El encuentro en Berlín no sirvió para enfrentar al enemigo…

periodistas_cubanos_alemaniaEstuve unos días fuera… no “a fuera”, sino fuera, offline quiero decir. Al llegar me encuentro que el “tema alemán” ha crecido sostenidamente. El 95 % de los comentarios, son viscerales, ofensivos, puro berrinche. Son pocos los que valen la pena tener en cuenta, hasta el tal Siro4tel me mencionó en un post. ¿Tal vez pueda poner eso en mi currículo? Tengo que preguntar. De las declaraciones de los jóvenes que asistieron a Berlín me entusiasmó el texto de Roberto Peralo en la Joven Cuba y el de María Antonieta Colunga en su blog Nube de Alivio.
Para aliviar la carga a los pacientes lectores voy a hacer un cuestionario a tiro rápido:
¿Es ético asistir a ese tipo de encuentros sabiendo de antemano que lo financian los mismos dineros que financian el terrorismo contra Cuba?
¿Hay que satanizar a los jóvenes que asistieron?
Creo que estas dos cuestiones son medulares. No insisto en el origen del financiamiento sucio, porque está más que probado y eso dejó de ser, en el estado actual del debate, la cuestión principal. Como tampoco perderé un segundo en cuestionar el proyecto Periodismo de Barrio o Journalismus Nachbarschaftcomo ya le dicen algunos, porque en mi opinión de “más sabe el diablo por viejo…” ese asunto nada tiene de barrio y el tiempo, como bien dice Tunie en su post,  será el encargado de probarlo. Por otro lado, esa tampoco es la cuestión principal.
Entrando en materia.
En las muchas opiniones que salieron a defender el enrolamiento de los jóvenes cubanos en un proyecto financiado por los centros de inteligencia que sostienen la Guerra de Cuarta Generación contra nuestras naciones, ha faltado, en mi opinión, el reconocimiento a este concepto y cuando se ha mencionado, ha sido como si los de la CIA sean solo unos chicos traviesos que no saben lo que hacen. Comprender que vivimos en una “tercera guerra mundial por etapas” es básico, para para tomar partido en este asunto.
La primera disyuntiva que aparece ante nuestras conciencias cuestiona si es ético asistir a un encuentro así, sabiendo de antemano que está coordinado y financiado por el mismo dinero que presta servicios a los que siguen defendiendo el terrorismo contra Cuba y en las condiciones del de Berlín en particular. La respuesta que doy a la pregunta es un rotundo no. No es posible ir a conocer la puerta de Brandeburgo con un boleto que pagó el financista de las campañas calumniosas contra Cuba.
Esta puede parecer una posición extremista o retrógrada, pero no, es de principios. Hay cuestiones que son las que sostienen nuestras columnas. Ahora que Toledo Sandé comentó esos versos, los aprovecho para el análisis y pienso en lo que hubiese ocurrido si la bandera hubiese permanecido allí; Martí con dolor no habría entrado y nosotros nos hubiésemos perdido ese extraordinario poema que es La Bailarina Española.
Un viejo refrán sostiene que: no puedes impedir que te abofeteen, pero sí que te acaricien el rostro. No es auto bloqueo – y difiero del comentario de Silvio, citado por Harold en Facebook– es dignidad, por cierto algo que aprendí de sus canciones, o de él mismo. Recuerdo en los años 90 cuando le invitaron en una entrevista a ir a cantar a Miami y contestó con toda razón: “Se que si canto allí, se llena la calle 8, pero no”. En uno de los comentarios que siguen el tema, alguien alucinado aseguró que si la FNCA invita a debatir a nuestros jóvenes debemos ir. Definitivamente eso es un despropósito mayor, por no decir otra palabra. A todos les quiero recordar lo ocurrido en la Cumbre de las Américas cuando quisieron sentar en el mismo salón al asesino del Che y a los jóvenes revolucionarios.
Eso significa que debemos eludir el debate o no utilizar las “armas del enemigo” como bien preguntan los camaradas de la Joven Cuba. Por supuesto que no se puede eludir el debate, y hay que arrebatarle las armas al enemigo y con ellas hacer la revolución. Pero no es el caso que estamos debatiendo.
El encuentro en Berlín no sirvió para enfrentar al enemigo, sino para intentar la legitimación, con la presencia de nuestros jóvenes -subrayo nuestros y agrego cubanos- de un proyecto de subversión y dar razones para incrementar el dinero de esos negocios que conforman, lo que han llamado con razón, la Industria de la Contrarrevolución en su versión europea. Varias son las vías de financiamiento que usan para el Golpe Suave. Dinero contante y sonante (por la Western Union, valija diplomática o los mensajeros), premios, viajes, proyectos.
Hace unos años un alto funcionario de la entonces Oficina de Intereses de los EEUU, se puso una camisita “manhattan” y con cara de buena gente, se apareció en un encuentro de blogueros cubanos que se efectuaba en la calle 23 si mal no recuerdo. Los allí asistentes abrieron paso al tipo, escucharon lo que tenía que decir y luego ellos mismos les dejaron bien claro cuáles eran nuestras razones. Ese es un ejemplo de no eludir el debate tal y como pide Roberto en su post y reafirmo en este. En cuanto a las armas. Bueno usamos Internet para combatir. Ya sabemos quién y para que lo inventó.
Lo de Berlín fue un plan urdido para seducir, y si no podían reclutar a los muchachos y muchachas del grupo,  generar dudas sobre ellos y promover la polémica, todo lo cual da publicidad – más dinero- y de paso refuerza la supuesta segregación generacional. Como se comenta en el post anterior: Ser joven y periodista es estar dos veces en el centro de atención y en la línea de fuego de los servicios de inteligencia enemigos.
Más elementos sobre el propósito de ese encuentro los aporta María Antonieta en su post  que alude a los criterios que usó la organizadora y los que visan, para otorgar los boletos de avión rumbo a Europa.  Dice el texto “los periodistas de Taz y de los medios visitados, tendrían la oportunidad de dialogar con colegas de un país tan distante y conocer de primera mano, sin mediación de fuentes prejuiciadas al respecto, cómo es el ejercicio del periodismo en Cuba” Mi joven amiga se equivoca, tal condición no existe. No hay entre los periodistas cubanos, de ninguna generación, ni tendencia política, fuentes no prejuiciadas respecto al periodismo que se hace en Cuba.
No es difícil intuir a que llamaban los buenos alemanes fuentes no prejuiciadas. Y cuál era el juicio previo sobre la situación del periodismo en Cuba que buscaron los pagadores de la selección a Berlín. No lo digo con molestias ni manquedades en la dignidad de los que allí fueron.
Quien disponga de un mínimo de criterio propio, comparte cien satisfacciones e insatisfacciones con la prensa que hacemos en Cuba. En relación a estas últimas, no creo que los colegas alemanes resuelvan una sola de ellas, ni sus experiencias ayuden mucho; demasiados distantes los contextos, la historia, el carisma. Las muchas inconformidades que pueda tener, prefiero debatirlas entre los que tenemos la responsabilidad de cambiar las cosas.
Más adelante Tunie apunta “El taller nos fue presentado como una iniciativa de intercambio, provechoso para ambas partes, donde los periodistas cubanos podríamos ir durante diez días en un viaje de “tour mediático” por los diferentes órganos de prensa más representativos de Berlín y Hamburgo, para conocer sus dinámicas y particularidades. También se nos darían algunas conferencias de temas como el reportaje, la construcción de las primeras planas en un periódico y técnicas de búsqueda avanzada en la web”.
Ya que esos medios berlineses cuentan con gran experiencia en titulados, diseño de primeras planas, entre otras habilidades, sería bueno echar una ojeada e investigar cómo titularon, por ejemplo, las informaciones sobre el fraude tecnológico y medioambiental de una de las empresas pilares en ese país, o ¿cuál es la construcción semiótica con la que establecen las prioridades en los temas Rusia, Venezuela, Cuba?  Sería bueno comprender tal y como nos informa María, cómo se puede poner en igualdad a Raúl Paz y a Porno para Ricardo. ¡Oh mein Gott! 
Por cierto los financieros de estos grandes del periodismo, son los mismos que ahogan las opiniones plurales y diversas con la hegemonía de los poderosos medios de manipulación masiva, y cuando esto no funciona, lanzan a la calle a los policías disfrazados de Robocop para aplicar correctivos a los revoltosos, casi siempre jóvenes, o aprueban una ley mordaza al estilo español o autorizan a los sicarios silenciar a los reporteros incómodos, bastaría  preguntar a los hondureños y los mexicanos, por solo mencionar a dos naciones de nuestro lado del mundo. Es decir, hay mucha hipocresía en ese “apoyo al periodismo alternativo” en el caso de Cuba.
Eso me lleva a la segunda interrogante. A los jóvenes. ¿Regañarlos, satanizarlos?
No, en lo absoluto, ni desconfiar de ellos, ni cerrarles las puertas como propuso un primitivo sectario en cierta reunión. No. Esos son nuestros jóvenes y con ellos debemos ir a dónde queremos ir. La formación es el debate respetuoso y amigable, el convencimiento, por ahí está el camino. Los errores en la enseñanza que damos a nuestros jóvenes se pagan caro. Por eso es importante ubicar la esencia del debate más allá del dinero de los señores de RSF y de los intereses personales de los organizadores del ya famoso tour.
Es preciso aclarar que rol juega cada quien en estas historias. Debemos ir acostumbrándonos; los señores del poder global van a poner todo el dinero que haga falta para seducir y comprar y siempre habrá quien se deje acariciar el rostro. Unos extendiendo la mano con astucia, otros más abiertamente. El marketig político seguirá siendo directo y claro para reclutar desvergonzados adeptos, y sibilino para los que andan al borde del límite que les permite dar de comer a su ego. Pero con ello hay que vivir, no en paz, sino con el verbo en ristre y la razón en el directo.
Por eso es justa la denuncia, la alerta y por eso es bueno no poner a todos en el mismo saco.
Los revolucionarios tenemos que ser expertos en defender nuestras ideas, pero eso implica impedir el predominio de los arribistas y autosuficientes, los que alimentan el dragón del ego que todos llevamos dentro, Hay que ser de mucho corazón para no dejar que el calorcillo que dan los “me gusta” de facebook, o los números del contador de visitas del blog, se apropien de tus intenciones y desmovilicen tus honradeces.
Los cazadores de nuevos soldados al servicio de la hegemonía burguesa saben oler en la distancia, como lobos hambrientos a su presa,  a quienes están dispuestos a entrar aunque esté la bandera, o justamente porque está la bandera.
En un post anterior sobre el tema aseguraba que no es sencillo el reto, Hemos de vivir avispados en tiempos donde coinciden ideologías contrapuestas. Expresado en los términos del poeta al que aludí párrafos anteriores “Si alguien roba comida y después da la vida que hacer, ¿hasta dónde debemos, practicar las verdades?” Mientras no de la vida es, a los ojos de todos, culpable por robar. ¿Cuál de esos que “roban comida” son potencialmente capaces de dar la vida? Y lo peor, ¿cuántos de los que se rasgan las vestiduras asegurando que darán la vida, al pasar del tiempo terminan en el foso de los ladrones?
El ser humano hace la diferencia en la práctica y el ejercicio transformador, lo cual es confirmar que la formación del ser humano hace la diferencia. El cultivo de los valores y la educación que enseñe a transformar la realidad desde la postura del humanismo y no del mercado, de la búsqueda de la prosperidad a partir del trabajo honrado. Ayudaría también detener a los extremistas, a los que niegan y ponen zancadilla a nuestros jóvenes, y a los que les endulzan el oído aprobando todo lo hacen aunque se equivoquen, los que les lisonjean y les animan a ir a la feria que oculta el matadero .
Que no se mezclen los fariseos con los que hacen una crítica formadora. Es trascendental permitir que los muchachos y muchachas aporten lo mejor que tienen y ayudarles a solidificar los principios del ideal que nos hace rebeldes. Esa es la única estrategia válida. Pongamos las convicciones a las generaciones de la continuidad, démosle  las herramientas para cultivarlas a favor de la Revolución y dejemos que las leyes de la historia haga el resto.
(Tomado del blog Turquinauta )

Ganar terreno sin venderle el alma al diablo

Por: La Joven Cuba

image-germany-flag-wallpaperSi mañana la CIA, la NSA o la mismísima FNCA invitara a un evento donde pudiéramos hablarle a un grupo de personas sobre la realidad cubana, no dudaríamos un momento en asistir. Ellos podrán tener sus intenciones, pero no podrán poner en nuestra boca palabras que no queramos decir. Replegarse, esconderse, atrincherarse no puede ser la solución, cuando desde hace tiempo sabemos que esta guerra es de estrategia e ideas.

La cuestión no es aceptar o no las “armas del enemigo” sino el uso que se les da. Una de las razones por las que el gobierno de los Estados Unidos no ha podido cumplir sus sueños de crear una oposición real en Cuba es porque sus acólitos han actuado solo por dinero. Siguiendo la voz del amo y sin opiniones propias. Seguramente anhelan encontrar gente joven que quiera oponerse a la Revolución por convicción, pero les va costando mucho trabajo.

Por esto días se crea la polémica sobre la asistencia de un grupo de cubanos a un evento en Alemania y de proyectos periodísticos relacionados con el mismo. El problema no es el evento en sí, sino lo que hay detrás del mismo. Si existen pruebas de que Reporteros sin Fronteras está detrás de eso, pues que se denuncie, pero que no se intente crucificar a los asistentes al evento solo por estar. ¿O seguiremos creando daños colaterales en Cuba?

La izquierda siempre estará en desventaja en cuanto a atención mediática se refiere. No creemos en la teoría de que asistir a un evento de la Derecha lo legitime. Si no vamos nosotros entonces quedará ese espacio ahí para que lo llene otro, con un mensaje que nos haga daño.

Es derecho de cada cual aceptar o no el dinero que le brinden. Su inteligencia y su conciencia le permitirán hacer lo correcto, incluso Fidel puede contarnos cómo se hace revolución con las armas del otro, lo que no está bien es burlarse de la inteligencia de los demás. Es legítimo que aquí en Cuba, un bloguero le diga a algún funcionario que seguirá escribiendo con responsabilidad y criticando lo mal hecho, pero decir en una entrevista en el exterior que “eso ya no me lo pueden prohibir”, parece más una bravuconería que un reclamo de derechos.

No está mal denunciar la subversión que se hace a nuestro intento de gobernarnos sin patronazgo foráneo, sin vergüenza porque eso “nos marque” pero al hacerlo debemos ser precisos y justos en no provocar los daños colaterales. Algunos textos escritos con demasiado entusiasmo pueden provocar un efecto menor y otras respuestas más emocionales que explicativas, incrementan las dudas. No olvidar que algunos se alimentan con este tipo de polémicas, adoptan una posición de víctimas y terminan atrayendo más seguidores. Lo más importante es siempre la obra que hace dada uno, qué contenido se genera y a quién beneficia.

Bienvenidos sean todos los espacios que podamos disputarle a los oportunistas que antes hablaban a nombre de un país que no comulga con ellos y su versión extremadamente negativa de nuestra realidad.

Acudamos entonces a estos escenarios pero conscientemente, que la ingenuidad a veces es normal y hasta conveniente pero ayuda poco al periodismo comprometido (no es lo mismo que dócil) que tanto necesitamos en Cuba. Hay que ganar terreno evitando venderle el alma al diablo y evitar que surja un Fausto pero siempre con el cuidado de no ser injustos con jóvenes valiosos para construir este país. Al menos esta es nuestra filosofía de vida.

Al Jazeera: “Las decapitaciones son montajes para justificar una guerra en Siria”

b06049254a45e7cec343a6c7402165ab_LLos vídeos de las ejecuciones de los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff podrían ser montajes al estilo de Hollywood para justificar una futura intervención en Siria, según informa Al Jazeera News.

En un informe de la cadena Al Jazeera News se declara que los videos de asesinatos de los periodistas estadounidenses a mano de los yihadistas del Estado Islámico son falsos, informa el portal Arab News.

“Lo primero que llama la atención del espectador” en el primer vídeo decapitación es que “Foley estaba interpretando el papel de vencedor, y no solo el de víctima, pues pronuncia una larga declaración en lo que es una inmejorable actuación teatral, y por el movimiento de sus ojos se puede decir que está leyendo un texto de un teleprompter”, expone el informe de Al Jazeera News.

La cadena incluso expresa sus dudas sobre la identidad del asesino enmascarado y afirma que este “no reúne las características habituales de los yihadistas, sino que parece más bien un actor de Hollywood”.

Para demostrar que la decapitación fue simulada, Al Jazeera analiza los detalles de la ejecución. Alegó que una revisión del video en cámara lenta mostró que “el cuchillo se movió ante el cuello de la víctima seis veces sin provocar sangre”.

Según el canal, las mismas observaciones se aplican también al vídeo de la ejecución de Sotloff. Al igual que en el caso de Foley, Sotloff no mostró signos de miedo, ni durante su declaración ni durante la ejecución.

Según Al Jazeera, “las supuestas decapitaciones” podrían utilizarse para justificar una guerra futura, igual como hizo George W. Bush en 2003 para justificación la invasión de Irak. En 2003, Bush promocionó su idea de invadir Irak basándose en informes según los cuales Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva.

( Tomado de Cubasi )

La TV de Miami y la deserción de los bailarines cubanos

Nápoles, de la TV de Miami, con los balarines cubanos

Nápoles, de la TV de Miami, con los balarines cubanos

Edmundo García (http://www.edmundogarcia.com)

 

Parafraseando un título del maestro Gabriel García Márquez, hoy quiero hablarles de un tema, basándome para ello en mi experiencia personal. Sirve mucho para este trabajo el haber sido durante años reportero de noticias en canales de televisión en el terreno, en la calle. Uno aprende que una redacción, ya sea de radio o de televisión, pero sobre todo de televisión porque es de todos los medios el más caro, no envía de viaje a un equipo por casualidad, a ver si sucede algo en determinado lugar.

No lo hace porque hay que realizar gastos en producción, pagar tiros de satélite, camarógrafos, productores, periodistas, etc. No se arriesga esta inversión si no se está seguro de que algo va a suceder.

Usted no envía, por ejemplo, un equipo a Tampa o Sarasota y les dice que se planten allí a ver si pasa algo. Eso no sucede en ninguna televisión del mundo.

Por eso creo que es muy sospechoso que el Canal 41 América Tevé de Miami, de Omar Romay, haya enviado a Puerto Rico, a San Juan, al periodista y ya activista anticastrista Rolando Nápoles, junto con un equipo completo de televisión, y que “casualmente” el día en que ellos estaban allí se produzca la deserción de ocho bailarines del Ballet Nacional de Cuba.

Es también muy sospechoso que precisamente Nápoles aparezca allí cubriendo todo eso. Y es muy significativo que aún sin permiso de trabajo, lo que estipula las leyes federales de Estados Unidos para todos sus estados, estas personas ya hayan sido contratadas para trabajar en Miami, este propio fin de semana, por la mini “compañía” de Pedro Pablo Peña. Un individuo que se dedica a piratear el talento del Ballet Nacional de Cuba, traerlo a Miami y ofrecerle una vida bastante magra.

Peña suele aparejar esta acción con un discurso público políticamente estridente y anti cubano, pero sobre todo cargado de una gran envidia (no puedo usar otra palabra) a Alicia Alonso. En algunas ocasiones le he escuchado el deseo de imitarla.

Hoy en día, en que cualquier bailarín puede obtener un contrato, si tiene talento para que se lo ofrezcan, y con ese contrato trabajar en el exterior y regresar a Cuba, es muy difícil justificar esta deserción con un motivo político. A no ser que se trate de bailarines cubanos que llegan a Estados Unidos, específicamente a Miami.

Es muy sospechoso además, como dijo el copresentador de nuestro programa la Tarde se Mueve Eddie Levy, que en los anuncios de dicho canal se proclame que ellos eran la única estación que tenía contacto con estos bailarines; como si hubiera algún trato de exclusividad por el medio. Parece como si existieran contactos desde antes que estos bailarines decidieran dejar en Ballet Nacional de Cuba.

Algunos bailarines han declarado tanto a dicho reportero Nápoles y programas de ese mismo Canal 41, que no le habían dicho a nadie sus planes de desertar, otros que tomaron la decisión en el último minuto. Bueno, si eso es así, cómo es que ese canal de televisión de Miami sabía que se iban a producir las deserciones.

La cobertura que ha hecho la televisión es digna de los peores reportajes de la Guerra Fría. Un artículo publicado ayer 10 de junio en El Nuevo Herald titulado “Un noveno bailarín cubano desertó a EEUU tras burlar los controles” afirma que uno de los bailarines llegó sin orientación al aeropuerto de Miami y se quedó en casa de una persona que conoció allí mismo, también de casualidad. Y que ni siquiera avisó a su madre en Matanzas que se iba del país porque temía que los teléfonos estuvieran ocupados. Pura película de agentes especiales en fuga.

No es la primera vez que sucede que la prensa de Miami se adelanta y anuncia deserciones antes que estas se produzcan.

El 24 de septiembre del 2013 un medio de Miami anunció que el lanzador Raciel Iglesias había abandonado Cuba por la Isla de la Juventud, donde residía. Y el día 26 se informó que Iglesias había sido detenido por tropas de guarda fronteras cubanas pues su salda ilegal se había frustrado. Las tropas cubanas encontraron a esta persona escondida en los mangles de la costa.

La propia prensa de Miami alertó que esa fuga se produciría. Lo que muestra que por alguna vía obtuvieron la información. Pudiera ser incluso que traficantes o leguleyos vinculados a este negocio de tráfico humano filtren información a los medios. Porque todo esto parece preparado, nada espontáneo.

La prensa de Miami, que se ha ido tras las “revelaciones” del Canal 41, no ha prestado atención a lo fundamental, al hecho artístico. El Ballet Nacional de Cuba fue ovacionado en Puerto Rico. Su directora Alicia Alonso, cuyo aporte al arte universal es indiscutible, fue homenajeada por las autoridades de ese país. En especial porel Secretario de Estado de Puerto Rico David Bernier. Esas deserciones ocuparon un segundo plano en la isla boricua, porque el Ballet Nacional de Cuba es una institución con cantera, escuelas y profunda huella.

El periódico puertorriqueño El Nuevo Día, en valoraciones citadas hoy por el periódico Granma, dice con elocuencia: “El Ballet Nacional de Cu­ba logró hipnotizar al pú­blico que llenó la sala y que aún después de terminada la función continuaba bajo el embrujo de la mundialmente famosa institución d­i­­rigida por la prima ballerina assoluta Alicia Alonso”.Esa es la noticia real, eso es lo que permanece en el tiempo. (http://www.granma.cu/cultura/2014-06-10/virtud-danzaria-encanto-a-puerto-rico)

La presentación anoche de los bailarines en el programa El Espejo, que conduce Juan Manuel Cao en dicho canal, fue penosa y espantosa. Los jóvenes dejaron claro que les interesaba intentar bailar en roles más importantes y que abrirse paso en el Ballet cubano era muy difícil. Es lógico, hay mucha competencia en Cuba porque hay mucho talento.

Durante toda la presentación los bailarines estuvieron escoltados por el susodicho Pedro Pablo Peña, quien es ahora su nuevo “director”; y también por el interrogador Juan Manuel Cao, quien constantemente estuvo tratando de sacar alguna declaración política a los invitados sin lograrlo.

Una de las bailarinas, por cierto, agradeció la ayuda que habían tenido en Puerto Rico para la deserción por William Carmona. Un hecho que confirma las sospechas que les decía. Carmona es un pintor imitativo, en Cuba no sobresalió ni un solo día como artista; se ha inventado que su estilo es “surrealismo tropical” pero en verdad no es otra cosa que un imitador epigonal del maestro Roberto Fabelo. Para hacerse de un mercado en Puerto Rico William Carmona se ha vendido en su discurso público a la extrema derecha cubana, así que tampoco es casual que sea precisamente él quien haya colaborado con estas deserciones.

Pues ya están en Miami los bailarines, ya va pasando la ola de fama que tiene todo recién llegado. La realidad les dará las lecciones más duras. Si no, pregúntenle cómo han sido sus vidas a verdaderas estrellas que han tomado ese camino décadas atrás, como Rosario Suárez, La Charín, sin poder hacer carrera como artista ni en Estados Unidos, ni siquiera en Miami; y pregúntenle también al que un día fue el gran Jorge Esquivel, del cual hoy ni siquiera sé dónde está.

Cuba: Mejores filmes exhibidos en 2013

26eg-amour(AIN) La Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica (ACPC), integrada por críticos, periodistas e investigadores cinematográficos, escogió los siguientes como los mejores filmes exhibidos en 2013 en las salas de cine.

1.- Amor (Amour, Francia-Alemania-Austria, 2012, Michael Haneke) (22 votos)
2.- La caza (Jäg, Dinamarca, 2012, Thomas Vinterberg) (20 votos)
3.- Django desencadenado (Django Unchained, EE.UU. 2012, Quentin Tarantino) (15 votos)
4.- La vida de Pi (Life of Pi, EE.UU., 2012, Ang Lee) (12 votos)
5.- Bestias del sur salvaje (Beasts of the Southern Wild,EE.UU. 2012, Benh Zeitlin )

     (10 votos)
6.- Blancanieves (España, 2012, Pablo Berger) (10 votos)
7.- César debe morir (Cesare deve morire, Italia, 2012, Paolo y Vittorio Taviani) (10 votos)
8.- Holy motors (Francia-Alemania, 2012, Léos Carax) (nueve votos)
9.- Elena (Rusia, 2011, Andrei Zvygintsev) (nueve votos)
10.- Una mujer, una pistola y una tienda de fideos (San qiang pai an jing qi, China, 2009,

     Zhang Yimou) (ocho votos)

Dos cintas exhibidas durante el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, Heli, del mexicano Amat Escalante, y Wakolda, de la argentina Lucía Puenzo, con nueve votos respectivamente, fueron seleccionadas como las mejores vistas durante este certamen.

Asimismo en su tradicional selección anual de filmes cubanos, la ACPC consideró a la cinta Esther en alguna parte, de Gerardo Chijona, como el largometraje de ficción más significativo entre los estrenados en el año (9 votos).

En el género de cortometraje de ficción Casting, de Eduardo del Llano, recibió la mayor cantidad de votos (16), mientras que Afuera, de Vanessa Portieles Figueredo y Yanelvis González Marín, y Oslo, de Luis Ernesto Doñas, obtuvieron también un número significativo de votos.

En la categoría documental, Hay un grupo que dice, de Lourdes Prieto, fue el más mencionado por los críticos, seguido por Digna Guerra, de Marcel Beltrán; 1912: voces para un silencio, cap. 3, de Gloria Rolando; Mi amigo Manolo, de Gloria Argüelles, y Hasta la próxima aventura, de Miguel Torres.

En cuanto al cine de animación, Fernanda y el extraño caso del doctor X y Mr. Jai, de Mario Rivas, fue favorecido con el mayor número de votos (10).

Cuba: El mejor de los periodistas no salió de la academia, se llamó José Martí

Bajo la clasificación “graduados de academia”, ¿quiénes se refugian? Sin ánimo de ofender, en su inmensa mayoría, con honrosas excepciones, profesionales sin historia, llenos de rutinas productivas y hábitos de monje. Todo el nuevo que entra a sus dominios debe lavarse en las aguas del Jordán y vencer los rituales de iniciación para ser aceptados.
Por Arnoldo Fernández Verdecia.

arnoldo@gritodebaire.icrt.cu

diploma-y-bonete prensaHace algún tiempo un amigo me expresaba sus consideraciones sobre la imagen peyorativa que existe en torno a la calificación profesional “periodistas reorientados”, en clara diferenciación con los graduados, de una supuesta academia en Cuba, y los que proceden de otras carreras y, por accidente, o vocación, llegan a la plaza de reportero.

Sobre este asunto, tal vez trivial para otras latitudes, no así para los cubanos, vale la pena escribir algunos párrafos y provocar un debate honesto sobre las limitaciones en el ejercicio de los “graduados de la academia” y el de los mal llamados “reorientados”.

Si revisamos la historia del periodismo cubano pudieran arriesgarse varios argumentos. Uno de ellos, sería el de considerar que en el pasado no existía la carrera universitaria de periodismo, e incluso en honor a la verdad tiene muy poca historia en el currículum universitario de la isla.

También es válido recordar que las mejores plumas no vinieron de esa academia “platoniana”, y menciono a José Martí Pérez, por solo citar uno, creador de un diario sin los afeites de presumida teoría que exhiben hoy algunos ingenuos, y hasta sirve, su fecha de fundación, de icono para celebrar el Día de la Prensa Cubana.

Bajo la clasificación “graduados de academia”, ¿quiénes se refugian? Sin ánimo de ofender, en su inmensa mayoría, con honrosas excepciones, profesionales sin historia, llenos de rutinas productivas y hábitos de monje. Todo el nuevo que entra a sus dominios debe lavarse en las aguas del Jordán y vencer los rituales de iniciación para ser aceptados.

Recuerdo un libro magnífico “La caverna de las ideas”, de José Carlos Somoza, necesariamente tengo que pensar, a propósito del mismo, en el dilema entre lo instituido y lo espontáneo. Lo instituido a veces se osifica, lo espontáneo constantemente se renueva. En el periodismo cubano de hoy los “reorientados”, en su inmensa mayoría, refrescan el universo creativo del graduado de periodismo en la universidad.

Algo que debo reconocer, y espero me toleren algunos colegas, es el complejo de inferioridad de muchos de los “reorientados”, incapaces de demostrar una cultura sólida y una práctica profesional a la altura del periodismo cubano de hoy.

Es un hecho reconocido, por las “autoridades del periodismo”, que la captación de “reorientados” estuvo condicionada por la insuficiente cobertura de graduados para ocupar plazas en las nuevas emisoras de radio, canales provinciales y corresponsalías de televisión.

Sin embargo, no todos los “reorientados” han sido un desastre en su praxis, y en honor a la verdad, conozco individualidades que no son graduados de periodismo en la universidad. También conozco a muchos “titulados de academia” con una pobre hoja de servicios. Dedican su vida a cosas baladíes, y como regla, no leen un buen libro, su cultura general es muy limitada, son triviales en sus conversaciones “profesionales” y de ahí no pasan.

Entonces, las “autoridades del periodismo” deben rectificar en algo, lo importante es producir, ser creativos, investigar en profundidad; y por favor, es hora de hacer pedazos esa “esculturita de barro” que lo mismo funciona para una u otra clasificación. ¿Realmente existe una gran mayoría graduada de academia, si nos atenemos al significado de esa palabra?

Al que no comparta mis criterios le recuerdo: un periodismo saludable tiene tres ingredientes básicos: sentido, música y color. No todo el mundo puede cabalgar sobre ellos. Y como José Martí: “Me cuesta trabajo poner punto aquí”; así que los invito a polemizar sobre tan espinado asunto. “Caracol de agua” espera sus argumentos.

http://caracoldeagua-arnoldo.blogspot.com/

Cuba: Se abre debate en septiembre en las bases de la UPEC sobre acuerdos del IX Congreso

logo_upecUn amplio debate sobre qué y cómo hacer para cumplimentar los acuerdos del IX Congreso se desarrollará en el mes de septiembre en todas las delegaciones de base de la UPEC, según acuerdo de la Presidencia de la organización.

La discusión dará inicio en los medios nacionales y provinciales presididos por miembros de la dirección nacional de la UPEC. Después, se trasladará a los medios municipales.

Será un festival de ideas, mirándonos por dentro, para buscar las mejores soluciones a los problemas que se plantearon en los dos días de deliberaciones en el Palacio de Convenciones, expresó a Cubaperiodistas el presidente Antonio Moltó Martorell. “En septiembre también debatiremos el discurso de clausura de Díaz-Canel en el Congreso y el llamado de Raúl a dar la batalla contra las indisciplinas sociales, las ilegalidades y la corrupción, para saber que hace cada medio y cada periodista en su denuncia”. Y agregó Moltó: “Tenemos el propósito de convocar un Pleno Extraordinario del Comité Nacional en octubre que evaluaría como tema central las ideas que se expongan sobre esas cuestiones”.

Como expresión de la voluntad de la dirección del país de mantener un diálogo permanente con la UPEC, Moltó y Aixa Hevia, vicepresidenta primera de la UPEC, sostuvieron una reunión de trabajo con el compañero Miguel Díaz-Canel, primer vicepresidente de los consejos de Estado y Ministros y miembro del Buró Político, en la cual evaluaron lo acordado por el Congreso y las tareas inmediatas que deben emprenderse, organizativas y prácticas, para comenzar a cumplir sus acuerdos.

Temas como el papel de los medios y los periodistas ante las manifestaciones de secretismo, la conectividad, el trabajo en las redes sociales, el mejoramiento del plan de estudio de las escuelas de periodismo, la aplicación de las tesis y trabajos de investigación que se realizan en nuestras universidades y la capacitación de los periodistas y de aquellos que desde los organismos de la administración central del Estado atienden la comunicación son algunos de los que merecen profundas reflexiones en los debates de septiembre.

De igual manera, algunos que tienen que ver directamente con la UPEC como la economía de la organización, la protección de la Liga de Softbol, la recuperación de la Editorial Pablo y la vida social de nuestras sedes.

Una de las tareas que se acometerán de inmediato será la presentación y venta en los colectivos periodísticos del libro “Revolución, socialismo, periodismo. La prensa y los periodistas cubanos ante el siglo XXI”, del fallecido periodista y Premio Nacional de Periodismo José Martí, Julio García Luis. Esta obra debe ser de estudio para todos los periodistas y cuadros de la prensa y del Partido por las soluciones que ofrece a lo debatido por el IX Congreso.

La Presidencia ya trabaja en la integración de distintas comisiones de trabajo con integrantes del Comité Nacional para dar respuesta a acuerdos del Congreso, entre ellas la que se refiere a la cuestión electoral.

Como estilo de trabajo, la nueva Presidencia se pronuncia por establecer una permanente comunicación con las bases dándole a conocer cada una de sus decisiones y acciones para la solución de los problemas.

Entre las tareas que se enfrentarán de inmediato está también impartir un seminario a los nuevos presidentes de la UPEC en varias provincias sobre el trabajo de la organización.

En un discurso que pronunció en la tarde del martes, en la actividad de entrega de los premios de periodismo 26 de Julio, Antonio Moltó recordó las palabras de Díaz-Canel, en la clausura del IX Congreso, de que todos tenemos que adaptarnos a las exigencias de una “prensa en tiempo real” y analizar los problemas con un enfoque científico, de modo que podamos encontrar e implementar las mejores soluciones.

Y advirtió Moltó: Nadie debe esperar las “orientaciones de arriba” para hacer lo que haya que hacer en cada uno de nuestros campos de batalla cotidianos. Es en cada colectivo periodístico, y no desde la sede central de la organización de los periodistas, donde se gana la pelea.

Con tal espíritu y estilo de trabajo se ha iniciado por la UPEC una nueva etapa que deberá chequear sistemáticamente resultados, discutir con profundidad las razones objetivas y subjetivas que nos impidan avanzar, establecer indicadores concretos para medir y evaluar los avances.

“Es nuestra responsabilidad –decía también Moltó– que la agenda del X Congreso no repita el diagnóstico de los problemas discutidos en el noveno. Si queremos tener una prensa a la altura de nuestras expectativas y las del pueblo, no debiéramos aplazar ninguna solución para mañana. Asumamos como gremio, en el trabajo de todos los días, que el futuro es ahora”.

(Cubaperiodistas.cu)

Atención periodistas: Cinco consejos para reducir el estrés

El periodismo es una profesión estresante, por lo que es difícil no evitar algún colapso por tanto trabajo, la hora de cierre, los entrevistados que niegan haber dicho algunas cosas o por encontrar un tema interesante para la portada de un diario.

Periodista-estrés

Genevieve Belmaker, de Poynter, entrevistó a Bruce Shapiro, director ejecutivo del Centro Dart para el Periodismo y Trauma, y escribió un artículo con cinco consejos para reducir el estrés.

1. Desarrolla un sistema de soporte

El apoyo entre periodistas es crucial. Esto se vio durante el huracán ‘Sandy’, que destruyó las oficinas de New York Daily News y las viviendas de varios de sus empleados. No solo tuvieron que mudarse a otro lugar, sino que necesitaron el apoyo moral de sus colegas.

“El aislamiento está muy asociado con el riesgo”, indicó Shapiro.

2. Presta atención a las señales de riesgo

Muchos periodistas pasaron por situaciones de estrés durante el conflicto entre Gaza e Israel. Otros comunicadores que trabajan en medio de bombardeos pasan por lo mismo. Antes de algún colapso nervioso afecte tu integridad y tus reportes debes tomarte un tiempo y relajarte.

Eso fue lo que hizo Belmaker, se sentó, con una taza de capuchino, y respiró…sin hacer nada más, solo se relajó.

. Balancea tus mundos

Cuando surgen dificultades personales es difícil dedicarse solo a la hora de cierre, “el ruido de fondo puede llegar a un nivel ensordecedor”.

Es importante mantener un ritmo y ‘desconectarte’ si es necesario de lo que sucede a tu alrededor para poder cumplir con tus artículos asignados. Debes aprender a separar tu trabajo de tu vida familiar.

4. Documenta tu experiencia

El año pasado, dos amigos cercanos y colegas de Genevieve Belmaker fueron asesinados en el Medio Oriente. Le pidieron escribir historias sobre ellos, y aunque quería llorar sola, hizo lo que le habían encomendado.

“Comprendí que a veces el mejor antídoto para el estrés es trabajar literalmente a través de lo traumatizante y lo que te preocupa”, dijo.

5. Lo principal es tu bienestar

Uno de los peligros del estrés es que te puede llevar a otras enfermedades, tu salud en general se deteriora. Shapiro recomienda que, a pesar de los problemas, no dejes de alimentarte, descansar lo suficiente, hacer pausas en tu trabajo y hacer suficiente ejercicio.

Descubre cómo está cambiando Google sus productos

Google —el monstruo de los buscadores de Internet de 14 años— ha actualizado y presentado mejoras en muy poco tiempo de casi todas sus herramientas para facilitar información y asegurar la productividad de su comunidad.

Hicimos una pequeña lista con algunas de las mejoras que de seguro son útiles en  tu trabajo diario.

LAS MEJORAS:

1. Picasa y Google Drive ahora comparten la misma cantidad de almacenamiento: 5 GB gratuitos para los usuarios.

2. La firma fusionó hace poco Google Trends con Google Insights con el fin de  potenciar el producto de tendencias. Esta herramienta puede ser muy útil para los periodistas.

3. AdSense para feeds: La herramienta de marketing de la compañía fue optimizada para mejorar la experiencia de los anunciantes.

4. Google desarrolla Google Maps para el iPhone. La app llegaría a finales de diciembre.

5.Google Maps añadió impresionantes imágenes submarinas. Así actualizó Street View.

6. Para mejorar su relación con los jóvenes empresarios, Google creó el recurso  Google for Entrepreneurs, el cual irá añadiendo nuevas buenas prácticas a su base de datos.

7. Google Apps lanzó una guía para mejorar la productividad de sus usuarios.

(Tomado de http://www.clasesdeperiodismo.com/)

Cuba: Convocan Congreso de Periodistas cubanos

El Comité Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) aprobó en su onceno Pleno la convocatoria al IX Congreso de la organización, previsto para julio de 2013.

Al Pleno asistieron el miembro del Buró Político Esteban Lazo Hernández, vicepresidente del Consejo de Estado; Rolando Alfonso Borges, miembro del Comité Central del Partido y jefe de su Departamento Ideológico, y directores de los medios nacionales de prensa.

Este proceso debe realizarse en un ambiente de reflexión y creatividad, con el fin de profundizar en “qué periodismo revolucionario requiere el socialismo cubano hoy, a partir de los grandes cambios que se registran en nuestra sociedad impulsados por los Lineamientos Económicos y Sociales del Partido y la Revolución”.

Llama el documento a desarrollar un debate en las 192 delegaciones de base de la UPEC en torno a la elevación de la profesionalidad y la efectividad de los medios, e insiste en el propósito de lograr una prensa más moderna y vigorosa que atraiga y satisfaga cada día más a las audiencias.

Lazo Hernández subrayó que la calidad de este Congreso dependerá en gran medida del trabajo, el análisis y las discusiones desde la base.

Tubal Páez, Presidente de la Unión de Periodistas de Cuba, ofreció una información a los miembros del Comité Nacional sobre el trabajo de la organización en la última etapa, vinculado a la superación e intercambios profesionales, y uso de tecnologías de la información a favor del desarrollo de la labor periodística, entre otros temas.

La fecha del evento coincide con el aniversario 50 de la formación de una organización unitaria por los periodistas revolucionarios, patriotas y democráticos, con el fin de defender el ejercicio de la profesión y respaldar con la verdad a la Revolución naciente. (Con información de Edda Diz Garcés / AIN)

CONVOCATORIA AL IX CONGRESO DE LA UPEC

El 15 de julio de 2013 se cumplirán 50 años del día en que los periodistas revolucionarios patriotas y democráticos decidieron  constituir una organización unitaria  para defender el ejercicio de la profesión y respaldar con la verdad a la Revolución naciente,  que derribó siglos de mentiras y edificó un país independiente, justo y solidario. Por sus aportes a este proceso, a las y los periodistas se les reconoce el haber contribuido a construir el camino de la Revolución,  junto a millones de cubanos encabezados por Fidel y Raúl.

El Comité Nacional de la UPEC convoca a la membresía a participar activamente en las distintas etapas del IX Congreso, desde ahora hasta julio del 2013, en un ambiente de reflexión y creatividad. En este proceso debemos preguntarnos qué periodismo revolucionario requiere el socialismo cubano hoy, a partir de los grandes cambios que se registran en nuestra sociedad, impulsados por los Lineamientos Económicos y Sociales del Partido y la Revolución.

Tanto el VI Congreso como la Primera Conferencia Nacional del Partido  fueron precedidos por una amplia opinión del pueblo, que aludió también al desempeño de los medios de comunicación y se emitieron importantes líneas de trabajo para nuestro sector.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido, Raúl Castro, ha señalado la importancia de nuestra misión, cuando dijo que “es necesario incentivar una mayor profesionalidad entre los trabajadores de la prensa, tarea en la que estamos seguros contaremos con el apoyo de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), los medios de comunicación y de los organismos e instituciones que deben tributarles información fidedigna y oportuna para, entre todos, con paciencia y unidad de criterio, perfeccionar y elevar continuamente la efectividad de los mensajes y la orientación a los compatriotas.”

Invitamos a los afiliados de todas las especialidades que intervienen en la creación periodística,  a promover en las 192 delegaciones de base, un debate en torno a la elevación de la profesionalidad y la efectividad de los medios, en consonancia con los Objetivos de la Conferencia Nacional que conciernen a nuestra misión, en particular el número 70, que busca “lograr que los medios de comunicación masiva informen de manera oportuna, objetiva, sistemática y transparente la política del Partido sobre el desarrollo de la obra de la Revolución, los problemas, dificultades, insuficiencias y adversidades que debemos enfrentar; supriman los vacíos informativos y las manifestaciones del secretismo, y tengan en cuenta las necesidades e intereses de la población”.

Somos conscientes de que ningún enunciado por sí solo resolverá nuestros complejos y difíciles problemas y en este camino hay que poner toda la pasión del oficio para lograr una prensa más moderna y vigorosa, atraer y satisfacer cada día más a las audiencias, en un contexto mediático diversificado y desafiante, donde los contenidos repetitivos, aburridos y extensos no tienen otro efecto que el rechazo generalizado.

Aunque la utilización de las tecnologías de la informática y las comunicaciones  en nuestro sector está más generalizada, éstas pueden ser mejor aprovechadas para el desarrollo del conocimiento, la defensa de la imagen de Cuba, la presencia en las redes sociales y como espacio para la opinión ciudadana.

Tales retos no ignoran que al adversario hay que derrotarlo en el enfrentamiento ideológico interno, tanto en los planos de la actividad subversiva como en el campo de la industria del entretenimiento y la información, en el cual debemos combatir a cada minuto su “golosina virtual” minada por la manipulación, el consumismo y la censura.

Exhortamos a toda la membresía,  integrante de un sector revolucionario, firme y fiel, a que participe con sus criterios y propuestas para que el IX Congreso de la UPEC contribuya  al perfeccionamiento del periodismo y del Socialismo en nuestro país.

Comité Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba

La Habana, 4 de agosto de 2012

“Año 54 de la Revolución”

(Cubaperiodistas.cu)

A %d blogueros les gusta esto: