Nave espacial secreta no tripulada de EE.UU. aterrizó este viernes tras 22 meses en órbita

Personal de la Fuerza Aérea de Estados Unidos inspecciona la nave espacial secreta no tripulada X-37B, el 3 de diciembre de 2010 en California (USAF/AFP/Archivos | -)

Personal de la Fuerza Aérea de Estados Unidos inspecciona la nave espacial secreta no tripulada X-37B, el 3 de diciembre de 2010 en California (USAF/AFP/Archivos | -)USA

Una nave espacial secreta no tripulada de Estados Unidos aterrizó este viernes en la Tierra tras permanecer 22 meses en órbita, informaron fuentes oficiales que no revelaron la naturaleza de la misión.

El avión X-37B, de pequeñas dimensiones, tocó tierra a las 09H24 locales (16H24 GMT) en la base militar Vandenberg de California (oeste del país), de donde partió el 11 de diciembre de 2012.

“Estoy muy orgulloso de que nuestro equipo haya podido realizar el tercer aterrizaje exitoso de esta nave”, dijo el comandante Keith Balts, de la 30a división espacial del ejército estadounidense.

Analistas apuntan a que la X-37B podría servir para espiar desde el espacio e incluso ver de cerca los satélites de otros países.

Las autoridades estadounidenses solo adelantaron que su objetivo no es crear un “arma espacial” que puede derribar otros satélites.

El ejército del aire asegura que la nave no tripulada puede probar tecnología reutilizable para equipamiento espacial y llevar a cano experimentos que luego pueden ser analizados en la Tierra.

La X-37B fue creada por United Launch Alliance, una compañía formada entre Boeing y Lockheed Martin.

Las otras dos misiones duraron 225 y 469 días respectivamente.

(AFP)

La piloto de combate Liu Yang será la primera mujer china en viajar al espacio

La futura astronauta Liu Yang posa junto a sus compañeros (AFP, afp)

Por Pascale Trouillaud (AFP)

PEKÍN — Liu Yang, una piloto de caza de 33 años con nervios de acero y experiencia en misiones especiales, se convertirá el sábado en la primera mujer china en viajar al espacio, como miembro de la misión Shenzhou IX junto a otros dos astronautas.

Liu y dos astronautas hombres ocuparán sus puestos en el cohete que despegará de la base de Jiuquan, en el desierto de Gobi, para un viaje que tiene como misión acoplar la nave al módulo espacial chino Tiangong-1, actualmente en órbita alrededor de la Tierra.

“Tres astronautas, dos hombres y una mujer”, Liu Yang, “estarán a bordo de la nave Shenzhou IX”, anunció la agencia oficial de noticias China Nueva. Los astronautas seleccionados formaban parte de una selecta lista divulgada por las autoridades chinas. En esa lista, Liu era acompañada por Wang Yapin, otra piloto de caza de poco más de 30 años de edad, y también dueña de una trayectoria absolutamente brillante.

De acuerdo con informaciones divulgadas el jueves, Wang había demostrado toda su capacidad al mando de su avión en “dos importantes acontecimientos recientes”, incluyendo vuelos para manipulación de nubes que tenían por objetivo evitar lluvias durante los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008. En mayo de 2008, tras el potente terremoto que causó decenas de miles de muertos en la región de Sichuan (suroeste), participó en la entrega de ayuda humanitaria.

De Liu, la prensa china apenas dijo que llamó la atención por la extraordinaria sangre fría que mostró el día en que su avión caza impactó contra una nube de palomas. Pese a que la aeronave fue severamente dañada, la joven piloto logró controlar la situación y aterrizar sin inconvenientes.

De acuerdo con la prensa china, Liu nació en Zhengzhou, en la provincia de Henan, e ingresó a la escuela de aviación militar en 1997. Considerada una alumna brillante, se destacó también en equipos de voleibol en las escuelas por donde pasó.

“En el caso de las astronautas chinas es clásico que comiencen como pilotos en la fuerza aérea. Todos los astronautas chinos tienen en común esa experiencia”, explicó a la AFP Morris Jones, un experto australiano en cuestiones espaciales.

Según él, Liu y Wang han seguido un entrenamiento acelerado para que sean operacionales en la estación. “Pienso que su entrenamiento ha sido más intensivo y que se omitieron ciertas materias no esenciales. Esas mujeres están listas para volar al espacio, pero no han sido instruidas al mismo nivel que un astronauta completamente formado”, comentó.

La misión Shenzhou (“Nave divina”) IX consistirá en un acoplamiento manual al módulo Tiangong-1 (“Palacio celeste”). Forma parte del programa con el que China quiere dotarse de un módulo espacial permanente de aquí a 2020. China será el tercer país, después de la Unión Soviética y de Estados Unidos, en enviar a una mujer al espacio con su propia tecnología. Pekín efectuó su primer vuelo espacial tripulado en octubre de 2003 con Yang Liwei.

La Nasa lucha contra “los 6 minutos del horror” del aterrizaje en Marte

¿Bolsas de aire, paracaídas, trineo de cohetes o todo junto?

Cada día parece más cercano un pocible vuelo tripulado a Marte. Las agencias espaciales lo tienen en sus agendas para el próximo medio siglo, si no antes, pero admiten que la tarea no será nada fácil.

La cuestión no es solo atravesar los 401 millones de kilómetros del espacio profundo que separan el Planeta Rojo de la Tierra y conseguir que los astronautas lleguen a su destino final sanos y salvos -y en su juicio-, sino también asegurarles el aterrizaje. La Nasa ha publicado un informe donde describe en qué métodos está trabajando para que una nave tripulada pueda sobrevivir “los 6 minutos del horror” que suponen entrar en la atmósfera de Marte, frenar los motores y tocar superficie firme.

Durante los primeros 4 minutos, la fricción con la atmósfera marciana desacelerá la nave pero, aun así, al final de esta fase la velocidad todavía supera los 1.600 kilómetros por hora. En los 100 segundos que quedan para aterrizar se abre un paracaídas que hace que el vehículo pierda velocidad hasta los 320 kilómetros por hora pero, desafortunadamente, para alcanzar este índice también se necesita un tiempo. Cuando finalmente se consigue, la superficie está a tan solo 100 metros y los astronautas no tienen nada más que unos cuantos segundos para frenar definitivamente. Cuanta más masa que tenga la nave, más tiempo necesita para eso.
Según la Nasa, en una situación como esta se podrían usar cohetes para un descenso suave; bolsas de aire para amortiguar el impacto de una caída libre o una combinación de cohetes y sogas (el denominado trineo de cohetes) para hacer descender lentamente la nave hacia la superficie. Sin embargo, el problema es que ninguno de estos instrumentos sería capaz de soportar el peso de una nave que esté diseñada para alojar a los tripulantes y su equipamiento.
Es más, los paracaídas técnicos que se usan hoy en día para desacelerar las sondas espaciales estadounidenses que aterrizan en el Planeta Rojo son del mismo modelo que los que se usaban en la década de los 70. Por lo que la Nasa comunica que ahora su objetivo es desarrollar un método que permita, al menos, duplicar la masa admisible de las cápsulas espaciales que aterrizan en Marte.
Adelanta que está probando un desacelerador supersónico que consiste de tres elementos. Dos de ellos son enormes recipientes hinchables de presión en forma de globo, de 6 y 7 metros de diámetro. Se hinchan alrededor del perímetro de la cápsula en descenso, para aumentar la fricción con la atmósfera a velocidades supersónicas. El tercer elemento es un paracaídas de 33 metros de diámetro, el más grande jamás usado para este tipo de tareas. Se calcula que su tamaño permitirá reducir la velocidad hasta unos 280 kilómetros por hora (en vez de los 320 kilómetros por hora actuales). La Nasa se compromete a empezar a examinar cómo funcionará el sistema una vez combinado con un trineo de cohetes a inicios del año que viene.

Revelan detalles del accidente aéreo en Pakistán

 

Tres minutos antes del accidente aéreo en el cual 127 personas perdieron la vida en Pakistán, el capitán del avión informó a la torre de control que la nave estaba fuera de su control, reveló hoy la Autoridad de Aviación Civil (CAA).

En el primer informe preliminar de la investigación del accidente áéreo, las autoridades paquistaníes indicaron que el avión volaba a una altitud de dos mil metros cuando se puso en contacto por última vez con la torre de control.

Antes de su aterrizaje previsto en el aeropuerto internacional Benazir Bhutto, el avión había descendido a una velocidad de 500 kilómetros por hora, destacó el informe consultado por el canal de noticias Dawn News.

El avión de la aerolínea Bhoja Air, procedente de Karachi, el centro comercial de Pakistán, intentaba aterrizar en medio de una tormenta en el principal aeropuerto de Islamabad, cuando se precipitó a tierra, matando a las 127 personas a bordo.

La pequeña línea aérea nacional, que reanudó sus operaciones en marzo después de una pausa de 11 años, ha sostenido que el tiempo fue la causa del fatal accidente, el segundo desastre aéreo más importante en ese país en menos de dos años.

Bhoja Air inició sus operaciones internas en Pakistán en 1993 y luego se expandió a vuelos internacionales a Emiratos Árabes Unidos en 1998. La compañía suspendió sus operaciones en 2001 debido a dificultades financieras, pero se reanudó en 2012.

La información se produjo cuando las autoridades paquistaníes han prometido una investigación completa sobre el accidente del Boeing 737, luego que existen versiones sobre un posible sabotaje.

Los familiares, en duelo, que reclaman los restos de sus seres queridos en un hospital de Islamabad, cercado por los militares, expresaron su dolor e ira por la escasa información que han recibido sobre las causa del accidente.

“Estamos tratando de averiguar si la vida útil del avión había pasado, si se trata de un fallo técnico, si fue un sabotaje o cualquier otra razón”, señaló el ministro del Interior, Rehman Malik.

Pakistán ha bloqueado la salida al extranjero del jefe de la compañía aérea, Farooq Bhoja,afirmó Malik, tras visitar la zona del accidente, custodiada por el ejército.

Farooq Bhoja ha sido puesto en la “lista de control de salida”, lo que significa que no puede salir de Pakistán. Esta prohibición se suele poner a alguien sospechoso o implicado en un caso penal.

http://www.cronica.com.mx/

Chile: El día en que las Fuerzas Armadas le dieron la espalda a Bachelet. Cambio21 desclasifica detalles inéditos de lo que ocurrió el 27F y la actitud de los mandos militares. Jefe del Ejército ya había sido contactado por Piñera para asumir un cargo político

Por Susana Frías y Alfredo Peña

En el semanario que apareció este miércoles, lo anunciamos: dimos a conocer detalles secretos de lo que ocurrió la madrugada del 27 de febrero. Conocimos “el raro” comportamiento de los tres jefes de las fuerzas armadas: dos que se quedaron en sus casas en Vitacura (Armada y Ejército) y otro que decía que estaba todo listo (Fach) para que un helicóptero despegara, siendo que la presidenta pidió una nave cerca de las 5 de la mañana y sólo apareció después de la nueve. Entérese de los pormenores de esta historia que causó gran impacto y que nuestro semanario Cambio21 la investigó en profundidad.

A las 3:34 horas del sábado 27 de febrero de 2010 la tierra se remeció y ya nada volvió a ser igual en Chile. Nadie sabía lo que posteriormente vendría logrando que el miedo se volviera a apoderar de los afectados: un tsunami que nadie pudo advertir y que con olas de hasta 8 metros de altura sepultó a 156 personas. Al igual que la catástrofe, una silenciosa y sorda agitación ocurría entre los mandos castrenses. Fue la noche más fatídica para miles de familias chilenas y, a dos años de aquel episodio, los afectados siguen pidiendo respuestas y la justicia continúa intentando resolver el rompecabezas de esta historia.

Tras lo ocurrido, las primeras autoridades en llegar a la Onemi, la ex directora de la Onemi, Carmen Fernández; el ex subsecretario del Interior Patricio Rosende y la ex Presidenta Michelle Bachelet. Posteriormente, hacen su arribo el ex ministro del Interior Edmundo Pérez Yoma, el ex ministro de Obras Públicas Sergio Bitar y el ex ministro de Defensa Francisco Vidal. Sin embargo, no estaban ni estuvieron los encargados de entregar ayuda y de dar las respuestas claras, específicas y necesarias para este tipo de emergencias. Los altos mandos de las Fuerzas Armadas de Chile simplemente no se presentaron…. Fue ahí cuando Bachelet, en medio de la confusión reinante, se preguntó: “¿dónde están los altos mandos?”, o cuando a las 06.26 horas se cuestionó: “¿Cuál es mi dificultad, mi problema? Me gustaría que estuviera alguien de la Armada aquí”.

Surgen las dudas de por qué esa noche nadie le informó a Bachelet que sí existía un plan de comunicación denominado “Red Torrente”, perteneciente al Ejército y que funcionó normalmente. Los altos mandos prefirieron guardar silencio y decir que ellos sí estuvieron comunicados entre sus regimientos.

Surge la duda, entonces: ¿Qué hubiera pasado si Bachelet hubiera sabido que podía ir a un regimiento o a la comandancia en jefe del Ejército y se hubiera comunicado -por ejemplo- con el ex intendente Tohá en el regimiento Chacabuco de Concepción?

En diversos análisis sobre esa noche ronda una duda sobre cuán efectivo fue el rol de las Fuerzas Armadas en las primeras horas después del terremoto. La incertidumbre se alimenta por el ineficaz papel del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) al levantar la alerta de tsunami, en el hecho de que los buques y submarinos en Talcahuano alcanzaran a salir mar adentro, en el corte de las comunicaciones y en la demora de los helicópteros solicitados a las 5 de la madrugada por la entonces Presidenta, pero que sólo estuvieron listos para despegar pasadas las 9 de la mañana desde el Parque O´Higgins.

Luego de la difusión del video de la Onemi que registró las actividades en las horas posteriores al terremoto, quedaron al desnudo vulnerabilidades que se consideraban inimaginables -incontables y graves errores del SHOA- y el fracaso de los sistemas de comunicación, lo cual abrió un período de severa reflexión en sus mandos y en las autoridades de la Defensa.

Frente a esto, las palabras del ex ministro de Defensa de Piñera, Jaime Ravinet, calaron más hondo al plantear la interrogante de lo que habría ocurrido si en vez de una catástrofe natural hubiéramos sufrido un ataque desde el exterior.

La declaración de Carmen Fernández ante la Fiscalía

El 22 de octubre de 2010, la ex directora de la Onemi, Carmen Fernández declaró ante la Fiscalía Local de Talagante, donde relata lo ocurrido la madrugada del 27 de febrero. Cambio21 accedió de la manera exclusiva a este documento. Entre los dichos, Fernández deja entrever que los organismos presentes en la Onemi fueron los que dificultaron el acceso a la información, y que nunca existió un apoyo a la Presidenta.

“La Presidenta reiteraba la solicitud de información a los organismos, preguntando por medios alternativos de comunicación que pidiéramos usar, información sobre carreteras, puentes, entre otros aspectos. Quiero dejar expresa constancia sobre dos aspectos: ninguno de los organismos presentes, algunos representados por sus más altas autoridades, proporcionaron ni un mínimo de antecedentes sobre situaciones del mar, lo que me validaba lo informado por el segundo fax del Shoa, porque no puede ser que a nivel de autoridades que se encontraba en el COE a esas alturas de la madrugada, no hubiese un indicio de la ocurrencia de un tsunami, salvo Juan Fernández”.

“El jefe del Estado Mayor Conjunto general Le Dantec, en ningún momento indicó que se mantenía operativo su plan de comunicación “Torrente”, el que habría constituido una importante alternativa si lo hubiese informado. El general Le Dantec me informó el domingo 7 de marzo de 2010 que la “Red Torrente” siempre funcionó y que habría bastado con que la Presidenta se hubiese constituido en algún regimiento la madrugada del 27 de febrero de 2010 para que hubiese contado con buenas comunicaciones. Por otra parte, la madrugada del 27 de febrero la Presidenta también le solicitó al general Le Dantec que pusiera al máximo de su gente en la calle a trabajar”. Luego de conocer esta información inédita de Le Dantec, Carmen Fernández se enojó y puso la información en manos del ex ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, que a su vez también reaccionó indignado citando de urgencia a Francisco Vidal, a quien le enrostró delante de otros ministros si tenía conocimiento del Plan Torrente del Ejército. Ratificado por el propio ex ministro de Defensa, la existencia del sistema, Pérez Yoma le informó a la Presidenta Bachelet.

El decreto de la discordia

Fue 48 horas antes del terremoto que el gobierno firmó un decreto que establece que la actuación de las FFAA. en caso de catástrofe quedaría sometida a los requerimientos de la Onemi y la circunscribía a labores de “transporte”.

El decreto exento número 760 fue firmado el 25 de febrero por los ministros de Defensa, Francisco Vidal, de Interior, Edmundo Pérez Yoma, y el entonces subsecretario del Interior, Patricio Rosende. En él -tomando en cuenta dos oficios anteriores enviados por la directora de la Onemi, Carmen Fernández- se establece un detallado protocolo que delimita funciones en el caso de catástrofe.

La norma -que causó impacto y sorpresa en las instituciones castrenses- establece que el trabajo de las Fuerzas Armadas queda sometido a la Oficina Nacional de Emergencia. Además, puntualiza la “obligación” del Estado Mayor Conjunto que, “en su rol de coordinador de los medios de transporte de las FF.AA., se compromete a agotar los esfuerzos necesarios para el cumplimiento de los requerimientos efectuados por la Onemi”.

El decreto indignó a los altos mandos militares, no sólo porque los subordinaba a una oficina dependiente del ministerio del Interior, sino también porque les quitaba el control de sus recursos. De ahí la teoría de que quisieron demostrarle con fuerza a la Onemi y al gobierno su molestia.

El texto legal fue derogado y nunca tuvo ningún efecto, salvo el de poner a Carmen Fernández en un inesperado candelero.

En su declaración, a la que tuvo acceso exclusivo Cambio21, ante la Fiscalía de Talagante el 22 de octubre de 2010, la ex directora de la Onemi precisó que “este decreto y su protocolo se referían precisamente a las facilitaciones y apoyos que debían brindar las Fuerzas Armadas a Onemi, a través del Estado Mayor, tales como provisión de personal, medios de transporte y otros elementos, estableciendo incluso tiempos de reacción. Debo precisar que este decreto no cambiaba los mandos propios de las Fuerzas Armadas, sólo era la prestación de medios y apoyo. Este decreto es producto de un largo proceso entre la Onemi y oficiales del Estado Mayor, particularmente el Coronel Jorge Verdugo, y a partir de un análisis efectuado por mí presentado ante el ministerio de Defensa, respecto a las debilidades advertidas en múltiples emergencias en cuanto a la oportunidad y agilidad con que las Fuerzas Armadas iniciaban sus operaciones de apoyo en emergencia. Este decreto fue derogado a los días de asumir el gobierno de Sebastián Piñera, sin estar fundada su derogación”.

El “relajo” del jefe de la Armada: Estaba en Santiago y no en Valparaíso

Las declaraciones que más impactaron fueron las del jefe de la Armada, almirante Edmundo González, quien debía hacerse presente la madrugada del 27 de febrero en la Onemi, ya que estaba en Santiago y no en Valparaíso. Sin embargo, nunca llegó. Ante la consulta sobre dónde estaba, admitió frente a los diputados de la comisión investigadora del caso terremoto que permaneció en su hogar de la comuna de Vitacura, cerca de Américo Vespucio.

“Yo me mantuve en mi casa. Tenía energía, un generador propio, entre comillas, porque al final no tuve ningún celular, ningún teléfono satelital, hasta que al final, a las 5:10 AM fui informado de que la escuadra no había zarpado, que no había maremoto porque la alerta había sido cancelada hacía cinco minutos y, obviamente, me relajé un poco. Por eso, cuando yo llegué a la coordinación a mí también me afectó la falta de asesoría que afectó a lo mejor a la Presidenta y a otras personas”, argumentó González.

¿Y dónde está el piloto?

Tras el terremoto hubo una demora de cinco horas para poner helicóptero a disposición de la ex Presidenta Bachelet para ir a la zona de la catástrofe. Según le explicaron, fue porque no había piloto para las máquinas. Sin embargo, el ex jefe de la Fuerza Aérea, general Ricardo Ortega, reconoció que dos horas después de la catástrofe (5:30) “todo estaba listo para que me dijeran dónde llevar y qué llevar (…) el problema es que no llegó la orden”.
En este punto, todos los actores políticos señalan que el militar falta a la verdad, que queda absolutamente demostrado en el video de la Onemi, donde cerca de las 8.30 horas del día del terremoto, la mandataria ya enojada (a su manera) de tanta ineficiencia, dice en un tono irónico: “¿Y dónde está el piloto?”.

A esa hora, Bachelet -con un grado de indignación mayor- le espeta al ministro Vidal esta ineficiencia señalando que pidió un helicóptero hace más de tres horas y el ministro le señala hacia el lado, donde está un oficial de la Fach.

¿Y el Ejército?

Cuando se produjo el terremoto, el entonces comandante en jefe del Ejército, Oscar Izurieta, se encontraba a días de entregar el mando y ya se había trasladado a su departamento de calle Las Tranqueras en Vitacura. “Estaba armando todo, con cajas y cuadros en el suelo. Había dejado la casa del comandante en jefe, donde hay grupo electrógeno, respaldo telefónico. Aquí estaba sin teléfono fijo y me quedé sin celular y además sin luz”, explicó Izurieta, quien dejó el cargo el 9 de marzo de 2010 y por eso tuvo que hacer la mudanza.

El actual subsecretario de Defensa, cargo que asumió 16 días después de dejar el Ejército, aseguró que “nunca se ocultó información” a la Presidenta Bachelet tras el 27 de febrero y advirtió que “el Ejército no se equivocó”.

Los grandes ausentes

En las próximas semanas serán formalizados por la fiscalía pública ocho funcionarios bajo la calificación de “cuasidelito de homicidio” por las consecuencias del terremoto. Los acusados son la ex directora de la Onemi, Carmen Fernández, y el ex subsecretario del Interior Patricio Rosende. Entre los otros imputados figuran los directivos del Shoa, el organismo de emergencias de la Armada, y del Instituto de Sismología de la Universidad de Chile.

El columnista Ascanio Cavallo, sentencia en el diario La Tercera, que “no es injusto, per se, que la ex Presidenta sea indagada por sus actuaciones en esa noche infame. Pero si es así, entonces hay que indagar también a los mandos responsables de los otros organismos que debían responder: el Shoa, el Instituto de Sismología, los encargados de las telecomunicaciones y las instituciones que denegaron el auxilio. De otro modo se podría llegar a la aporía de que sólo sean indagados quienes se hicieron cargo de la catástrofe, mientras que no lo son aquellos que se omitieron”.

“(…) ¿Por qué ni Rosende, ni Fernández, ni Bachelet pudieron disponer de los sistemas de comunicaciones de las Fuerzas Armadas que estaban en funcionamiento (si es verdad que así era)? Muy simple: porque no estaban allí los comandantes en jefe que podían autorizarlos (…) ninguno de ellos fue investigado por el gobierno saliente, ni por el entrante, ni por ninguno de sus ministros de Defensa”, recalcó.

Las interrogantes que quedan en el aire

Tras analizar lo sucedido, surgen una serie de preguntas que apuntan a las FF.AA. como las instituciones responsables, al menos de negligencia culpable. Un artículo de Ascanio Cavallo, recuerda que en la grabación el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general de Ejército Cristián Le Dantec, declara que no tiene información y parece creer que nadie la tendrá (“no vamos a ganar mucho llamando a la Armada, señora Presidenta”).

Sin embargo, el nuevo comandante en jefe del Ejército, el general Juan Miguel Fuente-Alba, dijo que el Ejército nunca perdió sus comunicaciones esa madrugada. Una gran incongruencia entre uno y otro general de la principal arma de la Defensa Nacional.

Al respecto, ¿quién es entonces responsable de que ese sistema no haya sido puesto a disposición del gobierno y de la propia Mandataria, como lo pide la Presidenta en la grabación del video al general Le Dantec?

El columnista Ascanio Cavallo habla “del extraño comportamiento de las Fuerzas Armadas después del terremoto”. Y añade una frase lapidaria: “La parálisis de los militares durante las primeras horas (de la tragedia) ha sido objeto de explicaciones pueriles o inconvincentes”.

¿Hubo boicot en contra de la Presidenta Bachelet?

Varias interrogantes apuntan a la tesis de que existió un posible boicot contra la ex Presidenta Bachelet por parte de las fuerzas armadas o de algunos de sus miembros en las horas posteriores a la catástrofe.

En conversación con Cambio21, el ex cadete de la escuela Militar, diputado y miembro de la comisión de Defensa, Patricio Hales, aseguró que pensar en algo así es horrible, “por mucha aversión política que tengan contra Bachelet o contra la Concertación. No se me puede pasar por la cabeza que ellos sean capaces de traicionar al país de una manera como esta. Sería criminal, aparte de ilegal e inconstitucional”.

El ex ministro del Interior Edmundo Pérez Yoma, en un artículo publicado por El Mercurio, hizo un juicio sobre el 27 de febrero y aseguró que “aunque no la comparta, debo reconocer como válida la crítica sobre el momento en que debió decretarse el estado de excepción y haber entregado el control a los militares. Hay quienes sostienen que en caso de una catástrofe, de inmediato debe entregarse el control a los militares. Esto es una materia opinable (…) Al efecto de ello, me remito a las declaraciones de los comandantes en jefe quienes, sin excepción, apuntaban a que estaban escasos de personal principalmente por el período de vacaciones y que el contingente disponible en Concepción ese día era claramente insuficiente. Incluso, dado que algunas instalaciones militares -como la de Talcahuano- habían sufrido graves daños, se argumentó que el personal era requerido para resguardar la base naval”.

Respecto a las comunicaciones sentencia que “algunas redes institucionales (Ejército) funcionaron parcialmente, pero tampoco estuvieron en ese momento a disposición de las autoridades civiles, como quedó determinado días después de la tragedia y hoy es parte de la controversia pública y legal que, imagino, deberá quedar resuelta por quienes corresponda”.

El plan que nunca se informó

El Plan Torrente es un mecanismo de telecomunicaciones simple, no de combate. Son radios VHF y UHF. Se compraron 1.100 equipos y 60 centrales. Cada unidad posee una central y un número determinado de equipos, según su tamaño. Requiere operadores para cada central y para cada radio. Se diseñó para enlazar a militares con militares y a unidades con unidades, para propósitos institucionales.

Según justificó Izurieta: “Este sistema era exclusivamente entre unidades militares… Y si la Onemi no tenía la capacidad para comunicarse, era un problema de ese organismo”. Es decir, parece ser que para Izurieta el quinto cataclismo más grande de la historia del mundo no es un problema que ataña al Ejército. Ahí es cuando surge la duda: ¿por qué la Presidenta no supo que el Ejército sí tuvo comunicación con todo el país durante la fatídica madrugada del 27 de febrero?

Carmen Fernández aseguró que “el plan Torrente siempre funcionó y que habría bastado con que la Presidenta se hubiese constituido en algún regimiento la madrugada del 27 de febrero para que hubiese contado con buenas comunicaciones”.

En su declaración ante la Fiscalía, Fernández, describe: ” Yo menciono esto para dejar constancia de que estaba conciente de los déficit que Onemi tenía frente a esta emergencia, lo que advertí como más crítico al observar que no estaba contando con la suficiente cooperación de las Fuerzas Armadas a través del Estado Mayor. Hago presente que cuando llegó el ministro de Defensa, Francisco Vidal, le solicité que convocara al Jefe del Estado Mayor Conjunto, general Le Dantec, por estimar plenamente vigente el Decreto Exento 760, de fecha 25 de febrero de 2010, de acuerdo a lo indicado en la cláusula décima de dicho decreto”.

La existencia del Plan Torrente y la supuesta omisión sobre la existencia del sistema de las autoridades de la época, lo que hubiera hipotéticamente servido para contactar Santiago con las zonas afectadas con el terremoto y tsunami, fue puesta en el tapete por el abogado de la ex directora de Onemi Carmen Fernández, Luciano Fouillioux, quien acusó que no se informó a la ex Presidenta Michelle Bachelet que el sistema estaba operativo el 27F.

El general (r) Izurieta, actual subsecretario de Defensa y ex jefe del Ejército, en tanto, aseguró que “de acuerdo con los registros del Comando de Telecomunicaciones del Ejército, las primeras unidades que se contactaron con Santiago mediante el Sistema Torrente fueron Valdivia y la Brigada de Operaciones Especiales a las 05.00 horas. Chillán se contactó a las 05.15 y Concepción a las 07.20”.

La tensión con el Ejército que marcó los últimos días de la Presidenta

La primera semana de marzo del 2010, el entonces comandante en jefe del Ejército, general Oscar Izurieta, telefoneó y solicitó una serie de audiencias con el ministro de Defensa, Francisco Vidal. Aunque el propósito central de las conversaciones era monitorear el avance de las labores a raíz del terremoto y tsunami del 27 de febrero, un tema anexo inquietaba al jefe castrense: la incertidumbre que existía sobre la participación de la Presidenta a la ceremonia de cambio de mando del Ejército programada para el 9 de marzo.

Aunque el protocolo daba por descontada su presencia, la tensión que en la semana previa se había instalado entre La Moneda y el Ejército mantenían en duda la participación de la mandataria en el acto donde Izurieta le entregaría el mando a su sucesor, el general Juan Miguel Fuente-Alba.

A las quejas por la falta de apoyo logístico durante la madrugada del 27F se sumaría una información que llegó a manos de Bachelet faltando apenas días para dejar su mandato: en el marco de una reunión con sus ministros del comité político, la mandataria recibió un informe del ministro Vidal que señalaba que el Ejército mantuvo siempre operativas sus comunicaciones internas durante las horas posteriores al terremoto.

En esa línea, el ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, planteó la necesidad de transmitir formalmente la molestia del gobierno, reprochando lo improcedente que, a su juicio, era haber guardado silencio frente a la vigencia de una herramienta como lo era el Plan Torrente.

A partir de entonces en el gobierno comenzó a tomar fuerza la tesis de que si hubiese conocido desde un principio que estaba en funcionamiento el mencionado sistema, las consecuencias podrían haber sido distintas.

Otro de los puntos que indignó a la ex Presidenta fue que el jefe del Ejército había sido contactado para asumir una subsecretaría política en el gobierno de Piñera desde antes de terminar su cargo en el Ejército.

Luego de ello, y al ver las labores de los militares en terreno, Bachelet optó por no seguir escalando la polémica con Izurieta. Fue así que terminó asistiendo al cambio de mando del 9 de marzo.

En conversación con Cambio21 el ex ministro de Defensa y ex asesor del Comandante en jefe del Ejército, Francisco Vidal, declaró que “los errores cometidos fueron de la Armada en el funcionamiento del Shoa; están acreditados en el proceso penal los errores. En el caso de la Fuerza Aérea hubo un error menor, que los helicópteros estaban pero no estaba la tripulación en la base aérea”.

En cuanto al plan Torrente, aseguró que “era un sistema que yo conocía pero que no servía para la emergencia y que solamente interconecta a regimientos, no se amplía al resto de la población”.

Respecto de las especulaciones de que Bachelet había pensado en desistir de ir al cambio de cambio del Ejército y estar enojada con los uniformados, Vidal aclaró que “todo eso es mentira, es un reality. Nunca ocurrió. La Presidenta no sólo asistió al cambio de mando el 9 de marzo, sino que además fue la única persona que habló ese día en la Escuela Militar y felicitó al Ejército por su labor. Yo te respondo con un hecho, frente a los que especulan, los mentirosos y gente que no cacha nada”.

La conversación de Le Dantec con Piñera, Presidente electo

Un dato desconocido y que ocurrió esa madrugada del terremoto en las oficinas de la Onemi dice relación con las secretas llamadas que recibía y que hacía el ex jefe del Estado Mayor Conjunto, el general de Ejército Cristián Le Dantec, a Sebastián Piñera -entonces Presidente electo- , informándole todo lo que estaba ocurriendo en ese recinto. Ello, pese a que la Presidenta aún estaba en ejercicio. Así lo informaron tres ex altas autoridades de la Onemi y dos ex funcionarios del gobierno saliente.

Le Dantec, según la versión a la que tuvo acceso Cambio21, salía al patio exterior de Onemi, donde estaban estacionados los vehículos de la entidad de emergencia.

“Nosotros fumábamos en el patio y escuchamos decir al general: “Sí, señor Presidente, me parece, señor Presidente, ¿Usted va a venir?”, relataron los testigos.

“Vimos entrar al ayudante de Le Dantec -otro militar- tres veces a la sala donde estaba la Presidenta Bachelet, indicándole que tenía una llamada, y él salía a hablar al estacionamiento, donde nosotros estábamos. Él no se dio cuenta de nuestra presencia”, señala un ex funcionario del anterior gobierno que entregó este dato a las ex autoridades y que hoy desclasifica Cambio21.

“Obviamente, él bajaba el tono de voz cuando hablaba con el Señor Presidente, así es que no escuchábamos lo que le decía a su interlocutor, que nos imaginamos que era Piñera”, señalan los testigos.

Al respecto, el ex ministro de Defensa de Bachelet, Francisco Vidal aseguró que, si bien “me habían dicho algo así”, es “una especulación más, porque todas esas personas que dicen haber escuchado, díganlo con nombre, apellido y carnet de identidad y ahí empezamos a hablar”.

Y añadió que “si eso se hizo, sería un error. Sin embargo, no me consta que lo haya hecho hasta que no me demuestren lo contrario”.

Le Dantec salió de su cargo el año pasado, no por los errores del 27 de febrero, sino porque quiso comprar una casa avaluada en un millón de dólares para realzar su cargo de encargado del Estado Mayor.

(FUENTE http://www.cambio21.cl/)

Una nave rusa descontrolada impactará contra la Tierra el domingo

La Phobos-Grunt, de 12 toneladas, sufrió un grave fallo cuando intentaba abandonar la órbita terrestre en noviembre

Recreación de la Phobos-Grunt cerca del satélite marciano Fobos

 

Lo que empieza mal, acaba mal. La nave rusa Phobos-Grunt, destinada a viajar al satélite marciano del mismo nombre, impactará el próximo domingo 15 de enero contra la Tierra después de perder el control y ser incapaz de abandonar la órbita terrestre. La sonda, de 14,6 toneladas -la mayor parte del peso corresponde a un combustible áltamente tóxico- se quemará al entrar en contacto con la atmósfera, pero los científicos rusos creen que las piezas más grandes soportarán la entrada y se precipitarán contra la superficie terrestre. Dónde todavía es un misterio.

Phobos-Grunt ha pasado de ser el orgullo ruso, su primera misión a Marte después de 50 años de intentos sin resultados, a otro gran fracaso. La misión debía aterrizar en Fobos, uno de los dos satélites naturales del Planeta rojo, recoger algunas muestras del suelo y regresar con ellas a la Tierra. Nada de eso. Poco después de ser lanzada, el pasado 9 de noviembre, la nave quedó atrapada en una órbita baja. Durante días, el artefacto no dio señales de vida. Cuando consiguieron contactar con él, ya no era posible orientar su camino. Solo quedaba la caída.

La cuenta atrás

La Agencia Espacial Rusa (Roscosmos) ha comenzado la cuenta atrás para la colisión de la Phobos-Grunt contra la Tierra. «Según los datos en nuestro poder y las predicciones de los especialistas, el plazo de caída de la nave oscila entre el 10 y el 21 de enero, con el día 15 como fecha más probable», ha informado. En cuanto al lugar de la colisión de la sonda, que ha deambulado a la deriva en torno a nuestro planeta, no se podrá predecir hasta 24 horas antes de que se produzca. En estos momentos, el radio de caída de la sonda -51,4 grados latitud norte y 51,4 grados latitud sur- abarca desde Londres al extremo sur del continente americano.

La superficie de la Tierra será alcanzada por unos 20 ó 30 fragmentos de la nave con una masa conjunta de casi 200 kilos. El resto de la sonda se desintegrará al entrar en contacto con la atmósfera, al igual que el combustible que porta el Fobos-Grunt, que se quemará a unos 100 kilómetros de altura, a lo que contribuirá el que sus depósitos sean de aluminio.

Sea como sea, los rusos aseguran que la nave no representa ninguna amenaza para nuestro planeta. «La fuente de radiactividad (cobalto-57) instalada en uno de los equipos científicos del aparato (espectómetro) tiene una masa inferior a diez kilogramos y no representa peligro alguno de contagio radiactivo», ha apuntado Roscosmos. «La estadística espacial demuestra que los aparatos espaciales se desintegran casi en su totalidad en las capas densas de la atmósfera y sus fragmentos, por regla general, no causan daños», señalan.

Igual que el UARS

En los últimos meses, otras dos naves también se precipitaron contra la Tierra: el satélite meteorológico estadounidense UARS, que cayó en septiembre pasado en aguas del océano Pacífico, y el alemán ROSAT, que lo hizo un mes más tarde en el Índico.

El Centro General de Reconocimiento Espacial del Ministerio de Defensa ruso, que determinó con certeza la fecha y el lugar de caída del UARS y el ROSAT, vigila las 24 horas del día los parámetros de la órbita de la estación.

Imágenes del descenso del Fobos-Grunt fueron captadas esta semana por el astrónomo aficionado francés, Thierry Legault, a la altura de Niza, en la costa mediterránea francesa. En la grabación se vislumbran los depósitos de combustible y los paneles solares desplegados, pero no operativos, lo que explica la ausencia de comunicación con la Tierra desde su lanzamiento.

La Fobos-Grunt estaba llamada a ser la primera nave espacial en posarse en la superficie de Fobos, para estudiar la materia inicial del Sistema Solar. En opinión de Ígor Lisov, director de la revista Noticias de Cosmonáutica, «la estación fue diseñada y construida con graves defectos, desde el sistema de mando hasta el programa de abastecimiento».

Tomado de http://www.abc.es/

La NASA encuentra una nave espacial en la Luna

Cráter Copérnico, que han sido consideradas como las imágenes del siglo. (Foto: NASA)

Podría tratarse de la Lunar Orbiter 2, que desapareció el 11 de octubre de 1967. (Foto: NASA)

Científicos de la NASA han encontrado restos de una nave espacial que chocó contra la Luna a principios de los años 60. Según los expertos, podría tratarse de la Lunar Orbiter 2, que desapareció el 11 de octubre de 1967 en un viaje al lado oculto del satélite, según publican en un blog de «Discovery Channel».

La función principal del aparato era la de documentar las áreas de la Luna para informar de las zonas más hospitalarias para próximas misiones del Apolo y del Surveyor. Durante su funcionamiento, se devolvieron un total de 609 imágenes en alta resolución y 208 fotogramas de tamaño medio.

Entre ellas se encontraban las imágenes del cráter Copérnico, que han sido consideradas como las imágenes del siglo.

Los restos de la Lunar Orbiter 2 han sido localizados por el Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO) que ha cartografiado la superficie lunar con gran detalle. Durante su misión ha reunido, hasta el momento, más de 192 terabytes de datos, es decir, casi 41.000 dólares en DVDs de datos, imágenes y mapas.

Uno de sus principales hallazgos es el de un cráter cerca del polo norte de la Luna a menos de 415 grados Fahrenheit.

EEUU: Un pedazo de la nave espacial Columbia aparece tras secarse un lago en Tejas

Un equipo de reconstrucción del Columbia clasifica los restos del transbordador que explotó en 2003. Un pedazo del destruido transbordador espacial Columbia apareció en el este de Texas, sur de Estados Unidos, donde una grave sequía hizo bajar el nivel de agua de un lago y dejó al descubierto restos de la nave, que explotó en 2003 poco antes de aterrizar

Un pedazo del transbordador espacial Columbia, que explotó en el año 2003 poco antes de aterrizar, apareció al este de Tejas, donde una grave sequía hizo bajar el nivel del agua de un lago y dejó al descubierto restos de la nave estadounidense.

El objeto en forma de globo que apareció en el lago Nacogdoches, al norte de Houston, era uno de los 18 tanques del Columbia, dijo una portavoz de la NASA, Lisa Malone.

“La semana pasada fuimos contactados por la oficina del alguacil de Nacogdoches para hacernos saber que habían encontrado un objeto que creían que era un resto del Columbia”, dijo Malone a la AFP. “La sequía hizo que el lago bajara y los niveles se redujeron, lo que dejó expuesto el tanque”.

Las imágenes fueron enviadas a los ingenieros de la NASA en el Centro Espacial Kennedy, en Florida (sureste), quienes confirmaron rápidamente que el tanque era parte del Columbia, dijo. Varios de los tanques ya se recuperaron en los últimos años.

El transbordador Columbia se desintegró al regresar a la Tierra en 2003, causando la muerte de los siete astronautas a bordo y dejando tras de sí restos a lo largo de varios cientos de kilómetros. La causa del accidente se vinculó más tarde a un escudo protector de calor defectuoso que había sido dañado por un pedazo de espuma que se desprendió poco después del despegue.

Malone dijo que se ha recuperado un 38-40% de la nave, y que comunidades en Tejas y Luisiana (sur) todavía comunican descubrimientos de restos de la nave varias veces al año. “Estamos tratando de que (este nuevo resto del Columbia) se envíe de regreso a Florida”, donde se unirá a otras partes del transbordador almacenados en el Centro Espacial Kennedy, dijo Malone.

Rusia tiene previsto enviar una nave espacial de investigación en el año 2019 al planeta Mercurio

La sonda norteamericana Mariner-10 fue el primer aparato espacial en estudiar las características de Mercurio en 1974, mientras en 2013 está previsto el lanzamiento del aparato europeo-japonés BepiColombo

Rusia tiene previsto enviar una nave espacial de investigación en el año 2019 al planeta Mercurio,así lo anunció este lunes un portavoz de la industria aeronáutica y cósmica rusa.

“El objetivo de la misión Merkuri-P es el estudio de la superficie mercurial y del impacto de la radiación solar sobre los procesos en marcha en ese planeta”, añadió la fuente.

El diseñador jefe de la Asociación de Producción Científica Lávochkin, Víctor Jartov, dijo que la expedición del Merkuri-P será la continuación del trabajo de la nave Fobos-Grunt, que volará en noviembre próximo a Marte para instalar una estación automática en un satélite del planeta rojo.

Rusia, que asumió la pasada semana en solitario la responsabilidad de abastecer a la Estación Espacial Internacional tras la jubilación de los transbordadores estadounidenses, se ha marcado como prioridad enviar una nave tripulada a Marte.

#Rusia: Nave rusa “Gagarin” realiza acoplamiento exitoso con ISS

La tripulación de la nave rusa “Gararin” (Soyuz TMA-21) realizó hoy con éxito el acople con la Estación Espacial Internacional (ISS), donde permanecerá hasta septiembre próximo, informaron fuentes de la empresa Roskosmos.

El teniente-coronel de la fuerza aérea rusa Alexander Samokutaiev fue el primero en entrar en la ISS, seguido por el ingeniero de la corporación rusa Energuia Andrei Borisenko y por el representante de la NASA, el piloto retirado estadounidense Ronald Garan, de 49 años.

Tras la maniobra, realizada con un ahorro de 10 minutos y cinco kilogramos de combustible, el comandante de la ISS, el ruso Dmitri Kondratiev, el italiano Paolo Nespoli y la norteamericana Catherine Coleman saludaron a la nueva tripulación mixta.

Para el viernes venidero esta prevista la reanudación de las actividades, que incluyen la realización de 40 experimentos, la recepción de cuatro cargueros rusos Progress y del europeo ATV, así como una caminata espacial.

Además, el equipo de Samokutaiev, de 50 años, también deberá recibir en la ISS a los últimos vuelos del proyecto Shuttle, el Endeavour, planificado para el próximo día 19, y el Atlantis, para finales de junio de este año.

De igual forma, los seis astronautas participaran en la puesta en marcha del satélite Radioskaf-2 Kedr, un ingenio diseñado por estudiantes rusos.

Los nuevos inquilinos de la ISS, que salieron del cosmodromo kazajo de Baikonur el pasado martes, deberán permanecer en el cosmos 164 días y también asumirán el acople de la nave modernizada Soyuz TMA-02M y del módulo MIM-1, señalaron las referidas fuentes rusas.

(Con información de PL)

A %d blogueros les gusta esto: