Cuba: Carta abierta a Elaine Díaz.

Por Eduardo Participantes en Blogazo por Cuba

tomado de http://edumatanzas.blogspot.com/2012/04/carta-abierta-elaine-diaz.html

Elaine:

Usted estuvo entre las personas que mis amigos Harold, Osmany y Roberto invitaron desde el primer momento al Blogazo por Cuba. Ellos, a quiénes he acompañado, desde el día en que sentados en el parque de la Juventud de nuestra Universidad de Matanzas, decidieron fundar La Joven Cuba; pensaban sinceramente que sus opiniones serían beneficiosas al desarrollo del encuentro.

Yo, después de haber leído alguno de sus trabajos en La Polémica Digital, me percaté que aunque el lenguaje de sus textos es académicamente digno de destacar, su mensaje adolece de substrato. Yo diría que además, que sus post pecan de mesianismo, y un tono jurisprudente donde la modestia casi no tiene un adarme de peso. Usted se erige en juez, sin que nadie le haya otorgado ese derecho, y en tal virtud, sus textos no tienen otro valor que el ser valoraciones muy personales de algunos aspectos de la vida cubana donde piensa tener la verdad absoluta en la mano, sin pasar de ser como todos nosotros simples aprendices.

Cuando leí en Twitter por su propia redacción, que no estaría presente por razones de trabajo, yo que soy un profesor con 26 años de labor ininterrumpida en la Educación Superior, y que de la vida universitaria he adquirido alguna experiencia, me pregunté: ¿Qué tarea tan importante pudiera ser esa, que una bloguera joven y activa, no pudiera postponer para participar en un evento, donde la mayoría de las personas que van a participar serían jóvenes como ella, empezando por los organizadores?

La lectura de su post, que ya circula por la blogosfera contrarrevolucionaria, un honor que yo para nada desearía para mis escritos, me aclara que usted no participó porque sencillamente no se siente identificada, con los que desde el BlogazoxCuba decidieron defender las ideas de un futuro socialista para Cuba. ¿A qué le teme? ¿A que un día la Revolución caiga y la acusen de defensora del comunismo? ¿Usted es de las que cree que jugando a la socialdemocracia se llega a una tercera vía? Elaine, la verdad histórica es que los coqueteos con la socialdemocracia, la tercera vía o como queráis llamarle solo conducen a la rendición ideológica del ideal revolucionario, si es que alguna vez usted ha sido una joven con militancia revolucionaria.

Cuando yo era un joven profesor universitario, como usted lo es ahora, surgió la Perestroika en la URSS, y muchos comenzaron a hablar dentro de las filas de la UJC, a la cual pertenecía y a mucha honra, de la glaznot, de la democracia representativa, de la socialdemocracia, etc (lo primero que hicieron los partidos de Europa del Este fue cambiar sus nombres de Comunistas a Socialistas, para después desaparecer). El final de todos antiguos militantes conocidos como los “perestroikos”, fue engrosar las filas de la contrarrevolución. Hoy el 90% de los que conocí, viven en Miami y son abiertos partidarios del bloqueo a Cuba.

En la URSS, con el pretexto de la glaznot (transparencia), los comunistas dieron espacio en sus medios de prensa a la reacción, y al final terminaron perdiéndolos. Fueron despedidos de los mismos, los defensores del socialismo, al punto de que cuando cayó la URSS, ya nada en Izvestia, o Pravda tenía nada que ver con la defensa de los ideales comunistas. Su discurso Elaine, a mí que me encanta el contacto con mis estudiantes, y que disfruto enormemente de que los jóvenes como “los tres mosqueteros de La Joven Cuba” me consideren su amigo y compañero de trinchera, me suena al lenguaje de la derecha más retrógrada en cualquier parte del mundo, aunque en la forma desee disfrazarse de renovador y democrático. ¿Acaso ya está sufriendo usted, la metamorfosis que sufrió Éliecer Ávila, y que lo llevó de ser el dirigente de la “Operación Verdad” de la UCI a caer en el franco campo de la contrarrevolución?

Usted plantea que nuestra declaración pudiera ser la que saldría de una reunión de la FEU, y agrega después despectivamente de “de la UJC en un politécnico de informática”. Aparte del intento de descalificación de esas dos organizaciones nuestras, donde a mí me duele en mi condición de eterno universitario particularmente la FEU, porque es la de Mella, José Antonio, Fructuoso, y tantos otros héroes; este es en mi opinión, un párrafo bastante petulante y autosuficiente, al referirse un texto redactado de manera bastante democrática y mucho más colectiva, que se estuvo discutiendo casi hasta la hora de clausurar el evento, y donde hicieron sus aportes, personalidades indiscutibles de nuestra cultura como los son Enrique Ubieta y Vicente Feliú. Calificar de cobarde a un Vicente Feliú, que resistió las torturas físicas de los esbirros de la Operación Cóndor, sin traicionar a Cuba y a la Revolución, algo que quizás desconozca por su edad, pero que yo recuerdo con total nitidez, es un acto de poca altura.

Le pregunto además, ¿Quién se cree que es? ¿Dios? ¿Quién le dio a usted la potestad para juzgar el valor personal de las personas? ¿Cree usted que la valentía está en adoptar posiciones de francotirador? ¿Usted es poseedora de la verdad absoluta sobre la realidad cubana? Claro que no. Evidentemente desconoce que la verdadera prueba de  valor en esta época es el heroísmo del pueblo al que pertenecemos, cuando no se rinde ante los que desde afuera y desde dentro tratan de destruir la Revolución. Eso sí es valor, lo demás es palabrería barata, aunque tenga la técnica académica.

Se lo asegura Elaine alguien nacido en un solar del matancero barrio de Simpson, cuyo padre no podía bailar en la sociedad El Liceo porque era mulato, y tenía que hacerlo en La Unión Matancera, que era el sitio donde bailaban los negros y los mulatos. Ese mismo padre que con un título de técnico en el bolsillo, tenía que cargar sacos de azúcar de 100 libras en el puerto de Matanzas, y limpiar fosas como obrero de obras públicas porque no tuvo el trabajo que su calificación le permitía hasta que triunfó la Revolución. Mi origen de clase me hace desconfiado por naturaleza ante aquellos que hablan de construcción del socialismo, o de renovación del modelo económico cubano, y escriben precisamente lo que desean oír los que defienden a los alabarderos de la reacción.

El primer párrafo de su texto que expresa que califica la declaración del Blogazo por Cuba, de discurso “chato, vacío, carente de sentido y poco creíble en el mejor de los casos”, o ese otro donde describe al evento y por ende a todos los que participamos, como una expresión de “cobardía o nihilismo” es la muestra de cómo un uso correcto del lenguaje, porque yo sería incapaz de negarle su indiscutible talento como escritora, puede expresar total desprecio por otra opinión que no sea la suya propia.

Si su talento es tan grande ¿Por qué no vino a Matanzas? ¿Por qué no dio su opinión delante de todos nosotros? Yo le aseguro que en el Salón XX Aniversario se dijeron cosas bien duras, y como dice un amigo mío, a la cara, y directo al pulmón. Y todo lo que se dijo se transmitió para todos los puntos cardinales como dice La Polilla Cubana. Nadie fue silenciado, nadie fue descalificado.

La mayoría de los delegados no fueron para nada complacientes, y para todo el mundo, en Justin TV salieron nuestras caras y nuestras opiniones, que no repetiré aquí para no alargar el contenido de mi post. Yo sé por qué usted no vino a Matanzas; sencillamente porque desde que apareció en “Las Razones de Cuba”, como la contrapartida de Yoani Sánchez, pesado debió ser el fardo que cayó sobre sus hombros. Sencillamente está tratando de desligarse del “oficialismo”, porque tiene sencillamente miedo como dice Silvio de “asumir al enemigo”. Eso sí es cobardía, jugar a bloguear nadando en las aguas embravecidas de un río, que en Cuba aunque usted no lo quiera reconocer, solo tiene “dos orillas”; los que defendemos el proyecto político social que nos independizó como quería Martí, de España, pero también de los Estados Unidos, y los que desean que Cuba sea la neocolonia que dejó de ser el Primero de Enero de 1959. Dice un viejo adagio castellano que “no se puede quedar bien con Dios y con el Diablo”.

Si hubiera estado en Matanzas hubiera oído como los participantes acordaron transmitir a todo el mundo que tuviera que ver con esa cuestión, porque nunca se le olvide que los blogueros revolucionarios, aunque nos llamen oficialistas, no tenemos que ver en ninguno de los casos que conozco con alguna instancia de gobierno, que se revisaran las cláusulas, de algunas legislaciones del Ministerio de la Informática y la Comunicaciones, y otras de tipo Ministerial, Empresarial e Institucionales, que limitan el acceso desde las entidades del estado, que es desde donde la mayoría de los blogueros cubanos accedemos a Internet.

La sesión del sábado relacionada con el papel que deben jugar las universidades en la blogosfera fue casi enteramente sobre esos temas. Se habló además del controvertido cable de fibra óptica, y de acabar de establecer la Red Cuba con acceso total de la población cubana a través del pago en pesos cubanos no convertibles. Los blogueros del ISA, de la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana, de Santiago de Cuba, los compañeros del CENESEX, así como el Centro Martin Luther King se destacaron como lo que son, jóvenes valientes decididos a cambiar su realidad. En conclusión parcial; sin miedo, los blogueros revolucionarios cubanos defendieron el derecho de esos mismos estudiantes de la CUJAE a quienes se les suspendió el servicio, según usted, por acceder solamente a la Web 2.0.

Se queja de que no se invitaron a blogueros que según usted debían participar, para que en su calidad de censora lo considerara un evento válido. Yo nunca le hubiera escrito esta respuesta, pero como su post es una injusticia total con los muchachos de La Joven Cuba, quienes fueron verdaderamente los de la idea, y los que tuvieron que pasarse más de dos meses preparando el evento, sufriendo con cada ración de comida que les faltaba, con cada butaca que lavaron, con cada brochazo de pintura que ellos mismos le dieron al local del evento, con cada habitación que la Universidad podía prestarles de la beca para alojar a los participantes (solo se pudo alojar a 60 personas, lo cual limitó la cifra de participantes), con las computadoras que se les podría prestar de los laboratorios de estudiantes sin que se afectaran las clases (dos computadoras de cada laboratorio), con las gestiones que hicieron con el grupo de redes para que pusieran más cables de red que los dos iniciales que habían en el Salón, no me quedó más remedio que escribir este post que me ha quedado un poco largo para mi gusto, pero debía expresar mi desacuerdo con su prepotente y desagradecida acción para con aquellos que le dieron la oportunidad de pronunciarse en un encuentro, que será sin dudas inolvidable para todos los que participamos, aunque usted con esa visión futurista que parece ser que posee, no le augure otra cosa que la intrascendencia. Yo sinceramente dudo, que usted lo hubiese podido hacer mejor que ellos. Siempre es más fácil criticar que hacer.

Porque los conozco bien, le puedo asegurar que ni Harold, ni Osmany o Robe, prepararon con tanto amor el evento con el objetivo de trascender en la historia, aunque ellos mismos sin que lo sepan están haciéndola, con ese blog fuera de serie, La Joven Cuba, donde han publicado hasta post de los contrarrevolucionarios, cosa inédita en la blogosfera cubana. Siempre han dado la cara a los debates sin ceder en un ápice en sus principios, y ya han entrado en la historia de Cuba, sin que esto sea una redundancia, aunque a usted le duela. Por eso La Joven Cuba está entre los diez blogs más rankeados de Cuba a nivel mundial, siempre mostrando sus estadísticas desde el principio a la vista de amigos y enemigos.

Aquí los desobedientes somos los que participamos en el evento, porque nos rebelamos contra el orden mundial que quieren imponer a base de intervenciones humanitarias. No estoy tan seguro que usted lo sea tanto, pues teme que algunos de sus correligionarios, que parece ser que son los de la pretendida tercera vía, o quizás los de la vía que pasa frente a la SINA la mezclen con nosotros; por eso no vino.

Sin otro particular

Eduardo

PD: No se tome la molestia de hacer un despiece lingüístico de mi post tal y como lo hace con nuestra declaración con el solo objetivo de descalificarla. Yo solo soy un profesor de ingeniería, que escribo para expresar mi rebeldía por la injusticia que constituye la guerra de todo tipo que se le hace a mí país. No puedo perder el tiempo puliendo la forma, por eso me preocupo más por el contenido.

Twissues, busca todos tus tweets sobre un determinado tema

¿No os pasa a vosotros que recordáis haber hablado sobre un tema en Twitter, pero no encontráis el tweet concreto? No es para nada difícil, sobre todo si lleváis bastante tiempo en la red. Una solución posible sería usar Google, aunque he encontrado otra solución que no está nada mal: Twissues.

Twissues es un servicio web muy fácil de usar: entramos con nuestra cuenta, esperamos a que guarde todos nuestros tweets y ya podemos empezar a buscar. Es realmente rápido y funciona muy bien, mostrándonos incluso los retweets que hemos hecho.

Si sois como yo, que nunca me acuerdo de dónde ni cuando hablé sobre un tema particular, Twissues es una opción perfecta. Lo único malo que le encuentro es que sólo podemos buscar entre nuestros tweets, no en los de otros usuarios.

Sitio oficial | Twissues

http://www.genbeta.com/record/10

Carta del Elefante, para el Rey de España

Autor: Jorge Armas

Señor Rey de España:

Soy un elefante de Botsuana, el país africano en el que me dicen que su Majestad ha estado recientemente para descansar de sus fatigas, cazándonos en un safar i. Los elefantes somos mansos, aunque fieros cuando nos atacan. También nuestros dioses, los de la sabana, son dioses buenos, no vengativos, aunque sí celosos de sus habitantes.

Quizás por ello, han querido preservar su vida, importante para su país, aunque han querido advertirle con su caída y sus fracturas en el campamento desde donde salía para cazarnos, que sería mejor ya para su Majestad que ha vivido ya más de lo que vivimos uno de nosotros, dedicase su tiempo a otras cosas, en vez de venir a matarnos.

Por ejemplo a seguir a esa España que se está desmoronando económicamente, a ese 52% de jóvenes que sufren el aguijón del paro después de tantos años de estudios, o simplemente a disfrutar de ver a los animales correr y divertirse en su habitad natural, pero sin escopetas, con las manos vacías o llenas de flores.

Nosotros sabemos que no ha hecho nada ilegal viniendo y pagando muchos miles de euros para matar a uno de los nuestros. Se lo permiten las leyes de mi país. Para muchos, matar gratuitamente animales es como lo era antiguamente cazar a lazo a los negros o indios para esclavizarlos.

¿Pero basta que algo sea legal para realizarlo? Existen también las leyes del corazón, no escritas, las de los sentimientos humanos, que dicen por cierto que son superiores a los nuestros y existen ciertos ejemplos que un Rey debe ofrecer de su vida incluso privada.

Su Majestad, desde su primer discurso como Rey , afirmó que quería serlo de todos los españoles. Yo sé que en España hay aún mucha gente que no se importa de ver sufrir o morir a los animales y que hasta se divierte observándolo.Pero existen también millones, sobretodo de jóvenes, que aman a los animales, que quieren protegerles y conviven con ellos. A esos millones de españoles, no creo que les guste especialmente la imagen de su Rey llegando a esta África, que es nuestro territorio, escopeta al hombro, para distraerse disparándonos sin que podamos defendernos.

Nos han dicho, Majestad, que posee una de las mejores colecciones de escopetas de caza que existen. ¿Podemos hacerle una sugerencia? Haga de ellas un museo y anuncie a los españoles, que su Rey ya no va a matar a ningún animal y que los años que aún le queden de existencia- que le deseamos sean aún muchos más de los que nosotros vivimos, los va a dedicar a distraerse a favor de la vida y no de la muerte.

Sabemos que nosotros, los elefantes, como el resto de los animales, no tenemos derechos. Nacemos para ser cazados y muertos. Pero queremos recordarle que nosotros no hacemos mal a nadie. Somos sensibles y humildes y hasta nos parecemos a ustedes los Homo Sapiens. Dicen los zoólogos que somos de los pocos animales que respetamos a nuestros difuntos y de los pocos que saben reconocerse, como los humanos, en un espejo.

Es verdad que quizás para ustedes los humanos los elefantes seamos inútiles, no somos indispensables para nada, pero, no por ello deben tener el derecho de matarnos. También las monarquías hoy- y lo digo con todo el respeto- aparecen inútiles para muchos y no por eso se hace la caza a los reyes y reinas.

Y hablando de reinas, nos gustaría saber qué piensa su discreta y querida reina Sofía de su amor por la caza de elefantes. Ella como mujer y como madre, debe saber que en nuestra organización en la sabana, vivimos un reino matriarcal. Ellas, las elefantas, organizan y dirigen nuestra comunidad. Son madres amorosas, dan de mamar a sus hijos durante tres y hasta cinco años y sufren como ustedes los humanos cuando se los matan por capricho.

Por último nos gustaría que sus nietos y biznietos, Majestades, un día consiguieran divertirse sin necesidad de venir a África a cazarnos y arrancar nuestros colmillos de marfil para adornar los palacios reales con sus trofeos de muerte.

Quizás, ni queriendo podrán ya hacerlo porque quedamos sólo 30.000 elefantes en todo el mundo y al ritmo con el que nos matan, sus nietos ya no tendrán como hacerlo, porque habremos sido extintos. Tendrán que conformarse con cazar cucarachas que al parecer tienen un millón de años y resisten hasta a las radiaciones atómicas. Nosotros, no. Somos más grandes, pero más frágiles.Quizás por ello nos amen tanto los niños a los que les gusta divertirse con nosotros. Vivos, no muertos.

Sólo desearle, Majestad, en nombre de nuestros dioses, que se recupere pronto del susto que le hemos dado , que no era para matarle, sino para hacerle pensar que sería mejor para su Majestad, que a la hora de dejar este Planeta, los elefantes que aún estemos vivos, podamos llorar por usted en vez de alegrarnos por haber perdido a un verdugo.

Los vientos de la selva son misteriosos, Majestad. ¿Por qué no nos regala sus escopetas en vida?

Con respeto y en nombre de todos los elefantes de Botsuana.

Fuente: http://jorgearmasv.blogspot.com

Cuba: Respuesta de Hugo Chinea Cabrera a Leonardo Padura

Discúlpame, Padura, que te tutee en este texto pese a que no nos
conocemos personalmente.

Acabo de leer esta entrevista, y me dio un vuelco el corazón cuando me
veo mencionado como regañón de periodistas del Caimán Barbudo.

Fui durante los años de 1973 a l984, Jefe de la Sección de Cultura de
un Departamento que entonces llevaba la denominación de Departamento
de Ciencia, Cultura y Centros Docentes del Comité Central. Se trató de
una estructura nueva -a semejanza de la existente en el otrora campo
socialista- cuya función era la de ser órgano auxiliar de la dirección
del Partido. Nunca fui jefe de un departamento que en aquellos
tiempos no existía.

Durante mi desempeño como funcionario del aparato auxiliar del
Partido, nunca cité a persona alguna, periodista o creador, de
ninguna esfera de la vida cultural de nuestro país, para recriminarle
oficialmente de algo. No estaba entre nuestras atribuciones. Mucho
menos de organismos e instituciones dependientes de la estructura de
la UJC., a quien correspondía, si era el caso del Caimán Barbudo,
cualquier asunto.

No me explico de qué manera entonces mi nombre aparece en esta
entrevista, nada menos que citado por ti, cuando yo ni siquiera he
tenido la satisfacción de estrechar tu mano ni de conversar contigo
alguna vez y mucho menos participado en un regaño por tu labor ni en
el Caimán ni en sitio alguno. Ni contigo ni con nadie

Tú y yo no nos conocemos personalmente, menos tú a mí; más yo a ti
sí, porque al menos he sido lector simpatizante de tu obra (aunque
seguramente no habrás leído nada mío), tanto de tus textos desde el
periódico Juventud Rebelde, hasta las novelas.

Incluso comparto muchas de tus apreciaciones -en medio del fuego que
cruzan sobre tí los dos bandos-, respecto a los problemas actuales
que aquejan al país y en los que es preciso vencer o de lo contrario
perecer en manos de nuestros enemigos jurados de ahí enfrente.

Antes de trabajar en el Partido, yo provenía de la revista Cuba
Internacional, de la que fui su director. Antes, redactor de la
Redacción Cultural de Prensa Latina. Antes, profesor de Economía
Política y Filosofía Antes, un muchacho más que militó en las filas
clandestinas del 26 de Julio y se fue al Escambray en diciembre de
1960 como miliciano del Bon 315 de Santa Clara en la lucha contra los
bandidos. Y un ratico antes de eso, un simple trabajador de un
concesionario de la Internacional Harvester Co. Hoy atesoro la
Distinción por la Cultura Nacional, un Doctorado Honoris Causa de la
Universidad Simón Bolívar, de Colombia, dos premios literarios de la
UNEAC, en cuento, varias publicaciones más y mi lienciatura en
Sociología.

Te digo todo esto porque soy solamente uno más, cualquiera, como tú
mismo, que viniendo de esa enorme multitud del pueblo estuvo, como
estoy , dispuesto a todo por servir y defender la justicia que la
Revolución trajo consigo, en la que me formé y hoy respaldo su labor
reformadora , para mejorar nuestro socialismo

Cada coyuntura vivida en estos años precedentes, así como ésta, tiene
sus características y también sus exponentes en una larga fila. Citar
un solo nombre, de los tantos con quienes dices tropezaste, merece al
menos no solo que valga la pena, sino también veracidad suficiente
para calificarlo, tanto para bien como para mal.

Solo me cabe pensar que fue una confusión tuya, o un gazapo, o una
manipulación intencionada del periodista autor de la entrevista para
vincular al Partido. Algo de esto o parecido, ya que otra cosa me
parece improbable de parte tuya cuando ni siquiera nunca nos hemos
visto las caras.

En calquiera de los casos, espero la reparación del equívoco en el
mismo medio en que se produjo la publicación de tu entrevista y
aparece envuelto mi nombre en representación del Partido en un suceso
que en absoluto tiene que ver conmigo.

He preferido dirigirme a ti, primero, para una reparación del asunto
en esa misma prensa, u otra que estimes pertinente, antes de hacer
mi reclamo, más que justo , en medios tan públicos como la entrevista
tuya que ahora mismo circula en la red.

En espera de tu respuesta,

Fraternalmente: Hugo Chinea Cabrera.

Nota:

Luego de esta ausencia de señales por parte del destinatario, ahora
acredito que puedo decir más. Digo, como otros muchos compañeros,
que debemos distinguir la altura e integridad de Intelectuales
prestigiosos que si se vieron afectados en una infeliz coyuntura,
superada con creces, y si embargo no se han prestado a ninguna prensa
ni a sus manipuladores de siempre, haciendo la diferencia.

Parece más útil e importante ocuparse de lo que está pasanfo ahora, la
reforma de nuestro socialismo, que hurgar en más de 30 años atrás.

Es tactica trillada de cierta prensa enredar viejos asuntos negativos
con la actualidad en su afán por desacreditar.

Entrevista a Leonardo Padura IV: el hombre que amaba a su país

Fidel Castro: Dormir con los ojos abiertos

Observé bien a Obama en la famosa “reunión Cumbre”. El cansancio a veces lo vencía, cerraba involuntariamente los ojos, pero en ocasiones dormía con los ojos abiertos.

En Cartagena no se reunía un sindicato de Presidentes desinformados, sino los representantes oficiales de 33 países de este hemisferio, cuya amplia mayoría demandan respuestas a problemas económicos y sociales de gran trascendencia que golpean a la región del mundo con más desigualdad en la distribución de las riquezas.

No deseo adelantarme a las opiniones de millones de personas, capaces de analizar con profundidad y sangre fría los problemas de América Latina, el Caribe y el resto de un mundo globalizado, donde unos pocos lo tienen todo y los demás no poseen nada. Llámese como se llame, el sistema impuesto por el imperialismo en este hemisferio está agotado y no puede sostenerse.

En un futuro inmediato la humanidad tendrá que enfrentar, entre otros problemas, los relacionados con el cambio climático, la seguridad y la alimentación de la creciente población mundial.

Las lluvias excesivas están golpeando tanto a Colombia como a Venezuela. Un análisis reciente revela que, en marzo de este año, en Estados Unidos se produjeron calores 4,8 grados Celsius más altos que el promedio histórico registrado. Las consecuencias de esos cambios bien conocidos en las capitales de los principales países europeos, engendran problemas catastróficos para la humanidad.

Los pueblos esperan de los dirigentes políticos respuestas claras a esos problemas.

Los colombianos, donde tuvo lugar la desprestigiada Cumbre, constituyen un pueblo laborioso y sacrificado que necesita como los demás la colaboración de sus hermanos latinoamericanos, en este caso, venezolanos, brasileños, ecuatorianos, peruanos, y otros capaces de hacer lo que los yankis con sus armas sofisticadas, su expansionismo, y su insaciable apetencia material no harán jamás. Como en ningún otro momento de la historia será necesaria la fórmula previsora de José Martí: “¡Los árboles se han de poner en fila, para que no pase el gigante de las siete leguas! Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.”

Muy lejos del brillante y lúcido pensamiento de Bolívar y Martí están las palabras masticadas, edulcoradas y machaconamente repetidas del ilustre premio Nobel, dichas en una ridícula gira por los campos de Colombia y que escuché ayer en horas de la tarde. Servían solo para rememorar los discursos de la Alianza para el Progreso, hace 51 años, cuando todavía no se habían cometido los monstruosos crímenes que azotaron este hemisferio, donde nuestro país luchó no solo por el derecho a la independencia, sino el de existir como nación.

Obama habló de entrega de tierras. No dice cuánta, ni cuándo, ni cómo.

Las transnacionales yankis jamás renunciarán al control de las tierras, las aguas, las minas, los recursos naturales de nuestros países. Sus soldados debieran abandonar las bases militares y retirar sus tropas de todos y cada uno de nuestros territorios; renunciar al intercambio desigual y el saqueo de nuestras naciones.

Tal vez la CELAC se convierta en lo que debe ser una organización política hemisférica, menos Estados Unidos y Canadá. Su decadente e insostenible imperio se ha ganado ya el derecho a descansar en paz.

Pienso que las imágenes de la Cumbre debieran conservarse bien, como ejemplo de un desastre.

Dejo a un lado los escándalos provocados por la conducta que se atribuye a los miembros del Servicio Secreto, encargados de la seguridad personal de Obama. Tengo la impresión de que el equipo que se ocupa de esa tarea se caracteriza por su profesionalidad. Fue lo que observé cuando visité la ONU y ellos atendían a los Jefes de Estado. Sin duda que lo han protegido de quienes no habrían vacilado en actuar contra él por prejuicios raciales.

Ojalá Obama pueda dormir con los ojos cerrados aunque sea unas horas sin que alguien le endilgue un discurso sobre la inmortalidad del cangrejo en una Cumbre irreal.


Fidel Castro Ruz
Abril 16 de 2012
7 y 40 p.m.

La hija de Whitney Houston se quiere cambiar el nombre

No quiere tener nada más que ver con su padre, Bobby Brown.

Su nombre completo es Bobby Kristina Brown Houston, pero ahora quiere deshacerse de todo lo que tenga que ver con su padre, Bobby Brown.

Por eso, la hija de Whitney Houston planea cambiarse el nombre, según reveló el portal de noticias TMZ.

La idea de la joven de 19 años es pasar a llamarse, simplemente, Kristina Houston.

La idea venía rondándole en la cabeza hacía tiempo, pero su madre no le había permitido llevarla adelante. Ahora, parece ir por su objetivo.

(Tomado de http://tn.com.ar/)

A %d blogueros les gusta esto: