Nobel de Economía: “El sistema capitalista es un fracaso”

El premio Nobel de Economía en 2001, Joseph Stiglitz, asegura que un modelo económico que no proporciona bienestar a los ciudadanos es un fracaso.

5670b3e9c46188cb438b4613

El premio Nobel de Economía en 2001 Joseph Stiglitz / Shannon Stapleton / Reuters

En un foro de investigadores en Montevideo, Uruguay, el ganador del Nobel de Economía en 2011, Joseph Stiglitz, ha señalado que “un sistema económico que no proporciona bienestar a una parte muy importante de la sociedad, es un sistema económico que fracasa”, según cita sus palabras la cadena TeleSur.

“Los ingresos no solo han estado estancados, sino que además están reduciéndose”, sostuvo Stiglitz criticando el actual modelo capitalista. El Nobel de Economía opina que los bancos de desarrollo multilaterales tienen que desempeñar un papel principal para llevar a cabo la reforma de los mercados financieros.

Tras su visita a Uruguay durante la entrega del título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de la República (Udelar), Stiglitz también ha compartido su punto de vista sobre la economía y el estado actual del capitalismo con el medio uruguayo ‘El País‘.

“Lo que está pasando es el inicio de un diálogo político que, al menos para Estados Unidos y Europa, dice que la economía de mercado no está funcionando de la manera que se supone que debería”, opina Stiglitz, destacando que el salario mínimo en Estados Unidos actualmente es más bajo que el de hace 60 años. “Por lo menos la tercera parte de los estadounidenses pasan parte de sus vidas en la pobreza. ¿Cómo puede ser?”

(Tomado de RT)

“Ay, Obama, Obama…”

Por Félix Edmundo Díaz @feddefe*

 Barack Obama

Barack Obama

Recién, Mr. President nos sorprendió con una intervención en la que reitera el interés de govUS# por la apertura, antes de la Cumbre de las Américas, de las respectivas embajadas en su país y Cuba.

En el orden personal, y siempre en ese orden, no sé cuál es el apurillo del ¿Premio Nobel de la Paz? por lograr este resultado, salvo que haya hecho alguna apuesta al respecto.

Es cierto que mi gobierno no ha condicionado las conversaciones, pues durante mucho tiempo la única condición que exigió fue la del diálogo sin condiciones y, hasta donde conozco, ha honrado este principio, y está claro, sin necesidad de que Mr. President lo repita cual papagayo, que la normalización de las relaciones entre nuestros países no es tarea fácil.

Para empezar, la apertura de una embajada como regla trae consigo la de una o varias oficinas consulares, trámites que hoy corren por cuenta de las respectivas Oficinas de Intereses; si nos ubicamos geográficamente en Cuba, los funcionarios norteamericanos no tendrán ningún problema para garantizar, en cuanto a economía, el funcionamiento de sus oficinas, pues irían al BFI, Bicsa o cualquier entidad del BNC, o del BBVA, o de la entidad bancaria que escojan y podrían hacer sus operaciones y, en el supuesto caso que, desde allá, les quieran aplicar las “leyes del bloqueo”, pueden optar por solicitar los giros a través de la Western Union y sanseacabó.

Aaah! ¿Pero como harían los diplomáticos y funcionarios consulares cubanos en los Estados Unidos? Por lo pronto, ahorita tendrán que llevarles el dinero en “cubalses” o “chillonas”, porque los bancos, en ese país, no quieren procesar las operaciones de nuestras oficinas por temor a represalias derivadas de las leyes que sustentan el bloqueo económico, comercial y financiero que mantienen los Estados Unidos contra Cuba y contra la voluntad de otros 162 países de nuestra “querida, contaminada y única nave espacial” como dice Walter Martínez.

Este tema de los bancos atraviesa por todo el entramado de leyes anticubanas (léase Congreso y el lobby repleto de HPs – ver concepto en el artículo sobre el acaparamiento – y de otros pseudocubanos) de ahí la dificultad para enderezar el entuerto, pero quitar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo es, relativamente, más fácil.

¿Por qué Mr. President no acaba de emitir una orden ejecutiva para que el Departamento de Estado excluya a Cuba de dicha lista?

¿Por qué John Kerry aún no cumple la indicación que le diera su Mr. President el 17 de diciembre del pasado año?

¿Quieren verdaderamente los Estados Unidos normalizar sus relaciones con Cuba o desean mantener con “respiración asistida” la ignominiosa inclusión de Cuba en esa lista negra?

La respuesta es sencilla: La exclusión de Cuba de esa puta lista, donde nunca debió estar, hace estallar por los aires el argumento con el que los Estados Unidos sustentan el bloqueo a nuestro país.

Entonces, Mr. President no siga diciendo lo de “abrir embajadas antes de la Cumbre”, porque se me puede antojar que quiere introducir condiciones en el diálogo y podemos, digo, puedo ponerme perretú y empezarle a recordar que tenemos que hablar y resolver “la ocupación ilegal de nuestro territorio en Guantánamo”, “las compensaciones multimillonarias por más de 50 años de agresiones y bloqueos” y contando…

Mr. President, Mr. President, tome aire y ajústese el cinto un “huequito” más para atrás, vaya como decimos en Cuba, “póngase macho” y acabe de sacarnos de la jodía lista que lo demás irá tomando su cause.

*Colaborador de Cuba por Siempre y editor de La Mala Palabra.

Cuba: Otorgan a Fidel Castro Premio de ente mundial de educación especial

05aem_fidel_castro

Por: Wendy Zuferri (AIN)

La Asociación Mundial de la Educación Especial (AMEE) entregó hoy en La Habana el premio Corazón Azul al Comandante en Jefe Fidel Castro, por ser el creador de la escuela Dora Alonso, primera en Cuba en tratar Trastornos del Espectro Autista (TEA).

Ena Elsa Velásquez, ministra de Educación, recibió en nombre del líder histórico de la Revolución este reconocimiento, otorgado en el acto de clausura del I Encuentro Internacional Autismo e Inclusión, que sesionó en el capitalino Palacio de Convenciones.

El Consejo Mundial de Académicos y Universitarios galardonó también a varios concurrentes a la cita, en particular a Alberto Docampo y Mercedes Carracedo, padres de Michel, un joven con TEA que trabaja en el archivo de la escuela Dora Alonso e hizo de locutor en la inauguración y clausura de este evento.

A propósito de los padres de menores con síndromes autísticos, la Doctora en Ciencias Pedagógicas Imilla Campo expresó en su conferencia de cierre que deben estar conscientes de que su hijo o hija, en un momento dado, puede retroceder en sus avances, pero que no por eso deben perder la esperanza.

El desconocimiento hace pensar a algunos, cuando ven las conductas caóticas de un autista, que son sus progenitores los que no lo educaron bien, por eso hay que lograr que la familia no dude de su capacidad como tutora y guía, y brindarles toda la instrucción y el apoyo posible, resaltó.

Orlando Terré, presidente de la AMEE, convocó a los presentes a participar en junio de 2014 del XII Encuentro Mundial “Educación Especial y Atención a la Diversidad”, del que Cuba fue escogida como sede por segunda ocasión debido a sus destacados resultados en estos aspectos.

El Nobel de la Paz y el Premio Lenin de la Paz

Durante el día de hoy se ha hecho público el ganador del Premio Nobel de la Paz 2012, que como todos ya sabrán, es nada más y nada menos que el polo imperialista de la Unión Europea. No es la primera vez, ni será la última, que el escogido para los premios -o los candidatos- están envueltos en una enorme polémica.
Los premios Nobel de la Paz son otorgados por el Comité Nobel Noruego «a la persona que ha hecho el mejor trabajo o la mayor cantidad de contribuciones para la fraternidad entre las naciones, la supresión o reducción de ejércitos así como la participación y promoción de congresos de paz en el año inmediatamente anterior». Dicho Comité está compuesto por cinco miembros escogidos por el Storting, el Parlamento Noruego.
Hagamos un repaso a sus decisiones más polémicas:
 
Theodore Roosvelt, entregado en 1906. Vigésimo sexto presidente de los EEUU, galardonado bajo el pretexto de mediar para finalizar la guerra Ruso-Japonesa. Poco importó que fuera profundamente machista y racista, que instigara una revuelta en Panamá con el objetivo de construir el canal (1903), que invadiera y tomara el control de la República Dominicana (1905), o que enviara tropas a Cuba (1906), además de establecer la base de Guantánamo (1903).
Woodrow Wilson, entregado en 1919. Vigésimo octavo presidente de los EEUU, galardonado bajo el pretexto de contribuir a la fundación de la Sociedad de Naciones. Fiel partidario del intervencionismo, invadió México para hacer dimitir a Victoriano Huerta (1914), ocupó Haití militar y económicamente (1915) aprovechando una crisis social, e intervino en dos ocasiones (1916, 1924) en la República Dominicana. Además, era profundamente racista (intensificó las políticas de segregación racial) y apoyaba al Ku Klux Klan.
George Marshall, entregado en 1953. General del Ejército Americano, galardonado por el Plan Marshall. Militar que participó activamente en la sangrienta Primera Guerra Mundial, cerebro de la ofensiva de Meusse-Argonne (1918), tristemente conocida por ser la batalla con más pérdidas para los EEUU, muriendo unos 117.000 soldados americanos. Tras la Segunda Guerra Mundial -en la que participó como jefe del Estado Mayor- impulsó el plan imperialista económico conocido como Plan Marshall, para intensificar el control de Europa occidental.
Henry Kissinger, entregado en 1973. Controvertido político americano, galardonado junto al comunista Le Duc Tho (quien rechazó el premio) por el Acuerdo de París de 1973, a pesar de que poco después se rompió al continuar las hostilidades. De nuevo poco importó que fueran los EEUU quienes provocaran la guerra de Vietnam (1964-1975), y las operaciones en Camboya y Laos, que supusieron millones de vidas, enormes violaciones de los derechos humanos, ni tampoco su participación en numerosos golpes de Estado en Latinoamérica durante la década de los 70 (Chile, Argentina…) o en la Operación Condor, así como en otras maniobras imperialistas por todo el globo (Angola, Sáhara, Indonesia…)
Satō Eisaku, entregado en 1974. Primer Ministro de Japón, fue galardonado irónicamente por “su rechazo a la opción nuclear para Japón y sus esfuerzos por lograr una mayor reconciliación a nivel regional“. Documentos desclasificados confirman que su postura distaba mucho del pacifismo: trató de negociar con los EEUU un ataque nuclear preventivo contra la República Popular China.
Lech Wałęsa, entregado en 1983. Otorgado por ser un disidente anticomunista (fiel títere del imperialismo) y fundar el sindicato Solidarnosc. Posteriormente sería Presidente de Polonia, dirigiendo el empobrecimiento del país. Tras la contrarevolución, dicho sindicato despidió a 3,000 trabajadores por día de promedio, 30,000 mineros irían a la calle. Ni si quiera un antiguo bastión, la fábrica de tractores Ursus, es salvada: cerró y sus 15,000 trabajadores fueron a la calle. Solidarnosc aumentó por 6 veces el precio del carbón de uso doméstico, x5 la electricidad, x2,5 el transporte, x500% la calefacción, el agua y el gas. El ingreso medio baja un 27%. ¡Todo un Nobel de la Paz!
Tenzin Gyatso (Dalai Lama), entregado en 1989, y otorgado por su “lucha en pro a la liberación del Tíbet“. Parece que prefirieron olvidarse de siglos de feudalismo lamaísta, el poder de la aristocracia de los lamas, la esclavitud, miseria, machismo, y abusos sexuales a mujeres y niños. Pagado por la CIA y firme aliado de los EEUU, es una punta de lanza que utilizaron durante años contra la RP China.
Mijaíl Gorbachov, entregado en 1990. Jefe de Estado de la URSS, le otorgaron el premio por “su liderazgo en el proceso de paz que hoy en día caracteriza a partes importantes de la comunidad internacional“. O lo que es lo mismo, por ayudar a impulsar la contrarrevolución en el campo socialista y sumir a la pobreza y desesperación a millones de personas, dando vía libre al imperialismo más guerrerista.
Shirin Ebadientregado en 2003, galardonada por su disidencia política en Irán. Hasta sectores conservadores criticaron el premio por estar “politizado”. Actualmente exiliada, se dedica a hacer conferencias y charlas en los países imperialistas pidiendo el boicot para su país.
Al Gore, entregado en 2007, galardonado por su “esfuerzos para construir y difundir un mayor conocimiento sobre el cambio climático provocado por el hombre, y para sentar las bases de las medidas que son necesarias para contrarrestar ese cambio“. Ex-vicepresidente de los EEUU, se embolsa unos 100.000€ por conferencia (ganando en 7 años aproximadamente 70 millones de euros), mientras no realiza ninguna de sus “recomendaciones” en defensa del medio ambiente, llegándose a denunciar que su familia consume hasta 20 veces más que la familia media americana.
Barack Obama, entregado en 2009 bajo pretexto de ciertos cambios en la política norteamericana y dar “esperanza” a su pueblo. No hace falta recordar su implicación en la continuidad de la política imperialista y guerrerista (Libia, Siria, Yemen, Pakistán, Irak, Afganistán…), y en no cumplir con numerosas promesas electorales en este sentido.
Liu Xiaobo, entregado en 2010 por defender los “derechos humanos” en China, o lo que es lo mismo, por ser un disidente contrarrevolucionario. Otra “punta de lanza” para el imperialismo contra el país asiático.
Otro carácter completamente diferente tuvo el Premio Lenin de la Paz entre los pueblos, existente durante medio siglo (1950-1990). Creado en 1949 por el Presidium con el nombre de ‘Premio Stalin de la Paz entre los pueblos“, y modificado a “Premio Lenin de la Paz entre los pueblos” tras el proceso revisionista liderado por N. Jruschov.
Molotov señaló su objetivo: “Era necesario un premio de gran importancia política, no sólo para nuestro país sino para el mundo entero. Algo que reflejará los pensamientos más profundos y las aspiraciones de las masas del momento“.
El decreto que regula el premio, indicaba a quién debía otorgarse “Los premios se darán a ciudadanos de cualquier país del mundo, independientemente de sus diferencias políticas, religiosas y raciales, por sus logros sobresalientes en la lucha contra los instigadores de la guerra y la defensa de la paz“.
Así pues, encontramos entre los galardonados personajes ilustres como Pablo Picasso (1962), Pablo Neruda (1953), Bertolt Brecht (1954), Nicolás Guillén (1954), Sukarno (1960), Fidel Castro (1961), Ahmed Ben Bella (1964), Rafael Alberti (1965), Ernst Busch (1972), Salvador Allende (1973), Luis Corvalán (1975), Wilma Espín (1979), Angela Davis (1979), Mikis Theodorakis (1983), o Nelson Mandela (1990).
En total, más de 150 personalidades de todo el mundo incluyendo presidentes, poetas, escritores, científicos, profesores, militantes o activistas sociales, médicos, sacerdotes… todos ellos de una forma u otra promoviendo la paz y estabilidad mundial.
En un futuro no muy lejano podremos volver a disfrutar de un premio de la Paz que realmente se otorgue a personalidades que lo merezcan, y no a organismos imperialistas o personajes con las manos manchadas de sangre inocente. Hasta entonces, tendremos que asistir al esperpento de los Nobel…

Las mejores fotos de naturaleza de 2010 – Premio Eric Hosking

Adrian Bailey tomó esta foto en el Parque Nacional de Mana Pools de Zimbawe, cuando un babuino se encontró con un ave muerta. “La sostenía con aspecto cauto, mirándola fijamente como si estuviera pensando”, explica el autor, cuya imagen quedó entre las finalistas de la categoría “Mamíferos” del concurso. Wildlife Photographer of the Year 2010.

Fotografía de hormigas segadoras haciendo trizas unas cuantas hojas en Costa Rica captada por Bence Maté (Hungría) después de pasar horas siguiéndolas y observándolas. Ganadora del concurso de fotografía de la naturaleza Wildlife Photographer of the Year 2010.

Una cría de gacela saltarina (Antidorcas marsupialis) acosada por dos jóvenes guepardos. Fotografía tomada por Bridgena Barnard (Sudáfrica), ganadora en la categoría “Mamíferos” del concurso Wildlife Photographer of the Year 2010. Finalmente, cuenta Bernard, le dieron caza.

Imagen de un cuervo “surfeando” sobre la espalda de un búho captada por Jim Neiger (EE UU). Finalista en la categoría “Aves” del concurso Wildlife Photographer of the Year 2010.

El francés Pascal Kobeh fotografió en las costas de Australia a estos cangrejos arañas, que durante su migración escalan unos sobre otros, formando a vez grandes “montones. Ganadora de la categoría “Otros animales” del concurso Wildlife Photographer of the Year 2010.

Con esta imagen de una tortuga marina atrapada en una red de pesca, el español Jordi Chias se ha hecho con el premio One Earth, otorgado a las imágenes que denuncian las actividades del hombre contra la naturaleza. Después de tomar la fotos, Chias la liberó. Wildlife Photographer of the Year 2010..

magen de las aguas del río Tinto captada por el español Francisco Mingorance¸tomada a 500 metros sobre el suelo. Ganadora de la categoría “Visiones creativas de la naturaleza” del concurso Wildlife Photographer of the Year 2010.

Imagen de cuatro cachalotes (Physeter macrocephalus) captada por el fotógrafo estadounidense Tony Wu es la isla caribeña de Dominica. Ganadora de la categoría “Mundo submarino” del concurso Wildlife Photographer of the Year 2010.

Después de dos días de lluvias torrenciales, Maurizio Biancarelli (Italia) captó esta foto en el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice, en Croacia, un hermoso lugar declarado Patrimonio de la Humanidad. La imagen ha obtenido el primer premio en la categoría “Naturaleza salvaje”. Wildlife Photographer of the Year 2010.

Además de ganar el primer premio, el húngaro Bence Maté, de 25 años, ha sido reconocido con el premio Eric Hosking, que se concede al fotógrafos de entre 18 y 26 años con el mejor portafolio. Esta es una de las imágenes representativas de su trabajo. Wildlife Photographer of the Year 2010.

http://www.muyinteresante.es/

 

Pulitzer 2012 para los fotoperiodistas Massoud Hossaini y Craig F. Walker

PES.- El Premio Pulitzer en la categoría de Fotonoticias (breaking news photography), que se otorga a una o varias fotografías en blanco y negro o color y está dotado con diez mil dólares ($ 10.000), ha sido otorgado este año a Massoud Hossaini de la Agencia France-Presse por una imagen desgarradora de una niña llorando presa de pánico tras la explosión de la bomba de un terrorista suicida en un santuario lleno de gente en Kabul.

 

También fueron nominados como finalistas en esta categoría Carolyn Cole y Brian van der Brug, del diario Los Angeles Times por una ilustración de los desastres épicos en Japón, la documentación de la brutalidad de la naturaleza, así como la resistencia del espíritu humano, y John Moore, Peter Macdiarmid y el último trabajo de Chris Hondros de Getty Images, por su valiente cobertura de las protestas revolucionarios conocidas como la Primavera árabe, capturando el caos y la exuberancia de cómo la gente corriente vislumbra nuevas posibilidades.

En la fotografía, Tarana Akbari, de 12 años, grita en los momentos de miedo después de que un atacante suicida detonó una bomba entre la multitud en el santuario Abul Fazel en Kabul el 6 de diciembre 2011. “Cuando me pude poner en pie, vi que a mi alrededor todos estaban en el suelo, llenos de sangre. Yo estaba muy asustada”, dijo Tarana, cuyo nombre significa “melodía” en inglés. De los 17 miembros mujeres y niños de su familia que habían acudido al santuario a orillas del río Kabul para conmemorar el día sagrado de los chiítas de Ashura, siete murieron, entre ellos su hermano Shoaib, de siete años de edad.

Más de 70 personas perdieron la vida, y al menos otros nueve miembros de la familia de Tarana resultaron heridos. Las explosiones han provocado el temor a que en Afganistán se desatara el tipo de violencia sectaria entre los chiítas contra musulmanes sunitas en Irak y Pakistán. El ataque fue el más mortífero en la capital en los tres últimos años. El presidente Hamid Karzai dijo que ésta era la primera vez que los insurgentes habían golpeado en un día tan religioso importante. Los talibanes condenaron el ataque, que calificaron de. El mismo día, un segundo atacante atacó en la ciudad norteña de Mazar-i-Sharif. Karzai confirmó la muerte de un total de 80 personas el 11 de diciembre. La foto fue publicada el 7 de diciembre de 2011.

Massoud Hossaini

Massoud Hossaini nació en Kabul el 10 de diciembre de 1981 durante la ocupación por la Unión Soviética. Su familia huyó de Afganistán a Irán cuando tenía seis meses de edad después de que su padre, un partidario de la oposición a la ocupación fue arrestado por el régimen comunista. Hossaini terminó la escuela secundaria en 1996, año en que nacía en Irán el “Movimiento Reformista” y se unió a ellos como un activista político. Como activista, Hossaini se dio cuenta de la importancia de registrar los acontecimientos que estaba presenciando. Eligió la fotografía. El peligro que suponía llevar una cámara en las calles de Teherán obligó a Hossaini a viajar Masshad, una ciudad a la que había viajado durante su huida de Afganistán para fotografiar a los refugiados afganos.
Después de los ataques del 11 de Septiembre y después de la guerra de EEUU contra los talibanes, Hossaini regresó a Afganistán a principios de 2002 y se unió a la organización Aina, un centro cultural financiado por el fotógrafo de National Geographic Reza Deghati. El nuevo Premio Pulitzer de fotografía amplió su formación fotográfica con el galardonado fotógrafo Manoocher Deghati, y no tardó en ser contratados para trabajos profesionales. En 2007, Hossaini se unió a la agencia France-Presse, para la que ha estado cubriendo desde entonces la guerra contra el terrorismo.

Fotografía de reportaje

El Premio Pulitzer de Fotografia de reportaje (Feature Photography) se concede a un ejemplo destacado de la fotoperiodismo en blanco y negro o color, que puede consistir en una o varias fotografías. Tiene una dotación de diez mil dólares ($ 10.000).

Este año el galardonado ha sido Craig F. Walker, de The Denver Post, por su crónica gráfica llena de ternura de un veterano licenciado con honores y repatriado de Irak a casa en Estados Unidos con con un caso severo de estrés post-traumático. Unas imágenes que permiten a los espectadores comprender mejor un problema nacional.

También fueron nominados como finalistas en esta categoría: David Guttenfelder, Ng Han Guan y Rafael Wober de Associated Press por su extraordinaria interpretación de la vida cotidiana en la nación solitaria de Corea del Norte, incluidas las escenas después de la muerte de Kim Jong Il; y Orr Francine, de Los Angeles Times, por su conmovedor retrato del sufrimiento de las familias y los niños desesperados incomprendidos que viven con el autismo.

Desde el 11 de septiembre de 2001, el fotoperiodista de la plantilla del Denver Post Craig F. Walker ha cubierto algunos de los temas más importantes de los ataques terroristas en Nueva York y Washington DC, resuelto a fijar su objetivo en hombres y mujeres afectados y continuando ahora con la historia del conflicto geopolítico. Él documentó la crónica de la secuela del colapso de las Torres Gemelas del World Trade Center en Nueva York, así como la guerra en Afganistán en 2001 y 2002, la inauguración del presidente afgano Hamid Karzai en 2001, y el despliegue de tropas estadounidenses en Kuwait en 2003, y en Irak en 2005 y 2009.

En 2009, su ensayo fotográfico “Ian Fisher: American Soldier”, ganó el gran premio en la edición de ese año del concurso Editor & Publisher Photos de la competición del año. También quedó en el primer lugar en el Premio Headliners 2002 por un porfolio con sus trabajos. Walker fue galardonado con el Premio Pulitzer al fotógrafo de reportajes en el año 2010, así como también está en posesión del premio de la News Editor Community Photojournalism award (la sociedad de editores de fotoperiodismo comunitario, el premio de la Fundación Sidney Hillman de Fotoperiodismo. Obtuvo un tercer premio como “Fotógrafo del Año” en el concurso internacional de Fotos del año (Pictures of the Year International).

Walker se incorporó al Post en 1998 procedente del Berkshire Eagle de Pittsfield, Massachusetts, donde publico el reportaje de los últimos seis meses en la vida de una mujer con SIDA. Comenzó su carrera en Massachusetts, en el Marlborough Enterprise.

España: Universidad española regala 36 000 euros a la bloguera cubana más rica

La Universidad Pública de Navarra (UPN) ha otorgado su premio “de los Derechos Humanos”, de unos 36 000 euros (50 000 dólares), a la “bloguera” cubana Yoani Sánchez lo que hará de ella la “disidente” más rica jamás visto en la Isla.

La Universidad Pública de Navarra (UPN) ha otorgado su premio “de los Derechos Humanos”, de unos 36 000 euros (50 000 dólares), a la “bloguera” cubana Yoani Sánchez lo que hará de ella la “disidente” más rica jamás visto en la Isla.

Gracias a este galardón de sus amistades falangistas, la cantidad de euros recibidos por Sánchez hasta ahora alcanza los 300 000 euros es decir 400 000 dólares. Esa “mujer de éxito”, consiguió un Premio de Periodismo Ortega y Gasset, dotado con 15.000 euros, otorgados por el diario español El País, al empezar su colección de diplomas retribuidos.

La Universidad de Columbia (USA) siguió con el Premio Maria Moors Cabot de 5 000 dólares, la misma cantidad que le otorgo TV Azteca de México, propiedad del multimillonario y muy “democrata” Ricardo Salinas Pliego.

El ultraderechista Salinas ha estado involucrado en diversos escándalos políticos y financieros tanto en México como en EEUU.

El CEPOS (Centro Danés de Investigación Independiente), vinculado a la Heritage Foundation, unos de los think tanks más reaccionarios de EEUU, vinculado a la CIA,  le regaló 300.000 coronas danesas, unos 40 000 dólares. La muy democrçatica Premio Príncipe Claus de Periodismo, le puso 25.000 euros en la cuenta, y así sin contar quienes no revelan el valor en moneda dura de sus “recompensas” a la desestabilización.

Promocionada por el Departamento de Estado, Sánchez se beneficia de campañas de imagen en cada revista derechista del mundo, parte de la estrategia de difamación de Cuba en el exterior. ELa revista Foreign Policy, vinculada a la comunidad de inteligencia, hizo su apología en varias oportunidades.

Mientras la agencia Associated Press en un texto publicado en los últimos días  reconoce que la bloguera es prácticamente desconocida en la Isla.Recordaba la agencia que, según un cable de Wikileaks, la llamada disidencia cubana tiene tan poco prestigio que representantes de la diplomacia estadounidense presentes en Cuba la califican de “anticuada, dividida e ignorante del sentir popular”.

Se ha señalado en enero pasado, cuando la institución universitaria anunció una primera vez su decisión de otorgar este premio “Brunet” a la cubana, que este campus era precisamente donde había estudiado el canadiense Robert Guerra quién había visitado a Sánchez unos meses antes, para regalarle programas de encriptación de datos.

Hoy, este mismo Guerra es nada menos que el jefe del plan de agresión cibernética de Freedom House, la misma organización CIA que desde hace décadas sirve de tapadera para operaciones de inteligencia contra Cuba, financiadas por la USAID y la NED.

Un detalle que la bloguera anorexica, desde entonces, finge ignorar en sus aburridísimas crónicas.

En un encuentro con la subsecretaria de Estado estadounidense Bisa Williams, durante su visita a Cuba en septiembre de 2010,Yoani Sánchez, conciente de sus intereses, expresó su deseo de beneficiarse de los servicios de la empresa estadounidense de transferencia de dinero Paypal –que los cubanos no pueden usar a causa de las sanciones norteamericanas para “luchar más eficazmente a favor de un cambio de régimen”.

Gana «Habanastation» premio a mejor película de ficción en Festival de Traverse City

«Es un lujo para nosotros que Michael Moore, con el prestigio que tiene, tenga la amabilidad de invitarnos a poner la película allí en su festival», dijo el realizador cubano Ian Padrón

Actores y músicos asistieron a la presentación del álbum. FOTO: Rafael de la Osa

Feliz, Ian Padrón escribió en facebook «Habanastation acaba de recibir el Premio a la Mejor Película de Ficción del Festival de Traverse City en Michigan, USA.», el primer certamen internacional en el que compite el aclamado filme, que tiene una acogida apoteósica en Cuba.

La cita fílmica de Michigan es organizada por el  cineasta norteamericano Michael Moore, quien invitó al joven realizador cubano a que participara con su primer largometraje de ficción.

«Es un lujo para nosotros que Michael Moore, con el prestigio que tiene, tenga la amabilidad de invitarnos a poner la película allí en su festival», señaló Ian quien ya participó en el festival con su buen y polémico documental Fuera de liga.

Por la acogida del público y la mayor parte de la crítica, Habanastation debe ser un filme con numerosos lauros y que se recordará por un buen tiempo. Es un producto de la unión de esfuerzos y recursos de la compañía La Colmenita, el ICAIC y el ICRT, que demuestra cuanto se puede hacer por la cultura cuando existe unión de buenas voluntades.

A %d blogueros les gusta esto: