ETECSA: Cable submarino de fibra óptica entre Cuba y Venezuela está en fase de pruebas

cable-submarino-cuba-venezuela-cubadebate-presEl sistema de telecomunicaciones ALBA-1, que enlaza mediante cable submarino de fibra óptica a Cuba con Venezuela y Jamaica está operativo desde el mes de agosto del 2012, inicialmente cursando tráfico de voz correspondiente a telefonía internacional.

Desde el pasado 10 de enero se comenzaron a ejecutar las pruebas de calidad de tráfico de Internet sobre dicho sistema. Las mismas se realizan utilizando tráfico real desde y hacia Cuba, con el fin de normalizar esta vía de comunicación.

Cuando concluya el proceso de pruebas, la puesta en operación del cable submarino no significará que automáticamente se multipliquen las posibilidades de acceso. Será necesario ejecutar inversiones en la infraestructura interna de telecomunicaciones y aumentar los recursos en divisas, destinados a pagar el tráfico de Internet con el propósito de lograr el crecimiento paulatino de un servicio que brindamos hoy en su mayoría gratuitamente y con objetivos sociales.

Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA)

Según expertos ya funciona el cable submarino de fibra óptica que enlaza a Cuba y Venezuela

20517566ce2adfb1e7dcc6f639f9dbed_article

El volumen y los patrones del tráfico entrante por la red mundial cambiaron la semana pasada. A tal conclusión llegaron los expertos de la empresa Renesys (EE.UU.), considerada una “autoridad de inteligencia en Internet”.

La primera empresa en desviar por el cable una significativa parte de su tráfico fue la española Telefónica. Según reveló el análisis del ‘routing’, el uso de esta vía está permitiendo que la corriente de datos digitales a la isla sea más fluida que antes, cuando los isleños únicamente podían utilizar la conexión vía satélite.

La conexión por cable es fruto de la cooperación entre los Gobiernos de Cuba, Venezuela y Jamaica dentro de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América, de la que recibió el nombre. Supuso una inversión valorada en 70 millones de dólares y el tendido de fibra óptica es de 1.600 kilómetros.

El trazado del cable por el lecho del mar Caribe comenzó en 2007. Tras varios retrasos, en 2011 el proyecto terminó de materializarse. No obstante, durante más de un año Cuba siguió utilizando las vías de acceso a Internet anteriores a ALBA-1.

Lo peculiar del uso actual del cable, según los expertos de Renesys, es que Cuba solo lo aprovecha para el tráfico entrante, mientras que la información saliente de la isla sigue siendo transmitida por los tres satélites contratados.

http://actualidad.rt.com/

Cuba: Cable submarino está operativo

El Gobierno venezolano aseguró hoy que el cable submarino de fibra óptica que su país tendió hacia Cuba está “absolutamente operativo” y señaló que cualquier inconveniente de internet en la isla es un “asunto soberano” del Gobierno cubano.

“Está absolutamente operativo, dependerá del Gobierno de Cuba para qué lo utiliza, por supuesto, este es un asunto soberano de ellos, pero sí sabemos que está en plena operación el cable submarino”, dijo el ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza, en un encuentro con medios internacionales.

El 9 de febrero de 2011, el Gobierno de Raúl Castro oficializó en un acto institucional la recepción del cable submarino pensado para que la isla mejore sus telecomunicaciones y multiplique su capacidad de acceso a internet.

Estaba previsto que en julio de ese mismo año el sistema, primer acceso independiente de la conexión vía satélite que tiene hasta el momento la isla, empezara a estar operativo.

Tras ratificar la operatividad del cable, Arreaza puntualizó que, de hecho, el Gobierno del presidente Hugo Chávezfirmó “hace pocos meses todos los protocolos restantes, todas las medidas de seguridad necesarias con el Gobierno de Cuba”.

El ministro detalló que el cable tiene una extensión de 986 kilómetros y 640 gigabytes de salida.

Preguntado por el uso de ese cable en la isla, Arreaza se limitó a decir: “Esta es una pregunta que tienes que hacerle al Gobierno cubano”.

A Venezuela, “como todo cable submarino, nos da acceso, nos libera conexiones, nos da nuevos caminos para interconectarnos”, señaló, al referirse a su país.

La infraestructura, adquirida en China y Francia con un costo estimado de 70 millones de dólares, tiene un recorrido total de 1.630 kilómetros.

Especialistas cubanos estiman que el cable tendrá una vida útil de 25 años y se espera posibilite a Cuba multiplicar por 3.000 su velocidad actual de transmisión de datos, imágenes y voz.

Cuba usa una conexión vía satélite desde 1996 con un ancho de banda de 65 megabytes por segundo de bajada y 124 de subida, según el Gobierno, que asegura que cualquier modificación del canal requiere licencia del Departamento del Tesoro de EE.UU., país que mantiene un embargo contra la isla desde hace 50 años.

Cuba usará próximamente cable de fibra óptica para internet

Cuba dará uso en los próximos meses al cable de fibra óptica que lo enlaza con Venezuela y Jamaica a través de unos mil 600 kilómetros de extensión, dijeron fuentes oficiales citadas hoy por sitios digitales cubanos.

En los próximos meses comenzará la transferencia de servicios del satélite a la fibra óptica, explicó el viceministro de Informática y Comunicaciones Boris Moreno a diputados en julio pasado y citado ahora por los sitios www.cubasi.cu y www.cubadebate.cu.

Tal traslado significará una mejoría en la velocidad de conexión, no así un abaratamiento de los costos, señaló el viceministro al referirse al cable submarino que llegó a las costas cubanas en febrero pasado y debió estar operativo en julio pasado.

Moreno aseguró que la prioridad del gobierno continúa siendo el acceso social a la red de redes tras recordar las limitaciones financieras del país agravadas por la hostilidad de Estados Unidos, que se mantiene por más de cinco décadas.

Se intensificará el acceso a internet de centros científicos, culturales y artísticos, bibliotecas, hospitales, administración gubernamental y puntos colectivos para la población, argumentó.

Otros desarrollos requerirán significativas inversiones que se realizarán progresivamente y que dependen de la cantidad de usuarios a servir, remarcó el viceministro.

Al referirse a la posible conectividad de los cubanos desde sus casas, dijo que se ofrecerá en la medida en que las condiciones económicas lo permitan, teniendo en cuenta la infraestructura necesaria.

Durante su intervención Moreno reiteró que el gobierno estadounidense dificulta el acceso a importantes contenidos y herramientas de internet, como en el caso de las pasarelas de pago que cierra y censura cuando las usa Cuba.

Los laberintos de un cable en #Cuba

A pesar del criminal bloqueo, Cuba en el cuarto lugar en habilidades en el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, ente perteneciente a la ONU…

Por: Omar Pérez Salomón

Las agencias de prensa internacionales anunciaron este 14 de febrero que el cable submarino de fibra óptica que enlaza las telecomunicaciones entre Venezuela y Cuba llegó a Jamaica, y multiplicará la conexión de Internet de la mayor de las Antillas 3 mil veces, cuando se ponga en servicio en el mes de julio.

Por ejemplo, la agencia EFE titula un despacho desde La Habana: Cuba ya tiene cable; pero fin a restricciones de Internet aún es una incógnita.

El objetivo es resaltar que el cable submarino es la panacea que resolverá todos los problemas de comunicación de Cuba y destacar las “restricciones” que impone el gobierno cubano al acceso a la red de redes. Como apuntara el escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeano, ”contra Cuba se aplica una lupa inmensa que magnifica todo lo que allí ocurre cada vez que conviene a los intereses enemigos, llamando la atención sobre lo que pasa en la Revolución, mientras la lupa se distrae y no alcanza ver otras cosas importantes y que los medios de comunicación no hacen por informar”

Lo que no dijeron EFE ni los otros medios de comunicación, es que en los últimos 50 años el gobierno norteamericano ha evitado que Cuba se conecte a Internet por medio de cables de fibra óptica que pasan cerca de la isla, algunos a escasos 30 kilómetros, obligando a utilizar las conexiones basadas en los satélites que no sólo son más costosas sino que son de banda menos ancha, haciendo las conexiones más lentas.

Tampoco se publica que el bloqueo impuesto a la isla impide la adquisición de equipos, aplicaciones informáticas y software de las compañías de Estados Unidos, que son las más importantes en esta actividad, aumentando en un 30 por ciento los costos de cualquier inversión al tener que buscar alternativas en mercados más distantes.

¿Por qué EFE no le explica a sus lectores que además de impedir que Cuba se conecte con las redes internacionales de fibra óptica, el gobierno estadounidense también ha tratado de evitar que esta importante vía de conexión se extienda por el interior del país, negando la exportación de cables a las empresas estadounidenses que los producen, o amenazando con sanciones a las extranjeras, y limitando el mantenimiento de la técnica instalada, la adquisición de equipos nuevos de comunicación y el crecimiento de la densidad telefónica?

El cable submarino entre Venezuela y Cuba, a un costo de 70 millones de dólares, mejorará la calidad de la comunicación y de la transmisión de información, pero no significa que aumentará considerablemente el ancho de banda y el acceso a Internet, hoy limitado a 413 Megabit de entrada y 229 Megabit de salida, por debajo de lo que posee cualquier institución o empresa en los países desarrollados. No hay otra alternativa para un país bloqueado y atacado por feroces campañas mediáticas que distribuir estos pocos recursos de red en función de las necesidades de la sociedad y el país.

Por si fuera poco, las leyes estadounidenses establecen que cualquier nueva adición o modificación del canal requiere la obtención de licencia del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y que se pague a un precio considerable; cada incremento oscila en unos 2 mil dólares el megabit.

Como política, el gobierno cubano prioriza el acceso de la población a las tecnologías de la información y las comunicaciones a partir de los recursos disponibles. Divulgar lo contrario es un absurdo, si se tiene en cuenta que Cuba es el país que más presupuesto dedica a la educación, priorizando el acceso a estos medios y que más de 600 Joven Club de Computación (similar a los Cibercafés pero gratuitos y con docencia), han graduado a 2 millones de personas en cursos que tienen como objetivo proporcionar una cultura informática a la comunidad, con preferencia para los niños y jóvenes

Al parecer, la lupa que utilizan los medios de comunicación capitalistas y los enemigos de la Revolución Cubana, no les permite ver estos resultados, reconocidos por la Unión Internacional de Telecomunicaciones, que en su último informe sitúa a Cuba en el cuarto lugar en habilidades en el uso de las TIC, entre todos los países miembros de este organismo de la ONU.

A %d blogueros les gusta esto: