Multa de EE.UU. a Crédit Agricole: Más de lo mismo, pero indignante

Por: Por Masiel Fernández Bolaños

cuba-bloqueo-aguilaimper

Si algo prácticamente perdió el gobierno estadounidense es la capacidad de sorprender pues su accionar en diversos ámbitos resulta, en la mayoría de los casos, más de lo mismo.

Sin embargo, no por menos sorpresivo, dejar de ser indignante mucho de cuanto hace, por ejemplo, en el terreno económico y financiero, sobre todo más allá de sus fronteras.

Una muestra reciente de ello concierne al banco francés Crédit Agricole, el cual pasó a integrar la lista de los que accedieron a pagar cuantiosas multas relacionadas con transacciones que involucran a entidades de naciones bajo sanciones de Estados Unidos.

Ese gigante de la banca europea aceptó desembolsar unos 787 millones de dólares para zanjar el proceso en que estaba envuelto por supuestas violaciones a las normas del país norteño contra Sudán, Irán, Myanmar y Cuba.

La sanción se divide entre diferentes departamentos: 385 millones irán al de Servicios Financieros del estado de Nueva York; 90,3 millones a la Reserva Federal, 156 millones al Departamento de Justicia y 156 a la oficina del fiscal del distrito de Manhattan.

Con el acuerdo anunciado el 22 de octubre, la entidad financiera llegó a un entendimiento ante la “posible responsabilidad civil” que investigaba la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento de Tesoro norteamericano.

Acorde con la información divulgada, los movimientos penalizados por la OFAC serían transacciones con dólares estadounidenses realizadas de 2003 a 2008, a través de la subsidiaria estadounidense del banco francés.

Crédit Agricole es el segundo banco galo que opta por pactar con las autoridades estadounidenses en circunstancias similares.

El 30 de junio de 2014, el BNP Paribas fue condenado en Estados Unidos al pago de más de ocho mil 800 millones de dólares por violar el bloqueo impuesto por ese país contra Irán, Sudán y Cuba.

Además, fue castigado con la suspensión parcial durante un año de sus operaciones en el billete verde, sobre todo las ligadas al negocio internacional del petróleo y gas, y debió despedir a varios de sus directivos y empleados.

La sanción es la más elevada que se ha impuesto contra un banco europeo y fue calificada por las autoridades galas como desproporcionada, injusta y unilateral.

El Palacio del Elíseo envió una carta a la Casa Blanca donde advirtió sobre las consecuencias de esta desmesurada multa y el tema fue objeto de análisis aquí durante la visita del presidente Barack Obama para participar en los actos por el 70 aniversario del desembarco aliado en Normandía.

Sin embargo, días después Washington impuso otra multa al BNP Paribas por 80 millones de dólares tras acusarlo de desviar subsidios otorgados por la Secretaría de Agricultura a las empresas exportadoras.

El banco Credit Suisse y el alemán y Commerzbank también fueron duramente multados, al tiempo que algunas fuentes señalan que otros son investigados, entre ellos, el francés Société Générale y el germano Deutsche Bank AG.

Tales hechos atizan el debate sobre por qué entidades europeas acatan las legislaciones impuestas en la nación norteña, en momentos en que además se negocia un Acuerdo de Libre Comercio entre Washington y la Unión Europea.

Tras la multa récord impuesta en 2014 al BNP Paribas, el abogado francés Régis Bismuth remarcó que detrás de ese hecho hay un fenómeno más profundo: “el privilegio económico de Estados Unidos parece convertirse en privilegio legal”.

Apoyados sobre el billete verde, la aplicación fuera del país del derecho norteamericano no conoce ningún límite espacial o personal. Estados Unidos puede así dictar al resto del mundo su política de embargo, subrayó.

Bismuth recalcó que imponer esta disposición a toda persona que realice una transacción en dólares, independientemente de su residencia o nacionalidad, constituye una contravención de las reglas de la Organización Mundial del Comercio.

Un buen enfoque para el debate pudiera partir de la afirmación del académico galo Salim Lamrani, quien expresó durante una entrevista reciente que Europa es una potencia económica, pero es un enano político y diplomático.

¿HACIA DÔNDE MIRAR ENTONCES?

Tras el estallido de la crisis económica mundial en 2008, se comenzó a hablar con mayor fuerza de la necesidad de transformar el sistema monetario internacional.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) no se adapta al mundo real y los “desequilibrios mundiales” en el ámbito financiero siguen al borde de un “desenredo desordenado”, advirtió el premio Nobel de Economía en 2001, Joseph Stiglitz.

El Fondo, apuntó, siempre justifica sus políticas como resultado de un “consenso de opinión”, pero tal consenso en verdad es poco más que un acuerdo entre el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y el FMI.

Sin embargo, pasan los años y cierto orden de cosas pareciera inamovible. Washington con su accionar sigue engordando su lista de atentados a la soberanía de los Estados, a las normas de libre comercio y del Derecho Internacional.

(Tomado de PL)

El Congreso de EE.UU. y la pugna sobre las relaciones con Cuba

eua_congresoElementos conservadores en el Congreso norteamericano insisten en revertir el nuevo curso de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, a pocos días del restablecimiento de los nexos diplomáticos y la apertura de las respectivas embajadas.

A pesar de que no constituye una prioridad en la agenda legislativa, el tema está latente en el Capitolio -a punto de iniciar su receso de verano- donde coexisten alrededor de una decena de proyectos con diversos enfoques sobre aspectos claves de los vínculos entre La Habana y Washington.

Los principales líderes republicanos aseguran que lucharán para obstaculizar el proceso de deshielo iniciado el 17 de diciembre de 2014, cuando el presidente cubano, Raúl Castro, y su homólogo, Barack Obama, anunciaron su meta de avanzar hacia una nueva era entre las dos naciones.

En este contexto, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, señaló esta semana a la cadena Fox News que la Administración tendrá serios obstáculos para lograr que el Congreso levante las sanciones unilaterales contra Cuba.

McConnell dijo además que es improbable que sus correligionarios confirmen a cualquier personalidad que Obama nomine como embajador en La Habana, y -en sentido contrario a lo que dicen muchos de sus colegas de uno y otro bando- estima que “existe una oposición sustancial en el Capitolio a la política del mandatario hacia la isla”.

Una postura similar sostiene el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, quien en reiteradas ocasiones en los últimos meses expresó su rechazo a las nuevas proyecciones de Obama respecto a la mayor de las Antillas.

Pero a juzgar por lo que dicen sus propios protagonistas, las intenciones del liderazgo del partido rojo no son tan fáciles de llevar a la práctica.

Al menos así piensa el senador republicano Lindsey Graham, quien reconoció recientemente que le parece políticamente imposible obtener los votos necesarios para bloquear en la Cámara alta los fondos para abrir una embajada estadounidense en Cuba.

El también precandidato a las presidenciales de 2016 -contrario a los vínculos con la isla- señaló que no está seguro que la mayoría de los legisladores de su agrupación partidista estén a favor de esta medida.

Sin embargo, Graham señaló que continuará sus esfuerzos contra la política de la Casa Blanca en este tema, en lo que resta del proceso de debate en otras instancias senatoriales.

A pesar de la fuerte oposición de este político conservador y otros prominentes republicanos, muchos dentro de dicho partido apoyan el nuevo curso dado por Obama a los nexos con la mayor de las Antillas.

Entre ellos están los senadores Jeff Flake y Mike Enzi, quienes presentaron un proyecto de ley a mediados de mayo, con el fin de estimular los negocios de las compañías estadounidenses de comunicaciones en la isla caribeña, que se suman a otras propuestas similares.

Prominentes figuras estadounidenses -demócratas y republicanas- que visitaron Cuba en los últimos meses, aseguran que existe consenso bipartidista en el Legislativo para eliminar las sanciones unilaterales contra Cuba.

Además, el propio vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, afirmó hace apenas unos días que hay un fuerte apoyo en el Capitolio para lograr el objetivo de Obama de levantar el bloqueo.

Un alto funcionario del Departamento de Estado, que prefirió mantener el anonimato, señaló al diario The Hill que sería contraproducente una decisión de los miembros del Congreso contraria a la nueva política del gobernante estadounidense hacia la mayor de las Antillas.

El 20 de julio se restablecerán las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, y tendrá lugar la ceremonia de apertura de la embajada cubana en Washington, lo que según la cancillería de la isla marca la conclusión de una primera fase en el reacercamiento bilateral.

Las autoridades cubanas reiteran que en el proceso hacia la normalización de los vínculos el principal escollo es el bloqueo económico, comercial y financiero.

La Habana también reclama discutir la devolución del territorio ilegalmente ocupado por la base naval norteamericana en Guantánamo, en el este de la isla, el cese de las transmisiones ilegales de radio y televisión, así como el desmontaje de las acciones subversivas contra Cuba.

La parte norteamericana demanda discutir, entre otros puntos, la eventual indemnización por las nacionalizaciones de compañías de ese país tras el triunfo de la Revolución Cubana el 1 de enero de 1959.

El Gobierno isleño señaló su disposición a analizar este y cualquier otro asunto pendiente.Sin embargo, a la vez demanda la reparación a los daños y perjuicios ocasionados por las sanciones unilaterales de Washington y por una larga lista de acciones agresivas de sucesivas administraciones contra los cubanos que ocasionaron pérdidas millonarias y la muerte de varios miles de personas.  /Roberto Garcia Hernandez, Prensa Latina.

Denuncian esfuerzos del gobierno norteamericano para afectar proceso legal de los Cinco (Video)

Con la presencia de abogados, especialistas y familiares de nuestros Cinco Héroes, se celebró esta tarde una videoconferencia entre La Habana y Washington DC, donde se puso en evidencia, una vez más, los esfuerzos del gobierno de los Estados Unidos para crear un ambiente desfavorable en torno al juicio contra los cinco antiterroristas cubanos.

Cuba: El estado de salud del Sr. Alan Gross es normal

Declaración sobre el estado de salud del ciudadano norteamericano Alan Gross

El estado de salud del Sr. Alan Gross es normal. Padece de enfermedades crónicas propias de su edad, para las cuales recibe tratamiento. Tiene una alimentación sana y balanceada. Mantiene un régimen elevado de ejercicios, que demuestra su buen estado general de salud.
El Gobierno de Estados Unidos y la familia del Sr. Gross han recibido sistemáticamente información médica completa sobre su estado de salud. Las autoridades de Cuba se han reunido periódicamente con funcionarios norteamericanos y la familia del Sr. Gross para compartir toda la información sobre su salud.
El Gobierno de Cuba lamenta las tergiversaciones que se están difundiendo sobre la salud del Sr. Gross y ha respetado su derecho a la privacidad de la información médico-paciente. Cuba demanda que cese esta campaña de fabricaciones, que de continuar, no dejará otra alternativa que difundir abundante información sobre el tema.
Aunque el Sr. Gross pudiera estar recluido en cualquier centro penitenciario, pues su situación no es incompatible con ello, se mantiene en un hospital militar, no porque su estado de salud lo requiera, sino para asegurar las mejores condiciones de internamiento.

15 de junio de 2012

Ministerio de Relaciones Exteriores

Mariela Castro en EE.UU.: «No dejen que nos separen»

Mariela Castro durante su primer evento público en San Francisco, Estados Unidos, el 23 de mayo de 2012. La sexóloga cubana Castro, hija del presidente Raúl Castro, afirmó el miércoles 23 de mayo de 2012 que “votaría a (Barack) Obama para presidente”, luego que el mandatario estadounidense se pronunciara en favor del matrimonio homosexual, durante una conferencia en San Francisco (oeste)

La hija del presidente cubano Raúl Castro tuvo palabras duras el miércoles para los cubanoestadounidenses que apoyan las restricciones económicas y de viajes entre Estados Unidos y su país, al afirmar que una «mafia cubana» de emigrados «sin escrúpulos» tienen como rehenes al pueblo norteamericano.

Mariela Castro, que habló en español con ayuda de un intérprete, hizo las declaraciones sobre los exiliados cubanos que se oponen al régimen de su padre y de su tío, el expresidente Fidel Castro, cuando hablaba a médicos en el Hospital General de San Francisco sobre la atención médica para los transgénero en Cuba, un asunto que ella enmarcó como una continuación de las ideas socialistas de su país.

«Un grupo de la mafia cubana en los Estados Unidos, ¿por qué le están quitando los derechos al pueblo estadounidense de viajar a Cuba? Eso no es justo», destacó Castro de 49 años, a los profesionales médicos y defensores de los derechos gay y transgénero. «Ustedes son millones de personas contra una pequeña mafia de personas sin escrúpulos… Estamos luchando por los derechos de los cubanos y los derechos de los estadounidenses».

Castro, que es la directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba, está en San Francisco en una visita de varios días que dedicará ampliamente a reunirse con defensores de los gay y trangénero y para asistir a una conferencia académica donde presidirá una comisión sobre diversidad sexual. Vino en un grupo de por lo menos 60 académicos cubanos a quienes se les concedió visas estadounidenses para asistir el jueves a una reunión de la Asociación de Estudios Latinoamericanos.

Varios políticos cubanoestadounidenses han criticado al Departamento de Estado por darle visa de ingreso a Castro, a quien también le han brindado agentes especiales para darle medidas de seguridad durante su visita a San Francisco.

Castro, que es una activa promotora de los derechos gay en Cuba, exhortó al gobierno de su padre para que el plan nacional de salud cubra la cirugía de cambio de género.

Tomado de cubasi.cu

La fórmula libia no va con Cuba

La congresista norteamericana Ileana Ros-Lehtinen entre los instigadores de la fórmula libia contra Cuba

Desde hace varios meses personeros del gobierno de Barack Obama, representantes de la pandilla anticubana en el Congreso norteamericano y aspirantes a la presidencia por el Partido Republicano, realizan declaraciones donde abogan por aplicar a Cuba la fórmula libia, es decir, emplear métodos bélicos para destruir la Revolución Cubana.

Recuerdo que a principios de septiembre del año pasado, los congresistas Ileana Ros y Mario Díaz Balart, en un programa de la televisión de Miami, reclamaron al presidente Obama pasar a las palabras de condena y los actos bélicos contra Cuba al estilo libio. La loba feroz se preguntaba, “¿Por qué Cuba tendrá que ser la excepción?”, y a continuación la emprendió hasta con la ONU por no lograr el poder de convocatoria necesario para atacar a la mayor de las Antillas.

El odio furibundo contra la Revolución no les permite reconocer que ni por asomo en Cuba se dan las condiciones que existían en Libia, Túnez, Egipto y otros países del Medio Oriente al iniciarse los conflictos en los mismos.

¿Qué condiciones habían en Libia que facilitaron la agresión?

  • Existían serios problemas económicos y sociales, provocados por la implantación de recetas neoliberales y desatendidos por el gobierno de Gadafi.
  • Corrupción en las más altas esferas gubernamentales y desunión en el gobierno y las Fuerzas Armadas.
  • Gadafi vendió su alma a Occidente y pactó con el imperio del Norte y sus aliados europeos, el desarme de su país a cambio de que Libia fuera retirada de todas las listas  del Departamento de Estado norteamericano.
  • Varios generales de las Fuerzas Armadas de Libia retiraron su apoyo a Gadafi durante de la agresión.

Por otra parte, en Cuba existe una unidad indisoluble del pueblo y los órganos de la defensa en torno a Fidel, Raúl y el Partido, y las decisiones de trascendencia se consultan a nivel de toda la sociedad. Más aún, quien conozca la historia de Cuba sabe que la independencia y la soberanía de nuestra isla no se negocian con nada.

Y aunque los fanáticos del dólar y la sangre se empeñen en ignorarlo, como dijera el escritor y periodista francés Salim Lamrani, la Primavera cubana ocurrió en 1959.

Tomado del blog: La pupila insomne

Cuba lamenta poco avance en tema postal con EE.UU.

(PL) El presidente de la Empresa de Correos de Cuba, Eliécer Blanco, lamentó hoy los pocos avances conseguidos con Estados Unidos en materia postal, a pesar de las conversaciones realizadas en septiembre de 2009 con ese propósito.

No se ha avanzado en la garantía del envío directo de correspondencia entre los dos países, explicó Blanco a Prensa Latina durante una rueda de prensa sobre la hostilidad de la Casa Blanca contra La Habana.

Existe la voluntad de los dos servicios postales, pero depende de que el gobierno estadounidense acepte acuerdos recíprocos de envíos directos entre ambas direcciones, señaló el directivo.

No es posible, continuó, que un avión norteamericano traiga cargas a nosotros y no tengamos posibilidad de enviar cargas de correo en un avión cubano a Estados Unidos.

Igualmente precisó que la decisión estadounidense de impedir el envío de bultos con contenido por problemas de seguridad ocasiona dificultades a los cubanos que quieren utilizar esa vía para remitir correspondencia a sus familiares en aquel país.

La solución sería la existencia de un correo directo (actualmente se ejecuta a través de Panamá) entre las dos naciones para aumentar la rapidez y la seguridad, subrayó.

La vicepresidenta de Operaciones de la Empresa, Zoraya de la Caridad Bravo, manifestó que el tráfico originado en Estados Unidos representa el 42 por ciento del total recibido en Cuba.

Desde 2006 notamos un incremento sostenido del servicio postal norteamericano, afirmó Bravo tras argumentar que el impago de los llamados gastos terminales (para distribución en destino) ocasionó pérdidas el año pasado por 700 mil dólares a la institución.

Alguna vez tuvimos que dirigir correspondencia hacia el vecino país hasta por Europa o por México y Jamaica, recordó.

A %d blogueros les gusta esto: