y resalta que aún cuando existen mejoras en la salud de los ciudadanos, en algunas naciones las desigualdades existen y pueden amenazar estos avances.

Señala las diferencias dentro del propio continente, más notables entre los países ricos y pobres deAmérica Latina, así como en las poblaciones rurales, cuyo acceso a la salud es deficiente.

Asimismo resalta los retos y desafíos que enfrenta la región, como los cambios demográficos, el crecimiento de la población, la urbanización y el envejecimiento.

A inicios del siglo XX la población americana estaba estimada en 194 millones de personas. En 2010, superó los 940 millones y se estima que para 2020 ascenderá a más de mil millones.

http://www.cubadebate.cu/

A %d blogueros les gusta esto: