Venezuela confirma inicio de exploración petrolera en aguas profundas de Cuba

El ministro venezolano de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, confirmó hoy que la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) comenzó los trabajos de exploración en aguas profundas cubanas, pero evitó dar detalles sobre su marcha.

“Ya comenzó y cuando tengamos los resultados lo informaremos al país”, respondió Ramírez consultado por periodistas sin precisar mayores detalles.

A comienzos de agosto pasado, la estatal Cubapetróleo (CUPET) informó de que PDVSA continuaría las perforaciones en aguas profundas de Cuba a pesar de los dos intentos fallidos de compañías extranjeras que operan en la zona en su búsqueda de un pozo explotable y comercialmente viable.

En ese entonces, Cubapetróleo informó de que la compañía malaya PC Gulf y la rusa Gazpromneft, en su turno para operar con la plataforma Scarabeo 9, habían encontrado un “sistema petrolero activo” a una profundidad de 4.666 metros pero sin cantidades significativas de gas y petróleo en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) cubana del Golfo de México.

Agregó que la plataforma Scarabeo 9 sería traspasada “en los próximos días” a PDVSA “para iniciar la perforación del pozo de exploración Cabo de San Antonio 1”, también en la ZEE cubana.

En mayo, la compañía española Repsol tampoco obtuvo resultados positivos en su exploración con esa plataforma.

La ZEE que Cuba tiene en aguas del Golfo de México está dividida en 59 bloques, de los que 22 están contratados por petroleras extranjeras.

Cuba calcula que las reservas de petróleo de las que dispone en su Zona Económica Exclusiva son de 20.000 millones de barriles, mientras que otras estimaciones sitúan la cifra entre 5.000 y 9.000 millones.

CubaPetróleo: Encuentran yacimiento, pero no será explotado comercialmente

Nota de prensa de CubaPetróleo

El pasado día 31 de julio concluyó la perforación del pozo de exploración marina Catoche 1x, ejecutado por las compañías petroleras PC GULF y GAZPROMNEFT, a la profundidad final de 4 mil 666 metros, en una lámina de agua de 2 mil 258 metros, con la plataforma semi-sumergible Scarabeo 9.

La interpretación geológica del complejo de registros geofísicos del pozo demuestra la existencia de un sistema petrolero activo, que pudiera extenderse a otras zonas de los cuatro bloques contratados por PC GULF y GAZPROMNEFT, e incluso más allá de sus límites. No obstante, en ese punto las rocas son muy compactas y no tienen capacidad para entregar cantidades significativas de petróleo y gas, por lo que no se puede calificar como un descubrimiento comercial.

PC GULF y GAZPROMNEFT continúan evaluando la información geológica y geofísica colectada durante la perforación de este pozo y en los meses subsiguientes harán un levantamiento sísmico tridimensional, que cubrirá los sectores más perspectivos detectados por la sísmica bidimensional realizada en el 2009. Lo anterior permitirá precisar más la potencialidad de los bloques contratados.

La plataforma Scarabeo 9 será traspasada en los próximos días a la compañía PDVSA, para iniciar la perforación del pozo de exploración Cabo de San Antonio 1, también en aguas profundas de la Zona Económica Exclusiva de Cuba en el Golfo de México.

(Tomado de Granma)

Cuba: Repsol no encuentra petróleo en su primer pozo perforado en aguas de Cuba

Alejandro Ernesto / EFE

La Habana, 18 may (EFE).- Repsol no ha tenido éxito en la primera perforación petrolífera que ha realizado en aguas profundas de Cuba con la plataforma Scarabeo-9 ya que el pozo practicado en la zona “está seco”, según fuentes de la compañía española.

“El pozo que hemos perforado en Cuba no ha sido exitoso”, declaró hoy a Efe un portavoz de Repsol.

Tras este resultado fallido, Repsol lleva a cabo las correspondientes operaciones de cerramiento del pozo para dejar la zona en “perfecto” estado, añadió.

El equipo de geólogos de la empresa española analizará ahora los pasos a seguir por la compañía en relación con otras perforaciones.

A finales de enero pasado llegó a Cuba una plataforma petrolera contratada por Repsol para realizar trabajos de perforación en aguas ultraprofundas de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) que la isla dispone en el golfo de México y cuya extensión ronda los 112.000 kilómetros cuadrados.

La ZEE de Cuba está dividida en 59 bloques, de los que 22 están contratados por varias petroleras extranjeras como Repsol-YPF, la venezolana Pdvsa y PetroVietnam.

Cuba calcula que las reservas de petróleo de las que dispone en su Zona Económica Exclusiva es de 20.000 millones de barriles, mientras que otras estimaciones sitúan la cifra entre 5.000 y 9.000 millones.

Desde hace unos cinco años la producción petrolera de Cuba se sitúa en unos cuatro millones de toneladas anuales.

La isla completa su demanda con los más de 100.000 barriles diarios de crudo y derivados que le suministra Venezuela, su principal aliado y socio comercial, a cambio de servicios médicos, maestros, entrenadores deportivos y asesores en otras áreas. EFE

Congreso de EE.UU. analiza proyecto sobre prospección petrolera en Cuba

Washington, 21 mar (PL) El Congreso de Estados Unidos analiza hoy un nuevo proyecto legislativo que permitiría a empresas petroleras de ese país perforar en aguas de la Zona Económica Exclusiva de Cuba.

El legislador republicano por Arizona Jeff Flake presentó el 5 de marzo en la Cámara de Representantes la iniciativa HR 4135 denominada Ley de Seguridad Enérgica para el Hemisferio Occidental 2012.

La propuesta busca que empresas de su país “participen en la exploración y extracción de hidrocarburos en cualquier zona marítima contigua a la Zona Económica Exclusiva de Estados Unidos”.

Bajo esta medida las compañías petroleras podrían exportar a la isla caribeña los equipos necesarios para la prospección y extracción petrolera, tecnologías para la prevención y limpieza en caso de derrames, así como la importación de petróleo y gas.

Asimismo, solicita que los empleados de tales empresas que viajen a Cuba estén respaldados por una “Licencia general”, lo cual significa que no tendrían que solicitar un permiso especial.

El mantenimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de Washington contra La Habana, desde hace más de medio siglo, constituye el principal obstáculo para el mantenimiento de relaciones comerciales normales entre ambos países.

Según estimados de expertos cubanos las restricciones durante ese período han costado a la isla más de 975 mil millones de dólares, cifra que tiene en cuenta la devaluación del dólar frente al oro en los últimos años.

La medida, condenada durante 20 años por casi la totalidad las naciones en la Asamblea General de la ONU, impide a empresas estadounidenses exportar a la isla caribeña productos con más de un 10 por ciento de componentes norteamericanos. De igual forma, prohíbe la importación a Estados Unidos de cualquier producto fabricado o con algún tipo de componente proveniente de Cuba.

La HR 4135 no es la primera iniciativa en el Congreso para tratar de eximir la extracción de petróleo en Cuba de las sanciones que impone el bloqueo.

En 2010, un proyecto de ley presentado por los senadores Lisa Murkowski (republicana por Arkansas) y María Landrieux (demócrata por Louisiana) se estancó después de pasar el Comité Senatorial de Energía y Recursos Naturales.

El otorgamiento de licencias a cerca de 10 compañías estadounidenses especializadas en limpieza y rescate para operar en aguas cubanas en caso de un desastre petrolero, a fines de 2011, generó expectativas de una colaboración bilateral en ese campo y fue calificado como un paso sustantivo en esa dirección, estimaron analistas del tema.

Sin embargo, los esfuerzos para impulsar la cooperación energética entre la Habana y Washington son torpedeados constantemente en el Capitolio por los congresistas de la denominada derecha anticubana.

La representante republicana por Florida Ileana Ros-Lehtinen exigió a la administración del presidente Barack Obama, en enero de este año, sancionar a compañías que colaboren con Cuba en materia de perforación petrolera.

Ros-Lehtinen se refirió en específico a la compañía española Repsol YPF, que actualmente opera en las aguas territoriales del archipiélago caribeño con una plataforma semisumergible, la Scarabeo-9.

Para evitar la colaboración de otras administraciones con Cuba, la también presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja presentó el proyecto de ley de Protección del Arrecife Coralino del Caribe, que promueve la imposición de sanciones a personas o entidades que cooperen con Cuba en actividades de perforación.

Junto a otros congresistas anticubanos como Marco Rubio, Mario Díaz-Balart, Bob Menéndez, David Rivera, Bob Graham y Bill Nelson, entre otros, Ros-Lehtinen incentiva el establecimiento de regulaciones para reforzar el cerco de Washington contra La Habana y frenar su desarrollo económico.

 

El presidente de Repsol visitó Cuba por operaciones de plataforma petrolífera

La Habana, 2 feb (EFE).- El presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, visitó esta semana Cuba con motivo de las operaciones de la plataforma petrolífera contratada por su compañía para perforar en aguas profundas del Golfo de México, confirmaron hoy a Efe fuentes de la empresa hispano-argentina.

En su estancia en la isla, Brufau visitó la plataforma Scarabeo-9 y también se reunió con Tomás Benítez, quien lidera el ministerio cubano de la Industria Básica (Minbas), instancia de la que dependen las actividades relacionadas con el petróleo.

El presidente de Repsol ha estado dos días en Cuba y dejará la isla esta noche, según las fuentes consultadas, que definieron la estancia de Brufau como una “visita de cortesía” y “normal” en este tipo de proyectos.

Tras su llegada a aguas cubanas el pasado 19 de enero, la Scarabeo-9 comenzó el pasado martes a perforar en aguas cubanas del Golfo de México.

Situada a 22 millas de la costa del puerto de Mariel (al oeste de La Habana), la plataforma opera en aguas ultra profundas (unos 1.700 metros) para determinar, en una primera fase, qué reserva de crudo existe en la zona y de qué tipo.

Cuba calcula que las reservas de petróleo de que dispone en su Zona Económica Exclusiva (ZEE) en el Golfo de México -cuya extensión ronda los 112.000 kilómetros cuadrados- es de 20.000 millones de barriles de crudo, mientras que otras estimaciones sitúan la cifra entre 5.000 y 9.000 millones.

La Scarabeo-9, construida en China y Singapur, es una de las plataformas de su tipo más avanzadas tecnológicamente en la actualidad, y tiene una extensión similar a la de un campo de fútbol y una altura de 45 metros.

La ZEE de Cuba está dividida en 59 bloques, de los que 22 están contratados por varias compañías petroleras extranjeras como Repsol-YPF, la venezolana PDVSA y la vietnamita PetroVietnam.

Según datos oficiales, la isla mantiene también ocho bloques de perforación en tierra negociados con la empresa nacional Cupet y cinco más con compañías extranjeras.

Desde hace unos cinco años la producción petrolera de Cuba se sitúa en unos cuatro millones de toneladas anuales.

Los planes de prospección petrolera de Repsol YPF en Cuba han suscitado en Estados Unidos inquietudes de diversa índole, entre ellas medioambientales, por lo que la compañía hispano-argentina ofreció a ese país la oportunidad de inspeccionar la plataforma antes de llegar a la isla para comprobar el buque, los equipos de perforación y la documentación pertinente.

A %d blogueros les gusta esto: