EEUU pretende estar presente en La Habana cuando suceda el cambio generacional de sus líderes

Por Nazanín Armanian*

Obama US CubaNadie estaba presionando a un Barak Obama debilitado y exhausto para que rompiera el tabú de restablecer relaciones diplomáticas con Cuba, lanzándose a la boca de los halcones belicistas.

En este mercado de política y de realpolitik en el que reina la lógica de costo-beneficio, el pequeño tamaño del mercado cubano y sus insignificantes recursos naturales no explican esta histórica decisión de Obama. Bienvenidas estas nueve reuniones en 18 meses con representante de Cuba, y luego la confesión de la derrota, del triunfo del pueblo cubano y todas las fuerzas progresistas del mundo que denunciaban el medio siglo de crueles e inútiles sanciones, atentados, sabotajes, y otros actos de guerra contra la Isla socialista que se negó convertirse en otro “estado fallido”.

“No podemos seguir haciendo lo mismo y esperar un resultado diferente”, es el argumento oficial del Presidente para justificar la nueva política. Se trata, pues, de cambiar las tácticas para conseguir el mismo objetivo, que es provocar el cambio en el sistema político cubano en favor de sus intereses, esta vez mediante el uso del poder blando: relaciones políticas, económicas, sociales y culturales, para “conquistar el castillo desde su interior”. Desde el derrumbe de la URSS hasta hace poco, Washington ya no podía señalar a Cuba como una amenaza a su seguridad nacional.

Las cosas cambian cuando Rusia y China se reencuentran con los viejos compañeros cubanos y empiezan a ampliar sus lazos a todos los niveles y ante la mirada atenta del Comando Conjunto de Operaciones Especiales del Pentágono, con la sede en Florida. Que no se haya impuesto a Cuba ningún condición para dar este paso (al contrario de las exigencias planteadas a Irán o a Rusia para levantar las sanciones), se debe a esta preocupación y también a que La Habana tampoco moría de ganas y de necesidad para verse obligada a aceptarla, aunque la prensa demócrata -con el fin de calmar las críticas- afirme que hay un compromiso de los cubanos para restaurar el capitalismo, como el precio a pagar por el fin del bloqueo.

Los tres niveles de las razones “no oficiales”

A. En el contexto de la política interna de EEUU, han influido los siguientes factores en la toma de tal decisión por Obama y en que lo haya hecho precisamente en estos momentos:

  1. La pertenencia del propio presidente a la corriente de políticos que admiten la decadencia del imperio y la existencia de un nuevo orden multipolar, oponiéndose a los halcones vestidos de armadura y anclados en la ficción de verse como la única y todopoderosa superpotencia. Ya en 2004 siendo senador criticó el embargo
  2. Que lo haya hecho a poco de dejar su cargo y no durante los primeros 6 años de su mandato, es porque no tiene nada que perder: Entrará en la historia sin pagar ningún costo político.

  3. La imposibilidad de encontrar o crear un líder carismático entre los opositores exiliados capaz de provocar un levantamiento en Cuba: pues las rebeliones populares surgen y triunfan sobre fundamentos objetivos y no por la elocuencia de salvadores variopintos. Además, las sanciones incrementaban los sentimientos antiestadounidenses del pueblo cubano, y también la legitimidad de su gobierno. Las medidas tomadas por Washington están siendo apoyadas incluso por la mayoría de los exiliados cubanos, que así podrán ampliar sus lazos con la Isla.

  4. Estados Unidos pretende estar presente en La Habana cuando suceda el cambio generacional de sus líderes y poder influir sobre ellos desde dentro.

  5. Para la opinión publica estadounidenses, este gesto hacia el vecino cubano es más importante que los desastres que ha dejado Obama en Irak, Afganistán, Pakistán, Yemen, Ucrania o Siria. Además, así alivia la decepción de los votantes demócratas por el incumplimiento de sus promesas electorales en la política exterior.

B. En el contexto de la política regional:

  1. Tras el fracaso de la estrategia de ”Regreso a Asia” para contener a China, haber sido arrastrado a las guerras de Oriente Próximo, y el surgimiento de gobiernos de izquierda en varios países de la región, Obama ha decidido “Regresar a América” para recuperar la influencia debilitada sobre los cientos de millones de almas de América. Va a desempolvar la Doctrina Monroe para aplicarla a su manera, a pesar de que John Kerry dijera el año pasado que esta Doctrina había muerto (también dijeron lo de “salimos de Irak, de Afganistán, y cerraremos  Guantánamo”).
  • Las fuertes y continuas presiones de los países latinoamericanos a Washington dieron fruto: por fin consiguieron que Cuba esté presente en la Cumbre de las Américas.

  • La necesidad de recuperar la proyección hegemónica en una región en auge económico, y hacerse con el control de los grandes proyectos de infraestructura, como el de la ampliación del Canal de Panamá y las exploraciones petrolíferas en el Golfo de México.

  • Hace cinco meses pocos se enteraron de que Moscú había condonado el 90% de los 26.000 millones de euros de la deuda de Cuba contraída con la Unión Soviética.

    4. Recuperar a Venezuela, y no solo mediante el dumping en los precios de petróleo (diseñado con la complicidad de Arabia Saudí), o con provocaciones internas; sino sobre todo generando distanciamiento entre La Habana y Caracas. Cuba sigue representando la resistencia ante el imperialismo y hay quien, incluso desde la izquierda,  llama “claudicación y traición” a la acertada política de La Habana.

    1. Traer a Brasil a su esfera y sacarlo de los BRICS. Para los estrategas de la Casa Blanca es inadmisible que se deshaga del dólar en sus transacciones y encima equipe a su Ejército con mil millones de dólares de armas rusas.

    C. En el contexto internacional:

    1. ¿Cuba a cambio de Crimea? Aunque no tengan nada que ver, esta iniciativa ha sido, sin duda, la jugada más magistral de Obama contra China y Rusia, quienes se habían atrevido a entrar de lleno en el patio trasero de EEUU. Ha pasado desapercibida la Resolución 758 aprobada en diciembre por el Congreso de EEUU que insta al Gobierno, y también a los países aliados, no sólo a armar a Ucrania, sino también a tomar medidas militares contra Rusia.

    Moscú, que se siente acorralado, en unas maniobras sin precedentes exhibió el 31 de octubre pasado el vuelo de sus cuatro bombardeos Tu-95 (equivalente a los B-52- estadounidenses), por el cielo de la OTAN, desde el Báltico hasta Portugal.

    1. ¿No es motivo de preocupación para EEUU que China, el principal enemigo del imperio para Obama, se haya convertido en el segundo socio comercial de Cuba (y de otros países latinos) después nada menos que de Venezuela?
    2. El temor a que el aumento de las relaciones chino-rusas con la región incluya también su presencia militar. Por ello rescatan la memoria de la crisis de los misiles de 1962 para justificar la difusión del miedo. La prensa del 12 de noviembre resaltó que el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, organizó patrullas en las aguas del golfo de México, aunque desmintió que Rusia fuese a reactivar las instalaciones de espionaje electrónico de Lourdes (Cuba), que fue el más potente centro de escuchas de la URSS en extranjero, para monitorear las comunicaciones de EEUU. Lourdes fue cerrada en 2001 por problemas financieros y también por la presión de Washington.

    3. Washington, que ahora dedica pocos recursos en la defensa de sus fronteras (mientras invierte ingentes cantidades en desestabilizar las fronteras de los demás, recurriendo a la “excepcionalidad de EEUU”), se verá forzado a invertir dinero en ello y aumentar la militarización de la región. Éste es un factor contraproducente para atraer la confianza de estados a los que pretende encandilar.

    5.Obviamente, el peso del temor a perder Latinoamérica es mucho mayor que el de hacer negocio con un pequeño y pobre país como Cuba (no se trata de un Irán, de 80 millones de consumidores y sus inmensas reservas de hidrocarburo). ¿Fue casual que un día antes de anunciar la buena noticia Obama amenazara a Moscú con nuevas sanciones?

    1. Hace cinco meses, cuando se produjo el derribo del avión malasio sobre Ucrania, pasó desapercibido el notición de la gira de Vladimir Putin por América Latina; pocos se enteraron de que Moscú había condonado el 90% de los 26.000 millones de euros de la deuda que Cuba había contraído con la Unión Soviética. Putin también firmó con Cuba importantes contratos de inversión en la industria petrolera de la isla, la construcción del nuevo aeropuerto de la capital, la creación de una compañía aérea ruso-cubana, y la cooperación en la producción de productos farmacéuticos, agrícolas y de transporte, en minería y en turismo. Pero ahora que Rusia (igual que Venezuela) ha sido tocada por la caída de los precios del petróleo y las sanciones económicas (y difícilmente pueda cumplir los acuerdos) es cuando piensa llegar Mr. Marshall con sus millones al país que empobreció previamente.
  • Para los rusos, Cuba es más que una cuestión geopolítica o de reputación, es una cuestión sentimental. Y creen que daña la imagen de Rusia el hecho de que ahora los estadounidenses pretendan ocupar su lugar en la isla.

  • Opinan Moscú y Pekín

    Dmitry Rogozin, viceprimer ministro ruso, considera que la táctica calculada del nuevo enfoque de la Casa Blanca, aun siendo positivo para los cubanos, no es más que un “abrazo de oso” para estrangular a Cuba.

    En cambio, China alaba a Obama por demostrar que es un estadista que ha sabido convertir “un juego que no se puede ganar en uno donde todos ganan”, y lo ve como el “legado más memorable de su presidencia”.

    EEUU no aprende de sus errores

    Reconocer que el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba no ha provocado un levantamiento popular contra el Gobierno socialista no significa que Washington vaya a dejar de utilizar esta táctica –que según el derecho internacional es una declaración ilegal de guerra contra una nación. Ni siquiera funcionó contra el Gobierno impopular de Sadam Husein en Irak, y es improbable que provoque cambios en las políticas de Putin.

    Cuba, a la que  beneficia  la entrada de tecnología y capital estadounidense –ahora que Rusia y Venezuela están sufriendo sabotaje petrolífero–, ni podía ni debería perder esta oportunidad con el Gobierno de Obama, ya que los (o las) más belicistas amenazan con ocupar su Despacho Oval en 2016.

    Más allá de toda especulación sobre el futuro de Cuba, hoy viendo a naciones enteras que arden en el fuego de guerras, lo primordial es la defensa de la diplomacia en los conflictos entre los estados. La paz es la condición previa para toda acción democrática.

    Es posible que el presidente Obama, con este pequeño paso que ha dado con Cuba, esté dando un paso gigante para conseguir el premio gordo de su política exterior: Irán (y esto es el 18º motivo). ¿Lo conseguirá? Lo contaremos en el próximo artículo.

    *Profesora de Relaciones Internacionales en la UNED y Licenciada en Ciencias Políticas, residente en España.

    http://www.publico.es

    Cuba: ¿Es pacífica la “disidencia” cubana?

    Por: Iroel Sánchez

    rodiles-con-mccain2Siguiendo la huella de una noticia sobre cómo los poderosos se organizan para la guerra y la represión se pueden encontrar sorpresas muy interesantes en relación con Cuba.

    Las características de las personas que Estados Unidos financia para promover un cambio de régimen” en Cuba han sido descritas con bastante exactitud por los diplomáticos norteamericanos. Uno de los jefes de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana -Jonathan Farrar- lo escribió en un cable secreto que luego reveló Wikileaks. Farrar se queja de la energía que los “disidentes” gastan “en serrucharse el piso los unos a los otros”, y de que si “la búsqueda de recursos es su principal preocupación, la segunda más importante parece ser limitar o marginar las actividades de sus antiguos aliados de manera de reservarse el poder y el acceso a los escasos recursos”. Más recientemente, el diario The New York Times ha calificado en un editorial a estas mismas personas como “charlatanes y ladrones”.

    No debe extrañar entonces que entre “charlatanes y ladrones” las disputas por el dinero o las visas que otorga EE.UU. produzcan incidentes violentos que han llegado a ocurrir incluso en las cercanías de la propia Sección de Interes de EE.UU. en Cuba y  también en casas de los propios personajes que Washington aúpa. En un notorio ejemplo de su amor a la paz, Guillermo Fariñas, el protagonista del ¿último? de estos incidentes no ha vacilado en retratarse con el conocido terrorista Luis Posada Carriles.

    El disidente Guillermo Fariñas junto Luis Posada Carriles -autor del crimen de Barbados- y el también terrorista Hubert Matos

    El disidente Guillermo Fariñas junto Luis Posada Carriles -autor del crimen de Barbados- y el también terrorista Hubert Matos

    Pero lo más insólito es que una de las personas que los medios de comunicación presentan como “disidencia pacífica” aparezca en un evento protagonizado por ministros de Defensa de países miembros de la OTAN y sus aliados, y los medios que los han fabricado callen su presencia allí.

    halifaxsecurities-311

    Participantes en el Halifax Security Forum

    Ninguno de esos medios de comunicación se ha hecho eco de la participación del “disidente” Antonio Rodiles en la lista de participantes del “International Security Fórum” de Halifax. Según el diario español ABC -siempre atento a los llamados disidentes cubanos- al evento de Halifax que concluyó el pasado 24 de noviembre asistieron “alrededor de 300 responsables de la política de defensa y expertos internacionales en seguridad de 50 países” pero no menciona a Rodiles.

    La lista publicada en la web del evento incluye, junto a órganos encubiertos de la política exterior estadounidense como Freedom House y Google ideas, a gente tan pacifista como:

    • Irakli Alasania, Former Minister of Defense Ministry of Defense, Georgia
    • John Allen Presidential Envoy for the Global Coalition Against ISIL United States Department of State
    • James Appathurai Deputy Assistant Secretary General for Political Affairs and Security Policy North Atlantic Treaty Organization
    • Baek Seung-Joo Vice Minister of National Defense Ministry of National Defense, Republic of Korea
    • John Baird Minister of Foreign Affairs Department of Foreign Affairs, Trade and Development Canada
    • James Baker Principal Deputy Director, Joint Staff Strategic Plans and Policy and Strategist to the Chairman United States Department of Defense
    • Ehud Barak  Former Prime Minister and Former Minister of Defense Israel
    • Peter Bates Canadian Political Advisor to the Commander North American Aerospace Defense Command
    • Ralf Brauksiepe Parliamentary State Secretary Federal Ministry of Defense, Germany
    • Christian Brose National Security Advisor Senator John McCain
    • Gerry Brownlee Minister of Defence Ministry of Defence, New Zealand
    • Arnd Busche Executive Officer Ministry of Defense, Germany
    • Scott Carpenter Deputy Director Google Ideas
    • Blaise Cathcart Judge Advocate General Canadian Armed Forces
    • Rebecca Chavez Deputy Assistant Secretary of Defense for Western Hemisphere Affairs
      United States Department of Defense
    • Karen Courington National Security Policy Advisor
    • Arnaud Danjean Member of the Subcommittee on Security and Defense European Parliament
    • Philippe Errera  Undersecretary for Policy and Director of Strategic Affairs
      Ministry of Defense, France
    • Pierre Espérance Executive Director National Human Rights Defense Network
    • Richard Fadden Deputy Minister of National Defence Department of National Defence, Canada
    • Michael Fallon Secretary of State for Defence Ministry of Defence, United Kingdom
    • Jan Havránek Head of Defence Advisors Permanent Delegation of the Czech Republic to NATO
    • Shawn Heritage Executive Assistant to Commander National Security Agency
    • Michelle Howard Vice Chief of Naval Operations Office of the Chief of Naval Operations
    • Charles Jacoby Commander United States Northern Command and North American Aerospace Defense Command
    • John Kelly Commander, United States Southern Command and Representative; Commandant of the United States Marines
    • Yoji Koda Vice Admiral (Ret.) Japan Maritime Self-Defense Force
    • David Kramer President Freedom House
    • Thomas Lawson Chief of the Defence Staff Canadian Armed Forces
    • Gal Luft Co-Director Institute for the Analysis of Global Security
    • Merle Maigre Security Policy Advisor to the President Office of the President, Republic of Estonia
    • John McCain Senator United States
    • Rob Nicholson Minister of National Defence Department of National Defence, Canada
    • Mark Norman Commander of the Royal Canadian Navy Royal Canadian Navy
    • Michael Rogers Commander, United States Cyber Command; Director, National Security Agency/Chief, Central Security Service

    Para variar, desde el evento se publicó en Twitter la foto de Rodiles con el Senador John McCain, creador de los terroristas del Estado Islámico e impulsor de las llamadas revoluciones de colores en la Europa del Este y las ex repúblicas soviéticas.

    El “disidente” Antonio Rodiles junto al senador estadounidense John McCain en el “International Security Fórum” de Halifax

    El “disidente” Antonio Rodiles junto al senador estadounidense John McCain en el “International Security Fórum” de Halifax

    John McCain junto a terrodristas sirios.

    John McCain junto a terrodristas sirios.

    Un artículo aparecido hace algunos meses vinculaba a Rodiles con intentos de boicotear la próxima Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en Costa Rica que en su  edición de La Habana declaró a Latinoamérica “Zona de Paz”. Es lógico que los perros ladren a la luna, lo insólito es que lo hagan disfrazados palomas.

    ( Tomado del blog La Pupila Insomne )

    Fidel Castro: El porvenir incierto

    14.-Comandante-en-Jefe-2010-580x343

    En su evolución, el Homo Sapiens, como ser pensante único entre millones de especies vivas, jamás tuvo idea de la naturaleza y la razón de su existencia. Dotado de la capacidad de pensar, estaba regido por severos instintos. Nada sabía del resto de su maravilloso planeta. No se conoce siquiera desde cuándo posee esa capacidad; en raros casos se afirma que hace un millón de años o un poco más, pero en general se considera que no más de 200 mil años.

    Hoy se conoce que el número de planetas con apariencias similares al nuestro se eleva a miles de millones en la misma galaxia donde se ubica el nuestro, dentro de lo que se denomina universo. Espero no ofender a nadie por abordar el tema de lo que somos o creemos que somos.

    Hace dos días, el 5 de octubre, el sitio web del canal de televisión Russia Today, un medio de divulgación serio, publicó que Laura Mersini-Houghton, prestigiosa profesora de la Universidad de Carolina del Norte, ha demostrado que los supermasivos agujeros negros no existen, y que la teoría del Big Bang es infundada. Esto, pienso, implica un trauma para muchas personas que convirtieron tal teoría en un acto de fe.

    La mayor autoridad en este tema sería el científico británico Stephen Hawking, un hombre de excepcionales méritos por su consagración a la ciencia, a pesar de una cruel afección que lo obligó a grandes sacrificios para comunicarse con los demás, cuando era todavía muy joven.

    Los científicos más conocedores de estos temas se comunican e incluso publican sus resultados en términos técnicos difíciles de comprender por los que no hemos tenido el privilegio de familiaridad alguna con esa ciencia.

    Stephen Hawking se convirtió, con la publicación de la “Historia del Tiempo”, en el autor de un libro sobre el importante tema, cuyas ventas ascendieron a más de 10 millones de ejemplares. Seguramente que, aparte de su interés intrínseco, los principales compradores fueron los miembros de la comunidad de científicos dedicados al estudio de estos trascendentes temas que suman ya varios millones de eminentes investigadores. Haré lo posible por leer y comprender esa obra, cuando mi actual tarea relacionada con la producción de alimentos en cantidad y calidad suficientes es prioritaria, y en la que todavía el esfuerzo se puede traducir en un importante beneficio.

    Es mucho lo que ignoramos y muy poco lo que sabemos de nuestra propia ignorancia.

    El segundo ejemplar de Hawking, “El universo en una cáscara de nuez”, escrito según él en un lenguaje más inteligible para los profanos en la materia, lo leí y subrayé muchas de las ideas que más me interesaron.

    Jamás en su evolución el género humano tuvo ni podía tener una idea clara de su propia existencia, porque esta sencillamente no existía, simplemente evolucionaba con el mismo ritmo de todo lo que existe. Es una realidad que no surge contra nadie ni debe ofender a nadie.

    Cada día podemos aprender algo nuevo. Ayudar a los demás y ayudarnos en lo posible a nosotros mismos.

    Ayer escuchaba las declaraciones del nuevo Secretario General de la OTAN, antiguo Primer Ministro de Noruega, quien desde el pasado primero de octubre, hace solo seis días, asumió el cargo. ¡Cuánto odio en el rostro! ¡Qué increíble empeño en promover una guerra de exterminio contra la Federación Rusa! ¿Quiénes resultan más extremistas que los propios fanáticos del Estado Islámico? ¿Qué religión practican? Después de eso, ¿se puede disfrutar la vida eterna en la diestra del Señor?

    Fidel Castro Ruz
    Octubre 7 de 2014
    9 y 30 p.m.

    Discurso de canciller cubano en Asamblea General de la ONU

    Señor Presidente:

    Señor Secretario General:

    Excelentísimos Señores Jefes de Estado y Gobierno:

    Excelencias:

    Distinguidas delegadas y delegados:

    Declaración del Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, en el debate general del 69 Período de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.  Nueva York, 27 de septiembre de 2014, “Año 56 de la Revolución”.

    Declaración del Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, en el debate general del 69 Período de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Nueva York, 27 de septiembre de 2014, “Año 56 de la Revolución”.

    Vivimos en un mundo globalizado que avanza hacia la multipolaridad en una época marcada por la amenaza a la supervivencia de la especie humana.
    El gobierno de los Estados Unidos y la OTAN no podrán revertir esa tendencia mediante un nuevo reparto del mundo por la fuerza de las armas, pero hay un serio riesgo de que, intentándolo, lo hagan ingobernable.
    Los enormes arsenales nucleares y convencionales acumulados, el gasto militar anual impuesto de un billón, 750 mil millones de dólares, y el incremento al 2% del PIB de los presupuestos bélicos reclamado a todos los países de la OTAN, no servirán para enfrentar ni resolver los problemas de la pobreza, el hambre, las epidemias, las oleadas migratorias ni para conjurar las crisis de la economía global, ambiental, alimentaria, energética e hídrica.
    Como ya se ha demostrado, donde apliquen la llamada “Guerra No Convencional”, descrita en la Circular de Entrenamiento 18-01 de las Fuerzas de Operaciones Especiales, y las novedades de la Revisión Cuadrienal de la Estrategia de Defensa de Estados Unidos, ambas de 2010, se impondrá el caos, mediante la desestabilización o destrucción de los Estados; la proliferación de grupos violentos y extremistas; el desgarramiento de las naciones, las culturas y las religiones, de lo cual surgirán graves peligros para la paz y la seguridad regional e internacional.
    Es necesario rechazar la militarización del ciberespacio, la intervención ilegal y encubierta de los sistemas informáticos de unos países para utilizarlos en actos agresivos contra terceros, con el fin de alentar conflictos;  así como el espionaje global a gobiernos y sociedades enteras.
    La aplicación extraterritorial de las leyes de los Estados Unidos, en detrimento de otras naciones soberanas, es cada día más agresiva, y prolifera el empleo de sanciones unilaterales, en especial financieras, como instrumento de política exterior. La utilización de sus Cortes de Justicia para imponer multas multimillonarias, incluso a sus aliados, mediante fallos violatorios del Derecho Internacional, se ha convertido en instrumento de castigo, de amenaza y de obtención espuria de recursos financieros.
    Si los gobiernos declinaran la defensa de su soberanía y la aplicación de sus propias leyes en protección de las normas del sistema financiero internacional, de los legítimos intereses nacionales  y los de sus compañías y ciudadanos, estarían creando condiciones para el incremento de esas prácticas que ponen en peligro la independencia de todos los Estados y el imperio del Derecho Internacional.
    Los emporios mediáticos, cada vez más vinculados con los objetivos hegemónicos de las potencias occidentales, prosiguen sus campañas de desinformación, manipulan los hechos de manera desvergonzada y cínica, y crean matrices de opinión pública que favorecen la agresión.
    Es necesario otro orden internacional, sin lugar para la filosofía de la guerra y del saqueo de recursos naturales.
    La intervención extranjera en Siria debe cesar. No es posible que potencias occidentales alienten, financien y armen grupos terroristas para lanzarlos contra un Estado mientras intentan combatir sus crímenes en otro, como ahora ocurre en Iraq.
    El gobierno de los Estados Unidos quebranta el Derecho Internacional cuando lanza, al margen de la Organización de las Naciones Unidas, bombardeos unilaterales, sin respetar fronteras ni Estados soberanos, aunque  lo disimule con dudosas coaliciones.
    El intento de desplegar la OTAN hasta las fronteras de Rusia tendrá graves consecuencias para la paz y la seguridad internacionales y para la estabilidad de Europa. Las sanciones contra Rusia son inmorales e injustas.
    El despliegue estratégico norteamericano en Asia-Pacífico creará peligros para la soberanía de todas las naciones del área.
    Los crímenes de Israel contra el pueblo palestino, más recientemente en la Franja de Gaza, no deben quedar impunes al amparo del veto en el Consejo de Seguridad. Palestina debe ser ya un Estado miembro de las Naciones Unidas, que ha de ser establecido dentro de las fronteras de 1967 y con capital en Jerusalem Oriental (Aplausos).
    La Asamblea General ha de ejercer las prerrogativas que le concede la Carta, en la peligrosa e inestable situación internacional actual, llena de amenazas y desafíos. El Consejo de Seguridad debe ser reconstruido sobre bases de democracia, transparencia, justa representatividad de los discriminados países del Sur como Miembros Permanentes y No Permanentes, credibilidad y estricto respeto a la Carta de Naciones Unidas; sin dobles raseros, procedimientos oscuros ni anacrónico veto. La Organización de Naciones Unidas requiere profunda reforma y la defensa de sus principios. El Secretario General debe ser defensor y garante de la paz internacional.
    Señor Presidente:
    Los 1 200 millones de personas que viven en la pobreza extrema, los 842 millones que sufren hambre crónica, los 774 millones de adultos analfabetos y los 57 millones de niñas y niños no escolarizados nos confirman que las Metas de Desarrollo del Milenio, cuestionables metodológicamente, fueron un espejismo.
    Ha faltado y falta voluntad política en los gobiernos de los Estados industrializados donde prevalece un ciego e ineficaz egoísmo. Voraces emporios trasnacionales concentran crecientemente la propiedad sobre enormes recursos. La desigualdad en la distribución de la riqueza es cada vez más brutal. Es necesario, ineludiblemente, un nuevo orden económico internacional.
    En estas circunstancias, la concertación  de la Agenda de Desarrollo Posterior al 2015 difícilmente pueda ser una esperanza. No obstante, hay que intentarlo como la tarea más perentoria.  Debe ser el resultado de una negociación intergubernamental e inclusiva.  El documento resultante no debe ser la interpretación por parte de algunos del consenso, sino el consenso mismo.
    Es urgente poner la prioridad en África Subsahariana. Es preciso enfrentar, de manera conjunta y decidida, con cooperación suficiente y genuina, la epidemia de ébola que afecta a algunos países del continente.
    Cuba decidió mantener su cooperación médica en los 32 países africanos donde laboran más de 4 mil especialistas, y extenderla, bajo la conducción de la OMS, a  las otras naciones más afectadas, como ha sido informado. Nuestros médicos y paramédicos lo harán de forma voluntaria.
    Llamamos a la comunidad internacional, en particular a los Estados industrializados que cuentan con grandes medios, a responder con energía a la convocatoria de las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud, que permita contar de inmediato con los recursos financieros, sanitarios y científicos para erradicar dicho flagelo e impedir que siga cobrando vidas humanas.
    Deben aportarse también los recursos necesarios en apoyo de la Agenda 2063 de la Unión Africana, que fija la hoja de ruta para el desarrollo de esa región.
    En estas cinco décadas,  325 mil trabajadores de la salud cubanos han asistido a 158 naciones del Sur, incluidos 39 países africanos, en los que laboraron 76 mil colaboradores. También, se formaron gratuitamente 38 mil médicos de 121 países, de estos, 3 392  de 45 naciones africanas. Si Cuba, pequeña y bloqueada, ha podido, ¿cuánto más no podría hacerse a favor de África con la cooperación de todos, en particular de los Estados más ricos?
    Señor Presidente:
    En la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en La Habana, convinimos en que, para alcanzar el objetivo de sociedades más justas e inclusivas,  es imprescindible una mejor distribución de la riqueza y los ingresos, la erradicación del analfabetismo, una educación de calidad para todos, el establecimiento de una verdadera seguridad alimentaria y sistemas de salud de cobertura universal, entre otros derechos humanos.
    La solemne Proclamación de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, rubricada por los Jefes de Estado y Gobierno, consagra el respeto de los principios y normas del Derecho Internacional; la promoción de una cultura de paz, del desarme nuclear y del desarme general y completo; así como el derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico y social.
    Asumimos también el compromiso de lograr que América Latina y el Caribe sea un territorio libre de colonialismo y apoyamos el derecho inalienable del pueblo de Puerto Rico a la autodeterminación e independencia.
    La Cumbre de La Habana reconoció que las crisis económica, financiera y medioambiental actuales, golpean con especial crudeza a los pequeños estados insulares en desarrollo, entre ellos a las naciones del Caribe. Sus esfuerzos por elevar el bienestar de sus poblaciones no deberían ser castigados, calificándolos de países de renta media mediante el cálculo esquemático de los ingresos per cápita, sin tener en cuenta sus particularidades y vulnerabilidades.
    En la CELAC, la región de América Latina y el Caribe ha encontrado un espacio autóctono y legítimo donde forjar, desde su rica diversidad, la imprescindible unidad para realizar los sueños de  los Próceres de alcanzar la definitiva independencia de “Nuestra América” y hacer una contribución sustancial al “equilibrio del mundo”.
    En ese empeño, han sido acontecimientos relevantes el encuentro BRICS-UNASUR, la reunión  de líderes de China  y los países de América Latina y el Caribe y la constitución del Foro CELAC-China en Brasilia, el pasado julio, como se había acordado en La Habana.
    Saludamos la Declaración de Fortaleza, adoptada también en ese momento, en Brasil, en la VI Cumbre de BRICS, cuyas economías constituyen el 25 % del PIB mundial y representan casi el 40% de la población del planeta, así como la constitución del Nuevo Banco de Desarrollo y de un Fondo Común de Reservas de Divisas, que son trascendentes para los países del Sur y para la construcción de una nueva arquitectura financiera internacional.
    Expresamos toda nuestra solidaridad con la Revolución Bolivariana y Chavista que lucha y se defiende de acciones desestabilizadoras y de la injerencia externa bajo la conducción del Presidente Nicolás Maduro.
    Respaldamos la digna batalla que libra Argentina frente a los  fondos especulativos y nos oponemos a las decisiones injerencistas y violatorias del Derecho Internacional de Cortes estadounidenses. Igualmente, reiteramos nuestro firme apoyo a los legítimos derechos de Argentina sobre las Islas Malvinas.
    Reitero nuestro apoyo invariable a la  lucha que lleva adelante Ecuador frente a la expoliación y el daño ecológico provocado por la actividad de las trasnacionales.
    En vísperas del Decenio Internacional de los Afrodescendientes (2015-2024), recordamos que  este año se celebra el 210 aniversario de la independencia de Haití, cuya Revolución antiesclavista e independentista fue precursora de los movimientos libertarios en la América Latina y el Caribe.  Haití merece una contribución especial para su reconstrucción y desarrollo, bajo la conducción soberana de su gobierno, para la que alentamos a la comunidad  internacional. Apoyamos el reclamo del Caribe de recibir reparaciones de las potencias coloniales por los horrores de la esclavitud.
    Señor Presidente:
    El Departamento de Estado ha vuelto a incluir a Cuba  en su lista unilateral y arbitraria de Estados patrocinadores del terrorismo internacional.  Su verdadero propósito es endurecer la persecución de nuestras transacciones financieras internacionales en todo el mundo y justificar la política de bloqueo.
    Durante el actual gobierno, se ha producido un recrudecimiento sin precedentes del carácter extraterritorial del bloqueo, con un marcado e inédito énfasis en el ámbito financiero, mediante multimillonarias multas a entidades bancarias de terceros países. Tal es el caso de la escandalosa e injusta mega-multa impuesta al banco francés BNP Paribas.
    Tampoco desiste de promover la desestabilización en Cuba, destina cada año presupuestos millonarios y se apoya de forma creciente en el uso de métodos encubiertos,  con el empleo de las tecnologías de la información y las comunicaciones.
    El proyecto ZunZuneo, de la USAID, que no solo viola las leyes cubanas, sino también las de su país, es la evidencia más reciente.
    Las últimas revelaciones sobre el uso de jóvenes de nuestro continente en labores subversivas en Cuba, financiado y ejecutado por USAID, confirman las reiteradas denuncias del gobierno cubano sobre la continuidad de los planes ilegales para subvertir el orden interno, en violación de la soberanía cubana y de terceros países y del Derecho Internacional.
    Es ineludible recordar que, en este mes, se cumplen 16 años de injusta prisión de tres cubanos del grupo de los Cinco –Gerardo, Ramón y Antonio–, quienes enfrentaron con sumo altruismo los planes terroristas que se organizan en territorio norteamericano contra nuestro país. Reitero, en nombre del pueblo y el gobierno de Cuba, que no descansaremos hasta lograr su regreso a la Patria.
    Cuba, por su parte, se mantiene serena y dispuesta al diálogo mutuamente respetuoso, responsable, sobre bases recíprocas, con el gobierno de Estados Unidos.
    Al mismo tiempo, avanza en el proceso de actualización de su modelo (socio)-económico, en medio de un escenario internacional adverso, marcado por la crisis económica global y el recrudecimiento del bloqueo.
    La actualización del modelo socialista cubano está encaminada a asegurar bienestar, equidad y justicia social para todas las cubanas y cubanos. Los cambios que realizamos buscan preservar las conquistas de la Revolución, por las que tantas generaciones han luchado. Tienen como objetivo, la construcción de un socialismo cubano cada vez más justo, próspero y sostenible.
    Muchas gracias (Aplausos).

    Es hora de conocer un poco más la realidad

    He rogado a los editores de Granma me exoneren en esta ocasión del honor de publicar lo que voy a escribir en la primera página del órgano oficial de nuestro Partido, pues pienso expresar puntos de vista personales sobre temas que, por conocidas razones de salud y de tiempo, no he podido plantear en los órganos colectivos de dirección del Partido y del Estado, como los Congresos del Partido, o las reuniones pertinentes de la Asam­blea Nacional del Poder Popular

    Foto: Planalto

    Foto: Planalto

    He rogado a los editores de Granma me exoneren en esta ocasión del honor de publicar lo que voy a escribir en la primera página del órgano oficial de nuestro Partido, pues pienso expresar puntos de vista personales sobre temas que, por conocidas razones de salud y de tiempo, no he podido plantear en los órganos colectivos de dirección del Partido y del Estado, como los Congresos del Partido, o las reuniones pertinentes de la Asam­blea Nacional del Poder Popular.

    En nuestra época los problemas son cada vez más complejos y las noticias se propagan a la velocidad de la luz, como muchos conocen. Nada ocurre hoy en nuestro mundo, que no nos enseñe algo a los que deseamos y somos capaces todavía de comprender nuevas realidades.

    El ser humano es una extraña mezcla de instintos ciegos por un lado y de conciencias por el otro.

    Somos animales políticos, como no sin razón afirmó Aristóteles, que quizás influyó más que ningún otro filósofo de la antigüedad en el pensamiento de la humanidad a través de casi 200 tratados, según se afirma, de los cuales se conservaron solo 31. Su maestro fue Platón, quien legó para la posteridad su famosa utopía sobre el Estado Ideal, que en Siracusa, donde trató de aplicarlo, casi le cuesta la vida.  Su Teoría Política quedó como apelativo para calificar las ideas como malas o buenas. Los reaccionarios la utilizaron para calificar tanto a Marx, como a Lenin, de teóricos, sin tomar para nada en cuenta que sus utopías inspiraron a Rusia y a China, los dos países llamados a encabezar un mundo nuevo que permitiría la supervivencia humana si el imperialismo no desata antes una criminal y exterminadora guerra.

    La Unión Soviética, el Campo So­cialista, la República Popular China y Corea del Norte, nos ayudaron a resistir con suministros esenciales y armas, el bloqueo económico implacable de Estados Unidos, el imperio más poderoso que jamás existió. A pesar de su inmenso poder, no pudo aplastar al pequeño país que a pocas millas de sus costas ha resistido durante más de medio siglo las amenazas, los ataques piratas, secuestros de barcos pesqueros y hundimientos de buques mercantes, destrucción en pleno vuelo del avión de Cubana de Aviación en Barbados, incendio de escuelas y otras fechorías similares. Cuando intentó invadir nuestro país con fuerzas mercenarias a la vanguardia, transportadas en buques de guerra de Estados Unidos como primer escalón, fue derrotado en menos de 72 horas. Más tarde las bandas contrarrevolucionarias, organizadas y equipadas por ellos, cometieron hechos vandálicos que dieron lugar a la pérdida de la vida o la integridad física de millares de compatriotas.

    En el estado de la Florida se ubicó la más grande base de actividades contra otro país que existía en aquel momento. Con el curso del tiempo el bloqueo económico se extendió a los países de la OTAN y otros muchos aliados de Amé­rica Latina, que fueron durante los primeros años cómplices de la criminal política del imperio, que hizo trizas los sueños de Bolívar, Martí y cientos de grandes patriotas de irreductible conducta revolucionaria en América Latina.

    Foto: Planalto

    Foto: Planalto

    A nuestro pequeño país, no solo se le negaba su derecho a ser una nación independiente como a cualquier otro de los numerosos Estados de América Latina y el Caribe, explotados y saqueados por ellos, sino el derecho a la independencia de nuestra Patria que sería totalmente despojado, cuando el destino manifiesto cumplimentara su tarea de anexar nuestra isla al territorio de Estados Unidos de Norteamérica.
    En la recién concluida reunión de Fortaleza se aprobó una importante Declaración entre los países que integran el grupo BRICS.

    Los BRICS proponen  una mayor coordinación macroeconómica entre las principales economías, en particular en el G-20, como un factor fundamental para el fortalecimiento de las perspectivas de una recuperación efectiva y sostenible en todo el mundo.

    Anunciaron la firma del Acuerdo constitutivo del Nuevo Banco de Desarrollo, con el fin de movilizar recursos para proyectos de infraestructura y de desarrollo sostenible de los países BRICS y otras economías emergentes y en desarrollo.

    El Banco tendrá un capital inicial autorizado de 100 mil millones de dólares. El capital inicial suscrito será de 50 mil millones de dólares, a partes iguales entre los miembros fundadores. El primer presidente de la Junta de Go­ber­nadores será de Rusia. El primer presidente del Consejo de Administración será de Brasil. El primer Presidente del Banco será de la India. La sede del Banco será en Shanghai.

    Anunciaron también la firma de un Tratado para el establecimiento de un Fondo Común de Reservas de Divisas para situaciones de contingencia, con un tamaño inicial de 100 mil millones de dólares.

    Reafirma el apoyo a un sistema multilateral de comercio abierto, transparente, inclusivo y no discriminatorio; así como a la conclusión exitosa de la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

    Reconocen el importante papel que las empresas estatales desempeñan en la economía; así como el de las pequeñas y medianas empresas como creadores de empleo y riqueza.

    Reafirman la necesidad de una reforma integral de las Naciones Unidas, incluido su Consejo de Seguridad, con el fin de hacerlo más representativo, eficaz y eficiente, de manera que pueda responder adecuadamente a los desa­fíos globales.

    Reiteraron su condena del terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, dondequiera que ocurra; y expresaron preocupación por la continua amenaza del terrorismo y el extremismo en Siria, a la vez que llamaron a todas las partes sirias a que se comprometan a poner fin a los actos terroristas perpetrados por Al-Qaeda, sus afiliados y otras organizaciones terroristas.

    Condenaron enérgicamente el uso de armas químicas en cualquier circunstancia; y dieron la bienvenida a la decisión de la República Árabe Siria de adherirse a la Convención sobre Armas Químicas.

    Reafirmaron el compromiso de contribuir a una justa y duradera solución global del conflicto árabe-israelí sobre la base del marco legal internacional universalmente reconocido, incluyendo las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, los Principios de Madrid y la Iniciativa de Paz Árabe; y expresaron apoyo a la convocatoria, en la fecha más temprana posible, de la Conferencia sobre el establecimiento de una zona de Oriente Medio libre de armas nucleares y otras armas de destrucción masiva.

    Foto: Planalto

    Foto: Planalto

    Reafirmaron la voluntad de que la exploración y utilización del espacio ultraterrestre deberán ser para fines pacíficos.

    Reiteraron que no hay alternativa a una solución negociada a la cuestión nuclear iraní, y reafirmaron apoyo a su solución a través de medios políticos y diplomáticos.

    Expresaron preocupación por la si­tua­ción en Irak y apoyaron al gobierno iraquí en sus esfuerzos por superar la crisis, defender la soberanía nacional y la integridad territorial.

    Expresaron preocupación por la si­tuación en Ucrania e hicieron un llamamiento para un diálogo amplio, la disminución del conflicto y la moderación de todos los actores involucrados, con el fin de encontrar una solución política pacífica.

    Reiteraron la firme condena al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones. Señalaron que las Naciones Unidas tienen un papel central en la coordinación de la acción internacional contra el terrorismo, que debe llevarse a cabo de conformidad con el derecho internacional, incluida la Carta de las Naciones Unidas, y con respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales.

    Reconocieron que el cambio climático es uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad, e hicieron un llamamiento a todos los países a construir sobre las decisiones adoptadas en la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), con miras a llegar a una conclusión exitosa para el año 2015, de las negociaciones en el desarrollo de un protocolo, otro instrumento legal o un resultado acordado con fuerza legal bajo la Convención es aplicable a todas las Partes, de conformidad con los principios y disposiciones de la CMNUCC, en particular el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas y sus respectivas capacidades.

    Expresaron la importancia estratégica de la educación para el desarrollo sostenible y el crecimiento económico inclusivo; así como destacaron el vínculo entre la cultura y el desarrollo sostenible.

    La próxima Cumbre de los BRICS será en Rusia, en julio del 2015.

    Pareciera que se trata de un acuerdo más de entre los muchos que aparecen constantemente en los despachos cablegráficos de las principales agencias occidentales de prensa. Sin embargo, el significado es claro y rotundo: La América Latina es el área geográfica del mundo donde Estados Unidos ha impuesto el sistema más desigual del planeta al disfrute de sus riquezas internas, el suministro de materias primas baratas, comprador de sus mercancías y el depositante privilegiado de su oro y sus fondos que escapan de sus respectivos países y son invertidos por las compañías nor­teamericanas en el país o en cualquier lugar del mundo.

    Nadie encontró nunca una respuesta capaz de satisfacer las exigencias del mercado real que hoy conocemos, pero tampoco podría dudarse de que la hu­manidad marcha hacia una etapa más justa de lo que hasta nuestros tiempos ha sido la sociedad humana.

    Repugnan los abusos cometidos a lo largo de la historia. Hoy lo que se valora es lo que sucederá en nuestro planeta globalizado en un futuro próximo.

    Có­mo podrían escapar los seres humanos de la ignorancia, la carencia de re­cursos elementales para alimento, sa­lud, educación, vivienda, empleo decoroso, se­guridad y remuneración justa. Lo que es más importante, si será esto o no posible, en este minúsculo rincón del Uni­verso. Si meditar sobre esto sirve de algo, será para garantizar en realidad la supremacía del ser humano.

    Por mi parte, no albergo la menor duda de que cuando el Presidente Xi Jinping culmine las actividades para cumplimentar su gira en este hemisferio, al igual que el Presidente de la Federación Rusa, Vladímir Putin, ambos países estarán culminando una de las proezas más grandes de la historia humana.

    En la Declaración de los BRICS, aprobada el 15 de julio de 2014 en Fortaleza, se aboga por una mayor participación de otros países, especialmente los que luchan por su desarrollo con miras a fomentar la cooperación y la solidaridad con los pueblos y de modo particular con los de América del Sur, se señala en un significativo párrafo que los BRICS reconocen en particular la importancia de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) en la promoción de la paz y la democracia en la región y en el logro del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza.

    He sido ya bastante extenso a pesar de que la amplitud e importancia del tema demandaban el análisis de importantes cuestiones que requerían alguna réplica.

    Pensaba que en los días subsiguientes habría un poco más de análisis serio sobre la importancia de la Cumbre de los BRICS. Bastaría sumar los habitantes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica para comprender que suman en este momento la mitad de la población mundial. En pocas décadas el Producto Interno Bruto de China superará al de Estados Unidos; ya muchos Estados solicitan yuanes y no dólares, no solo Brasil sino varios de los más importantes de América Latina, cuyos productos como la soya y el maíz compiten con los de norteamérica. El aporte que Rusia y China pueden hacer en la ciencia, la tecnología y el desarrollo económico de Suramérica y el Caribe es decisivo.

    Los grandes acontecimientos de la historia no se forjan en un día. Enormes pruebas y desafíos de creciente complejidad se vislumbran en el horizonte. Entre China y Venezuela se firmaron 38 acuerdos de cooperación. Es hora de conocer un poco más las realidades.

     

    Fidel Castro Ruz

    Julio 21 de 2014

    10 y 15 p.m.

     

     

     

     

     

    ( Tomado de Granma )

    El creciente poder chino-ruso obliga a EE.UU. a reconsiderar sus gastos militares pese a la crisis

    db8bfe6a3e4e8d84705bc6a421e47934_article

    Este año se considera fructífero para las relaciones entre China y Rusia, mientras que los vínculos de ambos países con Occidente se han deteriorado. El creciente poder chino-ruso obliga a EE.UU. a reconsiderar sus gastos militares pese a la crisis.

    Según publicó la revista japonesa ‘The Diplomat’, en los últimos años muchos expertos indicaron que las dos guerras de EE.UU., en Irak y en Afganistán, y el debilitamiento de su economía, han dado a China la oportunidad de aumentar su importancia en la arena mundial. Al mismo tiempo, el crecimiento de la economía china y la situación relativamente estable en términos de seguridad han ayudado a Pekín a consolidarse como una potencia hegemónica de Asia.El interés recientemente intensificado de Washington en la región obviamente no implica que exista la posibilidad de gastar dinero y recursos para equilibrar realmente la influencia que tiene allí China. Por ello, Pekín no tuvo que dar explicaciones por la amenaza que supuso cambiar el statu quo en la región estableciendo una nueva zona de defensa aérea en el mar de China Oriental el pasado mes de noviembre.

    Asimismo, China y Rusia conjuntamente son capaces de obligar a Washington a dividir sus fuerzas y, por lo tanto, a actuar sin eficacia. Para conseguirlo, los dos países necesitan solamente ampliar el número de desafíos que plantean a EE.UU. en materia de seguridad, algo que aumentará aún más la presión sobre los recursos de las Fuerzas Armadas del país norteamericano, que ya están al límite. Moscú y Pekín, publica ‘The Diplomat’, parecen haber resuelto, al menos temporalmente, sus disputas territoriales y ahora están colaborando a nivel estratégico en un intento de forzar a EE.UU. a retirarse completamente de Asia.

    Actualmente se presta mucha atención a la estrategia china para impedir el acceso a determinadas áreas en Asia, cuyos componentes clave son misiles balísticos antibuque DF-21D  y también la nueva zona de defensa aérea. Por su parte, Rusia está aumentando su presencia en el Ártico y ahora está desplegando en su territorio del extremo norte un amplio sistema de radar de detección temprana y unidades de guerra radioelectrónica.

    Evidentemente, EE.UU. buscará equilibrar la creciente presencia rusa en el Ártico, pero esta búsqueda de “un equilibrio de poderes” en esta región solo dificultará el reparto del presupuesto de Defensa del país y desviará parte de sus recursos del asunto asiático.

    Algunos expertos dudan que Washington pueda evitar la quiebra después de aumentar seriamente el gasto en Defensa. Es poco probable que EE.UU. pueda reaccionar simultáneamente al ascenso de China en Asia y al crecimiento de la presencia rusa en el Ártico y en las fronteras de los países bálticos, donde según algunas informaciones, Rusia está desplegando sistemas tácticos de misiles Iskander, considerado un elemento estratégico en las tensiones ruso-estadounidenses por el escudo antimisiles de la OTAN en Europa.

    Para hacer frente efectivamente a los desafíos a largo plazo provenientes del eje China-Rusia, es posible que EE.UU. tenga que hacer importantes cambios en su estrategia.

    http://actualidad.rt.com/

    Libia y el “social imperialismo”: dos años después

    Libia

    Lenin llamó social-imperialistas a los socialdemócratas alemanes que en su rechazo hacia el zar de Rusia defendieron  la guerra del 1914; Mao adulteró el término en sí peyorativo para referirse a la Unión Soviética y así justiciar su alianza con EEUU, el imperialismo “decadente”. Hoy, aquel término puede transmitir la hipocresía de las “intervenciones/guerras humanitarias”  y la imposible unión entre dos ideas contrarias.

    Dos años después del ataque indiscriminado de la OTAN contra el Estado libio que acabó con la vida de miles de personas —¡para liberarlos de Gadafi!—,destruyó buena parte del país y acabó con Libia como Estado, se van conociendo las falsedades vertidas por los enemigos extranjeros del país (Ver Complot contra Libia). Obama y Cameron, en su propaganda de guerra, acusaron a Gadafi de cometer “genocidio” (aniquilación sistemática de un grupo étnico, racial o religioso” sucedido en Ruanda, Congo o Darfur) contra su pueblo, término escogido cuidadosamente que permitía a la OTAN intervenir en Libia aplicando la doctrina de los huevos de oro de la Responsabilidad de Proteger (R2P)  de la ONU —¡que no se ha aplicado a la población de Gaza o de Bahréin. Poco importó que el propio Robert Gates, secretario de Defensa de EEUU, confesara que no habían podido confirmar tal hecho. Luego, exageraron con “la muerte de decenas de miles de civiles”, a la vez que Amnistía Internacional desmentía a personajes como el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional Luis Moreno-Ocampo la “violación de mujeres libias” por los soldados que encima llevaban viagra en sus bolsillos.

    Así, la OTAN se lanzó a salvar el pueblo libio, mientras sus barcos dejaban morir en alta mar a los que huían de la guerra, denunció The Gardian.

    El colmo de la hipocresía fue acoger al  ex jefe de la inteligencia de Gadafi y a Abdul Jalil, ministro de justicia del régimen, que en vez de ser enviados a la Corte Penal Internacional por ser integrantes de la dictadura, se les ofreció colaborar con aquella alianza militar. ¡Que la bandera negra de Al Qaeda fuera izada en el Palacio de Justicia de Bengasi tras asesinar a Gadafi y que Jalili fuera designado por los occidentales a liderar la transición libia hacia la “democracia” fueron la guinda del desparpajo sin rubor!

    EEUU, sus socios europeos e Israel, en la aplicación de la política del “control de daños” ya habían canalizado las rebeliones espontáneas en Egipto y Túnez, las habían contenido en Irak, Yemen, Arabia Saudí y Bahréin, y ahora en Libia se quitaban la hoja de parra, exhibiendo su poderío.

     

    Derrocar a un aliado

    Libia, el país del milenario pueblo  Libu, habitado por un centenar de tribus árabes y bereberes, de religión musulmana sunita, experimentó un giro radical en su política a partir del fin de la Guerra Fría. Muamar Gadafi, un dictador y un férreo anti comunista, empezó a coquetear con Occidente: en 2002 pagó unos 2.940 millones de euros a las víctimas de Lockerbie (a la vez que negaba su implicación en el atentado) y aceptó “la legalidad internacional, pese a que esté falseada e impuesta por EEUU”El nombre de su país estaba incrustado en la lista del Eje del mal y en el ataque devastador angloamericano a Irak en 2003, hacía pedagogía del terror. Aceptó desarmarse —por las presiones de Israel, país con armas nucleares, biológicas y químicas—, para pasar a ser comprador de armas a los mismos países que años después bombardearían su indefenso país.  [Pasa lo mismo con Siria. Ningún dictador es mínimamente inteligente, sino no sería dictador]. Entre 2005 y 2009 Europa le vendió 834,54 millones de euros en armas (España, 2.000 millones). Colaboró con la “guerra contra el terror” de la CIA llenando sus cárceles con personas sin ningún derecho a defenderse. Los bancos occidentales, que le recibían con la alfombra roja e implantaban su haima en los palacios, estaban haciendo su agosto con los depósitos de Libia. Para colmo, el líder de la república “socialista” libia financió al candidato de la extrema derecha francesa, Nicolás Sarkozy.

    Cierto. Estamos ante un personaje complejo que, por desgracia para los analistas maniqueos, abundan en el Sur. Dictadores autoritarios o totalitarios y nacionalistas —que se encuentran fuera de la órbita de EEUU—, pero comparten la cama con otros imperialistas: Reino Unido, Alemania o Francia.

     

    Aun así, EEUU decidió matarlo (recordad el “Vini vidi vinci” de Hillary Clinton) porque:

    1.     Occidente tenía más miedo a un Gadafi capaz de usar el “poder blando”  que al Gadafi “loco”.

    2.    Aplastar la futura Primavera Libia, antes de que se complicara la situación, como sucedió en Egipto. En Libia, EEUU no tenía ninguna influencia sobre el ejército y no podía recurrir a un golpe de estado.

    3.    Gadafi no se convirtió en un títere. Además, su carácter imprevisible generaba inseguridad para sus planes militares y económicos en África. Dijo Marco Rubio, el senador republicano estadounidense que su “interés nacional pide la eliminación de Gadafi del poder”. Había bloqueado las oportunidades de EEUU en Libia. Bechtel (gigante en ingeniería) y Caterpillar (fabricante de equipos de construcción) habían sido excluidas en favor de las compañías rusas, chinas y alemanas.  Ya en septiembre de 2011, el embajador de  EEUU, Gene Cretz, anunciaba que un centenar de empresas de su país planeaban hacer negocios en Libia post Gadafi. También, el secretario de Defensa británico Philip Hammond, nada más asesinar al líder africano, invitó a los empresarios a ir a reconstruir lo que la OTAN destruyó: eso se llama “capitalismo buitre” o “destrucción creativa”. La compañía General Electric sueña con ganar hasta 10.000 millones de dólares invirtiendo en el devastado país.

    4.    Proclamaba una África con una identidad política integrada, no dividida entre una “África blanca, civilizada mediterránea” y otra “negra bárbara”. Defendió su autosuficiencia, desligada de las instituciones financieras occidentales.

    5.    Contener el incremento del poder e influencia del propio  Gadafi en el continente, que impedía la libre circulación del capital occidental por la región. Libia, bajo su liderazgo, tenía unos 150.000 millones dólares invertidos en África.

    6.    Fue visto por Washington como el principal obstáculo para el dominio militar de EEUU en África. 45 países se habían negado a ser sede de Africom. Ahora, Libia es una candidata para albergar el comando militar de EEUU. Además, la OTAN puede hacerse con el levante mediterráneo:  sólo queda eliminar al sirio Bashar Al Asad  para “atlantizar” la cuenca de este mar.

    7.    Se convirtió en el principal aliado de los BRICS, sobre todo de China. Los contratos de unas 70 empresas chinas cuyo valor ascendía a 18.000 millones dólares fueron congelados tras la guerra.

    Rusia también perdió unos 4.000 millones de dólares en contratos de armas  (verLibia: un negocio de guerra redondo)

     

    El especial papel de Israel

    Lo primero que la futura  Nueva Libia recibía de los israelíes fue las smart-bombalanzadas desde la aviación de la OTAN en 2011. Mientras Mossad y otros servicio aliados iban detrás de un Gadafi anti-israelí, los rebeldes negociaban el intercambio de embajadores con los hebreos.

    Tel Aviv, tras acabar con Irak como Estado rival —a través del “papá EEUU”— y mientras seguía debilitando a Irán, canalizando la rebelión popular contra Mubarak en Egipto, incitó y participó activamente en acabar con la poderosa Libia y su líder. En 2007, Goldman Sachs, una de las instituciones financieras del lobby judío, se quedó con la totalidad de los 1.500 millones de dólares invertidos por Gadafi, quien no pensaba perdonárselo.

    El papel del lobby pro israelí en la ONU y en los medios de comunicación (entre ellosAl Jazira) fue determinante para demonizar al jefe del Estado libio ante la opinión pública.

    Israel, en su avance por África, la divide por el color de la piel de sus gentes, las creencias religiosas y grupos etnolingüísticos, apoyando la “África negra” contra  la “árabe-musulmana” (ver El bombardeo de Sudan por Israel).

    El chovinismo del régimen israelí, dirigido por los europeos ashkenazíes, alcanzó en la década de los 90 a los mizrahíes,  judíos “impuros” del norte de  África y Medio Oriente: sometió a cientos de mujeres judías etíopes solicitantes de emigración a una esterilización oculta y forzosa antes de admitirlas.

    Hoy, y tras perder a su firme aliado Husni Mubarak, Netanyahu intentará convertir a la “nueva” libia en un apoyo estratégico.

     

    ¿Qué pasó con el petróleo libio?

    Dueña de la primera reserva de hidrocarburo de África y además de alta calidad, Libia exportó 379.5 millones de barriles de petróleo en 2012.

    A pesar de EEUU y la UE,  la Libia de hoy manda más petróleo a China que en la era de Gadafi: si en 2010 el 30% de su Oro Negro iba Italia, el 16% a Francia y el 11% a China, un año después China ocupaba el lugar de los franceses, comprando hasta 100.000 barriles al día. El trato de favor lo recibe Eni, la compañía de la vieja metrópoli. Las compañías Shell y BP no han ganado el concurso de licitación para explotar el petróleo: curiosa paradoja.

    La producción del crudo ha caído de 1,4 millones de barriles al día en 2010 a unos 500.000  a causa de la marcha de los técnicos de las compañías extranjeras, del sabotaje en los oleoductos por los grupos opositores y la venta de fuel en el mercado negro por las mafias armadas. Ni los 18.000 vigilantes contratados por el gobierno han conseguido que el aceite fluya con seguridad:  muchos de ellos son contrarios a los dignatarios de Trípoli. Situación que, si por un lado ha  induciendo al coma a una economía dependiente de la venta de hidrocarburo, por otro obliga a los clientes como Turquía a recurrir a la energía nuclear. Ankara está construyendo una planta en Akköy, ubicado en una región sísmica.

    A la deriva 

    Destruir Libia es otro de los logros de Barak Obama. Este hijo traicionero de África, que apoya a los dictadores del continente, ha balcanizado a Sudan, ha desestabilizado Somalia y ha desviado las “primaveras árabes” respaldando a los militares o al sector más reaccionario de los islamistas.

    La ola de violencia contra la población negra del país, el personal diplomático y los organismos internacionales no cesa: empezó con la matanza de miles de ciudadanos negros y/o defensores de Gadafi y continuó con el asesinato del embajador de EEUU, el ataque al cónsul italiano, el atentado contra las embajadas de Francia, de Rusia y las edificios de  la ONU,  y está terminando en una guerra civil y la desintegración del país. Aún puede ir a peor.

    http://blogs.publico.es/

    Cuba: Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores

    17ya-cubaminrexResultan alarmantes los recientes pronunciamientos del gobierno de Estados Unidos y varios de sus aliados de la OTAN que instan a una acción militar en Siria, ignorando los esfuerzos que realizan algunos Estados para alcanzar una solución política al conflicto que desangra a esa nación árabe.

    Es necesario recordar que quienes más abogan hoy  por una acción militar contra Siria son los mismos que lanzaron cruentas guerras sin mandato del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, bajo  la mentira deliberada de la existencia de armas de exterminio en masa o con el pretexto de la protección a civiles, que ocasionaron cuantiosas muertes de personas inocentes, incluidos niños, a las que  califican como “daños colaterales”.

    Se llama a atacar a Siria, precisamente cuando su Gobierno ha autorizado la Misión de Investigación de Naciones Unidas sobre el presunto uso de armas químicas en ese país y esta ha iniciado sus labores en el terreno.

    Cuba condena cualquier uso de armas químicas y otras de exterminio en masa y está firmemente comprometida con la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción, el Almacenamiento y el Empleo de Armas Químicas y sobre su Destrucción y con el estricto cumplimiento de sus disposiciones.

    La información disponible sobre la crisis en Siria es fragmentada, imprecisa y objeto de frecuente manipulación.

    Una agresión contra Siria provocaría gravísimas consecuencias para la ya convulsa región del Medio Oriente, constituiría una flagrante violación de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional y aumentaría los peligros para la paz y la seguridad internacionales.

    Cuba reitera su convicción de que es necesario encontrar una solución política y expresa su enérgico rechazo a cualquier intento de socavar la independencia, la soberanía e integridad territorial de Siria, y la autodeterminación de su pueblo.

    La Habana, 28 de agosto de 2013

    La mentira tarifada

    Fidel Castro

    Fidel Castro

    Me mueve a escribir el hecho de que muy pronto ocurrirán acontecimientos graves. No transcurren en nuestra época diez o quince años sin que nuestra especie corra peligros reales de extinción. Ni Obama ni nadie podría garantizar otra cosa; lo digo por realismo, ya que solo la verdad nos podría ofrecer un poco más de bienestar y un soplo de esperanza. Hemos llegado en materia de conocimientos a la mayoría de edad. No tenemos derecho a engañar ni a engañarnos.

    En su inmensa mayoría la opinión pública conoce bastante sobre el nuevo riesgo que está a sus puertas.

    No se trata simplemente de que los cohetes cruceros apunten hacia objetivos militares de Siria, sino que ese valiente país árabe, situado en el corazón de más de mil millones de musulmanes, cuyo espíritu de lucha es proverbial, ha declarado que resistirá hasta el último aliento cualquier ataque a su país.

    Todos conocen que Bashar al Assad no era político. Estudió medicina. Se graduó en 1988 y se especializó en oftalmología. Asumió un papel político al morir su padre Hafez al Assad en el año 2000 y tras la muerte accidental de un hermano antes de asumir aquella tarea.

    Todos los miembros de la OTAN, aliados incondicionales de Estados Unidos y unos pocos países petroleros aliados al imperio en aquella zona del Medio Oriente, garantizan el abastecimiento mundial de combustibles de origen vegetal, acumulados a lo largo de más de mil millones de años. La disponibilidad de energía procedente, en cambio, de la fusión nuclear de partículas de hidrógeno, tardará por lo menos 60 años. La acumulación de los gases de efecto invernadero continuará así creciendo a elevados ritmos y tras colosales inversiones en tecnologías y equipos.

    Por otro lado se afirma que en el 2040, en apenas 27 años, muchas tareas que hoy realiza la policía como imponer multas y otras tareas, serían realizadas por robots. ¿Se imaginan los lectores cuán difícil será discutir con un robot capaz de hacer millones de cálculos por minuto? En realidad era algo inimaginable años atrás.

    Hace apenas unas horas, el lunes 26 de agosto, despachos de agencias clásicas bien conocidas por sus servicios sofisticados a Estados Unidos, se dedicaron a difundir la noticia de que Edward Snowden se había tenido que establecer en Rusia porque Cuba había accedido a las presiones de Estados Unidos.

    Ignoro si alguien en algún lugar le dijo algo o no a Snowden, porque esa no es mi tarea. Leo lo que puedo sobre noticias, opiniones y libros que se publican en el mundo. Admiro lo valiente y justo de las declaraciones de Snowden, con lo que a mi juicio prestó un servicio al mundo al revelar la política repugnantemente deshonesta del poderoso imperio que miente y engaña al mundo. Con lo que no estaría de acuerdo es que alguien, cualesquiera que fuesen sus méritos, pueda hablar en nombre de Cuba.

    La mentira tarifada. ¿Quién la afirma? El diario ruso “Kommersant” ¿Qué es este libelo? Según explica la propia agencia Reuters el diario cita a fuentes próximas al Departamento de Estado norteamericano: “el motivo de ello fue que en el último minuto Cuba informó a las autoridades que impidieran que Snowden tomara el vuelo de la aerolínea Aeroflot.

    “Según el rotativo, […] Snowden pasó un par de días en el consulado ruso de Hong Kong para manifestar su intención de volar a Latinoamérica vía Moscú.”
    Si yo quisiera podría hablar de estos temas sobre los que conozco ampliamente.

    Hoy observé con especial interés las imágenes del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, durante su visita al buque insignia del destacamento ruso que visita a Venezuela después de su anterior escala en los puertos de La Habana y Nicaragua.

    Durante la visita del Presidente venezolano a la nave me impresionaron varias imágenes gráficas. Una de ellas fue la amplitud de los movimientos de sus numerosos radares capaces de controlar las actividades operativas de la nave en cualquier situación que se presente.

    Por otra parte, indagamos sobre las actividades del mercenario rotativo “Kommersant”. En su época fue uno de los más perversos medios al servicio de la extrema derecha contrarrevolucionaria, la cual disfruta que el gobierno conservador y lacayo de Londres envíe sus bombarderos a la Base Aérea en Chipre, listos para lanzar sus bombas sobre las fuerzas patrióticas de la heroica Siria, mientras en Egipto, calificado como el corazón del mundo árabe, miles de personas son asesinadas por los autores de un grosero golpe de Estado.

    En esa atmósfera se preparan los medios navales y aéreos del imperio y sus aliados para iniciar un genocidio contra los pueblos árabes.

    Es absolutamente claro que Estados Unidos tratará siempre de presionar a Cuba como hace con la ONU o cualquier institución pública o privada del mundo, una de las características de los gobiernos de ese país y no sería posible esperar de sus gobiernos otra cosa, pero no en balde se resisten 54 años defendiendo sin tregua —y el tiempo adicional que fuera necesario—, enfrentando el criminal bloqueo económico del poderoso imperio.

    Nuestro mayor error es no haber sido capaz de aprender mucho más en mucho menos tiempo.

    Fidel Castro Ruz
    Agosto 27 de 2013
    8 y 34 p.m.

    Colombia: ¿San Álvaro o san Juan Manuel? ¿Cuál de los dos es más?

    Por: Eligio Damas

    Haber sido Ministro de la Defensa de Uribe, procedente del sector civil, más siendo de la godarria colombiana, son motivos para desconfiar de alguien. ¿Acaso un individuo con los antecedentes de Álvaro Uribe, es susceptible de llegar a un cargo de esa naturaleza, dentro del cuadro político del vecino país, así como así, por descuido, a alguien de quien se pudiera esperar un cambio radical a favor de la paz y los intereses del pueblo colombiano, sobre todo de los campesinos, los perseguidos y acosados?

               Esa pregunta me le vengo haciendo desde el mismo momento que Santos se reunió con Chávez en Santa Marta y acordaron recomponer lo que Uribe había destrozado. Los bombardeos por los lados de Sucumbíos, en territorio ecuatoriano, donde murió Raúl Reyes y de paso se violentó la soberanía del país de Rafael Correa, fueron ordenados y supervisados por Juan Manuel Santos, quien después de los hechos exhibía su sonrisa sardónica, como burlándose de todo el mundo.

              Lo de Santa Marta lo entendimos, como resultado de la presión que grupos económicos, sobre todo industriales, del lado colombiano, ejercieron sobre su gobierno para que normalizase las relaciones económicas, casi estancadas por la soberbia y descarada provocación de Uribe, que les estaban llevando a una situación penosa.

                Aquella frase que el presidente Chávez atribuyó a Santos, “No permitamos que nadie nos descarrile”, la aceptamos como buena porque no había razones para rechazarla y nos embargaba el deseo que las cosas funcionasen mejor que como lo habían hecho con Uribe. Pero aun así, nació en nosotros la duda. O mejor, emergió a la superficie algo que allí estaba, esperando motivos. ¿Puede este hombre, con sus antecedentes, su discurso de campaña antichavista y anti venezolana, vinculado estrechamente a la oligarquía colombiana o mejor formando parte de ella, lo que es lo mismo que representar los interés gringos, dar un cambio de tal magnitud de manera sincera y con fines duraderos?

                Los acontecimientos continuaron su marcha y se nos vino encima, cuando menos lo esperábamos, el acercamiento entre la guerrilla y el gobierno de Santos, para iniciar conversaciones en la búsqueda de la paz.

                Esta iniciativa, asumida también por el gobierno de Bogotá, pese a su disposición a mantener las 7 bases militares gringas, de las cuales no se piensa hablar, que uno sepa, en la ronda de conversaciones, y la negativa del mismo a establecer un acuerdo de cese al fuego, propuesto por la guerrilla, la tomamos como buena. “Por algo se empieza”, nos dijimos más por la buena fe que nos embarga, que por convicción o creencia en la actitud de Santos.

               Pensábamos, partiendo de un análisis elemental, que de las primeras cosas a discutir sería el asunto de la tierra. En eso acertamos y nos sorprendimos, que se hubiese llegado a acuerdos sobre ese álgido tema con tanta prontitud.

               Eso volvió a prendernos las alarmas y preguntarnos con insistencia ¿qué buscan Juan Manuel Santos y quienes detrás de él andan? Porque seguíamos negándonos a creer que fuese un acto de contrición y arrepentimiento por conductas pasadas.

                De repente, cuando uno menos se lo esperaba y habiendo asistido a la toma de posesión de Maduro, Santos retorna al Chuky y recibe a quien fuese el candidato derrotado de la oposición venezolana. Pero no se quedó a allí. Apenas horas de haberse anunciado un acuerdo transcendente y para nosotros muy difícil en las conversaciones de la Habana, anuncia su voluntad de pedir ingreso en la OTAN que terminó en un “acuerdo de cooperación mutua”.

                ¿Para qué hizo eso, aparte del interés de estar en buenas migas con la organización belicista para fines ulteriores?

                Pienso en una toma de posición y firma de un convenio para “sumar experiencias y jugar un importante rol internacional en el área defensiva”, como han explicado de Bogotá, para dejar sentado que tal proceder guerrerista y por tal peligroso, no será sujeto de objeción posterior de la guerrilla.

                Un tómalo o déjalo, rompan las conversaciones y les denunciaremos como belicistas e insinceros, parece ser la estrategia de Santos.

                A esta altura uno se pregunta. ¿Para qué quiere Colombia, ese tratado con la OTAN, estando a punto de alcanzar un acuerdo interno de Paz y subsistiendo condiciones casi fraternales entre los pueblos de América Latina sobre todo del Sur?

                Aparte de lo que ya Santos dijo, su Ministro de la Defensa ha alegado que sirve para prepararse ante posibles agresiones trasnacionales. ¿Cuáles son esas? ¿Tal temor no puede encarrilarse dentro del CELAC y las instancias nuestras?

               Estos acontecimientos, permiten comprender que no son resultados de conductas irracionales, reacciones incontroladas, como dijese el embajador Roy Chaderton, por supuesto, en su rol de diplomático cuidadoso, sino que dan  indicios de lo que podrían ser los verdaderos planes de Santos. Ahora sí, los hechos se nos hacen racionales.

               Como dijimos en artículo anterior, la paz que Santos anhela para Colombia en lo interno, pudiera servirle para prepararse no para defenderse de agresiones trasnacionales, sino para emprender el rol de agresor. Para ello contaría con la paz interna, los exguerrilleros desarmados, bajo control, las siete (7) bases gringas ya instaladas, las que pudieran venir y “el acuerdo de cooperación mutua” con la OTAN. Si faltaba la guinda, esta podría ser la compra de aviones de combate por parte de venezolanos, que ha denunciado José Vicente Rangel, los cuales según el denunciante serían entregados, atendiendo a las coordenadas, en una de las bases gringas en Colombia.

                Este último cuadro si es de verdad racional y acorde con la naturaleza de Chuky.

    A %d blogueros les gusta esto: