Hallan en China un cráneo de un animal que vivió hace cinco millones de años

Científicos chinos han descubierto un cráneo fosilizado de un antiguo caballo de Hipparion, que se caracterizaba por tener tres dedos, que tiene una edad de cinco millones de años y que se ha conservado perfectamente hasta nuestros días.

Según Deng Tao, experto del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados de la Academia de Ciencias de China, el cráneo fosilizado de Hipparion fue descubierto a finales de enero en la provincia de Gansu, en el noroeste del país. Los científicos subrayan que el último hallazgo se ha conservado mejor que cualquier otro anteriormente descubierto en China.

Los paleontólogos chinos esperan que los fósiles encontrados ayuden a avanzar los estudios actuales en este ámbito, y en particular arrojen luz sobre el estudio de los senos nasales de este antiguo animal.

Hipparion es un género extinto de la familia del caballo, que reúne a más de 50 especies de animales. Los animales de este género provienen de Norteamérica, de donde supuestamente se extendieron por todo el mundo. También se encontraron restos fósiles de Hipparion en Asia y África.

Artículo completo en: http://actualidad.rt.com/ciencia_y_tecnica/inventos/issue_36360.html

Hallado en Teruel un yacimiento con restos de un dinosaurio gigante que se encuentra entre los más grandes del mundo.

Paleontólogos de Dinópolis encuentran el húmero (hueso de la extremidad delantera del dinosaurio) más grande del mundo, lo que confirma el hallazgo del mayor dinosaurio europeo y uno de los mayores del mundo. Se trata del húmero más largo registrado en el Cretácico (125 m.a. – 65 m.a.) y sus dimensiones sólo son superadas por lo húmeros de los Brachiosaurus, un tipo de dinosaurios con las patas delanteras mucho más desarrolladas que las traseras.

El yacimiento forma parte de un conjunto de diecisiete, situados en la localidad española de Riodeva, situada en la provincia de Teruel.

El conjunto tiene  un valor excepcional por la diversidad (variedad) de fósiles encontrados, tanto de dinosaurios herbívoros, como carnívoros y por el periodo al que pertenecen ( hace unos 100 m. a.), momento en que el registro de dinosaurios en Europa es muy escaso.

Las investigaciones previas indican que los restos del primer yacimiento excavado pertenecen a un saurópodo (herbívoro de gran tamaño) de entre 30 y 35 metros de longitud y de entre 40 y 50 toneladas de peso. Esto lo convierte en el dinosaurio más grande encontrado nunca en Europa  y lo equipara al Argentinosaurus, reconocido hasta ahora, como el animal terrestre más pesado que ha poblado el planeta.

Con 1,78 m de longitud conservados, el húmero de Teruel, uno de los numerosos huesos encontrados, indica que se trataría de un dinosaurio, de similar tamaño que el hallado en Argentina. La cabeza y cola de este animal  sobresaldrían más de tres metros por cada extremo de una cancha de baloncesto.
El húmero del saurópodo turolense supera ampliamente los 1,69m. del egipcio Paralititan,  lo que lo convierte en  el mayor, con diferencia, de los húmeros conocidos de cualquier dinosaurio del periodo Cretácico ( hace 120 m.a. – 65 m.a.)

La importancia de este hallazgo radica además en la cantidad y la diversidad de los huesos recuperados ( fósiles de los huesos largos de las patas traseras y delanteras, pies, manos, vértebras, huesos de la cadera y cientos de esquirlas no clasificadas) que permitirán extraer mucha información sobre el animal.

 

En la imagen puede verse a un miembro del equipo trabajando en una zona especialmente rica en restos fósiles

Durante la reunión de la Sociedad Europea de Paleontología, celebrado en Teruel el pasado mes de septiembre, especialistas en reptiles mesozoicos se mostraron “entusiasmados” con los hallazgos, tanto es así, que investigadores británicos han comenzado ya las primeras colaboraciones con el equipo de paleontólogos de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel.

En estos momentos se ha iniciado el proceso, junto con la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, para exponer en Dinópolis los primeros restos de este dinosaurio. Además, en un futuro próximo y una vez finalizado el proceso de preparación de los huesos y  la reconstrucción de los elementos ausentes, se tiene previsto reconstruir  el esqueleto completo del  saurópodo.

Según Luis Alcalá, director gerente de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel “estos hallazgos suponen una muestra del acierto que el Gobierno de Aragón ha tenido al fomentar el trabajo de los paleontólogos”. Según Alcalá “la inversión que se realiza en instituciones como nuestra Fundación constituye un magnífico ejemplo de reversión de activos a la sociedad, materializada como cultura científica en el conocimiento de nuestro pasado, así como el aprecio por el trabajo de los investigadores y en el disfrute de sus interpretaciones de un modo lúdico en instalaciones como Dinópolis.  Todo ello-continúa Alcalá- configura un escenario modélico de progreso conjunto en la calidad de la ciencia, de la educación y del ocio”

 

A %d blogueros les gusta esto: