Marcha atrás de Perú: no autorizará la llegada de una fragata de guerra británica

El gobierno de Perú decidió por “solidaridad latinoamericana” cancelar la autorización para que una fragata de guerra británica arribe al puerto de Lima durante cuatro días para una visita protocolar, tras el apoyo de la Unión de las Naciones Suramericanas (Unasur) al reclamo argentino de
soberanía de las Islas Malvinas.

El ministro de Relaciones Exteriores del Perú, Rafael Roncagliolo, afirmó que “ha quedado sin efecto” la visita de la fragata de la Armada Real HMS Montrose a la Base Naval del Callao.

“Esta decisión ha sido adoptada en el espíritu de los compromisos de solidaridad latinoamericana asumidos en el marco de Unasur respecto de los legítimos derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes”, precisó en declaraciones a la agencia Andina.

El gobierno peruano había autorizado en un principio que la nave HMS Montrose llegue el próximo jueves con 183 tripulantes al puerto El Callao, donde tenía previsto permanecer allí hasta el lunes 26 como huésped de la Marina del Perú.

En ese sentido, el senador nacional por el Frente para la Victoria Daniel Filmus celebró esa determinación y aseguró que “la actitud de Perú es una señal del fortalecimiento de la región en la defensa de intereses comunes, y va en línea con el endurecimiento de la política exterior de la Argentina hacia la usurpación de las islas Malvinas”.

A %d blogueros les gusta esto: