Impone Estados Unidos nueva multa a compañía francesa por relacionarse con Cuba

141220154558_eeuu_cuba_embargo_bloqueo_624x351_epa

Reafirma que el bloqueo se mantiene en vigor y sigue siendo el principal obstáculo al desarrollo de Cuba.

CUBA, 22 de febrero de 2016.- El Departamento de Tesoro de Estados Unidos impuso una nueva multa –la segunda que aplica este año–  por violaciones de las regulaciones del bloqueo a Cuba.

En esta ocasión, la compañía francesa CGG Services S.A. fue la nueva víctima de la persecución económica, comercial y financiera contra las transacciones cubanas.

Según el informe de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento de Tesoro, la penalidad, ascendente a 614 mil 250 USD, de debió a que, entre 2010 y 2011, CGG Services S.A. y varias de sus subsidiarias proveyeron servicios, piezas de repuesto y equipamiento de origen estadounidense para exploración de gas y petróleo a embarcaciones que operaban en aguas territoriales cubanas. Además, señaló que la subsidiaria venezolana de la sucursal de CGG Services S.A. en Estados Unidos realizó cinco transacciones relacionadas con el procesamiento de información para investigaciones sísmicas, conducidas por una entidad cubana en la Zona Económica Exclusiva de nuestro país.

Esta sanción confirma el alcance extraterritorial del bloqueo y su efecto disuasivo hacia entidades extranjeras e incluso estadounidenses, que aún en el marco limitado de las regulaciones vigentes pudieran interesarse en realizar negocios  con Cuba.

Según el texto emitido por la OFAC al dar a conocer esta multa, las transacciones realizadas por la compañía francesa “ocasionaron un daño significativo a los objetivos del programa de sanciones al proveer un beneficio económico sustancial a Cuba”, lo cual ratifica que el bloqueo es el principal obstáculo para el desarrollo de la economía cubana.

Esta medida, adoptada a escasos días de la visita a Washington del ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, quien entre otras actividades, inauguró la segunda reunión entre funcionarios de Cuba y Estados Unidos sobre el alcance de las regulaciones vigentes del bloqueo y los recientes cambios realizados para modificar algunos aspectos de su implementación, es incongruente con el contexto actual de las relaciones entre los dos países y corrobora que para poder avanzar hacia la normalización de los vínculos bilaterales es esencial el levantamiento del bloqueo.

Multa de EE.UU. a Crédit Agricole: Más de lo mismo, pero indignante

Por: Por Masiel Fernández Bolaños

cuba-bloqueo-aguilaimper

Si algo prácticamente perdió el gobierno estadounidense es la capacidad de sorprender pues su accionar en diversos ámbitos resulta, en la mayoría de los casos, más de lo mismo.

Sin embargo, no por menos sorpresivo, dejar de ser indignante mucho de cuanto hace, por ejemplo, en el terreno económico y financiero, sobre todo más allá de sus fronteras.

Una muestra reciente de ello concierne al banco francés Crédit Agricole, el cual pasó a integrar la lista de los que accedieron a pagar cuantiosas multas relacionadas con transacciones que involucran a entidades de naciones bajo sanciones de Estados Unidos.

Ese gigante de la banca europea aceptó desembolsar unos 787 millones de dólares para zanjar el proceso en que estaba envuelto por supuestas violaciones a las normas del país norteño contra Sudán, Irán, Myanmar y Cuba.

La sanción se divide entre diferentes departamentos: 385 millones irán al de Servicios Financieros del estado de Nueva York; 90,3 millones a la Reserva Federal, 156 millones al Departamento de Justicia y 156 a la oficina del fiscal del distrito de Manhattan.

Con el acuerdo anunciado el 22 de octubre, la entidad financiera llegó a un entendimiento ante la “posible responsabilidad civil” que investigaba la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento de Tesoro norteamericano.

Acorde con la información divulgada, los movimientos penalizados por la OFAC serían transacciones con dólares estadounidenses realizadas de 2003 a 2008, a través de la subsidiaria estadounidense del banco francés.

Crédit Agricole es el segundo banco galo que opta por pactar con las autoridades estadounidenses en circunstancias similares.

El 30 de junio de 2014, el BNP Paribas fue condenado en Estados Unidos al pago de más de ocho mil 800 millones de dólares por violar el bloqueo impuesto por ese país contra Irán, Sudán y Cuba.

Además, fue castigado con la suspensión parcial durante un año de sus operaciones en el billete verde, sobre todo las ligadas al negocio internacional del petróleo y gas, y debió despedir a varios de sus directivos y empleados.

La sanción es la más elevada que se ha impuesto contra un banco europeo y fue calificada por las autoridades galas como desproporcionada, injusta y unilateral.

El Palacio del Elíseo envió una carta a la Casa Blanca donde advirtió sobre las consecuencias de esta desmesurada multa y el tema fue objeto de análisis aquí durante la visita del presidente Barack Obama para participar en los actos por el 70 aniversario del desembarco aliado en Normandía.

Sin embargo, días después Washington impuso otra multa al BNP Paribas por 80 millones de dólares tras acusarlo de desviar subsidios otorgados por la Secretaría de Agricultura a las empresas exportadoras.

El banco Credit Suisse y el alemán y Commerzbank también fueron duramente multados, al tiempo que algunas fuentes señalan que otros son investigados, entre ellos, el francés Société Générale y el germano Deutsche Bank AG.

Tales hechos atizan el debate sobre por qué entidades europeas acatan las legislaciones impuestas en la nación norteña, en momentos en que además se negocia un Acuerdo de Libre Comercio entre Washington y la Unión Europea.

Tras la multa récord impuesta en 2014 al BNP Paribas, el abogado francés Régis Bismuth remarcó que detrás de ese hecho hay un fenómeno más profundo: “el privilegio económico de Estados Unidos parece convertirse en privilegio legal”.

Apoyados sobre el billete verde, la aplicación fuera del país del derecho norteamericano no conoce ningún límite espacial o personal. Estados Unidos puede así dictar al resto del mundo su política de embargo, subrayó.

Bismuth recalcó que imponer esta disposición a toda persona que realice una transacción en dólares, independientemente de su residencia o nacionalidad, constituye una contravención de las reglas de la Organización Mundial del Comercio.

Un buen enfoque para el debate pudiera partir de la afirmación del académico galo Salim Lamrani, quien expresó durante una entrevista reciente que Europa es una potencia económica, pero es un enano político y diplomático.

¿HACIA DÔNDE MIRAR ENTONCES?

Tras el estallido de la crisis económica mundial en 2008, se comenzó a hablar con mayor fuerza de la necesidad de transformar el sistema monetario internacional.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) no se adapta al mundo real y los “desequilibrios mundiales” en el ámbito financiero siguen al borde de un “desenredo desordenado”, advirtió el premio Nobel de Economía en 2001, Joseph Stiglitz.

El Fondo, apuntó, siempre justifica sus políticas como resultado de un “consenso de opinión”, pero tal consenso en verdad es poco más que un acuerdo entre el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y el FMI.

Sin embargo, pasan los años y cierto orden de cosas pareciera inamovible. Washington con su accionar sigue engordando su lista de atentados a la soberanía de los Estados, a las normas de libre comercio y del Derecho Internacional.

(Tomado de PL)

Bloqueo: Multa de mil millones de dólares a banco alemán por operar con Cuba

commerzbank_alemaniaPor segunda vez en este año Estados Unidos sanciona con una multimillonaria multa a un banco europeo, esta vez al Commerzbank, de Alemania, que deberá pagar mil millones dólares por efectuar operaciones financieras con Cuba.

La medida, amparada en el bloqueo económico, comercial y financiero que Washington impone a la isla caribeña desde 1962, es consecuencia de una cacería emprendida por el Departamento del Tesoro norteamericano contra cualquier entidad bancaria que haga transacciones con dinero vinculado con Cuba, a través de sucursales estadounidenses.

Según un artículo publicado recientemente por el diario Financial Times, en septiembre pasado el banco alemán acordó pagar 650 millones de dólares después de enfrentar acusaciones “por llevar a cabo transacciones financieras con Cuba, Irán, Sudán y otros países sancionados por Estados Unidos”.

Tanto el Departamento de Justicia como la oficina del fiscal de Nueva York, ciudad donde opera la sucursal del ente financiero, decidieron incrementar la multa a mil millones de dólares.

Como parte del acuerdo, se espera que el banco germano acepte un acuerdo de enjuiciamiento diferido, en el que se retirarían los cargos penales después de un período determinado de tiempo sin romper las reglas que establece el Departamento de Justicia norteamericano.

El 30 de junio último, Estados Unidos impuso una multa récord de ocho mil 970 millones de dólares al banco francés BNP Paribas por no acatar los regímenes de sanciones unilaterales del gobierno norteamericano contra diversos países, en particular con Cuba.

En este caso por haber “procesado miles de transacciones con entidades cubanas, que totalizaron más de mil 700 millones de dólares”.

Según expertos, estas multimillonarias sanciones violan las normas del Derecho Internacional y califican como una aplicación extraterritorial e ilegal de la legislación norteamericana contra una entidad extranjera.

Otros bancos europeos, entre ellos el alemán Deutsche Bank, los franceses Société Générale y Crédit Agricole, y el italiano UniCredit SpA, están bajo la lupa de una investigación iniciada por las autoridades estadounidenses.

En diciembre de 2011, la sucursal del Commerzbank en Nueva York acordó pagar una multa de 175 mil 500 dólares por supuestas violaciones al bloqueo financiero contra Cuba, que implicaron a un banco extranjero radicado en Miami.

Fundado en 1870, Commerzbank tiene su sede principal en Frankfurt y es actualmente la segunda mayor institución bancaria de Alemania, solo superada en activos y operaciones por el Deutsche Bank, y está considerado como el quinto banco más poderoso del mundo, con sucursales en Londres, París, Madrid, Barcelona, Bruselas y Nueva York.

( Tomado de PL )

EE.UU. multa a Johnson & Johnson por promoción falsa de medicamentos

johnson_johnsonEl Departamento de Justicia de Estados Unidos informó hoy que multó a la farmacéutica Johnson & Johnson con dos mil 200 millones de dólares por la promoción falsa de varios medicamentos y entregar sobornos para elevar sus ventas.

Según el secretario de Justicia, Eric Holder, la firma aceptó esa sanción tras admitir que sus filiales brindaron información errónea sobre el Risperdal, el Invega y el Natreco, todos diseñados para tratar la esquizofrenia.

Las subsidiarias de Johnson & Johnson pagaron con incentivos a médicos y farmacéuticos que atendían a pacientes con demencia senil para que prescribieran esos productos en casos de ansiedad, depresión, confusión y problemas cardíacos.

“Esta conducta es vergonzosa e inaceptable. La firma mostró una indiferencia temeraria ante la seguridad de los estadounidenses y abusó de la confianza pública”, dijo Holder.

Añadió que el comportamiento incriminado de la compañía puso en peligro la salud y la seguridad de muchos pacientes.

Además de la multa, la farmacéutica enfrentará revisiones más estrictas por parte de las autoridades sanitarias y judiciales de país con el objetivo de velar por su responsabilidad y transparencia, así como prevenir futuros fraudes o abusos.

Tomado de Prensa Latina

EEUU multa con $1,55 millones a Ericsson por violar el bloqueo contra Cuba

La sucursal en Panamá de la compañía Ericsson, el fabricante número uno del mundo de equipos de redes móviles, tendrá que pagar una multa de $ 1.55 millones al Departamento de Comercio de EE.UU. por violar las restricciones de exportación de EE.UU. contra Cuba, de acuerdo de resolución obtenida por Reuters.

La sanción, que fue anunciada el jueves, pero aún no se ha puesto a disposición pública, mostró que la sucursal de la empresa en Panamá opera un “esquema” en virtud del cual envió equipos rotos de Cuba a los EE.UU. para ser reparados.

Bajo presión del gobierno de EEUU, Ericsson de Panamá reveló voluntariamente las violaciones tras una investigación del Departamento de Comercio, con el cual la compañía llegó a al acuerdo de pagar la multa.

Ericsson de Panamá “sabía que las exportaciones de los Estados Unidos a Cuba eran ilegales, ya que había sido informado por la empresa matriz de la restricción impuesta a Cuba por los Estados Unidos”, dijo el acuerdo. El acuerdo fue firmado la semana pasada, y aprobado por un funcionario del Departamento de Comercio el jueves.

El portavoz de Ericsson, Federico Hallstan, dijo desde la sede corporativa en Suecia, que “este no era el procedimiento estándar de Ericsson” y que “hemos cambiado nuestros procesos.”

Los tres empleados que supuestamente habían hecho negociaciones con Cuba fueron despedidos después de que el plan fue descubierto por la compañía, dijo.

EEUU persigue con saña por todo el mundo los acuerdos de cualquier empresa o sucursal de los EEUU que tenga relaciones con Cuba, en virtud de un bloqueo económico, financiero y mediático que dura más de 50 años.

A %d blogueros les gusta esto: